Sei sulla pagina 1di 3

PEDAGOGÍA DEL ADOBE

Tras larga lucha contra el autoritarismo dictatorial, contra la


constante discriminación hacia los campesinos; surge la
escuela indigenal Ayllu de Warisata tras la mano de Avelino
Siñani y Elizardo Pérez, quienes tuvieron la iniciativa y la visión
de devolver al indio sus derechos y de hacer conocer cuales
eran esos derechos, pero lo más importante era inmiscuirle al
campesino en las labores de construcciones, en talleres, en los
campos además de proporcionarles una educación adecuada.

Salazar (1983:19) menciona “Warisata no pertenece al


estado. Warisata ha sido hecha por unos cuantos hombres,
lejos de toda ayuda oficial”.

En efecto, Warisata so ha sido honrada por los gobiernos


de turno, sino todo lo contrario ha sido renegada, amenazada,
destruida por que Warisata era considera como insurrección
contra las haciendas de ese tiempo, además que Warisata
empezó a dar real importancia y valorizar al campesino
proporcionándole una educación; pero no una educación
colonizadora, una educación subordinada, sino más al contario
se trataba de una educación ligada al trabajo, de una educación
productiva viviendo en armonía con la naturaleza además que
la educación estaba contextualizada a su entorno a su
cosmovisión que los comunarios tenían.

En este sentido, El aporte más importante de Warisata fue


la creación de una Pedagogía Nacional (Pedagogía del Adobe),
propia, donde el
campesino aprendía haciendo, es decir, lo que se pretendía era
que el estudiante de Warisata llegue a aplicar sus
conocimientos desarrollando así sus habilidades, destrezas y
sus capacidades en la práctica. Para este cometido El ayllu
debía mantener una organización además de mantener su
propia cosmovisión.

Por otra parte, la labor que se desempeñaba el profesor no


precisamente era el trabajo en aula, encerrado en cuatro
paredes, sino por el contrario estaba más ligada al trabajo, a la
fabricación de adobes, en otras palabras la pedagogía del
adobe se orientaba más a una educación socio productiva,
asimismo ligada a la labor social fuera de la escuela y dentro
del ayllu.

Si hablamos, que Warisata por medio de la pedagogía del


adobe, proponía una educación “aprender haciendo” este
postulado hace énfasis en que los estudiantes de Warisata
encontraban una reciprocidad en cuanto a lo teórico con la
praxis, (no estamos hablando de ligar conocimientos
occidentales en su medio, en su contexto).

Hoy por hoy se habla de recuperar los conocimientos de


Warisata, de recuperar los conocimientos que tiene nuestra
cultura además de incluirlo en nuestro sistema educativo, para
llegar a concretar nuevamente la educación productiva viviendo
en armonía y respetando la naturaleza; pero lamentablemente
si bien hay una propuesta, una intención todavía no hay un
horizonte para viabilizar esta proyección que realmente le
falta a nuestro sistema educativo y sobre todo a la juventud.

Si bien Bolivia ya tiene las normas jurídicas establecidas y


amparadas por la CPE y Ley 070, para poner en práctica lo que
son estos enunciados de “Descolonización” “Educación
Productiva”, lamentablemente hasta nuestros días los
enunciados de estas normas no se cumple ni por saludo a la
bandera.
La educación productiva y el enfoque socio comunitario son
tomados como un instrumento para descolonizar la educación y
por ende a la sociedad, pero lamentablemente los impulsores
de este pensamiento e ideología política no han sabido
establecer políticas para viabilizar estas propuestas lo cual
demuestra la mediocridad de quienes manejan los hilos de la
educación boliviana.

Ahora nos toca como Cientistas de la Educación, aportar a


nuestro sistema educativo, a nuestra sociedad con propuestas
para que los enunciados de la CPE y la ley 070 se lleven a
cabo por el bien estar de nuestro sistema educativo y además
de desarrollar una educación de la calidad. Además de rendir
homenaje a los impulsores de nuestra propia pedagogía
nacional, por estar en lucha constante por el olvido de nuestros
pueblos indígenas, pero también para que sirva de ejemplo que
empezar a recuperar nuestros propios conocimientos y
encerrarnos en teorías accidentales que no hacen más que
colonizarnos día a día y nos hacen perder la esencia de nuestra
marco socio-cultura