Sei sulla pagina 1di 14

INTRODUCCIÓN

Actualmente existe diversidad de organismos vegetales acorde a sus


características morfológicas, siendo agrupadas en grupos específicos de
acuerdo a características especiales que distinguen una de otra.

De esta manera se puede hablar de los musgos, siendo un grupo importante


para los ecosistemas, se caracterizan por un tallo (caulidio), rizoides
multicelulares, siendo relevante hacer mención que se distinguen por la carencia
de tallo y hoja definida. Se desarrollan casi en cualquier ambiente (techo,
paredes, arboles, suelo…) siempre y cuando exista humedad. Los musgos
tienden a resistir épocas secas gracias a su estructura que permite retener la
humedad. Los musgos pueden reproducirse de forma sexual y asexual, su ciclo
de vida inicia a partir de una espora haploide.
OBJETIVOS

2.1. General:
Conocer las características morfológicas y hábitat de los musgos y hepáticas
para diferenciarlos en campo.

2.2. Específicos:
 Conocer las características de un musgo.
 Comprender la estructura de las cryptogamas.
 Diferenciar un musgo de una pteridofita.
 Conocer el ambiente en el que se desarrollan los musgos y hepáticas.
. Bryophyta (musgos)
Las briofitas en sentido estricto (Bryophyta), o vulgarmente musgo (Musci), son
plantas no vasculares que presentan un ciclo vital con alternancia de
generaciones heterofásica y heteromórfica, el gametófito desarrolla
gametangios, anteridios y arquegonios (arquegoniadas). Los arquegonios están
rodeados por una envoltura protectora de células estériles. Tras la fecundación
el cigoto desarrolla un embrión pluricelular (embriófitos) alimentado por la célula
madre. Se pueden reproducir sexual o asexualmente. La reproducción sexual se
realiza en el interior del arquegonio. La reproducción asexual se realiza mediante
fragmentación del gametofito, por gemación del protonema o a partir de los
propágulos. En general, según la especie alcanzan una altura de 1 a 10 cm,
aunque existen algunas especies de mayor envergadura.
Descripción
Los musgos son briófitas, y son plantas no vasculares. Pueden ser distinguidos
de las Marchantiophyta (hepáticas) por sus rizoides multicelulares. Otras
diferencias no son universales para todos los musgos y todas las hepáticas, pero
la clara presencia del "tallo", más propiamente llamado caulidio, pues carece de
la estructura de un tallo verdadero, o de "hojas", con mayor precisión
denominadas filidios por la misma razón, claramente diferenciados, la carencia
de hojas profundamente lobuladas o divididas en segmentos, y la ausencia de
hojas dispuestas en tres filas, son características distintivas de un musgo.
Son abundantes y se les puede observar en cualquier lado; son un grupo de
plantas de tamaño pequeño, crecen sobre los techos de las casas, rocas y
paredes, troncos de árboles o en los muros y el suelo, siempre y cuando éste
sea un lugar húmedo, ya necesitan esto para su reproducción, sobreviven
durante la época seca al final de la cual presentan extrema marchitez. Pero
reverdecen con las lluvias,se reproducen aprovechando esa condición.
Además de carecer de sistema vascular, si bien poseen elementos celulares
rudimentarios especializados en la conducción de savia, los musgos tienen un
ciclo biológico donde domina la forma del gametofito, es decir las células de la
planta son haploides la mayor parte de su ciclo vital. El cuerpo esporófito (el
cuerpo diploide) es de breve duración y dependiente del gametofito. Esto está
en contraste con el patrón presente en la mayoría de las plantas “superiores” y
la mayoría de los animales. En las plantas vasculares, por ejemplo, la generación
haploide está representada por el polen y el óvulo, mientras que la generación
diploide es la planta con flores.
Los musgos desempeñan un importante papel en los ecosistemas en que se
encuentran. Los musgos retienen la humedad del suelo y evitan su degradación,
y además constituyen un importante refugio de pequeños invertebrados. La
recolección indiscriminada de musgos puede resultar muy agresiva con el medio
y provocar importantes daños en nuestros ecosistemas. Por este motivo, debe
llevarse a cabo únicamente por personas acreditadas con los permisos
necesarios.

