Sei sulla pagina 1di 78

A STROLOGÍA

T RABAJO
Y

C RISIS
G UÍA PARA LA ORIENTACIÓN VOCACIONAL

S ILVIA C ERES
Astrología, Trabajo y Crisis

Astrología, trabajo y crisis


Guía para la orientación vocacional
Autora: Silvia Ceres
3ª Edición – Abril 2016
ISBN: 987-21257–0-8
Copyright © - 2016 – Silvia Ceres

Se otorga permiso para copiar, distribuir y/o modificar este documento, bajo los términos
de la Licencia de Documentación Libre de GNU, versión 1.3, o cualquier otra versión
posterior publicada por la Free Software Foundation; con Secciones Invariables, Textos de
Cubierta y Textos de Cubierta Trasera. Una copia de la licencia se incluye en la sección
titulada «Licencia de Documentación Libre de GNU».
Astrología, Trabajo y Crisis

Índice de contenido
NOTA PRELIMINAR...................................................................................................iii
CAPITULO 1 A MODO DE INTRODUCCIÓN....................................................................1
CAPITULO 2 BREVE HISTORIA DEL TRABAJO Y DEL CONCEPTO DE VOCACION..................7
CAPITULO 3 ORGANIZANDO LA INFORMACION...........................................................11
1 - Las modalidades o cómo se percibe el tiempo....................................................11
Cardinales:.....................................................................................................11
Fijos:.............................................................................................................12
Mutables:.......................................................................................................12
2 - Los elementos, distintos modos de definir la realidad..........................................15
Fuego:...........................................................................................................15
Tierra:...........................................................................................................16
Aire:..............................................................................................................16
Agua:............................................................................................................17
Los elementos y la acción.................................................................................18
3 - Las polaridades o la tensión de la dualidad........................................................20
Activos:.........................................................................................................20
Pasivos:.........................................................................................................21
CAPITULO 4 LOS ACTORES EN ESCENA: LOS PLANETAS..............................................23
1- Los planetas individuales..................................................................................23
Sol:...............................................................................................................23
Luna:.............................................................................................................24
Mercurio:.......................................................................................................25
Venus:...........................................................................................................27
Marte:...........................................................................................................28
2- La trama de las relaciones sociales: Júpiter y Saturno..........................................30
3- Más allá de la realidad: los transaturninos..........................................................31
CAPITULO 5 LOS CONJUNTOS PLANETARIOS..............................................................34
1 - Pares planetarios...........................................................................................34
Sol - Luna:.....................................................................................................34
Venus - Marte:................................................................................................35
Mercurio - Júpiter:...........................................................................................36
Saturno - Urano:.............................................................................................36
Neptuno - Plutón:............................................................................................36
2. - Planetas en espejo........................................................................................37

© 2016 Silvia ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
i
Astrología, Trabajo y Crisis

Sol - Júpiter:..................................................................................................37
Luna - Saturno:..............................................................................................37
Mercurio - Urano:............................................................................................37
Venus - Neptuno:............................................................................................37
Marte - Plutón:................................................................................................38
3 - Encuadramientos...........................................................................................38
4 - Esquema de B. Huber.....................................................................................38
Planetas de la forma........................................................................................39
Planetas de los contactos..................................................................................40
Planetas de la autorrealización..........................................................................41
CAPITULO 6 EL MUNDO DE LAS CIRCUNSTANCIAS: LAS CASAS....................................44
1 - Los ángulos...................................................................................................44
2 - Circuito de la concreción.................................................................................46
3- Las casas restantes.........................................................................................50
CAPITULO 7 RETORNANDO A LA TRADICIÓN..............................................................51
Modalidades y elementos..................................................................................51
Signos...........................................................................................................51
Riqueza y éxito...............................................................................................52
CAPITULO 8 ALGUNOS OTROS TEMAS.......................................................................57
1 - Relación de dependencia o cuenta propia..........................................................57
2 - Constituir una sociedad...................................................................................57
3 - Tiempo adecuado para iniciar una actividad o solicitar un empleo.........................58
4 - Otros asuntos................................................................................................58
Actividades múltiples:......................................................................................58
Los aspectos:..................................................................................................59
La parte arábiga de la vocación:........................................................................60
Licencia de Documentación Libre de GNU...................................................................61

© 2016 Silvia ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
ii
Astrología, Trabajo y Crisis

NOTA PRELIMINAR
Los astrólogos actuales estamos aprisionados en una situación paradojal. Por un lado
accedemos a un caudal de información impensable hace sólo veinte años atrás, pero a la
vez enfrentamos diariamente una cantidad de desafíos nuevos y sentimos escasas las
herramientas teóricas para dilucidarlos.
Los avances tecnológicos, los cambios culturales, los nuevos paradigmas sociales y
científicos se generan con una rapidez mayor que la capacidad para elaborar respuestas
desde la perspectiva astrológica.
Todavía discutimos, por ejemplo, si el Sol o Saturno representan en una carta natal al
padre, cuando la realidad nos muestra una cantidad notable de familias uniparentales,
ensambladas u homosexuales, donde la función paterna merece una definición distinta a la
vigente hasta hace unas pocas décadas.
¿Y qué decir sobre las patologías tan en boga de los desordenes alimenticios, los ataques
de pánico, los niños hiperquinéticos?
Las situaciones inéditas conforman una extensa lista y la tarea que se nos impone a los
astrólogos de hoy es adaptar nuestro saber al ritmo vertiginoso del siglo XXI.
El presente texto surge de la necesidad de aportar algunas reflexiones sobre el campo
laboral, una de las áreas más alterada en los últimos tiempos. Reflexiones surgidas del
encuentro cotidiano con las inquietudes del consultante y que espero, sean útiles para
enriquecer su actividad astrológica.
A lo largo de los sucesivos capítulos, recorreremos los estudios estadísticos de Gauquelin;
cómo fue cambiando a través de la historia el concepto del trabajo y la vocación; los
factores de la carta que mayor información otorgan sobre el tema: modalidades,
elementos, ritmos, conjuntos planetarios, casas; el aporte de otros autores al tema laboral
y, finalmente, una serie de ítems necesarios a la hora de la entrevista de orientación:
trabajar por cuenta propia o en relación de dependencia, el momento adecuado para
constituir una sociedad o para iniciar una actividad, la parte arábigo de la vocación y
algunos asuntos más...

SILVIA CERES

© 2016 Silvia ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
iii
Astrología, Trabajo y Crisis

CAPITULO 1
A MODO DE INTRODUCCIÓN
Vivimos momentos que nos obligan a repensar numerosas
circunstancias que dábamos por sentadas, como si fueran del
orden de la vida: así habían sido, son y serán. Y de pronto, sin
saber muy bien cómo ni por qué, el mundo pareció acelerarse a
una velocidad mayor que nuestra capacidad de comprensión.
Es el efecto de la globalización, dicen unos; es la post
modernidad, dicen otros; es la tercera ola, dicen algunos; es el
pasaje tumultuoso de la era de Piscis a la de Acuario, se
escucha por acá.
Pero al margen del rótulo que le pongamos, lo importante es
cómo esta realidad, multiplicada hasta el infinito por los medios
de comunicación, internet y demás avances tecnológicos, deja
a un espectador atónito, carente de respuestas frente a desafíos nuevos, sin comprender
qué espera la sociedad de él. Y como dice una maldición china, que parece cumplirse al pie
de la letra en la actualidad: "Ojalá te toquen vivir tiempos interesantes", tiempo de crisis,
que ciertos comentarios sostienen que significa oportunidad, o la caída del imperio del
norte o...
Y este sujeto atónito, ve trastabillar todo el sistema de creencias sobre el cual construyó su
proyecto personal y en la búsqueda de indicadores que lo ayuden a comprender qué le está
sucediendo, acude al astrólogo. Quien a su vez no siempre está mejor parado ni más lúcido
que su consultante y que frente a preguntas puntuales sobre realidades concretas y
angustiantes, al estilo de ¿perderé mi vivienda por el crédito que no pude pagar porque
tuve que cerrar el negocio del cual habíamos vivido mi familia y yo durante años?, no atina
más que a ofrecer interpretaciones psicológicas y/o metafísicas al estilo de ¿qué tiene que
aprender de esta situación?
Lejos está de mi intención negar la importancia del aprendizaje en las experiencias
personales, pero convengamos que esa no es la respuesta que el sujeto, en su urgencia,
viene a buscar. O en todo caso, no es la única respuesta posible. El consultante demanda
por el hacer -qué hago, qué decido, etc.- y nosotros respondemos por el ser -esto lo
enfrenta con sus zonas oscuras, con sus carencias, con su karma, etc.-.
Definitivamente, una comunicación imposible y frustrante, tanto para el consultante que se
va cavilando "No me dijo nada concreto", como para el profesional que piensa "No pudo
escuchar el sentido trascendente de mi planteo".

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
1
Astrología, Trabajo y Crisis

No siempre es sencillo diferenciar el ser del hacer, y si bien el ser condiciona el hacer,
también sucede de manera inversa: el hacer define al ser. De acuerdo a cómo somos,
accionamos. Pero algunas veces nos encontramos haciendo cosas nuevas que amplían el
concepto personal de quiénes somos y nos sorprendemos pensando "Yo no sabía que era
capaz de...". Desde el punto de vista astrológico, el Ser –Sol-, factor que señala la
posibilidad de un proyecto personal de realización, está indisolublemente ligado con el
Hacer –Marte-, quien nos recuerda que somos seres aislados y tenemos que sobrevivir.
Sin dudas, dentro del actual panorama cambiante, el área laboral ha sido mayormente
afectada. Así nos encontramos con numerosas personas sin empleo, o trabajando en
condiciones de suma precariedad, o enfrentadas a exigencias insoportables para conservar
un puesto medianamente digno.
Es frecuente escuchar frases como "Sobrevivo, pero no vivo", en consultantes que
mantienen empleos con una remuneración económica interesante pero sintiendo que deben
vivir a merced de las demandas de la empresa, y cuando no están en las instalaciones de
la oficina, el teléfono móvil les recuerda -como el collar al perro- que están bajo libertad
condicional.
En la expresión "Sobrevivo pero no vivo", los astrólogos escuchamos un exceso de Marte,
el planeta de la supervivencia y una carencia de Sol, el planeta vital.
¿Y qué sucede cuando Marte crece desmedidamente? Quienes no disponen de una
configuración fuerte del planeta en su rádix, sienten que lentamente pierden energía sin
poder reponerla, hasta enfermarse; o bien, en aras de acrecentar la vivencia marciana,
cada día nos tornamos más individualistas, competitivos, agresivos y violentos.
Como dice Garth Allen: "Para Marte, cada prójimo es un enemigo en ciernes" y así, nos
preguntamos con ingenuidad por qué crece la violencia en la sociedad. Inconsciencia que
recuerda una escena antológica del film Bowling1, donde un periodista pregunta a alguien
las supuestas razones que llevaron a un par de alumnos a entrar en su escuela y producir
una matanza entre compañeros y docentes. El señor entrevistado dice ignorar las causas,
argumentando vivir en una comunidad tranquila de vecinos pacíficos. El detalle notable es
que, mientras habla, se apoya con displicencia sobre un misil de ojiva nuclear, pues casi
todos los habitantes de la zona trabajan en la fábrica de armamentos, motor económico
fundamental del pueblo.
Si afirmamos que una de las áreas más afectadas frente a los cambios de la vida
contemporánea es el campo laboral, nos referimos a la casa VI. Sector que al
desequilibrarse, tiende a fijar parámetros en otro de sus significados: la salud y como
correlato, la enfermedad. Así aparecen cantidades de pacientes cardíacos, con problemas
digestivos, hipertensos, insomnes, es decir, con todos aquellos síntomas que la Medicina
atribuye al exceso de estrés.
En numerosas oportunidades, ya colmada la capacidad de la casa VI, la balanza se inclina a
cargar el platillo de la casa XII con cuadros de depresión, ataques de pánico, fobias, etc.

1
Bowling for Colombine, dirigida por Michael Moore.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
2
Astrología, Trabajo y Crisis

Frente a la hiper actividad del eje VI - XII, nos queda la opción de intentar nivelarlo a
través del eje mutable perpendicular, o sea, el de las casas III y IX. Dicho en castellano, la
salida viable es pensar (casa III), nuevos modelos para comprender una realidad
determinada de manera amplia y global (casa IX). Propuesta que intentaremos desarrollar
a lo largo de este libro.
Los astrólogos no sólo encontramos serias dificultades frente a consultas de índole laboral,
sino que vemos alterada un área donde tradicionalmente la Astrología cumplió una función
esclarecedora: la orientación vocacional.
La Astrología aportó un panorama importante al campo vocacional, además de producirse
un trasvasamiento de lo vocacional a lo astrológico de dimensiones notables. ¿Cómo se
realizó este movimiento? A través del estudio que llevó a cabo Michel Gauquelin hacia
1950, cuando intentaba realizar un estudio crítico para cuestionar la Astrología tradicional y
terminó siendo la primera investigación estadística que validó los preceptos astrológicos.
Es interesante seguir los vericuetos que llevaron a Gauquelin a resultados sorprendentes,
ya que su pensamiento racional se había propuesto refutar la patraña astrológica y
concluyó dando un espaldarazo impensado.
Uno de los núcleos de su investigación se conformó de 576 datos de nacimiento de
miembros de la Academia Francesa de Medicina y allí observó una frecuencia planetaria
inusitada: el grupo de médicos notables presentaban a Marte y/o Saturno en el Ascendente
o en el Medio Cielo.
A continuación constató que individuos abocados a variadas actividades -cuyos datos
surgieron al azar a partir del listado de un censo poblacional- no presentaban la misma
frecuencia planetaria. De manera que los planetas parecían alinearse de manera distinta
entre los médicos famosos y la gente común.
Por temor a estar sacando conclusiones apresuradas, decidió reiterar la investigación sobre
la base de 508 médicos eminentes y de nuevo surgió una frecuencia marcada de Marte y/o
Saturno en las zonas del Ascendente y el Medio Cielo.
Como Gauquelin era un tanto testarudo -no olvidemos que su intención era demoler las
falsedades del pensamiento astrológico- amplió su estudio con datos de franceses
sobresalientes en alguna actividad. Para ensanchar la base demográfica, en 1956 fue a
Italia; en 1957 a Alemania; en 1958 a Bélgica y Holanda, recopilando más de 25.000
fechas de nacimiento, no sólo de médicos, sino de actores, militares, deportistas y
escritores.
Tras un tiempo arduo de procesamiento de los datos, surgió con claridad una relación
estadística entre el momento de nacimiento y la carrera futura. Así observó que además de
Marte y Saturno, aparecen Júpiter y la Luna relacionados con otras actividades.
Dice el investigador: "Buen número de individuos nacidos cuando Marte se levantaba sobre
el horizonte o llegaba a su punto más alto eran luego grandes médicos, grandes atletas o
dirigentes militares, mientras que los futuros artistas, pintores o músicos, raramente

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
3
Astrología, Trabajo y Crisis

nacían en momentos propicios a médicos y atletas. Los actores y los políticos tendían a
nacer con más frecuencia cuando subía o culminaba Júpiter, pero era raro que entonces
nacieran también hombres de ciencia". Así pues, por lo que se refería al éxito vocacional,
los relojes planetarios resultaron ser la Luna, Marte, Júpiter y Saturno.
Dos tablas confeccionadas por el mismo Gauquelin darán una idea del trabajo notable del
autor, y nos servirá a nosotros para concluir con este punto.

CORRELACIONES PLANETARIAS CON VOCACIONES TRIUNFANTES

Después de la Alta frecuencia Frecuencia Baja frecuencia de


subida y de nacimientos normal de nacimientos
culminación de nacimientos
MARTE Científicos. Políticos. Actores. Escritores. Pintores.
Médicos. Militares. Periodistas Músicos
Hombres de
negocios
JUPITER Militares. Políticos. Pintores. Músicos. Científicos. Médicos
Actores.
Periodistas.
Dramaturgos
SATURNO Científicos. Militares. Políticos Actores. Pintores.
Médicos Periodistas.
Escritores
LUNA Políticos. Científicos. Atletas. Militares.
Escritores Médicos. Pintores.
Músicos.
Periodistas.

Seguramente, para quienes conocemos el significado otorgado desde la antigüedad a los


diferentes planetas, es posible que el cuadro superior no nos produzca ningún sobresalto.
Pero si pensamos que Michel Gauquelin había egresado de la Escuela Politécnica y comenzó
su tarea ardua a fin de acabar de una vez con la superchería astrológica, podemos
imaginar la sorpresa al encontrarse con estos valores.
Su honestidad intelectual lo llevó a hacer conocer los resultados de la investigación que
obviamente, desde la perspectiva por la cual se inició, era un fracaso.
Pasado este primer sofocón, se encontró con otros. Expuso el material para ser evaluado
por sus colegas del medio científico, a fin de asegurarse de no haber cometido algún error
en las muestras tomadas, ni en los procedimientos seguidos, pero uno tras otro se negaron
a revisarlo. En verdad, ninguno cuestionó la metodología de trabajo sino el tema elegido.
Como muestra del desprecio cosechado en el mundo intelectual oficial, Sylvain Arend,
astrónoma del Real Observatorio de Bélgica, le respondió haciendo alarde de un

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
4
Astrología, Trabajo y Crisis

pensamiento, a su juicio científico, y al nuestro, necio: "Los astrónomos profesionales han


estudiado el problema a priori. Para ellos los planetas son astros enfriados que no hacen
sino reflejar las radiaciones que reciben".
Luego de años de insistencia frente a distintas instancias científicas, recibirá el
reconocimiento del Comité belga para la investigación científica de los fenómenos
considerados paranormales. Dicho Comité estaba conformado por 30 miembros eminentes
pertenecientes a otros tantos campos del saber.
En principio, su actitud también fue escéptica, pero luego de revisar y de hacer ellos
mismos una investigación exhaustiva sobre deportistas exitosos, se vieron obligados a
reconocer que aparecía el planeta Marte -tanto en el Ascendente como en el MC- más allá
de lo esperado estadísticamente. Reconocimiento que tardó casi 20 años en llegar,
demostrando ser personas a quienes les disgusta tomar decisiones apresuradas. Pero lo
importante es, en todo caso, que no encontraron objeciones para demoler la investigación.
Veamos ahora a un cuadro más preciso:

LOS PLANETAS Y LA VOCACION


Planeta Profesión Nº de Frecuen- Frecuencia Diferencia Probabilidad
naci- cia esperada de azar
mientos observa-
da
MARTE Científicos y 3.305 666 566 + 100 1 en 500.000
Médicos.
Atletas. 1.485 327 253 +74 1 en 5.000.000
Militares. 3.142 634 536 +98 1 en 1.000.000
Pintores 1.345 188 229 -41 1 en 300
Músicos 703 94 120 -26 1 en 100
Escritores 826 117 142 -25 1 en 40
JUPITER Militares 3142 644 526 +98 1 en 5.000.000
Políticos 993 208 164 +44 1 en 5.000
Actores 1270 252 211 +41 1 en 5.000
Periodistas 824 168 137 +31 1 en 200
Científicos y 3.305 497 546 -49 1 en 50
Médicos
SATURNO Científicos y 3.305 632 540 +92 1 en 1.000.000
Médicos
Pintores 1.345 178 217 -39 1 en 250
Escritores 826 108 136 -28 1 en 130
LUNA Políticos 858 173 143 +30 1 en 200

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
5
Astrología, Trabajo y Crisis

Escritores 826 180 138 +42 1 en 15.000


Atletas 1485 211 248 -37 1 en 200
Hasta acá nos hemos manejado con el aporte realizado por Gauquelin y su labor estadística
sobre el tema vocacional.
Ahora es importante esclarecer a qué nos referimos cuando hablamos de trabajo, un
concepto que como tantos otros, tiene una historia, un devenir en la cultura occidental que
fue dando, de acuerdo a las épocas, distintas respuestas.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
6
Astrología, Trabajo y Crisis

CAPITULO 2
BREVE HISTORIA DEL TRABAJO Y
DEL CONCEPTO DE VOCACION
La vocación, definida como la elección del camino laboral y
profesional, no forma parte del bagaje de los problemas
existentes desde que el mundo es mundo. Por el contrario,
podemos pensarlo como un tema moderno, en tanto nace
profundamente ligada a la noción de individuo.
Pero antes de incursionar en cómo fue cambiando en el devenir
de los tiempos el concepto del trabajo, sería interesante
definirlo.
¿A qué denominamos trabajo? Al desarrollo de la actividad
humana en aras de una finalidad teórica o práctica,
suscitándose así la labor intelectual o manual. El elemento
intencional, mediante el cual se intenta la transformación de la
realidad de acuerdo con un fin propuesto previamente, es la diferencia entre el trabajo
(casa VI) y el juego (casa V).
En la antigüedad, las clases pudientes sólo se dedicaban a vivir la vida y a disfrutar de un
ocio más o menos improductivo. En la Grecia clásica existía una división tajante, en tanto
el trabajo manual era desarrollado sólo por los esclavos trasuntando el desprecio cultural
por el mundo material, burda copia fallida del "Mundo de las Ideas" sobre el cual
dialogaban los filósofos de la época.
Roma se nos presenta como un universo más laborioso por ser un mundo más práctico y
necesitado de expansión, pero que mantiene la división categórica entre trabajo intelectual
y manual. A ellos le debemos tanto la teoría del Derecho como el avance en las obras de
ingeniería - acueductos, baños públicos, represas -.
El Cristianismo aportará un cambio importante al concepto del tema que nos ocupa. El mito
de la Creación -heredado de la tradición hebrea- menciona una Edad de Oro, donde la
existencia era dada como un don gratuito otorgado por el Creador a sus criaturas. Como
consecuencia del Pecado Original se pierde la posibilidad de disfrutar de los bienes del
paraíso, y algo más grave aún, la inmortalidad.
Entonces el trabajo comienza a definirse como expiación de la culpa, como un intento de
reconciliación de los hombres con Dios, en tanto el esfuerzo toma un sentido constructivo
en pos de la reconquista de la felicidad perdida.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
7
Astrología, Trabajo y Crisis

