Sei sulla pagina 1di 136

- - - COLECCIÓN «PRIMEROS AÑOS»--------......

AGÜERA, l.: «Teatril/os». Con niños y niñas de Educación Infantil y Primaria.


- Más «Teatrillos». Con niños y niñas de 3, 4 y 5 años.
- Diálogos con mi nieto. Los «mayores» en la educación de los «pequeños».
- Chiquitines. Jugar y aprender hasta los 3 años.
ALPI, L. y otros: Adaptación a la escuela infantil.
AMIEL-T!SON. C. y GossEUN, J.: Desarrollo neurológico de O a 6 años.
ANcíN, M." T.: Cuerpo, espacio, lenguaje. Guías de trabajo.
BALABAN, N.: Niños apagados, niños independientes.
BARNES, B. A. y YORK, S. M.: El sentido común en la educación de Jos más pequeños.
BARROS DE ÜUVEIRA, V.: Evaluación psicopedagógica del niño de O a 6 años. Observar. analizar e interpretar el
comportamiento infantil.
BECKER, J. y otros: Un currículo abierto, flexible, creativo y divertido, para 3-6 años.
BIGUET. M. N.: Descubrir las cosas con el tacto.
BoRNANCIN, B. y M. y MoULARY, D.: Conocer el propio cuerpo. Actividades científicas y pedagógicas.
BoRRETTI, M. J. y COLLET, G.: ¡Qué rico está el pan! 16 Unidades didácticas sobre el pan.
BoULE, F.: Manipular, organizar, representar. Iniciación a las Matemáticas.
BROWN, S. E.: Experimentos de Ciencias en Educación Infantil.
BRUEL, A. y otros: Juegos motores con niñas y niños de 2 y 3 años.
OUCHESNE, J. y JAUBERT, J. N.: La percepción del olor en Educación Infantil.
OUTILLEUL, B., GILABERT, H. y SAUSSOIS, N.: Los niños de 4 a 6 años en la escuela infantil.
FELDMAN. J. R.: Autoestima. ¿Cómo desarrollarla? Juegos, actividades. recursos, experiencias creativas ..
FERLAND, F.: ¿Jugamos? El juego con niñas y niños de 0-6 años.
FRANCO. T.: Vida afectiva y educación infantil.
GERVILLA, A.: Ei currículo de Educación Infantil. Aspectos básicos.
(3UIBERT, A., LEBEAUML L. y MoussET, R.: Actividades geométricas para Educación Infantil.
HERNÁNDEZ, M." C.: EdL1cación sexual para niños y niñas de O a 6 años.
JuuEN. G.: La comunicación niños-adultos.
KoHL., M. A.: Arte Infantil. Actividades de Expresión Plástica para 3-6 años.
lAHORA, M.C.: Actividades matemáticas con niñas y niños de O a 6 años.
- La escolarización antes de los 3 años. Organización del aula y diez Unidades Didácticas.
LAPoRTE, D.: Autoimagen, autoestima y socialización. Guía práctica en niños de O a 6 años.
LEHMANN, E.: Canta, toca, brinca, danza. Sugerencias para la educación musical.
- Una canción para cada nombre.
LuRc;:AT, L.: El niño y sus compañeros. Percepción y comportamiento en el ámbito escolar.
LLOPIS, C. (Coord.): Los derechos humanos en Educación Infantil. Cuentos, juegos y otras actividades.
MÉNDEZ, L.; MORENO, R. y RIPA. C.: Adaptaciones curriculares en Educación Infantil.
MIR, V. y otros: Evaluación y postevaluación en Educación Infantil.
MIRALLES. D. y HERNÁNDEZ, S.: El arte de la Educación Infantil. Educar desde el amor y el respeto.
ÜLLILA, LL: ¿Enseñar a leer en Preescolar?
PULLAN, K. y DURANT, L.: Cómo trabajar con niños v familias afectados por las drogas.
PUGMIRE-STOY, M.C.: El juego espontáneo. Vehículo de aprendizaje v comunicación.
RENOULT. N. y B. y VIALARET, C.: Dramatización infantil. Expresarse a través del teatro.
RODRÍGUEZ, M. y DE LA RosA. M.: Talín, Tolón, se abre el telón ... Maestras "teatreras" en la Escuela Infantil.
RoFFEY, S. y O'REIRDAN, T.: El comportamiento de los más pequeños. Necesidades, perspectivas y estrategias en
Educación Infantil.
RUEDA, R.: La Biblioteca de aula infantil. El cuento y la poesía.
SANTOS, M. y GoNSALES, J.: Talleres pedagógicos. Arte y magia de las manua/idades infantiles.
SANUY, C.: Cascabelea. Actividades de expresión oral, corporal, musical y plástica.
ScHILLER, M. P. y RossANO, J.: 500 actividades para el currículo de Educación Infantil.
SHERIDAN, M. D.: Desde el nacimiento hasta los 5 años. Proceso evolutivo, desarrollo y progresos infantiles.
THWAITES. A.: Conocimiento del entorno. Desde el nacimiento hasta los 6 años.
ToURTET. L.: Lenguaje y pensamiento preescolar.
TWOMBLY, E. y F!NK, G.: Edades & Etapas. Actividades de aprendizaje para 0-5 años.
V!ALA, J. P. y DESPLATS, P.: El rincón de audición para el aprendizaje de la lengua.
ZABALZA, M. A.: Didáctica de la Educación Infantil.
NARCEA, S. A DE EDICIONES
MADRID
011_12 Aju 0 Prim./Indice 10/4/2012 09:10 Página 4

Nota del Editor: En la presente publicación digital, se conserva la misma


paginación que en la edición impresa para facilitar la labor de cita y las
referencias internas del texto. Se han suprimido las páginas en blanco
para facilitar su lectura.

© NARCEA, S. A. DE EDICIONES
Avda. Doctor Federico Rubio y Galí, 9. 28039 Madrid. (España)
www.narceaediciones.es

Primera edición en eBook (Pdf): 2012


ISBN (eBook): 978-84-277-1825-8
ISBN (Papel): 978-84-277-1004-7

Impreso en España. Printed in Spain


Queda prohibida, salvo excepción prevista en la ley, cualquier forma de reproducción, distribución, co-
municación pública y transformación de esta obra sin contar con autorización de los titulares de propie-
dad intelectual. La infracción de los derechos mencionados puede ser constitutiva de delito contra la
propiedad intelectual (arts. 270 y sgts. Código Penal). El Centro Español de Derechos Reprográficos
(www.cedro.org) vela por el respeto de los citados derechos.
A Darío,
mi nieto.
AL MAESTRO

Enseñar es una de las profesiones más nobles y difíciles.


Vaya aquí mi admiración y respeto para todos aquellos
maestros que desde el anonimato contribuyen con su
delicada labor a la formación musical del niño,
enriqueciendo su espíritu a través de la prosodia, el ritmo, la
danza, la plástica, como parte fundamental de la verdadera
cultura que emana de la tradición y las raíces del pueblo.
ELENA LEHMANN
Págs.

1. SUGERENCIAS............................................................................................................... 15
2. ORIENTACIONES DIDACTICAS ............................................................................ 17
Motricidad.-Sonido.-Instrumentos.-Ritmo, música y danza.-Repaso
de canciones.
3. MATERIAL DE TRABAJO.......................................................................................... 25
Instrumentos corporales y sonidos onomatopéyicos; instrumentos que
encontramos en el entorno de nuestra vida cotidiana; material que se pue-
de adquirir en el comercio especializado; aplicación de las chapas y
palillos.

CANCIONES........................................................................................................................... 29
1. Corre, juega................................................................................................................... 31
2. Esta cabrita................................................................................................................... 32
3. Traigo trigo ................................................................................................................... 33
4. Ensayo............................................................................................................................. 34
5. Trota el caballo ........................................................................................................... 35
6. Juego del disparate................................................................................................... 36
7. Mi muñeca..................................................................................................................... 37
8. iArre burro!.................................................................................................................... 38
9. Canción de cuna......................................................................................................... 39
10. Tengo un borriquito .................................................................................................. 40
11. Mi pelota ........................................................................................................................ 42.
12. Camina............................................................................................................................ 43
13. Canción de cuna......................................................................................................... 44
14. Por el prado verde..................................................................................................... 45
15. Nadar............................................................................................................................... 46
16. El pajarito...................................................................................................................... 48
17. Juego de niños............................................................................................................ 49
18. Habla y canta............................................................................................................... 50
19. Eraseunsapito............................................................................................................ 51
Págs.

20. El zapatito ....... "............................................................................................................ 52


21. Quiero ser...................................................................................................................... 56
22. Tengo un soldadito.................................................................................................... 58
23. Lo que saben los niños............................................................................................ 60
24. Canta ................................................................................................. .,............................ 62
25. Punto, punto................................................................................................................. 63
26. El pájaro ornitorrinco ............................................................................................... 66
27. La morenita .................................................................................................................. 68
28. Canción del niño alegre.......................................................................................... 71
29. El payaso........................................................................................................................ 75
30. Al son del pandero ...................................................................... .,............................ 78
31. .Naufragio....................................................................................................................... 79
32. Canción de hormigas................................................................................................ 81
33. Danza «original» ........................................... .,............................................................ 82
34. Despedida...................................................................................................................... 85
35. iViua la música!........................................................................................................... 87
36. Corre el agua................................................................................................................ 92
37. Golondrinas ............ ,,.................................................................................................... 94
38. Un cocodrilo................................................................................................................. 95
39. .Pedro y Juan .......... .,.................................................................................................... 97
40. Soldadito........................................................................................................................ 99
41. Anda, anda ................................................................. ,. ... ·.............................................. 101
42. Un, dos, tres ... ,, ........................... ,................................................................................. 103
43. Mi cotorra...................................................................................................................... 105
44. Nana para Darío ......................................................................................................... 107
45. Doña araña .................................................................................................................... 109
46. He perdido un anillo................................................................................................. 111
4 7. Bate la· tortilla ................................................ .,............................................................ 113
48. Va a nevar..................................................................................................................... 114
49. Soy burro....................................................................................................................... 115
50. La luna ........................................................................ ".................................................. 116
51. Esta noche nace Dios ............ ,, ......... .,...................................................................... 11 7
52. A Belén ooy en tren ....... ,........................................................... ,.............................. 118
53. Canta el gri/10............................................................................................................... 121
54. iAy María!....................................................................................................................... 122
55. Danza navideña.......................................................................................................... 124
56. Se oyen /as campanas y Aleluya ......................................................................... 128
57. Tocan. tocan................................................................................................................. 131
58. Hoy es Navidad........................................................................................................... 133

NOTA

Las canciones que aquí se aportan han sido ordenadas de la


forma siguiente:
Comenzamos con dos sonidos: SOL-MI (intervalo de 3~ menor).
Se continúa con SOL-MI-LA y más adelante SOL-MI-LA-DO para fi-
nalmente ir agregando las notas de paso RE-FA (DO-RE-MI-FA-SOL-
LA) y en su momento aparecerá el SI (VII? «sensible»), que con la repe-
tición de la tónica en la segunda octava, completa la escala de DO
mayor. Por supuesto se incluyen además otras tonalidades mayo-
res y menores.
La estructura rítmica de las canciones es muy elemental para que
los niños puedan cantar, bailar, tocar, SENTIR y expresarse utilizando
los signos concretos det lenguaje musical.
La intención de este libro no es más que la de un cancionero senci-
llo para colaborar en la formación musical de la infancia sin pretensio-
nes de establecer ninguna metodología convencional.
Si los elementos musicales básicos quedan profundamente arrai-
gados en el educando, la progresión será siempre fácil y fluida. El edu-
cador tiene la obligación de ampliar, cambiar y enriquecer el reperto-
rio en función de las necesidades que vayan surgiendo.

