Sei sulla pagina 1di 9

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA AREQUIPA -

Sistema de Notificaciones Electronicas SINOE


PLAZA ESPAÑA S/N CERCADO AREQUIPA,
Juez:AQUIZE CACERES Rocio Del Milagro (FAU20159981216)
Fecha: 07/05/2018 17:20:40,Razón: RESOLUCIÓN JUDICIAL,D.Judicial:
AREQUIPA / AREQUIPA,FIRMA DIGITAL

1º Juzgado de Familia
EXPEDIENTE : 03097-2015-0-0401-JR-FC-04
CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA
AREQUIPA - Sistema de MATERIA : TENENCIA
Notificaciones Electronicas SINOE
JUEZ : AQUIZE CACERES ROCIO DEL MILAGRO
PLAZA ESPAÑA S/N CERCADO
AREQUIPA, ESPECIALISTA : VALDEIGLESIAS CHAMBIZEA KARINA
Secretario:VALDEIGLESIAS
CHAMBIZEA KARINA /Servicio
Digital - Poder Judicial del Perú
DEMANDADO : AYBAR MAURTUA, JORGE ANTONIO
Fecha: 14/05/2018 14:44:09,Razón:
RESOLUCIÓN
DEMANDANTE : ORTIZ ORTEGA, FIORELLA CAROLINA
JUDICIAL,D.Judicial: AREQUIPA /
AREQUIPA,FIRMA DIGITAL S E N T E N C I A Nº 27-2018

Resolución Nro. 20-2018


Arequipa, dos mil dieciocho
mayo, cuatro.-

VISTOS.- A fojas cuarenta y tres y siguientes, subsanada a fojas sesenta y seis y siguiente,
interpone demanda doña FIORELLA CAROLINA ORTIZ ORTEGA, solicitando el reconocimiento de
Tenencia de la niña NICOLE ALESSANDRA AYBAR ORTIZ; la dirige en contra de JORGE ANTONIO
AYBAR MAURTUA. Además pide se establezca un régimen de visitas a favor de su hija de preferencia un
domingo de cada mes en el horario de diez a doce horas sin poder retirar a la niña del domicilio de la
recurrente y sujeto al cumplimiento puntual de la obligación alimentaria. Y en acumulación objetiva,
originaria y accesoria solicita que el demandado cumpla con alcanzar una pensión de alimentos mensual y
adelantada para su hija ascendente a dos mil quinientos soles a pagarse los primeros cinco días de cada
mes, debiendo ser depositada en una cuenta a su nombre que para el efecto mandará a abrir el Despacho,
en el Banco de la Nación.
Fundamentos de Hecho de la Demanda: Señala que: 1. La recurrente contrajo matrimonio con el
demandado con fecha veintiuno de septiembre del año dos mil once cuando ya se encontraba embarazada.
