Sei sulla pagina 1di 12

ANOMALIAS GEOQUIMICAS

DEFINICION.-Una anomalía geoquímica es una variación de la distribución geoquímica normal


correspondiente a un área o un ambiente geoquímico.

TIPOS DE ANOMALIAS GEQUIMICAS

Anomalías epigenéticas en las rocas de caja: Las anomalías epigenéticas se describe como
aureolas químicas, mineralógicas e isotópicas generadas por los procesos de mineralización, de
escape y de lixiviación de los elementos a través de los fluidos, que causan la mineralización y
que pasan por canales desde el cuerpo mineralizado hacia las rocas de caja.

- Anomalía de corrosión o de lixiviación: Un halo de corrosión (leakage en inglés) se causa por


fluidos, que pasan por vetas, fracturas y intersticios de la roca y cuyos metales disueltos
subsecuentemente son precipitados o absorbidos.

- Anomalía causada por difusión de elementos: Una aureola de difusión se genera por la
difusión de metales disueltos por fluidos intersticiales estacionares hacia la roca de caja de un
cuerpo mineralizado como una veta o un dique por ejemplo.

- Anomalías en suelos residuales: El objetivo del estudio geoquímico de suelos consiste en el


reconocimiento de la distribución primaria de elementos seleccionados en las rocas
subyacentes. En los suelos residuales generalmente la distribución primaria se expresa todavía
en forma relativamente clara, aún estará modificada por los efectos de varios procesos
superficiales.

- Anomalías en 'gossan' y cubiertas afectadas por corrosión y lixiviación 'Gossan‘: se refiere a


un producto de meteorización, que contiene Fe y que se sitúa encima de un depósito de
sulfuros. Se forma por oxidación de los sulfuros y por la lixiviación del azufre y la mayoría de
los metales dejando como únicos remanentes hidróxidos de Fe (limonita por ejemplo) y
raramente algunos sulfatos.

- Anomalías en agua: Una distribución anómala de elementos en aguas subterráneas y


meteóricas se denomina anomalía hidrogeoquímica.

- Anomalías en sedimentos de drenaje: A los sedimentos de drenaje pertenecen los sedimentos


de manantiales, de lagos, de llanuras de inundación, los sedimentos activos de corrientes de
agua y los sedimentos, que funcionan como filtros para el agua (seepage sediments en inglés).

- MINERALIZACIÓN PRIMARIA Y HALO GEOQUÍMICO SECUNDARIO

- Las prospecciones geoquímica y geobotánica se basan en el conocimiento, que


generalmente una mineralización primaria envuelve un depósito mineral y una
asociación secundaria de elementos químicos se forma durante la meteorización y
erosión del depósito mineral. El envuelto de la mineralización primaria y la asociación
secundaria de los elementos químicos pueden formar anomalías geoquímicas.
VALORES NORMALES DEL FONDO, VALOR UMBRAL

El término 'fondo' se refiere a la abundancia normal de un elemento en los materiales


terrestres no mineralizados. Considerando dos diferentes tipos de materiales terrestres la
abundancia normal de un distinto elemento en un tipo de material terrestre muy
probablemente difiere de su abundancia en otro tipo de material terrestre

DISPERCION EN LOS AMBIENTES GEOQUIMICAS

Es la disciplina que emplea los principios de distribución y evolución de los elementos en los ciclos
endógenos y exógenos para aplicarlos a la ubicación y exploración de yacimientos minerales de
rendimiento económico.

CONCEPTOS GENERAlES

Dispersión Geoquímica: Cuando una masa de material terrestre pasa a través de las
transformaciones de un ciclo geoquímico, no mantiene su identidad, sino que tiende a ser
redistribuída, fraccionada y mezclada con otras masas de material. Este proceso se llama
DISPERSION GEOQUIMICA.