© narcea, s. a. de ediciones 13
Es muy sabio el dicho popular: «CADA CUAL TIENE SU ALMA
EN SU ALMARIO». Ciertamente tenemos que descubrir qué tiene el
niño guardado en su «alma», porque cada uno es un mundo de perQ
cepciones personales e intrasferibles, Por ello no podemos tomar otra
actitud que la de estar atentos a las particularidades de la personalidad
de cada alumno.
La música ejerce un efecto mágico en el colectivo humano, en el
grupo y ¿cómo no? en nuestros pequeños. Un niño enriquecido musiQ
calmente será feliz y a la vez solidario con sus congéneres.
Hay que estimular el trabajo propiciando la participación de todos,
especialmente de los retraídos, que con nuestra paciencia y afecto,
suelen obtener resultados sorprendentes.
La integración de aquéllos con pequeñas discapacidades físicas o
psíquicas, se debe atender con la mayor sensibilidad posible, para
aportarles la ayuda y consideración que merecen.
Tengamos en cuenta lo que dice el músico y gran pedagogo
Edgar Willems
« ... No
hay que olvidar que la memoria sensorial precede lógicaº
mente a la memoria afectiva y esta a la memoria intelectual.» 1 .
Así debemos trabajar «musicalizando» al niño, participando con
espíritu abierto en su educación integral.
Hay que estimularle con imágenes bellas, riqueza de lenguaje,
ideas claras y sentimientos nobles.
El corro tiene una gran capacidad de comunicación humana. En él
1 WILLEMS, E.: L'orecchio musicale. G. Zanibon. Padua.

© narcea. s. a. de ediciones 15
nos vemos de frente, situados en primer término, no quedando nadie
relegado. Por algo a través de los siglos se ha jugado al corro, se ha baim
lado en corro, se ha reunido en círculo la humanidad entera alrededor
del fuego, al calor del hogar. El círculo acoge, protege, integra y comum
nica; factores importantísimos en la infancia.
Aquí viene, pues, la sugerencia de formar corro con nuestros pem
queños en la clase de música, bien sea de pie o sentados en el suelo.
Procuraremos transmitir calma, sosiego y hablar en tono afectivo, que
atraiga la atención de los niños y no se dispersen.
Según el estado general del grupo, así hay que conducirlo, es decir,
que no siempre habrá que empezar la clase de música exactamente
igual a como se ha dicho anteriormente. La pauta nos la dará el amm
biente que se esté generando, y habrá tal vez que comenzar en movim
miento, para provocar el desahogo de los niños hipera'ctivos (que si
coinciden varios en un mismo grupo harán duro el trabajo para todos).
Se procurará estar dispuestos a estimular a los niños pasivos. ¿Cómo?
Dejándoles la iniciativa de acercamiento, primando sus más pequeños
aciertos y tratando de adivinar qué ocurre dentro de ellos.
El grupo tardará en clarificarse aproximadamente un trimestre de
trabajo, dependiendo de la asiduidad de la clase de música. En ese mom
mento, a través de la dinámica del propio grupo, el maestro debe conom
cer las particularidades de cada alumno y la orientación general que ha
de imprimir a sus clases.

16 © narcea. s. a. de ediciones
En la programación de la clase hay que tener en cuenta un margen
de imprevisión respecto a lo establecido por el maestro, que vendrá
dado por el comportamiento y aportación de los niños. Es la dinámica
de los alumnos la que debe generar el proceso didáctico concreto.

Ejercicios físicos a realizar con música grabada, interpretada o con


algún instrumento de percusión:
- Caminar adelante, para atrás, desplazamientos laterales, de
puntas, de talón.
Correr.
Estirarse como si se quisiera alcanzar algo con los brazos o des-
perezarse cuando uno se despierta por la mañana.
Alternar ambos brazos.
Movimiento de cabeza, hombros, caderas, muñecas, dedos.
Saltar, galopar, cojear, dar vueltas, andar en cuclillas, etc ...
Imitar movimientos de animales: Gato, rana, conejo, pato, pingüi-
no, elefante, caballo, cocodrilo, mariposa, libélula, etc.
El niño debe aprender a moverse en espacios amplios o reducidos,
con ejercicios de expansión y regresióry, acelerando y retardando. Im-
portantísimo es, además, enseñarle a respirar y relajarse en los cam-
bios de actividad y en la práctica de la emisión de la voz.

© narcea, s. a. de ediciones 17
EXPERIENCIA AUDITIVA CON TODO TIPO DE SONIDOS

Oír, sentir, escuchar, emitir, expresar sonidos graves y agudos,


distintos timbres, matices (fuerte, piano), lo mismo en la melo·
día que en el ritmo. .
Obstinatos con palmas, pies, etc. e instrumentos de percusión.
También con la voz y la palabra. Hacer eco. Pregunta y res·
puesta: Llamar a un niño gritando con dos sonidos o tres (fuer·
te). Contestación simulando lejanía (piano).
Imitar con la voz los elementos de la naturaleza: Viento, lluvia,
torrente, trueno, vibraciones, etc. Sonidos artificiales: Sirena,
tren, barco, avión, etc.
Onomatopeya de simulaciones.
Imitación con la voz del lenguaje de los animales.
Canto libre.
Memorización de sonidos.
Ejemplo para el piano:
Ei piano tiene siete octavas. Para cada una de eiias se puede elegir
la personalidad de un animal:
1? octava, al ser el registro más grave podría escogerse un elefan ·
te como animal voluminoso y pesado.
2? octava, caballo.
3? octava, foca.
4? octava, jirafa.
5? octava, conejo.
6? octava, pájaros.
7? octava, mariposas, libélulas ...

Según en el registro que toque el maestro, los niños representarán


el animal correspondiente. Se puede hacer distintos grupos de los
componentes de la fauna que deseen imitar e incluso habrá quien
quiera hacerlo individualmente.
Puede ocurrir que los alumnos prefieran expresarse a través de los
elementos de la naturaleza: Lluvia, nubes, sol, goteo de los tejados, ro-

18 © narcea. s. a. de ediciones
cío de las flores, etc. Y por supuesto personas o personajes de la vida
cotidiana y artística: Familiares, pregoneros, zapatero, deportista, pa-
yaso, profesores, marionetas, sastre, bailarina y así sucesivamente.
Cuando no se disponga de piano se utilizará cualquier instrumen-
to: Flauta (instrumento básico para la educación musical infantil que
tiene gran difusión en toda Europa), guitarra, órgano, xilófonos, meta-
lófonos, carillones ...
Han de participar todos los niños de la clase, de forma que si uno in·
venta un obstinato o frase melódica, todos lo repetirán, atendiendo
además a la afinación y a la emisión de la voz, pues también es de su
competencia detectar los errores que vayan surgiendo y ayudar a
corregirlos.
El profesor debe emplear a fondo su imaginación y la del grupo. No
es conveniente hacer demasiadas cosas a Ja vez, sino- pocas, claras y
precisas. Tendremos en cuenta la capacidad de atención de los niños,
considerando su edad y procurando controlar la fatiga. Todo debe ser
«vivo, sorprendente y EXPRESIVO».

Instrumentos
EXPLORACIÓN INSTRUMENTAL
YTÍMBRICA

Los alumnos deben, de forma instintiva explorar los instrumentos.


Tocarlos, sentirlos, sonarlos y escucharlos, descubriendo intuitiva-
mente el valor expresivo de los mismos. A partir de esta propuesta se
podrá pasar a una serie de experiencias lúdicas.

Ejemplo 1
Cada miembro de la clase escoge un instrumento.
Un compañero lo esconde.
Alguien sin ser visto lo hace sonar.
El niño que lo había elegido, al reconocerlo, debe cantar
«iES MIO!».
Otras veces intentar imitar con la voz el timbre del mismo.

© narcea. s. a. de ediciones 19
Ejemplo 2
Al instrumento se le asigna el nombre del niño que lo haya
elegido.
A la vez aquél que lo descubre cantará: «iPEPE!», si es que ha
sido escogido por el dicho Pepe.

Ejemplo 3
Las campanas, cascabeles o cencerros, se pueden dibujar en la
pizarra por tamaños, asignándoles un número (1, 2, 3, ... ).
Luego se esconden.
Se las hace sonar por unidades.
El niño que lo descubra dirá el número cantando.
Si son tan pequeños que no saben los números,.señalarán con
el dedo sobre la pizarra la correspondiente identificación so-
nora en la campana dibujada.
Si suenan más de una campana, deben indicar el orden en que
hayan percibido el sonido: Si reconocen 1 + 3, levantarán un
dedo de una mano y tres de la otra alternándolas; pero si toca~
sen dos campanas a la vez, se hará la identificación de forma si-
multánea: Las dos manos a la vez.

Las canciones con fines didácticos específicos se podrán trabajar


de la forma siguiente:
1. Primero rítmicamente (ya sea con instrumentos corporales,
juego, danza, etc.) para interiorizar en el alumno el «pulso» y el
acento a través de la prosodia y memorizar el texto.
2. A continuación cantarlas con la melodía correspondiente.
3. Repetirlas con lenguaje rítmico para descubrir el valor de
las figuras.
4. Pasar la frase rítmica (o fragmento) a la pizarra.
5. Volver a cantar con el texto utilizando la fonomimia.
6. Reforzar el proceso uniendo lenguaje rítmico, melodía y fono-
mimia para así descubrir el movimiento sonoro.

20 © narcea. s. a. de ediciones
7. Una vez descubierto éste, pasaremos a la solmisación y a escri-
bir la melodía en el pentagrama si la edad y madurez musical
de los niños lo permiten.
8. Para terminar además se bailará.
Y, por supuesto, contar con que todo este proceso puede llevarse a
cabo de forma variada y distinta a la que aquí se ha expuesto.
Incitar al niño a la improvisación para despertar su creatividad y faQ
cilitar al mismo tiempo su integración al grupo. La improvisación es un
elemento básico en la educación músical, una acción que libera al in·
dividuo, le lleva a la extraversión, adquiriéndo confianza y seguridad
en sí mismo.
«Por otra parte, desde el punto de vista del enseñante, la im-
provisación, gracias a su valor proyectivo, lo lleva a un conoci-
miento más profundo del alumno, puesto que le permite valorar
y eventualmente desarrollar distintas-aptitudes: su imaginación,
su inteligencia, su sensibilidad, su destreza motora, su capacidad
de estructuración, su nivel cultural, sus características psicológiQ
cas y ambientales»2.
Escenificar algún cuento, poema o tema melódico.
Tener presente por ejemplo, las estaciones del año al escoger los te-
rnas a cantar y las fiestas y tradiciones que tengan preponderancia en la
vida del niño. La escenificación puede ser a veces solamente con ins-
trumentos de percusión y si tienen edad y se han iniciado en alguno es-
pecífico, como flauta, guitarra, etc., también puede incluirse. Cada
instrumento representa un personaje o define un ambiente. (Es reco-
mendable disponer de una orquesta de percusión infantil, por modesta
que sea, siempre que esté a nuestro alcance).
No olvidar los juegos de corro y las adivinanzas del acervo
popular.
Se cantarán canciones folclóricas con ritmo (sin carácter específica-
mente didáctico) sólo como expansión para que conozcan y disfruten
de la cultura de su pueblo y de otros países.

2 HEMSY DE GAINZA, V.: L 'improvisacione musicale. Ricordi, Milán.

© narcea, s. a. de ediciones
21
El maestro es el director de esta orquesta, que debe dirigir respetan-
do y canalizando todas las aportaciones del niño y su mundo. Llevarle
incluso a la expresión plástica. La expresión plástica es muy eficaz en
los niños que no saben escribir o que todavía no lo hacen con soltura; a
la vez que pueden expresarse gráficamente, será una experiencia viva
y natural.
6 Para escenificar canciones en determinadas fechas, son los pro-
pios protagonistas los que tienen la obligación de inventar su ves-
tuario:
- Gorro de papel de periódico o revistas de colores.
Barba de papel pinocho.
Estopa que vale para crear una peluca.
Cartulina para hacer una corona o gafas.
Objetos de la naturaleza o de desecho y útiles de los oficios ru-
rales y urbanos.

Ejemplo 1
En el centro del corro se colocan elementos alusivos al texto de
una o varias canciones. (Se puede incluir un pañuelo, que signi-
ficará expresar la canción con mímica, por la ausencia de
sonido).
A un niño le toca escoger una de las piezas (si se quiere con los
ojos vendados), con ella indicará a otro compañero que debe
palmear la frase o fragmento rítmico de la canción que se su-
pone (hay que adivinarla).
Un alumno elegido por el anterior dirá el texto que ha sido pal-
meado de forma rítmica.
El que acaba de decir la letra, escoge a la vez un nuevo niño
que debe cantar la melodía.
Si el nivel de conocimientos musicales lo permite, el siguiente
cantará las notas. (En este punto hay que estar muy atentos
porque jamás se les debe forzar; tienen que sentirse cómodos,
libres, holgados en sus experiencias).

