Sei sulla pagina 1di 18

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN


UNIVERSITARIA
UNIVERSIDAD POLITÉCNICA TERRITORIAL DE LOS ALTOS
MIRANDINOS CECILIO ACOSTA “UPTAMCA”

PROFESOR:
Dr. Douglas Meléndez.

PARTICIPANTES
Alejandra Briceño, CIV-16265611
Carla Rondón, CIV-13493911
Juan Jarajara, CIV-8.806.198.
Joe Suárez, CIV-12.879.558.

Abril, 2019
INDICE

INTRODUCCIÓN PAG. 3
LA GESTION PÚBLICA PAG. 5
MARCO LEGAL QUE REGULA LA GESTIÓN PÚBLICA PAG. 5
ESTRUCTURA DE LA ADMINISTRACION
PÚBLICA VENEZOLANA PAG. 5
MODELOS DE GESTIÓN PÚBLICA PAG. 8
REFLEXION: EL ESTADO DE LA GESTION
PÚBLICA EN VENEZUELA PAG. 11
ANÁLISIS DE LA DEBILIDAD DE LA GERENCIA
PÚBLICA VENEZOLANA EN EL CONTEXTO DE LA
SITUACION ACTUAL PAG. 14
INDICADORES DE GESTIÓN EN LA ADMINISTRACIÓN
PÚBLICA PAG. 15
CONCLUSIONES PAG. 18

2
INTRODUCCIÓN

Cuando se analizan los distintos índices que conforman el desempeño


económico y social del estado venezolano y constatado en la realidad con la
desesperada migración, la imparable hiperinflación y una escasez sin
precedentes en la historia contemporánea venezolana no queda ninguna otra
opción que voltear a ver cuáles son las causas del profundo deterioro que en
todos los sectores muestra el país.

La primera respuesta a este grave drama se puede dar de manera


sencilla señalando al gobierno de Venezuela y sus ideales políticos. Es cierto
que la excesiva politización de la función pública es responsable en gran
medida de lo que pasa en sentido de la fijación de objetivos de tipo político
en lugar de las funciones tecno-sociales que le corresponden a cada
institución pública y a sus miembros. La burocracia tiene un rol social definido
y es cumplir aquello que se define como norma tal y cual se plantea.

Sin embargo, la administración pública nuestra, en los distintos


niveles, y en la casi absoluta mayoría de sus instituciones, se dedica a
funciones que no le corresponden según sus mandatos de ley o norma
correspondiente. Pongamos por ejemplo slogans que identifican a funciones
públicas básicas como el servicio eléctrico y de agua, en los cuales sus fines
son revolucionarios, lo cual pone en entredicho la función real que ellas
tienen frente a la sociedad. Distribuir agua y electricidad fueron
revolucionarios cuando se descubrieron como medio para la vida del hombre
en comunidad, hace rato que eso quedó atrás y hoy no son más que
servicios básicos que deben atender a los miembros de ésta sin más idea
que la optimización de sus procesos y fines primarios.

El segundo gran drama se corresponde a los niveles de formación


técnica de sus miembros. Cuando un funcionario incumple su deber formal
para atender las funciones de un partido político está actuando fuera del

3
marco de sus funciones y por lo tanto fuera de los fines sociales para los
cuales está en su cargo. No existe en la constitución ni en las leyes
obligación alguna de responder a mandatos que no estén claramente ligados
al bien público.

A continuación analizaremos algunos aspectos de la gestión pública


venezolana, a lo que nos referimos el deber ser, y los diferentes tipos de
gestiones.

4
LA GESTION PÚBLICA:
La gestión pública es una especialidad que se enfoca en la correcta y
eficiente administración de los recursos del Estado, a fin de satisfacer las
necesidades de la ciudadanía e impulsar el desarrollo del país.

MARCO LEGAL QUE REGULA LA GESTIÓN PÚBLICA:


 Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
 Ley Orgánica de la Administración Pública.
 Ley Orgánica de la Administración Financiera del Sector Público.
 Ley Orgánica de la Contraloría General de la República y del Sistema
Nacional de Control Fiscal.
 Ley Orgánica de Planificación Pública.
 Ley Orgánica del Poder Público Municipal.
 Ley Orgánica del Sistema venezolano para la calidad.
 Ley Orgánica de Seguridad Nacional.
 Ley Contra la Corrupción.
 Ley del Plan de la Patria.
 Reglamento de la Ley Orgánica de la Contraloría General de la
República y del Sistema Nacional de Control Fiscal.
 Reglamento No. 1 de la Ley Orgánica de la Administración Financiera
del Sector Público.
 Reglamento sobre la Organización del Control Interno de la
Administración Pública Nacional.
 Decreto 825 - Gobierno Electrónico.
 Decreto 368 - Simplificación de Trámites Administrativos.

