Sei sulla pagina 1di 3

ESTRATIFICACIÓN DE SEMILLAS

Qué es la estratificación de semillas?


Estratificación, es la acción de someter a una semilla a unos rangos específicos de
temperatura, dentro de unas determinadas condiciones de humedad y durante un
periodo de tiempo, que variará dependiendo de la especie, para estimular o favorecer
su germinación. Es decir, estas condiciones de; humedad, temperatura y tiempo
combinadas son las que ponen en marcha una serie de cambios bioquímicos que
preparan al embrión para que llegado el momento pueda germinar.
Muchas semillas en su ambiente natural solamente florecen después de ser sometidas
a periodos de diferentes temperaturas. La estratificación es una técnica que consiste en
imitar la temperatura de las semillas en su ambiente natural para conseguir que
germinen. Nosotros podemos imitar este proceso de forma artificial mediante lo que se
llama la estratificación en frío. Para ello metemos las semillas en un sustrato húmedo,
como fibra de coco, arena o turba en un recipiente que mantenga la humedad y lo
metemos en un frigorífico o congelador, un tiempo determinado que dependerá de la
especie.
Otra forma, que se llama estratificación desnuda, es poner las semillas en remojo en
agua fría durante una noche y al día siguiente meterlas en la nevera o frigorífico en una
bolsa impermeable pero sin sustrato. Es una estratificación más dura y hay que estar
mas pendiente de la semilla, porque en el momento que germine, hay que sacarla. La
otra forma te da mas manga ancha, ya que aunque germine cuenta con un sustrato
capaz de sustentar la semilla un tiempo, aunque lo ideal es sacarlas del frío en cuanto
veamos raiz.
Existen las siguientes maneras de estratificar las semillas:
Estratificación fría, estratificación en frío
es aquella que se realiza cuando las semillas necesitan ser afectadas por temperaturas
bajas para poder germinar. En la naturaleza esto se produce al llegar el invierno.
Después de uno o varios periodos hibernales, las semillas consiguen la germinación. En
agricultura, jardinería o horticultura puede realizarse este proceso de forma forzada
unas semanas antes del periodo de plantación para conseguir los mismos efectos que
se dan en la naturaleza. Para ello pueden utilizarse los métodos siguientes:
Estratificación en frío de las semillas dentro de casa
a) Introducir las semillas en una bolsa de plástico.
b) Rociar las semillas con algún desinfectante natural o químico.
c) Introducir las semillas en un substrato a base de arena desinfectada. ( Es mejor
comprar la arena previamente desinfectada en algún lugar de confianza que
desinfectarla en casa).
d) Rociar la arena con las semillas con agua con la ayuda de un pulverizador.
e) Introducir en la nevera a una temperatura de entre 1 – 5ºC durante un periodo que
puede oscilar entre 4 – 12 semanas.
f) Ir controlando las semillas para comprobar si empiezan a germinar.
g) Cuando las semillas rompan la cutícula y la radícula surja de dentro de la semilla, ya
se pueden sembrar las semillas.
Estratificación en frío de las semillas en el jardín o en el campo
a) Al empezar el invierno, introducir las semillas en una lata, en la que previamente se
hayan realizado algunas perforaciones. En caso de tratarse de semillas muy grandes o
aquellas que resulten muy difíciles de germinar se puede realizar previamente un
proceso de remojado o escarificación.
a) Rociar las semillas con algún desinfectante de semillas químico o natural.
b) Añadir arena desinfectada al bote de semillas en una proporción de 3
Ejemplos de semillas que necesitan estratificación y tiempo aproximado de la misma:

Melocotonero: 2 - 3 meses
Albaricoque: 1 - 2 meses
Ciruelo: 2 - 3 meses
Almendro: 1 - 2 meses
Peral: 2 - 3 meses
Nogal: 2 - 4 meses
Olivo: 1 - 2 meses

DURAZNO
El durazno posee una semilla protegida por una capa gruesa, rugosa y dura llamada
caroso, que en forma natural difícilmente germina, por ello es necesario realizar
determinados métodos para hacerlo germinar, tales como la ruptura del caroso
(rompimiento) llamado también escarificación, luego la almendra se coloca en un
sustrato (arena lavada, aserrín lavado, etc.) y dejarlo en la parte baja de la refrigeradora
por espacio de 30 días (estratificación), a fin de poder romper la latencia de la semilla y
de esta forma se logra hacerlo germinar, proceso que puede durar de 30 a 60 días.
La estratificación consiste en ablandar las cubiertas duras de la semilla que limitan el
desarrollo del embrión por medio de la humedad