Sei sulla pagina 1di 16

Lípidos.

Introducción.
Los lípidos son compuestos orgánicos que son esteres reales o potenciales de
ácidos grasos, los utilizan los organismos vivos y son solubles en disolventes
orgánicos pero insolubles en agua.

Los lípidos desempeñan numerosas funciones biológicas como:

a) Constituyen el material fundamental de todas las membranas celulares y


subcelulares, en donde aportan la bicapa de fosfolípidos.
b) Se encargan de la formación de mayor reserva de energía de los organismos,
que, en el caso del organismo humano normal, son suficientes para mantener
el gasto energético diario durante la inanición por un período cercano a los 50
días; mientras que el glucógeno corporal alcanza solamente para cerca de 16
horas y las proteínas corporales que teóricamente aportarían casi la misma
energía que las grasas, son demasiado importantes para permitir su
degradación masiva.
c) Las grasas funcionan como aislante térmico muy efectivo para proteger a los
organismos del frío ambiental, por lo que los animales de las zonas frías del
planeta se protegen con una gruesa capa de grasa bajo la piel y también las
grasas sirven de un amortiguador mecánico efectivo, que protege los órganos
internos como el corazón y el riñón.
d) Funcionan como hormonas de gran relevancia para la fisiología humana, por
ejemplo, las hormonas esteroideas, las prostaglandinas y segundos
mensajeros hormonales, como el inositol-trifosfato y también como las
vitaminas liposolubles A, D, E y K que forman parte de los lípidos asociados.
e) Presentan una función nutricional importante y figuran en la dieta tipo
aportando alrededor del 30 % de las kilocalorías de la dieta y como fuente de
los ácidos grasos indispensables: Linoléico, linolénico y araquidónico.

Estos forman un conjunto muy heterogéneo de moléculas, desempeñando


funciones biológicas diferentes. Los lípidos junto con ciertas proteínas forman
partículas conocidas como lipoproteínas.
Parte lipídica. Parte protéica (Apoproteína).

 Colesterol esterificado (CE) Compuesta por monocatenarios:


 Colesterol no esterificado (CL)  Apoproteína A, que comprende las apo
 Triglicéridos (TG) A-I y A –II,
 Fosfolípidos (PL)  Apoproteína B,
 Ácidos grasos no esterificados  Apoproteína C, que comprende las apo
(NEFA) C-I, C-II y C-III,
 Apoproteína D,
 Apoproteína E, que comprende las apo
E-I, E-II y E-III,
 Apoproteína F
 Apoproteína G.

Molecularmente.

 Estructura interna apolar hidrófoba.


 Triglicéridos y colesterol
esterificado.
 Estructura externa polar hidrófila.
 Colesterol no esterificado y
fosfolípidos.

En cuanto a las propiedades fisicoquímicas, estas se encuentran determinadas por


la composición y proporción de lípidos y proteínas. Entonces si la cantidad de lípidos es
mayor (principalmente apolares) mayor será el tamaño de las moléculas y menor será la
densidad de las lipoproteínas.

Se han clasificado de acuerdo a diversos criterios. Por sus propiedades físicas de densidad
y movilidad eléctrica, por métodos de separación como ultra centrifugación de flotación y
electroforética son obtenidas como:
MIGRACIÓN
LIPOPROTEÍNA DENSIDAD g/ml
ELECTROFORÉTICA

QUILOMICRONES <0.94 Punto de depósito

0.94 a 1.006 (muy


VLDL Pre-beta (2)
baja densidad)

1.006 a 1.063 (baja


LDL Beta
densidad)

1.063 a 1.210 (alta


HDL Alfa (1)
densidad)

Metabolismo de las proteínas plasmáticas.

Quilomicrones.

Son sintetizados en los enterocitos. Provenientes de los lípidos de los alimentos ingeridos,
contienen fundamentalmente triglicéridos y colesterol (menor cantidad).