2. Su hija Nicole Alessandra Aybar Ortiz nace el veintiocho de febrero del año dos mil doce. 3. Su último
domicilio conyugal fue en el domicilio de los padres de la recurrente; el demandado se encontraba
desempleado, ella trabajaba en el Parque Lambramani y los padres de ella eran quienes cubrían sus
necesidades. 4. En el mes de diciembre del año dos mil catorce el demandado cambió de actitud, se puso
muy agresivo, retirándose con sus cosas personales del hogar, abandonando así a la recurrente junto a su
hija, siendo que el demandado se fue a la ciudad de Ica dónde trabaja en la actualidad. 5. Desde que el
demandado se retiró del hogar, la amenaza constantemente vía telefónica de que le va a quitar a su hija ya
que siempre le dice “te la voy a quitar y vas a llorar por tu hija”. 6. Cuando el demandado la llama por
teléfono y su hija no quiere hablar con éste, el demandado la amenaza con palabras desatendidas y le dice
que como es abogado tiene la Ley en su mano y que ningún “abogaducho” le va a ganar. 7. El demandado
es de profesión Abogado y trabaja en la Empresa JP PLANING, percibiendo tres mil soles mensuales. 8. El
demandado no tiene más obligación alimentaria que con su hija. 9. Cuando el demandado se retiró del
hogar le enviaba dos mil soles, pero poco a poco le ha ido bajando la pensión y actualmente le gira
quinientos soles con previas llamadas para que cumpla con su obligación y constantes amenazas por lo
que la recurrente se ve obligada a solicitar tutela jurisdiccional. 10. Su hija asiste en la cuna jardín
Kinderworld en la cual paga la suma de trescientos ochenta soles mensuales fuera de su movilidad y
lonchera que sobrepasa los seiscientos soles cada mes. 11. Las necesidades de su hija se incrementan
cada día más por lo que requiere atención médica y vacunas, además de ropa y recreación teniendo en
cuenta que la vivienda le es otorgada por los padres de ella y la comida resulta otro presupuesto, pues su
hija consume alimentos que deben contribuir su normal crecimiento y desarrollo. 12. El demandado además
de ser un abogado en ejercicio y trabajar para una mina, presta asesoramiento externo, por lo que percibe
ingresos adicionales y está en perfectas condiciones de alcanzar la pensión que solicita. 13. La recurrente
se encuentra imposibilitada de trabajar por la corta edad de su hija.
Fundamentos jurídicos de la Demanda. Se ampara en los artículos 83 y 92 del Código de los Niños y
Adolescentes, así como en los artículos 481° y 482° del Código Civil.
Contestación de la demanda
A fojas noventa y uno el demandado absuelve el traslado de la demanda, bajo los siguientes fundamentos:
1. Que efectivamente producto de la relación sentimental que mantuvo con la demandante procrearon a su
hija Nicole Alessandra Aybar Ortiz. 2. Que la demandante propone un régimen de visitas de forma unilateral
y caprichosa, además que la señora no presenta la demanda por patria potestad por no querer asumir
mayor responsabilidad que el hecho de la tenencia como tal. 3. Que en el segundo párrafo del petitorio de
la recurrente se evidencia la mala fe de ésta, ya que propone un régimen de visitas que sería una vez por
mes por el espacio de dos horas en el domicilio de la recurrente bajo su supervisión, lo que coadyuva a un
daño psicológico irreparable a su menor hija ya que restringe una correcta y fluida relación paterno filial,
observándose la clara intención de alejarlo de su hija. 4. Es cierto que ha venido cumpliendo con sus
obligaciones que tiene para con su hija a través de una cuenta adicional de ahorros y desde el nacimiento
de su hija ha ido depositando entre dos mil soles y dos mil quinientos soles ya que percibía un sueldo de
tres mil quinientos soles y él solo se quedaba con mil soles para subsistir, ya que al tener un vínculo
sentimental con la recurrente su idea era de adquirir cosas para el beneficio común del hogar, pero la
actora siempre manifestaba que no le alcanzaba y pedía más dinero, pero su contrato en la empresa en la
cual él estaba laborando culmina el dieciocho de julio del año dos mil quince y no cuenta con empleo ya
que su especialidad es en asesoría de proyectos, por lo que ha cambiado su condición laboral y
económica, pero ha asumido su responsabilidad con su hija depositándole el monto de quinientos soles,
pero como él también tiene que alimentarse y viajar para buscar nuevas fuentes de ingreso, le ha
depositado en los últimos meses el monto de doscientos cincuenta nuevos soles. 5. A los tres meses de
nacida su hija, empezó a laborar fuera de la ciudad de Arequipa, bajo el régimen minero de veintiún días
laborables por siete días de descanso, exponiéndose a riesgos para su vida y salud, todo ello con la
finalidad de brindar una mejor calidad a su hija, pero ello jamás fue valorado por la demandante, la falta de
interés de ésta y de atención para con él hizo que se genere un quiebre en su relación, siendo que en el
mes de noviembre del año dos mil catorce sostuvieron la conversación final, decidiéndose a plantear la
