Sei sulla pagina 1di 12

PARASITOS ECTOPARÁSITOS Y ENDOPARÁSITOS

PRESENTADO -.DIANA PARI PEREZ


PARASITOS ECTOPARÁSITOS Y ENDOPARÁSITOS

1. ¿QUÉ ES EL PARASITISMO?
El parasitismo es una interacción que se establece entre un organismo, denominado
parásito, y otro individuo, del cual obtiene los nutrientes durante su vida, y al que le
provoca un daño, pero sin causarle la muerte, por lo menos a corto plazo. El organismo
del cual se alimenta el parásito se denomina hospedero, al que también se le conoce
como huésped.

El parásito puede vivir a expensas de unos pocos individuos hospederos a lo largo de su


vida. Por lo tanto, existe una estrecha asociación entre el parásito y su hospedero.
Algunos biólogos consideran el parasitismo como una forma especial de depredación,
pero diferencian a los parásitos de los “depredadores verdaderos”, por cuanto estos
últimos causan la muerte de sus presas de manera más o menos inmediata, después de
atacarlas.

Los parásitos pueden ocasionar ciertos trastornos en los huéspedes. Si estos trastornos
se transforman en una enfermedad y ocasionalmente provocan la muerte del huésped,
al parásito se le llama patógeno. En los seres humanos, existen algunas enfermedades
relacionadas con parásitos patógenos, como por ejemplo el nematodo Ascaris
lumbricoides, que es un parásito que vive en el intestino humano y que genera variados
trastornos.

Algunos parásitos como los protozoos suelen ser transmitidos al hospedero a través de
otros organismos que actúan como vectores, es decir, como vehículos de transmisión
del agente infeccioso que no es afectado por él. Un ejemplo típico es el mosquito
Anopheles, que actúa como vector transmitiendo el parásito de la malaria (Plasmodium)
al ser humano, que es el hospedero definitivo.

2. CLASIFICACIÓN DE LOS DIFERENTES TIPOS DE PARÁSITOS


En relación a los tipos de parásitos, se pueden clasificar de acuerdo con el lugar donde
actúan. Así, podemos encontrar las siguientes categorías:

A. ECTOPARÁSITOS:
Son organismos que viven sobre su hospedero, como, por ejemplo, las pulgas, los
piojos y las garrapatas.

B. ENDOPARÁSITOS:
Estos organismos viven dentro de su hospedero. Por ejemplo, hay endoparásitos
intestinales, como la Tenia solium, que produce la teniasis, que se transmiten al ser
humano desde la carne de cerdo mal cocinada. Los endoparásitos que afectan
únicamente a las plantas son conocidos como endositos, mientras que si afectan a los
seres humanos y animales se conocen como endozoos.

C. MESOPARÁSITOS
Son aquellos que se caracterizan por tener una parte de su cuerpo en el exterior del
organismo del huesped, y la otra parte se encuentra “anclada” en los tejidos del
mismo.

3. TIPOS DE PARÁSITOS EN FUNCIÓN DE SU TAMAÑO

A. MICROPARÁSITOS
Los parásitos también se pueden clasificar en microparásitos, los que se multiplican
dentro del hospedero, a menudo dentro de sus células. Algunas especies de
microparásitos son especies de hongos y bacterias que pueden afectar a especies
vegetales.

B. MACROPARÁSITOS
y en macroparásitos, los que viven en las cavidades corporales y crecen dentro de su
hospedero, pero tienen un ciclo de vida que incluye “fases” que ocurren fuera de este,
para infectar a otros organismos. También, este tipo de parásitos puede vivir sobre su
hospedero.

4. CLASES DE PARÁSITOS EN FUNCIÓN DEL TIEMPO QUE HABITAN EN EL


HOSPEDERO

En esta clasificación podemos encontrar los parásitos temporales y los estacionarios


(que se dividirán a su vez en parásitos periódicos y parásitos permanentes)

A. PARÁSITOS TEMPORALES
Como su nombre bien indica, los parásitos temporales son aquellos que sólo habitan el
organismo de otro ser vivo de forma puntual, generalmente con el objetivo primordial
de alimentarse y, una vez cumplido su objetivo, abandonan dicho huésped.

