Sei sulla pagina 1di 3

Estudiante: Angélica María Becerra Estrada

Título: El diálogo como fármaco para el olvido y la escritura como veneno para la memoria. EL
DIALOGO COMO ELEMENTO DE TRANSMISION DEL CONOCIMIENTO.
Enfoque: Mito.
Pregunta investigativa: ¿cuál es la importancia que poseen la escritura y el dialogo para conservar
y transmitir el conocimiento?
Objetivo general: Rastrear y evidenciar la importancia de la escritura y el diálogo para el proceso
de conservación y transmisión del conocimiento en el pensamiento.
Objetivos específicos:
• Resaltar la importancia de la memoria para Platón en el proceso del conocimiento.
• Evidenciar la visión Platónica sobre la utilidad del mito (símil) como método para la transmisión
de conceptos dados a través del diálogo.
• Mostrar la utilidad de la oralidad en el método dialéctico.
• Rescatar el porqué de la objeción de Platón con respecto a la escritura y el discurso escrito.
• Contrastar el diálogo y la escritura como formas de conservación y transmisión del conocimiento.
Descripción y Justificación: La palabra y la escritura han sido consideradas como las dos formas de
comunicación del pensamiento humano, es evidente que en el mundo de la Grecia antigua, tanto la
oralidad como la escritura estaban presentes en la transmisión y conservación de su tradición/cultura
(epos), tradición que constituía el cuerpo ético-político(ethos) de la Polis griega, fundada a partir de
narraciones y relatos conocidos como mitos, a los cuales, Platón realiza una crítica, al rechazar la
alegoría y el carácter extraordinario, fantástico y el supuesto modelo ético virtuoso en ellos expresado;
de estos relatos Platón sólo rescata la utilidad de persuadir y la capacidad de llegar a cualquier público,
junto con la facilidad de comprensión que estos brindan al ser relatos sencillos, además de presentar
hechos inverificable en el tiempo y el espacio; de este modo, Platón saca ventaja de la utilidades de
los mitos y los usa como método para facilitar la comprensión de su teoría educativa, una herramienta
de relevo al discurso filosófico, al prendarlos de los conceptos, de modo que éstos sean más fácilmente
expuestos y entendidos; en sus obras, el filósofo hace uso del mito para apoyar su discurso
argumentativo, al llevar a el interlocutor a seguir y comprender la finalidad del diálogo, como es el
caso del mito de Theuth, donde se narra el encuentro entre el dios inventor egipcio Theuth o Tot, y el
faraón Thamus. Platón no trata de relatar y mostrar hechos de apariencia extraordinarios, sino toma
e interviene éste mito a favor de su argumentación, al presentar este encuentro entre personajes
ficciosos para tratar una cuestión: la utilidad de la escritura en la conservación y transmisión del
conocimiento; al preguntarse si esta es fármaco o veneno para la memoria y a su vez la forma
verdadera de preservar el recuerdo del conocimiento; ya que, para Platón no existe un proceso de
aprendizaje sino un proceso de anamnesis o recuerdo de lo que alguna vez fue conocido por el alma,
antes de que se diera la unión antinatural del cuerpo y el alma; por esto, este texto tratará de rastrear
la importancia o banalidad de la escritura para el proceso del pensamiento, y, a su vez, de su
contraparte: el dialogo, para investigar si el uso de la palabra puede expresar o no el pensamiento y
obtener acceso al conocimiento.
Palabras clave: Mito, anamnesis, recuerdo, olvido, memoria, tradición, oralidad, escritura, utilidad,
fármaco, veneno, conocimiento.

***

Desde su aparición en la historia, el ser humano se ha preocupado por preservar su memoria


cultural, ese conocimiento que ha adquirido en un determinado momento, y posteriormente,
ha conservado gracias a la tradición. Es evidente la gran importancia que el ser humano da
a recordar lo que ha estado y está vivenciando, no solo como individuo, sino como
colectividad: acontecimientos significativos, normas de convivencia, inventarios, fechas,
cuentas, etc. todo lo que encierre su cotidianidad, es pues, la memoria de cultura colectiva.
De modo que, la transmisión de la tradición es la necesidad de no dejar al olvido todo lo
ocurrido, ya que, la ausencia de memoria colectiva, implicaría, la carencia de importancia
en los hechos acontecidos; por ello, el proceso de comunicación del conocimiento, requería
de algún medio de transmisión y conservación, requerimiento al cual la humanidad dio la
oralidad y la escritura como respuesta, ya que estas dan la posibilidad de crear un lenguaje
común, dotado de significaciones y rasgos del pensamiento de cada individuo con respecto a
lo que conoce del pasado y lo que recuerda de éste en el presente, rasgos que luego se hacen
intrínsecos en el colectivo; este carácter dado primeramente como código individual, y,
posteriormente, con la interacción de los singulares, lleva a la creación del código plural o
lenguaje colectivo, en el cual reside la memoria de todos, al recordar y traer lo conocido del
pasado al presente, al ahora; Emilio Lledó, en su obra La Memoria del Logos habla sobre
la importancia de éste lenguaje para la preservación de la memoria, pues piensa que:

Desde nuestro mismo cuerpo, cada día distinto, desde nuestros propios y personales
recuerdos, hasta la inmensa memoria del lenguaje en el que nacemos, que nos educa y
nos remite continuamente a lo ya sido, la experiencia concreta de cada hombre carece de
consistencia si no está anclada en todo aquello que, como cultura, precedió al inmediato
presente en el que alienta. (Lledó. 1984, p. 9)
De modo que, en cada grupo humano, la presencia de historia y memoria cultural es
fundamental para la identidad y existencia de éste, por ello se ha recurrido a la tradición
escrita y oral para preservarla. Debido a esto, en cada civilización surge la necesidad de un
génesis, un origen de su historia, el recuerdo principal que los caracterice y defina, aquello
que explique él porque de su existencia, por ello, aparece el mito.

El mito entra en la historia para dar significación a la cultura, siendo la base de la tradición
y la forma de explicar el origen de lo desconocido, además, al ser un relato extraordinario
no tiene que ajustarse a la verificación en el tiempo y espacio, de este modo no se pone en
juicio su grado de verdad; éste relato brinda la apariencia de un pasado digno de ser
recordado , ya muestra acontecimientos inusuales, con protagonistas divinos, heroicos y
fantásticos, los cuales hacen posible la creación del cosmos , dando el sentido a la vida del
hombre , respondiendo a la pregunta ¿ cómo se originó lo existente y cuáles fueron sus
causas? ¿Por qué el hombre es como es, en cuanto a su fisionomía, carácter, alma y
pensamiento?

El papel del mito dentro de la tradición, y cultura,

Referencias Bibliográficas:
Platón. (1988). Diálogos, III. Fedón; Banquete; Fedro (1). Madrid: Editorial Gredos.
Brisson, L. (2005). Platón, las palabras y los mitos. Madrid: Abada Editores.
Buela, A. (2009). Los mitos Platónicos vistos desde América. Buenos Aires: THEORIA.
Lledó, E. (1984). La memoria del logos. Madrid: THAURUS EDICIONES.