Sei sulla pagina 1di 11

Universidad Nacional de La Plata

Facultad de Psicología
Cátedra de Neuroanatomía y Neurofisiología
Prof. Adjunto a cargo: Augusto Luisi
Ciclo Lectivo 2015

CUADERNILLO de CATEDRA

Nro. 4

“Neuroanatomía del Cerebro”

Prof. Augusto Luisi


Número 4: Neuroanatomía del Cerebro

Indice

1) Conceptos introductorios.

2) Diencéfalo: tálamo y complejo talámico.

3) Telencéfalo: hemisferios cerebrales y comisuras interhemisféricas.

“En los cuadernillos Nro.4 y Nro. 5 se han realizado dibujos esquemáticos tal como los
que realizamos en las clases teóricas, y han sido dejados incompletos para que el
alumno los complete mientras estudia con los libros de texto que fueron recomendados
en la bibliografía. Asimismo, recomendamos que realicen sus propios dibujos y que
utilicen los espacios en blanco para realizar anotaciones mientras se estudia”.

2
1) Conceptos introductorios.

El cerebro se desarrolla a partir de las dos vesículas más anteriores que cuenta el
embrión en la etapa de 5 vesículas, el telencéfalo y el diencéfalo, las cuales a su vez
provienen del prosencéfalo, cuando transcurre en el período de tres vesículas.
Una vez que quedó conformada la vesícula telencefálica y la vesícula diencefálica,
el crecimiento posterior será asimétrico, ya que la primera lo hará en mayor medida que
la segunda, de modo que envolviéndola en su crecimiento, terminará por incluirla en su
interior.

Mientras el diencéfalo queda incluido dentro del télencefalo, éste dará origen a los
dos hemisferios cerebrales.
Ambos hemisferios quedarán conectados anátomofuncionalmente mediante las
comisuras interhemisféricas y el diencéfalo tendrá conexión anátomo-funcional con el
tronco cerebral hacia abajo. -se recomienda colocar en el dibujo las referencias
anatómicas: superior (S), inferior (I), anterior (A) y posterior (P) -

3
Como vemos, la principal característica morfológica del diencéfalo es su
ubicación; siendo la estructura oculta del sistema nervioso central, porque se encuentra
incluída dentro del cerebro, sin posibilidad de ser vista desde el exterior, y sólo
observable luego de una sección del cerebro.

2) Diencéfalo: tálamo y complejo talámico

El diencéfalo se halla constituído por los tálamos y el complejo talámico. Los


tálamos son dos estructuras ovoides, ubicadas una junto a la otra, con el eje mayor
horizontal, separadas ambas por un espacio o cavidad ventricular denominada III
ventrículo.

Por lo tanto, el III ventrículo es una cavidad ventricular diencefálica ubicada entre
ambos tálamos, contiene líquido cefalorraquídeo, se continúa con el acueducto de Silvio
mesencefálico hacia caudal, y en los extremos anteriores de cada tálamo con cada uno
de los dos ventrículos laterales, a través de los agujeros de Monro.

4
Para el estudio de la morfología interna del tálamo debemos seccionarlo para
poder observar los agrupamientos neuronales que constituyen sus núcleos específicos
con diferentes funciones cada uno.

Si estudiamos como se hallan sistematizados los núcleos talámicos podremos


entender cuál es la función del tálamo. No obstante, a modo de resumen podríamos
decir que los tálamos cumplen un rol fundamental en el relevamiento de diferentes
circuitos o vías de conducción nerviosa. Es el gran “distribuidor” de la información que
le llega y luego la hace subir a un lugar determinado de la corteza cerebral o la hace
bajar por el sector que le corresponda hacia el tronco cerebral.

Una vez comprendida la ubicación, la sistematización y la función de los tálamos,


continuamos con el estudio del complejo talámico, que se halla integrado por todas
aquellas estructuras que se encuentran rodeando a los tálamos. Dichas estructuras son:
el epitálamo, el metatálamo, el subtálamo y el hipotálamo. Acorde a su denominación, y

5
en relación a los tálamos, el epitálamo está por arriba, el metatálamo, por detrás, el sub
y el hipotálamo por debajo.

Analicemos ahora cuál es la función de cada uno de ellos:


* el epitálamo, contiene a la epífisis o glándula pineal, la cual fue considerada por
Descartes como el punto de reunión entre el cuerpo y el alma,
* el metatálamo, conformado por dos núcleos ubicados en el extremo posterior de
ambos tálamos y denominados cuerpos geniculados, que se hallan conectados a los
tubérculos cuadrigéminos (recordamos que estos tubérculos se hallan en la cara
posterior del mesencéfalo) conformando un importante centro sensorial. De modo tal,
que las imágenes en su recorrido por el circuito visual “transitan” por el metatálamo
luego de ser recepcionadas en la retina y antes de su llegada a la corteza visual del
lóbulo occipital. De igual modo “transitan” los sonidos, en su trayecto entre la recepción
en el oído y su arribo a la corteza auditiva del lóbulo temporal.

6
* el subtálamo se halla por debajo del tálamo y, del mismo modo que en el caso anterior
se halla muy próximo y conectado con el mesencéfalo, en este caso con el locus niger o
sustancia negra, participando junto a ella en el control de los movimientos involuntarios.
* el hipotálamo, justo por debajo del tálamo, se halla en una posición óptima para
ejercer el control endócrino y del medio interno de todo el organismo, participando
además en la regulación de la alimentación y la sexualidad (estructura que se
desarrollará en otro Cuadernillo).