Y aquí no hay lugar para diferencias entre humildes y poderosos, ya que todos participan
de la culpa primordial; ningún trabajo es degradante, pues quien lo realiza se eleva a los
ojos del Creador.
Concretamente, el Cristianismo buscará sus primeros seguidores entre los esclavos, los
pobres de toda pobreza, aquellos que más padecían la expulsión del Edén. Además
constituye una diferencia primordial entre el producto del trabajo, que sí es una mercancía
-y como tal puede comprarse, venderse, canjearse- y el trabajador, poseedor de un alma
perteneciente a Dios y no a los hombres.
Concepto que se remarcará con claridad en la Edad Media. El siervo de la gleba vive -de
hecho- en condiciones de esclavitud, pero a diferencia del esclavo de la antigüedad, es un
alma y no una cosa ni una mercancía, de manera que el señor o amo es responsable de la
vida de su sirviente. Por otro lado, surge el artesanado, es decir, una fuerza de trabajo
libre. Los artesanos articulan por primera vez, dos términos antagónicos: labor y libertad.
Movimiento que da pie a actividades comerciales crecientes, a los primeros bancos y a un
nuevo actor social encarnando claramente los valores del trabajo: la burguesía.
El espíritu de iniciativa, el racionalismo económico, unido a los avances tecnológicos van
generando un sujeto que deja de suspirar por el más allá y echa raíces en el más acá.
Un individuo que concibe una posibilidad de realización personal en este mundo es quien
piensa -por primera vez en la historia de occidente- qué actividad le permitiría sentirse más
pleno y satisfecho; así comienza a surgir el concepto de vocación.
Concepto que crece hasta lograr un lugar de reflexión en el campo de las ciencias sociales.
Se implementan distintos enfoques y se construyen modelos de test a fin de delinear de
maneras más precisas las elecciones profesionales.
Tradicionalmente, se consideran dos momentos privilegiados para la orientación vocacional:
al finalizar el primer ciclo de estudios -alrededor de los 12/13 años- y al concluir el ciclo
secundario, en una edad cercana a los 18 años.
Pero estas afirmaciones llevan implícitas ciertas premisas, como por ejemplo un mundo
laboral estable, donde lo elegido a los 20 años perdurará "para siempre" en el tiempo;
donde la experiencia es un bien preciado; donde funciona como ideal social el hecho de
entrar al banco como cadete y jubilarse medio siglo después como gerente, con acto de
reconocimiento, una medalla de oro y un reloj con las iniciales del nombre del ciudadano
ejemplar grabadas en el reverso.
Bien, nada de esto responde hoy a la realidad. El mercado laboral luce una situación nueva
y caótica donde el trabajador se encuentra sin leyes que lo protejan ni marcos referenciales
para orientarse. El futuro no es más una línea de progreso indefinido, por el contrario,
parece desplegarse en múltiples fracturas, abriéndose a una escena tras otra y donde el
acceso a la información relativiza el valor de la experiencia.
Ante una realidad así ¿cómo orientar a nuestro consultante de cerca de 40 años que debe
hacer el duelo de su actividad laboral perdida y capacitarse en destrezas nuevas? O si lo

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
8
Astrología, Trabajo y Crisis

pensamos en el campo tradicional de la consultoría vocacional ¿cómo pensar que un joven


-cuya adolescencia se prolonga cada vez más- va a elegir definitivamente la carrera, fuente
de satisfacción y sentido de su vida?
El panorama desplegado ante el orientador vocacional, es en general el de una demanda de
carreras cortas con salida laboral generadoras -en el imaginario social- de dinero rápido:
Comercio Exterior, Marketing, Publicidad, Diseño Gráfico.
O una serie de carreras nuevas que aunque no garanticen éxito y dinero inmediatos,
parecen ligarse más estrechamente a una elección personal: Imagen y Sonido, Diseño de
Indumentaria, Escenografía. Sin olvidar a los muchachitos -de una generación alimentada
con hamburguesas y salchichas- deseantes de aprender cocina, no sabemos si por elección
personal o para reprochar a la mamá su incapacidad para preparar una comida sabrosa.
Conviene recordar al astrólogo/orientador que siempre -pero en épocas tumultuosas como
la actual con más razón- es complejo abrirse camino en el campo profesional; no porque no
se pueda, sino por no saber con claridad cuáles son las reglas de juego. Por lo tanto,
cuanto más comprometida esté la persona con su labor, cuanto más sienta que pone de sí,
mayores posibilidades de éxito tendrá.
Parte de la tarea del profesional es incentivar al orientado a conectarse con su deseo
profundo y no con los valores que la sociedad decide en cada momento como indicadores
de éxito.
Es interesante también quitarle carga de eternidad a la elección: empiezo estudiando tal
cosa y puedo, por el camino, elegir tal otra, logrando así que el ingreso a los estudios
terciarios se desembarace del peso de “para siempre”, como una condena a prisión
perpetua.
Por último, es conveniente sacarle cierta grandilocuencia al tema vocacional. Tal vez por
razones etimológicas -la palabra vocación deriva del latín y significa voz- no deja de existir
una construcción imaginaria haciendo creer que al otro sí le pasa lo que a mi no me
sucede. A ese otro se le apareció una voz -casi como una revelación mística- que en tono
ahuecado y con eco, decía: ARQUITECTURAAAA o MEDICINAAA...
Bien, dejemos de lado tantas fantasías, la vocación se va construyendo con una aptitud
primera, a la cual se le suma el conocimiento y más tarde el enriquecimiento aportado por
la práctica. Vale recordar la frase de Leonardo Da Vinci: "Sólo puede amarse lo que se
conoce". No todos los seres humanos tienen una elección claramente definida y ello no
impedirá ser un buen profesional en el futuro. Existen personas aptas para distintas tareas,
aunque no sentían una inclinación especial por ninguna.
Para cerrar este capítulo, los invito a reflexionar sobre dos anécdotas, una pertenece a un
bailarín famoso y la otra a una excelente profesora de Filosofía.
Cuando le preguntaron a Antonio Gades, artífice de una revolución en la danza flamenca,
cómo surgió su vocación por el ballet, respondió más o menos así: "No sentí ninguna
vocación, lo que sentí fue hambre. Mi familia era campesina, pobre, y yo no estaba

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
9
Astrología, Trabajo y Crisis

dispuesto a deslomarme para apenas subsistir. La única manera que tenía un niño humilde
de ser famoso y rico en la España de esa época, era meterse a torero o a artista. Primero
probé con el toreo, pero cuando largaron al animal me dio mucho susto y me prometí que
si salía con vida no entraría nunca más a una plaza de toros. Por lo tanto sólo quedaba
meterme a artista, me presenté en una prueba donde pedían bailarines y así comencé".
En cuanto a la profesora, cuando se le preguntaba por qué eligió Filosofía, decía: "por
descarte", lo cual sonaba al oído del interlocutor: "Por Descartes". Aclarado el gracioso
malentendido, ella sostenía que ninguna carrera le parecía particularmente interesante y
terminó eligiendo una que creyó "fácil" y en la cual desarrolló una actividad fructífera.
¿Para qué el relato de estas dos anécdotas? Para subrayar que la vocación no siempre es
un llamado, muchas veces es un encuentro que sucede al tiempo de transitar un camino.
Desde el capítulo próximo desplegaremos observaciones astrológicas a fin de ayudar a ver
con qué recursos cuenta un sujeto para insertarse por primera vez en el mercado laboral, o
bien reinsertarse, eligiendo una actividad nueva.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
10
Astrología, Trabajo y Crisis

CAPITULO 3
ORGANIZANDO LA INFORMACION
Enfocando la atención en la perspectiva astrológica,
conviene recordar que el zodíaco, además de un todo
dividido en 12 sectores -los signos- nos ofrece otras
posibilidades de agrupamiento, según los separemos por
cuadruplicidades -4 signos cardinales, 4 fijos y 4
mutables-; por triplicidades -3 signos de Fuego, 3 de
Tierra, 3 de Aire, 3 de Agua-; o por polaridades -6 signos
activos y 6 pasivos-.

1 - Las modalidades o cómo


se percibe el tiempo
La división por cuadruplicidades -también llamadas cualidades, modalidades o ritmos- nos
ofrece a lo largo del círculo, un movimiento caracterizado por las diferentes percepciones
de un tiempo subjetivo: rápido para los cardinales, lento para los fijos y un eterno vaivén,
a veces veloz y otras pausado de acuerdo con las indicaciones de las circunstancias, para
los mutables.
El equilibrio dinámico que subyace a las modalidades puede captarse a través de los tres
momentos del tiempo: futuro –cardinal-, pasado –fijo-, presente –mutable-.
También podemos pensarlas como los tres momentos o instancias de la dialéctica de
acuerdo al enunciado de Hegel: afirmación –cardinal., negación –fijo-, síntesis –mutable-.

Cardinales:
Son los signos iniciadores. Se ubican en los puntos cardinales de la figura zodiacal (Norte,
Sur, Este, Oeste), y se corresponden con el inicio de las estaciones. Poseen el ímpetu de los
primeros calores que nos toman desprevenidos, con ropa inadecuada y nos agobian o de
los primeros fríos que nos dejan ateridos y tiritando. Pero sea que el termómetro suba o
baje, el asunto es que el clima se nos impone, presentándose de golpe como esas visitas
entusiastas llegando a casa, justo el día que uno tenía dispuesto para hacer algo
largamente postergado y, de pronto, los tenemos tocando el timbre, sin haber telefoneado
antes.
Se manifiestan como una fuerza centrífuga, emanando del centro hacia la periferia y
orientada hacia el querer.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
11
Astrología, Trabajo y Crisis

La dinámica cardinal es activa, positiva, de manifestación enérgica, emprendedora y


pujante. La moviliza el deseo de actuar sobre el medio ambiente, poner a prueba la
autoconfianza y la iniciativa. Demuestra independencia y afán de mando.
La exageración de estas cualidades puede llevar a un estado de inquietud constante,
siempre empezando proyectos fácilmente abandonados. Es el típico personaje generador
de mucho alboroto y pocos resultados.
Cuando una carta natal no presenta planetas dentro de esta modalidad, al individuo le falta
iniciativa, confianza, ansia de aventura, careciendo de temple y energía para emprender
nuevos desafíos.
Los signos cardinales son: Aries, Cáncer, Libra, Capricornio.

Fijos:
Fijos:
Son signos realizadores cuya reserva de energías mantiene en el tiempo lo iniciado por los
cardinales. Se corresponden con el ciclo medio de las estaciones, donde el clima ya está
claramente establecido, de manera que de un día a otro no existen grandes cambios ni
sobresaltos y sabemos a qué atenernos dentro de una variabilidad mínima.
Se manifiestan como una fuerza centrípeta, dirigida hacia el centro, que tiende a conquistar
poder.
La dinámica fija es pasiva, negativa, guiada por el principio de acumulación y fijación de la
energía. Supone calma, constancia, tenacidad, resistencia, pudiendo llegar hasta una
terquedad notable.
La preponderancia de planetas en signos de esta modalidad, denota individuos
conservadores, estables, de hábitos y opiniones definidas, de simpatías y antipatías
intensas, obstinados. Les cuesta grandemente cambiar, pero cuando lo hacen, sus cambios
son drásticos y sin arrepentimiento ni marcha atrás.
Las cualidades fijas llevadas al extremo pueden hacer a la persona perezosa,
autoindulgente, testaruda, fanática, abotargada y absolutamente reacia a toda propuesta
de cambio o renovación.
La ausencia de planetas en esta cualidad, redunda en ausencia de aplomo, de consistencia,
de continuidad. Son seres que despiertan desconfianza por su volubilidad y falta de solidez.
Los signos fijos son: Tauro, Leo, Escorpio, Acuario.

Mutables:
Mutables:
Son signos de síntesis, de reconciliación, de oscilación rítmica entre las energías cardinales
y fijas. La estación ya está concluyendo y ni el calor ni el frío son intensos y continuos. Hay
una cierta variabilidad de la temperatura, sin llegar a extremos.
Se manifiestan como un movimiento constante, circular, que se inclina al saber.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
12
Astrología, Trabajo y Crisis

La dinámica mutable se guía por el principio de nivelación, conciliación y neutralización.


Supone adaptabilidad, agilidad, imparcialidad, inteligencia y comunicación. Son signos que
tienden al servicio y que gustan subordinarse a algo o alguien, sin que esto mengüe su
capacidad para ser reconocido.
Es el caso del general San Martín, quien logró su fama sirviendo al ideal de la
independencia de las colonias españolas en América o el de Teresa de Calcuta
subordinando su vida a los ideales filantrópicos que la llevaron a preocuparse por los
desposeídos.
La exageración de las características mutables dibuja perfiles de personas inconstantes,
indecisas, lábiles, incapaces de tomar una posición y sostenerla.
La ausencia de planetas en esta modalidad redunda en falta de adaptabilidad, de
perspectiva frente a las cosas, de comprensión a las posibles opiniones sobre asuntos
diferentes. Les cuesta comprender que el punto de vista condiciona la realidad observada.
Por lo tanto cada realidad depende de la mirada del observador.
Los signos mutables son: Géminis, Virgo, Sagitario, Piscis.
Dice el astrólogo Charles Carter (1887 - 1968): "Podemos mencionar como ilustración,
algunos de los tipos sociales que encajan en esas cualidades.
Cardinales: Dirigentes y hombres de acción, precursores, personas con una meta y un
propósito en la vida.
Fijos: Los terratenientes y hacendados, y en gran parte, los propietarios de negocios
conservadores, establecidos desde mucho tiempo atrás, a diferencia de las personas
cardinales que hacen crecer sus negocios. Casi todos los funcionarios y demás gente que
ocupa cargos, especialmente aquellos que demandan el ejercicio de la autoridad y el
sostenimiento de normas y reglamentos, más bien que nuevas formas y nuevos medios de
hacer las cosas.
Mutables: Todos los intermediarios, agentes y comisionistas; estudiantes de todas clases;
inventores, escritores, editores, periodistas; aquellos que describen o comentan los actos
de otros, pero que ellos mismos permanecen impersonales; filósofos y hombres de ciencia,
literatos y artistas."
Desde la perspectiva de la orientación vocacional o laboral, puede decirse metafóricamente,
que el ritmo cardinal responde al arquetipo del cazador, el fijo al del agricultor y el mutable
al del recolector.
Como señalan los antropólogos, la posibilidad de pasar de un estadio al otro se cuenta por
siglos en la cultura. En general, todo grupo humano comienza recolectando frutos, para
acceder luego a la cacería, la cual implica el uso de ciertas armas - herramientas. En una
instancia más elaborada arriba a la agricultura, que no solamente incluye el uso de
herramientas variadas, sino que obliga a un esfuerzo notable por observar y catalogar la
realidad manifiesta, sea el clima, las plantas distintas, los suelos diferentes.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
13
Astrología, Trabajo y Crisis

Más allá de la historia de la cultura, pueden catalogarse como tres idiosincrasias,


generadoras de conductas distintas.
Quien posea mayor presencia de planetas en signos cardinales -respondiendo al arquetipo
cazador- irá en pos del objetivo, trasuntando un espíritu similar al guerrero, templándose a
través del desafío.
La existencia de planetas en signos fijos, conecta con el arquetipo del agricultor relacionado
con la fertilidad, la capacidad de cuidado, la perseverancia y el manejo de los tiempos.
El arquetipo del recolector, asociado con la mutabilidad, implica agilidad, rapidez de
movimiento, actitud alerta, mirada rápida.
Veamos por medio de un ejemplo, cómo funciona cada modalidad ante una situación
concreta. Imaginemos que el objetivo es instalar un local para realizar trabajos de
imprenta y fotocopias.
El tipo cardinal buscará una zona que carezca de negocios similares, será un "adelantado",
armará una campaña publicitaria llamativa a fin de atraer a "la presa - cliente". El foco se
centrará en conquistar al público, aunque para lograrlo pierda dinero con las ofertas.
El tipo fijo, concentrará su esfuerzo en lograr calidad en el producto, tanto por la excelencia
del papel o de la impresión, como por la corrección en la atención al cliente. Sabe que es
una estrategia de resultados lentos, pero es consciente que la calidad en el servicio
conquista, a la larga, a un público fiel que no duda en pagar un centavo más a cambio de
recibir una atención óptima.
El tipo mutable implementará una tercera estrategia. Recorrerá la zona previamente
elegida, a la búsqueda de un local lo más cercano posible -si es al lado mejor- de quien
más clientela tiene en su mismo rubro. Llegado el momento, abrirá las puertas y esperará
que algunas personas, clientes de su vecino, vengan apuradas y, al encontrarse con mucha
gente esperando para ser atendida, vean su negocio como una alternativa de atención
rápida. Así "recolecta" al cliente caído como fruto del árbol. Es posible que con esta
mentalidad se hayan armado las calles o los barrios dedicados a cierto tipo de negocios que
caracterizan a muchas ciudades, como la calle de las joyerías o el barrio de las mueblerías.
Desde el enfoque del tema que nos convoca, el exceso o la carencia de determinada
modalidad dará información sobre varios asuntos:
- El tiempo subjetivo para sentirse preparado a actuar, sea en una primera actividad laboral
o en una reinserción. El cardinal piensa que cuanto antes, mejor; el fijo necesita un período
prolongado para sentirse seguro; mientras el mutable acelerará y se volverá lento de
acuerdo a las señales que cree captar del entorno inmediato.
- El cardinal es apto para diseñar la acción, el fijo para ejecutar, el mutable para
comunicar. Un buen equipo laboral se constituye con las modalidades repartidas y en
equilibrio, ya que la falla en una de ellas resulta en un tropiezo general.
¿Cuántos proyectos fracasan por errores en el diseño o bien en la ejecución, por no cumplir
de manera ordenada con cada etapa, aunque el diseño sea excepcional? ¿Cuántos

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
14
Astrología, Trabajo y Crisis

emprendimientos no logran sus metas por dificultades en la comunicación, sea entre los
miembros del equipo, o hacia el usuario?
Traslademos estas notas sobre el funcionamiento de equipo a un individuo decidido a iniciar
un proyecto y a quien el astrólogo puede ayudar a tomar conocimiento de con qué cuenta,
como también sobre aquellas cualidades carentes y que conviene buscar en los socios o en
los empleados.
Al concluir la presentación de las modalidades, ya hemos adquirido una distinción, una
categorización astrológica para comprender ciertas aptitudes laborales en una determinada
carta natal. A continuación, siguiendo un criterio similar, enfocaremos la atención sobre los
elementos.

2 - Los elementos, distintos modos de definir


la realidad
El tema de las triplicidades nos conecta con un asunto que excede el campo de estudio de
la Astrología. La organización del pensamiento sobre la base de los cuatro elementos la
encontramos tanto en la pregunta de los filósofos presocráticos referida a la sustancia del
universo, como en la medicina tradicional con su caracterización de los humores o
temperamentos.
Cuatro serán los Jinetes del Apocalipsis, los ríos del Paraíso, los segmentos que conforman
a la esfinge (cuerpo de toro, Tierra; garras de león, Fuego; alas de águila, Agua; cabeza
humana, Aire), los palos del mazo de barajas (oros, Fuego; bastos, Tierra; copas, Agua;
espadas, Aire), los Evangelistas (Mateo, Aire; Marcos, Fuego; Lucas, Tierra; Juan, Agua).
Volviendo a la Astrología, los invito a introducirnos en la definición de cada elemento:

Fuego:
Está guiado por el imperativo de afirmar su propia voluntad, tanto frente a las resistencias
exteriores como interiores. La abundancia de entusiasmo y alegría no concede espacio a los
sufrimientos propios o ajenos. Alcanzar un logro no lo deja quieto, sino que busca un
próximo desafío donde volver a demostrar el triunfo de la voluntad.
Desprecia el pensamiento deductivo o especulativo, dominado por una certeza intuitiva que
le permite saltar etapas lógicas. Su peor castigo es ver conmovidas las bases de su fe o
presenciar el derrumbe de sus ideales.
El exceso de planetas en este elemento perfila sujetos dinámicos y entusiastas, que agotan
y consumen con su abundancia de energía las personalidades de aquellos más calmos, más
sensibles o más reflexivos. La sucesión de contactos intensos y breves dejan la sensación
de un prójimo descartable o sólo cumpliendo la función de combustible para mantener
prendida la llama.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
15
Astrología, Trabajo y Crisis

La carencia de planetas en signos de Fuego resta vitalidad, alegría, confianza. Describe a


individuos fríos, taciturnos, melancólicos y agobiados por el peso de la vida.
Los signos pertenecientes a la triplicidad de Fuego son: Aries, Leo, Sagitario.

Tierra:
Tierra:
Su núcleo de interés se centra en el resultado de las acciones, las relaciones con el mundo
real y concreto. Evalúa el hecho consumado, desentendiéndose de las intenciones, de los
propósitos encubiertos, de los conflictos psicológicos funcionando como justificativos. Su
compromiso y responsabilidad es con las realizaciones y no con las motivaciones.
Le interesa la acción pero no como ejercicio de la voluntad –Fuego- sino por el legado
concreto, por lo que queda construido posteriormente.
Reconoce los sentimientos, pero no permitirá que entorpezcan lo que es necesario llevar a
cabo; por esta razón, es frecuente somatizar las vivencias. Es habitual expresiones como
"se me quedó atragantado", "me dio en el hígado", "fue un mazazo en la cabeza" para
graficar situaciones de movilidad emocional. De esta forma, los sentimientos pierden
intensidad psíquica para ganar en presencia física.
Sus conductas no se rigen por valores ideales o abstractos, sino por las leyes observables
de la realidad en que vive. Poseedor de una mente lógica y objetiva, es el arquetipo del
científico práctico, que modificará sus teorías tantas veces como el mundo le demuestre las
falencias o errores de pensamiento. Lo importante no es lo que pudo ser, sino lo que fue y
lo que es.
El exceso de planetas en este elemento nos describe a un ser rutinario, atado a su pequeño
mundo de seguridades y certezas comprobadas. "Yo siempre actué o pensé así", se
convierte en sinónimo de actuar o pensar correctamente.
La carencia de presencia planetaria en signos de Tierra obstaculiza dar forma, delinear un
plan de acción, delimitar para poder construir aquello anhelado o pensado. Falta practicidad
en la implementación de los proyectos.
Los signos de la triplicidad de Tierra son: Tauro, Virgo, Capricornio.

Aire:
Aire:
Es un mundo tejido por las formas y las ideas, las relaciones, las múltiples combinaciones
posibles, armando y desarmando diversas situaciones en el escenario mental.
El principio cartesiano de "Pienso, luego existo" es una verdad tan categórica y concreta
como es la realidad de los sentidos para la Tierra. Su capacidad se centra en planear,
proyectar, enunciar, pero sin interés de llevar a cabo los pensamientos. Esencialmente es
un teórico de la vida.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
16
Astrología, Trabajo y Crisis

Aspira a saber, desentendiéndose de actuar, realizar o sentir. Es un pensador para quien


una teoría vale más que muchos hechos, en tanto los sucesos son manifestaciones posibles
de una combinación de ideas que le dieron origen.
Desde la mirada de los demás elementos será criticado, porque es poco vital, dirá el Fuego;
poco práctico, dirá la Tierra; poco sensible, dirá el Agua.
Pero él se siente rico en tanto es dueño del lenguaje que necesitan los otros elementos
para expresar sus vivencias y posee la libertad a la que habilita el universo de la palabra.
Con unas veintitantas letras que conforman la mayoría de los alfabetos, combinándolas al
infinito, pueden enunciarse frases crueles o bellísimos sonetos. Por lo tanto, para el Aire, el
idioma construye la vida y un buen interlocutor con quien se pueda intercambiar ideas o
encontrar nuevas perspectivas será un bien grandemente preciado.
El exceso de planetas en este elemento perfila un individuo diletante, "un pasota" dirían los
españoles, reconfortado con observar la vida detrás de un vidrio que lo proteja de cualquier
tipo de compromiso con la realidad.
La ausencia de planetas en Aire obstaculiza la capacidad de abstracción, de proyección, de
prever el futuro y de poder pensar un mundo distinto al del aquí y ahora.
Los signos de la triplicidad de Aire son: Géminis, Libra, Acuario.