B. PARÁSITOS ESTACIONARIOS
Estos parásitos son los que necesitan hospedar en el organismo de otro ser vivo
durante gran parte de su vida o durante toda ella. Dependiendo de si pasan toda su
existencia en el organismo de otro ser vivo o sólo una parte de ella se pueden dividir
en:

C. PARÁSITOS PERIÓDICOS
Son todos los que pueden habitar en el organismo de su huesped únicamente durante
una parte de su desarrollo, como por ejemplo la fase embrionaria. Una vez se han
desarrollado o han cumplido su objetivo, abandonan el ser vivo y continúan con una
vida de carácter no parasitario.

D. PARÁSITOS PERMANENTES
Son los parásitos que nacen, crecen, se reproducen y mueren en el organismo de otro
ser vivo. Es decir, consideramos parásitos permanentes a todos los que viven toda su
existencia en su huesped, exceptuando aquellos casos en los que el parásito pasa de
un huésped a otro.
5. OTROS TIPOS DE PARÁSITO

PARASITOIDES

Otro tipo de parásitos son los parasitoides, representados por ciertas especies de
insectos. Los adultos de estas especies son de “vida libre”, es decir, no viven como
parásitos de otros organismos. Sin embargo, las hembras ponen sus huevos dentro,
sobre o cerca de otros individuos, a menudo de otras especies de insectos. La larva que
eclosiona del huevo se desarrolla en el interior o sobre el hospedero y, con el tiempo,
lo consume casi por completo, causándole, inevitablemente, la muerte.

6. CURIOSIDAD SOBRE LOS PARÁSITOS: ¿QUÉ EFECTO TIENEN LOS PARÁSITOS EN LA


EVOLUCIÓN DE LAS POBLACIONES?
¿Qué efectos producen los parásitos en la evolu- ción de las poblaciones? Analiza el
siguiente ejemplo: un parásito del género Trypanosoma afecta al antílope africano,
provocándole una enfermedad llamada nagana. Se ha observado que, al introducir
antílopes provenientes de poblaciones sin esta enfermedad a poblaciones que han
sufrido la enfermedad, durante varias generaciones los organismos introducidos
mueren por la enfermedad: sin embargo, los de la población inicial sufren la infección,
pero sobreviven.

¿Qué ha ocurrido en este ejemplo? Aparentemente, en los antílopes ha evolucionado


una estrategia que le permite sobrevivir a los efectos de la infección por el parásito, y
esto se transmite de generación en generación. Los ecólogos interpretan este
mecanismo como producto de la selección natural.

Otro resultado de la evolución de la interacción parásito-hospedero parece ser el


desarrollo de una mayor resistencia en los organismos hospederos o una disminución
de la capacidad de daño del parásito. Es probable que se seleccionen los hospederos
con mayor grado de resistencia y tengan mayor éxito reproductivo que los que tienen
menor resistencia al ataque de los parásitos. Esto determinaría que los parásitos con
mayor capacidad de daño tengan menor oportunidad de reproducción y de dispersión
a otros huéspedes. Por lo tanto, se irán seleccionando los parásitos con menor
capacidad de dañar al hospedero.

7. TIPOS DE PARACITOS
A. Insectos picadores (hematófagos) que “chupan sangre” del ganado y pueden
transmitir enfermedades
 Mosca de los cuernos. D-RRRR. Enlace Problema secundario para caballos
ganaderos en ranchos de bovinos.
 Mosca del establo. DD. Enlace Problema mediano en todo el mundo.
 Moscas tsetse. DDD. Enlace Problema serio en África en todo tipo de mamíferos
domésticos.
 Moscas negras (simúlidos) y jejenes (culicoides). DD-R. Enlace Problema en
algunas regiones endémicas, a veces agudo.
 Mosquitos o zancudos. D-RRR. Enlace Problema secundario en todo tipo de
animales domésticos en todo el mundo.
 Pulgas. D-R. Enlace Problema local en animales estabulados en época húmeda y
cálida.
 Piojos. DD. Enlace Problema mediano sobre todo en animales estabulados en
época fría.
 Tábanos. DDD. Enlace Problema en todo tipo de mamíferos en época cálida en
todo el mundo.
 Hippobosca spp. Enlace, D. Problema secundario en Europa, Asia y África.