separación, ya que la señora nunca tuvo la intención de mejorar o salvar su relación, indicando todo el
tiempo la frase de “estás en la obligación de mantenerme a mí y a mi hija, no tengo por qué trabajar”, al
mes siguiente retiró sus cosas del hogar conyugal y vio actitudes marcadas de la demandante quien no
quería comunicarlo con su hija vía telefónica aduciendo que su hija de dos años y diez meses no quería
hablar con su padre, su hija le respondía con las siguientes frases como guiada por alguien “no quiere
hablar contigo porque no me compras mi leche” y cuando su hija tenía tres años y cuatro meses le
responde “no quiero hablar contigo, estoy ocupada, no tengo tiempo, tú eres malo”, “no vengas porque no
te voy a abrir la puerta”, “hola papito, no quiero hablar contigo”, conversaciones que tiene grabadas y que
adjunta a su contestación como medio probatorio de la mala formación y ejemplo negativo que viene dando
la demandante a su hija, por lo que pide que se le realice una terapia psicológica a su hija. 6. El recurrente
presentó con fecha dieciséis de febrero del año dos mil quince una denuncia por retiro voluntario del hogar
y no como pretende hacer creer la accionante de abandono de hogar, siendo que ésta interpuso una
denuncia por abandono con fecha ocho de julio del año dos mil quince resaltando que no existe
cohabitación desde el veintiocho de diciembre del año dos mil catorce. 7. La asistencia alimenticia es
obligación de ambos padres y la actora pretende seguir evadiendo su responsabilidad, además que ésta ha
reconocido en su denuncia de abandono de hogar que tiene el oficio de visitadora médica, siendo una
persona completamente sana en uso de sus facultades mentales capaz de realizar cualquier trabajo con la
finalidad de poder aportar económicamente en el desarrollo de su hija. 8. Respecto al medio probatorio de
la accionante en el numeral 1G, debe ser desestimado, ya que desconoce dichas conversaciones puesto
como se aprecia en un principio existen varias líneas tachadas y en la subsanación dichas líneas están
borradas convenientemente, siendo textos que no obedecen a la verdad. 9. Respecto a los gastos de salud
la demandante tiene pleno conocimiento que su hija está cubierta por un seguro “EPS” que cubre el
noventa por ciento de los gastos que incurra en atenciones médicas y la no utilización de este seguro es
una decisión netamente facultativa y unilateral de la accionante. 10. En cuanto a su capacidad económica,
solicita que se desestime los medios probatorios sobre los movimientos económicos realizados con su
tarjeta de ahorros, ya que, prueba solo los movimientos bancarios y no la capacidad económica del
recurrente. 11. Sobre los medios probatorio referidos a las boletas de pago y recibos por consumo, solicita
que se tenga especial cuidado, ya que de la revisión de dichos medios probatorios se aprecia que algunos
productos no son consumo de su menor hija como la del ticket de una pizza hawaiana, alimento además
que no es adecuado para su hija, haciendo presente que cuando él llegaba a su casa casi siempre
encontraba la refrigeradora vacía y con el poco dinero que le quedaba tenía que hacer la compras y no
entendía cuál era el uso que la accionante daba al dinero que él le enviaba, siendo ésta una persona
desordenada, desconsiderada y con falta de interés hacia su hija como hacia él, por lo que deberá exhibir la
accionante gastos que acrediten la manutención de hija por el periodo de doce meses anteriores a la fecha
y se consigne datos del consumidos. 12. Respecto al centro educativo cuna jardín Kinderworld dónde
estudia su hija, refiere que la propietaria de dicho centro es la profesora Rosa Carolina Ortiz Chirinos quien
es familiar directa de la demandante y el monto de pensión que aparece en la constancia de dicho centro
educativo no se ajusta a la verdad, ya que al ser familiar directo su hija goza de media beca desde el año
dos mil catorce pagando únicamente doscientos soles y lo sabe ya que participo en varias reuniones
familiares, siendo que la accionante va a ser favorecida en cualquier medio probatorio emitido por la
Directora del referido colegio, además que dicha constancia no cuenta con el nombre de la directora a fin
de evitar la correcta aplicación de la lógica jurídica. 13. Asimismo en base al interés superior del niño
solicita el siguiente régimen de visitas: que se le acepte pasar dos días una vez por mes, es decir un día
sábado desde las diez horas hasta las veinte horas e igualmente un domingo de diez horas hasta las
dieciséis horas y en las vacaciones escolares de medio año, los diez primero días y en las vacaciones
escolares de fin de año, se le conceda treinta días calendario o la duración de un mes completo, siendo
rotativo o variante, es decir un año los treinta días del mes de enero y al siguiente los veintiocho y/o
veintinueve días del mes de febrero y siendo que el cumpleaños de su hija es en febrero pasaría con cada
uno de sus padres cada año al rotar.