ESTRUCTURA DE LA ADMINISTRACION PÚBLICA VENEZOLANA:


Dentro del marco de la estructura de una administración pública
centralizada, se encuentran diferentes niveles de organización que son

5
objetos de estudio, para comprender la centralización de la Administración
Pública Venezolana, los cuales son:
 1. La Administración Pública Nacional.
 2. La Administración Pública Estadal.
 3. La Administración Pública Municipal.

La Administración Pública Nacional: este que es el primer y más alto nivel


dentro de la administración pública, se rige por las disposiciones de
la Ley Orgánica de la Administración Pública (L.O.A.P), con la finalidad de
ampliar y organizar la administración del estado, atendiendo a la
organización y la competencia de los poderes públicos establecidos
previamente por la Constitución. Por otro lado y atendiendo a la forma de
centralización de este nivel, se encuentra que la administración pública
centralizada de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica de la
Administración Pública; introduce ciertos órganos que ayudaran a la buena
ejecución de las funciones públicas, para así lograr los fines propuestos por
el estado. Dentro de los órganos establecidos se encuentran los siguientes:
 a) Órganos Superiores de Dirección: conformado por aquellos que
integran el Poder Ejecutivo:
 Presidente de la República: Jefe de Estado y máximo jerarca de la
administración pública; además de las atribuciones conferidas por la
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (C.R.B.V), la
L.O.A.P, le atribuye a este dirigir la administración pública central a
nivel nacional, entre las tareas que le confiere esta Ley, se pueden
nombrar las siguientes:
 Créditos Adicionales: que consiste en la aprobación de estos
al presupuesto nacional, con previa autorización de la Asamblea
Nacional (A.N).
 Negociación de Empréstitos: Estos son operaciones de créditos,
llevan a cabo para realizar inversiones productivas, además de

6
dotar de títulos públicos al Banco Central de Venezuela, para
operaciones de mercado abierto, pero para esto debe contar con la
aprobación de la Asamblea Nacional.
 Contratos de Interés Público Nacional: son aquellos referentes a la
administración pública, que con la previa indicación del presidente,
serán celebrados por el vice-presidente o el procurador.
 Reglamentación de Leyes: donde tiene la facultad de reglamentar total
o parcialmente las leyes sin alterar su espíritu, propósito o razón.
Además de las atribuciones mencionadas el Presidente de la República tiene
otras funciones establecidas, que ejecutara de mano con el Vice-presidente o
Ministros del Ramo, como lo son:
 Administración de la Hacienda Pública: es todo lo que engloba el
activo y pasivo de la nación, como lo son: los bienes, rentas y deudas.
Para un buen control de la hacienda pública, cada integrante es
vigilante y cuida los bienes nacionales adscritos a su ministerio.

La Administración Pública Estadal: En segundo término y ayudando de


forma directa en la consecución de los objetivos dentro de la Administración
Pública Venezolana, se encuentra el modelo de centralización a nivel
estadal, entendiéndose este como: una entidad autónoma, con
plena personalidad jurídica, obligada a mantener la soberanía e integridad
nacional y cumplir con lo expuesto en la Constitución, para el logro de
sus competencias. Ahora bien, la centralización a nivel estadal va dirigida por
el Gobernador, que es el representante del poder ejecutivo en este nivel y la
gestión de este será vigilada por el Controlador del Estado. Dentro de las
funciones administrativas del gobernador, se mencionan las siguientes:
 Ejecutar las leyes dictadas por el poder ejecutivo.
 Prestar servicio policial.
 Administrar y suministrar papel sellado, timbres y estampillas.
 Administración y conservación de puertos y aeropuertos.

7
 Administración y conservación de vías terrestres que correspondan al
Estado.
 Así como actos relativos a su organización y régimen de personal.