22 © narcea. s. a. de ediciones
Otro instrumentará la canción.
Acto seguido un nuevo alumno incluirá la danza.
Finalmente todos cantan, tocan y bailan, pasando luego al pen-
tagrama lo que se ha trabajado, siempre que sea razonable-
mente asequible a sus conocimientos, pues debemos evitar el
fracaso, que tiene una función negativa, y propiciar viven-
cias estimulantes.

Ejemplo 2
Se elige un director. Se canta, se tocan los instrumentos y se baila o
simula bailar insinuando un ligero movimiento del cuerpo. Previa-
mente el director ha dado una o varias consignas, dibujadas en la piza-
rra o gesticulando:
Los niños cantan, tocan, se mueven ...
El director da la consigna de no cantar, pero se baila y se
toca.
O se canta y se baila, pero no se toca.
O solamente se canta y se toca, o nada más queda el movimien-
to del cuerpo.
O todos quietos y mudos, hasta llegar a un punto en donde el
que dirige da la señal convenida para que vuelva a emerger la
canción donde había quedado, que interiormente no debería
haberse intrerrumpido.
El maestro enseña a sus alumnos~ pero es de gran importancia ser
consciente de la riqueza de vida mágica e intuitiva que éstos aportan al
educador y que debe influir positivamente en el mismo. También tiene
que estimularle saber que los españoles poseemos un verdadero teso-
ro en el folclore popular y que nuestros niños generalmente cuentan
con un temperamento musical innato como consecuencia de esta ri-
queza tradicional que hay que dejar fluir espontáneamente.
Todo cuanto aquí se ha dicho es válido para cualquier edad. Sola-
mente escogeremos el repertorio adecuado a la madurez musical dei
grupo. El proceso es sencillamente un desarrollo escalonado. El niño
crece y va superando etapas en su crecimiento; y la música estará inte-
grada en esta evolución.

© narcea. s. a. de ediciones 23
El educador tiene la responsabilidad de asimilar y recrear con proª
piedad la cultura musical adquirida, enriqueciéndola además con su
aportación, para lo cual debe estar siempre atento a un reciclaje contiª
nuo, dispuesto a proyectarse en una dirección amplia y abierta, asua
miendo con naturalidad su capacidad creativa para poder entrar en
comunicación con la propia «capacidad creativa» del educando, el
verdadero protagonista de esta aventura musical docente, que será
llevada a cabo con la máxima sencillez.
Las canciones que a continuación se ofrecen, son el resultado del
trabajo vivo de muchos años en la búsqueda de un vehículo de comu 0

nicación musical adecuado a la extraordinaria percepción sensible de


que los niños disponen, y que ellos mismos me han ido enseñando en
el sorprendente «encuentro con el alma de cada cual» en que toda enª
señanza verdadera consiste .

24 © narcea. s. a. de ediciones
1

1. ¡Imaginación!
2. Instrumentos corporales y sonidos onomatopéyicos.·
3. Instrumentos que encontraremos en el entorno de nuestra
vida cotidiana:
Cacerolas, tapaderas que se percuten con baqueta, lápiz,
mango de cuchara de metal o madera ...
Rejillas que sobran de las neveras.
Piedras. Vieiras. Pequeñas conchas estriadas que se adap-
tan al tamaño de la mano del niño.
Claves hechas de un palo de escoba troceado o caña de
bambú.
- Botes metálicos, de plástico o cartón, rellenos de chapas,
botones, cuentas, arena de distinto espesor, granos de le-
gumbres diversas.
Tapadera de sartén de aluminio o acero; se podrá incluso
percutir con palillo de comer arroz al estilo chino.
- Freidora corriente de cacerola, despojándola de la cesta
metálica que la completa.
- Campanitas de metal, bronce, cerámica, cristal.
Cencerros de todos los tamaños.
Cascabeles de caballo (diversos tamaños).
Cascabeles corrientes.
Macetas de barro de diferente diámetro. Suspendidas de
una cuerda y colgadas de una barra horizontal, o bien cada

© narcea, s. a. de ediciones 25
niño sujeta una por la cuerda y la percute con una baqueta
de madera o lápiz.
Cucharas soperas. Cucharillas.
Cocos que se venden con helado. Con dos mitades se puem
den conseguir diferentes sonidos, según se usen cóncavos o
convexos.
Botellas de cristal con cuadrícula de relieve.
Copas de cristal para frotar el borde con el dedo mojado y
con líauido.
Pecera con el borde rizado que se frotará con un palillo.
Aro de chapas: Un alambre en el que se insertan chapas de
botellas, previamente perforadas y se le da forma de
collar.
Escurreverduras de aluminio: La parte inferior (peana) emi·
te un sonido sorprendente al ser percutida.
Vaso largo de aluminio: Se toca con algo metálico sostem
niéndolo boca abajo.
Latas de galletas o bombones: Cerradas o abiertas, en senti-
do vertical utilizadas para golpear las dos caras, o bien sos-
tenerlas en sentido horizontal sobre las rodillas a modo de
tambor o pandero. Variará el timbre según el tamaño, forma
o espesor de la lata.
Cornetín de pregonero.
Diferentes recipientes de cerámica que ofrecen en el merca-
do las diversas marcas de helado. Según forma, calidad de
vidriado, etc. emitirá sonidos muy interesantes.
Cartón con surcos en relieve: Se raspa con un palito de co-
mer arroz o simplemente un lápiz.
Rulo de madera para extender masa (existen también de
plástico): Se percute con el mango del mortero de madera,
baqueta o caña de bambú.
Al mortero por dentro y por fuera también se le saca
provecho.
Escurridor de verduras a] vapor: Es plegable y en forma de
flor. Se cuelgan cascabeles y sujetándolo por las asas se saº
cude.
Tetera esmaltada o de aluminio: Emitir sonidos por el

26 © narcea. s. a. de ediciones
pitorro y tapar y destapar con la mano la parte supe-
rior.
Molde de aluminio de hacer roscones: Sujetarlo levemente
por el borde y percutido eón algún utensilio de alambre de
batir a mano.
Carretes o canutillos de hilo de coser. Tapar con un dedo el
agujero inferior (colocándolo verticalmente) y soplar por la
parte superior oprimiendo algo el labio y dosificando el
aire.
Botellas de agua de plástico transparente: Vacías, de dife-
rentes tamaños y estriadas; unas se pueden raspar con el
palito del polo o cucharilla de plástico del helado. Con dis-
tintos tamaños combinar el raspado de la parte estriada, con
golpear el fondo de otras botellas, unas tapadas, otras abier-
tas, etc ...
Botellas de plástico blancas de yogourth líquido: Rellenar-
las de pipas de chirimoya, trocitos de cáscaras de nuez y
otras semillas para conseguir algo parecido a las maracas o
al «caxixi» brasileño.
4. Materiai que se puede adquirir en el comercio especializado:
Panderos de distintos tamaños, claves, caja china, chinchi-
nes, maracas, tambores, bóngoes, triángulos, sonajas, pan-
deretas, cascabeles, castañuelas, güiro, etc.
Timbales (afinación determinada).
5. Instrumentos de placa, cuya inestimable aportación se la debe-
mos al magnífico compositor y pedagogo Carl Orff, creador de
esta forma tan natural y expresiva de hacer música con los ni-
ños:
Xilófono (Bajo, contraalto, soprano).
- Metalófono (Bajo, contraalto, soprano).
- Carillón (Contraalto, soprano).

Imprescindible para el alumnadq infantil será disponer de una pi-


zarra plastificada y uno o varios rotuladores adecuados para escribir
esquemas rítmicos, notas en el pentagrama y «pintar». Además espon-

© narcea, s. a. de ediciones 27
ja o papel para borrar, y según la edad, también deberán utilizar papel
pautado con espacios amplios.
Chapas de botellas de bebidas en distintos colores y palillos coM
rrientes pintados o algo parecido hecho en cartulina por ellos
mismos.

Aplicación de las chapas y palillos: Distribuir la clase en grupos o


individuos y cada uno escogerá un color de éste material para plasmar
ejercicios rítimicos (palillos) y melódicos (chapas).
Esta propuesta resultará atractiva para los niños y práctica para el
maestro, que podrá detectar ágilmente cómo discurre la evolución de
sus alumnos.
(Para la ligadura entre dos notas utilizar el alambre flexible que ciew
rra la bolsa del pan de molde, aprovechando los diferentes colores).

28 © narcea. s. a. de ediciones
CANCION S
j
Música y letra:
Elena Lehmann.

~·.
Corre, corre, juega, juega, salta, salta con mi cuerda
adelante, para atrás, ahora viene luego va.

Ejecutar físicamente los movimientos que describe el texto.

© narcea, s. a. de ediciones 31
Esta cabrita da leche rica.
blanca espumosa, fresca sabrosa.

32 © narcea. s. a. de ediciones
Música y letra:
Elena Lehmann.

1. Traigo trigo, trigo traigo


dos gallinas y un gallo.
2. Los pollitos se divierten
chapotean en la fuente.

© narcea, s. a. de ediciones 33
yo b~-L~'r
( tQ.n- ~ Q. 'r
\_~O - C4.y
t+c.

Vamos a ensayar pues no sé yo bailar


(cantar)
(tocar)
(etc.)

Cantar señalando el silencio con el dedo índice en la boca


cerrada con gesto de «confabulación».
Después se bailará libremente y en el silencio de negra to-
cará un instrumento de percusión. Por ejemplo: pandero.
También, silenciando la canción, se tocarán /as figuras ne-
gras con instrumentos de percusión, como cascabeles o so-
najas y en el silencio siempre pandero o claves.
Además aplicaremos en otros momentos instrumentos en
las figuras negras y respetaremos absolutamente el silen·
cio.
Cuando se baila, en lugar del pandero se puede utilizar el
chasquido de los dedos (pitos). (Los niños muy pequeños
no pueden.)

34 © narcea. s. a. de ediciones
Música y letra:
Elena Lehmann.

( ' \
~- it-o't~ e~= ~O\ltOlV'f\\J,~ Le,, VO.C.0.lL\.!-VO .,..,...\ CG\\- 0
rt' \.1.eM d~'\.·~\.~
.i.. Ho.y cov-de-r\--kis,1~rdes~~\1Jitos.1 ccmf'n \.'l n1t!'fb'lC.O'n ~~

l. Trota el caballo, muge la vaca,


llevo mi carro lleno de alfalfa.
2. Hay corderitos, grandes, chiquitos,
comen la hierba con regocijo.

Se canta insinuando el trotar del caballo, más bien, como si


se sintiera el trote o balanceo montando el animal o yendo
en el carro.
Se repite rítmicamente «clocando» con la boca.
También combinar sonido de dos cocos percutiendo y
cascabeles.

© narcea, s. a. de ediciones 35
Música y letra:
Elena Lehmann.

En la huerta de Juanón hay un perro de cartón.


Un gatito de papel con los ojos del revés.
La paloma es de latón, va volando sin motor.
Hay un árbol de serrín, dando frutos para ii.

- Un niño en el centro del corro hace el recorrido mientras se


canta la canción entera.
Al llegar a la palabra «ti» de la cuarta estrofa, señalará a otro
compañero con el dedo y a éste le tocará a continuación in-
ventar un disparate que rime.

Otra posi bi lid ad sería:


Moverse libremente por el espacio y al llegar a la «blan-
ca», hacer con ambas manos, rodillas palmas contra el
compañero que encuentre en ese momento de frente.
El niño que «la lleva», pasa su papel de protagonista al
que se presente delante en el momento en que se canta
la palabra «ti».

36 © narcea, s. a. de ediciones
o
1
Música y letra:
Elena Lehmann.