Actividad Jurisdiccional y contestación de la demanda
A fojas sesenta y ocho, la demanda es admitida a trámite.
A fojas ciento siete se tiene por absuelto el traslado de la demanda
A fojas ciento veintiséis se señaló fecha para la audiencia de ley.
La audiencia única se llevó a cabo el quince de abril del dos mil dieciséis conforme acta de fojas ciento
treinta y tres y siguientes.
Se ha remitido el expediente en vista fiscal apareciendo el dictamen correspondiente a fojas doscientos
ochenta, opinando el señor Fiscal que la demanda sea declarada fundada en cuanto a la pretensión de
reconocimiento judicial de tenencia; se determine un régimen de visitas y que se declare fundada en parte
la pretensión de alimentos, debiendo determinarse una pensión mensual y adelantada de un mil con
00/100. Su estado es el de sentenciar; y,
CONSIDERANDO: ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
PRIMERO: El artículo 196 del Código Procesal Civil, establece que la carga de probar corresponde a quien
afirma hechos que configuran su pretensión o a quien los contradice alegando hechos nuevos, salvo
disposición legal distinta. En el caso de autos, existe el pedido expreso de la demandante FIORELLA
CAROLINA ORTIZ ORTEGA, para que se le reconozca la tenencia y custodia de su hija NICOLE
ALESSANDRA AYBAR ORTIZ, se fije un régimen de visitas a favor del padre y se fijen alimentos a favor
de la niña. Corresponde entonces, verificar si ha acreditado su dicho, si conviene a la niña continuar bajo la
tenencia de su madre, se fije un régimen de visitas para el padre y se fije un monto de alimentos a favor de
Nicole Alessandra a cargo del padre.
SEGUNDO: Con la copia certificada del acta de nacimiento de fojas tres, se acredita el nacimiento y
existencia de la niña NICOLE ALESSANDRA AYBAR ORTIZ, quien en la actualidad cuenta con seis
años de edad, hija de la demandante y del demandado conforme allí aparece. La niña nació el veintiocho
de febrero del dos mil doce, habiendo sido reconocida tanto por la demandante como por el demandado.
TERCERO: Conforme a la demanda los progenitores de la niña NICOLE ALESSANDRA AYBAR ORTIZ,
en la fecha se encuentran separados, lo cual es referido por ambos tanto en la demanda como la
contestación; obrando como medios probatorios de ello las denuncias de fojas cinco y seis, la primera es
por retiro voluntario del hogar del demandado y la segunda por abandono de hogar; separación que
también se desprende de los informes sociales realizados por las asistentas sociales de los juzgados de
familia que corren a fojas ciento ochenta y dos y doscientos treinta y cuatro.
