Sei sulla pagina 1di 6

COMO REALIZAR UN VIAJE CHAMANICO CON TAMBOR

Una vez compramos o mandamos a hacer el tambor chamanico, estamos en condiciones de


empezar a practicar los viajes chamanicos. Por favor el que tenga dudas me consulta para
comprar uno o me envía fotos, el tema del tambor es muy importante.

Es bueno logren grabar alguno y subirlo al grupo o enviármelo a


Info.circulo.sagrado@gmail.com

Viaje chamánico a través del tambor


Los antiguos veían la naturaleza y todo lo que ella entiende como una manifestación de lo
divino. El deseo de imitar a la naturaleza era visto como una manera de conectar a los dioses.
Este fue el origen de la danza. Incluso en diferentes partes de cada cultura geográfica se ha
experimentado un tipo de danza basada en la imitación de los animales y los elementos de la
naturaleza.

Los chamanes en cualquier parte del mundo, agregaron a la danza el pulso del planeta a
través de instrumentos de percusión. La percusión demostraba su fuerza reflejo con el agua,
aire, fuego y tierra. Con el baile, el tambor chamanico trataban de obtener emociones como el
valor, la compasión que debian acompañar al chaman para predecir el futuro a través de
visiones o para sanación.

El toque rítmico del tambor es el inductor del estado chamánico de conciencia y, como
vehículo de tránsito hacia las realidades paralelas, representa la más extendida de las
prácticas

Erwin Neher, físico e investigador, demostró científicamente que el sonido del tambor altera
el sistema central nervioso; muchas zonas sensoriales y motoras del cerebro, que no son
normalmente afectadas, son estimuladas. El sonido del tambor contiene diversas frecuencias
de sonido, transmitiendo impulsos al cerebro a través de una variedad de vías nerviosas.
Grandes músicos citados en el libro ratifican las investigaciones de Neher. Cuentan que en las
tribus chamánicas Salish, los tambores de piel de ciervo generan una frecuencia del sonido en
una escala de ondas theta. Esta escala es la más efectiva para producir estados de trance

Estas investigaciones llevan a la conclusión de que en el estado alterado de conciencia se llega


a un nivel theta, y en los menos profundos al alpha

Un viaje chamánico con tambor nos conecta con una realidad del Universo que nos permite
sanar, equilibrarnos y purificarnos

Como en toda práctica ancestral existe un centro o un corazón que le da vida a dicha técnica.
Es así que en este caso se logra a través del sonido monótono del tambor, que es el corazón del
chamanismo.

Este viaje es un gran portal a otras realidades. El tambor nos permite entrar a un estado
alterado de conciencia donde contactamos con otra realidad donde hay un nivel profundo de
apertura de conciencia.

La gran mayoría de los estados alterados de conciencia que se usan en chamanismo se


obtienen a través de técnicas de sonido de percusión monótono, más precisamente hechas con
un tambor chamánico, también con maracas y otros instrumentos. Solo un 10% de las
culturas chamánicas hacen toma de plantas sagradas tales como Ayahuasca, Peyote y otras
para cambiar su estado de El estado alterado de conciencia que se obtiene en el viaje con
tambor, no solo conlleva a un trance o estado de percepción ampliada, sino que difiere de la
realidad de la vida cotidiana. En esos estados de apertura de conciencia una persona puede
contactar con espíritus de amor y compasión; que pueden ser animales de poder, seres Guías
o Maestros ascendidos. El objetivo del viaje chamánico es que recuperemos nuestra energía,
nuestro poder para confiar en nosotros mismos y obtener seguridad.

El tambor es el “caballo volador” para el chaman, su medio de comunicación y viaje con el


mundo espiritual y con otros planos de existencia. Siglos atrás, este tipo de tambor se
encontraba por todas partes del planeta. Druidas y curanderos de Europa, chamanes y
sacerdotes de Asia y Mongoli, Hombres-Medicina de América del Sur y del Norte usaban este
instrumento en ceremonias para conectar con lo que es más grande que uno-mismo.
La música tribal siempre es de gran ayuda para aliviar los problemas de estrés y nerviosismo
y como introductora a estados alterados de conciencia. Dentro de este género musical, los
instrumentos musicales de percusión, adquieren un papel protagonista. Los diversos tipos de
tambores e instrumentos de percusión, han sido desde hace milenios, el signo de identidad más
característico de diversas culturas y tribus. Las frecuencias sonoras producidas por estos
instrumentos tienen la capacidad de transportarnos a estados de trance y de alto nivel
espiritual.

Es un instrumento poderosísimo de autosanación emocional y a niveles más profundos,


entramos en estado de meditación. Los chamanes se sentaban bajo un árbol y tocaban sus
penas, sus tristezas , anhelos, sus inseguridades y encontraban la respuesta y la paz. Resuena
en el vientre, la mano se mueve al ritmo que impone el espiritu del tambor y uno se siente
liberado. Se hace uno con el “caballo volador” formando un sólo ser , el es una parte del
chaman, un instrumento de poder para elevar la consciencia y transportarse a otros planos de
la realidad.