B. Insectos no picadores pero causantes de molestias y transmisores de ciertas


enfermedades
 Moscas domésticas. D-RRRRR. Enlace Problema sobre todo al interior de los
establos en época caliente y húmeda en todo el mundo.
 Otras moscas chupadoras. D. Enlace Problema sobre todo al interior de los
establos en época caliente y húmeda en todo el mundo.

C. Gusaneras o miasis: larvas de moscas que infectan sobre todo la piel y las
heridas
 Gusano barrenador. DDD. Enlace Problema en época cálida en todo tipo de
mamíferos al exterior en Américadel Sur, África y Asia.
 Tórsalo. DDD. Enlace Problema en época cálida en todo tipo de mamíferos
domésticos en América Latina.
 Gasterophilus spp, reznos equinos. DD. Enlace Problema mediano en todo el
mundo en verano y otoño.

D. Garrapatas (chupan sangre y transmiten enfermedades) y ácaros de la


sarna (no chupan sangre)
 Garrapatas Amblyomma. DDD-R. Enlace Problema en todo tipo de mamíferos en
pastoreo en época cálida y húmeda en trópico y subtrópico.
 Garrapatas Boophilus. D-RRRRR. Enlace Problema secundario para caballos
ganaderos en época cálida y húmeda en trópico y subtrópico.
 Garrapatas Dermacentor. DDD. Enlace Problema significante para caballos en
trópico y subtrópico de América.
 Garrapatas Haemaphysalis. DD. Enlace Problema en mamíferos domésticos en
regiones de Asia, África y Europa.
 Garrapatas Hyalomma. DD. Enlace Problema en mamíferos domésticos en
regiones de Asia, África y Europa.
 Garrapatas Ixodes. D. Enlace Problema en todo tipo de mamíferos en época cálida
y húmeda, sobre todo en países templados o fríos.
 Garrapatas Rhipicephalus. DD-R. Enlace Problema en mamíferos domésticos,
sobre todo en África.
 Ácaros de la sarna de caballos. D. Enlace Problema en caballos sobre todo en
época fría en todo el mundo, más en países templados o fríos.
 Garrapatas en caballos. Enlace. Artículo global sobre garrapatas en caballos.

Si no está familiarizado con la biología general de los parásitos externos


puede consultar los artículoscorrespondientes pulsando aquí para los insectos ,
las garrapatas o los ácaros de la sarna.

8 .PARÁSITOS INTERNOS (HELMINTOS, GUSANOS)


Una característica importante de los endoparásitos (a diferencia de los ectoparásitos) es
que no son directamente apreciables por el ganadero, sino que generalmente requieren
de pruebas de laboratorio para demostrar su presencia; sin embargo, en ocasiones el
impacto sobre la producción es más importante. Las pérdidas causadas son debidas al
efecto directo (daño tisular) que ejercen sobre el animal y que se refleja en reducción
en la ganancia de peso, muerte de animales jóvenes, reducción en la producción de
leche, disminución de la capacidad reproductiva, etc. Además, una importante
proporción de las pérdidas está representada por los costos indirectos, es decir, los
costos de los antiparasitarios, la baja utilización de las praderas, el riesgo de desarrollo
de resistencia a los antiparasitarios, el mayor riesgo de residuos en carne y leche, etc.