CUARTO: Conforme lo establece el artículo 81 del Código de los Niños y Adolescentes, “cuando los padres
estén separados de hecho, la tenencia de los niños, niñas o adolescentes se determina de común acuerdo entre ellos y tomando
en cuenta el parecer del niño, niña o adolescente. De no existir acuerdo o si este resulta perjudicial para los hijos, la tenencia la
resolverá el juez especializado dictando las medidas necesarias para su cumplimiento, pudiendo disponer la tenencia compartida,
salvaguardando en todo momento el interés superior del niño, niña o adolescente.” El artículo 83 del mismo cuerpo de
leyes, precisa que, “El padre o la madre a quien su cónyuge o conviviente le arrebate a su hijo o desee que se le reconozca
el derecho a la Custodia y Tenencia, interpondrá su demanda acompañando el documento que lo identifique, la partida de
nacimiento y las pruebas pertinentes.”

QUINTO: Los padres no viven juntos y cabe analizarse las condiciones esenciales y básicas que permitan
establecer que la niña NICOLE ALESSANDRA AYBAR ORTIZ, goce de los medios adecuados para su
desarrollo físico, emocional, educacional y psicológico con uno u otro progenitor.
SEXTO: Que, el caso de autos, se ha establecido que la niña NICOLE ALESSANDRA AYBAR ORTIZ,
ha vivido bajo la protección de su progenitora desde su nacimiento, lo que se desprende de lo referido por
la demandante y el demandado en la demanda y contestación respectivamente, además el propio
demandado en su informe social que le fue practicado a fojas doscientos treinta y cuatro señala “(…)que
no tiene la intención de solicitar la tenencia de su hija ya que está en una edad en la que su madre la
proteja(…)”, a lo que se suma que según el informe social de fojas ciento ochenta y dos y siguientes, se
observó a madre e hija plenamente identificadas; mantienen una relación estrecha, observándose que
Nicole es una niña alegre, inquieta, juguetona y comunicativa; expresó respecto a su papá Jorge que lo
quiere pero que este no la visita y espera salir con este cuando lo vea. A lo anterior se añade que según
informe psicológico de Nicole Alessandra proyecta apego emocional positivo hacia la figura materna, con
disposición a relacionarse con su padre biológico. La madre a fojas ciento sesenta y cuatro se presenta
con actitud de sobreprotección respecto de la menor. El padre a fojas doscientos cuarenta “proyecta
conciliar el presente proceso con la demandante y busca la mejor vía de entendimiento como padre de
su menor hija”. --------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
SÉTIMO: Al emitir la presente se tiene en cuenta lo establecido en el artículo 84 del Código de los niños y
Adolescentes por cuanto
“En caso de no existir acuerdo sobre la tenencia, en cualquiera de sus modalidades, el juez resolverá teniendo en cuenta lo
siguiente:
a) El hijo deberá permanecer con el progenitor con quien convivió mayor tiempo, siempre que le sea favorable;
b) el hijo menor de tres (3) años permanecerá con la madre; y
c) para el que no obtenga la tenencia o custodia del niño, niña o adolescente debe señalarse un régimen de visitas.
En cualquiera de los supuestos, el juez priorizará el otorgamiento de la tenencia o custodia a quien mejor garantice el derecho del
niño, niña o adolescente a mantener contacto con el otro progenitor.”

Como ya se dijo, la niña ha vivido siempre con la madre e incluso cuando sus padres se separaron
permaneció con ella. El padre ha manifestado en el informe social de fojas doscientos treinta cuatro que
no tiene intención de solicitar la tenencia de su menor hija pero si un régimen de visitas a favor de ésta, la
visita social, así como los informes psicológicos de la madre y la niña son favorables a la madre, en
consecuencia debe procederse a reconocer el derecho de tenencia de Nicole Alessandra que viene
siendo detentado por la madre.