Ciclo de vida
La mayoría de las plantas tienen una doble porción de cromosomas en sus
celdas (diploide, es decir cada cromosoma existe conjuntamente con un par que
posee la misma información genética), mientras que los musgos (y otras
bryophytas) poseen un único conjunto de cromosomas (haploide, es decir cada
cromosoma existe en forma de una única copia dentro de la célula). Existen
períodos durante el ciclo de vida del musgo cuando poseen un conjunto completo
de cromosomas apareados pero esto solo ocurre durante la etapa de esporófito.
La vida del musgo comienza a partir de una espora haploide, que germina
creando un protonema, que es o bien una masa de filamentos o un talloide (plano
y con forma de tallo). Esta es una etapa transición en la vida del musgo. Del
protonema crece el gametofito ("portador de gametos") que se diferencia en
caulidios y filidos ('micrófilos'). De los extremos de los caulidios o ramas se
desarrollan los órganos sexuales de los musgos. Los órganos femeninos son
llamados arquegonios y son protegidos por un grupo de hojas modificadas
llamadas perichaetum (plural, perichaeta). El arquegonio posee un cuello por el
cual se desliza el material genético masculino. Los órganos masculinos son
llamados anteridios y se encuentran contenidos por hojas modificadas llamadas
perigonios.
Los musgos pueden ser dioicos o monoicos. En el caso de musgos dioicos, los
órganos sexuales masculinos y femeninos son portados por diferentes plantas
gametofitas. En musgos monoicos (también llamados autoicos), existen en la
misma planta. En presencia de agua, el esperma nada desde el anteridio hasta
la arquegonio y tiene lugar la fecundación, que resulta en la producción de un
esporofito diploide. El esperma de los musgos es biflagelado, es decir posee dos
flagelos que le ayudan en su propulsión. Sin agua, la fecundación no puede
producirse. Luego de la fecundación, el esporofito inmaduro se desplaza a través
del conducto del arquegonio. La maduración del esporofito toma
aproximadamente entre tres y seis meses. El cuerpo del esporofito comprende
un largo pedúnculo, llamado seta, y una cápsula coronada por una cubierta
llamada el opérculo. La cápsula y el opérculo se encuentran a su vez protegidos
por una caliptra haploide que son los restos del conducto del arquegonio. La
caliptra por lo general se desprende cuando la cápsula alcanza la madurez.
Dentro de la cápsula, las células productoras de esporas sufren meiosis para
formar esporas haploides, a partir de las cuales el ciclo se repite. En algunos
musgos la abertura de la cápsula se encuentra rodeada por un conjunto de
dientes llamados peristoma.
En algunos musgos, se producen estructuras verdes vegetativas llamadas
gemas sobre los filidios, que pueden desprenderse y formar nuevas plantas sin
la necesidad de recurrir al ciclo de fecundación. Esto constituye un método de
reproducción asexual.
Clasificación
Se llaman briofitas en sentido amplio al grupo de plantas embriofitas no
vasculares. Hoy en día se sabe que es parafilético, si bien las relaciones dentro
del grupo aún no están consensuadas por todos los análisis filogenéticos. Están
compuestas por los grupos monofiléticos:
 Bryophyta sensu stricto o "musgos",
 Marchantiophyta o "hepáticas",
 Anthocerotophyta o "antoceros".
La división Bryophyta sensu stricto se refiere específicamente a los musgos.
Estos se agrupan en ocho clases y sus relaciones filogenéticas son las
siguientes:

Sphagnopsida

Takakiopsida

Andreaeopsida

Andreaeobryopsida

Bryophyta s.s.

Oedipodiopsida

Polytrichopsida

Bryopsida

Tetraphidopsida

Las clases Andreaeopsida y Andreaeobryopsida se distinguen del resto por tener


rizoides biseriados (dos filas de células), el protonema multiseriado (muchas filas
de células), y el esporangio, dividido en varias líneas longitudinales. La mayoría
tienen cápsulas que se abren en la parte superior.
La clase Sphagnopsida, se compone de dos géneros, Ambuchanania y
Sphagnum. Estos musgos forman densas masas en las turberas. Las hojas del
Sphagnum tienen grandes células muertas que se alternan con células vivas
fotosintéticas. Dichas células muertas almacenan agua, lo que le permite
almacenar hasta 20 veces su peso en agua. Se diferencian de las otras clases
por la característica antes mencionada, y por: la ramificación única, el protonema
taloso (plano y expandido), y un exporangio que se abre de forma explosiva
debido a la acumulación de gases en su interior.
La clase Polytrichopsida tiene hojas con lamelas, una especie de aletas en las
hojas que ayudan a conservar la humedad. También se diferencian del resto de
las clases en otros detalles de su desarrollo y anatomía, en general son más
grandes que la mayoría de los otros musgos, como el caso de Polytrichum
commune que forma masas de hasta 40 centímetros de altura. De hecho, el
musgo más alto de la tierra, pertenece a una especie de esta clase, Dawsonia
superba natural de Nueva Zelanda y Australia.
La clase Bryopsida es el grupo más diverso; más del 95% de las especies de
musgos pertenecen a esta clase.