V\ i' M o_ V)~ -et.\ ii e-ne-.<5;vQ·~ o y.


la. Lle-ve. <\ue L'LA\rve-t.n-r.""' 'i

¡.se. 0tn~ ro-to \.os. o-·~-1os,~~ l.Ds~~e-ci~ n\ 'el-'ftl\r.


o -\pS, c.lDl·'rOS t'Z... 'r1-S1e-'fOl-\1MI ~V- hf.-C~S-·
1

1. Mi muñeca tiene sueño y no deja de llorar;


se le han roto los ojitos, no los puede ni cerrar;
2. La llevé que la arreglaran y que pueda ya dormir;
ojos claros le pusieron, mi muñeca está feliz.
Se canta en tono quejumbroso la primera estrofa y alegre, ani·
mada, la segunda.

© narcea, s. a. de ediciones 37
1111

1
'
lit

1. Arre burro a trabajar que la paja hay que cargar.


2. Arre bur~o al corral, paja fresca has de cenar.

(Acorde de DO M)
Se canta primero con texto.
- A continuación se repite toda la frase rítmica con el sonido
onomatopéyico (chasquido de la boca) usual en las zonas ru-
rales para animar al burro y en la «blanca» se utilizará la ex~
clamación iSOO!
Finalmente se hará lo mismo, pero un poco más ágil, convir-
tiéndose la «blanca» en «negra» y un silencio del mismo
valor, que aprovechamos para darle una nalgada en el lomo
al animal.

38 © narcea, s. a. de ediciones
Música y letra:
Elena Lehrnann.

1
Ar - ro - / v--o
1. Quiero yo a mi niño porque es muy bonito iArrorró, arrorró!

2. Le canté una nana, se quedó dormido iArrorró, arrorró!

3. Cuando se despierta ríe luminoso iAjojó, ajojó!

4. Brillan sus ojazos negros muy hermosos iAjojó, ajojó!

i A- ~o - ~d \ i Pw- \-O - n-d


La primera y segunda estrofa se cantará con ternura arru·
liando al niño. La tercera y cuarta más animada, celebrando
el despertar del bebé.

© narcea. s a. de ediciones 39
\ QV\41tv~ bo-'rti - ~vi­
Glthi \.J;:\ et\ Y-\ C\ CD ~o los de-~~

1. Otras opciones: 2/4 Tengo un borriquito no sabe leer


lo llevé a la escuela, se me echó a
correr.
Estribillo 3/4 Trotón, Trotón, Trotón ven aquí.
Trotón, Trotón, no quiere venir.

2. 2/4 Tengo un borriquito no sabe escribir,


díle un lapicero se me echó a reír.
Estribillo 3/4
2/4 Tengo un borriquito no sabe contar
púsele una suma se me echó a llorar.

40 © narcea. s. a. de ediciones
3.
Estríbillo 3/4
4. Tengo un borriquito; sabe rebuznar
lleva bien la carga como los demás.
Estribillo 3/4 Trotón, trotón se siente feliz,
trotón, trotón vestido de gris.

En la primera frase se insiste en los grados conjuntos.


La segunda parte, «estribillo», solamente será trabajada «galoª
pando», sin descubrir nada.
Se guardará el orden de las estrofas, pero la cuarta valdrá adeª
más, para cantarla sola cuando resulte excesivamente largo
/as cuatro estrofas seguidas. En esta última cambia la letra
del estribillo.

© narcea, s. a. de ediciones 41
Música y letra:
Elena Lehmann.

1. Mi pelota siempre bota, salta y brinca como loca.


2. Voy con ella a la playa y en el agua flota y nada.
3. Mi pelota ya no bota, cuando pueda compro otra.

Gestos simulando jugar a la pelota.


Dos niños: Uno salta en cuclillas (hace de pelota) y el otro la
hace botar con la mano.
Se van turnando en cada estrofa o cada dos compases.
La última estrofa se canta retardando con gesto de deso~
/ación.

42 © narcea, s. a. de ediciones
Música y letra:
Elena Lehmann.

Fin

Camina, camina cuesta arriba, cuesta arriba,


voy corriendo, voy corriendo, la montaña descendiendo.
D. C.

Simular que se camina con esfuerzo cuesta arriba y luego se-


rá ligero el descenso.
Ejercicio para «blancas», «negras» y «corcheas» con las cinco
primeras notas de la escala de DO mayor.

© narcea, s. a. de ediciones 43
Duérmete mi niño, duérmete mi amor;
juega con la luna cual si fuera el sol.

- Expresar el texto con gestos de dormir, mecer, etc.

44 © narcea. s. a. de ediciones
Alemania
Letra: Elena Lehmann.

1. Por el prado verde mi ovejita va,


busca hierba fresca, busca su manjar.
2. Por el monte arriba mi ovejita va,
brinca que te brinca, brinca sin parar.

Describir el texto gesticulando.


Llevarlo a la expresión plástica.
En la segunda estrofa duplicar el aire y «brincar».

© narcea, s. a. de ediciones 45
Música y letra:
Elena Lehmann.

2
/~ J 1 J j 1 1 J 11

Ges-lo~" no.dio.'< (). rG\zcx.i l


n ad o. v o.. 11
c. Y" O w L~~
1 1 11
(hQ ~ote.°"v- e.oh los \¡ é S l.evoi\oit>. "rtc\o \_!).. '!>
rochLlo. ~.

46 © narcea. s. a. de ediciones
Nada, nada,
se desliza por el agua.
Chapotea en la orilla
levantando la rodilla.

Dividir a los niños en tres grupos, representando así «blancas».


«negras» y «corcheas».
Un director, previamente elegido, hará los gestos que indican
la letra de la canción y el grupo «aludido» tendrá que respon-
der cantando y nadando a «braza», «crowls» o bien «chapo-
tear», según corresponda.
Puede ocurrir que si el director «nada» y «chapotea», entren en
actividad dos grupos a la vez.
Otra alternativa: Instrumentar la canción con triángulos (blan-
cas), panderos («negras») y claves («corcheas»).

© narcea. s. a. de ediciones 47
l
Alemania
Letra: Elena Lehmann.

Un pajarito posábase en el pinar con el sol.


El pajarito agitábase, no soportaba el calor.

Expresar con gestos el texto de la canción: Posarse, agi~


tarse, etc. ...

48 © narcea. s. a. de ediciones
...
j ~, C°', ~ 1 ~ \
-.
VI <l - 'n e'l'I
. '
"'1 -
.
n 0 S 1 ~1 -
~ 4'
\9\
.
S. ..¡ 1 e,- \o\ it"fl,. y(),,,.
~
1. Ja, ja, ja, ja, vienen niños, vienen niños, vienen niños.
Ja, ja, ja, ja, vienen niños, niños vienen ya.
2. Je, je, je, je, los gigantes, los gigantes, los gigantes.
Je, je, je, je, los gigantes traen todos guantes.
3. Ji, ji, ji, ji, enanitos, enanitos, enanitos.
Ji, ji, ji, ji, enanitos, todos pequeñitos.
4. Jo, jo, jo, jo, los payasos, los payasos, los payasos.
Jo, jo, jo, jo, los payasos, alzan sus dos brazos.
5. Ju, ju, ju, ju, llega el coco, llega el coco, llega el coco.
Ju, ju, ju, ju, llega el coco, pero asusta poco.

Expresar todo físicamente:


Primera estrofa: Vienen los niños saltando alegremente.
Segunda: Los gigantes, grandes andando de punta y
poniéndose los guantes.
Tercera: Andan los enanitos agachados.
Cuarta: Los payasos alzan sus dos brazos hacia el público.
Quinta: Viene el coco queriendo asustar sacudiendo bra-
zos y manos.
Expresión plástica: Marionetas.
Inventar un cuento con los personajes.

© narcea. s. a. de ediciones 49
Música y letra:
Elena Lehmann.

1. Habla y canta suavemente


el arroyo con la fuente.
2. Agua clara ha regado
nuestro verde y lindo prado.
3. Canta el sapo, canta el grillo
danzan peces en el río.

50 © narcea. s. a. de ediciones
Música y letra:
Elena Lehmann.

l. Erase un sa.pito 3. Y la sabandija


verde, gordo y listo quiso ser su amiga
con los ojos grandes él la vigilaba
y los pies planitos. tras de las espigas.
2. Muy agusto estaba 4. Llega la cigarra
en un charco hermoso toca la guitarra
que le refrescaba ágil el sapito
agua es de su pozo. baila dando brincos.

- Debe cantarse expresando el texto libremente.


- Al final dar saltos de sopita memorizando la última estrofa.
- Expresión plástica.

© narcea. s. a. de ediciones 51
1

1. Pon el zapatito en un pie; 3. Este zapatito tuyo es;


calza ei zapatito del revés. quedáme pequeño en el pie.
Estribillo. Estribillo.
2. Bate bien las palmas, bate así; 4. Bailo yo descalzo tú también;
bailaremos juntos hasta el fin. es así más fácil con los pies.
Estribillo. Estribillo.

Formar dos grupos: Uno baila y otro se convierte en arques~


ta de percusión.
Se canta y se baila.
- No se canta, pero se baila con la percusión en el estribillo.

52 © narcea. s. a. de ediciones
Ilustraciones:
César M. lehmann

• Coreografía:
Dos círculos concéntricos; parejas de frente:
1.ª Estrofa: «Pon el za patito ... » Se empieza con pie derecho. Cuaª
tro compases en el sitio y cuatro compases girando a la dereª
cha sobre sí mismo.

2.ª Estrofa: «Bate bien las palmas» ... Cuatro palmadas sobre los
muslos empezando con la mano derecha, izquierda, derecha.
izquierda. Dos palmas individuales y una palmada con ambas
manos a la vez contra su pareja. Todo esto en los cuatro priª
meros compases.

© narcea. s. a. de ediciones 53
Compases: 5.0 , 6.0 , 7.º y 8.0
Codo con codo enganchado (el derecho) girando a la derecha
hasta volver al sitio de partida.

3.ª Estrofa: «Este ¿apatito.,.» Cuatro compases en el sitio. cuatro


compases girando a la derecha sobre sí mismo. Pié derecho
por delante, mano izquierda golpea el pie. cambiando a iz-
quierdo, derecho, izquierdo.

4.ª Estrofa: «Bailo yo descalzo ... » En fila india cambiando de pie.


empezando con el derecho lanzándolo hacia adelante a la vez
que se salta. Cuatro compases avanzando: cuatro compases
girando sobre sí mismo.

54 © narcea. s. a. de ediciones
Estribillo: después de cada estrofa:
Se canta la melodía con «La, la, la ... » Pasos de galope siem-
pre a la derecha durante tres compases; en el cuarto compás
cada niño gira sobre, sí mismo, quinto, sexto y séptimo com-
pás se continúa con pasos de galope a la derecha y reveren-
cia frente al compañero en el octavo compás.

© narcea, s. a. de ediciones 55
Música y letra:
Elena Lehmann.

Quiero ser una flor


y poder beber el sol.
Las gotitas de rocío
ya se posan .en los lirios.
Quiero ser una flor
y poder beber el sol.

56 © narcea. s. a. de ediciones
«Blancas», «negras», «corcheas».
Inventar la forma de expresar el texto.
Cambio de aire y matiz en las «corcheas».
Se repite la primera frase con reposo.
Expresión plástica.

© narcea. s. a. de ediciones 57
Alemania
Letra: Elena Lehmann.

Te 'fl- r~~ sol- el a- J i _ +o \ ~e L~ia 'rl re -- 'tr' - l.." - ~ o 1

~@:---""""""ª~! ~ 1 J J 1~ ~ 1J j8

1. Tengo un soldadito, me lo han regalado,


me lo han regalado con sombrero rojo,
chaquetón dorado, con sombrero rojo,
chaquetón dorado.
2? opción: To dos mis patitos nadan en el lago,
nadan en el lago, cabecita adentro
el rabito alzado, cabecita adentro
el rabito alzado (Tn~ducción literal del alemán).

(Grados conjuntos en sentido ascendente y descendente).

58 © narcea, s. a. de ediciones
No se trata de dos estrofas, sino de diferente texto aplicable
a la edad adecuada del alumno.
La primera opción se trabajará marchando y con gestos
alusivos.
La segunda opción, gestos referidos al texto.
Expresión plástica.

© narcea. s. a. de ediciones 59
Música y letra:
Elena Lehmann.

Pc:i"-)ra-'r<>~ ~º'!'..Lr>'!>'\\Je so.-b•"' vo- \.o.\.


~)ll:t• ~ Lo~ Í\I \'10.S s~- \o~-W\o~ Y'IOL ~Ja r.