Agua:
Agua:
Su universo es el de la sensibilidad, los sentimientos, los sueños, la imaginación. El eje
vivencial se mueve alrededor del deseo, y a partir de allí nacerán dos emociones, intensas
y ambivalentes: el anhelo y el temor a que los deseos se tornen realidad.
Percibe la vida como un asunto hostil por cuanto pone límites a los sueños. El mundo
onírico es su escenario preferido, donde el espacio y el tiempo no aparecen como
obstáculos. El Agua nos ofrece la posibilidad de sentirnos bailarinas aunque seamos
ancianas y obesas, o príncipes bellos mientras salimos a realizar una tarea rutinaria y
aburrida.
En el fondo, busca sentirse a sí mismo con la mayor intensidad posible, tanto en el placer
como en el dolor. Su profunda captación de los sentimientos humanos, le otorga una
natural intuición para percibir al prójimo y a sí mismo.
Se impregna de las atmósferas emocionales con tanta intensidad, que le es difícil distinguir
lo propio de lo ajeno y, consecuentemente mantener una estabilidad interna.
Por su capacidad para imaginar realidades personales y subjetivas, puede decirse que es el
artista del zodíaco.
Cuando existe exceso de planetas en signos de Agua, la persona presenta rasgos infantiles,
dificultades para comprometerse y hacerse cargo de su propia vida, carece de
responsabilidad y necesita que alguien se ocupe de resolverle el día a día.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
17
Astrología, Trabajo y Crisis

La ausencia de planetas en este elemento, otorga poca sensibilidad para percibir la amplia
gama de grises, las sutilezas del mundo interior, los motivos que llevan a cada uno de
nosotros a ser como somos, resta compasión en tanto no permite comprender la pasión del
otro.
Los signos de la triplicidad de Agua son: Cáncer, Escorpio, Piscis.
A manera de síntesis de los cuatro elementos, he aquí unas ideas de Stephen Arroyo sobre
el tema:
Para progresar espiritualmente: El Fuego debe vencer la ira. La Tierra debe vencer el
apego. El Aire debe vencer la codicia. El Agua debe vencer la pasión.
Deben aprender: El Fuego a amar. La Tierra el servicio. El Aire la hermandad. El Agua la
paz.
Los motiva: Al Fuego las inspiraciones y las aspiraciones. A la Tierra las necesidades. Al
Aire los conceptos intelectuales. Al Agua los anhelos emocionales.
Se vitalizan: el Fuego mediante la actividad exigente y activa. La Tierra asumiendo deberes
concretos que son desafíos para dominar el mundo. El Aire a través de tareas que le
otorgan libertad y estímulo intelectuales; sociabilidad. El Agua, sintiendo un intenso
compromiso emocional.
Encaran los conflictos: El Fuego los supera atropellándolos. La Tierra prefiere enfrentar el
problema golpeando el obstáculo con fuerza. El Aire se eleva sobre ellos y flota a su
alrededor. El Agua fluye alrededor, debajo o sobre él; en última instancia, los desgasta
lentamente.

Los elementos y la acción


Hasta aquí describimos, a rasgos generales, las temáticas principales de cada elemento,
pero ¿cómo juegan específicamente en el área de la elección vocacional o laboral?
Quien concurre a la consulta astrológica motivado por la inquietud de resolver un problema
del campo vocacional, está finalmente pidiendo una orientación para dirigir su acción hacia
resultados significativos, ya sea desde el punto de vista económico o personal y, de ser
posible, aunando ambas perspectivas.
Si decimos acción, de inmediato surge la idea de relacionarlo con el elemento Fuego. El
exceso o la carencia de planetas en dicho elemento, informa sobre dificultades para
accionar.
Existen personas sumamente activas que parecen no lograr resultados acordes al
entusiasmo volcado en la vida; dicho de otra manera, hacen mucho y logran poco, que es
lo propio del exceso del elemento Fuego. Hay mucha actividad, pero pocas metas
cumplidas, indicando una falta de dirección en el esfuerzo.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
18
Astrología, Trabajo y Crisis

Pero también observamos un nutrido grupo que parecen mezquinar la energía necesaria
para poner en marcha cualquier proyecto. He aquí lo propio de la carencia de planetas en
signos ígneos.
Antes de proseguir con las cualidades que cada individuo vuelca en su accionar,
corresponde preguntarnos ¿de dónde surge la acción, qué la sustenta? Y como en muchas
otros asuntos de la vida, el zodíaco puede aportarnos una respuesta.
Los signos inmediatamente anteriores a los de Fuego, son de Agua: Piscis/Aries,
Cáncer/Leo, Escorpio/Sagitario. De manera que la acción está sostenida en la emoción.
Y como niños pequeños, podemos volver a preguntar ¿de dónde provienen las emociones?
Otra vez el zodíaco nos ofrece una respuesta, en tanto los signos precedentes a los de
Agua pertenecen al elemento Aire: Acuario/Piscis, Géminis/Cáncer, Libra/Escorpio.
La respuesta a la pregunta es que las emociones surgen de una determinada
conceptualización del mundo. Si alguien piensa, y por lo tanto se relata el mundo desde
una perspectiva agobiante, al estilo de "es muy difícil", "sólo triunfan los canallas", "no soy
capaz", etc. las emociones emergentes son depresivas y desalentadas. Si por el contrario,
la persona se dice "es difícil pero soy capaz de encontrar un atajo", "triunfan muchos
canallas pero también la gente honesta", "es un desafío y voy a intentarlo", etc. las
emociones resultantes son de optimismo y entusiasmo.
A riesgo de convertirnos en unos molestos, seamos capaces de preguntar otra vez ¿por qué
nos contamos la realidad de una manera o de otra? Por las percepciones que captamos del
entorno y de esas percepciones se encargan los signos de Tierra que anteceden a los de
Aire: Tauro/Géminis, Virgo/Libra, Capricornio/Acuario.
Un ejemplo sencillo ayudará a comprender mejor lo expuesto en este capítulo. Por la
mañana temprano, Juan se despierta con sensación de frío -etapa Tierra-. De inmediato
piensa que va a quedarse congelado esperando el micro que cada mañana lo lleva a su
oficina y hoy, con tanto frío seguro tardará más que de costumbre en llegar, porque Juan -y
no sólo él- no duda que el universo conspira en su contra -etapa Aire-. Lo embarga una
emoción de infelicidad, porque es un pobre empleado que no pudo estudiar como su vecino
al que le fue bien en la vida y sale temprano en un auto con calefacción, etc. etc. -etapa
Agua-. Es posible que esa mañana Juan llegue tarde a su empleo (etapa Fuego), porque
movilizar ese cuerpo tan inundado de sentimientos desgraciados cuesta tanto como escalar
el Himalaya.
Resumiendo el esquema del funcionamiento humano en relación con los elementos de
acuerdo a la secuencia zodiacal, puede organizarse de la siguiente manera:
PERCEPCION (Tierra)- PENSAMIENTO (Aire) - EMOCION (Agua)- ACCION (Fuego).
Ahora bien, a partir de aquí se abre un abanico de posibilidades de acuerdo a cada carta
natal, y la primera observación necesaria es qué elemento aparece con mayor o menor
presencia planetaria.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
19
Astrología, Trabajo y Crisis

Si existe poca Tierra, se corre el riesgo de construir una teoría sobre la realidad,
inadecuada en tanto falla la percepción. Es el caso de quien responde sobre las bondades
del yoga cuando el otro le cuenta angustiado, que lo despidieron del trabajo hace unos
días.
Si por el contrario, existe abundancia del factor Tierra, el exceso de percepción puede
interferir en planear una estrategia adecuada para resolver el problema. Siguiendo con el
ejemplo anterior, puede comenzar a contarle al interlocutor cuántos casos conoce de gente
desempleada que terminó durmiendo en la calle.
De la misma manera, si el Aire aparece en demasía o en falta, se obtura la emoción, sea
porque el individuo se queda en un discurso maravilloso y perfecto queriendo ver todas las
variables posibles sin conectarse con la vivencia, sea porque al no poder construir una
estrategia, se bloquea impidiendo generar el sentimiento dinámico para pasar a la decisión.
El exceso de Agua puede dejar sumergido al individuo en un mar de emociones del cual
cuesta despegarse para entrar en acción y aquí vale recordar que no es lo mismo ser
profundo que estar hundido. La carencia de Agua impide conectarse con el mundo
emocional que estimula y nutre el mundo del hacer. Es el caso de ciertos individuos
eficientes pero incapaces de encontrar alegría o gratificación en aquello que realizan,
aunque los demás los juzguen excelentes en su campo de actividades.
En cuanto a la presencia o ausencia de planetas en Fuego, ya fue dicho en un párrafo
anterior los efectos producidos. De todas maneras, aunque la carta evaluada no presente
un puntaje importante en el elemento Fuego, si los otros tres mantienen un equilibrio, es
posible que la persona pueda manejarse armoniosamente en el plano de la acción.
Desde mi experiencia en consultoría, estimo que un buen análisis sobre las relaciones
elementales, intentando apuntalar lo debilitado, así como menguar lo que puede surgir un
tanto desbordado, es una llave que posibilita abrir un campo importante para la
interpretación de la carta en general y para el tema vocacional en particular.

3 - Las polaridades o la tensión de la


dualidad
Las polaridades conforman un concepto basado en el principio dual de opuestos
complementarios. A dicho principio pertenecen las categorías de: activo/pasivo;
emisor/receptor; masculino/femenino; extravertido/introvertido; yin/yang; luz/sombra;
logos/mito.
Astrológicamente, los signos que participan de determinada polaridad se definen de la
manera siguiente:

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
20
Astrología, Trabajo y Crisis

Activos:
Son signos que tienden a modificar al medio ambiente y a las circunstancias de la vida. A
este perfil responden los signos de los elementos Fuego y Aire, quienes ocupan lugares
impares en el orden zodiacal: Aries (1), Géminis (3), Leo (5), Libra (7), Sagitario (9),
Acuario (11).
El Aire es necesario para avivar el Fuego, mientras el Fuego ayuda a elevarse al Aire.
Enunciado en términos más llanos: los proyectos que gesta el Aire alimentan el entusiasmo
del Fuego y dicho entusiasmo habilita para seguir construyendo realidades posibles.
Desde el punto de vista laboral o vocacional, es una polaridad relacionada con la capacidad
de liderazgo, la autonomía en la actividad, la improvisación y el riesgo de pasar a la acción
sin haber evaluado detalladamente las circunstancias. Se manejan con habilidad en
situaciones de nivel mayor de estrés.

Pasivos:
Pasivos:
Son signos modificados por las circunstancias y el entorno. En esta polaridad encontramos
los signos de los elementos Tierra y Agua, quienes ocupan lugares pares en el orden
zodiacal: Tauro (2), Cáncer (4), Virgo (6), Escorpio (8), Capricornio (10), Piscis (12).
La Tierra contiene al Agua para que no se desborde, mientras que el Agua torna fértil a la
Tierra.
En el campo profesional lucen una conducta más cauta, reservada, basada en la
experiencia y en los métodos ya comprobados. Se adecuan mejor a épocas más previsibles
que las actuales, ya que parte de su conducta funciona sobre resultados logrados con
anterioridad. Su energía amenaza agotarse cuando se desenvuelven en circunstancias
cambiantes e imprevisibles.
Si bien la distinción por polaridad pertenece a la más genuina tradición astrológica,
conviene recordar que puede realizarse otra división entre pares de elementos.
Así encontramos una cierta afinidad entre la Tierra y el Aire, en tanto vuelcan su atención
en el mundo manifiesto, en la realidad periférica; de allí la denominación de signos
objetivos.
Su acción se ve dirigida por indicaciones exteriores a su propia vivencia, pueden
relacionarse con personas y situaciones sin involucrarse con ellas. En una versión
exagerada, la vida se percibe lejos y en perspectiva, lo cual puede generar un concepto de
futuro inalcanzable y de presente ignorado.
En cuanto al Fuego y el Agua, la atención se centra en los estados de ánimo: el interés y el
entusiasmo para el Fuego, la emocionalidad en sus mil variantes para el Agua; de manera
que privilegian la realidad interior sobre la exterior. Por ello se denominan signos
subjetivos.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
21
Astrología, Trabajo y Crisis

La característica más remarcada es la imposibilidad de accionar si no se involucran con la


situación o las personas, de allí deriva el apasionado interés o la más absoluta indiferencia
ante determinadas situaciones. El exceso de planetas en estos elementos suscita falta de
distancia, imposibilidad de posponer o de planificar, ya que el mundo se percibe como un
ahora constante.
Finalizando esta etapa, y antes de introducirnos en el mundo planetario, vale recordar el
sistema utilizado para evaluar las modalidades, los elementos y las polaridades. Existen
varios métodos en boga para otorgar un puntaje, así como para definir qué factores de la
carta tomar en cuenta.
Personalmente, desde hace muchos años, utilizo el siguiente:
1. Seleccionar todos los planetas y el Ascendente.
2. Colocarlos de acuerdo al elemento, la modalidad y la polaridad a la que pertenece el
signo que ocupa. Por ejemplo: si Júpiter se encuentra en Aries, Júpiter se anotará al
lado de la modalidad cardinal, del elemento Fuego y de la polaridad activa.
3. Se le otorgan 2 puntos al Sol, a la Luna y al Ascendente y 1 punto a los demás
planetas.
4. Para controlar que no salteamos ningún factor, cada grupo debe sumar 14 puntos
(10 son los planetas, 1 más por el Ascendente y como éste y las luminarias valen
dobles 3 puntos más: 10 + 1+ 3 = 14).
5. Las sumas resultantes informan sobre carencias o excesos posibles de
cuadruplicidades, triplicidades y dualidades de cada carta.
Una vez enmarcadas las características básicas del mapa, analizaremos detalladamente el
juego planteado por la dinámica planetaria.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
22
Astrología, Trabajo y Crisis

CAPITULO 4
LOS ACTORES EN ESCENA: LOS
PLANETAS
Los planetas encarnan la dinámica, la acción, el núcleo de
tensión del mapa. Como bien dice Robert Hand, equivalen a los
verbos en la oración.
En esta ocasión los perfilaremos en su significado general,
haciendo especial hincapié en el grupo de los planetas
personales (Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte) que describen
quién es el sujeto, mientras que los sociales, Júpiter y Saturno,
definen los vínculos, las relaciones y las conductas del individuo
como ser social. Los transaturninos serán evaluados en tercera
y última instancia como posibles colaboradores del septenario
tradicional.
Luego de recorrer en este capítulo la significación básica de cada planeta por separado,
intentaremos reunirlos en conjuntos diferentes en el capítulo próximo, para así analizar
mejor la dinámica de cada carta natal.

1- Los planetas individuales

Sol:
Es una energía ligada a la conciencia personal, al proyecto propio, al "sí mismo", al héroe
que intenta ordenar el caos mediante su voluntad, y muchas veces entrama su labor con la
de Marte. Este se encarga de generar un rudimento de identidad: nos hace conscientes de
la separatividad, de poseer un cuerpo propio, de ser diferentes a un prójimo con el cual se
tiende a competir más que a cooperar.
En épocas de crisis donde surge una necesidad más o menos urgente de sobrevivir,
frecuentemente Marte usurpa el lugar del Sol y el sujeto siente que por sobrevivir se queda
sin energía para vivir.
Es el ejemplo común del empleado jerárquico que cobra un buen sueldo y se exige a fondo
para no ser superado por algún compañero que pueda dejarlo fuera de la empresa. Pero a
la vez esta lucha cotidiana lo agota tanto que ni siquiera puede darse tiempo para ir al

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
23
Astrología, Trabajo y Crisis

gimnasio, para aprender un idioma, o cualquier otra cosa relacionada con su elección
personal.
Retornando al Sol, el símbolo que lo representa nos invita a ser "el punto", el centro de
nosotros mismos desde el cual se observa el girar del mundo y las circunstancias a nuestro
alrededor. Centro desde el que proyectaremos poder para realizar nuestra identidad
esencial. Si el Sol se encuentra mal configurado -sea por signo, por casa o por aspectos- en
vez de "centrados", estamos en la periferia (el círculo que rodea el punto en el símbolo),
viviendo pendientes de la imagen que los demás ven de nosotros y de la necesidad de
hacer "un buen papel".
La descripción del Sol por elementos, es similar a la definición de los mismos; de manera
que resultaría redundante dedicar un párrafo a ello.

Luna:
Una de sus tareas es la aplicación práctica de la finalidad solar, intentando realizar de
manera concreta, la meta indicada por el Sol.
La Luna describe una actitud fundamental frente a la vida en tanto otorga seguridad
interior y una imagen personal con la cual nos identificamos. Es el lugar de refugio y
comodidad íntima.
Simboliza la vivencia de sentirnos protegidos, apoyados y nutridos. Es el parámetro de
nuestra definición de maternidad, tanto la que recibimos como la que tendemos a ofrecer.
Su territorio es el de un yo emocional, interactuando intensamente con el entorno,
asimilando o rechazando. Es un aparato selector funcionando por simpatía o antipatía.
Mal configurada en el tema natal, otorga sentimientos de soledad, de extrañeza, como si
no hubiese en el mundo un lugar para sí. Intenta neutralizar su inadecuación justificando
su existencia por lo que hace, no por quien es, ni por lo que es.
Relacionada -entre otras cosas- con las respuestas más o menos adaptadas a los estímulos
del medio ambiente, su posición por elemento otorga buena información sobre conductas
básicas.
Luna en Fuego: reaccionan con arrebatos, los ataques de ira son breves pero intensos.
Luna en Tierra: la conducta es de aguante. La "resistencia pasiva" los lleva a insistir, sin
prisa pero sin pausa, sobre lo que les interesa conseguir, logrando que los demás se
sientan como el ejército inglés frente a Gandhi.
Luna en Aire: exteriorizan los estados emocionales a través de una verborragia desbordada
por la necesidad de explicar los sentimientos, o bien mediante un intenso despliegue
motriz.
Luna en Agua: responden con un humor cambiante que va desde el retraimiento silencioso
hasta el estallido emocional.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
24
Astrología, Trabajo y Crisis

En la antigüedad se le otorgó a la Luna regencia sobre los hábitos, y si hablamos del


mundo laboral, aunque la tarea sea desafiante y dinámica, implica antes o después
desarrollar determinados hábitos que facilitan la realización de la labor.
Ahora describiremos la particularidad de los hábitos de acuerdo con la posición lunar por
modalidad.
Cardinal: posee una gran agilidad para cambiar una rutina por otra.
Fija: requiere mayor paciencia, pues incorporar una conducta le lleva tiempo, pero
abandonarla también.
Mutable: la excesiva adaptabilidad parecería favorecer la incorporación de conductas, pero
la poca perseverancia los aleja de poder automatizarlas a través de la reiteración.
Resumiendo: aprenden con facilidad pero también olvidan con facilidad.

Mercurio:
Pertenecen a su dominio las capacidades de interpretar, identificar, analizar, clasificar y
evaluar. Ayuda a captar y comprender la realidad circundante.
Permite superar la separación entre los diferentes objetos; mediante el lenguaje los enlaza,
estableciendo relaciones entre sí. En cierto sentido, si nos atenemos al precepto cartesiano
de "pienso, por lo tanto existo", es una faceta de la conciencia misma. Igualmente, desde
la perspectiva del pensamiento post moderno sigue teniendo un lugar central, en tanto se
define una realidad que no es en sí misma, sino que se constituye de acuerdo a la
interpretación construida sobre ella.
Por otro lado, ayuda a pasar del sustantivo común (hombres, mujeres, seres humanos) al
propio (Marisa, Juan o Pedro), tarea relacionada con la función discriminativa, facilitando
asimismo la labor de identificación desplegada alrededor de nuestro nombre propio.
Tanto se preocupa por la elegancia de una idea -en versión Géminis- como por su utilidad
-en vertiente Virgo-. Tomando ambas regencias, podemos señalar que el conocimiento
madura y se afianza al implementarse.
Mercurio fue clasificado como andrógino porque la labor intelectual implica percepción
(actitud receptiva, yin) y expresión (capacidad emisora, yang). El atributo de dualidad es
propio de la esencia del lenguaje: la palabra vela y revela verdades.
Bien configurado en la carta, coopera para que el individuo aprenda de la experiencia, sea
hábil, razonable y pueda deshacer núcleos tensos en su vida. Sus signos ocupan el final del
semicírculo individual –Virgo- y el final de los dos primeros cuadrantes -Géminis y Virgo
nuevamente-, posibilitando cerrar etapas, sacar conclusiones y realizar síntesis adecuadas.
Cuando recibe aspectos tensos, indica un sesgo de irracionalidad referido al planeta que
envía el contacto: algo no puede ser sopesado y evaluado objetivamente, cierta
emocionalidad obtura la función del pensar.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
25
Astrología, Trabajo y Crisis

Mercurio por elemento informa sobre las características de la atención, el aprendizaje y la


expresión.
Mercurio en Fuego: es necesario presentar constantes estímulos para sostener una
atención que con gran celeridad pasa de un tema a otro. Capta con rapidez, cayendo en
situaciones de distracción por aburrimiento. Le resulta tedioso la reiteración de lo ya
aprendido así como aquellos asuntos que lo obligan a desarrollar largos procesos lógicos: el
resultado de sus problemas es correcto aunque nadie entienda cómo hicieron para lograrlo.
Carece de objetividad y distancia frente a la realidad.
Se expresa con soltura, gracia y simpatía, aunque no llegan a ocultar cierto tono impositivo
en sus afirmaciones. Entre la vehemencia y el tono de voz generalmente más alto que el
del resto, con facilidad llevan la delantera en la conversación.
Las consignas las da de manera breve, clara y firme: prefiere equivocarse a vacilar. Como
funciona por admiración, es despectivo cuando percibe la debilidad ajena, instalándose en
situaciones de superioridad. Emite y recibe órdenes, y le resulta difícil, por impaciente,
respetar los tiempos del diálogo.
Mercurio en Tierra: concentra la atención, siendo capaz de esfuerzos prolongados. El ritmo
de aprendizaje es lento, ya que necesita asimilar la teoría a su propia percepción. Una vez
que los conceptos se incorporan quedan sólidamente aprehendidos.
Es importante la posibilidad de comprobar y experimentar, por lo que valoriza el material
concreto más que los recursos visuales. De todas maneras presenta un rendimiento parejo
por cuanto aquellas áreas que no le resultan fáciles son igualmente desarrolladas desde la
perseverancia y la conciencia de aceptar lo que la realidad pone por delante.
Se expresa con cautela y, en especial parco cuando se siente inseguro de lo que va a decir.
Su tono de voz tiende a ser bajo y prefiere replegarse en el silencio a imponerse peleando.
Se muestra dócil y sensato frente a cualquier sugerencia lógica que sea enunciada con
lentitud para poder captarla. Se torna obcecado y terco (-s) cuando percibe que el mundo
los apura más allá de su ritmo de asimilación.
Mercurio en Aire: la respuesta a los estímulos semeja por lo vivaz al Fuego, aunque es más
sistemática y objetiva. En general, muestra rendimiento intelectual con poco esfuerzo
personal. El interés está ligado al hecho de aprender más que a una u otra rama del
conocimiento.
La mente es curiosa, la mirada capta con rapidez y verbaliza con facilidad. Posee una
precisión mayor en el uso del lenguaje que el común de la gente, diviertiéndose con
adivinanzas y juegos de palabras. El placer por la buena expresión lo lleva a momentos de
verborragia, fascinado por el propio decir. Si bien su estilo lo aproxima al diálogo más que a
la discusión, puede enredarse en una larga querella cuando cree encontrar contradicciones
o incoherencias en el pensamiento ajeno. Acepta con facilidad los cambios de idea de los
demás, siempre que tengan la deferencia de explicarle el por qué y el cómo.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
26
Astrología, Trabajo y Crisis

Mercurio en Agua: aquí encontramos una atención difusa que se pierde volando detrás de
su propia ensoñación. Comparte con el Fuego cierta ciclotimia en el funcionamiento
intelectual, pues su rendimiento está condicionado al vínculo emocional y afectivo
establecido con el entorno. Marcadamente sensible a la atmósfera que lo rodea, son
individuos sobresalientes en tanto estén con un grupo afín a su sensibilidad, siéndole en
extremo difícil funcionar cuando las condiciones no son adecuadas. Es notable la facilidad
con que se ausentan a la "luna" por horas y horas.
Agradables en la expresión, tienden a retraerse y hablar poco. Su lenguaje presenta un uso
mayor de adjetivos que lo habitual, intentando transmitir matices emocionales. Es
conveniente que se entrenen en ordenar las ideas, para lograr mayor seguridad en su
propio discurso.
En cuanto a su posición por modalidad, Mercurio da pautas sobre dos procesos básicos de
todo aprendizaje: la absorción y la fijación de conocimientos.
Cardinal: absorbe más de lo que fija.
Fijo: por el contrario, acentúa más la fijación que la absorción.
Mutable: absorción y fijación son procesos prácticamente simultáneos y de una intensidad
similar.

