Sei sulla pagina 1di 43

 

 
 
 
 
 
 
 
 
  
  

GÁLATAS PARA TI  


Tim Keller 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Traducido por Pastor Rolando Hinojosa H.   
 
1  
  
ÍNDICE 
 
¿POR QUÉ ESTUDIAR EL EVANGELIO PARA TI? 
EL EVANGELIO INVERTIDO: Gálatas 1.1-9 
LA IDEA CENTRAL 
RESUMEN 
PREGUNTAS 
LA UNIDAD DADA POR EL EVANGELIO: Gálatas 1.10-24 
LA IDEA CENTRAL 
RESUMEN 
PREGUNTAS 
EL EVANGELIO: LA A- Z: Gálatas 2.11-21 
LA IDEA CENTRAL 
RESUMEN 
PREGUNTAS 
EL EVANGELIO Y LA LEY: Gálatas 3.1-25 
LA IDEA CENTRAL 
RESUMEN 
PREGUNTAS 
EL EVANGELIO DE LA ADOPCIÓN: Gálatas 3.26-4.31 
LA IDEA CENTRAL 
RESUMEN 
PREGUNTAS 
LA LIBERTAD DEL EVANGELIO, EL FRUTO DEL EVANGELIO: Gálatas 5.1-25 
LA IDEA CENTRAL 
RESUMEN 
PREGUNTAS 
EL EVANGELIO ES SUFICIENTE: Gálatas 5.26-6.18 
LA IDEA CENTRAL 
RESUMEN 
PREGUNTAS 
 
 
 
 
   

2  
  
¿POR QUÉ ESTUDIAR ​GÁLATAS PARA TI​?  
 
¿En qué evangelio estás confiando?   
En  la  ciudad  de  Galacia  en  el  año  50  d.  c.,  la  iglesia  enfrentaba  escoger  entre  dos 
evangelios—dos maneras de vivir, dos maneras de pensar y de ver cómo estar bien con Dios.   
  
Una  de  las  maneras  eran los maestros quienes les decían a los cristianos que el desempeño de 
sus  obras  importaba.  Por  supuesto,  les  decían  que  ellos  necesitaban  confiar  en  Cristo  y  en  Su 
muerte;  y  después,  si  ellos  querían  ser  verdaderamente  aceptados  por  Dios,  ellos  necesitaban 
ser circuncidados y obedecer las leyes de Dios. Sus esfuerzos eran los que contaban.   
  
Por  el  otro  lado,  estaba  Pablo,  el  misionero  plantador  de iglesias quien había fundado la iglesia 
de  Galacia  pocos  años  antes.  Él  decía que ellos eran “torpes” y que estaban “hechizados” (3.1). 
El  reclamaba  que  el  evangelio  que  ellos  habían  tomado  en  realidad  no  era  el  “evangelio  de 
Cristo.” (1.7).   
  
Y  Pablo  les  decía  que  la  única  obra  que  importaba  era  la  de  Cristo:  Su  vida,  muerte  y 
resurrección.  La  fe  en  él,  decía  Pablo,  era  todo  lo  que  cualquiera  necesitaba  para  ser 
verdaderamente  aceptado  por  Dios.  Sus  esfuerzos  no  contaban  para  nada—y  descansar  en 
estos los traería estar bajo la “maldición” de Dios (3.10). Cuál evangelio seguían, importaba.   
  
Escoger  entre  el  evangelio  de  Cristo-solo y el falso evangelio de Cristo-más, es todavía algo que 
hoy  enfrentan  los  cristianos.  Cristo-más,  podría  no  ser  lo  mismo  en  nuestras  culturas  como  lo 
era  en  Galacia.  Pero  todavía  es un atractivo mensaje, adulador y sutilmente invierte el evangelio 
verdadero… y todavía es tan mortal.   
  
Todavía  lo  es.  En  estos  siete  estudios  tomados  del  libro  de  Gálatas,  Pablo  nos  presentará  un 
evangelio  que  es  maravilloso,  liberador,  y  verdadero.  Él  nos  mostrará  que  todos  nuestros 
problemas  en  la  vida  cristiana  llegan  cuando  perdemos  u  olvidamos  o  fallamos  en  vivir  este 
evangelio.  
  
Y en este estudio él nos dirá repetidamente: ¿En qué evangelio estás confiando?   
  
   
   

3  
  
1. EL EVANGELIO INVERTIDO: Gálatas 1.1-9  
  
1. ¿Qué cosa te ha causado sorpresa o desilusión recientemente?  
  
 
2. Cuando Pablo comienza esta carta, ¿Qué sentimiento parece tener? ¿Por qué?  
  
 
3. ¿Cómo se describe Pablo a sí mismo en el v. 1? ¿Qué nos dice el v. 1?  
  
 
4. Los v. 1-5 contienen el centro del “evangelio” de Pablo. De estos versículos, ¿Qué es 
el “evangelio”?  
  
 
5. El v. 5 contiene la motivación para todas las cosas que Pablo hace. ¿De qué manera 
esto nos desafía?  
 
  
6. Lean Gálatas 3.1-5. ¿De qué manera algunos maestros en Galacia parecen haber 
cambiado el mensaje del evangelio?   
  
  
7. ¿Qué dice Pablo acerca de cualquier cambio del mensaje del evangelio? (v. 6-7)  
  
  
8. ¿Cuál es la actitud de Pablo hacia aquellos quienes “pervierten” el evangelio? (v. 8-9)  
  
  
9. ¿Cómo la gente hoy agrega al mensaje del evangelio?   
  
  
10. ¿Por qué el real evangelio es maravilloso?  
  
  
 
 
 
   

4  
  
LA IDEA CENTRAL  
El evangelio bíblico de Cristo nos trae paz y nos trae la gloria de Dios. Cualquier cambio 
a este lo tergiversa, de modo que debemos advertir a quienes quieran añadir algo al 
evangelio.   
  
RESUMEN  
Lo  que  es  impactante  respecto  a  la  manera  en  que  Pablo  abre  esta  carta  es  el  marco 
mental  de  Pablo.  Los  primeros  nueve  versículos  son  preocupantes,  fuertes  y 
explosivos.  Su  blanco  era  un  grupo  de  maestros  quienes  estaban  enseñando  a  los 
convertidos  cristianos  que  ellos estaban obligados a guardar las costumbres culturales 
de los judíos de la ley de Moisés con el propósito de agradar verdaderamente a Dios.   
Tal  vez  esto  no  pareciera  para  los  Gálatas  cristianos  una  importante  desviación  del 
evangelio  que Pablo les había enseñado. Pero Pablo dice, en efecto: ​¡Este es un rechazo 
total de todo lo que yo les he enseñado!   
  
Esto  es  porque  un  cambio  del  evangelio  invierte  el  evangelio,  y  al  hacer  esto  de  hecho 
ya  no  hay  evangelio.  El  evangelio  es  acerca  de  la  gracia  de  Dios  que  ha  enviado  a  su 
Hijo,  y  nos  ha  llamado  a  la  fe  en  Él.  Dios  nos  ha  salvado.  Él  nos  aceptó  a  pesar  de 
nuestra  carencia  de  méritos,  no  porque  hemos  construido  nuestros  méritos.  El 
evangelio  bíblico  dice:  Dios  nos  acepta, así que le seguiremos. Cualquier cambio a este 
dirá: necesitamos hacer algo, para que Dios nos acepte.   
  
Entonces  los  maestros  Gálatas  no  solo  sugerían  una  revisión  del  evangelio,  sino  una 
inversión  de  este.  Y  Pablo  reacciona  con  asombro  y  enojo  hacia  los  maestros  quienes 
merecen  condenación,  y  hacia  los  cristianos  quienes  han  abandonado  a  Dios  al  seguir 
este falso evangelio.   
  
La  verdad  del  evangelio  importa  por  lo  que  este  logra.  El  evangelio  de  Cristo  muriendo 
por  nuestros  pecados  y  resucitado  para  reinar  nos  trae  gracia  y  paz  de Dios, y nos trae 
la  gloria  de  Dios  (porque  es  solo  Dios  quien  logra  nuestra  salvación).  Nosotros,  como 
Pablo,  necesitamos  amar  este  evangelio,  fundado  en  la  enseñanza  apostólica  y  a  lo 
largo  de  la  Biblia—  Como  Pablo,  necesitamos  fuertemente  oponernos  a  todas  las 
enseñanzas que lo invierten y que llevan a las personas a abandonar a Dios.   
  
 
 
 
 
 
 
 

5  
  
PREGUNTAS    
1. ¿Qué cosa te ha causado sorpresa o desilusión recientemente?  
En estos versículos veremos que lo que hace a Pablo tan “asombrado” y enojado. Esta 
pregunta introduce este hilo que corre a través del estudio. Anima a tu grupo responder 
seriamente esta pregunta.   
  
2. Cuando Pablo comienza esta carta, ¿Qué sentimiento parece tener? ¿Por qué?  
Sorpresa,  no  entiende—asombrado  (v.  6ª).  El  también  parece  preocupado  cómo  va  la 
iglesia de los Gálatas.   
Enojo.  Su lenguaje es extraordinariamente fuerte (especialmente en v. 8-9). El hace caer 
una condenación a la gente.   
Él  está  asombrado  porque  esos  miembros  de  la  iglesia  se  han  regresado  rápidamente 
en  conocer  al  Dios  verdadero  (v.  6-7a),  y  están  tomando  un  evangelio  que  no  es  el 
evangelio (v. 7). Ellos personalmente han abandonado a Dios.  
Su  enojo  es  movido  por  “algunos”  quienes,  él  dice,  están  “pervirtiendo  el  evangelio”.  Y 
más  directamente,  su  enojo  es  causado  por  el  abandono  de  los  cristianos  Gálatas  de 
Dios quien los había llamado (v. 6b).   
  
3. ¿Cómo se describe Pablo a sí mismo en el v. 1? ¿Qué nos dice el v. 1?  
  Como  un  apóstol.  El  griego  “​apostolos”  significa  enviado.  ¿Qué  nos  dice  este  v.  1 
acerca  de  lo  que  nos  dice  esta  palabra?  “No  por  investidura  ni  mediación  humanas” 
muestra  lo  único  de  los  apóstoles.  Ellos  eran  escogidos  no  por  hombres,  sino 
“enviados”  “por  Jesucristo  y  por  Dios  Padre”.  Pablo  era  comisionado  y  enseñado 
directamente  por  el  mismo  Jesús  resucitado  en  el  camino  a  Damasco  (Ver  Hechos 
9.1-9).  La  autoridad  la  cual  le  envió  es  la  misma  autoridad  que  levantó  a  Jesús  de  los 
muertos.   
  
4. Los  v.  1-5  contienen  el  centro  del  “evangelio”  de  Pablo.  De  estos  versículos,  ¿Qué 
es el “evangelio”?  
La respuesta puede ser esta en diferente orden.  
• Estamos  perdidos,  y  necesitamos  ser  rescatados  (v.  4).  La  gente  está  en  una 
condición indefensa, incapaz para rescatarse a sí misma.   
• Necesitamos  ser  rescatados  de  este  “mundo  malvado”  (v.  4).  Vivimos  en  un 
mundo  que  se  ha  rebelado  contra  su  Hacedor—lo  cual  nos  deja  enfrentando  el 
castigo de este Hacedor.   
• Jesús  vino  para  rescatarnos  (v. 4). El mismo se hizo un sacrificio “Jesucristo dio 
su  vida”,  el  cual  fue  de  sustitución.  La  palabra  “por”  significa  “a  favor  de”  o  “en 
lugar  de”.  Cuando  Jesús  llega  a  ser  nuestro  Salvador,  estamos  absolutamente 
libres del castigo o la condenación.   

6  
  
• Dios  levantó  a  Jesús  de  la  muerte  (v.  1),  mostrando  que  El  aceptó  la  obra  de 
Cristo  a  nuestro  favor;  y  mostrando  que  Jesús  es  el  “Cristo”  (v.1)—  el  señalado 
por Dios, el eterno, el Rey Todopoderoso.   
  
  
5. El  v.  5  contiene  la  motivación  para todas las cosas que Pablo hace. ¿De qué manera 
esto nos desafía?   
  Con  frecuencia  vivimos  (aun  como  cristianos)  para  nuestra  propia  gloria  y  alabanza  y 
satisfacción.  Cuando  no  vivimos  con  Jesús  como  el  Rey,  es  porque  nos  importa  sólo 
nosotros  mismos  más  que  la  gloria  de  Dios.  Y  podemos  vivir  con  Jesús  como Rey con 
la  motivación  incorrecta—para  nuestro  bien  en  lugar  de  para  su  alabanza.  Podemos 
servir  a  Dios  para  ser  notados,  en  lugar  de  traerle  a  Él  la  gloria.  Podemos  decirle  el 
evangelio  a  los  demás  para  sentirnos  exitosos,  en  lugar  de  por  desear  que  Dios  sea 
alabado.   
Pregunta  a  tu  grupo  que  podrían  cambiar  en  sus  acciones  si  desean  que  Dios obtenga 
por  siempre  toda  la  gloria.  Pregunta  que  hacen  que  es  correcto,  pero  con  una 
motivación incorrecta. Anima a que sean específicos.  
  
6. Lean  Gálatas  3.1-5.  ¿De  qué  manera  algunos  maestros  en  Galacia  parecen  haber 
cambiado el mensaje del evangelio?   
  Parece  que  ellos  han  sugerido  que  los cristianos necesitan creer el evangelio de Cristo 
y  observar  las  leyes  judías  para  poder  tener  el Espíritu (ej. El Antiguo Testamento) (3.2) 
y ser salvos (v. 3) y disfrutar el poder y la bendición de Dios (v. 5).   
Ellos  no  estaban  diciendo:  “No  necesitas  a  Jesús.  Necesitas  ser  bueno  para  que 
puedas  ir al cielo.” Ellos estaban diciendo: “Por supuesto Jesús fue importante y central 
para  obtener  tu  salvación,  pero  la  fe  sola  no  es  suficiente  para  que  tengas  una 
completa  aceptación  de  Dios.  Ahora  tienes  que  adoptar  todas las leyes y ceremonias y 
costumbres que Moisés enseñó.”  
  