Casi toda la dispersión ocurre en los sistemas dinámicos, en los cuales los materiales de la Tierra,
sufren cambios en el ambiente químico, temperatura, presión, estrés mecánico u otras condiciones
físicas. Las rocas o minerales estables en un ambiente y los granos o átomos contenidos en ellos
son liberados para ser dispersados por procesos ya sea mecánicos o químicos. La dispersión puede
ser el efecto de agentes exclusivamente mecánicos como: inyección de magma a niveles más altos
en la corteza, o el movimiento de material superficial por la acción glacial. Además de la selección
aluvial de arcillas y arenas, los procesos puramente mecánicos causan generalmente mezclas pero
no diferenciación de los materiales dispersados.

En contraste, los procesos químicos y bioquímicos comúnmente crean fracciones de composición


química ampliamente diferentes. Las partes más móviles tienden a abandonar a su hospedante
primitivo si hay disponibles conductos de transporte apropiados o gradientes físicos y químicos.
Cuando la fase móvil entra en un nuevo ambiente, una parte del material introducido puede ser
depositado.

El tipo de dispersión puede ser de yacencia profunda o superficial, de acuerdo al ambiente


geoquímico en el cual ocurre, y primaria o secundaria, de acuerdo a si sucede durante la formación
de la mena mineral o durante un estadio más tardío.

Alrededor de depósitos magmáticos y en la mayoría de los depósitos hidrotermales, la dispersión


primaria es de ambiente profundo y la secundaria, de ambiente superficial. Sin embargo, a causa
de que un número cada vez mayor de depósitos de mena, se considera que se han formado en el
ambiente superficial, se necesita una distinción clara entre el ambiente de formación de la mena y
la dispersión (profunda vs. superficial) y el estadio (primario vs. secundario). La dispersión primaria
incluye todos los procesos que llevan al emplazamiento de los elementos durante la formación de
un depósito de mena, sin importar cómo se formó el cuerpo de mena. La dispersión secundaria se
aplica a la redistribución de los patrones primarios por cualquier otro proceso más tardío,
usualmente en el ambiente superficial. Para las menas formadas por soluciones hidrotermales en
profundidad, las dos series de términos tienen significados paralelos; sin embargo, para los
depósitos sedimentarios singenéticos, los patrones primarios se habrían formado durante la
sedimentación.
Tabla 1 – Ejemplos de dispersión en diferentes ambientes y
estadios
Ambiente

Estadio
Profundo Superficial

Difusión de metales a Precipitación de trazas de


metales sobre suelo oceánico
la pared de roca alrededor
cerca de un depósito
de depósitos hidrotermales
volcanogénico
durante la deposición de
Primario la mena

Difusión de metales de los


depositos de mena en
metamorfismo
Meteorización de depósitos de
sulfuros

Secundario

Los patrones secundarios se formarían más tarde si el depósito estuvo expuesto a la meteorización,
o si éste fue metamorfizado después de la formación.

A pesar que la terminología puede resultar confusa, es importante distinguir entre el ambiente y el
tiempo en el que ocurre el proceso, porque éste determina la característica de la dispersión
resultante.

En la dispersión profunda, los conductos de transporte y sitios de redeposición, son generalmente


las fisuras y espacios intergranulares de las rocas profundas. La dispersión superficial por otro lado,
tiene lugar en o cerca de la superficie de la tierra, donde los patrones se han formado en las fisuras
y diaclasas de las rocas cercanas a la superficie, en el material suprayacente no consolidado, en ríos,
lagos, vegetación, y aún en el aire abierto.

