Sei sulla pagina 1di 11

CAPITULO I

1.1. OBJETIVO
Establecer el método de ensayo para determinar la resistencia al desgaste de agregados
gruesos, mayor a 37.5 mm, mediante “La Máquina de los Ángeles”.

1.1.1. OBJETIVOS ESPECÍFICOS


 Conocer a partir de la resistencia al desgate de los materiales pétreos, si estos
son actos para ser utilizados en afirmado, sub-base, base y como agregado del
concreto que conforma el pavimento rígido.

 Conocer el procedimiento que se debe realizar en el laboratorio para obtener


los porcentajes de desgaste para cada muestra.

 Identificar la resistencia de los agregados gruesos al someterlos a un proceso de


desgaste.

 Conocer el uso y el proceso que se realiza en la máquina de los ángeles.

1.2. BASES TEORICAS

1.2.1. DEFINICIÓN
El desgaste de los ángeles es para estimar el efecto perjudicial que origina a los
materiales su grado de alteración, su baja resistencia estructural, plano de cristalización,
forma de partículas.

1.2.2. MAQUINA DE ABRASION LOS ANGELES

Tambor de acero de 710 ± 6 mm de diámetro interior y de 510 ± 6 mm de longitud


interior montado horizontalmente por sus vástagos axiales con una tolerancia de
inclinación de 1 en100, uno de los cuales debe tener un dispositivo de polea o similar,
para acoplar el motor. En su manto cilíndrico debe tener una abertura para introducir la
muestra, con una tapa provista de dispositivos para fijarla firmemente en su lugar y que
asegura una estanqueidad al polvo. Debe llevar en su superficie interior una aleta
consistente en una plancha de acero desmontable, fijada rígida y firmemente a todo lo
largo de una generatriz del cilindro de modo que se proyecte radialmente hacia el
interior en 90 ± 3 mm. La distancia entre la aleta y la abertura, medida a lo largo de la
circunferencia exterior del cilindro y en la dirección de rotación, debe ser igual o mayor
que 1.25 m. Su rotación debe estar comprendida entre 30 y 33 revoluciones por minuto.
Debe estar contrapesada e impulsada de modo de mantener una velocidad periférica
uniforme.

1.2.3. ABRASION
Esta palabra derivada del vocablo en latín abradĕre, el conocimiento sobre abrasión está
vinculada con el hecho y consecuencia de raer o desgastar por medio de la fricción. Para
la ingeniería se define como el proceso para eliminar el material superficial de un sólido
mediante fricción de otro sólido o fluido de mayor dureza (abrasivo). Cabe aclarar que
la abrasión es la acción por la cual se origina el desgaste y el factor de estudio de este
trabajo es la prueba de abrasión que se le pueden realizar a los agregados de las
canteras.

1.2.4. DESGASTE
Hay varias definiciones del término desgaste. Se podría definir el desgaste como el daño
en la superficie, como resultado del movimiento relativo con respecto a otra sustancia.
Un aspecto clave en esta definición es el daño que se produce, esto no significa que
necesariamente se produzca una pérdida de material de la superficie.
El NPTEL (National Programme on Technology Enhanced Learning) lo define como la
eliminación no deseada de material de superficie sólida de funcionamiento. Existen dos
definiciones que el NPTEL nos da:

 DESGASTE CERO: Es básicamente un proceso de pulido en las superficies de


contacto. La eliminación del material que causa un pulido de superficies puede
ser conocida como "desgaste cero". Puede aumentar el rendimiento de un
cuerpo que fue diseñado para un trabajo específico, y es para la mejora.
 DESGASTE MEDIBLE: Con la eliminación no deseada de material se produce un
desgaste medible. La eliminación de material de la superficie aumenta la
vibración; rugosidad y se puede tratar como un "desgaste cuantificable". A
menudo se mide el desgaste por reducción de volumen / masa. En el desgaste,
coexisten períodos que se dan al estudiar el contacto entre superficies.

Los cambios más importantes ocurren durante el período inicial llamado break-in o
período de ruptura de la inercia inicial, durante este período, pueden ocurrir muchos
fenómenos; se destaca la modificación de la rugosidad o la formación de tribocapas que
se da cuando una hay deformación plástica severa alcanzando varios micrómetros de
profundidad y que se forma bajo condiciones extremas de operación como por ejemplo
altas presiones de contacto, generando una pequeña estructura. Aquí las tasas de
desgaste son generalmente altas. El otro período claramente definido es el llamado
steady-state estado estacionario donde el desgaste permanece estabilizado o incluso
con tasas ascendentes muy suaves, conforme aumenta el tiempo. La estabilidad de este
período depende del mecanismo de desgaste que opere.

