Sei sulla pagina 1di 6

EL PECADO DE REBELIÓN

- Texto: Números 16:1-3


- Serie: De Egipto a Canaán
- Meta: Que los creyentes se sujeten a las autoridades puestas por Dios en todo
aquello que no contradiga la Palabra de Dios.
- Fecha:
- Lugar:

Introducción: Rebelión significa simplemente rechazo a la autoridad. Dios establece


autoridades con la finalidad que lo representen a él.

En el cielo también hay un orden establecido por Dios: 1Co 11:3 Pero quiero que sepáis
que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la
cabeza de Cristo.

Eso no significa que Cristo no tiene la misma dignidad, coigualdad y poder que Dios el
Padre. Cristo es una persona con coexistencia, poder y gloria tan igual como Dios el
Padre, PERO a causa del ORDEN que debe haber en el cielo, toma posición de HIJO y
por lo tanto tiene una autoridad sobre él y se sujeta al Padre.

1Co 15:28 Pero luego que todas las cosas le estén sujetas, entonces también el Hijo
mismo se sujetará al que le sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos.

¿Por qué no puede haber dos líderes en un mismo grupo? Porque eso generaría
opiniones encontradas, voluntades distintas y al final división.

Dios no quería que su pueblo Israel se dividiera sin rumbo, por ello estableció un líder:
Moisés, y un sumo sacerdote Aarón, con la finalidad que todos sepan hacia dónde ir,
qué hacer y cómo acercarse a Dios.

Si Dios es quien establece las autoridades, él también pide sometimiento a ellos. Y sabe
castigar cuando una persona se rebela a las autoridades que Dios ha puesto. Eso pasó
con Coré, Datán y Abiram. Ellos se rebelaron contra Moisés, y por lo tanto estaban
rechazando a Dios ¿Qué sucedió?

I. Coré desafía a Moisés y a Aarón


Num 16:1-3 Coré hijo de Izhar, hijo de Coat, hijo de Leví, y Datán y Abiram hijos de
Eliab, y On hijo de Pelet, de los hijos de Rubén, tomaron gente, 2 y se levantaron
contra Moisés con doscientos cincuenta varones de los hijos de Israel, príncipes de la
congregación, de los del consejo, varones de renombre. 3 Y se juntaron contra Moisés
y Aarón y les dijeron: ¡Basta ya de vosotros! Porque toda la congregación, todos ellos
son santos, y en medio de ellos está Jehová; ¿por qué, pues, os levantáis vosotros
sobre la congregación de Jehová?

a) Coré no estaba contento en el lugar que Dios le puso


- Coré era levita y Dios le había asignado un trabajo particular a ellos:
Num 1:50-51 sino que pondrás a los levitas en el tabernáculo del testimonio, y
sobre todos sus utensilios, y sobre todas las cosas que le pertenecen; ellos
llevarán el tabernáculo y todos sus enseres, y ellos servirán en él, y acamparán
alrededor del tabernáculo. 51 Y cuando el tabernáculo haya de trasladarse, los
levitas lo desarmarán, y cuando el tabernáculo haya de detenerse, los levitas lo
armarán; y el extraño que se acercare morirá.

- Muchas veces algunos hermanos creen que lo que hacen para Dios es algo sin
importancia, quieren figurar más y tener mayor autoridad y control, entonces
comienzan a generar una rebelión en la iglesia.

- Ojo: No hay ningún trabajo menospreciable para Dios. Todo servicio para Dios es
especial y cada uno recibirá su recompensa:

Num 16:8-10 Dijo más Moisés a Coré: Oíd ahora, hijos de Leví: 9 ¿Os es poco
que el Dios de Israel os haya apartado de la congregación de Israel, acercándoos
a él para que ministréis en el servicio del tabernáculo de Jehová, y estéis delante
de la congregación para ministrarles, 10 y que te hizo acercar a ti, y a todos tus
hermanos los hijos de Leví contigo? ¿Procuráis también el sacerdocio?

