Sei sulla pagina 1di 2

Estudiante: Tania Maryury Velasquez Valencia

Cód. 1.107.096.389

Economía de la Cultural

La economía cultural o economía de la cultura es una rama de la economía que investiga


explicaciones o hipótesis culturales como determinantes de retorno o impacto económico. La
economía de la cultura es una rama reciente en el análisis económico, por ello no se tenía
como objeto de estudio porque la consideraban ambigua y difícil de medir cuantitativamente.

En Colombia, por medio del impuesto en este caso de la telefonía móvil, en donde los
colombianos pagan el 4% por la utilización de servicio de celular, los cuales se destinan para
financiar la cultura y el deporte. También existen otras fuentes de financiación para apoyar a
los emprendedores culturales del país. La generación de estas nuevas fuentes de financiación
demuestra la confianza que han tenido diferentes entidades gubernamentales, la empresa
privada y la cooperación internacional en el desarrollo y consolidación del sector cultural
Colombia.

Para tal fin, en un gobierno como Colombia las artes y la cultura deben sustentarse por medio
de la financiación del Estado, dado que la ley respalda como patrimonio cultural los museos,
las bibliotecas y los lugares denominados con este merito, de donde cada ente gubernamental
deberá velar por los derechos culturales principalmente de los niños, niños, adolescente y
jóvenes en el país.

En este sentido, el arte y la cultura como un bien de mérito es merecedor de ser una política
cultural, basada en la cultura temprana, la alta cultura, los subsidios a la demanda que
provocan un impacto positivo sobre la actividad económica y promueven de igual forma las
prácticas culturales y artísticas , fomentando así la convivencia en Paz por medio de la
cultura.

Es de suma importancia, que el Estado financie el arte y la cultura por medio de programas
que promocionen y promuevan las buenas practicas culturales , en el caso departamental
actualmente se cuenta con un programa denominado “Escuelas Culturales de Paz”, el cual
tiene como objeto garantizar los derechos culturales de los niños en nuestro departamento,
este caso es resultado de una financiación conjunta entre el Estado local y nacional con el
propósito de que los jóvenes gocen en pleno los derechos culturales de los que constan.

Bajo este contexto, se resalta que la intervención gubernamental en la cultura y el arte es


fundamental para la permanencia de la educación cultural y promulgación en las futuras
generaciones, además de contar con mecanismos e incentivos que financien proyectos
sociales con impacto social, adicional a ello, el Estado como garante será un pilar
fundamental para que las organizaciones culturales desarrollen e integren estrategias que
aumenten la demanda de espectadores de consumo cultural y artístico , con el propósito de
que la Cultura y el arte en algunos años se subsidie por si solo y sea un ente con autonomía
para el manejo interno de sus finanzas.
Para concluir, la economía cultural es una rama con una exploración aun por desarrollar por
economistas interesados por el tema, por tanto esta área debe ser de estudio dentro de cada
ente gubernamental para lograr que el rubro de prepuesto para la cultura y el arte sea cada
vez mayor y al mismo tiempo se obtenga un beneficio para el fomento de la cultural y el arte
en Colombia.