7. ¿Qué dice Pablo acerca de cualquier cambio del mensaje del evangelio? (v. 6-7)  
Pablo  dice  que  el  evangelio  se  “pervierte”  (v.  7).  Esta  palabra  significa  “invertir”, 
“tergiversar”.  Si  añades  cualquier  cosa  a  Cristo  (por  ej.  Necesitas  la  gracia  de  Cristo 
más  algo  más)  como  una  condición  para  ser  aceptado  por  Dios,  tu  completamente 
inviertes,  totalmente pierdes, el evangelio. A tal evangelio ligeramente modificado Pablo 
dice, “No es que haya otro evangelio”  
(v. 7).   
 
 
 
 

7  
  
8. ¿Cuál  es  la  actitud  de  Pablo  hacia  aquellos  quienes  “pervierten”  el  evangelio?  (v. 
8-9)   
Pablo  dice  que  ellos  deben  estar  “condenados  eternamente”  (v.  8-9);  por  ej. 
Rechazados por la iglesia, así como serán rechazados por Dios.   
  
9. ¿Cómo la gente hoy agrega al mensaje del evangelio?   
  Permite  que  tu  grupo  discuta  lo  que  ven  que  está  pasando  en  nuestra  sociedad,  o 
denominación  o  en  los  corazones  de  la  gente.  Es  valioso  subrayar  que  Pablo  condena 
cualquier enseñanza que no esté basada en el hecho que:   
• Somos  tan  pecadores  para  poder  contribuir  a  nuestra  salvación  (Necesitamos 
un rescate total);  
• Por  tanto,  somos  salvados  por  creer  en  la  obra  de  Jesús  (la  gracia  de  Cristo) 
más nada más.   
Anima  a  tu  grupo  a  pensar  en  los  añadidos  que  podrían  deslizarse  en  nuestra  propia 
iglesia, los cuales serían los más difíciles para detectar (y por lo tanto más peligrosos).   
Aquí  algunos  ejemplos  de  puntos  de  vista  modernos  que niegan una o ambas de estas 
dos verdades:   
1) Eres  salvo  a  través  de  tu  “rendición  a  Cristo.”  Los  sentimientos  que  mi  fe  producen 
(Los  cuales debo seguir manteniendo) llegan a ser mi salvador—no el objeto de mi fe, 
Cristo mismo.   
2) Eres salvo a través de la sana doctrina. La exactitud intelectual es lo que me salva.   
3) Eres  salvo  en  tanto  seas  una  buena  persona,  no  importa  tanto  lo  que  creas.  Esto 
suena  de  muy mente abierta, pero esto rechaza la gracia de Dios. Esto enseña que yo 
puedo  salvarme  a  mí  mismo  (esto  no  es  humilde).  Y  esto  enseña  que  la  gente  mala 
no tiene esperanza (esto no es ser abierto).   
4) Eres salvo a través de seguir algún ritual particular o algún estilo de vida. Algunas 
iglesias regulan la vestimenta, las citas amorosas, cómo gastar el dinero y el tiempo, 
y más cosas, de manera que esto llega a ser parte de lo que es un “cristiano real”.   
  
10. ¿Por qué el real evangelio es maravilloso?  
El estudio tiene una nota final positiva. La cosa más importante que podemos hacer en 
nuestra vida es poner el evangelio de la gracia de Dios en lo profundo de nuestros 
corazones, para amar y alabar a Dios por esto, y estar recordando unos a otros estas 
cosas.   
El  real  evangelio  es  todo  lo  que  Dios  ha  hecho  por  nosotros;  como  Su  Hijo  murió  en 
nuestro  lugar  para  rescatarnos  de  nuestros  pecados  y  de  un  mundo  bajo  juicio;  como 
Dios  levantó  a  su  Hijo  para  probar  que  Él  es  el  Cristo  y  para  mostrar  su  aceptación del 
sacrificio  de  Cristo;  y  de  esta  manera  el  real  evangelio  trae  gracia  y  paz  eterna  a 
aquellos  quienes  confían  en  este,  y alaban a Aquel que se merece la adoración—a Dios. 
¡Este es un evangelio maravilloso para conocer y amar!   
  

8  
  
2. LA UNIDAD DADA POR EL EVANGELIO: Gálatas 1.10-24   
  
1. ¿Es importante la unidad de una iglesia? ¿Por qué?  
  
  
2. ¿Qué nos dice Pablo de su vida antes de llegar a ser cristiano?  
  
  
3. Piensa acerca de la clase de persona que Pablo había sido. ¿Qué es lo asombroso y 
maravilloso en estos versículos 15-16?  
  
  
4. ¿Qué clase de reclamos parece decir Pablo acerca de sí mismo en estos versículos?   
  
  
5. ¿Qué nos muestra el v. 10 acerca del resultado de una vida cambiada por el 
evangelio?  
  
  
6. ¿Cuándo nos damos cuenta que es más difícil agradar a Dios que agradar a los 
hombres? ¿Por qué? ¿Cómo nos ayuda el evangelio?   
  
  
7. ¿Por qué la decisión de los líderes de Jerusalén acerca de Tito es tan importante? 
(2.3)   
  
  
8. ¿De qué manera este episodio muestra la importancia de perseguir la unidad de la 
iglesia?  
  
  
9. ¿De qué manera el evangelio da libertad a la gente que las religiones de “gánate tu 
salvación” no lo hacen?   
  
  
10. Este pasaje nos muestra algunas diferencias que el conocer y amar el verdadero 
evangelio hacen. ¿Cómo son estas cosas en tu vida y en tu iglesia hoy?  
  
• 1.10, 1.24, 2.9-10. 

9  
  
LA IDEA CENTRAL  
El evangelio de la gracia nos salva, nos cambia, y nos une.   
  
RESUMEN  
En  esta  sección  Pablo  nos  señala  el  evangelio  de  la  gracia  de  Dios,  quien  lo  ha 
convertido  directamente  a  él;  y  hacia  la  unidad  de  la  gente  de  Dios,  quienes  están  en 
compañerismo alrededor de la verdad del evangelio.   
Al  contar  su  conversión,  Pablo  detalla  cómo  él  estaba  lleno  de  tanto  orgullo  religioso 
como  de  odio  hacia  Jesús  (1.13-14).  A  pesar  de  eso,  él  no  sólo  fue  salvado  por  Cristo 
sino  también  fue  llamado  a  ser  predicador  y  líder  de  la  fe.  No  sólo  eso,  Pablo  puede 
ahora ver cómo Dios estaba trabajando en él antes de su conversión (v. 15).   
Pablo  está  refutando  tres  acusaciones  contra  él:  que  su mensaje fue derivado de otros 
(v.  16-19);  que  su  mensaje  fue  el  producto  de  su  propio  pensamiento  (v.  14-15);  que 
este  no  “checaba”  con  el  mensaje  que  la  iglesia  de  Jerusalén  estaba  predicando  (v. 
18-24).  
Pablo  se  mueve  en  describir  su  visita  a  Jerusalén  catorce  años  más  tarde  (2.1).  La 
confiabilidad del mensaje de salvación por gracia es todavía el punto central.  
Tomando  a  Tito  con  él  (v.  1)  presentado  a  los  líderes  de  la  iglesia  como  un  caso  de 
prueba de carne y sangre que hace a alguien un cristiano.   
Al  no  requerirle  estar  bajo  el  rito  judío  de  la  circuncisión  (v.3),  los  líderes  de  Jerusalén 
expresaron que ninguna obra, ritual o conducta era necesarios para la salvación.  
Esta  es  la  base  de  la  unidad  de  una  iglesia.  La  unidad  es  vital, en tanto esta establezca 
la  confianza  en el evangelio y permita extenderse. El compañerismo con Cristo significa 
compañerismo  con  aquellos  quienes  están  en  Cristo  (v.  9).  Y  que  este es la única base 
para  la  unidad  de  la  iglesia—  aquellos  que  enseñan  falsos  evangelios  deben  ser 
resistidos y desacreditados (v. 5).   
Los  logros  personales  enfatizan  la  manera  en  que  Pablo  crece  en  su  fe  después  de su 
conversión:  A  través  de  un  tiempo  solitario  con  Dios  (v.  17),  y  a  través  de  ser  parte  de 
una unidad cohesiva de creyentes (v. 18).   
 
 
 
 
   

10  
  
PREGUNTAS  
1. ¿Es importante la unidad de una iglesia? ¿Por qué?   
¡No hay respuestas incorrectas en esta pregunta!   
  
2. ¿Qué nos dice Pablo de su vida antes de llegar a ser cristiano?  
  El  v.  13  dice  que  él  había  hecho  cosas  terribles.  Él  había  perseguido  a  los  cristianos, 
tratando  de  destruir  a  la  iglesia.  Él  había  sido  parte  de  matar  gente  inocente.  Él  estaba 
lleno  de  odio.  El  v.  14  dice  que  Pablo  había  invertido  muchos  años  buscando  vivir 
acorde  a  las  costumbres  y  tradiciones  judías.  Él  había  golpeado  a  casi  todos  los  de su 
propia generación al ser celoso de su justicia moral.  
Y aun esto no lo hacía “estar bien con Dios”. Él era muy bueno siguiendo las leyes 
judías. Él estaba lleno de mucho orgullo.   
 
3. Piensa acerca de la clase de persona que Pablo había sido. ¿Qué es lo asombroso y 
maravilloso en estos versículos 15-16?  
¡Hay varias declaraciones asombrosas en un corto espacio aquí!  
1.15: “Sin embargo, Dios me había apartado desde el vientre de mi madre…”  
La  gracia  soberana  de  Dios  estaba  trabajando  estaba  trabajando  en  la  vida  de  Pablo 
mucho  antes  de  su  conversión.  Dios  había estado formando y preparando a Pablo para 
las  cosas  a  las  que Él lo llamaría hacer—aun su rebelión y fallas fueron usadas por Dios 
para  llevarlo  a  un  punto  de  conversión  y  ser  el  instrumento  de  Dios  para  los  gentiles. 
¡Dios  está  trabajando  en  su  pueblo  aun  antes  de que ellos se den cuenta de que son su 
pueblo!  
  
1.16: “y me llamó por su gracia.”   
Pablo  estaba  lleno  de  orgullo  y  odio—sus  pecados  eran  muy  profundos—  Pero  Dios  lo 
amó  y  lo  llamó  con  la  fe  salvadora.  No  hay  ejemplo  más  claro  que  Pablo  de  que  la 
salvación  es  solo  por  gracia,  no  a  través  de  nuestros  esfuerzos  morales  o  religiosos. 
Aun un hombre como Pablo no estaba más allá de alcanzar la gracia de Dios.   
  
1.16: “Cuando él tuvo a bien revelarme a su Hijo…”  
¿Por  qué  Dios  escogió  y  llamó  a  Pablo  (o  a  alguien  más)?  No  es  porque  hemos 
agradado a Dios, sino simplemente porque Dios es el que se agrada al hacerlo así.   
  
4. ¿Qué clase de reclamos parece decir Pablo acerca de sí mismo en estos versículos?  
• Que  su  mensaje  vino  de  otros,  particularmente  de  líderes  cristianos  en 
Jerusalén—“no  consulté  con  nadie.    Tampoco
​   subí  a  Jerusalén”  (v.  16-17).  El 
evangelio  de  Pablo  no  es  simplemente  su  idea  de  un  mensaje  enseñado 
humanamente.  
• Que  su  entendimiento  vino  de  su  propia  reflexión  e  inteligencia.  Él  fue 
intensamente  hostil  a  la  iglesia  (v.  13)  hasta  el  momento  de  su  conversión.  No 

11  
  
había  manera  de  que  su  mensaje  pudiera  ser  el  resultado  de  su  propia  línea  de 
pensamiento.   
• Que  su  mensaje  es  diferente  del  resto  del  mensaje  de  la iglesia. Su evangelio se 
verifica  cuando  él  finalmente  visitó  Jerusalén  y  Judea  (v.  18-19,  22-23),  y  así 
ellos “Y por causa mía glorificaban a Dios.” (v. 24).  
  
5. ¿Qué  nos  muestra  el  v.  10  acerca  del  resultado  de  una  vida  cambiada  por  el 
evangelio?   
La  eliminación  de  un  espíritu  que  agrada  al  hombre—que  busca  “ganar  la  aprobación 
humana”.  Pablo  ahora  busca  la  aprobación  de  Dios,  al  servir  a  Cristo—sin  preocuparse 
por  la  aprobación  y  la  buena  opinión  de  los  demás.  Y  Pablo  dice  que  no  puede  hacer 
ambas  cosas—Una  vida  cambiada  por  el  evangelio  significa  que  la  aprobación  de  los 
demás  ya  no  influye  más  en  nuestras  acciones,  y  en  su  lugar  agrada a Dios quien es el 
que nos controla.   
  
6. ¿Cuándo  nos  damos  cuenta  que  es  más  difícil  agradar  a  Dios  que  agradar  a  los 
hombres? ¿Por qué? ¿Cómo nos ayuda el evangelio?  
¡En  toda  clase  de  ocasiones  y  circunstancias!  Dale  a  tu  grupo  tiempo  para  pensar  y 
compartir  sus  propios  desafíos  particulares  en  esta  área.  Aquí  hay  tres  casos  que 
vemos en la Biblia:   
  
• 1  Samuel  15.24:  El rey Saúl desobedeció a Dios porque tenía miedo de la opinión 
y la crítica del pueblo.  
• Jueces  16.15-21;  1  Reyes  11.1-6:  Sansón  y  Salomón  agradaron  a  sus  amantes 
antes que a Dios.   
• Efesios  6.5-8:  Obedecer  y  servir  a  nuestros  jefes  en el trabajo sólo cuando están 
mirando, para ganar el favor de ellos (v. 6) en lugar de agradar a Cristo.   
  