La Administración Pública Municipal: En tercer y último término, se


encuentra la estructura centralizada de los municipios, la representan los
alcaldes, quien se encargara de lo siguiente:
 Ejecutar las leyes u ordenanzas establecidas por el Consejo
 Prestar servicios de agua potable, electricidad, gas doméstico, aseo
urbano, cementerio, mercados públicos
 Prestar servicio policial
Así como cualquier otra actividad relacionado con la organización,
funcionamiento o régimen de personal. De la mano con el alcalde estarán los
Consejos, que dentro de sus atribuciones administrativas tendrán la potestad
de, realizar actividades relativas a su función y organización, además en
ejercicios de tales funciones dictan reglamentos interiores y de debate,
nombran y remueven su personal; el encargado de controlar y vigilar los
ingresos y gastos efectuados es el Contralor Municipal; el cual goza de
autonomía orgánica, según la Ley Orgánica de Régimen Municipal.

MODELOS DE GESTIÓN PÚBLICA:


El modelo de la nueva Gestión Pública (NGP)
La Nueva Gestión Pública busca satisfacer las necesidades de los
ciudadanos a través de una gestión pública eficiente y eficaz. Para este
enfoque, es imperativo el desarrollo de servicios de mayor calidad en un
marco de sistemas de control que permitan transparencia en los procesos de
elección de planes y resultados, así como en los de participación ciudadana,
la Nueva Gestión Pública es el paradigma donde se inscriben los distintos
procesos de cambio en la organización y gestión de las administraciones
públicas.

8
Es un enfoque que intenta incorporar algunos elementos de
la lógica privada a las organizaciones públicas.
Es decir que la Nueva Gestión Pública es una búsqueda para lograr
una mayor productividad en eficiencia colectiva, porque no sólo se espera el
cumplimiento de metas por parte de la responsabilidad de liderazgo de
quienes la dirigen sino y fundamentalmente es cuánto hemos comprometido
al ciudadano en aquel éxito.

En síntesis la Nueva Gestión Pública está fundamentada sobre:


 a) La formulación estratégica de políticas de desarrollo y gestión.
 b) La gradual eliminación del modelo burocrático hacia una Gestión
por Resultados.
 c) La creación del valor público.
 d) El desarrollo de las instituciones y dimensionamiento adecuado del
Estado.
 e) El mejoramiento de las conquistas macroeconómicas y
la equidad social.

El Modelo Patrimonialista:
Es un modelo de gestión fundamentalmente en práctica de una forma de
Estado Liberal Burgués. Se caracteriza por:
- El reconocimiento limitado de derechos de la ciudadanía.
- Concepción e interpretación de pueblo, es de carácter limitado.
- A través de este modelo de gestión se concibe al Estado como un
patrimonio, un objeto que puede ser de propiedad de aquellos grupos
o sectores de la sociedad que accedan al Poder.
- El interés general o fin último del Estado se refleja o direcciona de
forma exclusiva a un grupo o sector determinado de la sociedad.
- El sistema de empleados y funcionarios públicos se basa en una
legislación ordinaria.

9
- El ingreso, permanencia y promoción de los funcionarios se rige
indispensablemente por la discrecionalidad del sector que se
encuentra dentro del Estado, considerando las relaciones de amistad,
afiliación político – partidista, compadrazgo.
- La gestión va dirigida al fortalecimiento de sectores económicos.
- No existe un ordenamiento jurídico – político que asegure la
estabilidad laboral de los funcionarios, sin tener posibilidades de
realizar una carrera profesional dentro del Estado.
- Ausencia notable de procedimientos, técnicas, metodologías que le
permitan al Estado establecer y cumplir con sus funciones
administrativas de manera eficiente y eficaz.
- Sus actuaciones no inciden en la realidad de forma efectiva, con lo
cual deja entredicho su capacidad real de direccionar el gobierno.
- Predomina la racionalidad política en contraparte de la racionalidad
técnica.
- No responde a los avances tecnológicos, y de conocimientos que
requiere una sociedad industrial.
- En términos funcionales prevalece la Lealtad partidista a la capacidad
técnica, institucional.