3) El Telencéfalo: hemisferios cerebrales y comisuras interhemisféricas.

El teléncefalo está compuesto de dos hemisferios cerebrales, unidos mediante


estructuras denominadas comisuras interhemisféricas, de las cuales vamos a analizar las
dos más significativas: el cuerpo calloso y el trígono cerebral.
Existen dos hemisferios cerebrales, uno derecho y otro izquierdo, con similar
morfología externa e interna y con asimetría de funciones.
El estudio de la morfología externa del cerebro será considerado en el cuadernillo
Nro.6 “Corteza Cerebral”, no obstante esquematizamos las tres formas básicas al
observar al cerebro, desde una visión externa, una visión interna y otra desde la base.
(nótese que se ha esquematizado el hemisferio izquierdo en las tres ocasiones).

7
El estudio de la morfología interna requiere considerar tres regiones: la corteza
cerebral, estructura más superficial del cerebro, la región subcortical y la profundidad
cerebral.
En estas tres regiones se encuentran estructuras de sustancia gris y de sustancia
blanca; recordemos que la sustancia gris está formada por cuerpos neuronales y la
sustancia blanca por axones recubiertos por vainas de mielina, siendo la primera la zona
donde se hallan las estaciones de las vías de conducción nerviosa y la segunda, la
conducción propiamente dicha.
La corteza cerebral es una estructura esencial en el funcionamiento del
procesamiento de la información del cerebro.
En la zona subcortical y en la profundidad se encuentra dispuesta la sustancia
blanca, ocupando su mayor parte y conocida en conjunto como el “centro oval del
cerebro” por la forma que adopta. En dicha sustancia se aprecian los núcleos del cerebro
(sustancia gris) que a los fines del estudio de la psiconeurobiología podemos agruparlos
en: los núcleos del prosencéfalo basal y los núcleos de la base o “ganglios de la base”.
* los núcleos del prosencéfalo basal son, entre otros, el Núcleo de Meynert y los
Núcleos septales (reservorios de acetilcolina)
* los ganglios de la base están integrados por núcleos diencefálicos (como los tálamos)
y núcleos telencefálicos o cuerpo estriado (como los Núcleos Caudados, los Núcleos
Lenticulares formados por el Putamen y el Pálido, y los Núcleos que integran el
Complejo Amigdalino).
Filogenéticamente, el cuerpo estriado se divide en Neoestriado (conformado por los
núcleos caudados y el putamen), Paleoestriado (por los pálidos) y Arquiestriado (los
complejos amigdalinos).
El Neoestriado mencionado corresponde al Estriado Dorsal, que participa en la
regulación de la corteza cerebral, y en la modulación de los movimientos involuntarios
y automáticos. (conjuntamente con el Pálido, el Subtálamo y la Sustancia Negra forman
el Sistema Extrapiramidal). Pero además interesa mencionar un núcleo muy pequeño,
que forma parte del Estriado Ventral y se denomina Núcleo Accumbens, de sumo interés
psiconeurobiológico al intervenir en la regulación de los condicionamientos, en la
conducta apetitiva y adictiva.
(Se recomienda hacer un cuadro sinóptico que permita integrar las características
de los Núcleos Grises del Cerebro).

Como se observa en el esquema siguiente, las regiones de sustancia blanca


ubicadas entre los ganglios de la base se denominan “cápsulas” y existen tres a cada
lado. Sólo mencionaremos a la “cápsula interna”, que se dispone entre el tálamo y el

8
núcleo caudado hacia dentro y el núcleo lenticular hacia fuera, ya que es el lugar por
donde transitan los axones motores voluntarios.

Finalmente, del análisis de la morfología interna cerebral surge que existen


cavidades ventriculares propias del telencéfalo, además de observar las que pertenecen
al diencéfalo (III ventrículo).
Las cavidades ventriculares telencefálicas se denominan ventrículos laterales, uno
para cada hemisferio cerebral. Cada una de esas cavidades presentan tres
prolongaciones: una hacia delante o prolongación frontal, otra hacia abajo o
prolongación temporal, y otra hacia atrás o prolongación occipital; el punto de reunión
de las tres se llama encrucijada ventricular.
En el esquema siguiente se representan a todas las cavidades ventriculares en las
que circula el líquido cefalorraquídeo dentro del parénquima nervioso. El acueducto de
Silvio y el IV ventrículo serán considerados al estudiar el tronco cerebral y el cerebelo.

9
Las comisuras interhemisféricas son estructuras que permiten comunicar
anátomofuncionalmente a ambos hermisferios cerebrales, derecho e izquierdo, a través
de axones que transcurren en su interior. Los más significativos son: el cuerpo calloso y
el trígono cerebral o también denominado “bóveda de los cuatro pilares”.
El cuerpo calloso tiene una disposición alargada en sentido ántero-posterior con
dos extremos más prominentes, el anterior o rodilla y el posterior o rodete.

El trígono cerebral (o fórnix) también llamado la “bóveda de los cuatro pilares”,


presenta cuatro prolongaciones que permiten compararlo a una silla sin respaldo; y así
vemos que está constituído por una porción central, de la que se desprenden las cuatro
prolongaciones arqueadas que terminan en cuatro estructuras abultadas, los dos
tubérculos mamilares hacia delante y los dos hipocampos hacia abajo.

10
Nota:

En relación a la Bibliografía, se utiliza la que se especifica en el Programa de la Cátedra


de Neuroanatomía y Neurofisiología del Programa Año 2015.-

11