El prospector geoquímico busca las trazas de material que ha sido dispersado más o menos lejos de
la mena que está buscando. Estos patrones de dispersión pueden formar un área
considerablemente mayor que la mena misma, de tal modo que se requiere una densidad de
muestreo más baja en correspondencia, para el descubrimiento de la mena. Además, el prospector
geoquímico debe ser capaz de distinguir esos patrones normales de los patrones anómalos aso-
ciados con un cuerpo de mena.
MOVILIDAD GEOQUIMICA

a) Dispersión de los elementos bajo condiciones profundas: cuando un magma cristaliza, los
elementos trazas son distribuídos entre los cristales y el fundido. Para un elemento divalente como
el Zn2+ la distribución en el piroxeno se expresa como:

Zn2+ (fund) + CaMgSi2O6 = CaZnSi2O6 + Mg2+ (fund)

La correspondiente expresión de equilibrio es:

CaZnSiO2 O6 Mg 2  CaMgSi2 O6  CaZnSi2 O6 


K
CaMgSi2 O6 Zn 2 
;K
Mg 2   Zn 2   K d  Coeficientededistrib ucióndeNernst

Si las actividades se sustituyen por las concentraciones, entonces K es la constante de la ley de


Hernry y Kd es el coeficiente de distribución de Nernst. Si Kd es grande, el Zn está concentrado en
el piroxeno durante la cristalización. Si K = 1, el piroxeno y el fundido tienen la misma Zn/Mg. Si K
es menor que 1, Zn/Mg es bajo en el piroxeno, comparado con el fundido.

Un valor bajo de K, correspondiente a un bajo valor de Zn en el piroxeno, resulta indicar que el Zn


prefiere permanecer en el fundido, esto es, permanece en la fase flúida móvil (esto depende por
supuesto en lo que concierne a las reacciones de piroxeno). Entonces el Zn es móvil, luego
permanece en la fase flúida móvil. El valor de K depende de la energía involucrada en la sustitución
del Mg por el Zn en el piroxeno y el fundido. Los factores que afectan la energía son los tamaños
iónicos relativos, las cargas iónicas, la coordinación y características de los enlaces.

En la tabla siguiente, compilada por Green (1959), se presenta un "índice de reemplazo iónico",
basado en las propiedades mencionadas arriba.

MOVILIDAD EN LAS CONDICIONES DE SUPERFICIE

La movilidad en el ambiente superficial está dominada por el transporte en soluciones acuosas. Una
guía aproximada de la movilidad en esas soluciones está dada por el potencial iónico, el cual es
equivalente a la carga iónica, dividida por el radio iónico. Los elementos con bajo potencial iónico
(Ca, Na, K, Rb) son solubles como cationes simples. Aquellos que tienen muy alto potencial iónico,
atraen iones de oxígeno y forman oxi-aniones solubles (PO43-, SO42-, MoO42-). Los elementos con
potencial iónico intermedio son generalmente inmóviles a causa de la muy baja solubilidad y fuerte
adsorción a las superficies (Al, Ti, Sn). Los elementos de transición con capas electrónicas internas
incompletas (Fe, Cr, Cu, Ag y otros de la mitad de la tabla periódica) tienden a ser menos solubles y
fuertemente adsorbidos que aquellos iones que no son elementos de transición, de carga y radio
iónico similares. Las diferencias en las valencias también resultan en movilidades diferentes (Fe2+ y
Fe3+).

Cuando es conocida la identidad de las especies minerales estables y las de las fases iónicas solubles,
es posible computar la solubilidad relativa y por lo tanto, la movilidad de los elementos menores en
las aguas naturales superficiales. Los efectos de la coprecipitación y adsorción por los hidróxidos de
Fe y Mn, arcillas y materia orgánica son menos conocidos, pero se han hecho grandes avances.

Se puede hacer una estimación empírica de la movilidad comparando fases móviles e inmóviles
coexistentes. En particular se puede hacer comparando la composición de las aguas naturales y las
rocas o suelos con las cuales ellos están en contacto. Otro método sería comparar el suelo con la
roca a partir de la cual se ha desarrollado. Perelman usó el primer método para estimar las
movilidades de los elementos, usando el coeficiente de migración acuosa K, equivalente al
contenido del elemento en los sólidos disueltos de una superficie o agua subterránea dividido por
su contenido en la roca asociada:

100 M

K = --------

a.N

M es la concentración del elemento en el agua de drenaje (en mg/l), a es el residuo mineral total
en el agua (%), y N es la concentración del elemento en la roca (%). La movilidad obviamente
depende de las condiciones químicas, así que al menos, las condiciones generales deben ser
especificadas. Como todavía no se pueden obtener datos cuantitativos para muchos ambientes, la
tabla 2.3 muestra la información basada sobre coeficientes de migración acuosa, más la experiencia
práctica en geoquímica de exploración.