 Nematodos gastrointestinales
 Ciatostómidos, Pequeños estrongílidos. DDDD-RRR. Enlace Intestino grueso. Casi
siempre en infecciones mixtas, en todo el mundo. Actualmente el problema más
grave en caballos en numerosas regiones.
 Gongylonema spp. D. Enlace Esófago y estómago (rumen), en todo el mundo.
Probema menor en caballos.
 Habronema spp. DD. Enlace Estómago. En todo el mundo, en algunas regiones
bastante dañino.
 Oxyuris equi. D. Enlace Intestino grueso. De ordinario un prpoblema secundario
para caballos en todo el mundo.
 Strongyloides westeri. DDD. Enlace Intestino delgado. Una seria amenaza, sobre
todo para caballos jóvenes, en todo el mundo, más en regiones cálidas y húmedas.
 Strongylus spp. Grandes estrongílidos. DDDD. Enlace Intestino grueso. Casi
siempre en infecciones mixtas, en todo el mundo. Uno de los gusanos más dañinos
de los caballos.
 Parascaris equorum. DDD-RRR Enlace Intestino delgado. Un problema serio en
todo el mundo, sobre todo para caballos jóvenes.
 Trichostrongylus axei. DDD. Enlace Estómago e intestino delgado. Un problema
serio en todo el mundo, sobre todo para caballos jóvenes.

 Nematodos pulmonares
 Dictyocaulus arnfieldi. DDD-R. Enlace Tráquea, bronquios y bronquiolos. Problema
serio en todo el mundo, más en climas moderados y fríos, sobre todo para
caballos jóvenes.
 Nematodos en la piel y los ojos
 Onchocerca spp. D. Enlace Localización diversa. Diversas especies y órganos. En
todo el mundo, problema menor.
 Parafilaria multipapillosa. D. Enlace Piel. En todo el mundo, problema menor.
 Setaria equina. D. Enlace Cavidad peritoneal. En todo el mundo, de ordinario
problema menor.
 Thelazia lacrymalis.D. Enlace Alrededor de los ojos. En todo el mundo, de
ordinario un problema secundario.

 Trematodos (gusanos planos, duelas)


 Dicrocoelium spp. D. Enlace Duela menor del hígado. En todo el mundo, problema
ocasional en caballos.
 Fasciola hepatica. D-R. Enlace Duela del hígado. Conductos biliares del hígado,
tejido hepático y vesícula biliar. En todo el mundo, problema ocasional para
caballos.
 Fasciola gigantica. D. Enlace Conductos biliares del hígado y vesícula biliar. Asia,
África y Europa. Problema ocasional para caballos.
 Gastrodiscus aegyptiacus. D. Enlace. Problema secundario en África y parts de
Asia.
 Schistosoma spp. D. Enlace Vasos sanguíneos. Asia y África. De ordinario un
problema menor.

 Cestodos (gusanos cinta, tenias)


 Anoplocephala spp. D. Enlace Intestino delgado (válvula ileocecal). En todo el
mundo. De ordinario no es el mayor problema.
 Cysticercus tenuicollis. D. Enlace En órganos abdominales. En todo el mundo, de
ordinario un problema menor.
 Echinococcus granulosus. D. Enlace Quistes hidatídicos. En todo el mundo, de
ordinario un problema menor en caballos
 Paranoplocephala spp. D. Enlace Intestino delgado. En todo el mundo. De
ordinario no es el mayor problema.

Si no está familiarizado con la biología general de los gusanos helmintos


puede consultar los artículoscorrespondientes pulsando aquí para
los nematodos (gusanos redondos), trematodos (gusanos planos) o cestodos (gusanos
cinta).

9. OTROS PARACITOS EN ANIMALES


Parásitos broncopulmonares

La bronquitis verminosa de los bovinos es causada por Dyctiocaulus viviparus el cual


posee un ciclo de vida directo similar al de nemátodos gastrointestinales; la larva
ingerida llega al intestino, se transporta por la sangre hasta el pulmón, donde la larva
realiza su última muda y luego alcanza el estado de adulto ubicándose preferiblemente
en los bronquios. Los huevos producidos son expulsados con la tos y tragados por el
animal; estos embrionan dentro del bovino y solamente las larvas llegan a las heces de
los animales (tabla 1).