Hábitat
Los musgos se encuentran principalmente en áreas frías y húmedas, sin importar
la latitud. Los musgos son comunes en áreas selváticas o con grandes
precipitaciones y en los bordes de cursos de agua. Los musgos también se
encuentran en grietas entre las piedras que pavimentan calles húmedas de la
ciudad. Algunos tipos se han adaptado a las condiciones urbanas y se
encuentran solamente en ciudades. Algunas especies son enteramente
acuáticas, por ejemplo Fontinalis antipyretica, y otras tales como Sphagnum sp.
habitan los pantanos y canales de bajo caudal. Tales musgos acuáticos o semi-
acuáticos pueden exceder con creces las longitudes típicas de los musgos que
se asientan en la tierra. Las plantas individuales 20-30 cm o más de largo son
comunes en el Sphagnum por ejemplo.
Dondequiera que se asienten, los musgos requieren humedad para sobrevivir
debido al tamaño pequeño y a lo delgado de sus tejidos, la carencia de cutícula
(cubierta cerosa para prevenir pérdida de agua), y la necesidad de agua para
que ocurra la fertilización. Algunos musgos pueden sobrevivir desecados,
recobrando todas sus funciones al cabo de algunas horas de ser rehidratados.
En el hemisferio norte, el lado norte de árboles y rocas tiene generalmente más
musgo en promedio que otras orientaciones. Esto se debe a la carencia de
suficiente agua para la reproducción en el lado que mira al sol. Al sur del ecuador
ocurre exactamente lo contrario. En bosques densos en los que la luz del sol no
penetra, los musgos crecen igualmente bien en todo el contorno de los árboles.
Las pteridófitas

Las pteridófitas, también conocidas como pteridofitas o criptógamas


vasculares, son arbustos que carecen de semillas y frutos. Por esta razón su
reproducción se realiza a través de esporas. Se habla de la existencia de unas
13.000 especies, las cuales están diseminadas por toda la tierra. Destacan entre
ellas los helechos.

Estos especímenes muestran rasgos muy variados. Las pteridofitas crecen


rastreras, erguidas, como enredaderas o sobre otra planta. Ostentan, en
diversos casos, un rizoma profundo. Normalmente no realizan una evolución
secundaria, y teniendo en cuenta su aspecto anatómico, no llegan a ser un
vegetal complicado.
CARACTERÍSTICAS
Las pteridofitas logran adquirir una altura considerable, y son poseedoras
de vasos conductores. Presentan un tallo no leñoso, que se prolonga bajo la
tierra en forma de rizoma, y del cual surgen las hojas. Éstas son de gran tamaño.
En la mayoría de las especies desempeñan dos funciones: fotosíntesis y
producción de esporas. En otras hay dimorfismo: hojas que únicamente cumplen
la función fotosintética y hojas que solo engendran esporas. En cuanto a su
apariencia, hay que decir que exhiben en el envés unas manchas llamadas
soros.
La corteza de la pteridofitas se compone de dos elementos: la endodermis,
que es un tejido primario que no está presente en la generalidad de las
espermatofitas. Se debe a que desaparece durante el desarrollo secundario.
El otro elemento es la epidermis que, en ocasiones, muestra un revestimiento de
vellos, escamas o tallos de hojas marchitas, que ayuda en la identificación de su
especie. Resguardando la epidermis está una película impermeabilizante que
protege las paredes celulares de la sequedad ambiental. De igual manera, evita
el canje gaseoso con el medio.
Las pteridofitas presentan raíces poco evolucionadas en comparación con
las gimnospermas y angiospermas. Las raíces regulares crecen como una
estrella que puede presentar distinto número de radios. Se denominan diarcas
cuando forman una estrella con dos puntas y poliarcas cuando tiene varias.
Excepcionalmente se encuentran especies que no tienen raíces, como ciertas
epífitas y algunas acuáticas.
CLASIFICACIÓN DE LAS PTERIDOFITAS
Las pteridofitas se encuentran distribuidas en una gran variedad de grupos:
 Plantas de la especie Selaginella. Estas poseen hojas sencillas y tallos
bifurcados. Originan dos clases de esporas: Mega esporas y micro
esporas.
 Plantas de la variedad Isoetes. En general son del tipo acuáticas o
semiacuáticas, aunque pueden crecer en terreno húmedo. Destacan sus
hojas ahuecadas y ceñidas.
 Plantas del género Lycopodiopsida. Exhiben un aspecto primitivo. Sus
hojas presentan apariencia de escamas y los tallos presentan divisiones.
 Plantas del tipo Equisetum. Más popularmente llamadas cola de
caballo. Tienen hojas bastante pequeñas y tallos ahuecados.
 Helechos. Son los más abundantes. Existen unas 12.000 especies.
Tienen hojas fotosintéticas y elementos parecidos a raíces llamados
rizoides. Algunos se desarrollan sobre otras plantas, consumiendo el agua
que rueda por los tallos o troncos, así como de la humedad existente en
el ambiente. Progresan en sitios húmedos y de sombra, y logran alcanzar
hasta 5 m de largo.
HÁBITAT
Las pteridofitas prosperan principalmente en zonas tropicales, húmedas y
templadas, con diversidad de ambientes, así como en áreas montañosas
húmedas. Logran sobrevivir bien en regiones áridas. Algunas especies son
acuáticas o semiacuáticas, pero ninguna crece en aguas marinas.