Venus:
Venus:
Es un planeta relacionado con los afectos, el sentimiento de simpatía, la valoración
personal, los vínculos y la cooperación. Parte de su tarea consiste en reconocer lo
semejante, aquello que entra en relación armónica con nuestra interioridad. Como señala
Garth Allen, en inglés, el verbo "like" tanto significa "similar" como "querer", "gustar",
uniendo lo apreciado con lo afín.
Su energía posibilita recortar, particularizar, privilegiar libidinalmente algunos de los
muchos objetos registrado por Mercurio. ¿Y cuáles son las personas o los objetos que
selecciona? Aquellos que de alguna manera reflejen algo de sí mismo, de allí que su
símbolo recuerde el espejo donde Afrodita se miraba; también el espejo evoca el mito de
Narciso.
Venus es un indicador de la capacidad para realizar alianzas, para cooperar, en tanto
permite captar qué se tiene en común con los otros. Por conectar con el mundo de los
afectos, describe, de acuerdo al elemento en que se encuentra, el código que se
implementa para dar y recibir cariño, tema central en la vida pero no en nuestro texto, por
lo que haremos sólo una mención rápida.
Venus en Fuego: valora verse sorprendido por regalos o salidas inesperadas. Cuanto menos
rutinarios sean los demás, más querido se siente. A su vez intenta con frecuencia hacer
cosas espectaculares para despertar la admiración de quienes lo rodean.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
27
Astrología, Trabajo y Crisis

Venus en Tierra: reclama señales "concretas" de afecto, el sweater tejido por la esposa o la
paciencia del marido para arreglar un artefacto roto serán pruebas incuestionables de
amor. El cariño se relaciona también con el tiempo dedicado al vínculo. Recíprocamente,
ofrece "cosas útiles" en cuya fabricación ha invertido horas, desde una artesanía a una
comida.
Venus en Aire: necesita "escuchar"; las palabras son el vehículo privilegiado para
relacionarse. Es bueno poder expresarle el lugar importante que ocupa en el corazón de los
demás. Sus demostraciones afectivas aparecerán en forma de cartas dejadas sobre la mesa
del desayuno o tarjetas para los cumpleaños. Aprecian un clima de cordialidad constante
más que actos grandilocuentes de ternura.
Venus en Agua: valora que le "adivinen" sus deseos o el pequeño gesto afectuoso. Un
muñequito, una hoja seca, una flor, pueden contener un gran caudal de cariño.
La posición por modalidad indica el estilo con que se entretejen los vínculos.
Cardinal: aparecen contactos rápidos, directos. Con igual celeridad toman distancia de uno
para abocarse a otro nuevo y, por lo tanto, estimulante.
Fijo: implica mayor selectividad, actitudes reservadas que pueden llegar hasta la
desconfianza y el recelo. Cuando aceptan la relación, se comprometen profundamente.
Mutable: permite los contactos múltiples, se es amigo de todos y de ninguno en particular.
Aporta cierta adaptabilidad para manejarse con soltura en diferentes núcleos humanos.

Marte:
Marte:
Planeta asociado con el movimiento, la energía, la agresividad, el esfuerzo para
autoabastecernos, la acción.
Como factor de iniciativa personal, impone sus propuestas escuchándose a sí mismo antes
que consensuando con los demás. Subraya las diferencias, como estrategia para resistir las
presiones del medio ambiente sobre su naturaleza personal.
Acentúa el ansia de sobrevivencia mediante la autoafirmación. Indica qué hacemos para
conseguir lo que deseamos.
Factor de ira y rivalidad, es un motor para la competencia, la realización y el ansia de
vencer en la lucha. La realidad es un campo de batalla pleno de obstáculos por derribar.
En una carta natal, informa sobre el grado de independencia, a la vez que señala cuáles
son los estímulos que incitan a la acción.
Marte por elemento describe las estrategias desplegadas por el individuo para "conquistar"
el mundo.
Marte en Fuego: los impulsos son breves e intensos. La incapacidad para la espera y la
frustración, producen un estado de inmediatez: lo que no realiza "ya", tal vez no se haga
nunca. La actividad va acompañada de ruidos, risas, excesivo movimiento, una suerte de

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
28
Astrología, Trabajo y Crisis

sismo de valor elevado en la escala de Ritcher. Individualista, independiente, vital, de vez


en cuando realizará algo descollante para buscar el halago, materia prima indispensable
para su autoafirmación.
Marte en Tierra: la acción es pausada, tranquila, cautelosa, fruto de la observación. El
fracaso le duele más por la energía malgastada que por el amor propio herido. Manejan con
soltura la realidad inmediata. La excesiva lisonja, lejos de enorgullecerlos, los pone a la
defensiva: rechazan quedar atados a niveles de exigencia que no siempre podrán cumplir.
Valoran la prudencia, la paciencia, y aquello de "más vale maña que fuerza" les cae como
ropa a medida. Soportan mejor que sus hermanos de Fuego el moverse en lugares que
imposibilitan grandes desplazamientos físicos.
Marte en Aire: genera actitudes dinámicas, movimientos rápidos, desplazamientos
constantes. Revolotean sin cesar espantando el fantasma del aburrimiento que los persigue
con ahínco. La quietud es un estigma, excepto cuando presenta un animado desafío
mental. Rara vez hostiles, sus planos de competencia se ubican en el nivel intelectual: les
preocupa más salir mal parados de una discusión que ganarle al equipo rival. El "andar por
los aires" imposibilita el sometimiento a la voluntad ajena; como los gorriones, bajan,
picotean y siguen volando. El esfuerzo físico prolongado los agota, pues el desgaste
nervioso es mucho y la energía física poca.
Marte en Agua: puede pasar del movimiento intenso a una quietud "búdica", todo
dependerá de los sucesivos, y por qué no simultáneos, estados de ánimo. Despliegan más
actividad interior que motriz -especialmente en Escorpio, donde los ataques de ira o las
profundas ofensas personales consumen más adrenalina que varios partidos de fútbol-.
Mantienen una ligazón estrecha con la gente que quieren, buscando apoyo y contención
para los temores o cualquier otra emoción desbordante. Los tranquiliza saber que cuentan
con alguien cerca cuando enfrentan un desafío nuevo, aunque no soliciten su ayuda.
En cuanto a su posición por modalidad:
Cardinal: la autoafirmación se busca venciendo obstáculos del entorno.
Fijo: los enemigos son derrotados desde una actitud de seguridad interior.
Mutable: se valora la superioridad intelectual como factor de autoafianzamiento.
Merece una mención especial -desde el punto de vista de la orientación vocacional- la
presencia de Marte retrógrado en la carta natal. Recordemos que cuando acontece esta
configuración, Marte se ubica en el sector opuesto al Sol en el zodíaco, de manera que el
hacer no sólo dista de ser sinónimo del ser, sino que de hecho se encuentran en una
situación antagónica.
Es un Marte que parece acumular energía sobre sí, hasta el momento preciso de entrar en
escena y desplegar todo su potencial. En cierta medida, más allá del signo en el cual se
ubique en el mapa analizado, siempre parece lucir un tinte de Escorpio. La tendencia a
concentrar la energía no le permite entusiasmarse con varios proyectos, por el contrario,
sólo se abocará a uno, ese que el sujeto considera importante y necesario para su vida.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
29
Astrología, Trabajo y Crisis

Como ejemplos de Marte retrógrado, vale recordar a Sigmund Freud y a Pancho Villa. Lo
que sucede es que no todos los seres humanos están llamados a descubrir los mecanismos
del inconsciente ni a ser héroes de la Revolución Mexicana. Entonces, el riesgo es
prepararse toda la vida para ejecutar una gran acción que tal vez nunca llegue y allí es
donde sería importante que el astrólogo intervenga insinuando algunos caminos de
realización posibles.

2- La trama de las relaciones sociales:


Júpiter y Saturno
Hasta aquí describimos los cinco planetas personales, aquellos que mejor esbozan los
rasgos propios e individuales del sujeto. Ahora miraremos los planetas sociales: Júpiter y
Saturno. Los evaluamos juntos, en tanto son dos caras del proceso de incorporación del
sujeto a la vida comunitaria. A través de su acción, se van esclareciendo derechos y
responsabilidades, permisos y obligaciones, premios y castigos, necesarios para participar
de un contexto grupal.
Es conveniente haber elaborado de manera suficiente los planetas personales, aquellos que
definen un quién para inferir el cómo adecuarse a entramados mayores que el propio yo.
Es tarea de Júpiter, básicamente, encontrar un sentido a nuestra vida, al mundo en el cual
vivimos, a la realidad ubicada más allá de la vida cotidiana, de allí su relación con la
filosofía y la religión. Buscador de respuestas a los enigmas humanos, nos otorga la
confianza en un Ser Superior o en la Naturaleza, ayudándonos a encontrar un para qué,
una dirección a nuestros esfuerzos e inquietudes.
Estimula para recordar la existencia de una totalidad mayor en la cual se encuentra incluida
la vida personal. Formar parte de un conjunto abarcativo -sea la sociedad en la cual
vivimos o el universo todo- nos permite salir de la pequeña parcela de la existencia,
adquirir una visión de conjunto y perder la sensación, por momentos angustiante, de
orfandad frente al mundo. Una de las cualidades de Júpiter -no siempre remarcada por los
textos- es la conciencia de pertenencia, sea a una cultura, a un país, a una religión, de allí
su exaltación en el signo de Cáncer.
Si con Júpiter se pertenece, Saturno recuerda que para pertenecer es necesario cumplir
con determinadas responsabilidades y compromisos. Así como un club ofrece a sus socios
ciertos servicios deportivos o sociales, dicho socio debe atenerse a la reglamentación
instaurada por el club para permitir el funcionamiento del conjunto. Lo afirmado sobre un
club, vale para la sociedad toda, o para cualquier grupo humano reunido por un objetivo
común.
Derechos y obligaciones -Júpiter y Saturno- conforman un par dinámico, que como un
puente permite pasar de lo individual a lo comunitario, zona donde en última instancia, se
despliega la acción personal.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
30
Astrología, Trabajo y Crisis

Evaluar ambos planetas en la carta natal otorga el panorama de "ser en el mundo",


utilizando la expresión de Heiddegger.
Sus posiciones por signo y casa, los contactos entre ambos planetas si los hubiera, y los
aspectos de ellos a los planetas personales, describen con claridad cómo se integra el
individuo a la realidad.
Desde la perspectiva profesional, es conveniente evaluar la relación entre Júpiter y Saturno
con los planetas personales en general, y con el Sol -principio del ser- y con Marte
-principio del hacer- en particular, sea por aspecto, regencia, recepción mutua, etc.
Los contactos tensos entre Saturno y el Sol o Marte, inclinan al individuo a hacer en
exceso, a exigirse más allá de lo necesario, a sentirse insatisfecho con los resultados
logrados, pues el estándar de autoexigencia suele ser alto y, en muchas oportunidades,
desmedido.
Por el contrario, los contactos tensos entre Júpiter y el Sol o Marte tienden a la auto
indulgencia, a confiar excesivamente en la suerte o en la propia aptitud, a creerse poseedor
de méritos suficientes, prescindiendo de demostrarlos con las acciones correspondientes. El
estándar de autoexigencia es bajo desde el punto de vista del rendimiento personal, y en
consecuencia es alta la demanda hacia el entorno.
En el primer caso -Saturno- la persona siente la necesidad de rendir cuentas, de pasar por
severos exámenes, de posicionarse como un cadete recién ingresado a la empresa,
obligado a demostrar su valía, independientemente de las aptitudes profesionales. En el
segundo caso -Júpiter- se espera un cargo de gerente como mínimo, dadas las cualidades
que el individuo cree poseer.
En la vida alguien tanto puede equivocarse por hacer demasiados esfuerzos, como por no
realizar el esfuerzo suficiente. Ni mucho ni poco, lo justo y necesario en cada ocasión es el
don otorgado por los planetas sociales en aspectos armónicos con el Sol y Marte.

3- Más allá de la realidad: los transaturninos


Tal vez si este libro estuviera dedicado al mundo laboral previsible y pautado propio de la
Modernidad, donde la suma de las aptitudes personales, la responsabilidad y la confianza
individual fueran suficientes para garantizar el éxito profesional, los planetas transaturninos
no merecerían tan siquiera un párrafo.
Pero atrás quedaron esos tiempos y poco valor tiene añorar una realidad pasada, por lo
tanto hoy los últimos tres planetas descubiertos tienen mucho para decir sobre las
posibilidades de movernos en un mundo funcionando más allá de marcos estrictos de
referencias, o sea más allá de Saturno.
Con Urano aparecen rasgos de creatividad, individualismo, independencia de criterio,
rebeldía, tozudez, inadaptación frente a lo establecido, chispazos para vislumbrar otra
realidad posible. Aquellas cartas en donde Urano aparezca bien configurado con los

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
31
Astrología, Trabajo y Crisis

planetas personales -en especial con Sol y Marte- son poseedoras de la posibilidad de abrir
nuevos campos de acción, sea por elección o por necesidad.
Como ejemplo concreto, puede pensarse en uno de los hijos de una familia dedicada por
dos generaciones -en Argentina- a la industria textil. Durante la década del 90, las fábricas
fueron cerrando una a una, ahogadas por la imposibilidad de competir con la importación.
La empresa a la cual me refiero, como tantas otras, se encontró en situación de
convocatoria de acreedores, paso previo a la quiebra.
El heredero, quien hasta ese momento no había tenido participación en los negocios
familiares, resolvió enfrentar la difícil circunstancia. Para ello decidió implementar algo
absolutamente distinto y novedoso. Reunió a los obreros y les propuso su plan: nada de
competir con las fibras sintéticas, sino comprar la producción a los pequeños productores
de algodón, relacionarse con comunidades indígenas y adquirir sus diseños tradicionales,
fabricar en forma cooperativa sábanas que se exportaron con enorme éxito a mercados
europeos, compradores interesados en productos ecológicos con dibujos autóctonos.
En concreto este señor generó tres cooperativas: la de los productores de algodón, la de
las comunidades indígenas y las de los obreros fabriles.
En cuanto a Neptuno, otorga imaginación, fantasía, hipersensibilidad y capacidad para
captar las necesidades de los otros. Es un planeta necesario en el mundo del arte, la moda,
la imagen y el servicio a los desposeídos.
Un ejemplo -entre tantos otros- puede ser el de M. Yunus, un economista nacido en la
India, fundador de un banco con características exóticas. A diferencia del criterio general
de la banca, prestadora de dinero a quien lo tiene, es decir a quien puede garantizar -con
bienes propios o ajenos- la devolución del crédito, él se abocó a prestar sumas ínfimas a
gente pobre. Sumas pequeñas, pero suficientes para iniciar micro emprendimientos, de
cuya explotación surge el dinero para devolver la cantidad recibida.
Plutón, confiere auto control, capacidad para dejar etapas atrás, liderazgo, voluntad,
fuerza para rehacerse después de las crisis.
Para demostrar el funcionamiento de este planeta, relataré la historia de una consultante
-Plutón en Leo en casa I, sextil Luna, trígono Marte y oposición Sol- que atendí hace ya
muchos años.
Mujer joven, divorciada, con una hija a su cargo, empleada de la empresa telefónica
estatal. Con mucho esfuerzo y tesón cursó la carrera de Letras. Cuando se recibió -con un
título de profesora de Castellano y Literatura- se encontró con que era grande para
empezar una actividad inestable y mal remunerada, por lo que se abocó durante años a
coordinar talleres de escritura. Mientras tanto, siguió trabajando en la oficina estatal y
presentó un proyecto en la universidad para dictar talleres ad honorem sobre cómo
redactar una tesis.
Durante años desplegó una actividad agotadora, debido al tiempo insumido en una labor
con poca o ninguna gratificación monetaria. Pero mientras tanto, su prestigio creció en el

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
32
Astrología, Trabajo y Crisis

ambiente universitario. Al tiempo, comenzó a ser requerida por profesionales que debían
presentar artículos para congresos o diversas publicaciones. Cuando la empresa telefónica
pasó a manos privadas quedó en el plantel de personal prescindente. Pasado el primer
momento de incertidumbre, juntó toda su trayectoria laboral y se recicló en una nueva
actividad.
La experiencia de años como empleada administrativa, le permitió observar que muchas
veces los subordinados no cumplen con lo solicitado por la gerencia, porque el pedido era
confuso o incompleto. A la vez contaba con su entrenamiento en el campo de la
comunicación, tanto en los talleres literarios, como en la supervisión de ponencias
profesionales y en la redacción de tesis.
Al tiempo montó una consultora que ofrece a las empresas cursos de comunicación al
personal jerárquico para mejorar la dinámica interna. En poco tiempo, en su cartera de
clientes figuraban las empresas de servicios más importantes del país y sus ingresos
habían pegado un salto impensable sólo un par de años antes. En conclusión, la crisis que
significó perder su trabajo seguro y previsible quedó sepultada por el crecimiento personal
y profesional suscitado por su nueva etapa laboral.
El paso siguiente nos llevará a observar cómo cada fuerza planetaria forma parte de un
cierto conjunto, permitiendo comprender mejor la dinámica de la trama de un mapa natal.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
33
Astrología, Trabajo y Crisis

CAPITULO 5
LOS CONJUNTOS PLANETARIOS
Los astrólogos sabemos que los planetas no funcionan como
entes aislados en la carta natal, sino que por el contrario, sus
energías se relacionan, se interfieren, se potencian. Pero así
como resulta claro y obvio este concepto, no siempre tenemos
la lucidez para comprender cómo se interrelacionan. Diferentes
autores proponen distintos criterios posibles de conjuntos
planetarios y si bien cada sistema tiene su riqueza y razón de
ser, a veces nos perdemos en el laberinto de las teorías sin
saber a qué herramienta echar mano.
En verdad, es necesario contar con más de un recurso para
implementar, de acuerdo con la dinámica propuesta por cada
mapa. Y así como el carpintero no utiliza en forma simultánea
ni exclusiva el martillo, el serrucho o el cepillo, sino que de acuerdo con la tarea a realizar
elige ora uno, ora otro, el astrólogo debe -según su criterio- usar esquemas de
pensamiento diferentes, acordes con lo que necesita descifrar.
Repasemos entonces algunos agrupamientos planetarios posibles.

1 - Pares planetarios

Sol - Luna:
Luna:
Si el Sol -por signo y casa- señala el proyecto personal, individual, la Luna indica -de
acuerdo con su configuración- el tipo de nutrición emocional que alimentará con su energía
la tarea solar. Dicho de manera simple, de poco sirve fijarse el propósito de recuperar el
Grial, si se carece de ganas de salir del living de la casa.
Así, un Sol ubicado en un signo activo sentirá su energía menguada por una Luna en un
signo pasivo, llamándolo a actuar con cautela o mayor cuota de prudencia.
A la inversa, un Sol pasivo necesitado de reconocer el territorio sobre el cual quiere
incursionar, puede sentirse empujado y apurado por una Luna en Aire o en Fuego, que la
mayoría de las veces percibirá como un estado de ansiedad indefinible.
Para aclarar mejor lo afirmado en el párrafo anterior, imaginemos las siguientes escenas:
– "Adiós, mamá, me enrolé como voluntario en el ejército", dice el Sol activo.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
34
Astrología, Trabajo y Crisis

– "Bueno hijo, pero no salgas que el pronóstico del tiempo anuncia probabilidades de
lluvia con baja de temperatura y puedes resfriarte", contesta la Luna pasiva.
O bien, el Sol pasivo afirma:
– "Mamá, estoy planeando cómo ganar un millón de dólares".

– "¡Qué bien hijo!, pero antes, saca a pasear al perro, pasa por el banco a pagar la
factura del teléfono y no olvides regar las plantas que con el calor se secan pronto.
Recuerda que lo urgente está antes que lo importante", responde la Luna activa.
Dejando de lado la exageración de las escenas relatadas, es necesario evaluar qué
aspectos existen entre ambas luminarias. Puede que desde un punto de vista estricto no
exista contacto, pero en el juego de los planetas por pares, es interesante analizar la
angularidad entre los signos. Un Sol en Leo está de hecho en cuadratura -por signo- con
una Luna en Tauro, aunque los grados no permitan -por orbe- marcar el aspecto.
De todas maneras siempre será mejor la configuración anterior -donde el Sol se encuentra
en domicilio y la Luna exaltada- que la de un Sol en Acuario -exilio- y una Luna en Escorpio
-caída- , donde igualmente están en posición de cuadratura celeste, pero en signos que
interfieren la manifestación de las energías.
Las combinaciones son numerosas, por lo tanto imposibles de enunciar en cada una de las
opciones propuestas por las cartas natales, y será tarea del astrólogo observar caso a caso,
la energía con la cual nutre la Luna al Sol.