LOS PATRONES DE DISTRIBUCION GEOQUIMICA

En una área dada, la distribución geográfica de un elemento, en rocas, suelos y otros materiales, es
una respuesta a la suma total de todos los procesos que conciernen al movimiento en los materiales
de la tierra. En muchos casos esta distribución refleja simplemente la distribución de unidades
litológicas. Otros procesos del ambiente endógeno como la alteración hidrotermal pueden
modificar la relación básica a los tipos de rocas. La meteorización, erosión, y una variedad de otros
procesos en el ambiente superficial pueden borrar y modificar los patrones del ambiente endógeno.

El reconocimiento de patrones relacionados con la mena, es el objeto y la función de la exploración


geoquímica. Si los efectos relacionados con la mena son intensos y relativamente locales, la
diferencia con procesos más normales es simple, por otra parte, si los efectos son débiles y
relacionados con la mena de un modo complejo, la interpretación de los datos geoquímicos
también es más difícil y compleja. Para el reconocimiento efectivo de patrones relacionados con la
mena, es necesario primero, determinar el valor de fondo (background) de los elementos
indicadores en materiales no mineralizados.

VALORES DE FONDO NORMALES (BACKGROUND)

La abundancia normal de un elemento en materiales terrestres no mineralizados es comunmente


llamado el "fondo" o background. Para todo elemento en particular, la abundancia normal es
probable que difiera considerablemente de un tipo de material a otro. Más aún, la distribución de
un elemento en cualquier material particular es raramente uniforme. La naturaleza del ambiente
mismo sin embargo, puede tener una marcada influencia sobre la distribución, porque bajo ciertas
condiciones algunos elementos pueden estar enriquecidos y otros empobrecidos. En consecuencia,
cualquiera sea el tipo de muestra, el rango de los valores de fondo debe ser determinado o al menos
reconsiderado siempre que una nueva área es estudiada.

Los valores de fondo en los suelos están sujetos a una variación apreciable, de acuerdo al tipo y
horizonte de suelo, especialmente en perfiles bien diferenciados, caracterizados por marcado
enriquecimiento de algunos constituyentes como óxidos de Fe o materia orgánica.

Con respecto a los datos provenientes de especies minerales, agua y vegetación son inadecuados o
muestran una variación demasiado grande para poder ser resumida en tablas.

DISTRIBUCION ESTADISTICA DE LOS VALORES DE FONDO

Los estudios de la distribución de frecuencias de elementos en rocas y otros materiales naturales


sugieren que en muchos casos los logaritmos de las concentraciones están distribuídos aproxi-
madamente en forma normal. Esta generalización provocó gran cantidad de controversias, y como
resultado quedó claro que aunque muchos elementos trazas están distribuídos log normalmente
ni esta distribución ni ninguna otra es universalmente aplicable. A causa de la variedad de procesos
que afectan a los materiales geológicos y la variedad de materiales incluídos en cada grupo de items,
considerados como una población, los datos no pueden siempre ser concordantes con una
frecuencia de distribución específica. Si la hipótesis de la distribución log normal es falta de rigor o
no, queda el hecho que la mayoría de la serie de datos encontrados en la exploración están más
cerca del log normal que del normal y se pueden obtener resultados útiles asumiendo el
comportamiento log-normal.

LA ANOMALIA GEOQUIMICA

Por definición, una anomalía es una desviación de una norma. Una anomalía geoquímica es
específicamente una desviación de los patrones geoquímicos que son normales para un área dada
de ambiente geoquímico. Estrictamente hablando, un depósito de mena siendo un fenómeno
relativamente raro o anormal, es en sí mismo una anomalía geoquímica. Además los patrones
reconocibles de dispersión geoquímica, relacionados ya sea a la génesis o a la erosión de los
depósitos de mena son anomalías.