60 © narcea. s. a. de ediciones
1 .' Pájaros son los que saben volar
pero los niños sabemos nadar.
Nada, nada por el agua.
2. Pájaros son los que saben piar,
pero los niños sabemos cantar.
La, la, la, la, la, la, la, la, la, la, la, la, la, la
3. Pájaros hay (J) que saben nadar,
pero los niños sabemos remar.
Boga, boga sobre las olas.
4. Pájaros hay (.\) que saben saltar,
pero los niños sabemos bailar.
Danza (vals).

VALS:
Bailar con el compañero el vals cogidos de la mano alzada,
carnbio de sitio con su pareja y girar sobres( mismo en el últi~
mo compás. Repetir con mano izquierda.

© narcea, s. a. de ediciones 61
Música y letra:
Elena Lehmann.

1. Canta, baila, vive· feliz 2. Nada, juega tú en el mar,


que la suerte llega hasta aquí. que las olas te mecerán.

Coreografía:
Se forman dos círculos concéntricos -cara a cara-; esto su-
pone que cada niño tiene a su pareja de frente.
Brazo derecho en alto, tomando la mano de su pareja y bai-
lando vals, girará durante cuatro compases (o durante tres y
en el cuarto gira sobre sí mismo) en los que habrán intercam-
biado su puesto. Cambio de brazo y de la misma forma, en
los cuatro compases siguientes, vuelve cada uno al lugar
de origen.
Estribillo:
Dando palmas (.xíl" .i41J
o bien cogidos de la mano, ambos
corros se desplazan a la derecha con pasos laterales de galo-
pe durante cuatro compases; en la (~) (negra) del cuarto
compás hay que hacer una palmada con ambas manos con-
tra las palmas del niño que en ese momento esté enfrente.

62 © narcea. s. a. de ediciones
Música, letras,
juego coreográfico
e ilustraciones:
Elena Lehmann. (J)

1. Punto, punto, coma, raya y la luna tiene cara.


2. Cuatro pelos erizados y a la moda se ha peinado.
3.'. Un vestido de volantes, tres botones muy brillantes.
4. Son sus brazos dos escobas y sus manos de algarroba.
5. Con un seis y otro seis, piececitos le pondréis.
6. A la luna colgaremos de una nube en el cielo.
7. Punto, punto, coma, raya y la luna se desmaya.

Desarrollo del juego:


Los niños estarán libremente distribuidos por el espacio en
parejas.
Antes de comenzar el juego se designan a aquéllos que van a
dibujar cada frase en la pizarra grande del aula, mientras to-
dos cantan y las parejas van haciendo Jos gestos del dibujo
sobre el compañero que tiene enfrente en la 1 ~ y 6~ es-
trofa.
Un alumno quedará sólo cuando le toque dibujar a su pare-
ja; entonces hará los gestos sobre sí mismo.

© narcea, s. a. de ediciones 63
Entre frase y frase hay un estribillo con desplazamiento «ale~
gre» por todo el espacio. Es el momento en que se hace el
cambio de dibujante, de forma que al final de dicho «estribi~
/lo», los niños se hallarán ante una nueva pareja.
Estribillo:
«Ruega, juega, salta y baila, ilumina nuestra casa».
En la palabra «CASA», expresando con los brazos sobre su
cabeza el tejado, se enfrentarán al nuevo compañero.
Final:
Cuando se hayan cantado todas las estrofas se vuelve a la
primera, pero ya sin participación alguna del dibujante.
Los niños acordarán previamente quién se «desmaya» sobre
los brazos de su compañero, y «retardando» cantarán:
«Punto, punto, coma, raya y la luna se desmaya».
El que asume el papel del «desmayo» debe caer de espaldas
sobre el contrario que lo recogerá con los dos brazos.
Otra opción divertida: Que se desmayen todos.

SEGUNDA PARTE
Un alumno dibuja en la pizarra el fragmento que se le ocurra
del muñeco sin guardar ningún orden.
Cualquier niño del grupo que crea recordar el texto corres-
pondiente a esa parte, pedirá recitarlo con gestos, y así suce-
sivamente irá apareciendo de nuevo la luna, con un orden
diferente. Servirá de ejercicio de memorización.
Cómo designar a los dibujantes:
Habrá que disponer de unas cartas o tarjetas (hechas por los
niños) con cada parte de la canción, y otras en blanco. Seco-
locan boca abajo. Los niños van escogiendo y cada cual par-
ticipará en el juego como le haya correspondido. Las cartas
en blanco significan quedar excluido del ejercicio plástico,
pero cuando se repita toda la canción de nuevo, los que ha-
yan participado en el di bu jo se abstendrán de escoger
«carta».

64 © narcea. s. a. de ediciones
El texto se va haciendo gráfico en la pizarra.

! co~aya \
" fl \

Punto. punto .. \ (con el texto se va

Q y la luna tit:ne cara haciendo el círculo)

Resultado, l? frase

~ 2~frase
Cuatro pelos erizados
6')~
W.
y ala moda se ha peinado

3~ frase

Un vestido tres botones muy brillantes


de volantes

4~ frase

Son sus brazos dos escobas

5ª frase

Con un seis y otro seis piececitos le pondréis.


1
Letra: Gloria Fuertes
Música: Elena Lehmann.

ji

1. Tengo pelo pico pato, 2. Soy el rico ornitorrinco


pongo huevos, amamanto. que de todo tengo cinco
Vivo en tierra, vivo en agua pelo y pico, pata y pluma
jni la trucha me adelanta! pongo huevos en la luna.

3. Vivo en tierra, vivo en agua,


si me escribes pon Australia.
Tengo pelo y pico pato,
pongo huevos y amamanto.

© narcea. s. a. de ediciones
66
Dos círculos concéntricos con parejas de frente. Se palmea el
primer verso: Palma individual, intercambio de palmas cruzaD
das con su compañero empezando por la derecha. DesplazaD
miento con un paso lateral a la derecha para encontrar una
nueva pareja y terminar el verso. Con éste se baila duplicando
el aire.
Cuando termina la poesía, se repite con lenguaje rítmico. Lueº
go cantar las notas acompañadas de fonomimia. Se repetirá
pensando el texto y las palmadas suaves (con sordina).
Finalmente volver una vez al principio.

© narcea. s. a. de ediciones 67
Música, letra y danza:
Elena Lehmann.

68 © narcea, s. a. de ediciones
1. Quiero yo casarme 2. Le compré la saya
para ir de boda velo a la moda,
con la morenita, a la morenita,
morenita, mora. morenita, mora.
Estribillo

Estribillo: 3. Flores en diadema


Yo contigo vengo, de azahar su aroma
yo contigo voy para mi morena,
a la morenita morenita, mora.
mi regalo doy. Estribillo

Danza
Primera estrofa:
Formar dos círculos concéntricos mirándose de frente y enun
merar pareja UNO y DOS.
. .,. ¡,..,..,. ,,.,..,.,,,,.,,p,..,"'eS ....Je f;,...,, ..,..,S ne.n.-nc infevrno"Vll-.irrv prrlrnrrs
,Etr 1u~ \...Ur11 u.;:, u 1~uru '' :;)'~'" 9 11:11.. ,.....,y,r1v1y1 \.4"'"'"'° cr1in
111,.4

zadas con su pareja empezando con la mano derecha. En las


«blancas» con ambas manos simultáneas se hará «rodillas» so~
bre sí mismo y palmas contra el compañero. (Dos manos a
la vez).
Estribillo ...
Segunda estrofa:
Lo mismo que en la primera, pero desplazamiento a la dere=
cha cada cuatro compases para continuar frente a otro niño.
Estribillo ...
Tercera estrofa:
Igual, pero cambiando de pareja cada dos compases.
Estribillo ...

Estribillo
Entre la distancia que separa los dos corros surge una calle.
Después de la estrofa la pareja UNO se desplazará haciendo

© narcea. s. a. de ediciones 69
galope en sentido contrario a las agujas del reloj, mientras el
DOS permanecerá en su sitio. En el «silencio de negra» del
cuarto compás golpeará contra las palmas del DOS de su pro-
pio círculo. Continuará el galope de los compases cinco al
ocho y de nuevo al llegar al «silencio», se colocará en su sitio
dentro del corro; haciendo pitos con los dedos. En ese momen-
to saldrá la pareja DOS para hacer el mismo recorrido.
- Advertencia: Las parejas deben hacer números pares. Si so-
bra alguna hay que darle la posibilidad de bailar en el centro
de los dos corros. Harán lo mismo de la estrofa, pero en el es-
tribillo podrán dar vueltas tomando la mano o el codo dere-
cho y cambiando luego al izquierdo.

70 © narcea, s. a. de ediciones
Letra: Gloria Fuertes
Música:
Elena Lehmann.

© narcea. s. a. de ediciones 71
72 © narcea. s. a. de ediciones
CANCION: Yo quisiera ser herrero
para una fragua comprar
con un yunque chiquitito)
con martillo de cristal.
Veo que por el camino,
por el verde prado llano,
viene pasito a pasito,
un herido «parroquiano».
Trae tres heridas abiertas
y muy vendada una mano.

RECITATIVO: Entra un caballo cojito.


-¿Por qué viene cojeando?
-Ha pasado un automóvil
y me ha dejado sin mano.
-Yo le pondré la herradura.
-iNo! jQue no puedo pagarlo!
Soy un caballito pobre.
iNo me la ponqa de oro!
-Yo se la -pon-dré de cobre.
-No me haga usted daño, que lloro.
-iNo sea usted miedoso, hombre!
Cante usted conmigo a coro.

CANCION: Yo quisiera ser herrero


para una fragua tener
y a los burros pequeñitos
y a los burros pobrecitos
los zapatos componer.

Mientras se canta, desplazamiento del grupo por todo el es~


pacio, saltando alegremente.
En el octavo compás, de frente a un compañero, se hace un
gesto afirmativo con· la cabeza.
Lo mismo en el compás dieciséis.

© narcea, s. a. de ediciones 73
En la frase siguiente con la mano a modo de visera mirando
a la lejan (a.
Continuar cantando el texto a la vez que se cojea, etc. y al lle-
gar al RECITATIVO, dos niños declamarán con tono expre-
sivo ésta parte para terminar cantando el final de la canción
interviniendo de nuevo todo el grupo ... iYO QUISIERA. .. !
Queda la opción de instrumentar la parte cantada, utilizan-
do «cocos» para simular los pasos del caballo cojito.

74 © narcea. s. a. de ediciones
Música, letra y juego:
Elena Lehmann.

$\..,

¿Ves aquél payaso saltando así? (jop)


ya verás qué pronto te hará reír. (jop)
Yo no sé quizás dar ese salto,
pero si sabré aplaudir así.

1? opción: Un corro grande y todos cogidos de la mano girarán


cantcmdo alegremente hacia la derecha. A continuación, Pªº
rados, ejecutar la frase rítmica con palmas y un salto en el siº
lencio de «negra».

© narcea, s. a. de ediciones 75
2/

2? opción: Corro cantando y girando como se ha dicho an-


teriormente.
Un alumno previamente designado hará el recorrido por la
parte exterior del corro y en sentido contrario al giro del mis-
mo. El niño que sea tocado por éste en el hombro o espalda
tendrá que palmear la frase rítmica en solitario y súbitamen-
te (aprovechando el salto del silencio de negra) intercambiar
sitio con el que le escogió, sustituyéndole en «SU» papel.
Otra vez el grupo se pone en movimiento, habrá un nuevo
elegido para la frase rítmica e intercambio de lugar y «rol».
Así sucesivamente.
3? opción: Una vez bien asimilado e interiorizado el juego, se
pueden agregar otros alicientes. Con dos pañuelos o cintas
de distinto color, la persona que permanece fuera no sólo
elegirá al que tiene que ejecutar el esquema rítmico, sino
que enseñando en su recorrido el pañuelo o cinta de uno u
otro color, indicará al participante la obligación de repetir el
obstinato rítmico o inventarse otro distinto, siempre de cua-
tro compases, suprimiendo si se quiere las palmas.
Ejemplo: Rojo = repetir
Verde == inventar
Los colores los determinará el grupo.
4~ opción: Los alumnos escogen un instrumento de percusión
que colocarán en el círculo a sus pies. En el centro habrá un
muestrario de los mismos repetidos, haciéndose cargo de
ellos un niño.
Girar cantando y, al pararse, cada cual encontrará un instru-
mento delante y tal vez no precisamente el que en principio
había elegido. La persona que permanece en el centro seña-
lará por ejemplo: «Claves» y la frase rítimica la interpretarán
exclusivamente aquellos alumnos que /as hallen a sus pies.
Otra vez empieza la can.ción con giro y será designado otro
instrumento distinto; los niños que se lo encuentren delante,
son los únicos que deben tocar.