El  evangelio  nos  ayuda  porque  ahora  sabemos  que  nos  alegramos  en  la aprobación de 
Dios,  y  podemos  descansar  seguros  en  su  amor  por  nosotros.  Esto  nos  libera  de  la 
necesidad  de  que  el  amor  y  la  aprobación  de  otros  sean  nuestro  principal  objetivo— 
nuestra  identidad  está  segura  y  nuestro  valor  personal  está basado en nuestra relación 
con  la gracia de Dios. Si los demás nos critican o nos marginan, esto no cambia nuestro 
punto  de  vista  de  quienes  somos  o  cuál  es  nuestro  propósito.  Sabemos  que  Dios  nos 
ama, nos aprueba y se agrada de nosotros en el evangelio.   
  
7. ¿Por  qué  la  decisión  de  los  líderes  de  Jerusalén  acerca  de  Tito  es  tan  importante? 
(2.3)    
El  caso  de  Tito  fue  como  una  prueba.  Él  era  griego,  es  decir,  no  judío.  Él  era 
incircunciso.  Ellos  no  insistieron  en  la  circuncisión  de  Tito  antes  de  tener  una  relación 
de compañerismo con él como cristiano.   

12  
  
Esto  era  una  prueba  de  que  ellos  habían  aceptado  el  ministerio  de  Pablo  y  estado  de 
acuerdo  con  su  evangelio—que  es  por  la  sola  fe  en  Cristo,  y  no  por  alguna  otra  obra  o 
ritual  religioso,  que  sea  necesaria  para  la  salvación.  La  aceptación  de  Tito  fue  una 
declaración  pública  de  que  el  evangelio  sólo,  nos  hace  aceptables  para  Dios  y  su 
pueblo.   
  
8. ¿De  qué  manera  este  episodio  muestra  la  importancia  de  perseguir  la  unidad  de  la 
iglesia?  
  La  unidad  dentro  de  la  iglesia  nos  capacita  para  la  misión  de  la  iglesia.  La  unidad 
asegura  y  sustenta  el  mensaje  del  evangelio  bíblico  que  no  cambia.  Esta  aísla  y 
desacredita a los falsos maestros, quienes no están incluidos en esta unidad.   
El  puro  hecho  de  que  Dios  le  dio  a  Pablo  una  revelación  (2.2),  diciéndole  que  fuera  a 
Jerusalén  para  establecer  y  mostrar  visiblemente  la  unidad  de  la  iglesia  alrededor  del 
evangelio, muestra la importancia de perseguir la unidad entre los creyentes cristianos.   
  
9. ¿De  qué  manera  el  evangelio  da  libertad  a  la  gente  que  las  religiones  de  “gánate  tu 
salvación” no lo hacen?    
Permite  al  grupo  opinar  con  sus  propias  ideas  y  opiniones.  Podrían  opinar  en  dos 
diferentes áreas principales:  
  
En  el área cultural: Si los falsos maestros hubieran permanecido, un extranjero, africano 
o  italiano  no  hubiera  podido  llegar  a  ser  cristiano  sin  llegar  a  adoptar  la  cultura  de  los 
judíos.  El  evangelio  nos  da  la  libertad  de  ser  nosotros  mismos,  manteniendo  nuestra 
cultura y etnicidad distintivas.   
En el área emocional: Cualquiera que crea que nuestra relación con Dios está basada en 
guardar  nuestra  conducta  moral  está  en  una  interminable  noria  de culpa e inseguridad. 
El  evangelio  nos  libera  de  pensar  de  guardar  las  leyes  como  sistema  de 
salvación—obedecemos  no  por  miedo  e  inseguridad,  tratando  de  ganar  nuestra 
salvación,  sino  obedecemos  en  la  libertad  de  la  gratitud,  sabiendo  que  ya  somos 
salvados en Cristo.   
 
10. Este  pasaje  nos  muestra  algunas  diferencias  que  el  conocer  y  amar  el 
verdadero evangelio hacen. ¿Cómo son estas cosas en tu vida y en tu iglesia hoy?  
  
• 1.10:  Gozando buscando la aprobación de Dios, en lugar de buscar la aprobación 
de los demás.   
• 1.24:  Alabando  a  Dios  por  nuestra conversión y que otros lleguen a conocer la fe 
salvadora.   
• 2.9-10:  Reconociendo  y  estando  en  compañerismo  con  otros  cristianos, 
incluyendo  a  aquellos  que  tienen  diferentes  dones  y  llamados;  recordando  a  los 
pobres de la iglesia y fuera de ella.   

13  
  
3. EL EVANGELIO: LA A- Z: Gálatas 2.11-21   
  
1. ¿Quién necesita el evangelio y qué diferencia hace esto en ellos?  
  
  
2. Pedro fue uno de los amigos más cercanos a Jesús, quién le había visto enseñar, 
sanar, vivir, morir y resucitar. ¿Qué es lo sorprendente en el v. 11?  
  
  
3. ¿Cómo vio Pablo las acciones de Pedro y Bernabé (v. 14)? ¿Qué es lo importante de 
esto?  
  
  
4. ¿Cuáles son las maneras en que podemos insistir que otros cristianos hagan lo que 
nosotros hacemos?   
  
  
5. En los v. 15-16, ¿Qué le recuerda Pablo a Pedro acerca de?:  
  
• Seguir los mandamientos de Dios:   
• Tener fe en Jesús:   
• El significado de la palabra “justificación:   
  
6. ¿Cuál es la objeción que Pablo menciona para la “justificación por la fe” en el v. 17?   
  
7. Pablo sugiere en el v. 19 que cuando él estaba tratando de salvarse a sí mismo por 
obedecer la ley, él no era capaz de “vivir para Dios”. ¿Por qué es esto? ¿Qué 
piensas?  
  
8. Según estos versículos, ¿Cuál es “la verdad del evangelio”?  
  
  
9. ¿En qué áreas de tu vida encuentras más difícil vivir “en línea con la verdad del 
evangelio”?  
  
  
10. ¿Cómo podrías usar el evangelio para responder a un cristiano que te dice:   
• “Jesús me salvó, y ahora voy a vivir según su voluntad para ganar su perdón.”   
• “Me enojo mucho cuando alguien me corta. Es algo muy grosero.”   
  

14  
  
  
LA IDEA CENTRAL  
El evangelio nos dice que somos justificados por la fe sola, no por algo que hacemos—y 
debemos aplicar este principio a todas las áreas de nuestra vida.   
  
RESUMEN   
El  evangelio  es  el  ABC  de  la  vida  cristiana—es  la  manera  en  que  somos  salvados.  En 
este  pasaje,  el  cual  comienza  de  manera  escandalosa  con  dos  apóstoles  en  disputa, 
Pablo  expone  el  evangelio  de  la  justificación por la fe. Somos justificados— declarados 
no  culpables  en lugar de condenados—sólo a través de la fe, y no por obedecer la ley de 
Dios. Esta es la “gracia de Dios”  
(v. 21)— Él nos salva a pesar de nuestro pecado.   
Pero  el  evangelio  es  en  realidad  también  el  A-Z  de  la  vida  cristiana.  Los  cristianos 
necesitan  el  evangelio  así  como  los  no-cristianos.  El  evangelio  es  mucho  más  que  un 
boleto al cielo después de morir—este es un manifiesto radical de cambio hoy.   
  
Este  es  el  por  qué  Pablo  se  opone  a  Pedro.  Al  rechazar  comer  con  los  cristianos 
gentiles, Pedro  
“no  estaba  actuando  como  corresponde  con  la  integridad del evangelio.” Por la manera 
que  estaba  eligiendo  comer,  Pedro  no  estaba  reflejando  su  convicción  de  que  todos 
somos  salvos  solo por la fe, y nada de nuestro cumplimiento de la ley contribuye a esto. 
Vivir  como  cristianos  significa  traer  todas  las  cosas  de  nuestra  vida  en  línea  con  la 
dirección del evangelio.   
  
En  el  v.17  Pablo  responde  a  una  objeción  común  para  el  evangelio  de  la  justificación 
por  la  fe—  que  es  que  el  evangelio  promueve  el  pecado,  porque  nos  dice  que  nuestra 
obediencia  a  Dios  no  cambia  nuestra  posición  con  Dios.  Esta  sección  contiene  unos 
textos  difíciles  como  el  v.18,  pero  el  punto  de  Pablo  es  que  mientras  él  estaba 
obedeciendo  la  ley  divina  tratando  de  ser  justificado  a  través  de  la  obediencia,  en 
realidad  él  nunca  vivió  para  Dios.  Él  sólo  estaba  obedeciendo  a  Dios  para  obtener  un 
premio—que  él  podía  obtener  de  Dios.  Ahora  él  sabe  que,  a  través  de  la  muerte  de 
Cristo  por  él,  está  completamente  seguro  de  su  aceptación  por  parte  de  Dios.  Y  Pablo 
tiene  un  nuevo  motivo  para  obedecer  a  Dios  que  es  mucho  más  sano  y  poderoso—él 
desea simplemente vivir para aquel “quien me amó y se dio a sí mismo por mí”.   
  
 
 
 
 
 

15  
  
 
PREGUNTAS  
1. ¿Quién necesita el evangelio y qué diferencia hace esto en ellos?  
La  tendencia  es  pensar  que  sólo  los  no-cristianos  necesitan  el  evangelio,  que  deben 
poner  su  fe  en  Cristo  para  salvarse.  Pablo  va  a  mostrar  que  los  cristianos  también 
necesitan el evangelio—y que este hace la diferencia para toda la vida.   
Por ahora permite que tu grupo hable acerca de los no-cristianos y la salvación.   
  
2. Pedro  fue  uno  de  los  amigos  más  cercanos  a  Jesús,  quién  le  había  visto  enseñar, 
sanar, vivir, morir y resucitar. ¿Qué es lo sorprendente en el v. 11?  
Pedro  hizo  algo  malo—algo  tan  serio  que  Pablo  “le  echó  en  cara  su  comportamiento 
condenable…” (v. 11).   
Lo  que  Pedro  hizo  es  que  él  se  retiró  de  comer  con  los  cristianos  gentiles.  Bajo  la 
presión  de  ciertos  hombres,  Pedro  “comenzó  a  retraerse  y  a  separarse  de  los gentiles” 
(v.  12).  Aunque  él  mismo  vivió  como  un  gentil  en  como  él  comía,  él  ahora  insistía  que 
los  Gentiles  cristianos  adoptaran  una  cultura  extranjera,  las  costumbres  de  los  judíos 
(v.  14).  Pablo  le  llama  a  esto  hipocresía  (v.  13)—  ¡Pedro  había  comenzado  a  sujetar  a 
los  gentiles  convertidos  a  normas  aún  más altas que él mismo había mantenido! Pedro 
estaba  permitiendo que distintivos culturales judíos llegaran a ser más importantes que 
la unidad del evangelio.   
  
3. ¿Cómo  vio  Pablo las acciones de Pedro y Bernabé  (v. 14)? ¿Qué es lo importante de 
esto?  
Que  ellos  no  “actuaban  rectamente,  como  corresponde  a  la  integridad  del 
evangelio.” Esto tiene mucho significado.   
  
Primero,  que  la  verdad  del  evangelio  tiene  un  gran  número  de  implicaciones  para  toda 
la  vida.  Es  nuestra  tarea  llevar  nuestras  vidas  en  línea  con  la  dirección  del  evangelio— 
pensar  en  sus  implicaciones  en  cada  área  de  nuestras  vidas,  y  buscar  traer  nuestro 
pensamiento, sentimiento y conducta en línea con el evangelio.   
  
Segundo,  Pablo  le  señala  a  Pedro  el  evangelio.  El  no  simplemente  le  dice  a  Pedro: 
“Estás  mal.  ¡Corrige  tu  vida!”  Sino  que  Pablo  le  dice:  “Recuerda  el  evangelio.  Aplica  el 
evangelio que te fue regalado, a esta situación y de igual manera recibe a los demás.”   
Necesitamos  tener  la voluntad de ayudar a los demás a cambiar, y hacerlo ayudándoles 
a aplicar el evangelio a su vida.   
 
4. ¿Cuáles son las maneras en que podemos insistir que otros cristianos hagan lo que 
nosotros hacemos?   
La  conducta  de  Pedro  era  una  forma  de  legalismo,  es  decir,  mirar  algo  además  de 
Cristo con el propósito de ser aceptado y puro delante de Dios.  

16  
  
  
Discutan legalismos en los que pueden caer, por ejemplo:  
• El  pecado  de  Pedro:  Nacionalismo.  Podemos  insistir  que  los  cristianos  no 
puedan  realmente  agradar  a  Dios  a  menos que tomen las normas de una cultura 
particular  o  de  parte  de  la  sociedad.  O  podemos  sentarnos  junto  a  personas  de 
diferentes  razas  en  la  iglesia,  pero  no  comer  con  ellos—no  socializar  con  ellos, 
no compartir nuestras casas y vidas con ellos.   
• Clasismo.  Podemos  invertir  tiempo  con/invitar  a  comer  solo  a  aquellos  que  son 
como  nosotros—clase  media/  clase  trabajadora/familias  jóvenes/mismo 
trabajo, etc.   
• Denominacionalismo—Es  extremadamente  fácil  enfatizar  nuestras  distinciones 
para demostrarnos nosotros mismos y a otros que nuestra iglesia es “mejor”.  
• Habilidadismo—Los  cristianos  muy  talentosos  (o  no  tan  talentosos)  pueden 
sentirse  incómodos  con  la  gente  que  ellos  consideran  mediocres  sean  parte  de 
la iglesia, y en igual estatura que ellos.   
  