El efecto patógeno se asocia al efecto de cuerpo extraño, que causan larvas y adultos en
el tejido pulmonar. Su impacto sobre los animales depende de la cantidad de larvas
ingeridas y del estado de inmunidad previa; la enfermedad tiene cuatro fases, acorde a
la respuesta del animal luego de la infección con larvas: del día 0 al 7 post infección
(p.i.) pueden ocurrir problemas respiratorios por reacciones alérgicas en terneros que
poseen inmunidad y son sometidos a un intenso desafío larvario; del día 7 - 25 p.i., se
considera el período prepatente, puede existir bronquitis con pus verdoso (que si se
examina contiene larvas) pero no existen larvas en las heces; del día 26 - 55 p.i. es el
período patente, existe neumonía por cuerpo extraño y el examen fecal es positivo; del
día 56 - 70 p.i., ocurre el período post patente, empiezan a aparecer en el pulmón
lesiones crónicas (epitelización) y es cuando ocurre el 25% de las muertes (Benavides,
1996). El diagnóstico se debe basar en la historia y signos clínicos acompañado de la
evidencia de larvas en la materia fecal de los animales afectados o de sus compañeros
de hato.

Parásitos hepáticos

Entidad causada por la "Mariposa del Hígado" Fasciola hepática, es cual es un parásito
muy común en nuestras ganaderías de clima frío, especialmente en las zonas lecheras.
Las pérdidas asociadas con esta enfermedad pueden ser causadas por la muerte de las
vacas en edad productiva (hasta 33% de las vacas afectadas) pero lo más común son las
fasciolasis de tipo crónico que producen enflaquecimiento progresivo, anemia y en
consecuencia disminución en la producción de leche. En matadero la detección del
parásito en hígado es causa de decomiso inmediato del órgano.

El parásito es aplanado de 2.5 a 3 cm de largo, de color parduzco y de forma parecida a


la de una hoja. Además de afectar rumiantes, también se ha demostrado infestaciones
en los equinos e incluso en los humanos. La presencia del parásito animales está
determinada por la presencia de ambientes favorables para la reproducción de
caracoles que actúan como huéspedes intermediarios, tales como acumulaciones de
agua clara y rica en oxígeno o de cursos suaves de agua corriente. En cuanto a
diagnóstico, la forma de presentación más frecuente es la fasciolasis crónica, pero en
casos de intensas infestaciones se puede presentar fasciolasis aguda con muerte
repentina de animales; la presencia de cualquier cantidad de huevos en la materia fecal,
se considera indicativa de tratamiento.

Protozoarios del intestino (Coccidias)

La coccidiosis es causada por un protozoario microscópico que se multiplica en las


células del epitelio intestinal; existen cerca de 12 especies del género Eimeria, pero en
Colombia se considera que las más patógenas son: Eimeria zurnii, E. bovis y E.
ellipsoidalis (Rave et al., 1985). En el bovino, las coccidias cumplen todos sus estadios
en la mucosa intestinal y la enfermedad es debida al daño de las células epiteliales
parasitadas.

Los huevos expulsados en la materia fecal (ooquistes) contaminan fuentes de agua y


alimentos; los parásitos se ubican en la porción posterior del intestino delgado, ciego y
colon, donde hay destrucción de las células epiteliales, los ooquistes aparecen en las
heces tres semanas luego de la infección.

Existe un segundo tipo de coccidiosis la cual es causada por Cryptosporidium parvum el


cual tiene un ciclo de vida más corto (3 - 4 días) y posee gran importancia en salud
pública, por no ser específico en cuanto a la especie de mamífero que infecta y hallarse
altos niveles de infección en personas inmuno suprimidas (Corwin & Nahm, 1997).

En cuanto a su epidemiología, los animales más susceptibles son los terneros entre 3 y 6
meses de edad que aún no han adquirido inmunidad. El grado de patogenicidad está
regulado por la intensidad del desafío parasitario y por esto brotes enfermedad tienden
a estar asociados con terneros mantenidos en condiciones de hacinamiento, alta
contaminación fecal del medio y ambientes húmedos y sucios. En general se
encuentran infecciones múltiples abarcando más de una especie de coccidia; la mayoría
de animales en un grupo adquieren la infección, pero sólo una minoría desarrolla la
enfermedad clínica. En infecciones moderadas, luego del primer contacto, se desarrolla
una sólida inmunidad específica.