76 © narcea. s. a. de ediciones
Final: Cuando se dé la señal de «todos los instrumentos~>,
aquí aflorará la orquesta completa. Unos podrán interpretar
«corcheas», otros «negras», otros llevarán el pulso y otros se
responsabilizarán de marcar la parte fuerte del compás, El
silencio ( o bien se respeta o se le convierte en un
sonido onomatopéyico.

Elegir la opción más adecuada para la edad, madurez y nivel de


conocimientos del grupo.

© narcea. s. a. de ediciones 77
Música y letra:
Elena Lehmann.

l. Músico yo soy y músicos seremos


si tocamos hoy la flauta y el pandero.
Pom, pom, pom, pom, pom, xl xl xl
pom, pom, pom, pom, pom, xl xl xl

2. Quiero yo bailar al son de tu pandero,


toca sin parar un ritmo muy ligero.
Pom, pom ...

En la segunda parte utilizar pandero en los silencios o susti 0

tuir el «pom, pom ... » por intrumentos de percusión.


La sílaba «pom» debe cantarse sacándole resonancia (relajar
los carrillos).

78 © narcea. s. a. de ediciones
1. Tengo un barco de papel, Estribillo:
navegando voy en él; Boga, boga mi barco,
la tormenta me pilló boga, boga despacio.
y mi barco naufragó Boga, boga mi barco,
boga, boga despacio.

© narcea, s. a. de ediciones
79
2. He llegado a un país 3. La guitarra toco yo
en un tronco del Brasil. una estrella se encendió
En la isla encontré yo mi barco reparé
árboles que dan café. y a _mi patria regresé.
Estribillo Estribillo

Dos círculos concéntricos de cara. Compás 2/4 con palmas·


pitos.
Cantar hasta aprender bien la canción. A continuación un
alumno sólo canta «Tengo un barco de papel», el otro con=
testa el resto de la frase.
En el 3/4, balanceo de derecha a izquierda, y con este balan-
ceo, cambio de corro, pero con el compañero de frente situa·
do a su derecha. Repetir a la izquierda. A continuación can-
tar las notas de la melodía. El compás de 2/4, como pregunta
y respuesta. El compás de 3/4 haciendo el intercambio de
corro como se ha explicado más arriba.
- Expresión plástica: Hacer un barco de papel.

80 © narcea. s. a. de ediciones
Un grano de trigo, veinte toneladas.
Con una ramita, comedor y cama.
Hormiga hormiguero temblor en el suelo.
Hormiga hormiguero temblor en el suelo.

Marcha. Dar un pequeño salto al comienzo de la frase (ana~


crusa), Jo que ocurrirá cada cuatro compases.
Incluir percusión. Cantar. Tocar. Cantar y tocar.
Pensar mientras se marcha. Quedarse quietos memorizando
y se sale de nuevo con marcha, canto y percusión.

© narcea, s. a. de ediciones 81
((

Música, letra,
coreografía e ilustraciones~
Elena Lehmann.

Vamos todos a tocar,


todos juntos a cantar.
Vamos todos a bailar
esta danza original.

1.ª frase izquierda 1.ª frase derecha

82 © narcea, s. a. de ediciones
Formar un corro:
Determinar de antemano quién es el niño UNO y quién el
DOS para convertirse en parejas en la segunda parte de
la melodía.
1? parte:

Vamos todos a tocar, todos juntos a cantar

Primer compás: Ejecutar con pie derecho tres pasos con desª
plazamiento lateral derecho y al cuarto paso, en la negra, a/m
zar la pierna izquierda cruzando por delante de la derecha, a
la vez que se flexiona ligeramente la rodilla izquierda.
Segundo compás: Repetir lo mismo en sentido contrario.
2? parte.
Inmediatamente el niño UNO gira 90° a la derecha y el niño
DOS a la izquierda, encontrándose de frente.

© narcea, s. a. de ediciones 83
Cada cual da dos pasos a su derecha y en las dos «negras»,
pie ízquierdo en el aire cruzado por delante y luego el dere·
cho. En la «blanca», flexión de ambas rodillas y dos palmas
en los silencios de «negra».
En la repetición de la frase, hay en los dos primeros campa·
ses un desplazamiento lateral derecho más corto que al prin ·
cipio, para hacer coincidir a la pareja de frente. Aquí los si·
lencios de «negra» se convierten en dos palmas cruzadas.
A continuación en los dos compases siguientes (final de fra·
se), desplazamiento a la izquierda del niño UNO y a la dere·
cha del DOS, avanzando ambos de frente por el hombro de·
recho, mientras se miran a la cara y flexionando en la
«blanca» las rodillas, se colocarán ambos en el puesto si-
guiente. El niño UNO con el brazo alzado dará una plomada
en la mano del compañero que encuentre a su derecha y
otra al de la izquierda. Al niño DOS le tocará primero con la
izquierda y después la derecha; lo que harán de forma simul·
tánea, quedando todos de frente al centro del corro.
Con este cambio de sitio aparece de nuevo el corro, pero los
protagonistas habrán encontrado nueva pareja. Sin inte·
rrupción se vuelve al principio de Ja danza.
Se puede bailar tantas veces como se desee, pero una vez
asimilada la danza y la canción, debería seguirse la progre~
sión de la forma siguiente:
Cantar y danzar dos veces con el texto. Otras tantas con len·
guaje rítmico. Se repetirá de nuevo sólo con la melodía (no~
tas) y la danza. Continuar bailando en silencio, pensando el
texto, para finalmente volver a cantar una vez más como
al principio.

84 © narcea. s. a. de ediciones
Dedicado a los niños de Gran Canaria

Felices vacaciones, felices vacaciones.


iAdiós! iAdiós! iAdiós!
iAdiós! iAdiós! ¡Adiós!
;Adiós!

xi: Signo de percusión; no obstante es optativo el continuar can~


tando iAdiós! en su lugar.

© narrna, s. a. de ediciones 85
Para cantar en las despedidas de vacaciones.
Un corro mirando al centro.
Pasos de vals con desplazamiento lateral derecho y manos
cogidas. Girar sobre sí mismo a la derecha en la «blanca con
puntillo». Cuando el texto dice iADIOS! iADIOS! iADJOS!, se
alzan los brazos y se vuelve la cabeza primero mirando al
compañero de la derecha (primer 1'Adiós!), izquierda y dere·
cha. Al llegar al cuarto iADIOS! se puede sustituir con dos
palmadas o gesto de despedida con la mano.
En la repetición, el iADIOS!, empieza por el compañero de la
izquierda. Se puede bailar tantas veces como se desee, susti·
tu yendo palmas por pitos, zapateo, silbido, etc., y solamente
para terminar, se cantará el iADIOS! de la «coda».

© narcea. s. a. de ediciones
86
lit

• 1
A mis alumnos del conservatorio
municipal «Federico Chueca»

© narcea, s. a. de ediciones 87
iViva! iViva! la música
iViva! iViva! la música
viva, viva siempre estará,
viva, viva siempre estará.
Toca tú el tambor,
toca tú la flauta.
Suena ya el trombón,
muévete con gracia.

Coreografía:

Estribillo iVIVA IA MUSICA!

Se formará un corro cogidos todos de la mano.


Desplazamiento a la derecha deslizándose con pie derecho
(paso largo en la «blanca») y un paso por cada «negra», gi 0

rándo a la derecha sobre sí mismo en el compás núm. 3.


También se puede bailar con pasos de vals.

88 © narcea. s. a. de ediciones
Cada persona de frente a su pareja, tomando la mano dere-
cha, bailará vals, y pasando por el hombro derecho interª
cambiarán el lugar de origen y en el compás núm. 8 se hace
una reverencia.
Repetir exactamente lo mismo con la mano izquierda, volm
viendo as{ cada cual al sitio de donde partió al comienzo de
esta frase.

Primera estrofa

Todas /as personas están en el corro con la cara hacia


dentro.

~ ~
Se palmea sobre las rodillas. a/m
J./4 ternando las manos y empezando

To-~l~taJ ~~r
con la derecha. En el silencio de
«negra» se vuelve hacia su pareja
1 con 2 y 3 con 4; golpeando con
\ ambas manos (palmas) a la vez.
3 \f Palmeo sobre las rodillas en el

l
compás núm. 3 y dos palmas cru-
zadas en el núm. 4 con la «contra·
pareja»: (1 con 4 y 2 con 3.)
f
c.111 hí' Lt. \ l• u- tt1

Estrofa 1? (continuación)

~~ Lo mismo que en el compás núm.

~.f \
1 y núm. 2.
De frente a la «contrapareja» bai-
i lando libremente y chasqueando

COJ '\'<'<l-~
los pitos llevando el ritmo con
movimiento de cadera.

© narcea. s. a. de ediciones 89
Estribillo 1VIVA LA DANZA!

«Viva, viva la danza; viva, viva la danza en la vida


hay que bailar, en la vida hay que bailar».
danza
Golpear el suelo con los pies y en
el silencio palmada con ambas
manos contra su propia pareja (1
y 2).
Palmas (o pies) en el compás
núm. 3. Dos palmas cruzadas en
el compás núm. 4 con la «contra·
pareja». (1 con 4 y 2 con 3).
Golpear con los piés y salto con
media vuelta a la derecha en el
«silencio de negra», quedando
así mirando hacia fuera del co·
rro. (Los niños n.º 1 y 3).

Golpear el suelo con los pies en el


compás núm. 7 y salto con media

~1\
vuelta a la derecha en la «negra»
compás núm. 8 y en la segunda
parte del mismo, palmas simultá·
neas laterales con pareja y «con·
trapareja». Ahora el corro com·
pleto mira hacia fuera. (Los niños
n.º 2 y 4).

Estribillo iVIVA LA VIDA!


«Viva, viva la vida, viva, viva la vida.
Canta, baila y vivirás; canta baila y vivirás».
CODA FINAL:
«Viva, viva siempre estará».

90 © narcea. s. a. de ediciones
O bien:
«Canta, baila y vivirás».

Desplazamiento del corro hacia la derecha con los brazos al-


zados y manos cogidas. Retardando.

En el compás núm. 3 girar sobre sfmismo a la derecha y en e1


núm. 4 saludo con reverencia.

2? opción para terminar:


Compás núm. 1, balanceo del cuerpo hacia la derecha.
Compás núm. 2 a la izquierda.
Compás núm. 3 girar sobre simismo hacia la derecha.
y 4.º compás reverencia.

© narcea, s. a. de ediciones 91
92 © narcea, s. a. de ediciones
Corre el agua por el río; Sale el sol que está escondido,
en las flores hay rocío. canta un pájaro perdido
Vino entonces la tormenta y la rana se ha reído.
y se puso muy violenta. Ya la noche ha caído.
Este niño se ha dormido.

Cantar y sentir el compás, teniendo en cuenta que cuando se


tocan los instrumentos no se canta, pero continúa el
pu/so interiorizado.

© narcea, s. a. de ediciones 93
Al\.~"ro

1. Pajarillo negro sin par, grande es tu belleza.


Atendiendo tu hogar vuelas, cantas sin cesar.
Incansable tu trabajar, viva tu destreza.
2. Golondrinas vienen ya con la primavera.
Alegría da su volar, su contínuo zigzaguear.
Nos sorprenden al líegar de iejanas tierras.

Canción para cantar en primavera. cuando vuelven las


aves migratorias.
Llevar el tema a la expresión plástica.
Dependiendo de la edad y nivel de conocimientos de los
alumnos, estos podrán descubrir la «negra» con puntillo y
«corchea». Que la melodía empieza con el acorde de DOM y
que no toman parte en la misma las ocho notas que compo-
nen la escala. ¿Quién falta?
La nota SI (VIIº).

94 © narcea. s. a. de ediciones
Música y letra:
Elena Lehmann.

