Sei sulla pagina 1di 2

Competencia perfecta

Un mercado de competencia perfecta es aquel donde existen muchos vendedores pero


también hay muchos compradores que ofrecen y demandan un determinado producto es tan
grande que se puede considerar infinito; así mismo, no existen barreras a la entrada de nuevos
oferentes del mismo producto y de esta forma ningún oferente o demandante tiene control
sobre el mercado ni sobre el precio con el cual se negocia el producto, ya que la cantidad que
cada uno aporta a la cantidad total del producto negociado es tan insignificante que se hace
imposible tener control sobre el precio y la cantidad de producto negociada. Por tanto,
podemos definir competencia perfecta como un mercado en el que existen muchos
compradores y vendedores, de forma que ningún comprador o vendedor individual ejerce
influencia decisiva sobre el precio. (Llinares Millán & Montañana Aviñó, 2001, pág. 67)

“Existe competencia perfecta en una industria que incluye muchas compañías relativamente
pequeñas, las cuales elaboran productos prácticamente idénticos. En una industria
perfectamente competitiva, ninguna compañía individual ejerce control sobre los precios. En
otras palabras, es imposible que una sola empresa controle el precio de mercado de su
producto o los precios de los insumos que adquiere. Esta importante característica se
desprende de dos suposiciones. Primero, una industria competitiva está formada de muchas
empresas, y cada una de ellas es pequeña en relación con el tamaño total de la industria.
Segundo, las empresas dentro de una industria perfectamente competitiva elaboran productos
homogéneos, lo cual significa que la producción de una de ellas no se distingue de la
producción de las demás.” (Case, 2012, pág. 179)

Monopolio

El monopolio es un mercado contrario a la competencia perfecta en la cual un único productor


o vendedor controla la oferta de un bien o un servicio, lo cual la hace que maneje los precios
libremente a su gusto pudiendo llegar a afectar a los consumidos.

“Monopolio es un mercado donde existe una única empresa productora de un determinado


bien o servicio, y existe un gran número de demandantes o compradores, cuya suma de sus
demandas individuales constituye la demanda total del mercado. Se opera en un mercado con
un producto definido, homogéneo y con escasos sustitutivos, donde no rige el principio de
independencia del precio. La empresa monopolista fijará el precio de venta del producto que
le permita maximizar sus beneficios. La empresa se enfrenta a la curva de demanda del
mercado, que es decreciente, por lo que deberá tener en cuenta la influencia de la cantidad
producida sobre el precio. Por lo tanto, el monopolista puede actuar sobre el precio o sobre la
cantidad de producto, pero no sobre ambas variables a la vez.” (Freire Rubio, 2006, pág. 115)

Características del monopolio

•Una única empresa productora y vendedora del producto/servicio.

•No existen bienes o servicios sustitutos.

•El número de compradores es grande y está atomizado.

•Muy rígidas barreras de entrada al mercado.

•El monopolista tiene poder para fijar el precio.

•No hay movilidad perfecta de los factores de producción.


Oligopolio

“Un oligopolio es una industria que está dominada por unas cuantas empresas que, en virtud
de sus dimensiones individuales, son lo suficientemente grandes para influir en el precio de
mercado. Existen diferentes modalidades de oligopolios.” (Case, 2012, pág. 293)

Competencia monopolística

la competencia monopólica. Al igual que la competencia perfecta, una industria


monopólicamente competitiva es aquella en la cual la entrada es fácil y la existencia de
muchas empresas es la norma. Sin embargo, en contraste con una empresa perfectamente
competitiva, las organizaciones en este tipo de industrias no elaboran bienes homogéneos. En
vez de ello, cada compañía elabora una versión ligeramente distinta de un producto. Estas
diferencias de productos originan cierto poder de mercado. En una industria
monopólicamente competitiva, una empresa puede cobrar un precio más alto que los
competidores sin perder a todos sus clientes. En este capítulo analizaremos el sistema de
precios en estas industrias.