OCTAVO: Ahora bien es importante en este proceso determinar un régimen de visitas conforme
establece el inciso 3 del artículo 9 de la Convención de los derechos del niño, niña y adolescente, pues:
“Los Estados Partes respetarán el derecho del niño que esté separado de uno o de ambos padres a mantener relaciones
personales y contacto directo con ambos padres de modo regular, salvo si ello es contrario al interés superior del niño”, ello se
hará teniendo en cuenta la edad actual de la niña y que tanto la madre como el padre refieren en los
informes sociales que residen en ciudades distintas y que la propia menor ha expresado en un informe
psicológico de fojas ciento sesenta y uno y siguientes que su padre a veces va a visitarla y desea
recibir sus visitas, concluyéndose en el mismo que la menor muestra disposición a relacionarse con su
padre biológico, siendo este más derecho de la niña que del padre. Es así que a fin de generar lazos
entre el padre y la niña, las visitas se realizarán de la siguiente manera:
En un en un primer periodo de tres meses, el último sábado y domingo de cada mes en el horario de
nueve horas hasta las trece horas en el hogar materno sin poderla retirar de allí; y,
A partir del cuarto mes, el padre podrá externar a la niña del domicilio materno desde las nueve horas
hasta las dieciséis horas, también el último sábado y domingo de cada mes. Debiendo recogerla y
entregarla de manera puntual en el hogar de la madre. Los días mencionados no podrá pernoctar con
ella.
No se establece periodos de tiempo mensuales ni semanales para que padre pueda llevarse a la niña
por la edad de esta y el poco contacto que ha habido entre ellos.
NOVENO: Que en la audiencia única de ley de fojas ciento treinta y tres se han fijado también como
puntos controvertidos a dilucidar en la presente causa, el de “determinar las necesidades del alimentista, las
posibilidades del demandado y el monto de la pensión alimenticia de ser el caso”. Haciendo presente que la madre ha
solicitado se fijen alimentos para su menor hija.
DÉCIMO: Que, en cuanto al estado de necesidad de la niña NICOLE ALESSANDRA AYBAR ORTIZ se
debe tener presente lo siguiente:
a) Que la demandante ha acreditado que el demandado JORGE ANTONIO AYBAR MAURTUA es
padre de la niña NICOLE ALESSANDRA AYBAR ORTIZ, con el acta de nacimiento obrante en
el folio tres, además de dicha partida se desprende que la citada niña contaba al interponerse la
demanda (diecisiete de julio del año dos mil quince) con un tres años y cinco meses de edad y a
la fecha de esta sentencia cuenta con seis años; por lo que se establece la obligación del
demandado de conformidad con lo previsto por el artículo 474 inciso dos del Código Civil,
concordante con el artículo 93 del Código de los Niños y Adolescentes.
b) Que por la edad de la mencionada hija del demandado, se trata de una niña que se encuentra
en pleno desarrollo psico-biofísico, por tanto requiere cubrir sus necesidades por concepto de
alimentación propiamente dicha, habitación, vestido, asistencia médica y psicológica y
recreación; estando demostrado, por su sola condición de menor de edad, su estado de
necesidad, lo que no requiere de mayor probanza al ser evidente que necesita de los recursos
necesarios para su normal desarrollo y sustento y que no puede autosostenerse por sí misma;
más aún se encuentra acreditada su necesidad de acuerdo a la documentación de fojas treinta y
uno a cuarenta, lo que se toma en cuenta solo de modo referencial pues no se puede negar las
necesidades de una niña de la edad de Nicole Alessandra.
UNDECIMO: Que, en cuanto a la capacidad económica del demandado, la demandante ha indicado en
su demanda que el demandado es Abogado de profesión y ha presentado copias de los títulos que
ostenta y de un currículo vitae; que al momento de la interposición de la demanda el demandado laboraba
en la empresa JP. Planning SAC y percibía una remuneración mayor a S/. 3,000.00; por su parte el
demandado, ha confirmado dicha afirmación, indicando que ha laborado allí desde junio del año dos mil
doce hasta el julio del dos mil quince, presentando boletas de pago de los meses de abril, mayo y junio
del año dos mil quince, donde se aprecia que tenía un ingreso neto de S/. 3,539.09 soles mensuales.
