Sei sulla pagina 1di 5

Cómo estudiar y comprender la Biblia de

forma correcta

En el siguiente artículo presentamos los principios más sobresalientes y vitales, para


comprender de una forma correcta y disciplinada las Sagradas Escrituras.

Contenido [Ocultar]

 ORAR ANTES DE ESTUDIAR


 USE UNA CONCORDANCIA
 RESPETE SIEMPRE EL CONTEXTO DE CADA PALABRA
 USE VARIAS VERSIONES O TRADUCCIONES DE BIBLIA
 USE UN DICCIONARIO GRIEGO Y HEBREO
 RECUERDE QUE CRISTO ES EL CENTRO DE TODAS LAS ESCRITURAS.
 RECUERDE QUE LA HISTORIA SE REPITE
 NO INTRODUZCA ALGO QUE EL TEXTO NO DICE
 ¿ES DIFÍCIL ENTENDER LAS SAGRADAS ESCRITURAS?
 ¿CUAL ES EL PELIGRO DE NO SABER LEER LA BIBLIA?
 LAS PERSONAS QUE NO ESTUDIAN SON ENGAÑADAS

ORAR ANTES DE ESTUDIAR


Este es uno de los más grandes principios de interpretación Bíblica, ya que la oración nos
conecta con el trono de la gracia para abrirnos el entendimiento, Santiago dice que si
estamos faltos de sabiduría pidámosla a Dios (Santiago 1:5), la biblia fue inspirada por el
Espíritu Santo (2 Pedro 1:21), por lo tanto solo el Espíritu Santo nos puede conducir a esa
verdad (Juan 16:13).

“Siempre que uno se da al estudio de las Escrituras sin estar animado de un espíritu de
oración y humildad, susceptible de recibir enseñanza, los pasajes más claros y sencillos,
como los más difíciles, serán desviados de su verdadero sentido.” – {CS 512.2}

USE UNA CONCORDANCIA

La concordancia sirve para encontrar las palabras o los pasajes que hablan de mismo, y así
llegar al verdadero significado del texto.

“La Biblia es su propio exégeta. Un pasaje es la llave para abrir otros pasajes, y de esta
manera la luz se derramará sobre el significado oculto de la Palabra. El verdadero
significado de las Escrituras se hará evidente al comparar los distintos pasajes que tratan el
mismo asunto, y al examinar su relación en todo sentido”. – {EC 48.3}

“Porque mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón,
línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá.” (Isaías 28:10)

RESPETE SIEMPRE EL CONTEXTO DE CADA PALABRA

El contexto es lo que gira antes y después del texto, y este debe armonizar con todo lo que
dice la biblia sin contradicción. Hay palabras que aunque sean la misma, pero de acuerdo al
contexto pueden tener diferentes significados, notemos un ejemplo:

La levadura era un símbolo del pecado, en la fiesta de la pascua no se usaba levadura en el


pan (Éxodo 12:8; 1Corintios 5:6-7), un símbolo de la sangre de Cristo sin mancha y sin
contaminación (1Pedro1:18-19). Pero también la levadura puede representar la obra del
Espíritu Santo en la masa, ate sería la iglesia, notaremos que para la fiesta de las semanas o
como se conoce el Pentecostés, allí si se usaba levadura en el pan (Levítico 23:17), la
tipología es exacta, el Espíritu Santo cayó sobre la iglesia en el día del Pentecostés (Hechos
2:1-3). También la levadura representa hipocresía (Lucas 12:1), también la levadura
representa las falsas doctrinas de los fariseos (Mateo 16:12; Marcos 8:15), también la
levadura es símbolo del reino de Dios (Lucas 13:20-21).

“Con el fin de sostener doctrinas erróneas o prácticas anticristianas, hay quienes toman,
pasajes de la Sagrada Escritura aislados del contexto, no citan tal vez más que la mitad de
un versículo para probar su idea, y dejan la segunda mitad que quizá hubiese probado todo
lo contrario. Con la astucia de la serpiente se encastillan tras declaraciones sin ilación,
entretejidas de manera que favorezcan sus deseos carnales. Es así como gran número de
personas pervierten con propósito deliberado la Palabra de Dios. Otros, dotados de viva
imaginación, toman figuras y símbolos de las Sagradas Escrituras y los interpretan según su
capricho, sin parar mientes en que la Escritura declara ser su propio intérprete; y luego
presentan sus extravagancias como enseñanzas de la Biblia”. – {CS 512.1}

El contexto nos ayuda ha entender donde existen mandamientos, donde son parábolas,
metáforas, alegorías, analogías, donde hay profecías de tiempo, donde hay símbolos,
quiasmos y literalidad. Esto solo se puede lograr conociendo gramática y un estudio
sistemático de la biblia, esta es una de las razones el porque hay tantas enseñanzas absurdas
y descabelladas supuestamente sacadas de la biblia, pero son solo es fruto de ser
indisciplinados en el estudio de la biblia.

“Los dirigentes papales escogen en las Sagradas Escrituras los pasajes que mejor convienen
a sus propósitos, los interpretan a su modo y los presentan luego al pueblo a quien rehusan
al mismo tiempo el privilegio de estudiar la Biblia y de entender por sí mismos sus santas
verdades. Toda la Biblia debería serle dada al pueblo tal cual es. Más valiera que este no
tuviese ninguna instrucción religiosa antes que recibir las enseñanzas de las Santas
Escrituras groseramente desnaturalizadas”. – {CS 512.2}

USE VARIAS VERSIONES O TRADUCCIONES DE BIBLIA

Este principio es muy importante, ya que en la actualidad tenemos muchas traducciones de


Biblia, y la mayoría están mal traducidas, pero cuando se leen varias versiones ayuda a
esclarecer el significado del texto.

