Sei sulla pagina 1di 4
“AÑO DEL DIALOGO Y LA RECONCILIACION NACIONAL” UNIVERSIDAD CATÓLICA LOS ÁNGELES DE CHIMBOTE FILIAL TUMBES
“AÑO DEL DIALOGO Y LA RECONCILIACION NACIONAL”
UNIVERSIDAD CATÓLICA LOS ÁNGELES DE CHIMBOTE
FILIAL TUMBES
MONOGRAFIA
CIENCIAS POLITICAS
FACULTAD:
CIENCIAS SOCIALES
ESCUELA:
DERECHO III CICLO
TITULO:
LA NULIDAD Y CONFIRMACION DEL
ACTO JURIDICO
CURSO:
ACTOJURIDICO
RESPONSABLES:
ALICIA BECERRAQUISPE
MELVIN OMAR LINGAN CALDERON
OZIAS PALACIOSCARRASCO
ROSA ROSILLOTICLIANHANGA
ELSA MOYASAAVEDRA
PROFESOR:
SHERLY FRANCISCO IZQUIERDO
VALLADARES
TUMBES-PERU
2018

RESUMEN

Antes de analizar cuando se produce la eficacia, ineficacia, validez o invalidez de un acto

jurídico, debemos establecer qué es un acto jurídico. El acto jurídico es concebido como la

manifestación de voluntad que tiene por objeto el crear, regular, modificar o extinguir una

relación jurídica. Se trata de la voluntad emanada de una o varias personas, a través de la cual

se generan una serie de efectos con relevancia jurídica. Sin embargo, como ya lo hemos

señalado, este acto jurídico debe cumplir determinados requisitos para que esa voluntad o

voluntades sean emanadas válidamente y puedan surtir efectos. Por ello, podemos establecer

de manera general, que un acto jurídico puede ser catalogado como eficaz o ineficaz, en función

de si ha sido afectado por causales que no permiten que surta sus efectos.

Eficacia e ineficacia del acto jurídico: La eficacia de un acto jurídico entonces, será aquella

condición en la cual el acto jurídico surte plenos efectos. En contraposición, la ineficacia del

acto jurídico será aquella situación en la cual el acto no surte efectos, pudiendo deberse esto a

distintos motivos. Un acto ineficaz puede ser válido o inválido. Un acto ineficaz válido será

aquel que contiene todos los requisitos de validez establecidos por ley pero que ha sido afectado

por una causal que origina la imposibilidad de que surta efectos. Así, serán actos jurídicos

válidos pero ineficaces aquellos actos afectados por una causal de resolución o de rescisión.

Por lo que hemos señalado, la invalidez del acto jurídico implica que este pierde su eficacia al

encontrarse inmerso en las causales de nulidad o de anulabilidad que prevé la ley, pues carece

de determinados requisitos de validez exigidos para ser considerado como un acto jurídico.

Siendo así, la validez de un acto jurídico requiere de la presencia de todos los requisitos

exigidos por ley y ante la falta de uno de estos requisitos, nos encontraremos ante un acto nulo

o anulable, según sea el caso. Veamos primero las situaciones que generan la anulabilidad del

acto jurídico, para luego pasar a ver las situaciones que generan su nulidad.

El estudio de la nulidad de los actos o negocios jurídicos se constituye en uno de los principales

temas a abordarse en el estudio general de los mismos debido, sobre todo, a su utilidad práctica,

por cuanto gran parte de casos judiciales reales referidos a actos jurídicos versan, mayormente,

sobre nulidad y fraude en los negocios jurídicos. El acto o negocio jurídico puede ser entendido

como un supuesto de hecho conformado por la confluencia de manifestaciones de voluntad,

cuando estamos ante actos sinalagmáticos, o por lo menos por declaración de una sola voluntad.

La confirmación es un acto jurídico unilateral, mediante el cual la persona interesada en la

anulación de un acto de esta naturaleza, manifiesta tenerlo por valido expresa o tácitamente

produciéndose, en consecuencia, su convalidación.

La confirmación, a diferencia de otras figuras o instituciones jurídicas, no está definida en el

Código Civil, empero la doctrina se ha ocupado de ella conceptuándola como aquella modalidad

de convalidación que consiste en la celebración de un acto jurídico que tiene por finalidad

consolidar la validez de otro acto celebrado anteriormente y que desde su celebración venía

afectado por una causal de nulidad relativa o anulabilidad.

Estas causal es se detallan en el artículo 221 del Código Civil y son las siguientes:

Incapacidad relativa del agente.en el artículo 221 del Código Civil y son las siguientes: Vicios de la voluntad (error,

Vicios de la voluntad (error, dolo, violencia e intimidación).Civil y son las siguientes: Incapacidad relativa del agente. Simulación relativa. Otras causas establecidas expresamente

Simulación relativa.de la voluntad (error, dolo, violencia e intimidación). Otras causas establecidas expresamente en la ley para

Otras causas establecidas expresamente en la ley para las cuales se asigna la sanción dedolo, violencia e intimidación). Simulación relativa. anulabilidad. El objetivo del presente informe es establecer

anulabilidad.

El objetivo del presente informe es establecer cuales con las situaciones que se requieren para

tener un acto jurídico válido y eficaz, y qué situaciones son las que generan la ineficacia o la

invalidez del acto. Según el marco legal Los requisitos de validez y eficacia, así como las

causales de anulabilidad y de nulidad de un acto jurídico se encuentran regulados por los

artículos 219° y 221° del Código Civil.

CONCLUSION

Como hemos podido apreciar, el análisis sobre la eficacia, la ineficacia, la

validez y la invalidez de un acto jurídico requiere de un claro conocimiento

de las figuras, requisitos y condiciones que deben estar presentes en el acto

jurídico

para que pueda desplegar todo

sus

efectos

y

no

pueda ser

cuestionado. La importancia de este análisis radica en que las consecuencias

de un acto jurídico pueden involucrar grandes beneficios o grandes perjuicios

para las partes que intervienen en él, de forma tal que será de interés de cada

una determinar si dicho acto debe permanecer o si debe ser eliminado.

La confirmación, por regla general extingue la acción de nulidad relativa y

en determinados casos, según diversos autores, en el mundo de la realidad

jurídica, la inexistencia; originados por la ineficacia de los actos jurídicos,

constituye una renuncia a la acción de nulidad relativa, no a la absoluta, pues

atentaría contra el interés público. La confirmaciones un acto unilateral,

mediante el cual, la persona interesada en la anulación de un acto de tal

naturaleza,

manifiesta

tenerlo

por

valido

expresa

o

tácitamente,

produciéndose, en consecuencia, su convalidación.

La confirmación es un acto jurídico unilateral, mediante el cual, la persona

interesada en la anulación de un acto de tal naturaleza, manifiesta tenerlo por

válido

expresa

o

tácitamente,

produciéndose,

en

consecuencia,

su

convalidación. La palabra confirmación es utilizada o conocida con diversos

sinónimos: corroborar, subsanar, remediar, revalidar o ratificar.