Venus - Marte:
Marte:
Con Marte, el individuo acciona de una manera determinada, de acuerdo a la posición del
planeta por signo, casa y aspectos. Pero esa acción se dirige hacia una meta relacionada
con la elección realizada por Venus.
Si Marte se encuentra en una posición más importante que Venus, posiblemente la persona
realice cosas notables frente a la mirada de los demás, pero sintiendo que lo logrado no lo
satisface íntimamente. Si es Venus quien tiene un lugar preeminente, se desea mucho pero
no se acciona suficientemente para cumplir los deseos.
El aspecto disonante entre ambos, en especial la cuadratura, produce desasosiego, ya que
lo que se realiza no es lo que se quiere y lo que se quiere, no es lo que se realiza.
Para el tema vocacional, el juego del par Sol/Luna y Venus/Marte, son vitales en el análisis
del mapa, por la simple razón que cualquier orientación astrológica -por adecuada que sea-
tropezará indefectiblemente con el malestar personal del consultante.
De lo dicho no debe concluirse que los conflictos entre los pares planetarios, condenan
eternamente al individuo a vivir en la tensión y la inquietud. Será necesario trabajar -en
primer lugar- las posibilidades de armonizar ambos planetas, para luego orientar en
dirección a una actividad profesional determinada.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
35
Astrología, Trabajo y Crisis

Mercurio - Júpiter:
Júpiter:
Entender y comprender es la síntesis de la tarea de este par planetario; dicho de otra
manera, su labor radica en responder a las preguntas de por qué y para qué.
Recordemos que ambos rigen los cuatro signos mutables, aquellos que habilitan la
adaptación a las circunstancias del entorno. Frente a una situación nueva es necesario
recabar información, entender de qué se trata -Mercurio- para luego otorgarle una
significación, en tanto se la ubica en un contexto o en una perspectiva mayor -Júpiter-.
Sin datos suficientes, se corre el riesgo de sacar conclusiones erróneas; por otro lado, el
exceso de información sin procesar, amenaza con confundir a la persona, perdida en una
serie de detalles incoherentes.
En la consulta de orientación vocacional, el primer caso -poco Mercurio y demasiado
Júpiter- nos enfrenta al adolescente que sólo puede pensar en las carreras convencionales,
bien vistas socialmente: abogado, médico, arquitecto.
El segundo caso -exceso de Mercurio y carencia de Júpiter-, es el consultante lector de la
Guía del Estudiante completa, todos los planes de estudio posibles y cuando llegó a la
quinta carrera, ya no recuerda de qué trataba la primera.
La buena configuración de estos planetas, permite definir una situación, armar una
metodología para abordarla y otorgarle una dirección y un sentido. Una configuración
conflictiva, por el contrario desenfoca la realidad, y como consecuencia, dificulta planear
una estrategia adecuada.

Saturno - Urano:
Urano:
El juego de este par puede definirse en una dialéctica entre conocer las reglas de juego –
Saturno- y la posibilidad de encontrar alternativas, nuevas reglas de juego y hasta inventar
un juego distinto –Urano-.
Si Urano comprende que pueden crearse otras realidades sin perder la perspectiva que sea
cual sea la realidad, debe basarse en reglas coherentes, le será posible construir una gama
de alternativas amplias. Si no acepta esta premisa, posiblemente se muestre como un
lunático enojado con el mundo, sin poder accionar hacia un cambio viable.
Por ser dos planetas de desplazamiento lento, los encontraremos en los mismos signos en
personas de determinada edad. Por lo tanto, será importante evaluarlos por casa y por
aspectos, tanto los que pueden realizar entre sí, como a Sol y a Marte para el tema laboral.

Neptuno - Plutón:
Plutón:
Disolver y concentrar definen la dinámica de este par planetario. Con Neptuno se corre el
riesgo de que las situaciones se disuelvan antes de consolidarse, y con Plutón que el
individuo quede paralizado -como la mujer de Loth en el Antiguo Testamento- por no abrir

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
36
Astrología, Trabajo y Crisis

la mano y dejar correr las circunstancias. Esta afirmación será cierta en la medida en que
realicen aspectos tensos –especialmente- a Sol y a Marte.
Si por el contrario efectúan aspectos blandos a los dos planetas mencionados, es posible
que exista una inspiración sutil para captar la necesidad de los tiempos –Neptuno- y una
fuerza personal para llevar a cabo los propósitos –Plutón-.

2. - Planetas en espejo
Si se dividen los planetas en dos columnas y se enfrentan el primero de una con el primero
de la otra, el segundo con el segundo, etc., aparece ante nuestra mirada un juego
interesante de correspondencias posibles.
Así se observa el esquema siguiente:

Sol - Júpiter:
Júpiter:
Permiten definirlos como los planetas de la confianza, sea personal –Sol- o social –Júpiter-.
El contacto inarmónico entre ambos, otorga al individuo una expectativa exagerada, tanto
sobre sí mismo como respecto a las oportunidades brindadas por el entorno.

Luna - Saturno:
Saturno:
Conciencia del lugar ocupado, en la vida privada –Luna- y en la vida pública –Saturno-.
Bien configurados, dan sentido de pertenencia y comodidad para integrarse en contextos
mayores, sean familiares o sociales. Son factores favorables para asumir roles variados en
la vida en general y en el plano laboral en especial.

Mercurio - Urano:
Se relacionan con la capacidad intelectual, con procesar la información y sacar conclusiones
con rapidez frente a situaciones nuevas y desafiantes. Bien integrados entre sí, permiten
ver las estructuras amplias –Urano-, sin descuidar los detalles y los pasos a seguir para
lograr los objetivos –Mercurio-.

Venus - Neptuno:
Neptuno:
Funcionan básicamente en el área vincular. Venus se relaciona con un prójimo cercano, en
situación de paridad, de pareja; mientras Neptuno lo hace con un todo sin particularizar. La
primera será valiosa para desarrollar tareas de relaciones públicas; el segundo para la
publicidad masiva.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
37
Astrología, Trabajo y Crisis

Marte - Plutón:
Plutón:
Otorgan fuerza y dirección a la acción, razón por la cual se tornan particularmente valiosos
a la hora de sopesar la capacidad laboral de un individuo. Plutón tiende a actuar en un
plano íntimo y personal mientras Marte manifiesta el impulso en el mundo circundante.

3 - Encuadramientos
Los encuadramientos es una teoría interesante del astrólogo A. Volguine, quien sostenía
que todo planeta y cada ángulo se ven modificados en su accionar por el planeta
inmediatamente anterior y posterior, sin interesar los grados de distancia al punto
considerado.
Algunos ejemplos permitirán comprender con facilidad su afirmación. Tomemos una Luna
en Tauro, signo de su exaltación. Si el planeta que la antecede es Venus en Piscis, y el
siguiente Neptuno en Libra, mostrará una manifestación más armoniosa y receptiva que si
se encuentra entre un Marte en Aries y un Plutón en Leo.
Pensemos ahora en un FC en Piscis, enmarcado por Saturno en Capricornio y Urano en Leo.
Es posible que el tono sensible, propio de un hogar de características piscianas, se vea
acompañado por un alto nivel de exigencias, otorgado por los planetas que encuadran a
dicho FC.
Desde la perspectiva vocacional y laboral, será importante observar principalmente los
encuadramientos del Sol y de Marte, así como el del MC y el Ascendente. En el caso de
considerar una posible sociedad, son preeminentes los planetas encuadrantes de la casa
VII.

4 - Esquema de B. Huber
El astrólogo suizo B. Huber, distribuye los planetas en tres columnas:
1 - Planetas de la forma: Venus, Saturno, Urano.
2 - Planetas de los contactos: Mercurio, Júpiter, Luna, Neptuno.
3 - Planetas de la auto-realización: Marte, Sol, Plutón.
El orden enunciado es importante, en tanto conforman una línea ascendente de
significación.
Por otro lado conviene remarcar que la importancia de cada planeta, se mide -como indica
la tradición- evaluando en primer lugar su presencia por signo, luego por casa y finalmente
por aspectos. Además, cada planeta aumenta su presencia en cuanto disposita otros
factores de la carta. Por ejemplo, la incidencia de Venus sería mayor si aparecieran varios
planetas, las luminarias o el Ascendente en Tauro y/o Libra.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
38
Astrología, Trabajo y Crisis

Planetas de la forma
Venus:
Su energía se relaciona con nuestra capacidad para elegir, sea a una persona para
establecer una relación, un objeto apreciado por su belleza o un sistema político afín con
nuestras necesidades.

Saturno:
Aquí nos encontramos en el momento de dar forma definitiva a la elección de Venus. De
manera que la persona elegida se convertirá en socio, cónyuge o compañero, el objeto será
adquirido y adornará el rincón más vistoso del consultorio y el sistema político de nuestro
agrado se convertirá en gobierno.

Urano:
Todos estamos felices hasta el momento en que sentimos que las formas no responden a
las necesidades. Así el ansia de crecer comercialmente, no se adapta con el tipo de
sociedad establecida; o el matrimonio impide la cuota de individualismo valorada;
cambiamos la decoración del estudio y ya no luce tan bien el objeto de adorno; o ese
gobierno ya no se corresponde con las inquietudes del presente. Aquí es donde entra en
escena Urano, quebrando una forma para reemplazarla por otra, adecuada a las
circunstancias actuales.
Es importante señalar que Urano siempre propone cambiar una forma por otra, no es un
salto al vacío, imprevisto y caótico, como a veces parecen señalar ciertos autores.
Un ejemplo práctico: las colonias americanas dominadas por la corona de España, durante
el siglo XVIII vivían cómodas en el sistema de comercio monopólico con la metrópolis. En el
siglo siguiente, cambios culturales e históricos llevan a desear una estructura política
favorable al libre comercio. Ese es el momento elegido por la burguesía criolla para
reemplazar el gobierno dependiente de España, por gobiernos nacionales.
Es cierto que la estabilidad de estos nuevos estados pasaron por períodos tumultuosos y
conflictivos, pero ello no avala el concepto de Urano "el imprevisto"; por el contrario, desde
el pensamiento iluminista era bastante previsible la apuesta americana.
De la misma manera, la Revolución Francesa fue imprevista para Luis, quien pareció ser un
tipo muy distraído, sin mencionar a la frívola de María Antonieta. Pero si todos aprendimos
en la escuela una larga serie de "causas de la Revolución Francesa", no parece haber
surgido tan de golpe y sorpresivamente.
Es importante, al analizar este conjunto, ver si alguna instancia puede aparecer debilitada.
Así se abre ante nosotros un abanico de opciones, que trataremos de simplificar:
1. Se elige mal y se consolida bien -Venus deficitaria, buen Saturno-. Por ejemplo: la
persona realiza un pacto serio y responsable con otra, pero a poco de andar cae en
la cuenta que el socio tiene pedido de captura por estafas reiteradas.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
39
Astrología, Trabajo y Crisis

2. Se elige bien y se consolida mal -buena Venus, mal Saturno-. Siguiendo con el
ejemplo anterior, el socio es correcto, trabajador y confiable, pero la sociedad se
establece sin pautas claras, sin tareas diferenciadas, sin poner en claro objetivos y
metas. Probablemente el resultado de dicha sociedad termine siendo un caos
incomprensible.
3. Ambas tareas se realizan con facilidad o con tensiones.
4. Dificultad para cambiar y actualizar -Urano conflictivo-.
5. Capacidad para cambiar y actualizar, consecuencia de un Urano bien configurado.
Pero que si no se sostiene en posiciones acordes de Venus y Saturno -utilizando la
expresión de Trotsky- se corre el riego de estar en estado de "revolución
permanente", porque siempre elegimos mal y consolidamos peor.

Planetas de los contactos


Mercurio:
Es un astro relacionado con la capacidad humana de decodificar el mundo circundante, de
clasificar y categorizar, otorgando nombres a los múltiples fenómenos del entorno. En tanto
compartimos con un grupo numeroso un mismo código, es posible la comunicación entre
los miembros de dicho grupo.

Júpiter:
Su tarea es contextualizar la información ofrecida por Mercurio. A través de él otorgamos
un sentido a la información recabada, la incorporamos a un conjunto más abarcativo -la
vida personal, histórica, etc.- permitiendo comprender procesos de mayor amplitud.

Luna:
Es el planeta ligado con las respuestas emocionales, respuestas asociadas a qué
entendimos (Mercurio) y qué comprendimos (Júpiter).
Un ejemplo ayudará a ponerlo en claro. Dos personas de formación cultural semejante y de
edades parecidas evalúan un negocio futuro. Ambos Mercurios se documentan de manera
similar sobre los puntos favorables y los riesgos posibles del emprendimiento nuevo.
Júpiter incluirá la información en contextos diferentes -la historia personal de cada uno-,
otorgando sentidos distintos a determinados ítems.
De esta manera, el señor A se entusiasma con algunas posibilidades, mientras el señor B
desconfía de las mismas variables, tan favorables a los ojos de A. Resumiendo: existen dos
posibles negocios diferentes y hasta antagónicos, dando la sensación que concurrieron a
dos reuniones distintas, en tanto cada uno tuvo una respuesta emocional diferenciada,
acorde al circuito subjetivo recorrido por la información recibida por Mercurio.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
40
Astrología, Trabajo y Crisis

Mercurio percibe, Júpiter lo entrama en nuestra historia personal, la Luna responde con una
emoción particular. Hasta aquí, estamos en el campo de la historia individual, donde algo
emociona en tanto recuerda o retoma una vivencia de nuestra memoria propia.
La posición en la carta natal de cada uno de los planetas de esta columna ofrece
alternativas diferentes de conductas:
1. Se entiende mucho y se comprende poco -Mercurio notable, Júpiter deficitario-. El
sujeto se repleta de información, difícilmente contextualizada y queda en la mera
erudición.
2. Se entiende poco y se comprende mucho -Mercurio pobre, Júpiter abundante-.
Surge el riesgo de sacar conclusiones falsas, debido a la carencia de información
suficiente.
3. Ambas tareas son deficitarias, razón por la cual la Luna responde de manera
inadecuada a los estímulos del medio ambiente. En más de una oportunidad nos
hemos preguntado ¿qué habrá entendido fulanito para reaccionar como lo hizo?,
situación en la que queda claro el desfasaje entre la información transmitida y la
respuesta recibida.
4. Mercurio y Júpiter realizan sus tareas respectivas armónicamente, y entonces la
Luna expresará de manera acorde sus emociones si está bien configurada en la
carta, o no podrá expresarlas si su posición es dificultosa, dejando al individuo con
un plus emocional sin vías de canalización.
Este plus emocional puede producir, a la larga, síntomas físicos -Luna en Tierra-, dar pie a
largas teorizaciones -Luna en Aire-, pasar los sentimientos al acto -Luna en Fuego-, o
macerar profundos estados emocionales: depresión, pánico, etc. -Luna en Agua-.

Neptuno:
Este planeta ofrece un paso más, como es la posibilidad de sensibilizarnos frente a
situaciones sin relación con nuestra historia personal. Puede conmovernos el hambre de
muchos, aunque siempre nos hayamos ido a la cama con el estómago lleno; dolernos con
la realidad que azota a seres humanos radicados a miles de kilómetros de distancia y a
quienes nunca conoceremos, o captar las necesidades de adquirir determinado producto
que tiene cierto grupo.

Planetas de la autorrealización
Marte:
Su función se relaciona con recordarnos que somos seres individuales y como tales,
debemos hacernos cargo de nosotros mismos. A través de Marte accionamos, nos
diferenciamos, sobrevivimos, ganamos autonomía. Puede definirse como el planeta que
otorga un primer rudimento de conciencia personal.

Sol:

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
41
Astrología, Trabajo y Crisis

Nos centra en el "ser uno mismo". Ya no es suficiente sobrevivir, necesitamos vivir para
tramitar un proyecto personal, para plasmar la individualidad en una obra, con la cual
identificarnos como sujetos de la vida.

Plutón:
Pone a prueba la autenticidad del "ser uno mismo". Semejante al ácido utilizado por el
joyero, comprobará si el Sol es oro genuino, en cuyo caso Plutón otorgará aún mayor brillo.
Si por el contrario, "no todo lo que reluce es oro", el ego quedará oscurecido, y en muchos
casos un tanto dañado.
En esta columna también se abren varias posibilidades:
1. Exceso de acción y poca concentración -Marte fuerte, Sol debilitado-. Es el caso de
"mucho ruido y pocas nueces" que como la planta que se va en vicio, echa ramas
pero no da frutos.
2. Mucha afirmación personal pero poca autonomía -Sol bien configurado, Marte débil-.
Describe a un individuo mostrando importancia personal, pero con una marcada
dependencia de los demás. Algo así como un rey muy deslumbrante, necesitado del
sirviente para que le suene la nariz o le alcance un plato con comida.
3. Ambos funcionan de manera deficitaria, con lo cual podemos suponer que cuando
Plutón tome su examen, vapuleará con excesivas crisis externas. El individuo está
posicionado como objeto de la vida y no como sujeto.
4. Marte y Sol realizan su tarea de manera armónica, en cuyo caso Plutón consolidará y
dará mayor fuerza y poder personal al nativo. Así y todo, es posible que no se salve
de algún sofocón intenso, pues esa es la función de Plutón, más allá de las
configuraciones particulares de cada carta.
Llegados a este punto, vale recordar el prólogo de F. Nietzsche a su texto "El origen de la
tragedia".
El filósofo sostiene que Occidente se maravilla ante la obra producida por la Grecia clásica,
aquella de la armonía y la búsqueda de la justa medida; pero considera que tanto amor por
la forma, descuidaba el contenido, corriendo el riesgo de convertirse en envases huecos y
vacíos. Denomina apolínea a la cultura de este período asociado con el dios de las artes,
diurno y solar.
El autor afirma que el lapso anterior, el de la cultura pre clásica, marcado por el
surgimiento del teatro, las catarsis colectivas, los grandes rituales y festividades, denota un
mundo más vital. En recuerdo al dios de la embriaguez, llama dionisíaco a dicho período.
Ahora bien, finalmente Nietzsche era Libra, de manera que hace una solución de
compromiso. Dice algo así como ni tanto amor por la estética en tanto puede tornarse
estéril, ni tanto desborde emocional porque corre el riesgo de consumirse a sí mismo. Una
cultura sana surge de la integración entre forma y contenido.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
42
Astrología, Trabajo y Crisis

Volviendo al mundo planetario, si alguien posee una posición privilegiada en relación con
los planetas de autorrealización, al estilo de Marte en Aries, trígono a Sol en Leo y Plutón
graciosamente colocado; bueno, felicitaciones.
Pero como no es lo común, bien vale evaluar qué columna se encuentra mejor configurada:
la de la forma –apolínea-, o la de los contactos –dionisíaca-. En la medida en que pueden
desarrollarse acciones conscientes para fortalecer la más debilitada, se intenta lograr el
equilibrio, ese que Nietzsche consideraba necesario para conformar una cultura viva y
pujante. Trasladado al ser humano, decimos que una buena interrelación entre las
columnas 1 y 2, hace que la 3 salga por añadidura.
Ahora bien, ¿Qué necesita fortalecer el consultante? La intensidad de la vivencia, de la
emoción compartida, del instante pleno, del presente intenso -columna de los contactos-, o
por el contrario, enmarcar la acción, planificarla, esperar los tiempos, posponer la
gratificación mirando la realización en un futuro posible -columna de la forma-.
También vale preguntar ¿Qué columna sobresale en determinada carta natal? Si es la
columna 1, la fortaleza radica en diseñar, en proyectar, en organizar los recursos. La
columna 2 facilita el diálogo, la comunicación, abre puertas, genera contextos. Mientras
que la 3 habilita a acciones desafiantes, firmes, categóricas.
Hasta acá y mientras describimos el mundo planetario, estamos en el campo del individuo,
pero como ese individuo se mueve dentro de contextos incluyentes, es necesario revisar
cuáles son las circunstancias del ambiente, aquellas que impiden o favorecen la realización
de los objetivos propuestos. Para ello, ingresaremos al análisis de las casas.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
43
Astrología, Trabajo y Crisis

CAPITULO 6
EL MUNDO DE LAS CIRCUNSTANCIAS:
LAS CASAS
Se abren varios caminos cuando comenzamos a jugar con el
círculo de las casas, uno de los factores más dinámicos del
universo astrológico. En tanto se relacionan con las
circunstancias, ellas nunca surgen aisladas y son abundantes
las combinaciones posibles. En aras de la claridad, iremos
utilizando algunas relaciones, remarcando que las mismas no
agotan las posibles variables interpretativas.

1 - Los ángulos
El eje horizontal Ascendente/Descendente, divide la carta natal
en una mitad superior -ubicada entre las casas VII y XII- y en una mitad inferior -desde la
casa I a la VI- . Mientras que el eje vertical MC/FC, divide el gráfico en una mitad izquierda
-entre la casa X y la III- y otra derecha -desde la casa IV a la IX- , a la vez que originan
cuatro cuadrantes: 1 -casas I, II, III-, 2 -casas IV, V, VI-, 3 -casas VII, VIII, IX- y 4 -casas
X, XI; XII-.
La modalidad o ritmo en el que se ubiquen estos ejes, dará pie a una percepción general
del tiempo, como ya vimos en el apartado dedicado al tema. Una sensación de estar en
marcha y no detenerse para el cardinal; un tiempo más lento que permite adquirir
seguridad y certeza para el fijo; un tiempo elástico y maleable para el mutable.
¿Qué sucede cuando los ejes no comparten la misma modalidad, generando un ritmo
diferente entre el vínculo Yo (I)/Otro (VII) y Vida privada (IV)/Vida pública (X)?
Si el eje Ascendente/Descendente se encuentra en el ritmo cardinal, mientras que el MC/FC
lo hace en fijo, los aconteceres del mundo parecen proyectarse en cámara lenta, "no pasa
nada" para la velocidad deseada por el Ascendente/Descendente.
Si el horizonte se ubica en fijo, mientras el eje vertical lo hace en mutable, la sensación es
la de un mundo demasiado inestable para que pueda actuarse con la seguridad y la certeza
necesaria a la condición de fijeza, y se corre el riesgo de "uno siempre llega tarde donde
nunca pasa nada", como dice una canción de Serrat.
Mientras que si el Ascendente/Descendente aparece en signos mutables y el MC/FC lo
hacen en cardinal, la persona se siente obligada a funcionar de manera acelerada, en línea

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
44
Astrología, Trabajo y Crisis

recta hacia los acontecimientos, cuando en verdad necesita desplazarse de manera


oscilante, con un ritmo variable.
Además, la distribución planetaria conformada a partir de las divisiones producida por los
ejes, ofrece una información interesante.
Si la mayoría de los planetas se ubican sobre el horizonte, el individuo necesita chequear
su capacidad en el entorno social para luego sentirse seguro. Algo así como "Me aprobaron
en el examen, entonces se más de lo que creía".
Por el contrario, la mayoría de los planetas bajo el horizonte, dice "Hasta no sentirme
internamente seguro, no me presentaré al examen".
El conocer cómo adquiere seguridad cada persona no es un asunto menor en el tema que
nos ocupa porque -entre otras cosas- indica cuándo es el tiempo interior y subjetivo para
involucrarse en la acción aunque alguien, desde afuera, considere al sujeto más que
preparado para salir al ruedo.
Los planetas mayoritariamente ubicados sobre la mitad izquierda indican un nativo
fuertemente conectado consigo mismo, mientras que sobre la mitad derecha connotan
alguien sensible a los cambios culturales o sociales. Luego, saber si la persona está
centrada sobre sí o es un pavo real mostrando el plumaje o, en el otro extremo, si resuena
con los cambios del entorno o es una hoja vapuleada por el viento, dependerá de cómo
estén configurados los planetas.
En verdad, sólo intentamos describir estilos de ser, sin valorar como mejor o peor. En
tiempos de cambios como los actuales, puede pensarse que es favorable poseer planetas
sobre la mitad derecha para adaptarse a las circunstancias variables. Pero también cuando
el afuera cambia excesivamente, conviene mantener un punto firme y sólido sobre sí
mismo, situación asegurada por la presencia planetaria sobre la mitad izquierda.
En relación con los cuadrantes -siguiendo una conceptualización de Bill Tierney- es
interesante pensarlos desde el elemento que inaugura el cuadrante en un zodíaco en
reposo, así como el elemento faltante.
Cuadrante 1: Casa I –Fuego, Aries-. Casa II -Tierra, Tauro-. Casa III – Aire, Géminis-.
Carece de Agua.
Por iniciarse con Fuego, es un sector afirmativo, motivado, centrado sobre "lo que es bueno
para mí lo atrapo y lo que no, ni lo registro". La carencia de Agua impide el fluir con el otro
y con las circunstancias. Describe a alguien poco distraído con los avatares del entorno y
que dirige mayoritariamente la energía a satisfacer sus necesidades materiales, personales
o intelectuales.
Cuadrante 2: Casa IV –Agua, Cáncer-. Casa V –Fuego, Leo-. Casa VI –Tierra, Virgo. Carece
de Aire.
Indica adaptabilidad, semejante a la de un bebe para acomodarse a los ritmos de la casa
donde le tocó nacer. La carencia de Aire, señala falta de distancia y racionalidad para
vincularse con los otros. Cuando la presencia planetaria es importante, denota una persona

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
45
Astrología, Trabajo y Crisis

que fluye y se retroalimenta con el entorno. Es una posición favorable para toda tarea que
implique un nivel importante de empatía con el público.
Cuadrante 3: Casa VII –Aire, Libra-. Casa VIII –Agua, Escorpio-. Casa IX –Fuego,
Sagitario-. Carece de Tierra.
Es un sector que implica también relacionarse con otros, pero a través de pactos
libremente aceptados. Se establecen acuerdos sociales y el mundo de las relaciones
humanas ocupa un lugar importante en la vida del nativo. Por carecer de Tierra, se corre el
riesgo de perder cierto territorio propio en aras de acordar con los demás. Excepto cuando
existe una presencia planetaria muy tensa, señala un manejo adecuado de las pautas
sociales.
Cuadrante 4: Casa X –Tierra, Capricornio-. Casa XI –Aire, Acuario-. Casa XII –Agua, Piscis.
Carece de Fuego.
Es un cuadrante relacionado con la reflexión concreta y objetiva de cuánto se fue -o no-
capaz de cumplir con los propósitos señalados por la casa X. Carece de Fuego, por lo tanto
los argumentos de autojustificación tienen poca cabida. Si bien otorga capacidad de análisis
para ver cómo y dónde pudo producirse un error, corre el riesgo que por meditar tanto
sobre las consecuencias de las acciones le cueste ponerse en marcha. Es como hacer el
balance antes de abrir el negocio. De todas maneras, posee aptitud para corregir y
encauzar planes de acción.
Antes de dejar el tema de los ejes, vale recordar que todo planeta ubicado hasta 5º antes
de un ángulo no sólo tiñe con su presencia a la casa inmediata sino al cuadrante entero.
Veamos un ejemplo para dejarlo más claro: Saturno en casa VI, hasta 5º antes del
Descendente, no sólo incidirá en la casa VII, sino en todo el tercer cuadrante.