1.2.5. RELACIÓN ENTRE DESGASTE Y FRICCIÓN


Fricción y desgaste son dos fenómenos que están relacionados, debido a la influencia
que puede producir uno sobre otro. Hay que tener en cuenta que en el desgaste se
producen partículas que quedan atrapadas entre las superficies que están en contacto,
interviniendo en la fricción. Además, en las uniones se generan temperaturas altas en
períodos cortos de tiempo, afectando al proceso de deformación y por lo tanto, el
desgaste.
La fricción es un fenómeno que está relacionado con el contacto superficial, donde es
considerable la influencia de la naturaleza de las superficies, su composición y micro
estructura. La fricción y el desgaste son sensibles a los mismos parámetros y en general
a los mismos tipos de fenómenos.
El hecho de prestar atención sobre cómo se desarrolla la fricción en un sistema, puede
ayudar a distinguir procesos o cambios en los mecanismos de desgaste, por lo que su
observación en conjunto da una información valiosa sobre el comportamiento
tribológico del material. Por ello, la fricción y el desgaste deben considerarse fenómenos
relacionados pero no equivalentes, aunque no sean independientes. El desgaste puede
dar lugar a modificaciones superficiales que influyan sobre la fricción, tales como
formación de películas y cambios de rugosidad. Por su parte, la fricción, mediante un
efecto de calentamiento o de esfuerzos de tracción, puede modificar el comportamiento
del material y, por tanto, influir en el desgaste.

1.2.5.1. TIPOS DE DESGASTE


Siempre que exista movimiento relativo entre dos sólidos que soportan una carga se
producirá un desgaste en mayor o menor grado, dependiendo de la naturaleza del
movimiento y de los diversos factores que intervienen en el proceso de deslizamiento.
 Desgaste por adherencia.
 Desgaste por abrasión.
 Desgaste por fatiga.
 Desgaste por erosión.
 Desgaste corrosivo.

1.2.6. DESGASTE POR ABRASION


En el mecanismo de desgaste abrasivo, el arranque de partículas es causado
principalmente por el contacto con deformación. El efecto de abrasión se produce
cuando se da un contacto físico entre dos superficies, una de las cuales es
considerablemente más dura que la otra. Las asperezas de la superficie más dura
penetran en la más blanda, generando un flujo plástico en esta última. Cuando se
impone un movimiento tangencial a la superficie dura, se produce un fenómeno
parecido al del mecanizado en la superficie blanda.
1.3. MATERIALES Y EQUIPO

El equipo para la realizar esta prueba debe estar en condiciones de operación, limpio,
calibrado y completo en todas sus partes.

 Máquina de los Ángeles que cumpla con los requisitos de la norma I.N.V.E -218
 Muestra del material.
 Balanza: Báscula con exactitud al 0,1 % de la carga de ensayo sobre el rango
requerido para este ensayo.
 Esferas (carga abrasiva). La carga consistirá en esferas de acero de
aproximadamente 46,8 mm de diámetro y cada una tendrá una masa entre 390
g y 445 g. estará formada por 12 esferas de acero de 45 a 50 mm de diámetro y
con una masa de 440 ± 50 gr cada una.
 Tamices – N12, Tamiz de lavado
 Horno: Que pueda mantener una temperatura uniforme de 110°C
 Tara: fuente circular de metal que sirve para acumular material tamizado

1.4. PROCEDIMIENTOS

Paso N° 01: Primero se debe de lavar el agregado grueso y luego se debe de secar en el
horno a una temperatura de 110 °C.
Paso N° 02: Una vez que el agregado grueso este limpio y seco se pesan 5000 gramos y
se lo debe tamizar empleando la siguiente serie de tamices: 1 ½” , 1”, ¾”, ½”, 3/8”, N° 4,
N° 8, se deja el material separado en las fracciones.

Luego de acuerdo a la granulometría que se obtuvo y a la cantidad de material retenido


en los tamices se elige el método a realizar de acuerdo a la siguiente tabla:

Tabla 01: Pesos del agregado en función de la granulometría.