1Co 12:17-25 Si todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo fuese
oído, ¿dónde estaría el olfato? 18 Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada
uno de ellos en el cuerpo, como él quiso. 19 Porque si todos fueran un solo
miembro, ¿dónde estaría el cuerpo? 20 Pero ahora son muchos los miembros,
pero el cuerpo es uno solo. 21 Ni el ojo puede decir a la mano: No te necesito, ni
tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros. 22 Antes bien los
miembros del cuerpo que parecen más débiles, son los más necesarios; 23 y a
aquellos del cuerpo que nos parecen menos dignos, a éstos vestimos más
dignamente; y los que en nosotros son menos decorosos, se tratan con más
decoro. 24 Porque los que en nosotros son más decorosos, no tienen necesidad;
pero Dios ordenó el cuerpo, dando más abundante honor al que le faltaba, 25 para
que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se
preocupen los unos por los otros.

1Co 12:28 Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego


profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que
sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas. 29
¿Son todos apóstoles? ¿son todos profetas? ¿todos maestros? ¿hacen todos
milagros? 30 ¿Tienen todos dones de sanidad? ¿hablan todos lenguas?
¿interpretan todos?

b) La hipocresía de Coré
Num 16:3 Y se juntaron contra Moisés y Aarón y les dijeron: ¡Basta ya de vosotros!
Porque toda la congregación, todos ellos son santos, y en medio de ellos está
Jehová; ¿por qué, pues, os levantáis vosotros sobre la congregación de Jehová?

- Los rebeldes rara vez dan la razón real para sus ataques: El egoísmo y la envidia
- Es cierto que toda la nación era santa para Dios, pero Él había colocado a algunas
personas en posiciones de liderazgo según quiso.
- Lo mismo es cierto en la iglesia de hoy: Dios ama a todos los santos, pero a
algunos se les han dado dones y oficios espirituales para la obra del ministerio (Ef
4:15-16)
- Se nos estimula a desear los mejores dones pero no a codiciar el oficio espiritual
de otro.
- Si un creyente quiere un lugar de liderazgo espiritual, que demuestre que es digno
por su carácter y conducta (1Ti 3:1 ss)

c) Rebelarse contra una autoridad es rebelarse contra Dios


Num 16:4-7 Cuando oyó esto Moisés, se postró sobre su rostro; 5 y habló a Coré y
a todo su séquito, diciendo: Mañana mostrará Jehová quién es suyo, y quién es
santo, y hará que se acerque a él; al que él escogiere, él lo acercará a sí. 6 Haced
esto: tomaos incensarios, Coré y todo su séquito, 7 y poned fuego en ellos, y
poned en ellos incienso delante de Jehová mañana; y el varón a quien Jehová
escogiere, aquel será el santo; esto os baste, hijos de Leví.

Num 16:11 Por tanto, tú y todo tu séquito sois los que os juntáis contra Jehová;
pues Aarón, ¿qué es, para que contra él murmuréis?

Ro 13:1-2 Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay


autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 2
De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los
que resisten, acarrean condenación para sí mismos.

II. DIOS DEFIENDE A SUS AUTORIDADES

1) Dios defendió a Aarón


Num 16:16-23 Después dijo Moisés a Coré: Tú y todo tu séquito, poneos mañana
delante de Jehová; tú, y ellos, y Aarón; 17 y tomad cada uno su incensario y poned
incienso en ellos, y acercaos delante de Jehová cada uno con su incensario,
doscientos cincuenta incensarios; tú también, y Aarón, cada uno con su incensario.
18 Y tomó cada uno su incensario, y pusieron en ellos fuego, y echaron en ellos
incienso, y se pusieron a la puerta del tabernáculo de reunión con Moisés y Aarón.
19 Ya Coré había hecho juntar contra ellos toda la congregación a la puerta del
tabernáculo de reunión; entonces la gloria de Jehová apareció a toda la
congregación. 20 Y Jehová habló a Moisés y a Aarón, diciendo: 21 Apartaos de
entre esta congregación, y los consumiré en un momento. 22 Y ellos se postraron
sobre sus rostros, y dijeron: Dios, Dios de los espíritus de toda carne, ¿no es un
solo hombre el que pecó? ¿Por qué airarte contra toda la congregación? 23
Entonces Jehová habló a Moisés, diciendo: 24 Habla a la congregación y diles:
Apartaos de en derredor de la tienda de Coré, Datán y Abiram.

- Dios siempre va a respaldar al que llama a ejercer un liderazgo en su iglesia.


