Sei sulla pagina 1di 4
@ Michel Butor es esde el fin dela ltima gue- sa las readiciones de las obras de Pound se mill plicaron, asicomo los estu L dios acerca de ella. Co- ‘menzamos a medir su papel central et fa cevolucion de las letras anglosajonas du ‘ante la primera mitad de este siglo, a con | ferirle el sitio que fe corres onde entre los | mayores poctas de este te. .po. Esextraiio | que este reconocimiento t dio haya lege do solo una vez que la aventura personal dde Pound termin6 en la eatistrofe, aunque ‘reo que no podia haber sido de otro mo do; ya que para apreciar correctamente todas las cuulidades de sus versos y'de su Pensamiento, para separa el trigo dela te ‘ible paja que lo oprime tan estrechamen- | fe. haba que zafarse, de una w otra mane +3, del hombre y de sus locuras:era neces fio que una condena objetiva fos volviera | inofensivos. imaravilloso erst, pero no sé qué golpes Ha lla y ajo lemme a es si bien era capa de descubrir nuevos as Deeios en todas los objetos que examinaba de expresarios con amiable fuerea y