2 - Circuito de la concreción
Ahora analizaremos un esquema de suma importancia para el tema laboral y profesional,
como es el de las casas de Tierra o de la materialidad, conformado por los sectores II, VI y
X, sintetizados así:
MIS DESEOS (II) MIS HERRAMIENTAS (VI) MIS LOGROS (X)
Antes de avanzar en planteos más complejos, sería conveniente precisar que el término
materialidad está pensado como la capacidad de dar forma, de concretar, de objetivar,
referida tanto a la habilidad para conseguir el sustento cotidiano, como a asuntos de
naturaleza más abstracta.
Una realización intelectual o artística también nace de un deseo y necesita pasar por una
planificación o un método para alcanzar el logro. Como vemos, la significación es muy
amplia, aunque siempre dirigida a plasmar un objetivo. El circuito indicará -en principio- un
fluir libre, en tanto las casas involucradas se encuentran, teóricamente, en relación de
trígonos, por lo que un sector deriva sin inconvenientes ni sobresaltos hacia el siguiente.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
46
Astrología, Trabajo y Crisis

De tal manera que en cierto punto los deseos (II) generan una estrategia adecuada (VI),
que deriva a su vez hacia la posibilidad de consolidar un logro (X). Una vez culminada esa
etapa, se habilita un nuevo deseo, transitando un recorrido similar al anterior.
El planteo transmite la sensación de una danza incesante, como esos valses de salones
vieneses de fines del siglo XIX, donde las bailarines se desplazaban girando al son de la
música, siempre en la misma dirección, siempre con la misma velocidad y con la misma
sonrisa dibujada en sus rostros. Bien, pero dejando de lado a Sissi Emperatriz, hablemos
de la vida, esa que no transcurre en las fiestas de la nobleza vienesa ni en salones tan
lujosos.
Y cuando hablamos de la vida, necesitamos hacer varios ajustes para acomodar este
esquema abstracto a cada realidad concreta. El primero y principal es que si bien son casas
de naturaleza terrestre, pueden encontrarse en signos de otro elemento. Además, puede
darse que dos de las casas estén en un mismo elemento, mientras la tercera se ubique en
otro.
Vayamos paso a paso. El circuito se inicia con el motor dinámico del deseo que es necesario
diferenciar de las ganas, del capricho o de la pura demanda. La casa II posee una temática
similar a Tauro, signo fijo donde se domicilia Venus y se exalta la Luna, de manera que el
deseo es un impulso perseverante y duradero, implicando un compromiso afectivo y
emocional profundo.
Prosigue por la casa VI, un sector que exige organización, estrategia, método y
planificación. Método deriva de una palabra griega cuyo significa es camino, por lo tanto
podría decirse que la casa VI diseña el sendero que llevará el deseo (II) al logro (X).
En cuanto a la X, es una casa relacionada con llegar a la meta, con plasmar de manera
concreta y tangible aquello que se inició en la casa II. En la medida en que culmina una
etapa, quedamos habilitados para iniciar un nuevo circuito, inaugurado desde el efecto
disparador de definir otra necesidad.
Si bien es un esquema perteneciente al elemento Tierra, no siempre se encontrará en dicho
elemento, como ya enunciamos. Además, puede ubicarse en Tierra pero que la casa II se
inicie en Virgo o Capricornio y no en Tauro como indica el modelo abstracto. Cada una de
las variables posibles abren, semejando cajas chinas, diferentes perspectivas de
interpretación.
Determina un perfil distinto si lo valorado -casa II- no es el deseo taurino sino el método
virginiano o el cumplimiento de una ambición o de un mandato capricorniano. Como puede
apreciarse, un análisis profundo entre casas y signos otorga una información abundante a
la cual, por supuesto, se le suma el aporte de los planetas presentes en cada casa y los
regentes de las mismas.
Si los sectores involucrados en la concreción se ubican en Fuego, el individuo carecerá de
paciencia para esperar los tiempos de siembra y cosecha, pero ganará en entusiasmo y
empuje. Cada logro será sentido como un éxito personal, un motivo más de autoafirmación
y confianza en la capacidad propia. No es necesario extenderse en las dificultades para

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
47
Astrología, Trabajo y Crisis

metabolizar un fracaso; así cuando algo sale bien se siente un genio, pero cuando
trastabilla se siente un imbécil redomado.
Lo más grave no es pasar por categorías tan contradictorias para juzgarse a sí mismo, sino
la limitación para evaluar con cierta objetividad el cómo y el por qué del inconveniente,
resultándole difícil aprender de la experiencia. La impulsividad lo hace candidato a tropezar
con la misma piedra más de una vez.
Si el circuito se traslada al Aire, nos encontramos frente a un individuo necesitado de tener
un plan mental, un diagrama antes de intentar ponerse en marcha hacia un objetivo.
Entender y pensar pueden convertirse para él en sinónimos de realizar, cayendo en el
riesgo de convertirse en un teórico de la vida con brillantes argumentos en relación a casi
todas las cosas, pero con una marcada dificultad para internarse en el día a día de la
existencia.
Cuando aparece en el elemento Agua, la emocionalidad jugará como una aliada o una
enemiga de la capacidad de concreción. Como aliada otorga un nivel de compromiso
inusual con la tarea emprendida, un fluir al ritmo de la vida, encontrando los intersticios
por donde filtrarse y llegar a la meta sin quedarse atascada frente a los obstáculos. Como
enemiga, puede tornar a la persona caprichosa, cambiante e infantil, demandando que el
mundo le provea aquello que no está dispuesta a ganarse por sí misma. Debido a la
sutileza del elemento, es necesario analizar muy a fondo los planetas presentes y regentes
de estas casas para comprender cómo funcionan.
En caso de encontrar dos casas en el mismo elemento y una tercera en otro, el circuito se
define por el elemento al que pertenecen dos de las casas. En relación con la tercera, se
tiene la sensación de un engranaje al cual le falta un diente, produciendo una interferencia
en el funcionamiento.
Un ejemplo para ver con mayor claridad: Casa II en 24º Leo, casa VI en 3º Capricornio,
casa X en 26º Aries. En este caso, la segunda casa transmite un mensaje de seguridad y
confianza sobre lo anhelado. Pero el optimismo del Fuego es escuchado desde la cautela y
la prudencia de la Tierra como un atropello que no le permite planificar con los tiempos
necesarios para sentirse seguro. La casa X, a su vez se impacienta por la morosidad del
sector anterior y espera ansioso para mostrar al mundo su capacidad de hacer.
El hecho de que el esquema se frene ante una casa, traducir su energía, realizar la tarea y
volver a traducir para la casa siguiente, es sin duda molesto pero no obligatoriamente
negativo, ya que exige prestar una atención impropia de la cualidad del trígono y puede
enriquecerlo.
Veamos ahora las dificultades suscitadas en la circulación del esquema, por exceso o déficit
de alguna de las tres casas que lo conforman.
Centremos la atención en la casa II, donde se localiza el deseo surgido luego de evaluar la
importancia de alguna cosa para nosotros. Como desear no es realizar y en el sendero de
la realización podemos llegar a buen puerto o naufragar por el camino, alguien puede

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
48
Astrología, Trabajo y Crisis

quedarse en un acto pasivo de anhelo por temor a la frustración ("Ah, cómo me


gustaría...").
Esta actitud de "esperar los Reyes Magos" es frecuente encontrarla en un exceso de
energía en la casa II, imposibilitando a veces, por abundancia, recortar el objeto de deseo;
se quiere tanto que no puede accionarse en dirección a alcanzar una meta. Elegir siempre
implica perder; si alguien elige concurrir a la clase de inglés, simultáneamente descarta ir a
clase de chino, francés o hebreo. Algunas casas II parecen sufrir tal temor ante la VIII, que
prefieren quedarse inmóviles antes de correr el riesgo de descartar alguna posibilidad.
La versión deficitaria de la casa II aparece cuando el individuo bloquea, no puede reconocer
su propio deseo o se angustia frente a la posibilidad de fracaso. No logra nada, pero como
tampoco quería nada, no existe en apariencia ningún conflicto. ¿Cómo reconocer
astrológicamente esta situación? Evaluando el planeta presente y regente del sector por
signo, casa y aspecto. Como ejemplos al azar puede pensarse en un regente de II en VIII o
en el regente de XII presente en II, mal configurados.
Veamos ahora la casa VI. Una metáfora colaborará para centrar la cuestión: una planta
puede morir tanto por falta como por abundancia de agua. En este sector es necesario
cuidar la semilla sembrada en la II y que se cosechará en la X, de manera que la falta de
atención a esta etapa, el descuido y el desinterés obturará la llegada a la meta.
Pero si gastamos energía extra trabajando innecesariamente, nos sentiremos frustrados al
llegar a la cima, por cuanto no valió la pena tanto esfuerzo para lo alcanzado, que tal vez
no sea poco en sí, sólo que uno está cansado y evalúa con una marcada subjetividad.
Para describir las dificultades que pueden presentarse en la casa X, es interesante la
lectura de un trabajo de S. Freud, titulado “Los que fracasan cuando triunfan”, dentro de
“Algunos tipos de carácter dilucidados por el trabajo psicoanalítico” (1916). Allí, el autor
describe varios casos de individuos que al alcanzar algo anhelado por largo tiempo,
comienzan a producir síntomas.
Con sutileza, va desgranando cada una de las historias que comparten una temática
común: la dificultad de sostener un éxito personal. Y si bien no todos los seres humanos
padecemos la misma cantidad y estilo de neurosis, son claramente observables algunos
mecanismos para postergar la culminación de una etapa ("Aún no me siento
preparado..."), o bien la urgencia para iniciar rápidamente el ciclo siguiente, sin darse
tiempo para disfrutar aquello que tanto costó conseguir.
Además de estos tres sectores -centrales para el tema laboral- es conveniente evaluar la
seguridad personal, tema de la casa IV. Utilizando la imagen de un árbol, es importante
analizar si las raíces son sólidas, sanas y, por lo tanto, un buen sostén para florecer en la
casa X. Es frecuente escuchar quejas del consultante por temáticas de casa X, cuyo origen
se encuentra en la fragilidad de la casa IV. Aunque el MC se encuentre en Virgo con
Mercurio muy bien configurado, existe la posibilidad que la persona no se sienta afianzada
con Piscis en el FC y sus regentes presentes en la XII, por ejemplo.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
49
Astrología, Trabajo y Crisis

Sea cual sea la configuración del FC, no condena al individuo a carecer de raíces sólidas de
manera irreversible. Sólo indica dónde es necesario centrar la atención para un mejor
desarrollo del MC.

3- Las casas restantes


En una repasada rápida, es conveniente recordar que las demás casas también marcan su
presencia en cuanto informan sobre aptitudes del nativo.
La casa I señala si el individuo surgirá por esfuerzo propio.
La III indica cualidades comerciales y comunicativas.
La IV facilita los negocios inmobiliarios, en especial si el mapa presenta una buena
configuración de Saturno.
La V informa sobre la capacidad docente y/o artística, especialmente si Marte está
involucrado de algún modo. Sino puede disfrutarse el arte pero no existe la fuerza
suficiente para llevar a cabo una tarea en esa dirección.
La VI, además de ser un sector de estrategias como ya se definió, se relaciona con la salud
-en particular las dietas- y los animales domésticos. Asimismo, informa sobre el trato con
los subordinados en general.
La VII habilita a sociedades, tareas de mediador y relaciones públicas.
La VIII otorga manejo de dinero ajeno: seguros, inversiones, contabilidad.
La IX estimula las tareas en las áreas de turismo, importación - exportación, traducciones,
editoriales y publicidad.
La XI facilita coordinar tareas en grupo de todo tipo, desde la búsqueda del auto
conocimiento a la tarea solidaria con el prójimo de numerosas ONG.
La XII apoya las actividades de servicio, en especial con personas que se encuentran
disminuidas en forma permanente o temporal: internados en hospitales, cárceles, niños
con capacidades especiales, etc.
Concluido, aunque no agotado el recorrido por las casas, va siendo tiempo de retornar la
mirada hacia algunos conceptos de la Astrología tradicional.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
50
Astrología, Trabajo y Crisis

CAPITULO 7
RETORNANDO A LA TRADICIÓN
Hicimos hasta aquí un recorrido teórico distinto al habitual,
debido a los cambios abruptos padecidos por la sociedad en los
últimos años, sin intención de invalidar los preceptos de la
orientación vocacional tradicional.
Para ampliar y completar el panorama del consultor
astrológico, dedicaremos este capítulo a recopilar los aportes
sobre el tema de dos autores.
Charles Carter, en su libro “Los principios de la Astrología”,
páginas 125 y siguientes, dice que "...la vocación puede ser
juzgada en un sentido general, por el horóscopo considerado
en conjunto y por el tipo de personas que representa”.

Modalidades y elementos
Así, una persona cardinal necesita un escape activo de energía y campo para ejercer su
iniciativa. Un individuo fijo estará mejor en una posición calmada, con una rutina que
requiera criterio y decisión, pero sin impulso o espíritu de empresa. Una persona mutable
estará mejor capacitado para ser empleado o maestro.
En la misma forma, el Fuego se inclina a las ocupaciones al aire libre; el Aire, a las
mentales, el Agua, al mar, al negocio de licores y a muchas ocupaciones de todos los días;
la Tierra, a la agricultura, la administración de granjas, la cría de ganado.

Signos
Cada uno de los signos tiene sus afinidades especiales en el mundo de los negocios y de
las profesiones:
ARIES: Ingeniería, carrera militar.
TAURO: Administración de granjas, cría de ganado, cajero y el trabajo de todos los que
manejan dinero contante; música.
GEMINIS: Periodismo, escribir, manejar vehículos, enseñanza, servicio postal, imprenta.
CANCER: Oficios de todas clases y empleados de comercio, especialmente la venta de
artículos para el hogar; manejo de botes, marina mercante.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
51
Astrología, Trabajo y Crisis

LEO: Mercado de valores, finanzas, promoción de compañías, administración y control de


muchas clases, especialmente en conexión con diversiones, como cine y teatro.
VIRGO: Empleos de oficina y secretarías; medicina, jardinería, cultura física, escribir.
LIBRA: Joyería, moda, representantes, corredores y agentes de toda clase.
ESCORPIO: Cirujanos, inspectores sanitarios, boticarios, soldados y marineros, directores
de pompas fúnebres, carniceros, analistas.
SAGITARIO: Religión y derecho, atletas profesionales, editores, exploradores, publicitarios.
CAPRICORNIO: Política, minería, puestos administrativos de cierta jerarquía, empleos
gubernamentales, funcionarios.
ACUARIO: Ocupaciones intelectuales: profesores, conferencistas, músicos y científicos.
PISCIS: Negocios conectados con telas y lana, comestibles, venta y manufacturas de
calzado, pesca, navegación, plomería, teatro, hoteles, posadas, bebidas, pintura, trabajo
social, servicio al prójimo, enfermería, las iglesias.
Sigue diciendo:
Debe tenerse en cuenta que estas influencias afectan las inclinaciones personales del
nativo cuando el signo de que se trata está en el Ascendente, pero los signos también
pueden afectar potentemente el destino, por ser una o más de las tres casas "de tierra".
De esta forma, las personas se ven obligadas a desempeñar ocupaciones que no son de su
agrado; el Ascendente indica sus inclinaciones naturales, pero algún signo fuerte, o alguna
posición planetaria en la 2a., 6a. o 10a. casas los coloca en otra actividad completamente
distinta. Por ejemplo, un hombre con Marte y Júpiter que se elevan en Escorpio está hecho
para la vida al aire libre y se sentiría perfectamente bien "venciendo obstáculos", pero
tiene Mercurio en Virgo en el MC. y el destino decreta que debe ir a una oficina de la
ciudad, hasta que se impone la fuerza del carácter mostrada por el signo ascendente y los
planetas.
Casos como el anterior son comunes, especialmente cuando las personas nacen con
planetas fuertes en la 12a. casa. Su vida, de jóvenes, es oscura y sus condiciones
desagradables, pero a medida que los planetas, por progresión, pasan a la 11a. y a la 10a.
casas los ideales personales se sobreponen a los obstáculos.
Cuando los significadores del carácter están colocados armoniosamente en lo tocante a las
casas vocacionales, la persona encontrará el camino que le corresponde en la vida.
Debe prestarse mucha atención al planeta más fuerte, pues denota la categoría de las
cosas más benéficas para el nativo y que más concuerdan con su naturaleza. Un aspecto
solar fuerte es siempre muy importante. No debemos descuidar al gobernante del tema.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
52
Astrología, Trabajo y Crisis

Riqueza y éxito
En lo tocante a la riqueza y el éxito, los bienes, como tales, llegan bajo Saturno; y la
mayoría de las personas con propiedades tienen este planeta, ya sea angular o en aspecto
con el Sol, o mejor aún, en ambas formas. Aun los aspectos malos desde Saturno hacia el
Sol no son opuestos al éxito financiero; pero en este caso, ese éxito será limitado y
siempre habrá el peligro de pérdidas; además, la posición significará graves
responsabilidades.
Venus otorga el éxito por medio de la ayuda ajena y a través del encanto personal.
Júpiter da el éxito por medio de la buena fortuna; y este planeta angular, o configurado
con el Sol es muy favorable. Sin embargo, el planeta por sí mismo no acumula, y si está
afligido, indica pérdidas por un optimismo excesivo, el juego de azar, las empresas
arriesgadas y una generosidad extraordinaria. Las inversiones en el extranjero pueden
fracasar y deben evitarse los litigios.
Marte da la fortuna por el esfuerzo; sus buenos aspectos muestran ganancia a través de
empuje y trabajo duro.
Por otra parte, cuando está muy afligido, Marte suele mostrar esfuerzos sumamente
penosos. Sin embargo, Marte no ejerce un efecto tan deprimente como Saturno y su
influencia no parece tan interminable o tan insuperable. Generalmente, gana y gasta
libremente, como todos los signos de fuego, en tanto que Saturno trabaja con lentitud,
metódicamente, y ahorra con mucho cuidado.
Los aspectos de Urano tienden a provocar dificultades o a producir beneficios, según sea el
caso, a través del gobierno y los funcionarios. Al nativo le suele gustar la responsabilidad y
la aceptará de buen grado, antes de permanecer en segundo término o dejarle el campo a
otros, o pedir favores, o manejarse con tacto y persuasión. Un Urano prominentemente
afligido es probable que haga casi imposible cualquier clase de éxito mundano, puesto que
el nativo será obstinado, incierto en su temperamento, impaciente y arrebatado.
Neptuno, por su buen aspecto, a veces produce mucha fortuna, pero esto tiene la
reputación de ser frecuentemente "canto de sirenas", con poca sustancia y solidez.
Favorece el éxito en el mar y, generalmente, en ocupaciones de Piscis. En su aspecto
negativo, ocasiona preocupación, malestar y planes impracticables.
En cuanto al análisis de las casas, prosigue diciendo el autor:
Un examen cuidadoso de la 2a. casa y de los aspectos que recibe, generalmente revelará
la fortuna del nativo en lo tocante a finanzas, y los buenos aspectos muestran de dónde
vendrá el dinero, así como los malos mostrarán dónde se perderá el dinero.
La 5a. casa gobierna la especulación, y si está afligida, especialmente en cuanto a la 2ª,
debe evitarse toda operación financiera arriesgada. El éxito inusitado en la especulación
está generalmente denotado por buenos y fuertes aspectos de Urano en la 5a. casa, pero
aún en el caso de que este aspecto se encuentre en el mapa, no debe abusarse demasiado
de ello.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
53
Astrología, Trabajo y Crisis

La 6a. es importante, puesto que muestra qué clase de empleados tendrá el nativo, y si
trabajarán bien o sin honradez, y qué clase de faltas estarán más inclinados a cometer.
La 7a. casa está relacionada con todos los asuntos de asociaciones, contratos o
negociaciones. De allí que su valor sea casi exclusivamente en las transacciones
comerciales.
La 8a. casa gobierna todos los legados, así como el dinero del socio. De esa manera, una
aflicción entre la 2a. y 8a. casas conduciría a disputas relativas a dinero, o pérdidas que
sufra un socio a causa de las finanzas del otro.
La 10a. casa denota las ambiciones sociales y financieras que tal vez se realicen o se
frustren. Indica la clase de figura que el nativo desea representar en el mundo, o si está
afligida, la figura que tendrá que representar, lo quiera o no. También puede denotar las
condiciones de los padres. Está subordinada a las otras dos casas de ocupaciones, que
representan las finanzas y el trabajo, ambas se unen para producir lo que está denotado
en la 10a. casa, es decir, la posición social.
Cerca del meridiano, los tres cuerpos de Fuego -el Sol, Marte y Júp iter- dan el orgullo que
puede inclinar hacia la arrogancia. Tienden a crear un sentido agudo del honor personal y,
especialmente en los signos fijos, también el honor de la familia. Atraen respeto.
Mercurio en el MC. tiende a hacer al nativo dúctil y adaptable, y Venus tiende a hacerlo
popular, bondadoso y fácil en el trato. Ninguno de estos dos planetas puede ser
considerados como fuertes en el meridiano, aunque siempre que estén prominentes serán
mejor que estando débiles.
Estas características pueden afectar la elección vocacional y el éxito que se obtenga en la
profesión.
Saturno en el MC. es una posición crítica. Da responsabilidad, y como regla general,
ambición perseverante. Si está fuerte, puede denotar el éxito por el mérito y la
perseverancia, pero parece estar expuesto, si está afligido en cualquier forma, a causar
reveses y aun caídas. Puede señalar un destino semejante para el padre. Saturno débil en
el MC es muy probable que indique un padre mundano y demasiado ahorrativo, desdichado
financieramente en la vejez, en especial si se encuentra en Cáncer o aflige a la Luna.
Urano en el MC muestra muchos cambios de ocupación. Inclina, ya sea hacia una profesión
científica poco usual como la investigación, como hacia posiciones oficiales. Sea como fuere
el nativo, por lo general, trata de obtener independencia de control y recurre a métodos
originales. El planeta suele mostrar graves desgracias cuando está afligido.
Neptuno en la 10a. casa expone al nativo al escándalo y al engaño. Hace que las
ambiciones del individuo sean idealistas y exentas de egoísmo en un buen horóscopo. En
una posición mala, la imaginación puede desatarse y el nativo puede verse mezclado en un
enjambre de líos e ilusiones falsas. No parece influir en la selección de la vocación en
forma muy notable, por mucho que afecte la conducta del nativo en el ejercicio de esa
vocación".

