Sei sulla pagina 1di 2

Propósito: Evangelistico

Asunto: Camino
Tema: El Camino

COMO PODEMOS SABER EL CAMINO?


Juan 14:4-5

Introducción: En estos días estoy leyendo un libro llamada El Peregrino “Camino a Santiago” que
habla sobre la travesía para llegar a un lugar religioso en España llamado “Santiago”. Y pensando
en la respuesta que Jesús le da a Santiago en Juan 14:6 “Yo Soy el Camino”. Nuestro destino o
nuestra meta es llegar al Padre (vida eterna) por lo tanto debemos seguir a Jesús. Y con base a el
libro escrito por Annete Gulick y Felix Ortíz hay ciertas recomendaciones que debemos seguir para
llegar a nuestro destino.

1. Dejar la Comodidad (Hebreos 12:1-3 TLA)


-Vergüenza de la Cruz por Gozo futuro
-el peregrino deja la comodidad encuentra algo de valor trascendental
-La vida cristiana nos propone abandonar los planes personales por colaborar con
Dios en su misión de restauracíon de nosotros mismos y toda la creación.
-Nieguese a sí mismo (Mateo 14:26)

2. PELIGRO: Salir Del Camino.


-Mapas de bolsillo – Biblia
-en una etapa mientras iban a gusto en platicas muy entretenidas, seguido de una
curva encontraron un camino en “Y” al buscar una señalización, al no encontrarla
se dieron cuenta que alguien los seguía, y le explicaron que se salieron del camino
y con mucha pena le dijeron “perdón”
-expresaron esa experiencia de la siguiente manera:
-Avergonzados
-Pasos amargos cuesta arriba
-Frustración (tramo más largo del peregrinaje)
-Felix no podía creer que él habiendo caminado tantas veces esa etapa, no
vio donde se apartó el camino de la calle.
-en nuestro peregrinaje por la vida lamentamos no tener esas flechas amarrillas
para señalar el mejor camino, sin embargo en la vida cristiana “JESUS” enseña que
Él es el camino y sin el no podemos llegar al destino.
-entre ver el pasado (de donde venimos) y antes de ver los pasos para adelante…
paramos, tomamos una pausa y nos Reorientamos en Jesús. Meditamos un texto
que se conoce como “El Himno a Jesús” Colosenses 1:15-20

Conclusion: Dios le dio al hombre la capacidad de elegir y tomar sus propias decisiones, sean
buenas o mala. “Libre Albeldrío”

Las relaciones son un tema principal a lo largo de la Biblia. Dios puedo haber creado a seres que no
puedieran hacer otra cosa que obedecerle, pero esta no es la relación que a Dios le interesa.
Una relación para que sea de corazón tiene que ser libre, consentiida y deseada por ambas partes.
Los participantes tienen la habilidad de decir “no me interesa esta relación contigo” por eso Dios
nos dio la libertad de tomar decisiones de forma libre, aunque eso signifique que le rechacemos a
Él y a lo que nos pide.

Se dice que es más fácil abrazar a un niño sucio que a un niño tieso. Puede ser que nos
reconozcamos como “sucios” por nuestra naturaleza pecaminosa. Pero la habilidad de rechazar a
dios no es por la suciedad, sino por la dureza y rebeldía de nuestro corazón.

Estas dispuesto a