Las anomalías que están relacionadas a la mena y que pueden ser usadas como guías para hallar
las menas, se llaman anomalías significativas. Tales anomalías consisten usualmente de valores que
son más altos que el fondo. las anomalías "negativas" son sólo raramente útiles en la búsqueda de
menas.

Desafortunadamente, los altos contenidos en elementos indicadores, pueden surgir de


mineralizaciones no económicamente viables o por procesos geológicos o geoquímicos no
relacionados a la mena. Tales anomalías superficialmente similares no relacionadas a la mena
buscada, se llaman anomalías no significativas.
El UMBRAL o "threshold" es la concentración de un elemento indicador por encima del cual una
muestra se considera anómala. En el caso más simple, el umbral es el límite superior de
fluctuaciones de fondo normales. Todo valor más alto son anomalías, y los valores más bajos, son
considerados valores de fondo. En los casos más complejos, dos o mas tipos de valores de umbrales
pueden ser reconocidos. A veces, las anomalías relacionadas a la mena pueden estar situadas en
un fondo de valores más altos que el normal, representando un relieve geoquímico consistente en
1) un plano bajo de fondo regional, separado por un umbral regional de 2) un plateau de valores
más altos relacionados a extensa mineralización débil o dispersión, desde los cuales aparecen 3) las
anomalías más estrechamente relacionadas a una mena, definidas por un umbral local. El
reconocimiento de los umbrales locales y regionales pueden ser extremadamente importantes en
la prospección, ya que puede ser posible limitar la búsqueda detallada para picos de anomalías a
los plateau de alto valor definidos por el muestreo preliminar regional ampliamente espaciado. En
otros casos, los datos de investigaciones de orientación de distintos depósitos conocidos pueden
llevar a establecer un umbral bien por encima del nivel de fluctaciones normales del fondo, para
separar anomalías significativas de aquéllas relacionadas con la mineralización débil o rasgos
geoquímicos inusuales. En todo caso, el umbral es establecido a un nivel que es el más conveniente
y eficiente en detectar y delimitar la mena.

El contraste de una anomalía expresa su fuerza como una relación al fondo promedio o el umbral.
Los dos, el fondo y el umbral son usados por diferentes autores en el denominador de esta relación,
y debe ser claramente establecido cual nivel de referencia es usado. Para la mayor parte de los
objetivos, una relación de anomalía al valor de fondo es más simple y más fácilmente comparable.

50
Umbral C

40
Umbral B

Población de
Número de muestras

fondo
30
Umbral A

20

Poblaciòn de
10 mena

0
0.5 1.0 1.5 2.0 2.5 3.0
(Log ppm)
Superposición de valores de fondo y poblaciones de mena (derivadas como
muestras al azar de dos poblaciones distribuídas log-normalmente

Fig.2
El Ambiente Geoquímico

Presión, temperatura y la disponibilidad de la mayoría de los componentes químicos son


losparámetros de los ambientes geoquímicos que determinan los ensambles
mineralógicos enun determinado punto. En base de estas variables, es posible clasificar
todos los ambientesnaturales de la tierra en dos grandes grupos: primario y
secundarios.Los ambientes primarios se extienden por deba o de los niveles inferiores
de la circulación deaguas subterráneas a los niveles de profundidad donde las rocas
son normalmente formadas.Estos son ambientes de altas temperaturas y presiones,
fluidos de circulación restringida yba o contenido de oxígeno libre.Los ambientes
secundarios son ambientes de meteori!ación, erosión y sedimentación en lasuperficie de
la tierra. Está caracteri!ada por ba as temperaturas, presiones casi constantes,libre
movimiento de soluciones y abundante oxígeno libre, agua

Ambientes Hipógenos (Movilidad en condiciones altas de P–T)