CRYPTOGAMA
son las que se reproducen mediante esporas. El término proviene del griego y
significa “reproducción oculta”, indicando que estas plantas no se producen por
semilla; esta denominación representa a las plantas que no tienen semilla.
Las criptógamas contienen a las llamadas »plantas inferiores» que no tienen las
estructuras que normalmente poseen otras plantas, como tallos verdaderos,
raíces, hojas, flores o semillas, y sus partes reproductivas están ocultas.
En el sentido más amplio, la palabra criptógama se refiere a los organismos cuya
reproducción se da mediante esporas, no semillas.
En consecuencia, es interesante destacar que el grupo de las criptógamas
contiene también a otros organismos que no forman parte del reino vegetal.
Ejemplos de organismos contenidos en las criptógamas incluyen las
cianobacterias, las algas verdes, algunos hongos y líquenes.
Todos estos organismos pertenecen a distintos reinos. Esto indica que la
agrupación criptógama es artificial y no tiene carácter taxonómico.
Características principales
Reproducción
Como se mencionó anteriormente, las criptógamas no tienen las mismas
estructuras que la mayoría de las plantas más comunes, y sus partes
reproductivas están ocultas.
Algunas criptógamas solo se reproducen asexualmente por medio de esporas,
lo que significa que no necesitan a otro organismo para reproducirse.
Otros tipos de criptógamas tienen generaciones que alternan entre la
reproducción asexual y la reproducción sexual, esta última a través de la unión
de gametos masculinos y femeninos provenientes de distintos organismos.
Habitat
Los criptógamas pueden vivir en ambientes acuáticos o en tierra. No obstante,
los que son terrestres se encuentran con mayor frecuencia en ambientes
sombreados o húmedos. La mayoría de las criptógamas necesitan un ambiente
húmedo para sobrevivir.
Los helechos son las únicas criptógamas que contienen un sistema vascular para
transportar fluidos y nutrientes dentro del organismo, por lo cual los otros grupos
de criptógamas requieren de una fuente externa de agua para poder sobrevivir y
crecer.
Nutrición
Algunas criptógamas son capaces de realizar la fotosíntesis, lo que significa que
pueden hacer su propio alimento. Los organismos que son capaces de producir
sus propios nutrientes se llaman autótrofos.
Otros miembros de las criptógamas dependen de fuentes externas para obtener
alimentos, a estos se les conoce como heterótrofos.
Algunos de estos organismos absorben directamente los nutrientes de otros.
Asimismo, existen organismos que obtienen nutrientes de la materia orgánica
muerta.
Es evidente que las criptógamas son un grupo muy diverso de organismos, por
lo que es difícil crear una serie de características que apliquen a todos los
miembros de este grupo.
Los 3 tipos principales de plantas criptógamas
1- Talófitas
En este grupo se incluyen las plantas que tienen una estructura llamada talo que
no se diferencia en raíces, tallos ni hojas.
Por esta razón, también se les conoce como plantas inferiores por su anatomía
relativamente simple.
Las talofitas constituyen un grupo polifilético; esto significa que los organismos
que lo conforman no provienen de un solo ancestro común, sino de varios.
Las algas (reino plantae), los hongos y los líquenes (reino fungi) pertenecen a
este grupo.
2- Briófitas
El término briófito proviene del griego y se usa para referirse un grupo de plantas
muy pequeñas que no poseen sistema vascular; es decir, que no tienen
estructuras especializadas para conducir agua y nutrientes.
Son plantas terrestres pero requieren de mucha humedad para sobrevivir y para
reproducirse sexualmente.
Las briófitas también comprenden varias clases que incluyen a los musgos, las
hepáticas y las antóceras.
3- Pteridófitas
Las pteridófitas son las criptógamas más evolucionadas dado que son el primer
grupo de plantas terrestres con sistema vascular, xilema y floema, para la
conducción del agua y los nutrientes, respectivamente.
El cuerpo de estas plantas se diferencia en raíces, tallos y hojas. Las especies
de este grupo se encuentran ampliamente distribuidas en ambientes tropicales y
en áreas montañosas húmedas.
Según su anatomía, las pteridófitas se subdividen en 4 clases: psilopsida,
lycopsida, sphenopsida y pteropsida.