Sei sulla pagina 1di 1

LOS CALENDARIOS ANCESTRALES Y LA RECUPERACIÓN DE NUESTRA IDENTIDAD

Nuestros ancestros sabían de la importancia de conocer y seguir el ritmo de los


cambios del Multiverso1 expresados también en los ciclos de la Madre Tierra y el
Padre Cosmos, teniendo principalmente una referencia astronómica; es decir que
no constituyen simplementeuna convención humana, se trata de calendarios luni-
solares, ya que están enmarcados bajo las fases del sol y de la luna.
Así, el calendario originario andino amazónico que está distribuido en trece
meses de 28 días marca un ciclo solar completo de 364 días (en aymara decimos
un mara). El día número 365 está dedicado a la ceremonia del Padre Sol, en el
solsticio de invierno (en aymara decimos WillkaUru,Willka= Sol y Uru= día).
¿Cómo nace la división del mes en 28 días? En aymaraPhaxsi significa “mes” y
también “luna”, señalando una clara relación entre ambos. Las cuatro fases
lunares tienen una duración de siete días cada una aproximadamente y las cuatro
semanas que tiene un mes suman ciclos de 28 días.
Los calendarios ancestrales acompañan manifestaciones de la naturaleza como
los solsticios y equinoccios que no sólo permiten sembrar y cosechar en el
momento preciso, sino que permiten unirnos y vivir en armonía con la
naturaleza.Reflejan y acompañan los relojes cósmicos del multiverso.
El Templo de Kalasasaya en Tiwanaku, permite observar los cambios de la
trayectoria del Padre Sol con respecto a la Madre Tierra, marcando los cambios
de estación y por consiguiente, la emanación de diferentes tipos de energía
solar, que además coinciden con algunos lugares energéticos de gran
trascendencia. Así, los rayos solares el 21 de Junio (solsticio de invierno) entran
por el lado noreste del Templo. Este lado además coincide con los picos del
nevado Illampu. Los rayos solares el 21 de Marzo y el 21 de Septiembre
(equinoccios de otoño y primavera respectivamente) entran por la parte central.
Y finalmente, los rayos solares el 21 de Diciembre (solsticio de verano) entran
por el lado sudeste y se alinean con el nevado Illimani.
En nuestra cosmovisión los parámetros que el tiempo brinda nos permiten
percibir la expresión gradual del Multiverso. Contemplan fenómenos cósmicos y
telúricos que son cíclicos y etapas de 9, 18, 50, 500, 2.000 y 4.000 años
básicamente, pues cada una de estas etapas expresa cambios en el proceso de la
historia.Estudiosos plantean que cualquier pueblo o sociedad que quiera tener en
sus manos su propia historia, debe entender la dinámica del tiempo, pues la
expresión de sus sociedades depende de su calendario. Por esta y muchas otras
razones es trascendental proyectar la recuperación de los calendarios
ancestrales, como parte del proceso de reconstitución de nuestra identidad y por
lo tanto de nuestra fuerza.
1
Concepto que se contrapone al de Uni-verso.

Interessi correlati