Sei sulla pagina 1di 1

¿TIENES UNA RELACIÓN CON DIOS?

Tema: Vida Cristiana


Título: ¿Tienes una relación con Dios?
Texto: 1 Juan 2:1-5
Objetivo: Examinar los aspectos de una relación con Dios y determinar cuál es nuestro papel en esta relación.
Proposición: Nuestras relaciones reflejan la relación que tenemos con Dios.

Introducción:
I. Leer 1 Juan 2:1-5
II. Muchas personas sienten que tienen una relación correcta con Dios
III. Creen que su relación con Dios supera la necesidad de obediencia
IV. Hay muchos aspectos de la relación del cristiano con Dios en las Escrituras

Desarrollo:
I. LA RELACIÓN DEL AMOR
A. Dios nos ordena que le amemos Mateo 22:37
B. Este amor debe estar basado en nuestra obediencia Juan 14:15
C. La falta de obediencia se convierte en una falta de amor por nuestra parte.
II. LA RELACIÓN DE AMISTAD CON DIOS
A. Jesús nos considera sus amigos, Juan 15:14-15
B. Nuestra amistad con Jesús depende de nuestra obediencia.
C. La falta de obediencia se interpone en el camino de nuestra amistad con Jesús.
III. LA RELACIÓN DE FAMILIA
A. Estamos en la familia de Dios, Gálatas 3:24-26
B. Jesús enseñó que aquellos que obedecen la voluntad de Dios son más familia que sus mismos parientes de carne
y de sangre.
C. Tenemos una relación con Dios como sus hijos, Juan 1:12
D. Los hijos de Dios son los que obedecen la voluntad de Dios
E. La consecuencia para quienes desobedecen es la ira de Dios Efesios 5:6
F. Nuestra relación con Dios como nuestro Padre y como sus hijos depende de la obediencia.
IV. ¿CÓMO ES TU RELACIÓN CON DIOS?
A. ¿Amas a Dios?
B. ¿Eres amigo de Dios?
C. ¿Estás en comunión con Dios?
D. ¿Eres un hijo de Dios?
E. ¿Es dios tu Padre?
F. ¿Obedeces la voluntad de Dios?

Conclusión:
Si has obedecido y continúas siendo obediente a Dios, entonces la respuesta a todas estas preguntas es sí. Como en
cualquier relación hay un rol que jugar con ambas partes. Si solo una de las partes en una relación cumple su función,
entonces la relación no existe o desaparecerá y morirá debido a la falta de participación.
Nuestra obediencia a Dios es el fundamento sobre el cual se construyen todos los aspectos de nuestra relación con Dios.
¿Tienes una relación correcta con Dios? Esta es una pregunta que toda persona responsable se debe hacer. Una relación
de una sola vía con Dios no es lo suficientemente buena. Puedes tener una relación con Dios es tu propia mente, pero si
no obedeces su voluntad, Él no tiene ninguna relación contigo y tu relación con Dios no es correcta.