Sei sulla pagina 1di 4

En el proceso, se genera un escenario participativo en el que los estudiantes dejan

de ser meros receptores de información para pasar a ser agentes activos. Son
responsables de su propio aprendizaje, lo que genera una fuerte autonomía
en ellos y alimenta su curiosidad. Por centrarse en el desarrollo integral, el aprendizaje
basado en competencias permite a los estudiantes tomar decisiones en base a lo que ya
conocen y dominan, lo que fomenta un constante desarrollo y la adquisición de
conocimientos y habilidades. Modelo pedagogico El desarrollo de competencias
requiere centrarse en situaciones reales y proponer actividades auténticas.

Por su naturaleza, las Competencias no se adquieren (o desarrollan) en abstracto, sino

a partir de situaciones concretas, en espacios concretos, con y por personas concretas, a

través de actividades “concretas” que forman parte del quehacer del educando.

De esta manera, la adquisición de una competencia está indisolublemente asociada a la


adquisición de una serie de saberes (conocimientos, habilidades, valores, actitudes,
emociones, etc.), por parte del sujeto (Coll, 2007),

El modelo educativo. basado en Competencias, plantea el reto de lograr estimular la

creatividad, la innovación, la potencialidad que tiene el ser humano crear su propio futuro;
lograr sobrevivir, ser capaz de adaptarse a las condiciones que se perfilan para el planeta e
incluso poder desarrollarse de una mejor manera (Ortega, 2008), como producto de un
trabajo que integre la comunicación, explicite las metodologías de trabajo, considere los
contenidos (dominios de conocimiento) como instrumentos o herramientas para el desarrollo
de la personalidad del sujeto; de manera que todos estos aspectos incidan en la
significatividad y funcionalidad de los aprendizajes, tomando en cuenta el perfil del alumnado,
para el desarrollo progresivo del currículo en los

La evaluación del desempeño El principio general de la evaluación en el desarrollo curricular


por competencias, lejos de ser un certificador de conocimientos o habilidades adquiridas y/o
construidas, la evaluación debe ayudarle al docente a determinar si el estudiante está logrando
el desempeño esperado, y al educando, mejorar en el mismo.

La evaluación, en el modelo educativo por competencias, deberá basarse en cuatro

elementos: la formación, promoción, certificación y mejora de la docencia (Rial, 2007), ya

que implica procesos de retroalimentación tanto para los estudiantes como para los

docentes. la evaluación tendrá dos funciones: una de carácter social que es de

información a padres, alumnos y sociedad en general sobre los resultados alcanzados

mediante una certificación; y otra pedagógica, que corresponde el docente cuando hace un

balance al final de un curso o periodo y que aporta información útil respecto a las

adecuaciones curriculares que habrá de realizar para mejorar la enseñanza y el aprendizaje


la evaluación un medio que contribuye a la mejora de la enseñanza y el aprendizaje

Simulaciones Las simulaciones con soporte de la tecnología e incluso, en algunos casos, con la
ayuda de actores, pueden ubicarnos en escenarios diferentes y ayudarnos a proyectar nuestros
conocimientos y a mostrar, en consecuencia, nuestro grado de competencia (Cano, 2008).
Actualmente, disponemos de diversos programas informáticos que son excelentes simuladores
y pueden ser útiles para evaluar tanto contenidos de las ciencias naturales como de las ciencias
sociales.

Los proyectos pueden contribuir, como apunta Henry (1994, citado en Hernández, 2000), a
favorecer en los estudiantes la adquisición de competencias relacionadas con la construcción de
la propia identidad, lo que se estudia responde a cuestiones "inquietantes" para los estudiantes,
las cuales tienen que ver con las interpretaciones que construyen del mundo y las preguntas que
se hacen sobre la realidad; la autodirección, porque posibilita el desarrollo de sus iniciativas para
realizar procesos de indagación, ordenación e investigación; la inventiva, a través de la
utilización creativa de recursos, métodos y explicaciones alternativas a las que suelen aparecer
en los libros de texto; la crítica, respecto a la puesta en cuestión, revisión de lo que se impone y
lo que se silencia, análisis e interpretación de las formas de poder que se transmiten en las
formas canónicas de como son presentados algunos saberes; el planteamiento y la resolución
de problemas, el diagnóstico de situaciones y el desarrollo de estrategias analíticas,
interpretativas y evaluativas; la integración conceptual, pues favorece la síntesis de ideas,
experiencias e información de diferentes fuentes y disciplinas; la toma de decisiones, ya que ha
de elegir lo que es relevante en la investigación y lo que se ha de incluir en el proyecto para
comunicarlo; y la comunicación interpersonal, puesto que ha de contrastar las propias opiniones
y puntos de vista con otros, y hacerse responsable de ellas.

Examen Escrito: Se recomienda el empleo de esta técnica cuando la información que arroja el
examen sirve al profesor para mejorar su propia enseñanza y (re)orientar y ayudar a los alumnos
en su aprendizaje; pueden ser útiles para valorar ciertos tipos de competencias menos
complejas o de bajo nivel taxonómico de aprendizaje.

La evaluación de competencias en educación Tiburcio Moreno Olivos versión On-line ISSN 2007-
7033versión impresa ISSN 1665-109X Sinéctica no.39 Tlaquepaque jul./dic. 2012

En lo cualitativo se busca determinar de forma progresiva los logros concretos que van teniendo
los estudiantes a medida que avanzan en los módulos y en su carrera.

(Jorbas y Sanmartí, 1993).