Sei sulla pagina 1di 14

CRITERIOS DE RUPTURA

CRITERIO DE PATTON (1966).

Criterio bilineal de Patton


0.90
0.80
0.70
0.60
0.50
0.40
0.30
0.20
τn (MPa)

0.10
0.00
0.00 0.50 1.00 1.50 2.00 2.50
σn (MPa)

Fig. 10: Criterio de rotura de Patton para juntas rugosas.

Además, se debe tomar en cuenta que se utilizará cada expresión siempre y se cumpla la siguiente
condición:

1
Los parámetros que este criterio utiliza son los siguientes:

Es necesario resaltar que el parámetro correspondiente a la cohesión, se refiere a una cohesión matemática
(ficticia) que tiene como fin poder reproducir adecuadamente la resistencia al corte para presiones elevadas
y dar continuidad entre primer y segundo tramo.

CRITERIO DE LADANYI Y ARCHAMBAULT (1970).

Este criterio toma como partida el criterio de Patton, pero los autores ofrecen un modelo que presenta una
curva de transición gradual entre el tramo que representa las tensiones normales bajas y el de las tensiones
normales altas. Se utiliza una misma (única) expresión que toma en cuenta ambos rangos de tensiones. La
expresión que utiliza este modelo es:

de parámetros desconocidos dentro del criterio de Ladanyi y Archambault es muy grande.

2
Criterio de rotura lineal de Mohr-Coulomb

El criterio de rotura de Mohr-Coulomb, introducido por primera vez por Coulomb en el año 1773, inicialmente
pensado para el estudio en suelos, es un criterio de rotura lineal Esto significa, tal y como se ha indicado
anteriormente, que la ecuación que define la superficie de fluencia es una ecuación lineal.
Aunque el comportamiento de la roca en un ensayo triaxial no concuerda con un modelo lineal, Mohr-Coulomb se
sigue utilizando mucho por su sencillez y comodidad.
Generalmente para el caso del criterio de Mohr-Coulomb, se define el criterio de rotura en función de la tensión
tangencial y la tensión normal en un plano. En este caso la superficie de fluencia es de la forma   f ( ) .
La expresión matemática de dicha ecuación es:

  c   n tan 

donde:

 c es la cohesión, una constante que representa la tensión cortante que puede ser
resistida sin que haya ninguna tensión normal aplicada.

  es el ángulo de fricción

 τ es la tensión tangencial que actúa en el plano de rotura


3
σn es la tensión normal que actúa en el plano de rotura
A continuación (Figura 3.2), se representa el criterio de Mohr-Coulomb en el espacio de tensiones normal y
tangencial. Se puede apreciar que la ecuación de la superficie de rotura es la ecuación de la recta tangente a todos
los círculos de falla.

Figura 3.2: Representación de la envolvente de Mohr-Coulomb en el espacio de tensiones normal y


tangencial. . Modificada de según Melentijevic, 2005.

En este caso, el dominio elástico viene representado por la envolvente de Mohr. Por lo
tanto, haciendo referencia a la que se ha dicho anteriormente (ver apartado 3.1) los puntos
del macizo con estado tensional por debajo de dicha envolvente están en un estado elástico
mientras que los que se sitúan encima se encuentran en rotura. La zona de estados
tensionales inaccesibles para este macizo es aquella que se encuentra por encima de la
envolvente de Mohr.
Aunque anteriormente se ha dicho que es usual describir el criterio de Mohr-Coulomb en el espacio de
tensiones tangencial y normal, éste también se expresa en el espacio de tensiones principales de la forma
donde:

1  N 3  2c N

   
N  tan 2 
  4  2 

donde c y  vuelven a ser cohesión y ángulo de fricción respectivamente.

Criterio de rotura no lineal de Hoek&Brown

El criterio de rotura de Hoek&Brown su versión original fue introducida en el 1980 (Hoek


y Brown, 1980a; Hoek y Brown, 1980b) desde entonces su uso se ha generalizado en el
ámbito de la mecánica de rocas, traspasando los límites para los que