En el proceso metabólico, hay presencia de grasa que proviene de los alimentos, dicha se
emulsiona con la bilis en el intestino delgado, formando micelas las cuales favorecen la
acción hidrolítica de la lipasa pancreática. De este modo, los lípidos que se encuentran
hidrolizados se difunden hacia el interior del enterocito, ahí se reesterifican y forman junto
con las apoproteínas A-1 y B-48 los quilomicrones nacientes. Donde en la circulación
general se le incorporaran las apoproteínas C y E de las HDL. La cual a apo C-11 que está
presente en la superficie del endotelio de los capilares sanguíneos actuará como coenzima
de la enzima lipoproteínlipasa, esta se encargará de hidrolizar los triglicéridos contenidos
en quilomicrones.

Existen los quilomicrones residuales o remanentes (ricos en colesterol esterificado y


apoproteina E) los cuales proceden de un proceso al ceder el exceso de componentes de
su superficie (colesterol no esterificado, fosfolípidos y apoproteínas A y C) a las HDL o
directamente al plasma. Posterior a esto, son eliminados de la circulación general con
ayuda de receptores hepáticos específicos de la apoprteína E obteniendo como resultado
lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL).
Lipoproteínas de muy baja
densidad (VLDL)

Sintetizadas en los hepatocitos a partir de remanentes de quilomicrones, donde su


apoproteína característica es B-100. Son muy ricos en triglicéridos. Al encontrarse
en la circulación sistémica se le unen las apoproteínas E y C, una vez en el plasma
se enriquecen con apoproteínas procedentes de las HDL, siendo la apo C-II de
mayor importancia ya que actúa como cofactor para que la lipoproteínlipasa pueda
hidrolizar a los triglicéridos que pasan a los tejidos. Como resultado de este
proceso en las VLDL se produce un catabolismo intravascular, obteniéndose las
lipoproteínas de densidad media (IDL). Las VLDL interactua con las HDL esto
mientras se va perdiendo el contenido lipídico de las VLDL, durante esto se
transfiere parte de apo C y colesterol libre.

Lipoproteínas de densidad
intermedia (IDL)

Son lipoproteínas que resultan de la VLDL, se presentan cuando se da la transición


entre las VLDL y las LDL, sin embargo, presentan una escasa esto por su rápida
transformación y catabolismo. Las IDL contienen cantidades casi iguales de
colesterol y triglicéridos y de apo B y E. Siendo la apo E la necesaria para la
degradación hepática de las IDL a LDL por acción de la lipropoteínlipasa. En caso
de deficiencia de esta apo E se produce una acumulación de quilomicrones y IDL.

Lipoproteínas de baja densidad


(LDL)

Lipoproteínas que resultan de la degradación intravascular de las VLDL, estás


contituyen el sistema de transporte de colesterol a las células periféricas. Presentan
receptores para apo B-100, formando un complejo LDL-receptor, que por medio de
endocitosis llega a la célula, seguida de la degradación mediada por lisosomas de
la apo-B, lo cual provoca la liberación de su contenido de colesterol en el interior
de la célula.

Un aumento de colesterol condiciona:


Inhibición de sinteisi de receptores celulares de LDL y activación de la enzima
colesterol-O-acetiltransferasa la cual esterifica el colesterol incorporado.

Inhibición enzimática de la hidroximetilglutamil-CoA reductasa, provocando un


exceso de síntesis de colesterol no esterificado. De este proceso se tiene como
resultado el aumento de los niveles de LDL potenciando la ateroesclerosis.

Lipoproteínas de alta densidad


(HDL)

Lipoproteínas que pueden provenir de fragmentos superficiales de los


quilomicrones. Se sintetizan tanto en hígado como en las paredes de las células
intestinales. Las nacientes HDL contienen fundamentalmente fosfolípidos,
colesterol no esterificado y apoproteínas A-I. A-II y A-IV y, posiblemente pequeñas
cantidades de apo C-II y E.

A las HDL nacientes se les incorporará colesterol y apo C-II y A-I de los
quilomicrones y de las VLDL y colesterol de las membranas celulares para así de
este modo convertirse en HDL, se seguirán incorporando lípidos, incluso
intracelulares. De esta forma el colesterol que se incorporó será esterificado gracias
a la acción catalizadora de la fosfatidilcolina-esterol-O- aciltransferasa y de su
cofactor apo A-I. Conforme este proceso se vaya repitiendo la partícula va
perdiendo su configuración discoidal en una esférica, lo cual permite la depuración
de colesterol excedente de los tejidos y transportándolo al hígado para poder ser
eliminado, principalmente por vía biliar. Por lo tanto, las HDL son consideradas con
cierto grado de protección contra enfermedades de la arteria coronaria.