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
54
Astrología, Trabajo y Crisis

Henry Gouchon en su “Diccionario Astrológico” afirma que para el tema de la profesión es


conveniente evaluar: la casa X, el signo de Capricornio, Sol, el Ascendente, Aries, los
planetas presentes y regentes de los sectores mencionados, si ellos ocupan posiciones
angulares, sus dignidades y los aspectos sobresalientes.
En cuanto a las regencias planetarias, ofrece el listado siguiente, el cual fue modificado
para adaptarlo mejor a actividades actuales:
Sol: Joyería y orfebrería por su regencia sobre el oro. Asimismo, se relaciona con funciones
elevadas o gubernamentales.
Luna: Rige actividades variadas y que implican un intenso contacto con el público como las
de comediante y político. Asuntos relacionados con el agua: marino, guardavida o
domésticos: decoradores, conserjes, albañiles, cocineros.
Por la relación de ambas luminarias con la vista (el ojo derecho en los hombres está bajo la
dominación del Sol y el izquierdo de la Luna; en las mujeres las regencias se invierten, de
manera que la Luna gobierna el ojo derecho y el Sol el izquierdo), influencian sobre
actividades visuales: iluminadores, ópticos, camarógrafos, fotógrafos. El Sol
específicamente se asocia con la luz, mientras la Luna rige los vidrios, cristales, espejos.
Mercurio: Actividades intelectuales o relacionadas con la labor intelectual: escritores,
docentes, libreros, imprenteros, editores. Además se vincula con comerciantes, cuidadores
de animales domésticos, veterinarios, conductores, viajantes, oficinistas que manejan
documentos y escritos.
Venus: Tareas estéticas, desde el artista plástico al peluquero o el modisto. Otorga facilidad
para moverse en el universo femenino. En contacto con Marte, favorece a los cirujanos
estéticos y reparadores.
Marte: Por su regencia sobre el hierro se lo asocia con las tareas de armeros, matarifes,
soldados, obreros metalúrgicos, industriales, ingenieros. Por su conexión con la fuerza
otorga buena predisposición para trabajar de estibador o de luchador. Unido con Mercurio
(sea por aspecto armónico, recepción mutua o regencia) otorga destreza y agilidad en la
acción, virtudes necesarias para acróbatas y bailarines. Ambos planetas también otorgan
sentido crítico necesario en abogados, críticos y polemistas.
Júpiter: Promete una posición social y económica holgada para comerciantes, banqueros,
funcionarios y magistrados. Además, estimula los estudios en las áreas de la filosofía y la
religión.
Saturno: Por su relación con la tierra, facilita las tareas agropecuarias, la minería y la
geología. Debido a su sentido práctico, es conveniente para las labores científicas y de
precisión. Por su conexión con el pasado, estimula la capacidad de anticuarios,
arqueólogos, numismáticos, filatelistas y coleccionistas de arte. En el área médica,
predispone para la traumatología, la gerontología y la dermatología.
Urano: Inclina a actividades poco rutinarias como pueden ser la de los inventores,
aviadores, técnicos, electricistas, ingenieros en sistemas.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
55
Astrología, Trabajo y Crisis

Neptuno: Otorga capacidad para el trabajo social en general y el que se desarrolla en


situaciones de aislamiento (hospitales, cárceles, neuropsiquiátricos) en particular. En el
campo artístico, favorece a poetas, músicos, actores, dramaturgos. Marinos,
prestidigitadores, ilusionistas.
Plutón: Estimula actividades en situaciones críticas como las de médicos de guardias
hospitalarias, psiquiatras, tanatólogos. Asimismo, es importante para las tareas de
genetistas, sexólogos, médicos forenses, ginecólogos y urólogos.
Luego de este recorrido breve por la Astrología tradicional, será conveniente centrar la
atención sobre algunos temas variados que ayudan a redondear la temática vocacional.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
56
Astrología, Trabajo y Crisis

CAPITULO 8
ALGUNOS OTROS TEMAS
Las páginas siguientes se centrarán sobre ciertas preguntas
frecuentes, realizadas por los consultantes dentro del marco de
la asesoría astrológica.

1 - Relación de dependencia o
cuenta propia
La primacía de planetas en signos cardinales denota cualidades
de liderazgo que estimulan el ansia de realizar actividades por
cuenta propia. Si el mapa carece de presencia suficiente en
signos fijos, será necesario un colaborador -ya sea un socio o
un gerente- aportando continuidad a las tareas.
Si el mayor puntaje se encuentra en signos fijos, es posible para la persona acceder a
puestos ejecutivos de importancia, pero sin quedar en sus manos la toma de decisiones
finales. Si elige dejar de lado la relación de dependencia, será conveniente la presencia de
un socio con una buena cuota de cardinalidad.
La mayor presencia de planetas en signos mutables, facilita las empresas unipersonales,
los micro emprendimientos, mostrando cierta dificultad para delegar tareas en los demás.
Es excelente para idear alternativas, pero le resulta difícil asumir decisiones definitivas.
Está de más resaltar que ningún individuo es totalmente representante de una modalidad
exclusiva y quedará en la capacidad del profesional sopesar en cada caso, lo más
conveniente para su cliente.

2 - Constituir una sociedad


La primera condición necesaria es la presencia de una casa VII favorable, sea por los
planeta presentes o por los regentes. Después es conveniente evaluar la posición de Venus
y Saturno y la primacía de Libra en la carta.
Si se encuentra una configuración adecuada, el segundo paso se relaciona con los tránsitos
y direcciones que pueden movilizar la casa VII -o sus regentes- en un momento
determinado. Desde ya no es lo mismo el tránsito de Saturno por ese sector que el de
Neptuno, quien puede llevar a obviar detalles evidentes y prácticos.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
57
Astrología, Trabajo y Crisis

Una última mirada se centra sobre la sinastría con el posible socio. Es importante señalar
que una sinastría favorable no es suficiente, si se posee una casa VII dificultosa en el mapa
natal o se está bajo el período de direcciones o tránsitos conflictivos.

3 - Tiempo adecuado para iniciar una


actividad o solicitar un empleo

Lo deseable -aunque no siempre posible- es tener un buen contacto por tránsito al planeta
ocupante o regente de la casa VI, o en su defecto a Mercurio. También puede ser
conveniente una condición similar en referencia al ocupante o regente de la casa II, a
Venus, al ocupante o regente de X, o a Saturno. El paso siguiente es realizar una carta
electiva, lo más acorde posible al mapa natal del consultante.
Es imposible desarrollar aquí las condiciones de una carta electiva positiva, pues de hecho
nos llevaría a desplegar un tema que excede el objetivo de este libro. Sin embargo, vale
subrayar la conveniencia de seleccionar una electiva armónica con la carta natal del sujeto,
por encima de posiciones que lucen muy bien en la elección pero que son incompatibles
con la energía básica de quien la llevará adelante.
Recuerdo el caso de un cliente quejándose continuamente por el disgusto que le producía
su negocio minorista. Aunque la consulta no se refería al tema laboral, ya que esa actividad
le generaba un ingreso económico importante, le pregunté por la fecha de inauguración.
La carta era por demás positiva, con un stellium notable en Capricornio, pero con un
pequeño detalle molesto. Esa presencia planetaria quedaba en la casa XII del consultante,
produciéndole la sensación de estar condenado a cadena perpetua. La pregunta obligada es
¿Cuánto mejor funcionaría ese negocio, que de hecho andaba bien, si ese stellium se
superpusiera a una casa menos "pesada"?

4 - Otros asuntos

Actividades múltiples:
múltiples:
Siguiendo con pequeños detalles reveladores para la actividad laboral, fijemos la atención
en aquellos individuos que despliegan más de una tarea profesional, sea por placer o por
necesidad.
Si las actividades son varias pero se juegan de manera sucesiva, es frecuente encontrar a
Cáncer en el MC o bien una presencia lunar significativa. Si se realizan de manera
simultánea es fácil observar un MC ubicado en los llamados signos dobles, especialmente
Géminis o Piscis.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
58
Astrología, Trabajo y Crisis

Los aspectos:
aspectos:
En relación con ellos resaltemos el valor primordial de las cuadraturas y los sextiles. Las
primeras otorgan capacidad de lucha; los segundos producen estados de atención que
favorecen el logro de buenos recursos. No en vano los antiguos denominaban a los sextiles
"aspectos de oportunidad".
Pero, ¿de dónde surgen estas definiciones? Como tantas otras cosas importantes del
conocimiento astrológico, de la tradición legada por Ptolomeo a través de la regencia
planetaria de los signos.
Considerando el septenario tradicional, todos los planetas poseen domicilio sobre dos
signos que se despliegan de manera simétrica a partir de los signos regidos por las
luminarias. Así, a la izquierda de Cáncer –Luna- aparece Géminis –Mercurio-; a la derecha
de Leo –Sol- se ubica Virgo –Mercurio-. Hacia ambos lados tenemos los signos regidos por
Venus: Tauro y Libra. Un paso más adelante, aparecen los signos gobernados por Marte:
Aries y Escorpio. Avanzando, se encuentran los regidos por Júpiter: Piscis y Sagitario. Por
último, se observan los dominados por Saturno: Acuario y Capricornio.
De acuerdo entonces con este juego especular, desde cada luminaria se abre un semi
círculo de signos, regidos por los planetas en el orden de sus respectivas órbitas en el
Sistema Solar.
Ahora bien, si desde el domicilio de la Luna –Cáncer- contamos 90º -cuadratura-, llegamos
al domicilio de Marte –Aries-. Si buscamos el mismo arco desde el domicilio del Sol –Leo-,
igualmente arribamos al otro domicilio de Marte –Escorpio-. De aquí deriva el concepto de
las cualidades marcianas de la cuadratura: activa, dinámica, friccional, voluntariosa,
conflictiva.
Si aplicamos el mismo criterio desde las luminarias, 60º más adelante se ubican los signos
regidos por Venus –Tauro, Libra-. De allí que el sextil sea un aspecto con características de
vinculación, captación para percibir las cosas en el momento justo y respuesta adecuada.
Es innecesario remarcar por qué son contactos valiosos desde la perspectiva laboral. Un
último detalle sobre ciertas diferencias en relación con los otros aspectos mayores.
La oposición -dada su conexión con Saturno- otorga objetividad, pero el excesivo registro
externo amenaza con restar ímpetu a la persona que puede pensar "Es muy ardua la
propuesta, jamás la conseguiré". La cuadratura, por el contrario acepta los desafíos,
aunque corre el riego de no seleccionar y creer que cualquier desafío es válido, sólo porque
se presenta como un obstáculo a vencer.
En cuanto al trígono -debido a su naturaleza jupiteriana- es sin duda un factor de suerte y
de facilidad, pero también puede serlo de auto indulgencia y comodidad, a la espera de que
caiga abundante maná del cielo.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
59
Astrología, Trabajo y Crisis

La parte arábiga de la vocación:


vocación:
Sin duda, todos conocemos la Parte de Fortuna, pero olvidamos -o por lo menos no
tenemos presente- que eran muchos más y que abarcaban temas tan variados como el de
los cultivos, los viajes, la salud, etc.
Antes de seguir avanzando vale recordar que las partes arábigas son determinados grados
de la Eclíptica, funcionando como síntesis de tres factores, habitualmente el Ascendente y
dos planetas.
En el caso que nos ocupa, la fórmula es: MC + Luna - Sol
Para facilitar el cálculo, conviene tomar las posiciones desde el 0º Aries. Entonces si un
planeta se ubica en 15º Leo, se tomarán los 120º desde el 0º Aries a 0º Leo más 15º =
135º.
En caso de una suma cuyo valor sea menor que la cifra a restar, se le agrega a la suma
360º.
Un ejemplo para aclarar las cuestiones matemáticas. Supongamos una carta cuyo MC está
en 22º34' Tauro, la Luna en 18º26' Cáncer y el Sol en 23º15' Piscis.
MC 052º 34' = 22º34' Tauro
Luna 108º 26' = 18º26' Cáncer
161º 00' = 11º Virgo
360º 00'
521º 00'
Sol 353º 15' = 23º15' Piscis
167º 45' = 17º45' Virgo
En cuanto a la interpretación, es importante evaluar los aspectos recibidos, con un orbe no
mayor de 3º. Como es habitual, la conjunción posee un peso mayor que los demás
contactos. Es conveniente analizar el signo y la casa de la parte, como así también la
configuración del planeta regente, ya que la mejor o peor posición de éste, le otorgará
mayor o menor fuerza de realización.
Hemos llegado al final del recorrido, que básicamente intenta ser de utilidad para ayudarlo
en la práctica profesional del consultorio. Sin duda, quedan temas sin desarrollar en
profundidad, pero el texto es una guía, y como tal, señala asuntos centrales, para que
luego cada astrólogo lo complete con su mirada y su experiencia.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
60
Astrología, Trabajo y Crisis

Licencia de Documentación Libre de


GNU
This is an unofficial translation of the GNU General Public License into Spanish. It was not published
by the Free Software Foundation, and does not legally state the distribution terms for
documentation that uses the GNU FDL—only the original English text of the GNU FDL does that.
However, we hope that this translation will help Spanish speakers understand the GNU FDL better.
Esta es una traducción no oficial de la Licencia de Documentación Libre de GNU al español. No fue
publicada por la Free Software Foundation, y no expresa legalmente los términos de distribución
para documentación que utilice la GFDL: solo el texto original en inglés de la GFDL puede hacerlo.
Sin embargo, esperamos que esta traducción ayude a los hispanohablantes a comprender mejor la
GFDL. La versión original de la GFDL está disponible en el sitio web de la Free Software Foundation.
La versión original y oficial en inglés se encuentra a continuació nde la presente traducción
Version 1.3, 3 de noviembre de 2008
Copyright © 2000, 2001, 2002, 2007, 2008 Free Software Foundation, Inc.
A todos se les permite copiar y distribuir copias literales (verbatim) de este documento de licencia,
pero los cambios no son permitidos.
0. PREÁMBULO
El propósito de esta licencia es permitir que un manual, libro de texto, o cualquier otro documento
funcional y útil, sea «libre» en el sentido de libertad: para garantizar a todos la libertad efectiva de
copiar y distribuirlo, ya sea modificándolo o no, de manera comercial o no. Secundariamente, esta
Licencia preserva tanto para el autor como para el editor, una manera de obtener crédito por su
obra, sin ser considerados responsables por las modificaciones realizadas por otros.
Esta licencia es del tipo «copyleft», lo que significa que las obras derivadas del documento deben ser
por consiguiente libres, en el mismo sentido. Complementa a la Licencia Pública General de GNU, la
cual es una licencia diseñada para el software libre.
Hemos diseñado esta Licencia para utilizarla en manuales para el software libre, ya que el software
libre requiere documentación: un programa libre debería ser acompañado de manuales que
proporcionen las mismas libertades que el software. Pero esta licencia no está limitada a los
manuales de software; puede ser utilizada para cualquier trabajo textual, sin importar la temática, o
si se trata de un libro publicado de forma impresa. Recomendamos esta Licencia principalmente para
obras cuyo propósito sea la instrucción o referencia.
1. APLICACIÓN Y DEFINICIONES
Esta Licencia aplica a cualquier manual u otra obra, sin importar el medio, que contenga un aviso
colocado por el propietario de los derechos, diciendo que puede ser distribuida bajo los términos de
esta Licencia. Tal nota otorga un licencia universal, libre de regalías, ilimitada en duración, para
utilizar el trabajo bajo las condiciones manifestadas en el presente texto. En adelante, «Documento»
se refiere a cualquiera de dichos manuales u obras. Cualquier miembro del público es un
licenciatario, y será denominado como «Usted». Usted acepta la licencia si copia, modifica o
distribuye el trabajo de manera que requiera permiso bajo la ley de propiedad intelectual.
Una «Versión Modificada» del Documento significa cualquier obra que contenga el Documento, o una
porción de este, ya sea copiado literalmente, o con modificaciones y/o traducido a otro idioma.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
61
Astrología, Trabajo y Crisis

Una «Sección Secundaria» es llamada apéndice, o una sección de carácter central que trata
exclusivamente con la relación de los editores o autores del Documento y el tema en su totalidad (o
asuntos relacionados), y no contiene nada que pueda entrar de manera directa en el tema general.
(Por tanto, si el Documento es en parte un libro de texto de matemáticas, una Sección Secundaria
no puede explicar nada sobre matemáticas). La relación puede ser un asunto de conexión histórica
con el tema o asuntos relacionados, o una posición legal, comercial, filosófica, ética o política acerca
de ellos.
Las «Secciones Invariables» son ciertas Secciones Secundarias cuyos títulos son designados como
Secciones Invariantes, en el aviso que expresan que el Documento está liberado bajo esta Licencia.
Si una sección no se ajusta a la definición anterior de Secundaria, entonces no está permitido que se
designe como Invariable. El Documento puede contener cero Secciones Invariables. Si el Documento
no identifica ninguna Sección Invariable, es que no existen.
Los «Textos de Cubierta» son ciertos pasajes de texto cortos que están listados, como Textos de
Cubierta Delantera o Textos de Cubierta Trasera, en la nota que indica que el Documento está
liberado bajo esta Licencia. Un Texto de Cubierta Delantera puede tener, a lo sumo, cinco palabras, y
un Texto de Cubierta Trasera puede ser máximo de 25 palabras.
Una «Copia Transparente» del Documento se refiere a una copia legible por máquina, representada
en un formato cuyas especificaciones estén disponibles al público en general, que sea adecuada para
revisar el documento de forma directa, con editores de texto genéricos o, para imágenes
compuestas por pixeles, con programas genéricos de manipulación de imágenes. O para dibujos,
algún editor de dibujos ampliamente disponible, y que sea apto como entrada para formateadores
de texto, o para su traducción automática a una variedad de formatos apropiados para
formateadores de texto. Una copia realizada en algún otro formato de archivo Transparente, cuyo
marcaje —o ausencia de marcaje— haya sido dispuesto para frustrar o disuadir modificaciones
subsecuentes por parte de los lectores, no es Transparente. Un formato de imagen no es
Transparente si se utiliza para una cantidad sustancial de texto. Una copia que no es «Transparente»
es llamada «Opaca».
Ejemplos de formatos adecuados para copias Transparentes incluyen ASCII puro, sin marcaje,
formato de entrada Texinfo, formato de entrada LaTeX, SGML o XML, utilizando una DTD disponible
públicamente, y HTML, PostScript o PDF simples, que sigan los estándares y estén diseñados para la
modificación realizada por humanos. Ejemplos de formatos de imágenes transparentes incluyen
PNG, XCF y JPG. Formatos opacos incluyen formatos propietarios que pueden ser leídos y editados
solo en procesadores de texto propietarios, SGMG o XML, para los cuales las DTD y/o herramientas
de procesamiento no están generalmente disponibles, y HTML, PostScript o PDF generados por
máquina, producidos por algunos procesadores de texto para propósitos de salida, solamente.
La «Portada» se refiere, en el caso de un libro impreso, a la página de título, además de las páginas
subsecuentes que sean necesarias para mantener legible el material; esta Licencia se requiere que
aparezca en la Portada. Para obras en formatos que no tengan una portada como tal, «Portada» se
refiere al texto subsiguiente a la aparición más prominente del título de la obra, precediendo el
comienzo del cuerpo de texto.
El «Editor» se refiere a cualquier persona o entidad que distribuya copias del Documento al público.
Una sección «Titulada XYZ» significa una unidad secundaria del Documento, cuyo título es
precisamente XYZ, o contiene XYZ entre paréntesis, seguido del texto que traduce XYZ a otro
idioma. (Aquí XYZ representa el nombre específico de una sección, mencionado más adelante, tal
como «Agradecimientos», «Dedicatoria», «Aprobaciones» o «Historia»). «Preservar el Título» de tal
sección, cuando usted modifique el Documento, significa que permanece una sección «Titulada
XYZ», de acuerdo a esta definición.
El Documento puede incluir Limitaciones de Garantía, a un lado de la nota que especifica que esta
Licencia aplica al Documento. Se considera que estas Limitaciones de Garantía están incluidas, por

