Sei sulla pagina 1di 1

Hueso DEFINICIÓN

Sustantivo masculino
Órgano duro de forma variable y constituido por tejido óseo* que forma parte del aparato de sostén del cuerpo humano.
Morfológicamente, los huesos pueden ser largos, cortos o planos; los largos poseen una parte intermedia relativamente
delgada y larga (la diáfisis) y una parte distal más gruesa y redondeada (la epífisis); los cortos forman estructuras como la
columna vertebral, y los planos suelen recubrir cavidades, como la cerebral. Los huesos poseen tres zonas bien
diferenciadas: el periostio*, una membrana externa de naturaleza conjuntiva que recubre el hueso; por debajo de éste se
encuentra la sustancia ósea compacta, atravesada por numerosos conductos de Havers que aseguran la nutrición de las
células del hueso; en la zona más interna, se halla la médula ósea, constituida por tejido óseo esponjoso en forma de red.
En las cavidades del tejido óseo esponjoso de los huesos cortos y anchos se encuentra la médula roja, mientras que en los
largos se alberga la sustancia amarilla, y la médula roja se desplaza a las epífisis. Los huesos realizan funciones muy
diversas: 1) son el punto de inserción de los músculos. con lo que contribuyen al movimiento de los miembros y estructuras
móviles, 2) limitan algunas cavidades y protegen los órganos que albergan en su interior, como el cráneo y la caja torácica,
3) intervienen en el equilibrio y en procesos metabólicos, como depósitos de calcio y fósforo, y en la formación de
corpúsculos de la sangre gracias a la presencia de la médula. En el cuerpo humano existen en el momento de nacer, unos
206 huesos, muchos de los cuales se acaban soldando.