El Modelo Burocrático:
Es base fundamental de la actuación, del funcionamiento organizativo de
un Estado Social de Derecho, de un Estado de Bienestar. En líneas
generales se caracteriza por:
- Amplitud del reconocimiento de derechos sociales, civiles, políticos, de
los ciudadanos.
- La concepción de pueblo es amplia, en el cual, la soberanía no recae
en unos pocos miembros de la sociedad.
- Por su carácter racional – normativo no se percibe al Estado como un
patrimonio, en este sentido, la organización y funcionamiento del

10
Estado sucede en tres fases: de creación, establecimiento y puesta en
marcha, alineándose en una unidad teleológica, delineando así un
interés general claro.
- Existe una estabilidad laboral, permitiendo que el ingreso,
permanencia y promoción de los funcionarios públicos se sustente en
el principio del mérito.
- Adicionalmente, los funcionarios están amparados en disposiciones
normativas distintas, basados en la profesionalización de carrera.
- Los estímulos son practicados con mecanismos de seguimiento y
evaluación, recompensa y castigo.
- Los procedimientos administrativos son institucionalizados con el fin
de limitar la arbitrariedad del Estado y preservar la libertad del Ser
humano.
- Sus actuaciones se basan en eficiencia, efectividad y eficacia.
- Es operativo la racionalidad política y la racionalidad técnica.
- Promueve y sustenta su acción en la vocación de servicio, en la
Lealtad institucional sobre la Lealtad Partidista.

REFLEXION: EL ESTADO DE LA GESTION PÚBLICA EN VENEZUELA:


A propósito del rol de la gestión pública venezolana, esta implica el
estudio de la multiplicidad de discursos y su difusión referentes a la ética del
sistema organizacional de las instituciones públicas, generado durante varios
periodos, nos induce a profundizar en las investigaciones sobre el impacto
que ello ha producido, para lograr una mejor comprensión de este fenómeno
presentado, surgen nuevas interrogantes por una parte ¿Están las
instituciones en pleno conocimiento de la existencia de los procesos
productivos? Y por la otra ¿Poseen los altos ejecutivos (gerentes) las
capacidades intelectuales y competencias (perfil profesional), para ejercer los
cargos dentro de la organización?

11
Si la negatividad predomina estas interrogantes, evidentemente
estamos en presencia de una incompatibilidad gerencial, desde esta
perspectiva la ética del sistema organizacional es nula, ya que esta es una
de las prioridades que deben prevalecer en toda organización, para
garantizar el cumplimiento efectivo de las actividades programadas dentro
del proceso cíclico productivo.
En este mismo orden de ideas, se tiene que la gestión pública es
dinámica y cambiante, sobre todo en los sistemas actuales donde los
avances científicos y tecnológicos se desarrollan desmesuradamente,
paralelo a ello avanza la gerencia pública, quien debe adaptarse a los
constantes cambios que inciden sobre los organismos y para ello es
obligatorio que ella evolucione, es decir, debe cambiar desde su interior, para
no sucumbir, si la gerencia no muta, los procesos productivos perecen.
Por otra parte, se tiene que la corriente del pensamiento que debe
tener todo gerente, es el pensamiento sistémico, Martínez (2013), apunta: “El
pensamiento sistémico contempla el todo y las partes, así como las
conexiones entre las partes y estudia el todo para comprender las partes.”
De tal modo que actúa como un integrador del análisis de las
coyunturas vividas o percibidas y las conjeturas que se derivan, generando
las propuestas de soluciones ante las circunstancias presentadas.
Además, Fuenmayor (1993) citado por Contreras et all, (2005), alude
que la gerencia debe estar basada en fundamentos teóricos. En un primer
nivel se encuentra el pensamiento sistémico mecanicista. Donde todos los
involucrados en el proceso fungen como una máquina, a un sistema
operativo de un reloj, la manera de tratar con ellos es, por tanto, la misma
manera en que un experto relojero lo hace: ajustando piezas, puliéndolas,
manteniéndolas de tal forma que su funcionamiento sea preciso. Donde éste
está compuesto por varios engranajes de distintos tamaños, donde todos
desde el más grande hasta el más pequeño cumplen funciones específicas, y
al mismo tiempo actúan como un todo, para lograr su óptimo funcionamiento,