1. Un cocodrilo en la selva virgen


hoy se ha comido dos exploradores.
El cocodrilo que no digería
púsose malo y ya no comía.
Dale manzanilla al pobrecito
y que se le abra el apetito. (bis)
2. El cocodrilo que se ha arrepentido
ya sólo quiere descansar dormido.
Pues tiene miedo que le den dolores
y no se come más exploradores.
Dale azucarillo al pobrecito
y que se le calme el apetito. (bis)

© narcea, s. a. de ediciones 95
Cantar la canción completa y, para terminar, durante ocho o
dieciséis compases imitar la selva con sonidos onomatopé-
yicos y algunos instrumentos de percusión.
El viento, el cuco, la rana, el león, el búho, los pájaros, chas·
quido del ramaje, etc ....
También se pueden disfrazar de palmeras, anima/es, caníba-
les, flores exóticas ... para escenificar la selva; pero el vestua·
rio es competencia de los alumnos.

96 © narcea, s. a. de ediciones
Música, letra y coreografía:
Elena Lehmann.

Pedro le dijo a Juan /,:~>- -:,~


no quiero yo bailar; I
1
f
1
~ ~
; 1
'\ "
me gusta mucho más ti...
\"\":' .....
',''
(

ir siempre a pasear. ' ' ........... ,

1~ parte:

Dos círculos concéntricos (corros): Todos los niños empiezan


a bailar con el pie derecho.
Salto sobre el pie derecho, izquierdo, derecho y en la segun=
da parte del compás núm. 2.º al llegar a (xf>a) cada cual dará
dos palmas. En el tercer compás se repite lo mismo empe=
zando con el pie izquierdo. Al llegar a la segunda parte del 6.0
0
y 8. compás (xhd) dar dos palmadas contra las palmas del ni=
ño que se halle al lado en ese momento. (Esto significa hom=
bro izquierdo del corro exterior se encontrará con hombro
derecho del corro interior).

© narcea, s. a. de ediciones 97
2? parte:

Lo mismo que en la primera, pero ahora en (xfi:1) habrá zapaª


teado y en el compás núm. 8 cambio de corro. Con el zapa=
tea do.

3? parte:

En la segunda parte del compás núm. 2 palmas individuales;


en el cuarto (xf=Xl) compás palmas contra el compañero: en el
6. zapateado y en el 8.º (.xf;<l) zapateado cambiando de corro.
0

(O sea volver al lugar de origen).


Al cambiar de corro queda la opción de silenciar la 2.ª parte
(.xF;]) del compás correspondiente y el niño que se equivoª
que quedará eliminado.

98 © narcea. s. a de ediciones
Música y letra:
Elena Lehmann.

1. Soldadito de cartón, tiene espada de latón;


va contento a luchar; no halla guerra sólo paz.
2. Con su gorro de papel y alpargatas en los pies;
marcha alegre y sin querer marca el paso del revés.
2. Una escoba se compró y en caballo convirtió;
va trotando muy feliz y a la guerra quiere ir.
4. La trompeta y el tambor suenan lejos del lugar;
soldatito que lo oyó corre pronto a formar.

Se trabaja desfilando en marcha como los soldados, para as(


sentir la anacrusa.
Después se formará un corro (una vez aprendida bien la
canción).
Dentro del mismo se
depositan objetos alusivos a las estrofas
que ya sepan los niños.

© narcea, s. a. de ediciones 99
1? estrofa: Se puede depositar una espada plateada.
Forrada de papel de plata o pintada de purpu·
rina.
Este trabajo es competencia de los alumnos.
2? estrofa: Un gorro de papel de periódico, cartón, cartu·
lina, etc.
3? estrofa: Escoba, fregona o cepillo de barrer.
A modo de caballo los niños podrán ponerle ore-
jas si quieren con cartulina, rabo de estopa, casca·
beles, o nada.
4? estrofa: Trompeta o tambor. (A ser posible inventado por
los alumnos).
Se pueden incluir más elementos y todos deben
aludir al texto de la canción.
A un alumno se le tapan los ojos con un pañuelo. Este escoge
uno de los objetos depositados en el corro. Sin verlo debe can·
tar la estrofa a que pertenece lo que tiene en su mano.
Llevarlo a la expresión plástica.

100 © narcea. s. a. de ediciones


Música y letra:
Elena Lehmann.

Anda, anda y no se cansa;


caminando, caminando, va pensando, va pensando.
Corre, corre más o no llegarás.
Respira; descansa.

© narcea, s. a. de ediciones 101


Descubrimiento de las «semicorcheas»
Instrumentarlas.
Los niños irán caminando dispersos por la clase, mientras el
texto diga: «Anda, anda y no se cansa».
En las «corcheas» se sigue caminando pero golpeando con el
dedo índice en la sién cuando la canción dice: «Caminando,
caminando, va pensando, va pensando». (Pensativo).
Al llegar a la «semicorchea» los niños correrán: «Corre, corre
más... », pero en la «negra» (más) empujarán suavemente al
compañero que encuentren, o hacer palmas contra palmas.
Esto ocurrirá cuatro veces (4 compases).
En las figuras blancas se expresará leve cansancio y en los si~
lencios respirar profundamente.

102 © narcea, s. a. de ediciones


Música y letra:
Elena Lehmann.

l, Un, dos, tres soldadito es.


Un, dos, tres marcha con los pies.
2. Un, dos, tres soldadito es.
Un, dos, tres marcha del revés.
3. Un, dos, tres soldadito es.
Un, dos, tres vuelta y otra vez.

1~ estrofa:
Una fila de niños
o dos paralelas
Marcha al frente y en el silencio de negra saludo militar con
la mano.
Repetir la marcha en absoluto silencio pero que se oiga bien
marcado el paso.
- A continuación incluir acompañamiento por un grupo de
percusión: Panderos o tambores en las figuras «negras», ciad
ves en las «corcheas». respeto absoluto del «silencio» o bien
tocar un silbato en el mismo (Los percusionistas no desfilan,
asumen el papel de la banda).

© narcea, s. a. de ediciones 103


2? estrofa:
Los soldaditos se dispersarán mientras marchan cantando y
procurando coincidir con algún compañero de frente en
el saludo.
Repetir en silencio como en la estrofa anterior y finalmente
con percusión.

3? estrofa:
Se canta marchando para volver a formar la fila y a ser posi=
ble en el mismo lugar que en la primera estrofa.
Repetir en silencio y así disponer de más tiempo para encon-
trar su sitio en la formación.
Terminar marchando con percusión.
Llevarlo a Ja expresión plástica.

104 © narcea, s. a. de ediciones


Música y letra:
Elena Lehmann.

Son los colores de mi cotorra,


rojo con verde, azul y rosa.
Tiene las patas muy arrugadas,
siempre las uñas bien afiladas.

© narcea. s. a. de ediciones
105
Dos círculos concéntricos, o sea parejas de frente. Se palmea
el compás con palmas cruzadas. Es decir, primera palmada
del niño, segunda intercambiada con la mano derecha del
compañero; a continuación otra vez palmada individual y
luego contra su pareja con la mano izquierda.
Cambio de compañero cada cuatro compases con desplazaª
miento lateral derecho. ·
Terminado el texto.cantado, danza libre moviéndose por to-
do el espacio. Se volverá al corro para cantar con lenguaje
rítmico. De nuevo danza libre y volver al punto de partida
para repetir el texto «mudo» (pensado). Danza libre en si/enª
cio y para terminar se canta una vez como al principio.
Sugerir a los alumnos la expresión plástica.

106 © narcea. s. a. de ediciones


Música y letra:
Elena Lehmann.

1. A la nana nanita nana, nana,


duerme mi niño hasta mañana,
que ya la luna flotando estaba.

© narcea, s. a. de ediciones 107


2. A la nana nanita nana, nana,
se va acercando la madrugada,
tus sueños vuelan con blancas alas.
3. A la nana nanita nana, nana,
te mecen flores de albahaca,
su suave aroma te arrulla el alma.
4. A la nana nanita nana, nana,
el mirlo canta y anuncia el alba,
se asoma el sol ya tras la montaña.
«Coda»: A la nana, nanita nana.
A la nana, nanita nana.

108 © narcea. s. a. de ediciones


l. Doña araña va de boda
y se pone elegante;
ella teje su vestido
con encajes y volantes.
2. Amplia hermosa es su pamela
hecha toda en fina seda;
cuatro patas con tacones
y otras cuatro con mitones.

© narcea, s. a. de ediciones 109


En un corro, determinar /as parejas antes de comenzar.
Se canta la estrofa haciendo mímica sobre el texto.
En el estribillo se baila y en la repetición del mismo se cambia
de pareja.
Una segunda opción sería cantar en corro con gestos miranp
do al centro y en el estribillo hacer la «cadena inglesa»; o
bien una vez se baila con su pareja y en la repetición se eje·
cuta la «cadena inglesa», comenzando con la mano izquier·
da, pero con desplazamiento hacia la derecha. Una tercera
opción podría ser: rodillas (ambas manos) y palmas cruza-
das, mano derecha e izquierda, en la estrofa, y en el estribillo
como se ha dicho anteriormente.
Sugerir a los alumnos la expresión plástica.

110 © narcea. s. a. de ediciones


He perdido un anillo, un anillo se perdió,
para el niño que lo encuentre un regalo tengo yo.

Opción 1?
Corro. Un niño en el centro se va desplazando lateralmente,
da una palmada (parte fuerte del 3/4 y dos palmas cruzadas
con el compañero que le toque de frente (partes débiles del
compás). Mano derecha primero. Una vez hecho el recorrido
de la canción, allí donde termina, hará pareja con el niño que
le toque y se bailará duplicando el aire. Cantando con lenª
guaje rítmico tendrá ahora que hacer el recorrido el alumno
que se ha quedado en el centro del corro. Al siguiente se le
solicitará ilustrar el juego con instrumentos corporales u
otros gestos, destacando' siempre la parte fuerte del com~
pás.

© narcea, s. a. de ediciones 111


Opción 2~
En el centro del corro se depositan dos montones de papele-
tas dobladas. Uno con los nombres o dibujos alusivos a las
canciones que se suponen de repaso y otro con la consigna a
cumplir por el afortunado.
El niño que hace el recorrido escoge una papeleta del mon-
tón de «títulos» de canciones, que quedará depositada al fi-
nal en las manos de alguien. Este abre la papeleta y al reco-
nocer la canción (sin descubrirla) tomará una del otro montón
y en esta segunda papeleta le indicarán si debe expresarse
con mimo, ritmo, melodía, instrumentos, etc. El sólo hará
una cosa y elige bailando al siguiente, que tomará otra de las
consignas a realizar y así sucesivamente. De esta manera se
descubrirá qué canción había tocado en suerte.
Las papeletas deben estar escritas o dibujadas previamente
por los niños.

Opción 3?
Se pueden celebrar fiestas o cumpleaños pasando de mano
en mano caramelos o pequeñas sorpresas bien escondidas
que en ningún momento deben ser vistas.
Cada niño qr'e recibe su regalo se retira del corro y escoge un
instrumento con el que acompañará el juego cantando; así,
poco a poco, el corro se irá convirtiendo en orquesta.

112 © narcea, s. a. de ediciones


Alemania
Letra: Elena Lehmann.

Bate, bate, bate la tortilla,


huevos hay pan y aceite oliva.
Dále tú la vuelta arriba.
Un, dos, tres.

Se hace un corro y dando palmadas con una mano rígida y


otra flexible, simulan batir la tortilla.
En el centro queda un niño que va bailando y saltando
alrededor.
En el último compás se parará delante del compañero que le
corresponda y haciendo gestos de tirar la tortilla al aire, al
decir «un, dos, tres» de un salto habrá intercambiado el sitio
con el nuevo niño que deberá pasar al centro y comenzar
otra vez el recorrido. (El salto del cambio se realizará en el si·
lencio de «negra»).

© narcea, s. a. de ediciones 113


M odeV1ldo

l. Va a nevar, va a nevar, blanco todo quedará.