En la cristalización de magmas, los elementos que no pueden entrar en la estructura de los
minerales formadores de roca se concentran en fluidos residuales muy móviles. Cuando la roca
se enfría, una pequeña porción de ese fluido puede ser atrapado mecánicamente en
oclusiones, burbujas o en pequeñas películas entre cristales. El agua que no puede
acomodarse en la estructura de los minerales de las rocas ígneas empieza a enriquecer,
progresivamente, los fluidos residuales. Cuando la temperatura disminuye el fluido residual,
rico en agua, empieza a asumir propiedades de una solución acuosa. Los depósitos de vetas
hidrotermales pueden precipitar en esta etapa primaria del ciclo geoquímico. Eventualmente,
los fluidos residuales pueden alcanzar la superficie donde pueden mezclarse con aguas
subterráneas o formar manantiales.

En el metamorfismo, el proceso es análogo. A altas temperaturas y presiones los minerales


hidratados de las rocas sedimentarias se vuelven inestables, y el agua es expulsada para
convertirse en el principal constituyente de la fase móvil. Muchos de los demás constituyentes
de las rocas originales que no pueden acomodarse en la estructura de los nuevos minerales
también se unen a la fase móvil, rica en agua. Estos constituyentes pueden incluir cantidades
considerables de elementos menos, incluyendo muchos metales mena.

En la actualidad, los datos cuantitativos disponibles en los campos de estabilidad de minerales


bajo condiciones de alta temperatura y presión no son adecuados para predecir la movilidad
de elementos menores basados en consideraciones puramente teóricas. Por lo tanto, estas
consideraciones provienen de la observación empírica.

Ambientes Supérgenos (Movilidad en condiciones bajas de P–T)


La relación entre los campos de estabilidad de los minerales y la movilidad de los elementos
constituyentes es esencialmente el mismo en condiciones de baja temperatura y presión como
para condiciones de emplazamientos profundos. Donde la identidad de las especies minerales
y de las soluciones iónicas es conocida, y donde las constantes termodinámicas para estas
especies han sido determinadas, esto es posible para obtener la solubilidad relativa y de ahí la
movilidad de elementos menores en aguas superficiales. Desafortunadamente, el equilibrio es
perturbado por una variedad de factores que aún no pueden ser evaluados cuantitativamente.
El más importante de estos factores son los efectos de la coprecipitación de elementos
menores con ciertas especies comunes de minerales que tienen fuerte acción de barrido
(principalmente óxidos hidratados de Fe y Mn) y el efecto de reacciones orgánicas y procesos
biológicos de organismos en contacto con soluciones naturales en la superficie.

Aunque la estimación cuantitativa de la movilidad relativa bajo condiciones superficiales es


dificultosa, una estimación cuantitativa puede ser obtenida por comparación de la
composición de los elementos menores de fases móviles e inmóviles. El equilibrio completo
entre dos fases semejantes es raro. Sin embargo, una aproximación puede ser obtenerse por
comparación de agua natural de drenaje y el suelo con el cual, está en contacto.

Smyth (1913) y Polynov (1937) indicaron el significado de estas relaciones como una medida
de la movilidad de los elementos en las zonas de meteorización. La evaluación de Smyth de la
movilidad relativa de los elementos mayores está basada en dos supuestos: (1) que la
composición de las rocas padre podía aproximarse a la composición promedio de las rocas de
la corteza y (2) que la composición de las aguas de drenaje resultantes de la meteorización
podía acercarse a la composición promedio del agua pura.

De manera similar, la movilidad relativa de los elementos menores tanto como los menores
podría ser obtenida comparando la composición de aguas de torrente con la composición de
las rocas. Desafortunadamente, los datos suficientemente seguros para hacer cálculos no se
encuentran aún disponibles. Una evaluación cualitativa para pocos elementos, basada en la
experiencia en trabajos de prospección geoquímica, son dados en la Tabla–01. Se debe que
tener en cuenta que esta tabla puede estar sujeta a modificación por muchos factores locales
del ambiente. Por lo tanto la movilidad del Mo es eliminada en un ambiente rico en Fe, y el Mn
llega a ser muy móvil es ambientes reductores.