5. En los v. 15-16, ¿Qué le recuerda Pablo a Pedro acerca de... 
  
• Seguir los mandamientos de Dios:   
Que  estos  no  pueden  justificarnos,  o  hacernos  “limpios”  ante  los  ojos  de  Dios.  “Nadie” 
puede ser salvo por observar la ley (v. 16).   
• Tener fe en Jesús:   
La  fe  en  Jesús  nos  justifica—aun  los  judíos  limpios  ceremonialmente  necesitan  la  fe 
para que verdaderamente sean limpios.   
• El significado de la palabra “justificación:   
Pablo  introduce  el  principio  de  la  “justificación  por  la  fe”  en  medio  de la disputa acerca 
de  comer  y  de  las  reglas  y  las  regulaciones—en  otras  palabras,  de  ser  “limpio”.  Ser 
“justificado”  es  lo  mismo  que  ser “limpio”. ¿Por qué Pablo cambia los términos? Porque 
la  justificación  tiene  una  referencia  legal,  y  esta  es  opuesta  a  condenación.  La 
justificación  nos  recuerda  que  somos  pecadores,  y  que  sin  Cristo  somos 
completamente  condenados.  Pero  la  fe en Cristo nos justifica—Dios nos acepta a pesar 
de nuestro pecado.   
  
6. ¿Cuál  es  la  objeción  que  Pablo  menciona  para  la  “justificación  por  la  fe”  en  el  v. 
17?   
Que,  debido  a  que  ya  somos justificados a través de la fe en Cristo, a pesar de nuestros 
pecados, ¡Entonces Cristo anima o promueve el pecado!   
Pero  ser  justificados  por  la  sola  gracia  remueve  las  dos  motivaciones  por  las  que 
obedecemos a Dios, obediencia por miedo y por recompensa.   
  

17  
  
7. Pablo  sugiere  en  el  v. 19 que cuando él estaba tratando de salvarse a sí mismo por 
obedecer  la  ley,  él  no  era  capaz  de  “vivir  para  Dios”.  ¿Por  qué  es  esto?  ¿Qué 
piensas?  
Porque  si  obedecemos  para  salvarnos  nosotros  mismos,  nuestra  obediencia  es 
egoísta.  Antes  de  llegar  a  ser  cristiano,  Pablo  era  muy  bueno,  pero  esto  lo  hacía  por  él 
mismo, no por Dios—para obtener un premio de Dios, no por amor por Dios mismo.   
  
8. Según estos versículos, ¿Cuál es “la verdad del evangelio”?  
Que  a  través  de  la  fe  en  Cristo  y  su  muerte  por  su pueblo, cualquiera puede ser pasado 
de  ser  “culpable”  a  ser  “no culpable” ante Dios (justificado); cualquiera puede ser hecho 
limpio  ante  Dios;  cualquiera  puede  ser  hecho  recto  ante  Dios.  Esto  es  posible  a  través 
de  la  fe,  y  sólo por la fe, que somos justificados completamente. Este evangelio cambia 
la manera en que pensamos y actuamos en la medida que vivimos “en línea” con esto.   
  
9. ¿En  qué  áreas  de  tu  vida  encuentras  más  difícil  vivir  “en  línea  con  la  verdad  del 
evangelio”?  
Permite  a  tu  grupo  pensar  en  esto—ayúdalos  a  pensar  por  ellos  mismos,  antes  de  que 
todos  comiencen  a  hablar.  Piensa  en  ejemplos  de  tu  propia  vida.  Anima  a  tu  grupo  a 
pensar en las diferentes áreas de lo que significa vivir “en línea con el evangelio”.   
  
10.¿Cómo podrías usar el evangelio para responder a un cristiano que te dice:   
  
• “Jesús me salvó, y ahora voy a vivir según su voluntad para ganar su perdón.”   
Si  piensas  que  necesitas  ganar  Su  perdón,  estás  diciendo  que  puedes  vivir  de  una 
manera  en  que  puedes  salvarte  a  ti mismo— ¡por tanto su muerte fue innecesaria, tonta 
e  inútil!  Y,  si  tú  estás  obedeciendo  a  Dios  porque  te  amas  a  ti  mismo  y  deseas  ser 
salvado,  no  porque  le  amas  a  Él  y  deseas  agradarle.  Maravillosamente,  aunque  Jesús 
ha  hecho todo por ti— tú puedes simplemente pedir su perdón, y vivir como él quiere por 
amor a Él. Entonces, ¿Es Jesús todo para ti? ¿O nada? No puede ser mitad y mitad.   
 
• “Me enojo mucho cuando alguien me corta. Es algo muy grosero.”   
Tu  aprobación  y  amor  hacia  otros  está  basado  en  su  manera  de  ser. Si ellos tienen los 
mismos estándares que tú, te van a gustar; si no los tienen, te enojarás con ellos.  
Recuerda  que  en  el  evangelio,  el  Dios  perfecto  hizo  gente imperfecta como tú y yo para 
salvarnos  y  aceptarnos.  Él  no  tomó  nuestros  pecados  que  hicimos  contra  él,  para 
volverse  contra  nosotros.  De  modo,  que  debemos  aplicar  el  evangelio  cuando  alguien 
nos  corta.  Cuando  alguien  lo  haga,  pensemos:  ​“Yo  soy  más  pecador  que  esta  persona. 
Pero  aun  así  soy  amado  y  justificado.  De  modo  que  trataré  de bendecirlo, a pesar de sus 
malas maneras, así como Dios me ha bendecido a mí a pesar de mis pecados.”   

18  
  
4. EL EVANGELIO Y LA LEY: Gálatas 3.1-25  
  
  
1. ¿Cuál es el significado de la ley de Dios?  
  
  
2. Lee Gálatas 3.1-5. ¿Cuáles son las respuestas a las preguntas de Pablo en los v. 1-5?   
  
  
3. ¿Qué nos dicen estos textos acerca de cómo crecemos los cristianos?   
  
  
4. Lee Gálatas 3.6-14 ¿Cómo llegó Abraham a ser justo ante Dios? (v. 6)   
  
  
5. ¿A dónde nos dirige vivir por la ley, descansar en la ley y observar la ley? ¿Cómo es 
esto?  
  
  
6. Si el v. 10 es verdadero, ¿Cómo puede Dios acreditarnos como justos sin ser injusto? 
(v. 13)   
  
  
7. Lee Gálatas 3.15-25. Dios le dio la ley a Moisés 430 años después de las promesas 
de salvación a Abraham. ¿Reemplaza la ley a las promesas? ¿Necesitamos la ley 
para ser salvados? ¿Cómo responde Pablo a esta objeción? (v. 15-18)  
  
  
8. ¿De qué cosa no es capaz la ley? (v.21) ¿De qué cosa es capaz la ley? (v.22-23)  
  
  
9. “Ya no estamos bajo la guía de la ley” (v.25) ¿Significa esto que los cristianos no 
deben de preocuparse acerca de obedecer la ley de Dios? ¿Por qué sí? ¿Por qué no? 
(Lee 2.19-20).   
  
  
  
10. ¿Por qué la gente que quiere conocer a Dios necesita conocer a un Dios que 
tiene leyes antes de que entiendan por qué la muerte de Jesús son buenas noticias?   
  

19  
  
  
LA IDEA CENTRAL   
La  muerte  de  Cristo  nos  libera  para  vivir  para  él  y disfrutar de bendición en lugar de ser 
maldecidos, emocionalmente y eternamente.  
  
RESUMEN   
Pablo  está  extendiendo  el  tema central de Gálatas, el cual introduce al final del capítulo 
2:  que  no  sólo  somos  salvados  por  el  evangelio,  sino  también  crecemos  a  través  del 
evangelio y vivimos por el evangelio.   
En  la  sección  de  este  estudio,  Pablo  compara  la  ley  y  la  fe.  Su mensaje es simple: la fe 
en  Cristo  salva;  la  obediencia  a  la  ley  no  salva.  Y  la  fe  en  Cristo  es  la  manera  en  que 
continuamos  viviendo  como  cristianos—  No  comenzamos  por  la  fe  y  continuamos  por 
obediencia.  
Esto  es  lo  que  Gálatas  ha  comenzado  a  enseñar—  y  Pablo  es  claro  que  ellos  son 
“torpes” y que han sido “hechizados” (3.1).  
  
La  salvación,  dice  Pablo,  siempre  ha  sido  por  confiar  en  la  promesa  de  Dios.  Para 
entender  este  argumento,  es  vital  conocer  el  significado  de Génesis 12.1-3, donde Dios 
promete  a  Abraham  bendecirlo,  y  bendecir  a su familia y al mundo entero. La bendición 
es  disfrutar  de  la  vida  en  el  mundo  de  Dios  bajo  su  amoroso  dominio—ser  bendecidos 
es ser salvados.   
Esta  promesa  de  bendición  es  cumplida  en  Cristo.  Él  tomó  la  maldición  que  nos  trae 
romper  la  ley  de  Dios—Él  nos  dio  la  bendición  que  Su  vida  merecía  (v.  13-14).  No  hay 
otra  manera  de  ser  bendecidos—debemos  confiar  en,  y  vivir por la promesa de Dios, no 
por nuestro desempeño.  
  
En  los  v.  15-25,  Pablo  explica  el  rol  de  la  ley.  El  responde  a  dos  objeciones:  Si  esto  no 
puede  salvarnos,  ¿Cuál  es  el  punto  de  la  ley?  Y  ya  que  la  ley  fue  dada  a  Moisés  400 
años  después  de  la  promesa  que  le  fue  dada  a  Abraham,  ¿No  ha  reemplazado  la ley, o 
ha  sido  añadida  a  la  promesa?  No.  Pablo  dice:  La  salvación  es  y  será  siempre  basada 
en  confiar  en  la  promesa  de  Dios.  La  ley  es  puesta  no  para  que  veamos  como 
obedecerla  y  ser  bendecidos,  sino  para  que  podamos  ver  que  no podemos obedecerla, 
y así buscar un Salvador—Cristo (v. 24-25).   
  
El  estudio  termina  considerando  el  lugar  de  la  ley  en  la  vida  cristiana.  Este  tema  será 
retomado  en  estudios  posteriores,  así  que  no  intentes  dar  aquí  una  respuesta  muy 
completa.   
  
 
 
 

20  
  
PREGUNTAS 
1. ¿Cuál es el significado de la ley de Dios? 
Esta  es  una  pregunta  difícil.  Permite  que  tu  grupo  discuta  la  pregunta.  En  este 
momento no busques respuestas correctas e incorrectas.   
  
2. Lee  Gálatas  3.1-5.  ¿Cuáles  son  las  respuestas  a  las  preguntas  de  Pablo  en  los  v. 
1-5?    
v.  1  ​“¿Quién  los  ha  hechizado  a  ustedes,  ante  quienes  Jesucristo  crucificado  ha  sido 
presentado tan claramente?”   
Los  Gálatas  habían  sido  “hechizados”.  Pablo  ya  ha  dado  la  respuesta:  “ciertos 
individuos” (1.7) quienes han pervertido el evangelio.   
v.  2​:  ¿Recibieron  el  Espíritu  por  las  obras  que  demanda  la  ley,  o  por  la  fe  con  que 
aceptaron el mensaje?   
A  través  de  creer  lo  que  habían  escuchado.  Jesucristo  crucificado  ha  sido  presentado 
tan  claramente.  Recibimos  el  Espíritu  de  Dios  por  confiar  en  Cristo,  no  por  confiar  en 
nosotros mismos.   
v. 3​: ¿pretenden ahora perfeccionarse con esfuerzos humanos?  
La  respuesta  parece  ser  “sí”.  Pablo  les  está  diciendo:  Después  de  haber  comenzado 
con  el  Espíritu  a  través  de  confiar  en  Cristo,  ¿han  ustedes  decidido  buscar  continuar 
con su vida cristiana llena del Espíritu a través de confiar en sus propias obras?   
v. 4​: ¿Tanto sufrir, para nada?  
Sólo  los  Gálatas  pueden  responder  esto.  Pero  el  punto  de  Pablo  es  que,  habiendo 
sufrido  de  volverse  de  la  idolatría  para  ahora  confiar  en  Cristo—ahora  ellos  se 
regresaban  dejando  de  confiar  en  Cristo—lo  que  significaba  que  ellos  sufrieron  por 
aquel que ahora abandonaban.   
v.  5​:  ¿lo  hace  por  las  obras  que  demanda  la  ley  o  por  la  fe  con  que  han  aceptado  el 
mensaje? El Espíritu trabaja entre ellos—aun en los milagros—en tanto que ellos estén 
conscientemente  descansando  en  Cristo  para  ser  aceptados  por  Dios  y  para  su 
crecimiento  como  Su  pueblo.  El  Espíritu  no  trabaja  de  acuerdo  a  la  medida  de  su 
propia obediencia a la ley de Dios.   
  
3. ¿Qué nos dicen estos textos acerca de cómo crecemos los cristianos?   
Que  nosotros  no  sólo  somos  salvados  por  el  evangelio—sino  que  crecemos  en  tanto 
aplicamos  el  evangelio  a  cada  área  de  la  vida  (como  lo  vimos  en  la  lección  tres).  Para 
progresar  como  cristianos  necesitamos  continuamente  arrepentirnos  de  la  misma 
manera  que  cuando  llegamos  a  ser  cristianos—Mirando  la obra salvadora de Cristo por 
nosotros,  y  abandonando  cualquier  manera  de  estar  confiando  en  nosotros  mismos 
para  realizarnos  nosotros  mismos  en  esta  vida.  O  hacernos  buenos  nosotros  mismos 
para la vida venidera.  
 

21  
  
Una  imagen  útil  es  lo  que  sucede  con  una  ventana  y  un  espejo.  Comenzamos  nuestra 
vida  cristiana  por  “mirar  a  través  de  una  ventana”  a  Cristo  y  su  obra  salvadora  en  la 
cruz;  pero  con  frecuencia  en  el  paso  del  tiempo  miramos  cada  vez  más  a  un  espejo, 
enfocándonos  en  nuestros  propia  bondad  y  esfuerzos  para  sentirnos  aceptados  por 
Dios.  Pero  la  vida  cristiana  es  toda  acerca  de  mirar  a través de la ventana hacia la cruz 
de Jesús, donde fuimos justificados, hechos rectos y revestidos de Cristo (ver v.26-27).   
  