Trastornos endógenos del metabolismo de las lipoproteínas plasmáticas.

Denominados también como disliproteínemias que comprenden:

 Trastornos primarios o hereditarios.- Genéticamente transmitidos.


 Trastornos secundarios o adquiridos.- producidos a consecuencia de una
enfermedad anterior que modifica su síntesis o catabolismo.

Sin embargo, hay que considera como multifactorial dichas manifestaciones de las
alteraciones endógenas debido a que cada una de ellas no representa a una
enfermedad en particular, mejor dicho, a un grupo de trastornos caracterizados por
la misma alteración de las lipoproteínas.

Clasificación de las hiperlipoproteínemias.

Existe la clasificación de los trastornos, en modos diferentes, el modelo fenotípico


de Frederickson fue el que se realizó en un primer momento, haciendo referencia
clásica que actualmente tiene una connotación descriptiva y didáctica. Es asumida
por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, presenta algunas
limitaciones: no considera la causa ni la entidad nosológica, no incluye a las HDL, y
se basa en la interpretación de la electroforesis de las lipoproteínas donde la
afinidad no es muy alta.

LIPOPROTEÍNAS LÍPIDOS
TIPO PREVALENCIA
Quilomicrones VLDL LDL COLESTEROL TRIGLICÉRIDOS

I VR VR VR Rara

II a Ausentes VR VR Frecuente

II b
Ausentes Frecuente

III Poco
Ausentes Una banda difusa
frecuente

IV
Ausentes VR VR ó Frecuente

V Poco
VR VR ó
frecuente
VR = Dentro de los valores de referencia.

= Superior a los valores de referencia.

= Muy por encima de los valores de referencia.

Hipercolesterolemia Primaria Familiar (Tipo II a)

Fisiopatología y bioquímica

Padecimiento caracterizado por:

 Acumulación de las LDL en el plasma a consecuencia de déficit en los


receptores celulares para éstas lipoproteínas.
 Ausencia de receptores LDL que suprime la inhibición de la
hidroximetilglutaril coenzima A reductasa (HGM CoA reductasa),
provocando un exceso de síntesis periférica de colesterol no esterificado,
aumentando el proceso patológico.

Sintomatología clínica

Clínicamente se distinguen dos tipos:

 Heterocigoto: disminución de afinidad receptora (2% a 25%)

 Xantomas tendinosos y del arco corneal, aparecen al final de la


adolescencia.
 Ateroesclerosis coronaria, la cual se manifiesta hacia los 40 años.
 Homocigoto: carecen de receptores celulares:
 Xantomas tendinosos y del arco corneal, aparecen desde la infancia.
 Ateroesclerosis coronaria se manifiesta antes de los 30 años.

Criterio Diagnóstico de Laboratorio.

Aspecto del suero. Claro


Colesterol total Heterocigoto: 300 a 600 mg/dl
Homocigoto: 600 a 1200 mg/dl
Colesterol LDL
Triglicéridos Normales
Fracción proteica Apo B
Electroforesis Beta lipoproteínas

Hipercolesterolemia Tipo II b.

Trastorno al cual no se tiene definida su significación, algunos autores la describen


como mezcla del tipo II a y IV. Es una fórmula dislipídica que se deriva de una
hipertrigliceridemia glúcido-dependiente.

Fisiopatología y bioquímica.

Presenta fisiopatología difícil de describir, los estudios muestran una mezcla


fenotípica II a, II b y IV pero se puede observar que el gen responsable de la
hipercolesterolemia familia II a, aparentemente no interviene, debido a que los
receptores LDL son
Sintomatología normales.
clínica.

 Se observa una gran frecuencia en los obesos o en diabéticos.


 No hay presencia de xantomas.
Criterio Diagnóstico de Laboratorio.
 Aterosclerosis muy marcada en la edad adulta.

