Sei sulla pagina 1di 2

Prácticas de auto indagación

A los principiantes en la auto-indagación aconsejarles a poner su atención en la sensación


interna de "yo" y mantener esa sensación todo el tiempo posible.

En las primeras etapas de la práctica atención a la sensación de "yo" es una actividad mental
que toma la forma de un pensamiento o una percepción. A medida que se desarrolla la
práctica, el pensamiento «yo» da paso a una sensación experimentada subjetivamente del
"yo", y cuando este sentimiento deja de conectarse e identificarse con los pensamientos y
objetos, se desvanece por completo. Lo que queda es una experiencia de estar en la que el
sentido de la individualidad ha cesado temporalmente para operar. La experiencia puede ser
intermitente al principio, pero con la práctica repetida se hace más y más fácil de alcanzar y
mantener. Cuando la auto-indagación alcanza este nivel hay una
conciencia sin esfuerzo de ser en el que el esfuerzo individual ya no es posible ya que el "yo"
que hace que el esfuerzo ha cesado de existir temporalmente.

La experiencia continua de este estado de ser debilita y destruye las vasanas (tendencias
mentales), y cuando su dominio ha sido suficientemente debilitado, el poder del Ser destruye
las tendencias residuales tan completamente que el «yo pensado nunca se levanta de
nuevo. Este es el estado final e irreversible de la auto-realización.

La auto-indagación no debe considerarse como una práctica de meditación que tiene lugar
en determinadas horas y en ciertas posiciones; se debe continuar durante las horas de
vigilia, con independencia de lo que se está haciendo.

Persistir en la investigación a lo largo de sus horas de vigilia. Eso sería más que suficiente. Si
se mantiene en hacer la investigación hasta que se queda dormido, la investigación
continuará durante el sueño también. Toma la consulta de nuevo tan pronto como se
despierte.

***** *********** *********** *****

Un hombre debe entregar el egoísmo personal que le une a este mundo. Renunciar al falso
yo es la verdadera renuncia.

La contemplación nos ayuda a superar la ilusión de que el Ser debe ser visual. En verdad, no
hay nada visual. ¿Cómo se siente el yo ahora? ¿Tiene usted un espejo antes de que sabe que
su propio ser? La conciencia es el "yo". Tomen conciencia y esa es la verdad.

La mente, proyectada hacia el exterior, da lugar a pensamientos y objetos. Vuelta hacia el


interior, se convierte en sí mismo el Ser.

El propósito mismo de la auto-indagación es enfocar la mente entera en su origen. No se


trata, por lo tanto, el caso de una 'i' en busca de otro '' yo '.Mucho menos es la auto-
indagación una fórmula vacía, ya que implica una actividad intensa de la totalidad de la
mente para mantenerla constantemente a punto de auto-conciencia pura. La expectativa de
ver y el deseo de obtener algo, son todo el funcionamiento del ego. Usted ha caído en las
trampas del ego. El ego dice todo esto y no usted. Sea usted mismo y nada más!

Mientras la mente se ocupa constantemente en la búsqueda de soluciones o de repetición de


mantras nunca se hundirá en su fuente y desaparecerá

. La pregunta "¿Quién soy yo?», no es una invitación para analizar la mente y llegar a
conclusiones acerca de su naturaleza, ni tampoco es una fórmula mantrica, es simplemente
una herramienta que facilita la reorientación de la atención de los objetos del pensamiento y
la percepción del pensador y perceptor de ellos. La pregunta "¿Quién soy yo?” no se
encuentran en o por la mente ya que la única respuesta real es la experiencia de la ausencia
de la mente.

En el método directo, como se lo llama, el preguntarse "¿Quién soy yo?», Le dicen de


concentrarse dentro de ti donde el "yo-pensamiento, la raíz donde todos los demás
pensamientos, surgen. A medida que el auto no está fuera, sino dentro de ti, se le pide a
bucear en el interior, en vez de ir afuera. ¿Qué puede ser más fácil que ir a ti mismo?

Usted sabe que usted existe siempre, mientras que el cuerpo no existe siempre, por ejemplo,
en el sueño. El sueño revela que existes, incluso sin un cuerpo. Identificamos el "yo" con el
cuerpo, consideramos que el Ser como teniendo un cuerpo, y por tener límites, y por lo tanto
todos nuestros problemas.

Todo lo que tenemos que hacer es renunciar a la identificación del Sí mismo con el cuerpo,
con las formas y límites, y entonces conoceremos a nosotros mismos como el Ser que
siempre somos.

Desde un punto de vista absoluto, el corazón, la conciencia Ser, no pueden tener cabida
específica en el cuerpo físico. ¿Cuál es la razón? El cuerpo es en sí mismo una mera
proyección de la mente, y la mente no es más que un pobre reflejo del corazón
radiante. ¿Cómo puede, en el que todo está contenido ser confinado en sí como una
pequeña parte dentro del cuerpo físico que no es sino una manifestación infinitesimal,
fenomenal de la realidad?

Las dudas surgen sólo cuando se identifican con algo tangible y físico. Corazón no es la
concepción, no hay ningún objeto para la meditación. El Sí mismo permanece solo. Se ve el
cuerpo en el corazón, el mundo también está en ella. No hay nada separado de él. Por lo
tanto, todo tipo de esfuerzos se encuentran allí solamente.