4. Lee Gálatas 3.6-14 ¿Cómo llegó Abraham a ser justo ante Dios? (v. 6)   
Por  haber  sido  acreditado  por  Dios  (la  palabra  que  Pablo  usa  significa  declarado justo, 
contado  por  justicia).  Dios  responde  a  la  fe  de  Abraham  para  declararlo  como  un 
hombre  justo—El  trata  a  Abraham  como  si  él  hubiera  vivido  justamente,  aun  cuando  él 
no vivió así.   
  
5. ¿A  dónde  nos  dirige  vivir  por  la  ley,  descansar  en  la ley y observar la ley? ¿Cómo es 
esto?  
Según  el  v.  10  nos  acarrea  una  “maldición”,  nos  lleva  a  condenación.  Nota  que  Pablo 
dice  en  el  v.  12  que  los  que  observan  la  ley  «quien  practique  estas  cosas  vivirá  por 
ellas».  (Por  las  leyes  de  Dios).  “Vivir  por  algo” significa confiar o descansar en eso para 
nuestra felicidad, realización o salvación.   
¿Cómo es esto?  
Hay dos aspectos de esta maldición:   
• Teológico​:  Si  pensamos  que  somos  salvados  por  ser  “buenos”,  necesitamos 
saber  que  dicen  los  mandamientos  de Dios como “bueno”. Ser salvados a través 
de  la  ley,  significa  obedecer  la  ley  completamente,  pero  esto  no se puede hacer. 
“Obedecer  la  ley”  para  la  salvación  nos  lleva  a  estar  “bajo 
maldición”—condenados eternamente por romper los mandamientos.   
• Emocional​:  La  salvación  a  través  de  las  obras  lleva  a  una  profunda  ansiedad  e 
inseguridad,  porque  nunca  estás  seguro  de  que  estás  viviendo  a  la  altura  de  los 
mandamientos  lo  suficiente.  Te  sientes  con  orgullo  si  piensas que obedeces los 
mandamientos  o  te  sientes  desanimado si piensas que no los guardas. De una o 
de otra manera vives con un sentido de maldición y condenación.   
  
6. Si  el  v.  10  es  verdadero,  ¿Cómo  puede  Dios  acreditarnos  como  justos  sin  ser 
injusto? (v. 13)   
En  el  vers.  10  Pablo  cita  Deut.  27.26:  Todos  son  requeridos  para  guardar  la  ley  para 
evitar  condenación.  ¿Cómo  podemos  evitar  la  condenación?  Por  lo  que  Jesús  hizo.  “al 
hacerse  maldición  por  nosotros.”  Cuando  él  es  “colgado de un madero.” (En el Antiguo 
Testamento,  una  persona  ejecutada  en  un  madreo  era  como  símbolo  de  rechazo 
divino.)  Cuando  Cristo  fue  colgado  en  el  madero,  Él  experimentó  la  maldición  del 
rechazo divino.  

22  
  
Y  por  tanto  él  nos  redimió—nos  liberó-  de  la  maldición  de  nuestra  desobediencia  a  la 
ley--  al  hacerse  maldición  en nuestro lugar—Nuestros pecados han sido perdonados—la 
maldición merecida ha sido tomada—pero por Cristo, poniéndose en nuestro lugar.   
  
7. Lee  Gálatas  3.15-25.  Dios  le  dio  la  ley  a  Moisés  430 años después de las promesas 
de  salvación  a  Abraham.  ¿Reemplazó  la  ley  a  las  promesas?  ¿Necesitamos  la  ley 
para ser salvados? ¿Cómo responde Pablo a esta objeción? (v. 15-18)  
Pablo  toma  un  contrato  humano (pacto) como un ejemplo. Los contratos humanos son 
difíciles o imposibles de romper. Cuando son hechos, los consideramos obligatorios, no 
importando lo que después suceda.  
Así  “La  ley,  que  vino  cuatrocientos  treinta  años  después,  no  anula  el  pacto  que  Dios 
había  ratificado  previamente;  de haber sido así, quedaría sin efecto la promesa.” (v. 17). 
La  ley  de  Moisés  no  cambia  la  promesa  de  Dios  a  Abraham  en algo que esto no es—es 
decir,  una  promesa.  Si  la  ley  de  Moisés  hubiera  sido  dada  a  nosotros  para  salvarnos 
por  guardarla, entonces la salvación “ya no se basa en la promesa.” (v. 18). Dios hubiera 
cambiado  su  pensamiento  y  decidido  que  la  salvación  pudiera  ser  por  cumplir  los 
mandamientos, no por su promesa. El retrocedería en su promesa hecha a Abraham.  
¡Esto  es  complicado!  Para  resumir:  Si  la  ley  de  Moisés  fuera  la  manera  para  ser 
salvados,  la  promesa  hecha  a  Abraham  no  hubiera  sido  una promesa real. Pero debido 
a que esto fue una promesa, la ley de Moisés debe tener un propósito diferente.   
  
8. ¿De qué cosa no es capaz la ley? (v.21) ¿De qué cosa es capaz la ley? (v.22-23)  
La  ley  de  Dios  no  puede  impartir  vida.  Esta  no puede darnos el poder para llegar a ser o 
permanecer  justos.  La  ley  de  Dios  nos  muestra  nuestro  pecado,  y  que  somos 
“prisioneros  del  pecado”—incapaces  de  ser  libres  o  de  curarnos  nosotros  mismos.  La 
ley  nos  muestra  que  no  solo  fallamos  a  la  voluntad  de  Dios,  sino  que  estamos 
completamente  bajo  el  poder  del  pecado.  Cuando  tratamos  de  obedecerla,  vemos  que 
no  podemos,  y  al  ver  lo  difícil  que  es,  vemos  que  no  podemos  ser  nuestro  propio 
salvador.   
  
9. “Ya  no  estamos  bajo  la  guía  de  la  ley”  (v.25)  ¿Significa  esto  que  los  cristianos  no 
deben  de  preocuparse  acerca  de obedecer la ley de Dios? ¿Por qué sí? ¿Por qué no? 
(Lee 2.19-20).   
Ya  no  debemos  preocuparnos  acerca  de  obedecer  la  ley  con  el  fin  de  ser 
salvados—Cristo  ha quitado nuestra necesidad de intentarlo. ¡Pero esto no significa que 
ya  no  tenemos  que  obedecer  la  ley  de  Dios!  Cuando  comprendemos  la  salvación  a 
través  de  la  promesa,  nuestros  corazones  se  llenan  de  gratitud—deseamos  agradar  a 
nuestro  Salvador  viviendo  la  vida  que  él  quiere  que  vivamos.  Y  deseamos  ser  como 
nuestro  Salvador,  viviendo  como  él  vivió.  Como  Pablo  dice  en Gálatas 2.20: “Cristo vive 
en  mí”.  La  manera  de  hacer  esto  es  por  obedecer la ley de Dios—así es como podemos 
vivir para Dios (2.19).   

23  
  
  
10. ¿Por  qué  la  gente  que  quiere  conocer  a  Dios  necesita  conocer  a  un  Dios  que 
tiene leyes antes de que entiendan por qué la muerte de Jesús son buenas noticias?   
Porque  a  menos  que veamos cuán inútiles y pecadores somos, el mensaje de salvación 
no  será  impactante  y  liberador.  A  menos  que  entendamos  cuan  grandes  son  nuestras 
deudas,  no  podremos  tener  la  idea  de  cuán  grande  fue  el  pago  que  Cristo  hizo.  Si  no 
pensamos  que  todos somos malos, no nos humillaremos para aceptar y ser cambiados 
por la gracia.   
    
   

24  
  
 
5. EL EVANGELIO DE LA ADOPCIÓN: Gálatas 3.26-4.31  
  
1. Si le preguntaras a 100 personas cuál es la diferencia entre el Cristianismo y las 
otras religiones, ¿Qué crees que responderían? ¿Qué dirías tú?  
  
2. ¿Quién es un hijo de Dios, y por qué? (v. 26-27)  
  
  
3. ¿Por qué es maravilloso ser un hijo de Dios?   
  
• 3.29:  
  
• 4.1-5, 7:   
  
• 4.6:  
  
4. ¿Cuál es la relación entre la obra del Hijo y la del Espíritu? (v. 4-7)  
  
  
5. Cuando no sentimos el gozo de ser cristianos, o amados por Dios, ¿Qué 
necesitamos hacer?  
  
6. Lee Gálatas 4.8-20. Los Gálatas se habían convertido de ser paganos idólatras a ser 
cristianos. Ahora estaban en peligro de volverse a la religión judaica que cumple la 
ley. ¿A qué dice Pablo que ellos se están volviendo en v. 8-10? ¿Qué significa esto?  
  
7. Lee Génesis 16.1-4; 18.10-14; 21.1-10. ¿Cuál es la diferencia entre los nacimientos 
de estos dos hijos?   
  
8. ¿A quién dice Pablo que representan cada una de las madres? (v. 24-26) ¿Por qué?   
  
  
9. ¿Qué dice Pablo que deben esperar los Gálatas? ¿Por qué? (v. 28-29)  
  
  
  
10. ¿Por qué tanto la gente no-religiosa y la religiosa necesitan el evangelio?   

25  
  
 
LA IDEA CENTRAL  
Los  cristianos  somos  libres,  porque  somos  hijos  de  Dios  a  través  de  la  fe  en  Cristo. 
Todos los demás sistemas religiosos son esclavitud.   
  
RESUMEN   
Gálatas  3.26-29  es  el  clímax  de  todo  lo  que  Pablo  ha  dicho  en  toda  la  carta.  Si  Jesús 
como  “la  descendencia”  (3.19)  obtiene  todas  las  bendiciones  prometidas  a  Abraham, 
entonces  cualquiera,  Judíos  o  Gentiles,  quienes  pertenecen  a  Cristo  a  través  de  la  fe 
llegan  a  ser  herederos  de  esas  promesas.  De  modo  que  todos  los cristianos son “hijos 
de  Dios”  (v.  26).  Cuando  Dios  nos  mira,  él  ve  a  su  perfecto  Hijo  (v.  27).  A  nosotros  se 
nos  ha  dado  todo  lo  que  pertenece  al  Señor  Jesús.  A  través  del  Hijo,  llegamos  a  ser 
hijos  de  Dios  legalmente (4.4-5); y a través del Espíritu, experimentamos el gozo de vivir 
como Sus hijos (v .6-7).  
  
Pero  los  Gálatas,  quienes  habían  adorado  ídolos  paganos  (v.  8),  ahora  están  siendo 
convencidos  de  que  ellos  necesitan  guardar  la  ley  del  Antiguo  Testamento  para  ser 
salvados.  Habiéndose convertido de sus propios esfuerzos, ellos ahora con un diferente 
disfraz, se regresan a estos otra vez (4.9).  
Pablo está diciendo que tratar de ganar nuestra propia salvación a través de guardar las 
leyes  de  la  Biblia  es  sólo  estar  confiando  en  nuestros  propios  esfuerzos,  y  a  una 
esclavitud  a  un  ídolo,  igual  que  a  una  religión  “pagana”.  En  ambos  sistemas, 
descansamos  en  nuestros  propios  esfuerzos  para  servir  a  un  dios  falso  con  el 
propósito de obtener seguridad y satisfacción.   
  
Para  resumir,  Pablo  usa  los  dos  hijos  de  Abraham,  y  a  sus  madres,  “en  sentido 
figurado”  (v.  24).  Hagar  fue  una  esclava  quien  representa  la  esclavitud  de  tratar  de 
salvarse  a  sí  mismo  por  obras  (v.  25).  Sara  fue  una  mujer  libre  y  representa  ser 
salvados  a  través de la fe en Dios.  Pablo está diciendo a los Gálatas, y a nosotros, que 
o  nos  tenemos  a  nosotros  mismos  como  nuestro  salvador  o  tenemos  a  Cristo.  Lo 
primero  no  puede  salvar  y  lleva  a  la  esclavitud.  Lo  segundo  nos  lleva  “a  la  Jerusalén 
celestial que es libre” (4.26).   
  
 
 
 
 
 
 
 
 

26  
  
PREGUNTAS 
  
1. Si  le  preguntaras  a  100  personas  cuál  es  la  diferencia  entre  el  Cristianismo  y  las 
otras religiones, ¿Qué crees que responderían? ¿Qué dirías tú?  
Algunas posibilidades:   
• No hay diferencia; todas las religiones son caminos para llegar a Dios.  
• El  cristianismo  es  una idea cultural, impuesta en las sociedades. Otras religiones 
son otras expresiones culturales.   
• El  cristianismo  es  diferente  porque  este  enseña  que  Jesús  es  Dios,  y  otras 
religiones no estás de acuerdo con esto.   
  
2. ¿Quién es un hijo de Dios, y por qué? (v. 26-27)  
Todos  los  que  tienen  fe  en  Cristo  (v.  26).  El  bautismo  es  una  señal  de  esa  fe  (v.  27). 
Pero  es  sólo  a  través  de  la  fe  sola  que  somos  adoptados  por  Dios  en  su  familia  como 
sus  hijos  (as).  Somos  vistos  como  hijos porque hemos sido “vestidos” de Cristo, el Hijo 
de  Dios  (v.  27).  Decir  que  Cristo  es  nuestro  vestido  es  decir  que  a  la  vista  de  Dios 
somos amados por la obra y la salvación de Jesús.   
  
3. ¿Por qué es maravilloso ser un hijo de Dios?   
• 3.29​:  Los  hijos  de  Dios  son  “herederos  según  la  promesa.”  Todo  lo  que  le  fue 
prometido  a  Abraham—la  bendición  de  la  salvación  es  dad  al  creyente,  a  través 
de la fe en la descendencia, Cristo (ver v. 16).   
  