Animales más viejos que encuentran la infección por primera vez son generalmente
más resistentes y al menos que la descarga sea muy alta, la infección tiende a ser
asintomática. Infecciones con pequeños números de ooquistes son sobrepasadas por
los animales adultos y terneros más viejos, con el desarrollo de inmunidad. En un grupo
de animales, la infección se desarrolla ascendentemente y con ella una sólida
inmunidad; por esto se considera que es una enfermedad autolimitante. La
introducción de animales susceptibles a un grupo de este tipo puede producir
infecciones serias y hasta fatales.

El diagnóstico está basado en la detección de altos números de ooquistes en las heces,


combinado con una historia de enfermedad entérica en terneros. En muchos casos, los
signos clínicos pueden ser aparentes, antes de la aparición de ooquistes en las heces y
entonces se requiere del examen de raspados de la mucosa del intestino grueso para
buscar formas evolutivas del parásito.

El efecto del clima sobre la epidemiología parasitaria

A diferencia de lo que ocurre en regiones templadas, donde la temperatura es el factor


crítico; en el trópico el comportamiento epidemiológico de los parásitos
gastrointestinales está gobernado principalmente por la humedad, es decir está
relacionado con los patrones de precipitación pluvial (Sewell, 1988; Benavides, 1996).
La intensidad y distribución de las lluvias, al tiempo que regulan la disponibilidad de
forraje, determinan el grado de infestación de esas praderas con larvas de parásitos y
de esta manera la ocurrencia de parasitismo tipo 1 o tipo 2, dependiendo de las
estrategias utilizadas por el ganadero para manejar sus recursos forrajeros y de los
patrones de movilización de ganado entre los potreros de la finca.

Para entender la epidemiología de estos parasitismos, se deben describir los principales


tipos de clima (patrones de precipitación) que ocurren en el trópico, los cuales están
relacionados con las zonas de vida de Holdridge (1966); existen cuatro principales tipos
de clima tropical (tabla 3), a saber: climas permanentemente húmedos, áreas tropicales
con estación seca prolongada, regiones de trópico alto y climas permanentemente
áridos. A continuación se presentan las características de cada uno de ellos, con una
descripción de los principales componentes de la epidemiología parasitaria.

9. CONCLUCIONES

 Los paracitos son perjudiciales en la salud de los animales y también afecta en


la producción de los ganados en debido este tipo de problemas en la salud de
las animales.
 El control de las paracitos es muy importante y también el ciclo de crecimiento
del paracito para poder controlarlo o eliminarlos y también identificarlos
BIBLIOGRAFIA

 P.Junquerahttp://axonveterinaria.net/web_axoncomunicacion/auxiliarveterinario/3
1/AV_31_Ectoparasitos.pdfy ninguna fuente en el documento actual.

 https://www.esccap.org/uploads/docs/22hejwfj_esguian3_ectoparasitos_altausb.pdf
 http://parasitipedia.net/index.php?option=com_content&view=article&id=147&Itemi
d=223
 Benavides O., E. (1996). Diseño de planes racionales de control de
parásitos internos de los rumiantes con base en los resultados de
investigaciones sobre su dinámica poblacional. En "Epidemiología,
Diagnóstico y Control de Enfermedades Parasitarias en Bovinos" (Quirós,
J.E. & López, G. eds.). Compendio Nº 2. CORPOICA Regional 4, Plan
Nacional de Rehabilitación, PNR. Medellín, noviembre de 1996. pp. 79-
88.
 Corwin, R.M. & Nahm, J. (1997). Veterinary Parasitology. University of
Missouri. College of Veterinary Medicine. http://www.parasitology.org

 Dunn, A. (1978). Veterinary Helmintology. Second Edition. William


Heinemann Medical Books Ltd., London. 323 p.
 Holdridge, L.R. (1966). The life zone system. Adasonia 6(2), 199-203.
 Kaufmann, J. & Pfister, K. (1990).The seasonal epidemiology of
gastrointestinal nematodes in N´Dama cattle in Gambia. Veterinary
Parasitology 37, 45-54.

1. ANEXOS

ENDOPARACITOS