Sei sulla pagina 1di 5

CANTOS DE ENTRADA

SOMOS UN PUEBLO QUE CAMINA

Somos pueblo que camina por las sendas del Señor.


Acudamos jubilosos a la cena del Señor.

Los humildes y los pobres invitados son de Dios


Acudamos jubilosos a la cena del Señor.

Este pan que Dios nos brinda alimenta nuestra unión.


Acudamos jubilosos a la cena del Señor.

Cristo aquí se hace presente al reunirnos en su amor.


Acudamos jubilosos a la cena del Señor.

Los sedientos de justicia hallan en él su perdón.


Acudamos jubilosos a la cena del Señor.

VIENEN CON ALEGRIA

Vienen con alegría Señor,


cantando vienen con alegría, Señor,
los que caminan por la vida, Señor,
sembrando tu paz y amor.

1. Vienen trayendo la esperanza


a un mundo cargado de ansiedad
a un mundo que busca y que no alcanza
caminos de amor y de amistad.

2. Vienen trayendo entre sus manos


esfuerzos de hermanos por la paz,
deseos de un mundo más humano
que nacen del bien y la verdad.

QUE ALEGRIA CUANDO ME DIJERON

¡Qué alegría cuando me dijeron


Vamos a la casa del Señor!
Ya están pisando
Nuestros pies tus
Umbrales Jerusalén

Jerusalén está fundada como ciudad


Bien compacta; allá suben las
Tribus las tribus del Señor

Según la costumbre de Israel a celebrar


El nombre del Señor, en ella están
Los tribunales de justicia, en
El palacio de David

ALEGRE LA MAÑANA

Alegre la mañana que nos habla de ti, alegre la


mañana
Alegre la mañana que nos habla de ti, alegre la
mañana

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu,


salimos de la noche y entrenamos la aurora,
saludamos con gozo la luz que nos llega,
resucitada y resucitadora.

Alegre la mañana que nos habla de ti, alegre la


mañana
Alegre la mañana que nos habla de ti, alegre la
mañana
Tu mano acerca el fuego a la sombría tierra
y el rostro de las cosas se alegra en tu presencia.
Silabeas el alba igual que una palabra.
tú pronuncias el mar como sentencia.

Alegre la mañana que nos habla de ti, alegre la


mañana
Alegre la mañana que nos habla de ti, alegre la
mañana
Regresa, desde el sueño, el hombre a su memoria,
acude a su trabajo, madruga sus dolores;
le confías la tierra, y a la tarde la encuentras,
rica de pan y amarga de sudores.

Alegre la mañana que nos habla de ti, alegre la


mañana
Alegre la mañana que nos habla de ti, alegre la
mañana

Y tú te regocijas, oh Dios, y tú prolongas


en sus pequeñas manos tus manos poderosas.
Y están de cuerpo entero los dos así creando,
los dos así velando por las cosas.

Alegre la mañana que nos habla de ti, alegre la


mañana
Alegre la mañana que nos habla de ti, alegre la
mañana

¡Bendita la mañana que trae la gran noticia


de tu presencia joven, en gloria y poderío;
la serena certeza con que el día proclama
que el sepulcro de Cristo está vacío!...

Alegre la mañana que nos habla de ti, alegre la


mañana
Alegre la mañana que nos habla de ti, alegre la
mañana
Cantos de Aleluya

TU PALABRA ME DA VIDA

Tu Palabra me da vida, confío en ti Señor.


Tu Palabra es eterna, en ella esperaré.

Dichoso el que con vida intachable


camina en la ley del señor
dichoso el que guardando sus preceptos
lo busca de todo corazón

Postrada en el polvo esta mi alma


devuélveme la vida tu palabra
mi alma esta llena de tristeza
consuélame, señor, con tus promesas.

Escogí el camino verdadero


y he tenido presente tus decretos
correré por el camino del señor
cuando me hayas ensanchado el corazón.

Este es mi consuelo en mi tristeza


sentir que tu palabra me da vida
por las noches me acuerdo de tu nombre
recorriendo tu camino dame vida.

Repleta esta la tierra de tu gracia


enséñame, señor, tus decretos
mi herencia son tus mandatos,
alegría de nuestro corazón.

/ ALELUYA, ALELUYA,
EL SEÑOR ES NUESTRO REY. / (2)

Cantad al Señor un cántico nuevo


porque ha hecho maravillas:
su diestra le ha dado la victoria,
su santo brazo.
ESTRIBILLO.

El Señor da a conocer su victoria,


revela a las naciones su justicia:
se acordó de su misericordia
y su fidelidad en favor de la casa de Israel.
ESTRIBILLO.

Los confines de la tierra han contemplado


la victoria de nuestro Dios.
Aclamad al Señor, tierra entera;
gritad, vitoread, tocad.
ESTRIBILLO.

Tocad la cítara para el Señor,


suenen los instrumentos:
con clarines y al son de trompetas
aclamad al rey y Señor.
ESTRIBILLO.

Regirá al orbe con justicia


y a los pueblos con rectitud.
/ ALELUYA, ALELUYA,
NOS LLEGÓ LA SALVACIÓN

ALELUYA. / (4)

Junto a ti, Jesús, rezaré,


tu Palabra quiero vivir.
Tú me haces sencillo, Señor,
en tus manos me dejaré.
ESTRIBILLO.

Cantaré al amor que hay en Ti,


porque me amas y estás aquí.
Pones paz en mi corazón;
con tu amor, feliz yo seré.
ESTRIBILLO.

Nunca dejaré de cantar


que Tú eres la luz y el amor.
Tu camino quiero seguir,
no me dejes solo, Señor.
ESTRIBILLO.