- Dios respaldó a Pablo cuando la iglesia de Corinto no quiso reconocer su
autoridad
1Co 14:36-37 ¿Acaso ha salido de vosotros la palabra de Dios, o sólo a vosotros
ha llegado? 37 Si alguno se cree profeta, o espiritual, reconozca que lo que os
escribo son mandamientos del Señor.

2) La rebelión, el chisme y murmuración son castigadas duramente por Dios:


Num 16:25-35 Entonces Moisés se levantó y fue a Datán y a Abiram, y los
ancianos de Israel fueron en pos de él. 26 Y él habló a la congregación, diciendo:
Apartaos ahora de las tiendas de estos hombres impíos, y no toquéis ninguna cosa
suya, para que no perezcáis en todos sus pecados. 27 Y se apartaron de las
tiendas de Coré, de Datán y de Abiram en derredor; y Datán y Abiram salieron y se
pusieron a las puertas de sus tiendas, con sus mujeres, sus hijos y sus
pequeñuelos. 28 Y dijo Moisés: En esto conoceréis que Jehová me ha enviado
para que hiciese todas estas cosas, y que no las hice de mi propia voluntad. 29 Si
como mueren todos los hombres murieren éstos, o si ellos al ser visitados siguen la
suerte de todos los hombres, Jehová no me envió. 30 Mas si Jehová hiciere algo
nuevo, y la tierra abriere su boca y los tragare con todas sus cosas, y descendieren
vivos al Seol, entonces conoceréis que estos hombres irritaron a Jehová. 31 Y
aconteció que cuando cesó él de hablar todas estas palabras, se abrió la tierra que
estaba debajo de ellos. 32 Abrió la tierra su boca, y los tragó a ellos, a sus casas, a
todos los hombres de Coré, y a todos sus bienes. 33 Y ellos, con todo lo que
tenían, descendieron vivos al Seol, y los cubrió la tierra, y perecieron de en medio
de la congregación. 34 Y todo Israel, los que estaban en derredor de ellos, huyeron
al grito de ellos; porque decían: No nos trague también la tierra. 35 También salió
fuego de delante de Jehová, y consumió a los doscientos cincuenta hombres que
ofrecían el incienso.

- Dios nunca puede dejar sin castigo la murmuración, el chisme o la rebelión. Él


siempre va a castigarlo duramente porque es una rebelión directamente contra su
justicia, su soberanía y su santidad.

3) La familia de Coré aprendió la lección:


Núm 26:11 Mas los hijos de Coré no murieron.

- Aquí se nos dice que la familia de Coré no fue destruida. Esto explica por qué
tenemos salmos titulados «para los hijos de Coré» en nuestra Biblia (Sal 84:1-12;
Sal 85:1-13; Sal 87:1-7; Sal 88:1-18).
- Es evidente que los descendientes de Coré estaban contentos de ser ministros
humildes y no sacerdotes, porque escribieron en el Sal 84:10 : «Escogería antes
estar a la puerta de la casa de mi Dios, que habitar en las moradas de maldad»

- OJO: No importa el lugar en el que Dios te ponga, importa que sea la voluntad de
Dios ese lugar en el que estás. Pueda que no sea el más visible, pero es el lugar
que Dios quiere para ti.

III. AARÓN ERA UN HOMBRE QUE CONFIÓ EN DIOS

a) Testimonio de la justicia de Dios


Num 16:36-40 Entonces Jehová habló a Moisés, diciendo: 37 Dí a Eleazar hijo del
sacerdote Aarón, que tome los incensarios de en medio del incendio, y derrame
más allá el fuego; porque son santificados 38 los incensarios de estos que pecaron
contra sus almas; y harán de ellos planchas batidas para cubrir el altar; por cuanto
ofrecieron con ellos delante de Jehová, son santificados, y serán como señal a los
hijos de Israel. 39 Y el sacerdote Eleazar tomó los incensarios de bronce con que
los quemados habían ofrecido; y los batieron para cubrir el altar, 40 en recuerdo
para los hijos de Israel, de que ningún extraño que no sea de la descendencia de
Aarón se acerque para ofrecer incienso delante de Jehová, para que no sea como
Coré y como su séquito; según se lo dijo Jehová por medio de Moisés.

- Esos incensarios serían un recuerdo constante para Israel que Dios castiga la
rebelión contra la autoridad.
- Cuando uno examina el libro de Números se da cuenta que los capítulos 13-20
relatan 38 años. ¿Cuántas cosas pasarían en 38 años? MUCHAS y Dios solo
escogió algunas para que Moisés las escribiera ¿Por qué?