4
fue propuesto ( cálculo de la estabilidad en taludes y estados tensionales en el entorno de
un túnel, para macizos rocosos duros). Debido a esto, y con el fin de mejorarlo, el criterio
ha sufrido varias modificaciones así como la introducción de nuevos parámetros para
definir el estado del material, y nuevas propuestas para obtener la caracterización del
macizo, la última en 2002 (Hoek et al., 2002).
Se trata de un criterio no lineal, puramente empírico, que permite valorar, de manera
sencilla, la rotura de un medio rocoso mediante la introducción de las principales
características geológicas y geotécnicas.
En la Figura 3.3 se representa las tensiones de rotura para el criterio de rotura de
Hoek&Brown. En la figura se aprecia que la función que define el dominio elástico es no
lineal. Tal y como se ha indicado para el criterio de rotura de Mohr-Coulomb (ver
apartado 3.2), los estados de tensiones encima de la curva están en rotura, mientras que
los interiores están en el dominio elástico, y los estados tensionales por encima de la curva
son inaccesibles para este determinado caso.

Figura 3.3: Representación del criterio de rotura de Hoek&Brown, en el espacio de tensiones normal y
tangencial.

A continuación se explica el criterio de rotura original de Hoek&Brown y su última


versión, esto se realiza porque será de interés en el transcurso de esta tesina.
El criterio original, es un criterio empírico para el estudio de macizos rocosos duros. Su
expresión es

 ' 
0.5

1'  '3  Ci . m  s
3

  
 Ci

donde:

 1' y  '3 son las tensiones principales mayor y menor en el momento de rotura

  Ci es la resistencia a compresión uniaxial del material intacto

5
 m y s son constantes del material, que dependen de las propiedades de la roca y
del grado de fracturación de la roca antes de someterla a las tensiones de rotura.
El parámetro s es la medida de disminución de la resistencia a compresión simple
de la roca debido a la fracturación. Por su parte, m influye en la resistencia al corte
del material. Ambos parámetros se pueden obtener a partir de la clasificación
geomecánica Rock Mas Rating (RMR), introducida por Bieniawski, 1976 y que
se expone apropiadamente más adelante (apartado 3.5.1).
El uso del criterio no solo en macizos rocosos duros, sino también en macizos de rocas
débiles, ha supuesto una reformulación del criterio, así como la introducción de nuevos
parámetros. Su última versión se expresa
a
 ' 
 1 '  '3  Ci .mb  s 
3

 Ci 

donde mb es un valor reducido de la constante del material mi y está dado por:

GSI 100 
m  m exp


 
28 14D 
b i

 
donde GSI (Geological Strength Index) es una clasificación geomecánica (Hoek, 1994;
Hoek, Kaiser y Bawden, 1995), s y a son constantes del macizo rocoso dadas por las
siguientes relaciones:

GSI 100 
s  exp


 

 9  3D 

a
1

1
e GSI /15
e 20 / 3

2 6

D es un factor que depende sobre todo del grado de alteración al que ha sido sometido el
macizo rocoso por los efectos de las excavaciones (mecánicas o por voladuras) o por la
relajación de esfuerzos. Varía desde 0 para macizos rocosos in situ inalterados hasta 1
para macizos rocosos muy alterados. Mas adelante se explica detalladamente como
obtener el factor de alteración D.
Cabe destacar, que en este caso ya no se utiliza el Rock Mas Rating, sino que se adopta
el Geological Strength Index (GSI).

La resistencia a la compresión uniaxial se obtiene haciendo  '3  0 en la ecuación (3.7),


dando así:

 C  Ci.sa
y siendo la resistencia a tracción:
6
s Ci
t  
mb

la ecuación se obtiene haciendo  '1   '3   t en la ecuación(3.7. Esto representa una


condición de tensión biaxial.

Las tensiones normal y tangencial en función de las tensiones principales tienen la


siguiente expresión (Balmer, 1952).

 '  '  '  ' d '1d '  1


 'n  
1 3 1 3 3
. d '1
d '3  1
2 2

d '1
d '3
   '1  '3 
d '1 1
d '3

d '1  1 amb mb '3 /  Ci  s a1


d '3

Estimación del factor de alteración del criterio de rotura de Hoek&Brown, D

El factor de alteración del criterio de rotura de Hoek&Brown D, tal y como se ha


explicado antes, es un factor que depende principalmente de el grado de alteración al que
ha sido sometido el macizo. Alteraciones debidas a la relajación de esfuerzos, causados
por excavaciones por voladura, mecánicas, o por otras causas.
El factor fue introducido en la ultima versión del criterio de rotura de Hoek&Brown (Hoek
et al., 2002), porque se detectó que para el caso de macizos de rocas no alteradas (D=0),
el criterio daba parámetros resistentes demasiado optimistas. El factor adopta valores
desde 0 para la roca no alterada en condiciones in situ, hasta el valor de 1 para la roca
muy alterada.
En la Tabla 3.1 se muestran los valores de el factor de alteración D, para las distintas
situaciones del macizo.