Posteriomente, el mismo demandado a fojas ciento cuarenta y cinco ha indicado que en la fecha labora
en la Asociación Educativa "Cristo Moreno" y percibe una remuneración de S/. 850.00 soles mensuales,
lo cual se toma como declaración asimilada a tenor de lo establecido en el artículo 221 del Código
Procesal Civil, sin embargo, se tienen en cuenta que el demandado es Abogado y cuenta con adecuada
preparación y experiencia como se observa de fojas nueve y siguientes, manifestando él mismo en el
numeral cuatro de los fundamentos de su contestación de fojas noventa y cinco que “(…)viaja a buscar
nuevas fuentes de ingresos (…)”, por tanto concluimos que no puede ni debe dedicarse sólo a un trabajo
donde percibe el sueldo mínimo, pues estamos frente a un hombre joven que debe trabajar para otorgar
a su hija una adecuada calidad de vida y que se encuentra en plena capacidad para obtener un adecuado
ingreso acorde con la profesión que ostenta. Al respecto se debe precisar que no se exige investigar
rigurosamente el monto de los ingresos del que debe prestar los alimentos, a partir de esto, no es
necesario una prueba acabada de cuáles son los ingresos del obligado, en tal sentido, no solo se debe
considerar los ingresos que el demandado ha referido tener, sino también sus posibilidades de ganar
una remuneración decorosa. El padre expresa que la madre pretende seguir evadiendo por completo su
responsabilidad, sin embargo no debe dejar de lado que ella brinda vivienda a la niña y se dedica a su
cuidado.
DUODÉCIMO.- Se debe considerar que en primer lugar la niña, en torno a quien gira el proceso; tiene
derecho a recibir una pensión de alimentos y de esa forma poder alcanzar su desarrollo integral; no
aparece de autos que el demandado tenga otras obligaciones de similar naturaleza a la que tiene con su
hija, por lo que debe cumplir adecuadamente su responsabilidad para con NICOLE ALESSANDRA
AYBAR ORTIZ, pues el que los padres acudan con alimentos a sus hijos es un deber familiar y no una
dádiva.
DÉCIMO TERCERO: Que sobre el monto de la pensión a fijarse a favor de la alimentista cabe indicar lo
siguiente:
a) Que, debe fijarse el monto de la pensión con criterios de prudencia, equidad y razonabilidad,
estando a que el artículo 481 del Código Civil, los alimentos se regulan en proporción a las
necesidades de quien los pide y a las posibilidades del que debe darlos. Siendo que conforme al
ya mencionado artículo 481 del Código Civil recientemente modificado:
“Los alimentos se regulan por el juez en proporción a las necesidades de quien los pide y a las posibilidades del que
debe darlos, atendiendo además a las circunstancias personales de ambos, especialmente a las obligaciones que se
halle sujeto el deudor.
El juez considera como un aporte económico el trabajo doméstico no remunerado realizado por alguno de los
obligados para el cuidado y desarrollo del alimentista, de acuerdo a lo señalado en el párrafo precedente.
No es necesario investigar rigurosamente el monto de los ingresos del que debe prestar los alimentos”.

b) Que el artículo 475 inciso tres del Código Civil, establece que la obligación alimentaria recae
sobre ambos padres, lo cual debe tenerse presente al momento de establecer el monto de la
pensión alimenticia a favor de la hija del demandado, pues su madre FIORELLA CAROLINA
ORTIZ ORTEGA también debe coadyuvar a su sostenimiento como efectivamente lo viene
haciendo.
c) Que atendiendo a las consideraciones expuestas, la revisión conjunta de los medios probatorios
actuados en el proceso, y las consideraciones expuestas, como son las necesidades de la
menor alimentista, este Despacho estima que la pensión alimenticia mensual y adelantada debe
fijarse en seiscientos nuevos soles.

DECIMO CUARTO: El padre ha presentado la transcripción de un audio donde una pequeña niña le dice
a su padre que no desea hablar con él, por tanto se requerirá a la madre evite hablar mal del padre en
presencia de la niña o involucrarla en los problemas que tiene con el padre.