Se obtendrá una muestra de campo de acuerdo con MTC E 201 y se reducirá a un tamaño
adecuado de acuerdo con la ASTM C 702.
Estos cuatro métodos llevan necesariamente una carga abrasiva que no son otra cosa
que esferas de acero con un diámetro aproximado de 46.8 mm y un peso que va entre
390 y 445 gr la misma que está en función de la graduación de la muestra.

Paso N° 03: Estas muestras de gradación A son llevadas a la máquina de los ángeles,
donde se procede a colocar la muestra con la carga abrasiva, la cual consiste en esferas
de acero, de un diámetro aproximado de 46.8mm y una masa comprendida entre 390g
y 445g. La carga abrasiva para nuestro caso es de 11 esferas, ya que el tamaño máximo
del material es mayor que ¾” y la masa total de la muestra es 5000gr±25gr.
Ya colocada la muestra con la carga abrasiva correspondiente en la máquina de los
ángeles, se hace girar el cilindro a una velocidad comprendida entre 188 y 208
rad/minuto (30 y 33 r.p.m) hasta completas 500 revoluciones. La máquina deberá girar
de manera uniforme para mantener una velocidad periférica prácticamente constante.
Paso N° 03: Una vez cumplido el número de vueltas, se retiran las cargas de la muestra
y se procede con una separación de la muestra ensayada, empleando el tamiz de N° 12
(1.70mm).

Paso N° 04: El material retenido en el tamiz N°.12 se lava con el tamiz de lavado para
eliminar componentes finos adheridos a las partículas más grandes.

Paso N° 05: Después de esto el material retenido en el tamiz No.12 se pesa y es llevado
al horno a una temperatura de 110°C.
Pasada 24h se saca la muestra del horno y se registra el peso de 3947.6 gr.

NOTA: Si el agregado está esencialmente libre de revestimiento y polvo el requerimiento


de lavado puede ser obviado, pero siempre se requiere secar antes del ensayo. Por lo
tanto, en el caso del ensayo de arbitraje se efectuará el lavado.
La eliminación del lavado después del ensayo raramente reducirá las pérdidas de
medida en más de 0,2 % de la masa original de la muestra.

1.5. CALCULO MATEMATICO


 Ejemplo N° 01.
1. De acuerdo a la granulometría obtenida se escogió a utilizar el método A.
Peso antes de la Abrasión: 5000 gr
Después de la Abrasión:

𝑃1−𝑃2
% Desgaste = 𝑥 100
𝑃1

P1 = masa de la muestra seca antes del ensayo = 5000 gr.


P2 = masa de la muestra seca después del ensayo, previo lavado sobre tamiz de 1.70
mm (No.12) = 3947.6 gr.

5000−3947.6
% Desgaste = 𝑥 100
5000

% Desgaste = 21.048
 Ejemplo N°02.
1. De acuerdo a la granulometría obtenida se escogió a utilizar el método A.
Peso antes de la Abrasión: 5000 gr
Después de la Abrasión:

𝑃1−𝑃2
% Desgaste = 𝑥 100
𝑃1

P1 = masa de la muestra seca antes del ensayo = 5000 gr.


P2 = masa de la muestra seca después del ensayo, previo lavado sobre tamiz de 1.70
mm (No.12) = 2248 gr.

5000−2258
% Desgaste = 𝑥 100
5000

% Desgaste = 54.84
1.6. RESULTADO

 La granulometría del ejemplo N° 01 es de 21.048, según la NTC 174 el


porcentaje máximo de desgaste es de 50%, por lo tanto como es menor
a 50% el agregado esta apto.
 La granulometría del ejemplo N° 02, el material presento un porcentaje
máximo de desgaste de 54,84% que según la NTC174 el porcentaje
máximo de desgaste no debe ser superior al 50%, por lo tanto este
material no es Apto ya que podría traer varias consecuencias a la hora de
emplearlo en las diferentes obras.

CONCLUSIONES
 Con este ensayo pudimos determinar la resistencia al desgaste del
agregado grueso con ayuda de la máquina de los Ángeles y también
conocimos su uso.
 Que nuestro agregado es apto para la construcción.
 El agregado es de buena calidad y su resistencia al desgaste es aceptable.
 Con el porcentaje de desgaste podemos calcular cuántos años durara la
obra.
BIBLIOGRAFIA
 Manual de ensayos de materiales – edición mayo 2016.
 Normas técnicas peruanas de la construcción.
 Norma I.N.V.E. 218
 Norma I.N.V.E. 219