12
cuando detectamos que este sistema comienza a trabajar a medias,
debemos realizar ajustes en el momento oportuno, para evitar su colapso,
así miso funciona la gerencia pública, realizando ajustes aquí y allá, para
lograr el óptimo funcionamiento del aparato productivo. Aunque especialistas
alegan que la parte mecanicista está obsoleta, prevaleciendo solamente el
pensamiento sistémico.
MacIntyre (1985) nos presenta la siguiente controversia, “lo que
permite el éxito en la gerencia moderna no es el uso del conocimiento
científico en la dirección de la organización sino el histrionismo. ¿Y acaso no
vemos esto en el día a día de nuestras organizaciones? Gerentes cuya
autoridad es lograda mediante el uso de artilugios del lenguaje para hacer
que las cosas parezcan ser de un modo u otro; ¿Acaso cuando vemos a
estos gerentes en acción no pensamos que nos están vendiendo una idea
que necesariamente no tiene que ser cierta? ¿Acaso la gran maquinaria
publicitaria no es un gran teatro que más que intentar convencer con
razones, pretende manipular el comportamiento de grandes masas de la
población cuya humanidad se reduce al adjetivo de consumidor?”, para
persuadirlos y lograr sus propósitos.
Ahora bien, ¿Qué rol debe prevalecer en la gestión pública?, lo ético,
lo evolucionista, el pensamiento sistémico, lo mecanicista o el histrionismo,
¿Qué debe prevalecer? En mi opinión en la gestión pública debe prevalecer
en cantidades proporcionadas y/o equilibradas de cada una de ellas,
sintetizando se tiene que un buen gerente debe poseer ética, ser
evolucionista, detentar un pensamiento sistémico, ser mecanicista, y poseer
la habilidad del histrionismo, el gerente cuyos paradigmas giren alrededor de
ellos, con toda seguridad tiene el éxito asegurado.
En consecuencia, de ello surge un nuevo enigma ¿Cuál es el rol de la
gestión pública venezolana en el contexto actual? En primer lugar, se tiene
que la gestión pública venezolana ha sufrido cambios profundos, causando
desconciertos en vez de soluciones efectivas, eficaces o eficientes. En pleno

13
conocimiento de esta situación debemos realizar un análisis exhaustivo para
poder detectar esos factores negativos perjudiciales para procesos
administrativos de las organizaciones públicas, caracterizados por factores
externos e internos a las instituciones públicas.
Cuando la burocracia representa los niveles más altos dentro de la
escala jerárquica, esta nos viene a perturbar esa planificación estratégica y
como consecuencia de ello la gestión por resultados concentrada en el
cumplimiento de acciones estratégicas definidas en el plan de gobierno en un
periodo de tiempo determinado, genera un impacto más negativo que
productivo en la gerencia pública. Lamentablemente la burocracia
predominante sobre lo sublegal ha propiciado una mala gestión en la
gerencia pública venezolana, cuyo rol se ha fundamentado en la
improductividad, flagelo, anarquía, autocracia y por consiguiente una inercia
de la gerencia pública venezolana.

ANÁLISIS DE LA DEBILIDAD DE LA GERENCIA PÚBLICA VENEZOLANA


EN EL CONTEXTO DE LA SITUACION ACTUAL:
Venezuela se encuentra sumergida en una gestión pública muy
dinámica, siendo esta una de sus principales características, propiciando
cambios gerenciales muy profundos que de alguna manera u otra han
inducido a la gestión pública a un mal desarrollo de los entes
gubernamentales, respaldados por agentes perturbadores que hasta la fecha
no hemos podido controlar, bien sea porque los desconocemos o no le
hemos brindado la importancia que estos factores ameritan. Permitiéndole en
la mayoría de los casos, indirectamente dirigir nuestras políticas públicas sin
ningún tipo de sustentos y argumentos, basados en métodos arcaicos, poco
ortodoxos y flageladores, generando caos en todos los ámbitos sobre todo
en lo político, social, cultural y económico, hemos cedidos espacios que son
vitales para el desarrollo, como lo son procesos productivos estancándolos
de manera exorbitante.

14
Se tiene que la gestión pública venezolana ha delineado un
comportamiento atípico marcado por la disociación con la máxima ley de
Estado la Constitución y demás leyes que imperan en nuestra nación, que
rigen a cada uno de estos procesos administrativos, subvirtiendo su
comportamiento, causado una implosión de hechos irreparables, por estos
motivos adolecen los procesos administrativos, gestando impotencias en la
gestión pública venezolana, generando conflictos laborales, coadyuvados por
el desconocimiento (ignorancia), es decir personas que no son actas, ni
aptas, (incompetentes), dentro de la administración pública venezolana.
La coacción del sistema ha fustigado al venezolano abocándolo casi
exclusivamente a la sobrevivencia, una vida trajinada y agobiada por las
rutinas relacionadas más que todo por suplir las ineludibles exigencias
básicas, manteniendo ocupado los pensamientos en esta situación que a
todos nos perturba, creando tendencias recidivas, elucubrado, y alejado de
los verdaderos problemas que ameritan mayor atención para la solución. Es
importante resaltar esta situación que a todos nos atañe, pues distorsiona la
conducta venezolana, y por ende a todos los funcionarios públicos quienes
desempeñan un rol vital dentro de la gestión pública, ya que todos sus
actores o componentes son importantes dentro de la gran cadena productiva,
es decir cada eslabón por muy lejano que parezca es necesario para
fortalecer ese proceso.

