Sei sulla pagina 1di 2

Ensayo de impacto

Concepto
Es un ensayo dinámico y destructivo. Es ensayo es útil porque no todas las piezas trabajan
en forma estática. El método consisten en dejar caer un péndulo con una masa conocida
en reposo desde una altura determinada para que impacte en la pieza normalizada. Luego
se analiza la ruptura para determinar el área de zona dúctil y la zona frágil que nos va a
servir para para obtener datos como la resiliencia, expansión lateral y % de zona dúctil del
material.

Métodos
•Métodos Charpy: En este ensayo la probeta está simplemente apoyada en forma
horizontal.
•Métodos Izod: En este ensayo la probeta se encuentra vertical y amordazada.
Ensayos de Impacto
Los ensayos de impacto se llevan a cabo para determinar el comportamiento de un material a
velocidades de deformación más elevadas. Los péndulos de impacto clásicos determinan la
energía absorbida en el impacto por una probeta estandarizada, midiendo la altura de
elevación del martillo del péndulo tras el impacto. Generalmente se aplican varios métodos de
ensayo:
 Charpy (ISO 179-1, ASTM D 6110)
 Izod (ISO 180, ASTM D 256, ASTM D 4508) y 'unnotched cantilever beam impact'
(ASTM D 4812)
 Ensayo tracción por impacto (ISO 8256 y ASTM D 1822)
 Dynstat ensayo flexión por impacto (DIN 53435)
Dentro de la norma ISO 10350-1 para valores característicos de punto único, el método de
ensayo preferido es Charpy de acuerdo con la norma ISO 179-1. Para ello, el ensayo se realiza
en probetas no entalladas con impacto en el lado estrecho (1eU). Si la probeta no se rompe en
esta configuración, el ensayo se realizará con probetas entalladas, aunque en este caso, los
resultados no son directamente comparables. Si todavía no se llega a la rotura de la probeta,
se aplicará el método de tracción por impacto.
En el marco de las normas ASTM, el método Izod según la ASTM D 256 es el más corriente. En
este caso, se emplean siempre probetas entalladas. Un método de aplicación menos común es
el "unnotched cantilever beam impact" descrito en la norma ASTM D 4812. Este método es
parecido al procedimiento Izod, pero con probetas no entalladas. En el caso de que sólo se
puedan producir probetas pequeñas, se puede proceder por el método "Chip-impact", de
acuerdo con la ASTM D 4508.
El procedimiento Charpy tiene una amplia gama de aplicaciones y es el más adecuado para el
ensayo de materiales que presentan rotura por cizallamiento interlaminar o efectos de
superficie. Además, el método Charpy ofrece ventajas en los ensayos a baja temperatura, ya
que los apoyos de la probeta se encuentran más alejados de la entalladura y evitan, de este
modo, una rápida transmisión de calor a las partes críticas de la probeta.
Algunos fabricantes de automóviles alemanes emplean para el ensayo de probetas pequeñas
el método flexión por impacto Dynstat. Este método se describe solamente en la DIN.
De acuerdo con ISO, un martillo se puede emplear en un rango del 10 al 80% de su energía
potencial nominal. ASTM permite hasta un 85%.
La diferencia principal entre ISO y ASTM reside en la selección del tamaño del martillo. Según
ISO, hay que emplear siempre el martillo más grande posible, a pesar de que la cobertura de
rangos es a veces mínima. Esta exigencia se basa en el supuesto de que la pérdida de velocidad
al romper la probeta se tiene que mantener en un mínimo. El martillo estándar descrito en
ASTM tiene una energía potencial nominal de 2,7 julios, todas las demás magnitudes se
obtienen multiplicando por dos. En este caso, se ha de seleccionar el martillo más pequeño del
rango para el ensayo.
Los Péndulos Zwick de la serie 5102 y 5113 y los de la nueva serie HIT están diseñados
estrictamente de acuerdo con las normas DIN, ISO y AST