DÉCIMO QUINTO: Que, las costas y costos del proceso no requieren ser demandados y son de cargo de
la parte vencida, conforme lo prevé el artículo 412 del Código Procesal Civil, sin embargo se está fijado
un régimen de visitas a favor del padre y por tanto no puede considerarse vencido, como tampoco lo es
la madre a quien se le reconoce el derecho de tenencia de la niña, por tanto en esta ocasión no se
cobrarán costas ni costos.
Por estos fundamentos, con el dictamen favorable de fojas ciento cincuenta y uno y siguientes,
administrando justicia a nombre del pueblo de quien emana dicha potestad; ------------------------------------------
FALLO: -----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
1) Declarando FUNDADA la demanda de fojas cuarenta y tres y siguientes, subsanada a fojas
sesenta y seis y siguientes, interpuesta por doña FIORELLA CAROLINA ORTIZ ORTEGA,
sobre el reconocimiento de tenencia de la niña NICOLE ALESSANDRA AYBAR ORTIZ, en
contra de don JORGE ANTONIO AYBAR MAURTUA; en consecuencia, SE RECONCOE el
derecho de tenencia de la mencionada niña a favor de la madre FIORELLA CAROLINA ORTIZ
ORTEGA, por tanto, ORDENO que la madre continúe cumpliendo –como corresponde- con
cuidar y proteger a su hija, teniéndola bajo su cuidado, en su condición de madre biológica.
d) FIJO como régimen de visitas a favor de NICOLE ALESSANDRA AYBAR ORTIZ que cumplirá
el padre JORGE ANTONIO AYBAR MAURTUA, el siguiente:
En un en un primer periodo de tres meses, el último sábado y domingo de cada mes en el
horario de nueve horas hasta las trece horas en el hogar materno sin poderla retirar de allí; y,
A partir del cuarto mes, el padre podrá externar a la niña del domicilio materno desde las
nueve horas hasta las dieciséis horas, también el último sábado y domingo de cada mes.
Debiendo recogerla y entregarla de manera puntual en el hogar de la madre. Los días
mencionados no podrá pernoctar con ella.
e) DECLARAR FUNDADA EN PARTE la pretensión accesoria interpuesta por FIORELLA
CAROLINA ORTIZ ORTEGA en representación de su hija NICOLE ALESSANDRA AYBAR
ORTIZ en contra de JORGE ANTONIO AYBAR MAURTUA sobre cobro de alimentos;
DISPONGO que el demandado acuda a su hija NICOLE ALESSANDRA AYBAR ORTIZ con una
pensión alimenticia mensual y adelantada, ascendente a S/. 600.00 (seiscientos con 00/100
soles), debiendo aperturarse una cuenta en el Banco de la Nación a favor de la madre de la
alimentista para lo cual se oficiará, cuenta que será de manera exclusiva para el depósito de los
alimentos de la niña bajo responsabilidad, debiendo informar del inicio de su cumplimiento en
ejecución de sentencia. INFUNDADA la demanda en cuanto a la diferencia del porcentaje
peticionado.
f) Se hace conocer al obligado alimentario que en caso de adeudar tres (3) cuotas, sucesivas o
no, de sus obligaciones alimentarias establecidas en sentencia, será inscrito en el Registro de
Deudores Alimentarios Morosos de conformidad con el procedimiento establecido en el artículo 4
de Ley que crea el Registro de Deudores Alimentarios Morosos, Ley 28970; así también serán
inscritas en el referido registro aquellas personas que no cumplan con pagar pensiones
devengadas durante el proceso judicial de alimentos si no las cancelan en un período de tres (3)
meses desde que son exigibles.
h) Requiero a la madre no involucrar a la niña en los problemas entre los padres ni hablar mal
de él en presencia de la niña ni mucho menos a la niña.
i) SIN COSTAS Y COSTOS. Así la pronuncio, mando y firmo en la sala de mi Despacho.-
Notifíquese y Cúmplase.