1Co 10:6 Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no
codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron.

b) Aarón supo cuidar su corazón


Num 16:41-48 El día siguiente, toda la congregación de los hijos de Israel
murmuró contra Moisés y Aarón, diciendo: Vosotros habéis dado muerte al pueblo
de Jehová. 42 Y aconteció que cuando se juntó la congregación contra Moisés y
Aarón, miraron hacia el tabernáculo de reunión, y he aquí la nube lo había
cubierto, y apareció la gloria de Jehová. 43 Y vinieron Moisés y Aarón delante del
tabernáculo de reunión. 44 Y Jehová habló a Moisés, diciendo: 45 Apartaos de en
medio de esta congregación, y los consumiré en un momento. Y ellos se postraron
sobre sus rostros. 46 Y dijo Moisés a Aarón: Toma el incensario, y pon en él fuego
del altar, y sobre él pon incienso, y vé pronto a la congregación, y haz expiación
por ellos, porque el furor ha salido de la presencia de Jehová; la mortandad ha
comenzado. 47 Entonces tomó Aarón el incensario, como Moisés dijo, y corrió en
medio de la congregación; y he aquí que la mortandad había comenzado en el
pueblo; y él puso incienso, e hizo expiación por el pueblo, 48 y se puso entre los
muertos y los vivos; y cesó la mortandad.

- Si Moisés hubiera tenido un espíritu amargado, hubiera permitido que la plaga


destruyera al pueblo.
- En lugar de eso, ordenó a su hermano Aarón que pasara por en medio de la plaga
con su incensario y que detuviera el juicio.
- Cuán poco se dio cuenta el pueblo del amor y sacrificio de Moisés por ellos.
- Muchas veces el pueblo de Dios maltrata a sus líderes, a sus pastores y no
reconoce el esfuerzo, amor y trabajo de ellos, por eso Pablo recuerda a la iglesia:
“Tenedlos en alta estima por causa de su labor”

c) Dios confirma su voluntad para con sus siervos


(LEER Num 17:1-13)

- Este pasaje nos muestra lo terrible de nuestra maldad humana: Se rebelaban una
y otra vez contra la autoridad de Moisés y Aarón.

- Este pasaje nos muestra lo terrible de nuestra ingratitud: El pueblo de Israel debía
ser agradecido con Moisés y Aarón por ocupar el cargo del que muchos no
hubieran querido estar (es estar expuesto a todo). Contrario a eso les hacían la
vida imposible.

- Este pasaje nos muestra lo terrible de nuestra persistencia en el pecado: Dios les
mandaba castigo pero no les dolía.
Amo 4:6-12 Os hice estar a diente limpio en todas vuestras ciudades, y hubo falta
de pan en todos vuestros pueblos; mas no os volvisteis a mí, dice Jehová. 7
También os detuve la lluvia tres meses antes de la siega; e hice llover sobre una
ciudad, y sobre otra ciudad no hice llover; sobre una parte llovió, y la parte sobre la
cual no llovió, se secó. 8 Y venían dos o tres ciudades a una ciudad para beber
agua, y no se saciaban; con todo, no os volvisteis a mí, dice Jehová. 9 Os herí con
viento solano y con oruga; la langosta devoró vuestros muchos huertos y vuestras
viñas, y vuestros higuerales y vuestros olivares; pero nunca os volvisteis a mí, dice
Jehová. 10 Envié contra vosotros mortandad tal como en Egipto; maté a espada a
vuestros jóvenes, con cautiverio de vuestros caballos, e hice subir el hedor de
vuestros campamentos hasta vuestras narices; mas no os volvisteis a mí, dice
Jehová. 11 Os trastorné como cuando Dios trastornó a Sodoma y a Gomorra, y
fuisteis como tizón escapado del fuego; mas no os volvisteis a mí, dice Jehová. 12
Por tanto, de esta manera te haré a ti, oh Israel; y porque te he de hacer esto,
prepárate para venir al encuentro de tu Dios, oh Israel.

Conclusión: Amados hermanos, no esperemos el duro castigo de Dios para


someternos a nuestras autoridades, hagámoslo porque eso agrada a Dios, y esa es su
voluntad.