7
Tabla 3.1: Guías para la estimación del factor de alteración del criterio de rotura de
Hoek&Brown, D. Extraída de Hoek et al., 2002.

Apariencia del macizo Descripción del macizo rocoso Valor D


rocoso sugerido

Excelente calidad de voladura controlada o excavación con


tuneladora, TBM, con resultados de alteración mínima del macizo
D=0
rocoso confinado circundante al túnel.

Excavación mecánica o manual en macizos rocosos de mala calidad


D=0
(sin voladuras) con una alteración mínima en el macizo circundante.

Cuando aparezcan problemas de deformación en el piso durante el


avance. la alteración puede ser severa a menos que se coloquen una
contrabóveda temporal, tal como se muestra en la figura. D=0.5
No invert

Voladura de muy mala calidad en un túnel en roca competente con


daños locales severos, extendiéndose 2 o 3m en el macizo rocoso
circundante. D=0.8

D=0.7
Pequeñas voladuras en taludes de ingeniería civil dan lugar a Good
pequeños daños al macizo rocoso, particularmente si se usan blasting
voladuras de contorno como se muestra en el lado izquierdo de la
fotografía. Sin embargo la liberación de tensión resulta en alguna D=1.0
alteración. Poor
blasting

Los taludes en las grandes minas a cielo abierto sufren alteraciones


D=1.0
significativas debido a las grandes voladuras de producción y
Production
también debido a la relajación de tensiones al retirar el estéril de
recubrimiento. blasting

D=0.7
En algunas rocas blandas la excavación puede llevarse a cabo
Mechanical
mediante el ripado y empuje con tractores de orugas y el grado de
excavation
afección a los taludes será menor.
Barton - Bandis

El criterio de fallo de fuerzas de corte de Barton-Bandis para masas de rocas toma la siguiente forma:

Donde: JRC - Coeficiente de rugosidad conjunta

σn - Tensión normal actuando en la superficie de la unión de rocas

JCS - Resistencia a la compresión conjunta

φb - Ángulo básico de fricción interna de una superficie de deslizamiento

Parámetros de Barton-Bandis

Coeficiente de rugosidad conjunta JRC


Si el valor de JRC no puede ser determinado por las mediciones directas en la superficie conjunta, entonces
es posible obtener el valor a partir del gráfico de mostrando la variación del coeficiente como una función de
la longitud del perfil de la profundidad rugosa.

CRITERIO DE BARTON, BARTON & CHOUBEY (1976-1985).

El criterio de Barton es un modelo empírico que se basa en la siguiente expresión:

 JRC: Coeficiente de rugosidad de la junta (Joint Roughness Coefficient). Dicho valor se


puede obtener mediante el “Tilt test” o “Ensayo de inclinación”. Donde se busca el ángulo
con el cual se inicia el deslizamiento de una de las juntas respecto a la otra, ya sea en
campo o en laboratorio. Por lo que, a partir de este ángulo se puede aplicar la

expresión: . El valor del JRC varía entre 0 a 20, mientras mayor el número, mayor
la rugosidad de la junta. Conociendo este rango de rugosidades, en las comparaciones se prefirió
utilizar valores crecientes de este sin recurrir a valores obtenidos por ensayos.
 JCS: Resistencia a la compresión de las paredes de la litoclasa o resistencia a la
compresión simple de la roca “ ”, si la junta no se encuentra alterada. Se puede obtener
con el ensayo de carga puntual o Franklin y con el martillo de Schmidt. Este último
método es sensible si la junta tiene una ligera capa producida por la meteorización y/o
alteración, pudiendo resultar ideal. Siendo la relación para determinarla (obtenida por
Miller,1965) la mostrada en el anexo aunque también puede encontrarse directamente
por su representación gráfica:
donde:
R: Número de rebote de la roca sana, que también puede sustituirse por r que es el
rebote en la pared de la discontinuidad.
: Densidad de la roca en kN/ .
: Resistencia a la compresión simple de la roca en MN/m2 o MPa.
Modelo Cam Clay modificado (MCC)

