Sei sulla pagina 1di 10

NOMBRE CIENTIFICO

Cilantro
Nombre común: Cilantro, Cilantro de Castilla
Nombre científico:
Coriandrum sativum
Familia botánica: Umbelíferas
ORIGEN

Aunque es difícil demostrar donde nació esta poderosa hierba, expertos sugieren que
esta valiosa planta surgió en el Este Cercano o en el Sur de Europa dado al hecho
de que estas regiones contienen grandes cantidades de la hierba en estado silvestre.
Arqueólogos también han hallado remanentes del cultivo del cilantro en las tumbas
de los antiguos egipcios, incluyendo la del famoso Rey Tutankamón

Si bien su origen es incierto, se cree que el cilantro es originario del sureste de


Europa y del norte de África. En la actualidad, puedes encontrarlo en toda Europa y
también en países como China, India, Turquía así como en el continente
latinoamericano.

Se trata de una hierba rica en aceites que ha tenido diversos usos debido a sus
bondades aunque se destaca por sus usos culinarios y medicinales.

El cilantro también fue cultivado en la antigua Grecia; las hojas se usaban como
alimento y el robusto aceite esencial se aprovechaba para hacer perfumes. Los
romanos luego introdujeron la hierba a lo que hoy es la Inglaterra moderna en
tiempos medievales, donde se usaba para disfrazar el olor de la carne putrefacta.
Desde Europa, los británicos trajeron el cilantro a las colonias de Norteamérica en
1670, y desde entonces ha sido popular en América.
VARIEDAD (TIPOS) DE CILANTRO.

Descripción Cilantro Comun

Variedad de floración precoz, con una buena producción


de semilla. Recomendada para la cosecha de frutos
maduros, para su uso en alimentación o en farmacia.

Descripción Slowbolt

Variedad de floración tardia, apta para cultivo


exterior.Produce plantas muy densas de hojas verde
oscuro. Recomendada para corte en verde por su alto
rendimiento en hojas.

Altura planta: 30-50 cm

Descripción 99057

Selección para invernadero y produccion en


maceta.Variedad de porte bajo, valorada por su rápida
emergencia y crecimiento uniforme para producción
en maceta.Produce plantas densas de hojas verde
oscuro. Altura: 30-50 cm

Korios: Esta variedad de cilantro es de floración tardía, apta para cultivo


exterior. Es muy resistente al calor y mide entre 30 a 50 cm. Produce
plantas vigorosas de rápido crecimiento con tallos gruesos.
CÓMO CULTIVAR CILANTRO

El cilantro (Coriandrum sativum) es una planta con hojas sabrosas de color verde
oscuro, que se cosecha fresco y se utiliza para condimentar una gran variedad de
platos asiáticos y latinos. También se le conoce como “perejil chino” o “culantro”. El
cilantro no es difícil de cultivar, las semillas se pueden plantar directamente en el
suelo apenas pase todo el peligro de las nevadas o también se pueden sembrar en
una maceta. A continuación, te diremos cómo hacerlo.

1.- Escoge la época del año. La mejor época para cultivar cilantro depende del lugar
dónde vives. El cilantro no sobrevive a condiciones heladas, pero tampoco soporta el
calor extremo. En climas templados, la mejor época para empezar a cultivar cilantro
es a finales de primavera, entre los meses de marzo y mayo (en el caso del
hemisferio norte). En climas más tropicales, el cilantro crece mejor durante épocas
más frías y secas del año, como en el otoño.

 También puedes plantar exitosamente el cilantro a finales del verano y dejar


que crezca durante el otoño.
 Si el clima se pone muy caliente, las plantas de cilantro comenzarán a brotar,
lo que significa que florecerán y dejarán semilla, así que escoge sabiamente la
época del año para sembrar. Para aprovechar mejor el clima, siembra las
semillas en interiores y luego trasládalas al exterior cuando el clima mejore.

2.- Prepara un lugar en tu jardín. Escoge un pedazo de tierra donde el cilantro tenga
exposición total al sol. Puede soportar algo de sombra en las zonas del sur donde el
sol se pone muy caliente durante el día. El suelo debe estar ligero y bien drenado
con un pH entre 6,2 y 6,8.[1]

 Si deseas preparar el suelo antes de sembrar, utiliza una pala, motocultor o


laya para crear una superficie de entre 5 y 8 cm (2 y 3 pulgadas) de abono
orgánico, como la composta, las hojas en descomposición o el estiércol sobre
la capa superior de la tierra. Rastrilla el área para dejarla suave antes de
sembrar.
3.- Siembra las semillas de cilantro. Siembra las semillas a 5 mm (¼ pulgada) de
profundidad, separadas entre 15 y 20 cm (6 y 8 pulgadas), en filas con
aproximadamente 30 cm (1 pie) de distancia. Las semillas de cilantro necesitan
bastante humedad para germinar, así que asegúrate de regarlas frecuentemente.
Necesitan cerca de 3 cm (1 pulgada) de agua a la semana. Se supone que
germinarán al cabo de 2 a 3 semanas.[2]

 Como el cilantro crece tan rápido, debes sembrar un nuevo lote de semillas
cada 2 o 3 semanas para asegurarte de tener un suministro fresco de cilantro
durante toda la temporada de cultivo.

4.- Cuida el cilantro. Una vez que las semillas alcancen una altura cercana a los 5 cm
(2 pulgadas), puedes fertilizarlas con fertilizante de nitrógeno soluble en agua. Ten
cuidado de no sobrepasarte con el fertilizante, solo necesitas alrededor de 1/4 taza
por cada 7,5 m (25 pies) de espacio cultivado.