Aspecto del Suero Claro ± Turbio


Colesterol total. 400 a 600 mg/dl
Triglicéridos 200 a 500 mg/dl
Colesterol LDL Aumentado
Colesterol HDL Disminuido
Fracción proteica. Apo B
Electroforesis Beta lipoproteínas (LDL)
Pre –Beta lipoproteínas(VLDL)

Disbetalipoproteínemia Familiar Tipo III.

Fisiopatología y Bioquímica.

También conocida como hiperlipemia residual, es una enfermedad caracterizada


por:

Acumulación en circulación sistémica de quilomicrones residuales, sin embargo, las


IDL son las principalmente presentes, son ricas en colesterol, el cual es
provenientemente de un bloqueo enzimático intravascular que impide el paso de
las VLDL a LDL, al encontrarse disminuida su depuración se obtiene una alteración
estructural de la apo E-II, lo que provoca que impide ser reconocida
adecuadamente por su receptor celular hepático.

Sintomatología clínica.

 Xantomas cutáneos eruptivos o tuberosos.


 Xantomas en los pliegues de las palmas de las manos.
 Diabetes e hiperuricemia en uno de cada dos pacientes.
 Aterosclerosis marcada, afectando primero las arterias periféricas de los
miembros inferiores y luego las coronarias; esto antes de los 40 años en
hombres y los 50 años en mujeres.

Criterio diagnóstico de laboratorio

Aspecto del suero Turbio


Colesterol total Aumentado: 300 – 1000 mg/dl
Triglicéridos Aumentado: 200 – 900 mg/dl
Colesterol HDL Disminuido
Electroforesis IDL (bloque pre-B y B lipoproteínas).
Aumentadas ↑

Hipertrigliceridemia Familiar Tipo IV


Fisiopatología y bioquímica.

Se presenta un incremento de las VLDL, su mecanismo patogénico no se conoce


con exactitud, sin embargo, se cree que puede deberse a:

 En forma primaria; por aumento de biosíntesis hepática de las VLDL que se


describe como incremento de triglicéridos, y / o a una disminución de su
catabolismo intracelular o depuración.
 Secundariamente, se encuentra relacionada con otros estados de
enfermedad como la diabetes,
 Se observa en el alcoholismo un proceso más lento del ciclo de Krebs y, los
acil CoA así acumulados, se desvían hacia la síntesis de triglicéridos,
resultando de ello un aumento del anabolismo de los VLDL que son los que
transportan los triglicéridos endógenos.

Sintomatología Clínica.
Sintomatología clínica.

 Ausencia de xantomas tendinosos.


 A menudo se describen astenia, somnolencia, alteraciones digestivas como
cólico abdominal, que puede derivar en pancreatitis, frecuentemente
asociado a obesidad y diabetes.
 No se le atribuye riesgo aterogénico, pero puede haber riesgo si está ligado
o factores no lipídicos como, hipertensión y tabaquismo que pueden dañar
la pared vascular.
Criterio diagnóstico de laboratorio.

Aspecto del suero Opalescente o Turbio


Triglicéridos Endógenos >900 mg/dl
Colesterol total Aumento moderado solo cuando los triglicéridos son >260
mg/dl
Colesterol LDL Normal.
Colesterol HDL Disminuido
Electroforesis Pre-beta lipoproteínas (VLDL)
Hiperlipedemia familiar combinada tipo V

Fisiopatología y Bioquímica.

Existe un incremento de VLDL con aumento de Quilomicrones. No se conoce con


precisión su patogénesis, es caracterizada por:

 Aumento de triglicéridos notable por consecuencia de:


o Defectos en el metabolismo de los quilomicrones y de las VLDL, en su
eliminación o, por estar acelerada la síntesis hepática de la VLDL. Esto
último, tal vez, por disminución de la actividad enzimática de la
lipoproteinlipasa (LPL).
 Los estados de enfermedad de esta afectación son similares con los
fenotipos II a y II b y la forma secundaria de la IV.

Sintomatología clínica.

Se asocia con la obesidad, diabetes mellitus e hiperuricemia. Entre los 20 y 50 años


es la edad donde los síntomas se hacen presentes. Su único riego es el presentar
episodios de dolor abdominal con o sin pancreatitis aguda.

Criterio diagnóstico de laboratorio.

