Sei sulla pagina 1di 4

Poder y Distribución de Autoridad

Stoner, J; Freeman, R.; Gilbert, D.

Autores:
Francisco J. Herrera T.
Jorge A. Arocha M

06 de Julio, 2018
Autoridad y poder están entrelazados. El grado de efectividad con el cual los
gerentes ejerzan su autoridad dependerá, en parte, de cómo entiendan y ejerzan
el poder que, en esencia, no es sino la capacidad para ejercer influencia en los
demás.

PODER

Corresponde a la fuerza que se le otorga a una persona debido al cargo que


ocupa en la organización, este término se le puede dar a la persona que es
aceptada grupalmente, y en este caso el poder no sería por medio de la autoridad
sino sería por medio de la aceptación de los demás.

El poder no emana simplemente del nivel que ocupa la persona en la jerarquía de


la organización. John French y Bertram Raven han identificado cinco fuentes o
bases de poder. Estos aspectos del poder pueden estar presentes en toda una
gama de relaciones humanas. En una organización, cada uno de ellos se puede
presentar en todos los niveles.

El poder no está limitado a los gerentes. Todos los miembros de una organización
pueden disfrutar de bastante poder en razón de sus conocimientos, sus
habilidades o los recursos que controlan.

Así pues, el poder es una realidad importante de la vida de las organizaciones.


Los gerentes no sólo deben aceptarlo y entenderlo como parte integral de su tra-
bajo, sino también deben aprender a ejercerlo (sin abusar) para apoyar sus metas
y las de la organización.

Poder Legitimo Los gerentes que tienen autoridad lineal son aquellas personas
de la organización que tienen la responsabilidad directa de alcanzar las metas de
la organización. La autoridad de línea está representada por la cadena normal de
mando, empezando por el consejo de administración y extendiéndose hacia abajo
por los diversos niveles de la jerarquía, hasta el punto donde se efectúan las
actividades básicas de la organización. La autoridad lineal se basa, primordial-
mente, en el poder legítimo.

Poder de Experto autoridad staff se fundamenta, primordialmente, en el poder del


experto

Autoridad Funcional se basa en el poder legítimo y en el experto


AUTORIDAD

La autoridad consiste en conseguir que las personas hagan la voluntad del


gerente de manera voluntaria, es decir, porque se les ha pedido que lo hagan y no
porque se les ha amenazado sino lo hacen. Es importante subrayar que poder se
define como una capacidad, mientras que autoridad se define como un arte. El
ejercer poder no exige inteligencia, destreza o valor, así como no es meritorio en
el gerenciamiento. Sin embargo, desplegar un nivel de autoridad sobre las
personas requiere el desarrollo y aplicación de destrezas adicionales. Se puede
estar en una posición de poder en una organización y no tener autoridad, y
viceversa. Puedes tener poder por el hecho de ocupar un alto cargo, de heredar
mucho dinero o tener muchos conocidos influyentes, esto no vale para la
autoridad. La autoridad tiene que ver con lo que tú eres como persona, con tu
carácter y con la influencia que has ido construyendo sobre las personas.

AUTORIDAD LINEAL Y DE STAFF

Equilibrar

"Los gerentes no están en el negocio de la administración en absoluto; en


realidad, están en el negocio de la enseñanza. Toda filosofía, actitud y práctica
empresarial usadas por una compañía para tratar a sus empleados serán
recicladas por los empleados hacia los clientes de esa compañía". Mullen

DELEGACIÓN

Delegar es asignar a otra persona la autoridad formal (poder legítimo) y la


responsabilidad para desempeñar actividades específicas.

Los Gerentes que crean diversas barreras para delegar deben trabajar en una
mejor organización y planificación, flexibilizando la su forma de delegar para lograr
trabajos más efectivos.

LA CENTRALIZACIÓN Y LA DESCENTRALIZACIÓN

Las organizaciones deben medir la dimensión de cuanto se desea descentralizar o


centralizar evaluando los factores que se relacionan con el tipo de mercados, el
ambiente tecnológico y la competencia. Según la naturaleza del nicho de negocio
que maneje la organización los directivos deben tomar la decisión estratégica si
descentralizar o centralizar el grado de delegación de la autoridad.

Tamaño y ritmo de crecimiento. Conforme el tamaño y la complejidad de la


organización aumentan, la descentralización suele aumentar también. Cuanto
mayor el ritmo de crecimiento, tanto más probable que los mandos superiores, que
cargan el peso de una cantidad de trabajo cada vez mayor, se vean obligados a
acelerar la delegación de autoridad a niveles más bajos.

Concluyendo, el liderazgo depende directamente de nuestra capacidad de


distribuir de forma sólida nuestra autoridad, y no así de nuestro poder. Se debe
buscar liderar a un equipo de trabajo, mediante la aceptación voluntaria de la
autoridad del Gerente por parte del equipo. Un gerente debe liderar y no gestionar
su equipo de trabajo, esto incluye lograr un equilibrio entre la asignación de tareas
y las relaciones humanas. Las relaciones humanas dentro de la organización
serán sólidas cuando se conozca y se busque eficazmente la satisfacción de las
necesidades de todos los integrantes de la misma. La autoridad, y en si el
liderazgo, están por encima del poder y de la capacidad de gestión cuando se
quiere generar una sinergia en nuestro equipo de trabajo de forma sólida y
sostenible.

Bibliografía:

Stoner, J; Freeman, R.; Gilbert, D. Prentice Hall. Pearson Education 1999 (6ta. Edición)