• 4.1-5,  7​:  Cuando  Cristo  redimió  a  su  gente  de  la  ley,  removiendo  todo el castigo 
o  la  deuda,  a  la  gente  de Dios quien tuvo fe en la promesa “cuando se cumplió el 
plazo.”  Antes,  la  gente  de  Dios  había  sido  como  niños,  teniendo  mucho  en  el 
futuro  pero  en  realidad  todavía  esclavos  (v.1).  Jesús  nos  da  “el  derecho  de  ser 
hijos”.  Él  nos  dios  la  “adopción”—  refiriéndose  al  proceso  Romano  donde  un 
hombre  rico  podía  adoptar  a  uno  de  sus  siervos  como  su  hijo.  El  v. 7 lo resume: 
Es  maravilloso  ser un hijo porque esto significa que no somos esclavos. A través 
de Jesús somos herederos legales de todo lo que Dios ha dado.   
  
• 4.6​:  Tenemos  una  relación  íntima  con  el  Creador  del  universo.  Podemos  clamar 
“Padre”  y,  quizás  aún  más  sorprendente,  “Abba”,  lo  cual  significa,  “Papá”, 
“Papito”.  Podemos  descansar  totalmente  en  la  seguridad  de  la  amorosa 
paternidad  de  Dios  por  nosotros—  esta  confianza  no es en lo que hacemos, sino 
en  lo  que  somos  ante  su  mirada.  Y  además  podemos  acercarnos  a  Dios  en  la 
oración, agradeciendo que tenemos esta relación con el Dios que hizo todo y que 
controla todas las cosas.   
  
 

27  
  
4. ¿Cuál es la relación entre la obra del Hijo y la del Espíritu? (v. 4-7)  
  
El  propósito  del  Hijo es asegurarnos la posición legal de nuestra adopción. La adopción 
es por fe, no por nuestros sentimientos.  
Por  contraste,  el  propósito  del  Espíritu  es  asegurarnos  la  experiencia  de  la  adopción. 
“Ustedes  ya  son  hijos.”  (v.  6),  a  través  de  la  obra  redentora  de  Cristo,  recibimos  el 
Espíritu  para  capacitarnos  en  disfrutar  esa  relación.  El  Espíritu  trae  esta  alegría 
subjetiva de la posición objetiva que tenemos a través del Hijo.   
  
5. Cuando  no  sentimos  el  gozo  de  ser  cristianos,  o  amados  por  Dios,  ¿Qué 
necesitamos hacer?  
Necesitamos  recordar  nuestra  posición  legal  ante  Dios  como  sus  hijos  adoptados, 
dada  para  nosotros  por  Jesús  Su  Hijo.  Esto  es  verdadero  a  pesar  de  nuestros 
sentimientos  (3.26-27).  En  tanto  reflexionemos  quienes  somos  para  Dios,  a través de 
Cristo,  el  Espíritu  comenzará  a  hacer  estas  verdades  emocionantes  y  sanadoras, 
capacitándonos  a  sentir  lo  que  ya  es  verdad  para  nosotros.  De  modo  que,  para 
disfrutar nuestra adopción, necesitamos:  
Dedicar  tiempo  significativo en estudiar la obra del Hijo, pidiendo al Espíritu que la haga 
real y emocionante a nosotros.   
Pedir  a  nuestro  Padre,  regularmente,  a  través  del  día.  Necesitamos  asegurar  que 
experimentamos  y  disfrutamos  la  bendición  de  conocer  a  Dios  como  Padre.  Esto  nos 
lleva a preguntarnos:  
“¿Estoy  actuando  como  un  esclavo  que  le  tiene miedo a Dios, o como un  hijo que tiene 
la seguridad del amor de su Padre?”   
  
6. Lee  Gálatas  4.8-20.  Los  Gálatas  se  habían  convertido  de  ser  paganos  idólatras  a 
ser  cristianos.  Ahora  estaban  en  peligro  de  volverse  a  la  religión  judaica  que 
cumple  la  ley.  ¿A  qué  dice  Pablo  que  ellos  se  están  volviendo  en  v.  8-10?  ¿Qué 
significa esto?  
Los  “principios  ineficaces  y  sin  valor”  (v.  9)  —  es  el  punto  de  vista  que  dice  que 
podemos  salvarnos  a  nosotros  mismos.  Esto  significa  que  ellos  están  en  peligro  (v.  9) 
—de  “volver  a  ser  esclavos  de  ellos.”  Pablo  está  diciendo  que  tratar  de  ganar  tu  propia 
salvación  a  través  de  la  estricta  moralidad  y  la religión es sólo una manera de estar tan 
esclavizados  a  los  ídolos  como  una  total  adoración  a  falsos  ídolos  paganos.  Ambas 
son  maneras  de  tratar  de  salvarte  a  ti  mismo,  a  través  de  guardar  las  reglas  o  por 
asegurar el favor de un ídolo.   
  
 
 
 

28  
  
7. Lee  Génesis  16.1-4;  18.10-14;  21.1-10.  ¿Cuál  es  la  diferencia  entre  los 
nacimientos de estos dos hijos?   
Abraham  tuvo  dos  hijos—Ismael  e  Isaac—por  dos  mujeres  diferentes.  Agar,  la  esclava 
de  Sara,  dio  a  luz  a  Ismael,  mientras  que  su  esposa  Sara,  dio  a  luz  a  Isaac.  Ismael 
“nació  por  decisión  humana”  (Gálatas  4.23)—Abraham  se  acostó  con  una  joven  mujer 
fértil  y  ella  se  embarazó.  Isaac,  “nació  en  cumplimiento  de  una  promesa.” Sara era una 
mujer  muy  vieja  y  estéril,  y  por  tanto  esto  fue  un  acto  extraordinario  y  sobrenatural  de 
Dios  acerca  del  hijo  que  vino  a  Abraham  a  través  de  ella.  Abraham  no  tuvo  nada  de  fe 
con  Agar,  nada—solo  descansó  en  su  propia  habilidad  (y  la  de  ella).  El  obtuvo a su hijo 
por  su  propio  esfuerzo.  Con  Sara  tuvo  una  gran  fe—  él  tuvo  que  confiar  en  la gracia de 
Dios,  en  que  Dios  haría  lo  humanamente  imposible.  El  sólo  podía  confiar  y  esperar  en 
Dios y su obra.   
  
8. ¿A quién dice Pablo que representan cada una de las madres? (v. 24-26) ¿Por qué?   
Agar  representa  el  pacto  de  la  ley  en  el  monte  Sinaí  y  la  ciudad  terrenal  de  Jerusalén, 
quienes  están  en  esclavitud  (v.  25—porque  la  gran  mayoría  no  han  recibido  a  Cristo). 
Agar representa buscar ser salvados por nuestros propios esfuerzos. Sara representa la 
gracia  que  viene  de  Dios  a  través  de  su  Hijo,  y  por  lo  tanto  que  pertenecen  a  “la 
Jerusalén  celestial”  (v.  26),  es  decir,  al  cielo.  Sara  confió  en  la  promesa  de  Dios,  y 
representa  a  aquellos  quienes  confían  en  que  Dios  los  salve  a  través  de  la  obra  de 
Cristo.   
  
9. ¿Qué dice Pablo que deben esperar los Gálatas? ¿Por qué? (v. 28-29)  
Que  serán  perseguidos  todos  los  que  confían  en  Cristo  por  aquellos  que  son 
cumplidores  de  la  ley.  Él  categóricamente  declara  que  los  hijos  de  la  esclava  siempre 
van  a  perseguir  a  los  hijos  de  la  mujer  libre.  ¿Por  qué?  Porque  el  evangelio  es  más 
amenazador  para  la  gente  religiosa  que  para la gente no religiosa. La gente religiosa es 
muy  sensible  y  nerviosa  acerca  de  su  situación  ante  Dios.  Su  inseguridad  hace  que 
sean hostiles al evangelio, el cual insiste que sus mejores obras son inútiles ante Dios.   
  
10.¿Por qué tanto la gente no-religiosa y la religiosa necesitan el evangelio?   
Todos  están  tratando  de  ganar  su  salvación—significado,  seguridad,  satisfacción—por 
adorar  algo.  Todos  necesitamos  un  sentido  de  valor  personal.  De  manera  que 
adoramos algo que nos da un sentido de valor.  
• La  gente  no-religiosa  adora  algo.  Pero  estas  cosas  nos controlan y después nos 
desilusionan si las obtenemos otra vez o nos derrumban si las perdemos.   
• La  gente  religiosa  (o  moral)  está  tratando  de  salvarse  a  sí  mismos  por  ser 
“buenos”.  Ellos  confían  en  sus  propios cumplimientos de la ley para que Dios les 
deba  la  vida  que  ellos  desean.  Jesús  tal  vez  sea  nuestro  ejemplo  o  nuestro 
ayudador—pero nosotros pensamos que somos nuestros propio salvadores.   
  

29  
  
Tanto  la  gente no-religiosa como la religiosa no pueden obtener lo que están buscando. 
Ellos  necesitan  el  evangelio  de la gracia que les de lo que no pueden encontrar, y lo que 
no pueden ganar.   
      

30  
  
6. LA  LIBERTAD  DEL  EVANGELIO,  EL  FRUTO  DEL  EVANGELIO:  Gálatas 
5.1-25  
  
1. ¿Por qué un niño debe obedecer a sus padres?  
  
2. ¿Qué ha hecho Cristo? (v. 1) ¿Cuál debe ser nuestra respuesta a esto?  
  
  
3. ¿Cuáles son las expresiones de la real fe salvadora?-- ¿Y cuáles no lo son? (v. 5-6)  
  
  
4. ¿Cómo deben ellos usar su libertad del evangelio? (v.13-14)  
  
  
5. ¿Cómo podríamos obedecer a Dios, pero por razones falsas e incorrectas?  
  
  
6. ¿Qué está pasando dentro de cada cristiano? (v. 16-17)  
  
  
7. ¿Qué nos dice esto acerca de cómo trabaja nuestra naturaleza pecaminosa?   
  
  
8. Mira  las  “obras  de  la  naturaleza  pecaminosa”  en  los  v.  19-21.  ¿De  qué  manera éstas 
son consecuencias de nuestros “sobre deseos”?  
  
  
9. Mira  los  aspectos  del  fruto  del  Espíritu  en  los  v.  22-23.  ¿De  qué  manera  estas cosas 
son  producto  de  creer  el  evangelio?  ¿Cómo  estas  son  aspectos  de  servirse  unos  a 
otros en amor?  
  
  
  
10. ¿Cuál  es  nuestra  parte  en  producir  estas  cualidades?  ¿Cuál  es  la  parte  del 
Espíritu? (v. 18, 22, 25)  
  
  
    

31  
  
 
LA IDEA CENTRAL  
El  evangelio  nos  libera  para  amar a Dios y a los demás; Su Espíritu nos ayuda a vivir por 
el evangelio y a batallar con nuestra naturaleza pecaminosa.  
  
RESUMEN  
En  5.1  Pablo  reintroduce  la  idea  de  la  libertad  cristiana  que  él  mencionó  en  2.4.  Jesús 
nos  ha  hecho  libres  de  la  carga  de  tratar  de  ganar  la  justificación  por  guardar  la  ley  de 
Dios;  y  de  la  aplastante  desilusión  de  la  adoración  de  ídolos,  los  cuales  no  pueden 
liberar. Y los cristianos necesitan  
“mantenerse firmes” en esta libertad.   
  
Esto  significa  no  perder  nuestra  libertad  al  regresarnos  a  guardar  las  reglas  o  romper 
las  reglas  como  una  manera  de  vivir;  esto  también  significa  no  abusar  de  nuestra 
libertad.  Las  verdaderas  expresiones  de  fe  son  acerca  de  nuestro  futuro  (v.5)  y  amar a 
Dios y a los demás en el presente (v. 6).  
Así  la  libertad  cristiana  no  significa  que  vamos  a  desobedecer  a  Dios.  De  hecho,  el 
evangelio  nos  libera  para  amorosamente  obedecer  a  Dios,  y al hacerlo así amaremos a 
los  demás  (v.  14), porque no obedecemos por miedo, o hacemos cosas para los demás 
porque  necesitamos  algo.  Dios  ya  nos  ha  dado  valor  y  seguridad  en  el  evangelio.  Y  el 
evangelio  del  amor  de  Cristo  por  nosotros  nos  motiva  a  obedecer  a  Dios,  como  ya  lo 
hemos visto en otros estudios.   
  
Como  hijos  libres  de  Dios,  Pablo  llama  a  los  Gálatas  a  vivir  no  por  la  ley  sino  por  el 
Espíritu  (v.  16).  Pablo  habla  de,  literalmente,  los  “sobre  deseos”  de  la  naturaleza 
pecaminosa  (v.16-17)—  desear  una  cosa  buena  como  una  cosa  dios,  tratándola  como 
si fuera lo que más necesitamos, y hacer cualquier cosa para obtenerla o mantenerla.  
Los  cristianos  están  en  batalla  contra  esos  sobre  deseos,  y  capacitados  por el Espíritu 
para crecer en el fruto del evangelio en su carácter.   
  
Así  que  Pablo  nos  llama  a  hacer  dos  cosas:  a  permanecer  firmes  en  su  libertad  del 
evangelio,  sabiendo  que  tienen  todas  las  cosas  que  necesitan  en  Cristo;  y  batallar 
contra  su  naturaleza  pecaminosa,  así  el  Espíritu  puede  trabajar  para  hacerlos  más 
como  Cristo,  reflejando  a Aquel quien los ha salvado y liberado para amar a Dios y a los 
demás.   
  
  

32  
  
 
 
 
PREGUNTAS 
1. ¿Por qué un niño debe obedecer a sus padres?  
Hay más de una respuesta para esta pregunta. Piensa acerca de:   
  
• Por miedo: Porque lo castigarán si no obedece.  
• Por deber: Para ser visto por sus padres.  
• Por  recompensa:  Para  ganar  el  amor  de  sus  padres.  Esto  es  muy  similar  a  por 
miedo.  La  obediencia  por  miedo  es  para  evitar  algo  malo;  la  obediencia  por 
recompensa es por ganar algo bueno.   
• Por un ejemplo: Como otros niños tratan a sus padres.   
• Por  amor:  Porque  desean  agradar  a  personas  que  han  hecho  mucho  por ellos, y 
a quienes ya los aman.   
  