 Una vez que las plantas se establecen, no necesitan de mucha agua. Tu


objetivo es mantener el suelo húmedo (pero no empantanado), ya que el
cilantro es una hierba de clima seco.

5.- Evita la sobrepoblación. Detén la sobrepoblación de cilantro, cortando las plantas


que tengan entre 5 y 8 cm (2 y 3 pulgadas) de alto. Quita las plantas más pequeñas y
deja que crezcan las más fuertes, dejando una distancia de entre 20 y 25 cm (8 y 10
pulgadas) entre cada planta. Puedes utilizar las plantas más pequeñas para cocinar
o comer.[4]

 También puedes evitar que crezca la mala hierba cubriendo con un poco de
mantillo alrededor de la base de las plantas apenas sean visibles por encima
del suelo.

6.- Cosecha el cilantro. Recoge el cilantro cortando las hojas y tallos individuales de
la base de la planta (cerca del suelo) cuando el tallo tenga entre 10 y 15 cm (4 y 6
pulgadas) de altura. Utiliza los brotes nuevos y frescos en la cocina, no utilices los
más viejos (los que parecen helecho) debido a que pueden saber amargo.[1]

 No cortes más de un tercio de las hojas en una sola cosecha, sino la planta
podría debilitarse.
 Después de cosechar las hojas, la planta continuará creciendo durante al
menos 2 a 3 ciclos más.

7.- Decide si vas a dejar que las plantas de cilantro florezcan. Tarde o temprano las
plantas de cilantro florecerán. Cuando eso pase, la planta deja de producir nuevos
brotes frescos con hojas comestibles. En este punto, algunas personas cortan las
flores con la esperanza de que la planta produzca más hojas.

 Sin embargo, si quieres recoger semillas de cilantro, debes dejar que florezca.
Cuando la flor muera, podrás cosechar las semillas de cilantro y las podrás
usar en la cocina.
 Puedes dejar que las semillas caigan naturalmente al suelo de modo que
estas crezcan por sí solas, proveyéndote de más plantas de cilantro para
cultivar la próxima temporada de siembra. También puedes guardar las
semillas secas y plantarlas en la siguiente temporada.
CUIDADOS

Pasos A Seguir:

1.- Lo primero que deberás hacer será plantar el cilantro en macetas o directamente
sobre el suelo de tu huerto o jardín. Podrás elegir entre hacerlo mediante semillas o
comprando una pequeña planta que deberás trasplantar para que pueda crecer
correctamente. Puedes ver todos los detalles en nuestro artículo sobre cómo se
siembra el cilantro.

2.- Entre los cuidados básicos del cilantro, toma vital importancia la ubicación que
elijas para las plantas, ya que necesitan recibir luz solar durante buena parte del día.
De este modo, deberás colocar macetas y tiestos en tu terraza o balcón, o elegir una
zona soleada de tu jardín o huerto para plantarlas.

3.- En cuanto al suelo o sustrato para el cilantro, deberás asegurarte de que cuenta
con un buen sistema de drenaje que ayude a mantenerlo húmedo pero a la vez evite
que el agua quede encharcada.

4.- El riego nunca deberá ser demasiado abundante, ya que el cilantro requiere
humedad en la tierra pero no tolera nada bien el exceso de agua. Como toda planta,
en verano deberemos asegurarle el suministro de agua, mientras que en invierno
podremos espaciar la frecuencia al regar.

5.-El cilantro puede ser abonado con estiércol, mientras que el aporte de nitrógeno le
resultará perjudicial. También será importante mantener las plantas de culantro libres
de malas hierbas, en especial si las has sembrado directamente sobre el suelo.

6.- Es importante saber que el cilantro es una planta anual, por lo que deberás ir
renovándola para poder disfrutar del intenso sabor sus hojas en casa y sus
propiedades medicinales.
RIEGO

Para cultivar cilantro necesitas un clima templado. El cilantro no es exigente en el


caso del suelo, aceptando los terrenos silíceo-arcillosos, algo calcáreos, ligeros,
frescos, permeables, profundos e incluso en los ligeramente ácidos, prefiriendo los
calizos. Para un mayor éxito de tu cultivo, procura sembrarlo en primavera, cuando
ha pasado la época de las heladas.

Antes de iniciar el proceso de siembra, hay que elegir un espacio donde el suelo
drene bien y que además esté expuesto al sol durante las mañanas para luego
recibir sombra cuando las temperaturas se elevan.

Una vez seleccionado el terreno, sólo hay que plantar las semillas en forma directa y
en fila cubriéndolas luego con tierra. Las semillas deben ser plantadas a no más de 1
cm. de profundidad para entonces recibir la luz solar. Por otra parte, las filas deben
tener unos 38 cm. de separación. Se recomienda enriquecer la tierra con abono
orgánico.

El riego

Una vez plantadas las semillas, hay que regar la superficie pulverizando la zona para
así mantener el suelo húmedo hasta la germinación. Luego hay que rociar con un
poco de agua cuando el clima esté caluroso y seco. No hay que regar por demás
pues el cilantro es una hierba de clima seco.
LA COSECHA

El cilantro se cosecha cuando las plantas tienen entre 10 y 15 cm. de altura. Se


realiza a los 40 – 60 días tras la siembra y hasta los 4 meses en el caso de la semilla
madura.

Se recolecta fresco para utilizar en gastronomía. También pueden secarse las hojas
o bien congelarse para su uso posterior. Si se lo mantiene a una temperatura de 0º C
puede conservarse entre 18 y 22 días.
COMERCIALIZACIÓN

Las exportaciones de esta especie muestran incrementos tanto en


Volumen como en valor.