Desde el cielo vuelan finos, copos blancos cristalinos.
Ya nevó, ya nevó, la blancura nos cubrió.
2. Nieva ya, nieva ya, blanco todo quedará.
Baila el copo con el viento, salta alegre muy contento.
Ya nevó, ya nevó y el copito se esfumó.
3. Sale el sol, sale el sol y la nieve derritió.
Vuela el copo desde el cielo, se deshace en el suelo.
Sale el sol, sale el sol ya la nieve nos dejó.

Llevar la canción a la expresión plástica.

114 © narcea. s. a. de ediciones


Alemania
Letra: Elena Lehmann.

I .
\.

1. Soy burro pequeñito con ganas de viajar.


Por todo el mundo entero troto troto sin parar.
I a ......... .
2. Soy burro pequeñito que sabe rebuznar.
Oyendo melodías me entran ganas de cantar.
I a ......... .
3. Soy burro pequeñito con ganas de bailar
y sólo muevo el lomo cuando hay que trabajar.
I a ......... .

- Si el nivel musical lo permite se cantará en canon.


Lo primordial en la fase elemental, es que resulte divertí=
do haciendo gestos alusivos al texto.

© narcea, s. a. de ediciones 115


Música y letra:
Dedicado a los niños de Vegadeo (Asturias) Elena Lehmann.

~ ~
=~ tttl fiz?;l l, ~ ~lu ®1) .11
r,1v

""'"" "'·t:\. b ce._"'' -"'ro ~-ro.-~ '13"' ""' 1€-Cf'~" ~Q o\"~-""''º·


1. La Luna y el Lucero 2. La Luna y el Lucero
se fueron de paseo, volvieron del paseo,
dejando oscuro el cielo, remando en una nube
sin luz la ría del Eo. de agua, sol y viento.
Luna lunera ¿dónde estás? El Lucerito se encendió,
escondidita aquí detrás. y muy perplejo se quedó,
El Lucerito se apagó viendo la noche despertar
y en mi regazo se durmió. de tan profunda oscuridad.
3. La Luna y el Lucero
no van ya de paseo;
se quedan vigilando
la noche sobre el Ea.
Dramati~ación y expresión plástica.

116 © narcea. s. a. de ediciones


Villancico
Música y letra:
Elena Lehmann.

~ te - \fo\~-~0~ C\Vfe ~- ?r-G\"f


(\Ve le vo. - ~os ~ L\...e .. ....¡o.,-y

1. Esta noche nace Dios 2. Las ovejas y el pastor


y tenemos que comprar ya llegaron al portal;
las tortitas y el turrón quieren darle al Señor
que le vamos a llevar. una cuna y un hogar.

3. Y la Virgen su mamá
no se cansa de cantar;
arrullando con amor
al Mesías que llegó.

- Los niños cantarán de pie, quietos, la estrofa y en la «blanca»


final de frase, sonarán algunos triángulos.
En el estribillo, después de cada estrofa, se moverán libreº
mente por el espacio: Unos tocarán con las claves las «cor 0

cheas», otros las «negras» con el pandero y las «blancas», un


tercer grupo con los tirángulos.

© narcea. s. a. de ediciones 117


Villancico

0'1"\~\ -no.l~ bd'M,

118 © narcea. s. a. de ediciones


1. A Belén voy en tren,
llevo queso, pan y miel.
Chu cu, chu cu, chu cu, chu cu, chu cu, chu
Pi, pi, pi; ch, ch, ch.
Pi, pi, pi; ch u.
2. Pues Jesús ya nació,
yo lo vi en televisión.
Chucu ...
3. Pienso yo que quizás
pueda El traer la paz.
Chucu ...
4. Repartiendo en el mundo
lo que sobra a los demás.
Chucu ...

Estrofa: Brazos por encima del hombro.


Balanceo a derecha e izquierda.

© narcea, s. a. de ediciones 119


Grupo l. Ilustraciones:
César M. Lehmann

Grupo 2. Balanceo de izquierda a derecha.

Estribillo:
Grupo 2. Hace un tunel: Grupo «uno» pasa por el túnel cantando:
iPi! ipi!. Al salir del túnel dirán: «chu, chu en
los dos compases de 8~ ........... , haciendo con
el brazo derecho un gesto como si se tirara
de una palanca.

Los dos grupos cantarán la segunda estrofa con el balanceo. El grupo


«dos» hará ahora el túnel para que pase el «uno».
En la última figura (e) del estribillo, el tunel, «chu» da un salto y vuelve a

~~:~:la~~s~~~~:lt~d:b~~~ ~~~©~~~º~ ~
desapareciendo en fila india
cogidos por los hombros, di·
ciendo «ichu, chu, chu ... !».

120 © narcea. s. a. de ediciones


Villancico
Música y letra:
Elena Lehmann.

1. Canta el grillo en mi pradillo 2. Esta noche es Nochebuena


canta y canta y no lo pillo; y cogerle me da pena;
una vez que lo pillé canta y baila de alegría,
se escapó y se me fue. viendo al Niño con María.

3. Los pastores que le vieron


ya tocaban el pandero.
Dios el Niño que lo oyó
muy contento despertó.

Instrumentos en el estribillo: claves, panderetas, panderos,


sonajas. maracas, cascabeles. etc ...

© narcea. s. a. de edicione~ 121


¡
Villancico

122 © narcea. s. a. de ediciones


Estribillo:
iAy María! iAy María! el puchero ya se enfría (bis).
Dumdurumdum la zambomba, toca el pandero y la conga (bis).

1. Este niño tiene hambre; 2. Dicen que Jesús se llama


hay que darle de comer; y su padre San José,
la papilla bien caliente que María es su madre
y endulzársela con miel. y él aquí nació en Belén.
Estribillo Estribillo.

3. El puchero está en la lumbre


para hacer el chocolate,
por la noche habrá convite
y la fiesta vá a ser grande.

Estribillo final:
iAy María! iAy María! el puchero se vacía. (Retardando)
Dumdurumdum ... (Como eco que se pierde en la lejanía).

© narcea, s. a. de ediciones 123


1. Saltan y cantan, saltan y cantan,
esta alegría nadie la aguanta.
Saltan y canta, saltan y cantan.
La, la, la, la, la, la, la, la, la, la.
2. Dale, que dale, dale al pandero
que si hoy no bailo es que no puedo.
3. Se oyen las voces, son los primeros,
de los pastores cánticos nuevos.
4. Pasa la estrella, luce muy bella;
da la noticia que es grande nueva.

124 © narcea. s. a de ediciones


1 2 II ustraciones:
César M. Lehmann.

Saltan y cantan (bis) Cambio de sitio


«Esta alegría nadie
la aguanta».

4 5

Saltan y cantan
Saltan y cantan

m.r
7

~º~ílr
o •o• o o o""º o
La, la, la, la, la, la, la La, la, la, la, la, la, la

© narcea, s. a. de ediciones 125


Dos círculos concéntricos. Parejas de cara.
Salto con pie derecho delante, a la vez que se da una palmaº
da con ambas manos contra la pareja. Esto ocurre en las fi~
guras 1 y 2, que dice: «Saltan y cantan, saltan y cantan». En
la figura 3 (flechas), cambio de sitio. El niño del corro exterior
pasa al interior y viceversa, por el hombro izquierdo con pe 0

queños pasos de vals; se repite todo este proceso volviendo


cada cual al sitio de origen. Ambos corros cogidos de las ma~
nos y con los brazos alzados, harán la figura 4 y 5: «Saltan y
canta, saltan y cantan», desplazándose a la derecha (figura
6) con tres pasos y al cuarto «paso», salto, cruzando pie iz·
quierdo por delante del derecho a la altura de la tibia. Lo
mismo en sentido contrario.
Según la edad de los participantes, se podría inventar fórmu·
las distintas para cada estrofa, respetando siempre el estribi-
llo «La, la, la, la ... » con sus desplazamientos laterales.
- Acompañamiento apropiado: Castañuelas, independiente·
mente de lo que puedan sugerir los protagonistas.
Resumen:
Figuras 1 y 2 (dos veces). En la figura 3 (flechas) cambio
de sitio. Se vuelve a la figura 1y2 (dos veces), cambiando
de sitio en la 3 (flechas).
Figuras 4 y 5, continuando con la 6. Volver a la figura 4 y
5, pasando a la 7.
Para terminar, al final de toda la danza, se puede cambiar
el último paso del 7, por un giro a la izquierda sobre
sí mismo.
Otra posibilidad de pequeña variación: en las figuras 4 y
5, en lugar de saltar, se puede dar un golpe en el suelo
con pie izquierdo, cuando se alza el derecho, y con pie
derecho, cuando toca alzar el izquierdo.

126 © narcea, s. a. de ediciones


Simular lejanía, eco.

© narcea. s. a. de ediciones 127


Ding, <long, ding, <long;
ding, <long, ding, <long.

Este villancico consta de una primera parte en 12/8 y conti-


núa con un iAleluya! después de cada estrofa. Al final se can-
tar& adem&s la «coda» {Drng, dong, ... ).
1~ Estrofa - Aleluya a continuación.
2.ª Estrofa - Aleluya.
3.ª Estrofa - Aleluya.
4.ª Estrofa - Aleluya - «Coda» final.
La última estrofa es la repetición de la primera.

130 © narcea. s. a. de ediciones


Villancico

vtv... le. .

Estribillo:
Tocan, tocan, tocan las campanas. (bis).
Dingui, dingui, dong;
dingui, dingui, <long.
1. Nace Jesús en un pesebre;
quiero yo ir, quiero yo verle.
Estribillo.
2. Mi Niño tiene ropa y pañales;
huelen a flores de romedales.
Estribillo.

© narcea, s. a. de ediciones 131


3. Y San José hizo la cuna;
con la madera cálida y ruda.
Estribillo.
4. Sopas de ajo guisa María,
para comerlas de noche y día.
Estribillo.
5. Y las estrellas de luz y plata,
cuelgan farolas de calabaza.
Estribillo.
6. Quieren que el Niño no pase frío,
cuando de noche caiga el rocío.
Estribillo.

Para terminar cantar: «Dingui, dingui, dong; dingui, dingui,


dong»;
agregando

dong

132 © narcea, s. a. de ediciones


Villancico

1. Hoy bailamos todos juntos a la par.


Todos juntos bailaremos sin perder compás.
2. Hoy cantamos todos juntos a la par.
Todos juntos cantaremos sin desentonar.
3. A a a-le-lu-ya, a a-le-lu-ya.
Aleluya, aleluya hoy es Navidad.

l~ Estrofa
Corro grande cogidos de la mano y brazos alzados. 1 ~ y 2.º
compás. paso de vals a la derecha. izquierda y giro sobre sí
mismo a la derecha soltando las manos. 3.0 y 4.0 compás. Jo mis·
mo pero empezando por la izquierda. 5~ al 7.º compás: desli-
zarse suavemente hacia la derecha con giro sobre sí mismo en
el 8. compás.
0

2.ª Opción para la primera estrofa:


En parejas ir bailando el vals siguiendo el corro o de la misma
forma desplazándose libremente por el espacio.

© narcea. s. a. de ediciones 133


2~ Estrofa
Lo mismo que se ha dicho para la primera. (No hay 2.ª
opción).
Antes de la 3.ª estrofa hay que tener en algún lugar a mano
unas farolas o linternas pequeñas metidas en un cono de pa·
pe/ de plata para que reflecte bien la luz. Mientras cada niño
recoge su luz se va cantando la melodía con boca cerrada
(murmullo) y debe estar todo a oscuras.

3? Estrofa
El grupo se coloca en semicírculo con balanceo del cuerpo a
derecha e izquierda y unos moverán a la vez sus farolas o fin·
ternas encendidas en alto y otros hacia abajo cantando el
iAleluya!
En esta estrofa debe incluirse algún instrumento a modo de
campana: triángulo suavemente tocado en la parte fuerte del
compás, platillo suspendido percutido con baqueta o bien en
un metalófono.
Tónica y Dominante.

134 © narcea. s. a. de ediciones


MIENTRARABLERECUERDO
PARA TODOS AQUELLOS
ALUMNOS Y COMPAÑEROS
DE LA ESCUELA DE MUSICA
Y CONSERVATORIO MUNICIPAL
«FEDERICO CHUECA» DE
HORTALEZA, CON LOS QUE
TUVE LA FORTUNA DE
COMPARTIR UNA INOLVIDABLE
EXPERIENCIA MUSICAL.

Logotipo: César M. Lehmann