Está científicamente demostrado que escuchar el ritmo monótono de los tambores facilita la
producción de ondas cerebrales de rangos alfa y theta. Muchos nativos se refieren al sonido
del tambor como a el latido de la tierra. En este aspecto, es de destacar que la frecuencia de la
resonancia electromagnética de la tierra, que ha sido medida en 7,5 ciclos por segundo, resulta
equivalente a las ondas cerebrales theta. Parece que el sonido del tambor permite a los
chamanes alinear sus ondas cerebrales con el latido de la tierra.
El Viaje a la “Realidad no ordinaria”

El Viaje Chamánico es una poderosa herramienta de Autodescubrimiento, Crecimiento y Sanación,


que permite alcanzar el estado ampliado de conciencia donde conectamos con nuestra dimensión
espiritual y con la verdad de nuestro Corazón. Abriéndonos a lo que alberga nuestro Corazón
escuchamos lo que nuestra voz interna quiere decirnos, ya sea para nuestro desarrollo personal,
buscar una solución a un conflicto, o en la toma de decisiones importantes.

También es una técnica para conocer dimensiones del espacio interior que trascienden los cinco
sentidos físicos. Permite que la consciencia funcione en niveles de percepción distintos de los de la
existencia física ordinaria. Así pues, el viaje chamánico debería ser considerado, más como un
cambio de frecuencias que como una travesía por las distancias del espacio, gracias al cual la
consciencia es capaz de experimentar realidades no ordinarias. Se trata de una experiencia
visionaria mediante la que se puede obtener capacidad de poder personal, adquirir una nueva
perspectiva y un nuevo conocimiento de las cosas y recibir ayuda en los problemas de índole
práctica propios de la vida cotidiana. Por consiguiente, la experiencia chamánica surte un efecto
benéfico en todos los aspectos de la vida”.

El sonido del tambor, en forma de toques repetitivos y monótonos que recuerdan el latido del
corazón, el latido del propio Universo, es la llave para acceder al estado alterado de conciencia,
donde percibimos y experimentamos las dimensiones espirituales de la existencia y donde
podemos comunicarnos con otras formas de vida.

En palabras de Lagampu, “el mismo tambor es mucho más que una caja de sonido o un simple
instrumento. Simboliza todos los “mundos” ya que su armazón está hecho con el tronco de un
árbol que rememora el árbol cósmico. El tambor es circular para indicar la totalidad de la
existencia dentro de la que todos los “mundos” pueden ser experimentados, siendo cada uno de
ellos sólo un aspecto del todo. Su sonido es el de la totalidad que es capaz de crear de la nada que
es la potencialidad de la existencia”.

Y así sucede, que en cada en cada Viaje, que es distinto y único, se dan cita, en forma de
ensoñaciones, imágenes, sensaciones, o flashes fugaces, siempre con total control de la situación
para el que viaja, las claves de los procesos por los que atraviesa la persona que acude al chamán
buscando sanación, respuestas.. Y se produce un intercambio cósmico de visiones, las del viajero y
las del chamán, que realiza para él su propia travesía, para traerle a su vez información de vuelta.

Como realizar un viaje chamanico?

Para propiciar un estado mental que ayude a realizar el viaje chamánico, es necesario escuchar un
sonido rítmico de 205 a 220 golpes por minuto. Este ritmo induce al cerebro a producir ondas
cerebrales lentas, de entre 7 a 4 ciclos por segundo, o menos. Los chamanes describen el sonido
del tambor como la voz de los espíritus. Mitológicamente, el chamán realiza la caja del tambor con
un trozo del Árbol de la Vida, del Axis Mundi, proporcionado por sus guías. Estos tambores son
redondos en el Norte, y de forma oval en el Sur de Siberia, hechos de piel de reno o caballo, con el
bastidor de madera o de junco trenzado. El ritmo que determina el tambor al ser batido por el
chamán, es acompañado por las palmadas de los presentes.

El chamán nunca abandona la percusión, elemento fundamental en todas sus ceremonias, no sólo
para llamar a los espíritus sino para obtener energía vital o entrar en trance.

“En sus rituales, los chamanes sami (llamados noajdde o noaiti) utilizan el canto, acompañado por
la percusión del tambor. Gracias a la monótona cadencia que genera, entran en trance para
abandonar su cuerpo y acceder al mundo de los espíritus. Para acceder a él, utilizaban a modo de
mapa del otro lado los dibujos del tambor, que se convierten en una suerte de guía.” Saami, los
chamanes del norte
El tambor chamánico, instrumento muy corriente, ligero y fácil de manejar, se toca con un palo o
con los dedos. Los tambores chamánicos suelen ser anchos y profundos para propiciar un sonido
grave y prolongado. Son de formas y materiales diversos a lo largo del mundo. Algunos se realizan
a base de corteza de árboles, con un parche de piel de animal. Otros son simples calabazas
ahuecadas. En algunas zonas tienen un parche, en otras, dos. Algunos son rústicos, y otros están
bellamente adornados con símbolos que recuerdan los viajes que el chamán realiza con ellos. En
cada lugar, los elementos naturales y culturales hacen que el tambor tenga unas u otras
características.

PRACTICA:

Por favor escuchar los viajes que estoy poniendo en el grupo, y tratar de comenzar a hacer un
viaje por dia, como meditacion diaria, al amanecer o al atardecer, cuando sale o se pone el sol,
porque propicia el estado para el viaje hacer prácticas de 13 a 15 minutos, antes de eso puede
hacer 10 minutos de respiración abdominal y profunda e invocar al Gran Espiritu con su corazon.

El viaje es ideal hacerlo en el altar, también puede usar la rueda medicinal o algun sitio sagrado
que este preparado para ello. Sea creativo y siga su intuición para hacer los viajes, cualquier lugar
donde tengamos silencio, naturaleza, paz, es apropiado, puede hacerlo solo o en grupo.