Si  no  sabes  que  tus  padres  ya  te  aman,  sin  importar  tu  obediencia,  no vas a actuar por 
amor.  Sino  que  vas  a  actuar  por  miedo  o  esperar  una  recompensa:  para  ganar  amor  o 
para  no  perder  amor,  en  lugar  de  una  respuesta  al  amor  que  ya tienes y que no puedes 
perder.   
  
2. ¿Qué ha hecho Cristo? (v. 1) ¿Cuál debe ser nuestra respuesta a esto?  
“Cristo  nos  libertó.”  Todas  las  cosas  acerca  del  evangelio  Cristiano  son  acerca  de 
libertad.  ¿Qué  debemos  responder  a  esto?  “Manténganse  firmes.”  Esta  libertad  puede 
ser  perdida  (la  carta  entera  es  acerca  de  este  peligro).  “Mantenerse  firmes”  es  un 
término  militar,  que  significa  estar  alerta,  ser  fuerte,  resistir  el  ataque.  Los  cristianos 
necesitan  ser  vigilantes,  recordando  que  ellos  son  libres  y  disfrutan  esa  libertad,  en 
lugar  de  llegar  a  estar  “sometidos”  por  un  “yugo  de  esclavitud.”—pensando  que  ellos 
necesitan obedecer a Dios para ser salvos, para ser Sus hijos.   
  
3. ¿Cuáles son las expresiones de la real fe salvadora?-- ¿Y cuáles no lo son? (v. 5-6)  
• Esperanza.  “Aguardamos  con  ansias  la  justicia  que  es  nuestra  esperanza.”  La 
esperanza  en  la  Biblia  no  es  un  débil  deseo  de  que algo pueda suceder—Esta es 
una  poderosa  certeza  y  seguridad  de  algo.  Un  cristiano  tiene  una  profunda 
convicción  acerca  del  futuro—que  será  justo  ante  Dios  por  toda  la  eternidad.  La 
certeza  de  nuestro  futuro  con  Dios,  basada  no  en  nuestro  esfuerzo  sino  en 
Cristo, es un fruto del evangelio.  
• Amor.  Si  tenemos  fe  en  Cristo,  y  por  tanto  una  esperanza  para  nuestro  futuro 
tendremos un corazón lleno de amor. El amor es el resultado de la fe verdadera.   
 
  

33  
  
¿Cuáles no?  
• Ni  la  circuncisión-  religión  exterior-  ni  la  incircuncisión-  no  ir  tras  ceremonias 
religiosas— son de “algún valor” en mostrar que somos o no somos salvados.   
  
4. ¿Cómo deben ellos usar su libertad del evangelio? (v.13-14)  
Para servir a otros en amor. (v. 13)  
  
5. ¿Cómo podríamos obedecer a Dios, pero por razones falsas e incorrectas?  
Aquí  pueden  ayudar  las  respuestas  de  la  pregunta  1.  Es  posible  servir  a  Dios  pero  ser 
motivados  por  una  manera  equivocada  de  como  Dios  se  relaciona  con  nosotros  como 
su pueblo:   
• Por miedo: Porque no queremos ir al infierno.  
• Por deber: Porque Él es Dios, por tanto tenemos que hacer lo que Él dice.  
• Por recompensa: Porque queremos ir al cielo.  
• Por  deuda-pago:  Porque  le  debemos  por  lo  que  Él  hizo  por  nosotros.  Nuestra 
obediencia es una manera de tratar de pagarle.   
  
También  podemos  servirle  por  una manera equivocada de cómo nos vemos a nosotros 
mismos:  
• Por valor personal: Para sentirnos valiosos nosotros mismos.   
• Por Reputación: Para causar en otros respeto y/o admiración por nosotros.   
  
6. ¿Qué está pasando dentro de cada cristiano? (v. 16-17)  
Un  conflicto,  o  una  batalla,  entre  el  Espíritu-  un  creyente  renovado  que  vive  por  el 
Espíritu-  y  la  naturaleza  pecaminosa.  La  “naturaleza pecaminosa significa los aspectos 
de los deseos pecaminosos de nuestro ser entero.   
Antes  de  que  alguien  se  haga  cristiano,  ellos  solo  tienen  una  naturaleza  pecaminosa. 
Después  el  Espíritu  entra  en  ellos  y  cambia  su  corazón,  y  comienza  el  conflicto.  Ahora 
el  creyente  desea  vivir  para  Dios  (v.  17)  (“vivir  por  el  Espíritu”);  pero  todavía  se 
encuentra  a  sí  mismo  siguiendo  su  naturaleza  pecaminosa.  “De  modo  que  ustedes  no 
pueden  hacer  lo  que  quieren.”  ¡Este  es  un  conflicto  feroz!  Y  ¡Pablo  dice  que  esta  es  la 
vida  cristiana!  La  batalla  no  es  una  señal  de  que  algo  está  mal,  sino  que  algo  es 
correcto— El Espíritu está trabajando.   
  
7. ¿Qué nos dice esto acerca de cómo trabaja nuestra naturaleza pecaminosa?   
El  problema  principal  no  es  que  deseemos  cosas  malas,  sino  que  sobre  deseamos 
cosas  buenas.  La  naturaleza  pecaminosa  convierte  algo  bueno  en un dios, reclamando 
que  lo  necesitamos  para  ser  nosotros  verdaderamente,  para  tener  real  seguridad, 
significado o satisfacción.   
Estos  sobre  deseos  son  pecaminosos  porque  ellos  niegan  que  Dios  es  a  quien 
necesitamos.  Todos  tenemos  la  experiencia  de  sentir  que  debemos  tener  algo,  y 

34  
  
hallarnos  nosotros  mismos  haciendo  alguna  cosa—aun  cosas  que  sabemos  que están 
equivocadas—para  obtenerlas.  Esto  es  un  sobre  deseo,  la  obra  de  nuestra  naturaleza 
pecaminosa.   
  
8. Mira  las  “obras  de la naturaleza pecaminosa” en los v. 19-21. ¿De qué manera éstas 
son consecuencias de nuestros “sobre deseos”?  
Mira  la  primera  como  un ejemplo, inmoralidad sexual: Mi naturaleza pecaminosa de los 
sobre  deseos  del  placer  sexual.  Estos  me  dicen  que  yo  debo  tenerlos  para  estar 
realmente  satisfecho  como  persona.  Yo  tendré  significado  si  puedo  pensar  de  mí 
mismo  como  alguien  sexualmente activo/experto. Esto hace el sexo – una cosa creada 
buena,  en  mi  dios.  Ya  que  lo  necesito,  estoy  preparado  para  renunciar  a  mis  votos 
matrimoniales,  y  robar  la  pureza  de  otra  persona,  con  el  fin  de tener sexo—inmoralidad 
sexual.   
Algunos  de  estos  actos  son  una  manifestación  exterior  de  sobre  desear  algo  más,  por 
ejemplo:  Yo  sobre  deseo  una  casa  más  grande.  Llego  a  estar  celoso  de  mi  amigo  que 
ya  tiene  una;  No  soy  llevado  por  un  amor  egoísta por los demás, sino por una ambición 
egoísta,  lo  que  significa  que  desprecio  a  otros,  y  cuando  mi  oferta  de  la  casa  de  mis 
sueños es rechazada sufro un ataque de ira. Etc.   
  
9. Mira  los  aspectos  del  fruto del Espíritu en los v. 22-23. ¿De qué manera estas cosas 
son  producto  de  creer  el  evangelio?  ¿Cómo  estas  son  aspectos  de  servirse  unos  a 
otros en amor?  
Por ejemplo:  
Gozo​. Yo ya tengo todas las cosas que necesito al conocer a Dios como mi Padre, hoy y 
siempre.  
Soy  importante  porque  soy  su  hijo;  satisfecho  por  tenerlo  a  Él;  seguro  en  Su  amor. 
Cuando  pierdo  (o  gano)  cosas  buenas  que  el  mundo  ofrece,  tengo  un  profundo  gozo 
que  no  puede  ser  quitado  ni  destruido,  porque  este  gozo  descansa  en  quien  soy  para 
Dios y en lo que tengo en Él, no en quién soy yo o en lo que tengo del mundo.   
  
Bondad.  Dios  se  ha  agradado  de  mí;  no  necesito  ganar  la  aprobación  de  los  demás,  o 
menospreciar  a  los  demás.  Me  dirijo  hacia  el  reino  de  Dios;  no  necesito  pisar  a  otros a 
lo largo de la vida. Dios me ve y me conoce; no necesito constantemente ser notado.   
  
Todos  los  aspectos  del  fruto  del  Espíritu  nos  permiten  amarnos  unos  a  otros.  Por 
ejemplo;  Un  gozo  creciente  del  Espíritu  se  deleita en las buenas cosas que les suceden 
a  los  demás  (en  lugar  de ser envidiosos); y esto anima a gozarse y a contentarse en los 
demás, en lugar de promover ingratitud.   
  
 
 

35  
  
10.  ¿Cuál  es  nuestra  parte  en  producir  estas  cualidades?  ¿Cuál  es  la  parte  del 
Espíritu? (v. 18, 22, 25)  
Debemos  trabajar  en  ser  “dirigidos  por  el  Espíritu”  y  “permanecer”  en  Él.  En  tanto  lo 
hagamos,  el  Espíritu  obra  en  nosotros para producir y hacer crecer el fruto en nosotros. 
Trabajamos  en  tanto  Dios  trabaja—Dios  trabaja  en  tanto  nosotros  trabajamos 
(Filipenses  2.12-13).  Esto  nos  ayuda  a  pensar  en  dos  errores  comunes  que  se  dan  en 
dos extremos.   
• Todo  lo  hace  el  Espíritu,  sin  ningún  esfuerzo  de  mi  parte.  Debemos  mantener  el 
paso con Él, batallando contra la naturaleza pecaminosa.   
• Todo  lo  hago  yo,  no  el  Espíritu—Es el Espíritu quien hace crecer el fruto, no yo. Si 
pienso  que  es  por  mí,  esto  me  hará  orgulloso  o  envidioso,  y  no  tendré  paz—que 
es lo opuesto al trabajo del Espíritu.   
  
   

36  
  
7. EL EVANGELIO ES SUFICIENTE: Gálatas 5.26-6.18  
  
1. ¿Por qué la gente se compara a sí mismo con los demás?  
  
  
2. ¿Por qué ser vanidoso produce “irritar” o envidiar”? (5.26) ¿Qué piensas?  
  
  
3. Pablo  dice  en  5.25  que  “andemos  guiados  por  el  Espíritu.”—  para  recordar  y  aplicar 
el  evangelio.  De  qué  manera  el  evangelio:  a)  ¿Nos  hace  tanto  humildes  y  valientes? 
b) ¿Nos quita la vanidad?   
  
  
4. En  lugar  de  buscar  la  auto-estima  en  las  relaciones  con  los  demás,  ¿qué  nos  dice 
Pablo que hagamos? 6.1, 6.2, 6.3-4, 6.5, 6.6.   
  
  
5. ¿Cuál es el principio de los v. 7-8? ¿A qué se nos anima en los v. 9-10?  
  
  
6. ¿Por  qué  los  oponentes  de  Pablo  dicen  que  los  cristianos  deben  ser  circuncidados 
para ser salvos? V. 12-13  
  
  
  
7. ¿Cómo el real cristianismo es diferente? V. 14-15  
  
  
  
8. ¿De qué manera los v. 14-15 proveen un resumen de la carta entera?   
  
  
  
9. ¿Cuáles cuatro cosas se producen de esta manera de vivir? V. 16-18  
  
  
  
10. ¿Cómo resumes la carta a los Gálatas en una frase?   
  

37  
  
LA IDEA CENTRAL  
Cristo  es  todo  lo  que  necesitamos.  Nuestra  identidad  no  debe  venir  de  lo  que  otros 
están  haciendo  o  de  lo  que  otros  piensen  de  nosotros,  sino  de  quienes  somos  en 
Cristo.  
  
RESUMEN   
La  primera  mitad  de  este  estudio  (5.26-6.6)  está  repleto  de  principios  prácticos  para 
relacionarnos  con  los  demás.  Pero  (así  como  ya  debemos  estar  acostumbrados  en 
Gálatas)  Pablo  señala  al  evangelio  de  Cristo como el liberador y el motivador para unas 
relaciones  verdaderamente  sin  egoísmo.  Sólo  el  evangelio  puede  prevenirnos  de 
sentirnos  superiores  y/o  inferiores  cuando  nos  comparamos  nosotros  mismos  con  los 
demás  (5.26);  en  lugar  de  eso,  debemos  vernos  nosotros  mismos  como  humildes  y 
valiosos,  y  mirar  nuestra  propia  responsabilidad  para  servir  a  Dios  con  lo  que Él nos ha 
dado  a  nosotros,  en  lugar  de  con lo que otros están haciendo y cómo lo están haciendo 
(6.4).   
  
La  segunda  mitad  es  en  muchas  maneras  un  resumen  de  la  carta 
entera—especialmente  los  v.  1415.  Habiendo  animado  a  la  iglesia  de  Galacia  una  vez 
más  para  vivir  agradando  al  Espíritu  en  lugar  de  a  la  naturaleza  pecaminosa  (6.8)  al 
hacer  el  bien  a  los  demás  (v.  9-10),  Pablo  compara  la  falsa  religión con el Cristianismo 
verdadero.   
  