Aspecto suero Lactescente

Triglicéridos Notablemente elevados: 1000 a 2000 mg/dl

Colesterol total Normal o ligeramente, elevado.

Electroforesis Quilomicrones y Pre-Beta lipoproteínas (VLDL)

Aterosclerosis

Es de importancia el conocer sobre la ateroesclerosis puesto que los intereses del


estudio de las lipoproteínas plasmáticas son centrados en la relación con esta,
siento esta una afectación caracterizada por la existencia de lesiones o por
formación de placas ateromatosas en la íntima vascular, la cual consta básicamente
de un núcleo formado por la acumulación de lípidos rodeado de tejido fibroso.

La aparición de la ateroesclerosis implica el siguiente proceso degenerativo:

 Se presenta el inicio con una lesión endotelial obtenido debido a que las
LDL atraviesan la íntima, fijándose a receptores específicos y viertendo su
contenido proteico y lipídico que, por acción de las proteasas y esterasas,
son degradadas totalmente teniendo como resultado aminoácidos, glicerol,
ácido fosfórico, colina, ácidos grasos y colesterol. De esta última molécula, el
núcleo colesteno no se puede destruir en la pared arterial por ello se
acumula, degenerando en células espumosas, formando así la estría grasa o
placa joven.
 La íntima a menudo sufre de la incorporación de plaquetas de la sangre, las
cuales liberan numerosas sustancias enzimáticas que provocan una
modificación del metabolismo de la pared arterial, formando una
calcificación o placa adulta o fibrosa.
 Al progresa la lesión, la íntima sufre un engrosamiento y puede dar lugar a
estenosis, isquemia, aneurisma de dilatación; y la eventual rotura que se
produce de la envoltura fibrosa favorece la formación de un trombo que
puede ocluir el vaso. Clínicamente, la expresión de la ateroesclerosis es un
conjunto variado de enfermedades como: cardiopatía isquémica, angina de
pecho, infarto agudo al miocardio, insuficiencia cardiaca, arritmias, síncope,
muerte súbita, accidente vascular cerebral y la ateroesclerosis periférica.

Los factores de riesgo son aquellos que directa o indirectamente favorecen el


desarrollo de la enfermedad. Siendo los factores más importantes los siguientes:
Factores no modificables Factores de riesgo modificables:
 Trastornos del metabolismo  Obesidad
lipídico:  Tabaquismo
 Niveles elevados de colesterol LDL.  Sedentarismo
 Niveles disminuidos de colesterol  Estrés
HDL.
 Heredabilidad: De estos, los trastornos lipídico e
 Antecedentes familiares de hipertensión son considerados los
enfermedades relacionadas con factores más importantes.
aterosclerosis.
 Antecedentes familiares de
hiperlipoproteinemia endógena.
 Hipertensión arterial.
 Edad
 Sexo

El colesterol total proviene principalmente del colesterol sintetizado en el propio


cuerpo, no del que proviene de la comida. Los aumentos de este se presentan con
los radicales libres, entonces el colesterol nos puede indicar la presencia excesiva
de radicales libre y del incremento de riesgo a desarrollar ateroesclerosis. Sin
embargo, esto no nos indica que el colesterol sea el causante de la ateriosclerosis.
Mientras que colesterol en su forma ionizada, LDL, es tóxico para las paredes de los
vasos sanguíneos. Si los otros antioxidantes están debilitados, el colesterol se oxida
y esto puede hacer que se desarrolle la arteriosclerosis. Los aumentos de riesgo
de afecciones coronarias son asociadas con bajos niveles de colesterol HDL y su
elevación de los niveles de colesterol LDL

El National Cholesterol Educatión Program Expert Panel (Panel de Expertos para el


Programa de Educación Nacional sobre el Colesterol) recomienda los siguientes
rangos de referencia para valorar las afecciones coronarias en el laboratorio.

