Sei sulla pagina 1di 1

La alimentación y el riesgo

La incidencia de estos alimentos sobre el estado de


nutrición y la salud varía si la ingesta es en forma
esporádica o continua. Tanto para niños como para
adultos, no es lo mismo si se consume comida
“chatarra” una vez a la semana que todos los días.
Para reflexionar y cambiar
Sería interesante que todas las personas,
especialmente aquellas que tienen hijos pequeños,
sean conscientes de las consecuencias irreversibles
que produce esta forma de comer.
En ocasiones, la vorágine cotidiana nos impide
detenernos un momento y reflexionar sobre actos
que atentan gravemente contra nuestra salud.
Pero vale la pena hacer un esfuerzo para modificar
aquellas costumbres contrarias a nuestro bienestar.
Ingerir más lácteos (leche, yogur, quesos), vegetales
frescos (crudos o cocidos) y frutas de estación es una
salida saludable, rica e igualmente rápida. En fin:
usar el freezer y el microondas es más sano que
acudir cada vez que no tengamos ganas de cocinar
al engañoso mundo del delivery y la comida
“chatarra”.