Sei sulla pagina 1di 2

DISCRIMINACIÓN RACIAL EN NIÑOS AFRODESCENDIENTES.

(Autor: Sonia Chacón Cl.)

La discriminación racial ocurre a diario a la vez que impide el progreso de millones de personas
en todo el mundo. El racismo y la intolerancia destruyen vidas y comunidades por medio de
sus diversas manifestaciones, desde privar a las personas de los principios fundamentales de
igualdad y no discriminación, hasta propiciar el odio étnico que puede conducir al genocidio. La
lucha contra el racismo es una prioridad que debemos rescatar en las personas, de hecho, para la
comunidad internacional es un trabajo arduo y es parte esencial de la labor de la Oficina del Alto
Comisionado para los Derechos Humanos las Naciones Unidas (Wade, 2000).
Son múltiples las manifestaciones de la discriminación racial en contra de los niños
afrodescendientes en la esfera de la educación y la capacitación. La discriminación puede
materializarse en la política de enseñanza o deberse a los actos de individuos como los maestros, u
otras autoridades, los compañeros de estudios. Puede ser manifestada, cuando se trata de una
política o una medida que perjudica abiertamente a algunos niños. Es imposible hacer una relación
general de las categorías de actos que constituyen la discriminación racial en contra de niños
afrodescendientes o de grupos minoritarios en la esfera de la educación y la capacitación. Un
ejemplo de discriminación como este es el testimonio de una niña que narra entre lágrimas cómo
se sufre el racismo y la violencia contra afroamericanos en Estados Unidos, la pequeña Zianna
Oliphant, residente en Charlotte, Carolina del Norte, explicó entre lágrimas que ya no puede
soportar “la forma en que nos tratan” (CNN, 2016).
Basada en material histórico es fácil deducir el impacto ocurrido sobre el trato a niños
afrodescendientes, una vez abolida la esclavitud en América, los africanos no se vieron así
mismos en mejores condiciones y siguieron sufriendo las consecuencias de los discursos
denigrantes creados en el marco del sistema esclavista. Los documentos históricos también
demuestran que la pirámide socio-racial se reprodujo, a pesar de todas las constituciones políticas
que promovían la existencia de una sociedad conformada por hombres y mujeres libres que
viviesen con los mismos derechos, es por ello que aun en la actualidad, el racismo se expresa sobre
todo en comentarios y frases que ridiculizan o desprecian a los niños afrodescendientes por su tono
de piel, su cultura, sus tradiciones o su condición social. Frases como: “El negrito en el arroz”,
que califica como desagradable el tono de piel oscura; “Trabajar como negro”, que refleja la
condición de esclavo a la que estuvieron sometidos los pueblos africanos, son ejemplos que muchas
veces se reproducen de manera irreflexiva (Cooper, 2009).
La discriminación a los niños afrodescendientes conlleva a suicidios, atentados contra la
dignidad e incluso contra el autoestima de la víctima, provoca violencia física, violencia
psicológica, amenazas y de hecho puede provocar hasta la muerte, pues aquellos niños
discriminados por su color de piel, buscan una manera de salir de aquella tortura y por ello se
provocan la muerte porque piensan que es la única manera de escapar de aquella tortura; La
discriminación afrodescendiente se presenta con mayor frecuencia en escuelas, universidades e
incluso en las calles, donde han ocurrido varios casos de racismo. La violencia física como tal
también tiene otras consecuencias, como puede ser la aparición de estrés psicológico, en cuyo caso
podríamos hablar, al mismo tiempo, de violencia o maltrato psicológico, el cual es más difícil de
diagnosticar, valorar y tratar, dado que no tiene el carácter claro y perceptible de la violencia física
(Guzman, 2004).
Para abolir la discriminación racial en niños afrodescendientes se debe impartir en la infancia el
amor, el cariño hacia al prójimo, tratar a las personas con respeto y consideración, pues todos nacen
libres e iguales en dignidad y derechos, por ello diversas asociaciones como la Organización de
las Naciones Unidas defiende los derechos humanos, entre ellos la no discriminación hacia los
afrodescendientes. Existen diversas leyes que protegen a los niños que pasan por esta situación y
sancionan a las personas agresoras según los actos de discriminación racial específicamente la ley
Nª 13.670 de 1 de julio de 1968, aprobada por la Convención de las Naciones Unidas para la
eliminación de toda forma de discriminación racial. Sin embrago solo en nosotros esta poder
cambiar esa cultura ambigua de pensar agredir a un niño afrodescendiente por su etnia aun en el
siglo XXI predomina la crueldad en el ser humano y debemos luchar para cambiar aquellos actos
de brutalidad (Garganté, 2003).
Surgen nuevas leyes que benefician a los niños discriminados por ser diferentes que condena la
discriminación racial y compromete a los Estados a adoptar medidas para eliminar la
discriminación racial y a promover el entendimiento entre las razas. Compromete a los Estados a
prohibir y eliminar la discriminación racial en todas sus formas y a garantizar el derecho de
igualdad ante la ley, sin distinción de raza o color, y el goce de derechos (Guzman, 2004).
El interés nacional, la lucha contra el racismo, la xenofobia y toda otra forma de discriminación
lo lleva a cabo la comisión honoraria que brindará un servicio de asesoramiento integral y
gratuito para los niños afrodescendientes que se consideren discriminados o víctimas de actitudes
racistas, xenofóbicas y discriminatorias que atentan con su integridad (Worchel, 1979).
Todos deberíamos pensar correctamente y referirse como iguales ante la ley y tener, sin
distinción, derecho a igual protección de la ley. Porque todos tienen derecho a igual protección
contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal
discriminación sin importar quien fuese debemos luchar por cambiar este abuso hacia los niños
afrodescendientes en cualquier parte del mundo (Cooper, 2009).
Bibliografía
 Ana Frank (2006), Diario de Ana Frank
 Austin, W., Worchel, S. (1979). The Social psychology of intergroup relations. Brooks-
Cole Publishing Company.
 CNN. (2016). Niña afroamericana habla del racismo en Estados Unidos. CUBADEBATE.
 Cooper, A. (2009). El Racismo. Morata.
 Garganté, S. (2003). Análisis y propuestas ante la discriminación Racial. Barcelona.
 Guzman, L. (2004). Registro Nacional de Leyes y Decretos. Uruguay.
 Wade, P. (2000). Raza y etnicidad en Latinoamérica. Quito: ABYA-AYALA.
 Worchel, A. (1979). The Social Psychology.