Los  falsos  maestros  están  buscando  la  auto-salvación  (seguridad,  aceptación, 
posición)  a  través  de  su  esfuerzo  religioso  (v.  12-13);  Pablo  está  confiando  en  Cristo  y 
Su  muerte  sola  (v.  14).  Esto  no  es  en  base  a  lo  que  él  hace,  sino  en  lo  que  Cristo  ha 
hecho  y  está  haciendo  por  él  (v.  15).  Así,  a pesar del sufrimiento que lleva por causa de 
su  fe  y  su  misión  (v.  17),  él—como  todo  cristiano  verdadero—conoce  la  paz,  la  gracia  y 
la  misericordia  (v.  16,  18).  Esta  es  la  invitación  final  de  Pablo  para  vivir  el  evangelio  de 
Cristo. El evangelio es suficiente— es todo lo que necesitamos para unas relaciones con 
Dios  amorosas,  seguras,  y  gozosas,  así  como  para  las  relaciones  con  todos  aquellos 
que nos rodean.   
  
  
 
 
 
 
 
 
 
 

38  
  
 
PREGUNTAS   
1. ¿Por qué la gente se compara a sí mismo con los demás?  
Esta  pregunta  es  abierta.  Puede  haber  muchas  opiniones.  Es  posible que la conclusión 
sea  que  nos  comparamos  con  los  demás  para  ver  cómo  hacemos  las  cosas—hasta 
donde  medimos.  Queremos  saber  cómo  tener  éxito  y  estar  realizados,  y  saber  cómo 
tener  estas  cosas  al  ver  lo  que  los  demás  están  haciendo.  Entonces  luchamos  por 
alcanzar  estas  cosas  y  trabajamos  para  ver  si  tenemos  lo  suficiente  al  compararnos 
con los demás.   
  
2. ¿Por qué ser vanidoso produce “irritar” o envidiar”? (5.26) ¿Qué piensas?  
Porque  si  somos  vanidosos,  somos  inseguros,  y  lo  queremos  arreglar  comparándonos 
con  los demás. Y entonces nos sentimos ya sea ​superiores​—y queremos que los demás 
lo  noten,  y  de  este  modo  provocamos  hacia  los  demás  molestia,  desprecio, 
confrontación—o  nos  sentimos  ​inferiores​—y  somos  devastados,  envidiando  a  aquellos 
que son más que nosotros o que parecen mejores que nosotros.   
  
3. Pablo  dice  en  5.25  que  “andemos  guiados  por  el  Espíritu.”—  para  recordar  y aplicar 
el  evangelio.  De  qué  manera  el  evangelio:  a)  ¿Nos  hace  tanto  humildes y valientes? 
b) ¿Nos quita la vanidad?    
a) El  evangelio  les  dice  a  las  personas  que  ellos  son  pecadores,  que  no  pueden 
ganarse  lo  que  más  necesitan—la  vida  eterna.  ¡Esto  es  humillante!  Pero  el 
evangelio  también  les  dice que, si ellos han puesto su fe en Cristo, son amados y 
honrados  ante  los  único  ojos que cuentan en el universo. Sin el evangelio, tal vez 
pudiera  ser  valiente,  pero  no  humilde  (si  me  siento  superior)  u  humilde,  pero  no 
valiente  (si  me  siento  inferior)—o  esté  fluctuando  entre  ambas  cosas.  Pero  el 
evangelio nos da una humildad y una valentía que pueden crecer juntas.   
b) El  evangelio  crea  una  completamente  nueva  auto-imagen.  No  necesitamos 
asegurar  el  honor  de  los  demás,  ya  que  somos  amados  y  aprobados  por  Dios 
mismo.  No  necesitamos  compararnos  con  los  demás  para  saber  cuánto somos 
bendecidos—  En  Cristo  ya  tenemos  completamente  y  eternamente  todo  lo  que 
necesitamos.   
  
4. En  lugar  de  buscar  la  auto-estima  en  las  relaciones  con  los  demás,  ¿qué  nos  dice 
Pablo que hagamos? 6.1, 6.2, 6.3-4, 6.5, 6.6.    
• 6.1​:  No  pases  por  alto  a  alguien  que  está  siendo  atrapado  en  algún  pecado 
particular.  (Tampoco  significa  ser  prontos  para  criticar  1  Corintios  13.5,  Lucas 
6.41-42)   
• Busca  “restaurar”  a  esa  persona.  La  palabra  en  griego  significa  “poner  en  su 
lugar  un  hueso  dislocado”—de  modo  que  la  restauración  puede  implicar  dolor, 
pero este es por el bien de la persona y de la iglesia entera  

39  
  
• Hazlo  amablemente,  pero  viéndote  tú  mismo  cuidadosamente.  No  debemos 
pensar  que  nosotros  no  somos  susceptibles  también  de  la  tentación.  Recuerda 
que  al  ser  también  poder  ser  atrapados  nos  hace  tener  una  actitud  humilde,  no 
superior.   
  
• 6.2​:  “Ayúdense  unos  a  otros  a  llevar  sus  cargas”—sirviéndose  uno  al  otro  al 
ayudarse  con  los  problemas  de  la  vida.  La  ley  de  Cristo  es  amar  a  tu  prójimo  y 
esto trae el elevado  
concepto  de  baja  el  amor  a  la  tierra.  Llevar  las  cargas  de  alguien  es  amar  con 
costo—esto  requiere  esfuerzo,  y  no  es  fácil.  Una  forma  de  llevar la carga es el v. 
1.   
  
• 6.3-4​:  Se  humilde,  no  compararnos  nosotros  mismos  con  los  demás,  sino  en 
lugar  de  eso  servirles.  Humildad  significa  que  “somos  nada”  (v.  3),  todo  lo  que 
tenemos  se  nos  ha  dado  por  Cristo;  esto  no  es  por  nuestros  logros.  En  lugar  de 
compararnos  nosotros  mismos  con  los  demás,  debemos  “examinar  la  propia 
conducta”  (v.  4)--  para  evaluar  nuestros  dones  y  oportunidades,  y  como  los 
usamos.  La  señal  de  esto  es  que  cuando  estemos  rodeados  por  aquellos  que 
son  menos  dotados  que  nosotros,  no  nos  sentimos  superior  a  ellos;  y  cuando 
estemos  con  aquellos  más  dotados  de  dones,  no  nos  sintamos  inferiores. 
Debemos  medirnos  nosotros  mismos  contra  nosotros  mismos,  no  contra  los 
demás.   
  
• 6.5​:  ¡Esto  parece  como  una  contradicción  del  v.  2!  Aquí  la  palabra  “carga”  es 
diferente  a  la  palabra  “carga”  del  v.  2.  En  el  v.  5  la  palabra  “carga”  es  nuestro 
propio  conjunto  de  obligaciones  y  oportunidades,  debilidades  y  dones.  No 
debemos  entregar  estas  cosas  a  los  demás.  Pero  debemos  ver  nuestro  trabajo 
hoy  y  juzgarlo  acorde  a  lo  que  Dios  nos  ha  dado,  con  lo  que  estamos  luchando, 
etc.   
  
• 6.6:  ​Aquellos  que  están  siendo  enseñados  en  la  fe  deben  “compartir  todo  lo 
bueno” con sus maestros. Tal vez esto también signifique ayuda material.   
  
5. ¿Cuál es el principio de los v. 7-8? ¿A qué se nos anima en los v. 9-10?  
Que  alguien  “cosecha  lo  que  siembra”  (v.  7).  Pablo  está  usando  el  proceso  de 
agricultura de cosechar y plantar. Su punto tiene dos partes:  
• Lo  que  tu  siembres,  tú  lo  cosecharás.  Si  tú  siembras  semillas  de  tomates,  ¡No 
cosecharás elotes!  
• Lo  que  tu  siembres,  tú  lo  cosecharás.  Las  cosas  que  son  sembradas  producen 
una  cosecha,  quizás  no  por  un  largo  tiempo,  pero  la  cosecha  de  la  semilla 
vendrá.   

40  
  
  
Si yo siembro para agradar a mi naturaleza pecaminosa—esto es, hacer lo que yo quiera 
(5.16),  entonces  cosecharé  destrucción.  Así  como  la  agricultura  tiene  un  proceso,  así 
igual  las  decisiones  morales.  Si  te  entregas  a  tu  naturaleza  pecaminosa,  cosecharás 
fracaso  y  destrucción  espiritual.  Por  eso,  si  soy  consistentemente  deshonesto,  con  el 
tiempo  se  desintegrarán  mis  relaciones.  Si  me  permito  a mí mismo cada vez ser más y 
más  envidioso,  perderé  todo  contentamiento  y  seré  un  amargado.  El  pecado  promete 
gozo, pero la cosecha es destrucción.   
La  elección  correcta  es  sembrar  para  “agradar  al  Espíritu”—  obedecer  a  Dios  para 
agradarle  (en  lugar  de  a  nosotros  mismos,  o  desobedecer  a  Dios  para  buscar 
agradarnos  nosotros  mismos).  Asombrosamente,  como  nosotros  libremente  vivimos 
para  Dios,  “cosechamos  vida  eterna”—la  vida  real,  tanto  en  términos  de su calidad y su 
cantidad.   
  
En los v. 9-10 se nos anima a “hacer el bien” (v. 9); y el bien a todos (v. 10).   
  
6. ¿Por  qué  los  oponentes  de  Pablo  dicen  que  los  cristianos  deben  ser  circuncidados 
para ser salvos? V. 12-13  
v. 12: “Para evitar ser perseguidos.”   
El  mundo  aprecia  la  “religión”  y  la  “moralidad”  en  general;  pero  la  gente  encuentra 
insultante  que  se  le  diga  que  ellos  son  tan  débiles  y  tan  pecadores  para  salvarse  a  sí 
mismos.   
  
v.  13:  Para  “jactarse  de  la  señal  que  ustedes  llevarían  en  el  cuerpo”  por  ej.  Para  que 
ellos tengan influencia sobre otros.   
  
Entonces,  lo  que  en  realidad  desean  los  oponentes  de  Pablo  es  su  seguridad,  desean 
ser  aceptados,  desean  ser  famosos  y disfrutar su alta posición con los demás. En otras 
palabras,  su  ministerio  es  una  forma  de  auto-salvación,  entregando  lo  que  piensan que 
les hará seguros y satisfechos en la vida.   
  
7. ¿Cómo el real cristianismo es diferente? V. 14-15  
El  corazón  de  tu  real  religión  es aquello en lo que te jactas. ¿Qué es, al final la razón por 
la  que  te  sientes  que  estás  en  buena  relación  con  Dios?  Pablo  dice que él se jacta sólo 
en la cruz de Cristo (v. 14). El mira a Cristo por quién es él, y todo lo que hace él.   
El  real  cristiano  no  se  jacta  en  Cristo  y  en  la  carne,  es  decir,  en  lo  que  ellos  hacen. Los 
logros  religiosos  o  morales  o  cumplimientos,  o  aun  fracasos,  no  tienen  ningún 
significado  (v.  15).  Lo  que  cuenta  es  ser  una  nueva  creación,  una  nueva  vida  dada  a 
través de la fe en Cristo y Su muerte en nuestro lugar.   

41  
  
Esto  es  el  por  qué  Pablo  puede  decir  que  “el  mundo  ha  sido  crucificado  para  mí.”  (v. 
14);  el  mundo  no  tiene  nada  que  ofrecer  lo  que  él  necesita,  porque  él  lo  tiene  todo  en 
Cristo.   
  
8. ¿De qué manera los v. 14-15 proveen un resumen de la carta entera?   
El argumento entero de Pablo está contenido aquí:  
La  cruz  de  Cristo  es  todo  lo  que  necesitamos  para  ser  justificados  por  Dios  (2.15-16), 
ser  hijos  de  Dios  (3.26),  y para ser motivados amorosamente para obedecer guardando 
su  ley  (5.13-14).  Así,  conocer  a  Cristo  es  todo  lo  que  necesita  un  cristiano,  tanto  para 
llegar a ser cristiano y para vivir como un cristiano (2.14-16).  
No  importa  cuán  buena  o  mala sea la actuación religiosa de alguien (por ej. guardar los 
rituales  judíos  como  la  circuncisión).  Lo  que  importa  es  encontrar  nuestro  ser  entero, 
nuestra completa identidad, en Cristo; quién es él, y lo que él nos ha dado (5.4-6, 2.3-5).   
  
9. ¿Cuáles cuatro cosas se producen de esta manera de vivir? V. 16-18  
• Paz  (con  Dios,  con  los  demás,  con  nosotros  mismos):  Con  Dios,  porque  somos 
justificados  por  la  muerte  de  Cristo  en  nuestro  lugar,  y  él  nos  regaló su perfecta 
obediencia  (2.15-16);  con  los  demás,  porque  somos libres para amarles en lugar 
de  necesitar  cualquier  cosa  de  ellos  (5.13-15);  con  nosotros  mismos,  porque  ya 
no  estamos  preocupados  por  nuestra  propio esfuerzo, sabiendo que Cristo lo ha 
hecho todo por nosotros (Compara 4.7 con 4.9).   
• Misericordia (de Dios): Porque Dios nos ha perdonado a través de Cristo (3.13).  
• Tener  “las  marcas  de  Jesús”  (por  ej.  sufrimiento)  en  nuestro  cuerpo:  Al  amar  y 
vivir  el  evangelio  de  la  gracia  nos  hace  impopulares,  y  nos  lleva  a  ser 
perseguidos  por  aquellos  que  quieren  pensar  que pueden salvarse ellos mismos 
(4.29; 6.12).   
• Gracia  (por  ej.  amor  y  bendición  inmerecidos):  Todas  las  bendiciones  de  Dios 
están  disponibles  a  través  de  Jesús,  ya  que  la  fe  en  Él  nos  hace  hijos  de  Dios, 
herederos de todo lo que es Suyo (4.5, 7).   
  
10.¿Cómo resumes la carta a los Gálatas en una frase?   
¡Hay  muchas  buenas  respuestas  para  responder  esta  pregunta!  La  mía  puede  ser:  ​El 
Evangelio  de  la  gracia  a  través  de  la  sola  fe  en  Cristo  no  es  sólo  el  ABC  de  la  vida 
cristiana, sino el A a la Z— esto es todo lo que necesitamos.   
  
  
  
  
  
  
  

42  
  
  
  
  
 

43