INDICADORES DE GESTIÓN EN LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA


La premisa básica de los indicadores es que la medición es requisito
de la gestión.
Un indicador es una magnitud asociada a una característica (del
resultado, del proceso, de las actividades, de la estructura, etc.) que permite,
a través de su medición en periodos sucesivos y por comparación con el

15
estándar establecido, evaluar periódicamente dicha característica. Así, es
posible verificar el cumplimiento de los objetivos (estándares) establecidos.

TIPOS DE INDICADORES:
En función de la naturaleza del objeto a medir, se distinguen los
siguientes tipos.

DE RESULTADOS:
En primer lugar, los indicadores de resultados. Estos miden
directamente el grado de eficacia o el impacto sobre la población. Son los
más relacionados con las finalidades y las misiones de las políticas públicas.
Otros nombres con que se conocen los indicadores de resultados son:
 Objetivos.
 Impacto.
 Efectividad.
 Satisfacción.
Ejemplos de indicadores de resultados son:
 Número de asistentes a exposiciones, según número de habitantes.
 Porcentaje de casos resueltos por mes.
 Grado de cobertura vacunal de los escolares.
 Grado de satisfacción de los ciudadanos con un servicio determinado.

DE PROCESO:
Valoran aspectos relacionados con las actividades. Están
directamente relacionados con el enfoque denominado Gestión por
Procesos. Hacen referencia a mediciones sobre la eficacia del proceso.
Habitualmente relacionan medidas sobre tiempos de ciclo, porcentaje
de errores o índice de colas.
Ejemplos de indicadores de proceso pueden ser:
 Tiempo de resolución de expediente.

16
 Tiempo de espera en cola.
 Porcentaje de solicitudes de licencias de apertura sujetas a calificación
ambiental.
 Lista de espera en días.
 Indicador de colas de expedientes.

DE ESTRUCTURA:
Finalmente, los indicadores de estructura miden aspectos
relacionados con el coste y la utilización de recursos.
En general miden la disponibilidad o consumo de recursos. Algunos
ejemplos:
 Número de empleados.
 Número de empleados por habitante.
 Horas de atención semanales.
 Gasto mensual.
 Coste de material fungible por año.
 Gasto de inversiones anual.
 Coste medio por empleado.

Los anteriores son ejemplos de indicadores de gestión en la


administración pública. Puede atenderse no obstante a otras clasificaciones
de indicadores donde se contemplaran otros. Por ejemplo, relacionados con:
eficacia, impacto, economía, eficiencia o de calidad de los servicios.

17
CONCLUSIONES

La lista de funciones públicas que se encuentran politizadas es


inmensa. Desde la justicia hasta la distribución de alimentos, pasando por las
actividades policiales hasta la protección de las aduanas.

De cara al futuro el país requiere establecer varias metas claras para


que la administración pública no la ahogue e impida su hacer. Entre otros
muchos es necesario hacer de la carrera pública una función no política sino
técnica, en la medida de lo posible disminuir la discrecionalidad del
funcionario.

Hacer por supuesto como premisa al Estado Venezolano tan pequeño


para que sea posible la vida del ciudadano común que hoy está ahogado en
todo tipo de trámites frente a éste. La empresa como fuente de empleo y de
movilidad social en Venezuela debe ser puesta como foco principal de las
políticas públicas. Para eso se requiere un cambio profundo en las creencias
de la sociedad venezolana y solo cuando se haya definido un estado claro en
sus alcances y límites podremos construir una mejor sociedad.

Volver a la senda de la libertad requiere instituciones. Están son


fuertes no por su tamaño, como ya se ha demostrado de manera sostenida
en nuestro país, sino por su capacidad de dar respuesta a los problemas de
la sociedad, a sus necesidades y en mayor grado a sus aspiraciones y
anhelos.

Una gerencia pública capaz es parte de nuestras necesidades hacia el


futuro, no fijarnos esa meta será continuar en el caudillismo y el personalismo
que tanto daño nos han causado.

18