PRUEBA DESEABLE LIMITANTE INDESEABLE

Colesterol Total <200 mg/dl 200 – 249 mg/ dl >250 mg/dl

Colesterol HDL ≥ 55 mg/dl 35 – 54 mg/dl < 35 mg/dl

Colesterol LDL < 130 mg/dl 130 – 159 mg/dl ≥160 mg/dl

Triglicéridos <170 mg/dl 250 – 500 mg/dl >500 mg/dl

HIPERLIPORPORTEINEMIAS SECUNDARIAS

Son trastornos secundarios a algunos padecimientos; los cuales pueden ser


condiciones específicas como el embarazo, hábitos como la ingesta de etanol, o
tratamientos farmacológicos estos al interferir en el metabolismo de lípidos a nivel
hepático o celular periférico. Entre los más comunes se encuentran:
Tratamiento Tratamiento Diabetes Ictericia obstructiva
farmacológico anticonceptivos
con estrógenos

Un aumento de Sus efectos varían Se advierte una Hipercolesterolemia


síntesis de las atendiendo a la hiperlipemia tipo IV con alcanzando niveles al
VLDL y HDL; los proporción y dosis de aumento de triglicéridos, doble de lo normal. En la
progestágenos y estrógenos; los como consecuencia al cirrosis se observa una
andrógenos glucocorticoides déficit insolínico que hipobetalipoproteinemia.
reducen las de incrementan la provoca la disminución
HDL. síntesis de VLDL y de la Lipoprotein-
LDL. lipasa(LPL). El incremento
de colesterol no es muy
elevado.

Síndrome Ingesta de bebidas Obesidad


nefrótico alcohólicas
cifras elevadas de Hiperlipemias tipo IV Hiperlipemia tipo IV en el
colesterol y con 30% al 50% de los casos.
triglicéridos, hipertrigliceridemia
correspondientes por exceso de síntesis
a los tipos II a, en endógena.
los casos leves, y
tipo II b en los
casos graves.

Hipercolesterolemias secundarias.

Con relación hepatobiliar Con relación periférica


Hepatitis biliar aguda Infarto al miocardio

Obstrucción biliar Falla renal

Cirrosis Gota

Pancreatitis aguda Anemia perniciosa


Diabetes sacarina

Hipolipoproteinas

Niveles de lípidos que se encuentren sumamente bajos indican anormalidades del


metabolismo de lípidos con implicaciones similares, e incluso más graves que las
hiperlipidemias.

Se clasifican en:

 Hipobetalipoproteinemia (reducción de LDL)


 Abetalipoproteinemia (ausencia de LDL)
 Ausencia de HDL (enfermedad de Tangier)

Hipobetalipoproteinemia.

Se presenta como rasgo autosómico dominante, donde aparentemente el defecto


es una incapacidad de sintetizar apo B-48.

Se caracteriza por que:

 Los valores de LDL se encuentran disminuidos a una décima parte de lo


normal, y los niveles de apo B también se encuentran muy bajos. Sin
embargo, cuando se acompañan de niveles normales o bajos de
triglicéridos, los pacientes suelen tener mejor expectativa de vida.
 Los trastornos gastrointestinales, oftalmológicos y hematológicos son
ligeros.

Abetalipoproteinemia.
Trastorno poco frecuente, se caracteriza bioquímicamente por hipocolesterolemia y
ausencia total de LDL, a consecuencia de una alteración en la síntesis y/o en la
secreción de lipoproteínas que contienen apo B, por lo que los niveles de colesterol
y triglicéridos son sumamente bajos

Esto provoca:

 Manifestaciones clínicas graves con problemas de mala absorción intestinal


de grasas, incluyendo vitaminas liposolubles A, K, E y D que provocan falta
de desarrollo en la lactancia y retraso mental y físico.
 Puede producirse ceguera como resultado de los cambios degenerativos en
la retina.
 Los frotis sanguíneos muestran de 50 a 70% de eritrocitos en forma de
espinas (acantocitos).

Ausencia de HDL (Enfermedad de Tangier)

Es una enfermedad caracterizada por un patrón bioquímico el cual consiste en una


notable disminución del colesterol y una moderada elevación de los triglicéridos,
donde se hallan extremadamente bajos o indetectables los niveles de HDL, y las
apo A-I y A-II bajos o ausente, y ausencia de la banda alfa.

Se manifiesta clínicamente con esplenomegalia, hepatomegalia y linfoadenopatía y


a menudo existe infiltración corneal y neuropatía periférica.