Tabla–01: Movilidad supérgena de elementos en ambientes silíceos libres de azufre

Movilidad Relativa Elementos Mayores Elementos Menores


Muy móvil S, Cl Br, I, Mo, B, Se
Moderadamente móvil Ca, Na, Mg, K Zn, Ba, U
Moderadamente inmóvil Si, Mn Ni, Co, Cu, As, Sb, Pb
Muy inmóvil Fe, Al, Ti Cr, Tierras Raras

Explicar la movilidad de los elementos de los diferentes ambientes geoquímicos


A continuación se muestra una tabla que indica la movilidad relativa de los elementos a
distintas condiciones de pH, los factores que los inmovilizan y los minerales pesados que
pueden formar.
Tabla–02: Movilidad de elementos en diferentes ambientes geoquímicos

Condiciones de pH Factores de Inmovilización


Minerales
Ácido Neutral Básico Óxidos Materia
Elemento Otros Pesados
pH<5.5 pH 5.5-7.0 pH>7.0 Fe/Mn Orgánica
Sulfuros, condiciones
Antimonio bajo bajo bajo si
reductoras
Arsénico medio medio medio si Sulfuros, arcillas
Sulfuros, arcillas, sulfatos,
Bario bajo bajo bajo carbonatos, condiciones
reductoras
Berilio bajo bajo bajo si si Arcillas
Bismuto bajo bajo bajo alto Condiciones reductoras
Boro muy alto muy alto muy alto Turmalina
Cadmio medio medio medio Condiciones reductoras
Minerales de
Cerio insoluble insoluble insoluble
Tierras Raras
Cromo muy bajo muy bajo muy bajo Cromita
Cobalto alto medio a alto muy bajo Sulfuros, adsorción
Cobre alto medio a alto muy bajo si si Sulfuros, adsorción
Estaño insoluble insoluble insoluble Casiterita
Flúor alto alto alto Fluorita, adsorción
alto a muy
Hierro III muy bajo muy bajo si Magnetita
bajo
Hierro II alto medio a bajo muy bajo si Condiciones oxidantes
Litio bajo bajo bajo si Arcillas
alto a muy
Manganeso alto alto si Arcillas
bajo
Mercurio(ac) medio bajo bajo si Sulfuros Cinabrio
Mercurio(v) alto alto alto
Adsorción en presencia de
Pb, Fe, Ca, carbonatos,
Molibdeno bajo medio alto si
sulfuros; condiciones
reductoras
Níquel alto medio a bajo muy bajo Sulfuros, adsorción, silicatos
Niobio/Tantalio insoluble insoluble insoluble Si
Oro inmóvil inmóvil inmóvil Oro Nativo
Condiciones reductoras,
Plata alto medio a bajo muy bajo si si sulfuros, precipitado por Pb,
Cl, cromatos arseniatos
Platino insoluble insoluble insoluble Platino Nativo
Carbonatos insolubles,
Plomo bajo bajo bajo sulfuros, fosfatos,
condiciones reductoras
Coprecipitación con Ba, Ca,
Radio alto alto alto si si
Fe, Mn
Radón alto alto alto Limitado por su vida media
Condiciones reductoras,
Selenio alto alto muy alto si
adsorción
Teluro muy bajo muy bajo muy bajo Si
Adsorción por arcillas,
Torio muy bajo muy bajo muy bajo Si
hidróxidos de aluminio
Condiciones reductoras,
bajo a
Uranio alto muy alto si si precipitados de iones
medio
especiales, adsorción
Silicatos, condiciones
Vanadio alto alto muy alto Magnetitas
reductoras, adsorción
Wolframio insoluble insoluble insoluble si Scheelita
bajo a muy
Zinc alta alto a medio si si Sulfuro, carbonatos, fosfatos
bajo