USE UN DICCIONARIO GRIEGO Y HEBREO

Esto le ayudará al ver el significado gramatical del texto, mostremos un ejemplo de esto.
Muchos usan Romanos 10:4 para enseñar que Cristo es el fin de la ley, pero al ver la raíz
gramática del texto nos ayuda a esclarecer el significado:

La palabra “fin” aquí se podría entender mal si no se estudia el significado original de la


palabra, en griego la palabra es [télos], que podría traducirse “objetivo, meta o propósito”,
esto significa que el objetivo de la ley es conducirnos a Cristo para ser justificados, en
ningún momento se debe de entender que [télos] significa que la ley caduco o dejo de
existir, esto seria sacar de contexto las palabras del apóstol. Pablo lo que está diciendo que
la función de la ley es conducirnos a Cristo para ser justificados por El.

RECUERDE QUE CRISTO ES EL CENTRO DE TODAS LAS


ESCRITURAS.

Jesus se refirió como El el centro de las Escrituras (Juan 5:39, 48-49; Lucas 24:27, 44-45).
No importa el tema que estemos estudiado, en ellos debemos encontrar a Cristo, porque
Cristo es el centro de las Escrituras.

“En toda página, sea de historia, preceptos o profecía, las Escrituras del Antiguo
Testamento irradian la gloria del Hijo de Dios. Por cuanto era de institución divina, todo el
sistema del judaísmo era una profecía compacta del Evangelio. Acerca de Cristo “dan
testimonio todos los profetas.” Hechos 10:43. Desde la promesa hecha a Adán, por el linaje
patriarcal y la economía legal, la gloriosa luz del cielo delineó claramente las pisadas del
Redentor. Los videntes contemplaron la estrella de Belén, el Shiloh venidero, mientras las
cosas futuras pasaban delante de ellos en misteriosa procesión. En todo sacrificio, se
revelaba la muerte de Cristo. En toda nube de incienso, ascendía su justicia. Toda trompeta
del jubileo hacía repercutir su nombre. En el pavoroso misterio del lugar santísimo, moraba
su gloria”. – {DTG 182.2}

RECUERDE QUE LA HISTORIA SE REPITE

Este una de los principios muy importantes a la hora de estudiar profecías apocalípticas.
Salomón dice: “¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo
mismo que se hará; y nada hay nuevo debajo del sol.” (Eclesiastés 1:9).

Este principio los uso Jesus a la hora de presentar los eventos final de la historia y dijo
“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.” (Mateo 24:37).

NO INTRODUZCA ALGO QUE EL TEXTO NO DICE

Muchas personas que el deseo de sostener una enseñanza preconcebida fuerzan el


significado del texto, hasta el punto de añadirle a las Sagradas Escrituras, la biblia condena
esto (Apocalipsis 22:18-19), Salomón dice “No añadas a sus palabras, para que no te
reprenda, Y seas hallado mentiroso.” (Proverbios 30.6), Dios lo prohibió también a los
Israelitas (Deuteronomio 4:2; 12:32).

El apóstol Pedro refiriéndose a esta clase de personas dijo: “Casi en todas sus epístolas,
hablando en ellas de estas cosas; entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las
cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras Escrituras, para su propia
perdición. Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que
arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza.” (2 Pedro 3:16-17).

¿ES DIFÍCIL ENTENDER LAS SAGRADAS ESCRITURAS?

“La Biblia no fué escrita solamente para el hombre erudito; al contrario, fué destinada a la
gente común. Las grandes verdades necesarias para la salvación están presentadas con tanta
claridad como la luz del mediodía; y nadie equivocará o perderá el camino, salvo los que
sigan su juicio privado en vez de la voluntad divina tan claramente revelada”. – {CC 89.3}

¿CUAL ES EL PELIGRO DE NO SABER LEER LA BIBLIA?

“La Biblia no debe ser interpretada para acomodarse a las ideas de los hombres, por largo
que sea el tiempo en que las tuvieron por verdaderas. No hemos de aceptar la opinión de los
comentadores como la voz de Dios; ellos eran mortales sujetos a equivocarse como
nosotros. Dios nos ha dado facultades razonadoras a nosotros tanto como a ellos. Debemos
permitir que la Biblia sea su propio expositor”. – {TM 106.2}
“Las interpretaciones vagas y fantásticas de las Santas Escrituras, así como las muchas
teorías contradictorias respecto a la fe religiosa, que se advierten en el mundo cristiano, son
obra de nuestro gran adversario, que trata así de confundir las mentes de suerte que no
puedan descubrir la verdad. Y la discordia y división que existen entre las iglesias de la
cristiandad se deben en gran parte a la costumbre tan general de torcer el sentido de las
Sagradas Escrituras con el fin de apoyar alguna doctrina favorita. En lugar de estudiar con
esmero y con humildad de corazón la Palabra de Dios con el objeto de llegar al
conocimiento de su voluntad, muchos procuran descubrir algo curioso y original”. – {CI
20.3}

LAS PERSONAS QUE NO ESTUDIAN SON ENGAÑADAS

“Satanás trata continuamente de atraer la atención hacia los hombres en lugar de atraerla
hacia Dios. Hace que el pueblo considere como sus guías a los obispos, pastores y
profesores de teología, en vez de estudiar las Escrituras para saber por sí mismo cuáles son
sus deberes. Dirigiendo luego la inteligencia de esos mismos guías, puede entonces también
encaminar las multitudes a su voluntad”. – {CS 581.2}