El modelo MCC fue originalmente desarrollado por las condiciones de carga triaxial. Las medidas
experimentales en arcillas suaves proporcionan el fondo para el desarrollo del modelo constitutivo expresando
la variación del índice de vacío e (tensión volumétrica εv) como una función del logaritmo de la tensión media
efectiva σmeff, como se muestra en la siguiente Figura. Ambos gráficos están relacionados como se muestra a
continuación:

Donde: κ - Pendiente de línea de inflamación [-]

λ - Pendiente de la LCN (línea de consolidación normal) [-]

e0 - Actual índice de vacío [-]


Respuesta del material durante la consolidación isotrópica (modelo constitutivo)
El gráfico consiste en una línea de consolidación normal (LCN) y la configuración de la línea de hinchazón.
En la primera carga el suelo virgen mueve hacia abajo la LCN. Luego, se supone que el suelo fue consolidado
a un cierto nivel de estrés, el cual se denomina presión de pre consolidación pc, y luego descarga la línea de
hinchazón actual. A continuación, al recargar el suelo inicialmente se mueve hacia abajo de la línea de
hinchazón hasta llegar al estado de tensión dado por el parámetro pc, el cual existía antes de la descarga. En
este punto el suelo comienza a moverse de nuevo por la línea de consolidación normal (carga primaria – línea
de compresión).
Los parámetros κ y λ pueden ser estimados por las siguientes expresiones:

Donde: Cc - Índice de compresión de una dimensión

Cs - Índice de hinchazón de una dimensión

Estos parámetros vienen dados por una prueba edométrica simple.


La superficie de fluencia es suave sin posibilidad de evolución de fuerzas de tracción. El modelo MCC
permite, de distintas formas, a los modelos del primer grupo, un modelado directo de endurecimiento o
ablandamiento de fuerzas por suelos consolidados normalmente o suelos sobre consolidados, una dependencia
no lineal de las fuerzas volumétricas en una fuerza media efectiva y condiciones límites de plasticidad ideal.
Cuando usamos el modelo MCC el suelo cargado en corte puede ser deformado plásticamente sin colapsar
(puntos 1,2 endurecimiento, punto 2 por ablandamiento) hasta alcanzar el estado crítico (puntos 3 y 2 para
endurecimiento y ablandamiento, respectivamente). El suelo luego se deforma en corte bajo la suposición de
plasticidad ideal sin cambiar el e y σmeff. Tras la descarga se asume una respuesta lineal del suelo.
Proyección de la función de fluencia dentro de los planos meridiano y desviador
La evolución de la superficie de fluencia (endurecimiento/ablandamiento) está dirigida por la presión pre
consolidada actual pc.

Donde: - Presión de pre consolidación actual

- Incremento del la deformación plástica volumétrica

En el modelo MCC además de los parámetros κ y λ, la peso unitario y el coeficiente de Poisson, se deben
especificar los siguientes parámetros:
Mcs - Pendiente de línea de estado crítico [-]

OCR - Índice de sobre consolidación [-]

e0 - Índice de vacío original [-]

La inicialización confiable del modelo se describe en la sección "Implementación numérica de los modelos
MCC y GCC".
La inclinación de la línea de estádo crítico Mcs pueder ser determinada por la siguiente expresión

Para compresión triaxial

Para extensión triaxial

Donde φcv es el ángulo de fricción inerna para un volumen constante correspondiente al estado crítico.
TIPOS DE ESFUERZOS
Cuando se habla de esfuerzos se hace referencia a la fuerza aplicada a un área
determinada de roca.La unidad de medida más habitual es el kilogramo por centímetro
cuadrado (kg/cm2). En la natura-leza, según la dirección de las fuerzas aplicadas, el
esfuerzo puede reconocerse en tres variedades; lacompresión, la tensión y la cizalla.
Compresión
Esfuerzo al que son sometidas las rocas cuando se comprimen por fuerzas dirigi-das
unas contra otras a lo largo de una misma línea. Cuando los materiales se someten a este
tipode esfuerzos, tienden a acortarse en la dirección del esfuerzo mediante la formación
de pliegueso fallas según que su comportamiento sea dúctil o frágil.

Tensión.
Resultado de las fuerzas que actúan a lo largo de la misma línea pero en
direcciónopuesta. Este tipo de esfuerzo actúa alargando o separando las rocas.

Cizalla
Esfuerzo en el cual las fuerzas actúan en paralelo pero en direcciones opuestas, loque da
como resultado una deformación por desplazamiento a lo largo de planos poco es-
paciados

14