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
62
Astrología, Trabajo y Crisis

referencia, en esta Licencia, pero solo en lo que se refiere a limitaciones de garantía: cualquier otra
implicación que estas Limitaciones de Garantía puedan tener es nula, y no tiene efecto en el
significado de esta Licencia.
2. COPIAS LITERALES (VERBATIM)
Usted puede copiar y distribuir el Documento a través de cualquier medio, ya sea de forma
comercial o no, siempre y cuando esta Licencia, los avisos de copyright, y la nota que indica que
esta Licencia aplica al Documento sean reproducidas en todas las copias, y que usted no añada
ninguna otra condición, a las ya expuestas en esta Licencia. No puede utilizar medidas técnicas para
obstruir o controlar la lectura o las copias posteriores de las copias que haga o distribuya. Sin
embargo, puede aceptar una compensación a cambio de las copias. Si distribuye una cantidad lo
suficientemente grande de copias, debe también seguir las condiciones establecidas en la sección 3.
Puede también prestar copias, bajo las mismas condiciones estipuladas anteriormente, y puede
mostrar copias públicamente.
3. COPIAR EN CANTIDAD
Si usted publica copias impresas (o copias en un medio que comúnmente tenga cubiertas impresas)
del Documento, que sobrepasen los 100 ejemplares, y el aviso de licencia del Documento requiera
Textos de Cubierta, debe adjuntar las copias en cubiertas que porten, de manera clara y legible,
todos estos Textos de Cubierta: Textos de Cubierta Delantera en la tapa delantera, y Textos de
Cubierta Trasera en la tapa trasera. Ambas cubiertas deben también —de forma clara y legible—
identificarle a usted como el editor de estas copias. La cubierta delantera debe presentar el título
íntegro, con todas las palabras del título igualmente prominentes y visibles. Puede añadir otro
material en las cubiertas. Las copias con cambios limitados a las cubiertas, siempre que conserven el
título del Documento, y satisfagan estas condiciones, pueden tratarse como copias literales, en otros
respectos.
Si los textos requeridos para cada cubierta son muy voluminosos para ajustarse de manera legible,
debe colocar los primeros —tantos como se ajusten razonablemente— en la cubierta misma, y
continuar con el resto en las páginas adyacentes.
Si usted publica o distribuye copias Opacas del Documento, cuya cantidad exceda los 100
ejemplares, debe ya sea incluir una copia Transparente, que se pueda leer en máquina, junto con
cada copia Opaca, o expresar en cada copia Opaca una dirección de red donde el público general de
la misma tenga acceso a descargar, utilizando protocolos de red estándar, una copia Transparente
completa del Documento, excenta de material adicional. Si utiliza esta última opción, debe tomar
medidas razonables y prudentes cuando comience con la distribución de copias Opacas en cantidad,
para asegurarse de que esta copia Transparente permanecerá accesible en la dirección estipulada,
hasta —al menos— un año después de la última ocasión en la que distribuya una copia Opaca —
directamente o a través de sus agentes o distribuidores— de tal edición al público.
Se solicita, pero no se requiere, que contacte a los autores del Documento mucho antes de
redistribuir cualquier cantidad grande de copias, para darles la oportunidad de proveerle a usted una
versión actualizada del Documento.
4. MODIFICACIONES
Usted puede copiar y distribuir una Versión Modificada del Documento, bajo las condiciones
estipuladas en las secciones 2 y 3, siempre que libere la Versión Modificada bajo esta Licencia
precisamente, con la Versión Modificada cumpliendo el papel del Documento; por tanto, otorgando
licencia para la distribución y modificación de la Versión Modificada, a cualquiera que posea una
copia de esta. Además, usted deberá hacer lo siguiente en la Versión Modificada:
A. Utilizar en la Portada —y en las cubiertas, si existen— un título distinto al del Documento,
y de las versiones anteriores, las cuales deben, en caso de existir, estar listadas en la sección de

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
63
Astrología, Trabajo y Crisis

Historia del Documento. Usted puede usar el mismo título de alguna versión anterior, si el editor
original de tal versión otorga su consentimiento.
B. Listar en la Portada, como autores, a una o más personas o entidades responsables de la
autoría de las modificaciones en la Versión Modificada, junto con, al menos, cinco de los principales
autores del Documento (todos los autores principales, si son menos de cinco), a menos que sea
usted eximido de dicho requerimiento.
C. Indicar en la Portada el nombre del editor de la Versión Modificada, definiéndolo como
editor.
D. Preservar todas las notas de copyright del Documento.
E. Añadir un aviso de copyright para sus modificaciones, adyacente a otras notas de
copyright.
F. Incluir, inmediatamente después de las notas de copyright, un aviso de licencia, otorgando
al público permiso para utilizar la Versión Modificada bajo los términos de esta Licencia, tal como se
muestra en la Adenda, al final de este documento.
G. Conservar en tal aviso de licencia la lista completa de Secciones Invariables, y Textos de
Cubierta dados en el aviso de licencia del Documento.
H. Incluir una copia inalterada de esta Licencia.
I. Preservar la sección llamada «Historia», conservar su Título, y añadir a este un elemento
que manifieste al menos el título, año, nuevos autores y editor de la Versión Modificada, tal como
figuran en la Portada. Si no existe en el Documento una sección llamada «Historia», crear una
estableciendo el título, año, autores y editor del Documento, como aparecen en su Portada, luego
agregar un elemento que describa a la Versión Modificada, como se estableció en la frase anterior.
J. Conservar la locación de red, si existe, especificada en el Documento par el acceso público
a la copia Transparente del Documento, e igualmente, las locaciones de red dadas en el Documento
para versiones previas en las que se haya basado. Estas se pueden colocar en la sección «Historia».
Usted puede omitir una locación de red para una obra que fue publicada al menos cuatro años antes
que el Documento mismo, o en caso de que el editor original de la versión a la que se hace
referencia le de permiso.
K. Para cualquier sección titulada «Agradecimientos» o «Dedicatoria», preservar el Título de
la sección, y conservar en la sección toda la sustancia y tono de cada agradecimiento y/o dedicatoria
hechas por cada contribuidor.
L. Preservar todas las Secciones Invariables del Documento, inalteradas de acuerdo a su
texto y títulos. Los números de sección o sus equivalentes no son considerados parte de los títulos
de la sección.
M. Eliminar cualquier sección denominada «Aprobaciones». Tal sección no deberá ser incluida
en la Versión Modificada.
N. No renombrar ninguna sección, para que sea titulada «Aprobaciones», o con algún título
que esté en conflicto con cualquier Sección Invariable.
O. Preservar todas las Limitaciones de Garantía.
Si la Versión Modificada incluye nuevas secciones o apéndices que califiquen como Secciones
Secundarias, y no contengan material copiado del Documento, usted puede, opcionalmente,
designar alguna o todas estas secciones como invariables. Para hacer esto, añada sus títulos a la
lista se Secciones Invariables en el aviso de licencia de la Versión Modificada. Estos títulos deben ser
distintos de cualquier otro título de sección.
Puede agregar una sección llamada «Aprobaciones», siempre y cuando contenga únicamente
aprobaciones de su Versión Modificada por diversas fuentes; por ejemplo: observaciones de peritos,
o que el texto haya sido aprobado por una organización como la definición autoritaria de un
estándar.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
64
Astrología, Trabajo y Crisis

Puede añadir un pasaje, de hasta cinco palabras, como Texto de Cubierta, y un pasaje de hasta 25
palabras como Texto de Cubierta Trasera, al final de la lista de Textos de Cubierta, en la Versión
Modificada. Solo un pasaje de Texto de Cubierta, y uno de Texto de Cubierta Trasera pueden ser
agregados por una entidad (o a través de arreglos hechos por esta). Si el Documento ya incluye un
Texto de Cubierta para la misma cubierta, añadido previamente por usted o por la misma entidad a
la que usted representa, no podrá añadirle otro; pero podrá reemplazar el antiguo, con el permiso
explícito del editor anterior, quien añadió el pasado.
El/los autor(es) y editor(es) del Documento, a través de esta Licencia, no otorgan permiso para
utilizar sus nombres con fines de publicidad, ni para afirmar o implicar aprobación de cualquier
Versión Modificada.
5. COMBINAR DOCUMETOS
Usted puede combinar el Documento con otros documentos liberados bajo esta Licencia, bajo los
términos definidos en la sección 4, anteriormente, para versiones modificadas, siempre que incluya
en la combinación todas las Secciones Invariables, de todos lo documentos originales, sin
modificación, y los liste a todos como Secciones Invariables de su obra combinada, en la nota de
licencia, y que preserve todas las Limitaciones de Garantía.
El trabajo combinado requiere contener solo una copia de esta Licencia, y múltiples Secciones
Invariables indénticas pueden ser reemplazadas por una copia única. Si existen múltiples Secciones
Invariables con el mismo nombre, pero distinto contenido, haga el título de cada una de estas
secciones único, añadiendo al final de estos —entre paréntesis—, el nombre del autor original, o el
editor de la sección, si se conoce; o en caso contrario, un número único. Realice el mismo ajuste a
los títulos de sección en la lista de Secciones Invariables, en la nota de licencia de la obra
combinada.
En la combinación, debe combinar cualquier sección titulada «Historia», de los distintos documentos
originales, formando una sección denominada «Historia»; de igual manera, combinar toda sección
titulada «Agradecimientos», y cualquier sección titulada «Dedicatoria». Debe eliminar todas las
secciones tituladas «Aprobaciones».
6. COLECCIONES DE DOCUMENTOS
Usted puede formar una colección que consista del Documento, y otros documentos liberados bajo
esta Licencia, y reemplazar las copias individuales de esta Licencia en los diversos documentos con
una sola copia que sea incluida en la colección, mientras siga las reglas de esta Licencia para copias
literales (verbatim), de cada uno de los documentos, en todos los demás respectos.
Puede extraer un documento único de tal colección, y distribuirlo individualmente bajo esta Licencia,
siempre que inserte una copia de esta Licencia dentro del documento extraido, y siga esta Licencia
en todos los demás respectos, en cuanto a la copia literal de tal documento.
7. AGREGACIÓN CON OBRAS INDEPENDIENTES
Una compilación del Documento o sus derivados, con otros documentos o trabajos separados e
independientes, en cualquier volumen de almacenamiento o medio de distribución, es llamada un
«agregado», si el copyright que resulte de la compilación no es utilizado para limitar los derechos
legales de los usuarios de la compilación, más allá de lo que permitan las obras individuales. Cuando
el documento es incluido en un agregado, esta Licencia no aplica a las otras obras en el agregado,
las cuales no son por sí mismas trabajos derivados del Documento.
Si el requerimiento de Texto de Cubierta de la sección 3 aplica a estas copias del Documento, y el
Documento es menor que la mitad de todo el agregado, los Textos de Cubierta del Documento
pueden ser colocados en cubiertas que agrupen al Documento dentro del agregado , o el equivalente
electrónico a las cubiertas si el Documento se encuentra en forma electrónica. De otra manera,
deberán aparecer en las cubiertas impresas que agrupan a todo no triviales, el agregado.
8. TRADUCCIÓN

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
65
Astrología, Trabajo y Crisis

La traducción es considerada un tipo de modificación, así que puede distribuir traducciones del
Documento bajo los términos de la sección 4. Reemplazar Secciones Invariables con traducciones
requiere un permiso especial por parte de los poseedores del copyright, pero usted puede incluir
traducciones de algunas o todas las Secciones Invariables, además de las versiones originales de
estas Secciones Invariables. Puede incluir una traducción de esta Licencia, y todos los avisos de
licencia en el Documento, y cualquier Limitación de Garantía, siempre y cuando incluya también la
versión original en inglés de esta Licencia, y las versiones originales de tales notas de licencia y
limitaciones de garantía. En caso de desacuerdo entre la traducción y la versión original de esta
Licencia, o algún aviso o limitación, la versión original prevalecerá.
Si una sección del Documento es titulada «Agradecimientos», «Dedicatoria» o «Historia», el
requerimiento (sección 4) de Preservar su Título (sección 1), exigirá típicamente cambiar el título
existente.
9. TERMINACIÓN
Usted no puede copiar, modificar, sublicenciar o distribuir el Documento salvo que sea expresamente
puesto a disposición bajo esta Licencia. Cualquier otro intento por copiar, modificar, sublicenciar o
distribuir es nulo, y dará por finalizados automáticamente sus derechos bajo esta Licencia.
Sin embargo, si usted cesa todas las violaciones a esta Licencia, entonces su licencia por parte de
algún poseedor de copyright es restituida (a) provisionalmente, a menos, y hasta que, el dueño de
los derechos de por terminada —explícita y finalmente— su licencia, y permanentemente (b), si el
poseedor del copyright falla al notificarle acerca de la violación a través de algún conducto
razonable, en un plazo menor a 60 días posteriores al cese.
Además, su licencia proveniente de algún poseedor de copyright es rehabilitada de forma
permanente si el dueño del copyright le notifica acerca de la violación a través de algún conducto
razonable, si esta es la primera ocasión en la que recibe noticia sobre una violación de esta Licencia
(para cualquier obra), de parte de dicho poseedor de copyright, y usted remedia la violación en
menos de 30 días, luego de haber recibido esta notificación.
La terminación de sus derechos bajo esta sección no da fin a las licencias de terceros, quienes hayan
recibido copias o derechos por parte suya bajo esta Licencia. Si sus derechos han sido terminados, y
no han sido reintegrados permanentemente, recibir una copia —en su totalidad o en parte— del
mismo material no le otorga ningún derecho a utilizarlo.
10. REVISIONES FUTURAS DE ESTA LICENCIA
La Free Software Foundation puede publicar versiones nuevas y revisadas de la Licencia de
Documentación Libre de GNU, de vez en cuando. Tales versiones nuevas serán similares en espíritu
a la presente versión, pero podrán diferir en detalles para solucionar nuevos problemas o
preocupaciones. Ver http://www.gnu.org/copyleft.
A cada versión de esta Licencia se le otorga un número de versión. Si el Documento especifica que
un número de versión en particular de esta Licencia, «o cualquier versión posterior», aplica, usted
tiene la opción de seguir los términos y condiciones ya sea de la versión especificada, o de cualquier
versión posterior que haya sida publicada (no como borrador), por la Free Software Foundation. Si el
Documento no especifica un número de versión de esta Licencia, puede elegir cualquier versión que
haya sido publicada (no como borrador) por la Free Software Foundation. Si el Documento especifica
que un apoderado puede decidir qué versión futura de esta Licencia puede ser utilizada, la
declaración pública de tal apoderado, de aceptar una versión permanentemente, le autoriza escoger
dicha versión par el Documento.
11. RELICENCIAR
Un «Sito de Colaboración Masiva entre Multiautores» (MMC Site, por sus siglas en inglés), significa
cualquier sitio Web que publique obras con derechos de autor, y también proporcione facilidades
preeminentes para que cualquiera edita dichas obras. Una wiki pública, que todos pueden editar, es

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
66
Astrología, Trabajo y Crisis

un ejemplo de tal servidor. Una «Colaboración Masiva entre Multiautores» (o MCC, por sus siglas en
inglés) contenida en el sitio se refiere por tanto, a cualquier conjunto de obras con derechos de
autor publicadas en un sitio MMC.
«CC-BY-SA» se refiere a la licencia Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0, publicada por la
Creative Commons Corporation, una corporación sin fines de lucro establecida en San Francisco,
California, así como a futuras versiones copyleft de tal licencia, publicadas por la misma
organización.
«Incorporado» significa publicar o republicar un Documento, en su totalidad o parcialmente, como
parte de otro Documento.
Una MMC es «elegible para el relicenciamiento» si está licenciada bajo esta Licencia, y si todas las
obras que fueron publicadas bajo esta Licencia en algún lugar que no sea esta MMC, y
posteriormente incorporadas en conjunto o en parte en la MMC, (1) no contaban con textos de
cubierta o secciones invariables, y (2) fueron por tanto incorporadas previo al 1 de noviembre de
2008.
El operador de un Sitio MMC puede republicar en el mismo sitio y bajo CC-BY-SA, una MMC que se
encuentre en el sitio, en cualquier momento anterior al 1 de agosto de 2009, siempre que la MMC
sea elegible para relicenciar.

GNU Free Documentation License


Version 1.3, 3 November 2008
Copyright © 2000, 2001, 2002, 2007, 2008 Free Software Foundation, Inc.
<http://fsf.org/>
Everyone is permitted to copy and distribute verbatim copies of this license document, but changing
it is not allowed.
0. PREAMBLE
The purpose of this License is to make a manual, textbook, or other functional and useful document
"free" in the sense of freedom: to assure everyone the effective freedom to copy and redistribute it,
with or without modifying it, either commercially or noncommercially. Secondarily, this License
preserves for the author and publisher a way to get credit for their work, while not being considered
responsible for modifications made by others.
This License is a kind of "copyleft", which means that derivative works of the document must
themselves be free in the same sense. It complements the GNU General Public License, which is a
copyleft license designed for free software.
We have designed this License in order to use it for manuals for free software, because free software
needs free documentation: a free program should come with manuals providing the same freedoms
that the software does. But this License is not limited to software manuals; it can be used for any
textual work, regardless of subject matter or whether it is published as a printed book. We
recommend this License principally for works whose purpose is instruction or reference.
1. APPLICABILITY AND DEFINITIONS
This License applies to any manual or other work, in any medium, that contains a notice placed by
the copyright holder saying it can be distributed under the terms of this License. Such a notice
grants a world-wide, royalty-free license, unlimited in duration, to use that work under the
conditions stated herein. The "Document", below, refers to any such manual or work. Any member
of the public is a licensee, and is addressed as "you". You accept the license if you copy, modify or
distribute the work in a way requiring permission under copyright law.
A "Modified Version" of the Document means any work containing the Document or a portion of it,
either copied verbatim, or with modifications and/or translated into another language.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
67
Astrología, Trabajo y Crisis

A "Secondary Section" is a named appendix or a front-matter section of the Document that deals
exclusively with the relationship of the publishers or authors of the Document to the Document's
overall subject (or to related matters) and contains nothing that could fall directly within that overall
subject. (Thus, if the Document is in part a textbook of mathematics, a Secondary Section may not
explain any mathematics.) The relationship could be a matter of historical connection with the
subject or with related matters, or of legal, commercial, philosophical, ethical or political position
regarding them.
The "Invariant Sections" are certain Secondary Sections whose titles are designated, as being those
of Invariant Sections, in the notice that says that the Document is released under this License. If a
section does not fit the above definition of Secondary then it is not allowed to be designated as
Invariant. The Document may contain zero Invariant Sections. If the Document does not identify any
Invariant Sections then there are none.
The "Cover Texts" are certain short passages of text that are listed, as Front-Cover Texts or Back-
Cover Texts, in the notice that says that the Document is released under this License. A Front-Cover
Text may be at most 5 words, and a Back-Cover Text may be at most 25 words.
A "Transparent" copy of the Document means a machine-readable copy, represented in a format
whose specification is available to the general public, that is suitable for revising the document
straightforwardly with generic text editors or (for images composed of pixels) generic paint
programs or (for drawings) some widely available drawing editor, and that is suitable for input to
text formatters or for automatic translation to a variety of formats suitable for input to text
formatters. A copy made in an otherwise Transparent file format whose markup, or absence of
markup, has been arranged to thwart or discourage subsequent modification by readers is not
Transparent. An image format is not Transparent if used for any substantial amount of text. A copy
that is not "Transparent" is called "Opaque".
Examples of suitable formats for Transparent copies include plain ASCII without markup, Texinfo
input format, LaTeX input format, SGML or XML using a publicly available DTD, and standard-
conforming simple HTML, PostScript or PDF designed for human modification. Examples of
transparent image formats include PNG, XCF and JPG. Opaque formats include proprietary formats
that can be read and edited only by proprietary word processors, SGML or XML for which the DTD
and/or processing tools are not generally available, and the machine-generated HTML, PostScript or
PDF produced by some word processors for output purposes only.
The "Title Page" means, for a printed book, the title page itself, plus such following pages as are
needed to hold, legibly, the material this License requires to appear in the title page. For works in
formats which do not have any title page as such, "Title Page" means the text near the most
prominent appearance of the work's title, preceding the beginning of the body of the text.
The "publisher" means any person or entity that distributes copies of the Document to the public.
A section "Entitled XYZ" means a named subunit of the Document whose title either is precisely XYZ
or contains XYZ in parentheses following text that translates XYZ in another language. (Here XYZ
stands for a specific section name mentioned below, such as "Acknowledgements", "Dedications",
"Endorsements", or "History".) To "Preserve the Title" of such a section when you modify the
Document means that it remains a section "Entitled XYZ" according to this definition.
The Document may include Warranty Disclaimers next to the notice which states that this License
applies to the Document. These Warranty Disclaimers are considered to be included by reference in
this License, but only as regards disclaiming warranties: any other implication that these Warranty
Disclaimers may have is void and has no effect on the meaning of this License.
2. VERBATIM COPYING
You may copy and distribute the Document in any medium, either commercially or noncommercially,
provided that this License, the copyright notices, and the license notice saying this License applies to
the Document are reproduced in all copies, and that you add no other conditions whatsoever to

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
68
Astrología, Trabajo y Crisis

those of this License. You may not use technical measures to obstruct or control the reading or
further copying of the copies you make or distribute. However, you may accept compensation in
exchange for copies. If you distribute a large enough number of copies you must also follow the
conditions in section 3.
You may also lend copies, under the same conditions stated above, and you may publicly display
copies.
3. COPYING IN QUANTITY
If you publish printed copies (or copies in media that commonly have printed covers) of the
Document, numbering more than 100, and the Document's license notice requires Cover Texts, you
must enclose the copies in covers that carry, clearly and legibly, all these Cover Texts: Front-Cover
Texts on the front cover, and Back-Cover Texts on the back cover. Both covers must also clearly and
legibly identify you as the publisher of these copies. The front cover must present the full title with
all words of the title equally prominent and visible. You may add other material on the covers in
addition. Copying with changes limited to the covers, as long as they preserve the title of the
Document and satisfy these conditions, can be treated as verbatim copying in other respects.
If the required texts for either cover are too voluminous to fit legibly, you should put the first ones
listed (as many as fit reasonably) on the actual cover, and continue the rest onto adjacent pages.
If you publish or distribute Opaque copies of the Document numbering more than 100, you must
either include a machine-readable Transparent copy along with each Opaque copy, or state in or with
each Opaque copy a computer-network location from which the general network-using public has
access to download using public-standard network protocols a complete Transparent copy of the
Document, free of added material. If you use the latter option, you must take reasonably prudent
steps, when you begin distribution of Opaque copies in quantity, to ensure that this Transparent
copy will remain thus accessible at the stated location until at least one year after the last time you
distribute an Opaque copy (directly or through your agents or retailers) of that edition to the public.
It is requested, but not required, that you contact the authors of the Document well before
redistributing any large number of copies, to give them a chance to provide you with an updated
version of the Document.
4. MODIFICATIONS
You may copy and distribute a Modified Version of the Document under the conditions of sections 2
and 3 above, provided that you release the Modified Version under precisely this License, with the
Modified Version filling the role of the Document, thus licensing distribution and modification of the
Modified Version to whoever possesses a copy of it. In addition, you must do these things in the
Modified Version:
A. Use in the Title Page (and on the covers, if any) a title distinct from that of the Document,
and from those of previous versions (which should, if there were any, be listed in the History section
of the Document). You may use the same title as a previous version if the original publisher of that
version gives permission.
B. List on the Title Page, as authors, one or more persons or entities responsible for
authorship of the modifications in the Modified Version, together with at least five of the principal
authors of the Document (all of its principal authors, if it has fewer than five), unless they release
you from this requirement.
C. State on the Title page the name of the publisher of the Modified Version, as the publisher.
D. Preserve all the copyright notices of the Document.
E. Add an appropriate copyright notice for your modifications adjacent to the other copyright
notices.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
69
Astrología, Trabajo y Crisis

F. Include, immediately after the copyright notices, a license notice giving the public
permission to use the Modified Version under the terms of this License, in the form shown in the
Addendum below.
G. Preserve in that license notice the full lists of Invariant Sections and required Cover Texts
given in the Document's license notice.
H. Include an unaltered copy of this License.
I. Preserve the section Entitled "History", Preserve its Title, and add to it an item stating at
least the title, year, new authors, and publisher of the Modified Version as given on the Title Page. If
there is no section Entitled "History" in the Document, create one stating the title, year, authors, and
publisher of the Document as given on its Title Page, then add an item describing the Modified
Version as stated in the previous sentence.
J. Preserve the network location, if any, given in the Document for public access to a
Transparent copy of the Document, and likewise the network locations given in the Document for
previous versions it was based on. These may be placed in the "History" section. You may omit a
network location for a work that was published at least four years before the Document itself, or if
the original publisher of the version it refers to gives permission.
K. For any section Entitled "Acknowledgements" or "Dedications", Preserve the Title of the
section, and preserve in the section all the substance and tone of each of the contributor
acknowledgements and/or dedications given therein.
L. Preserve all the Invariant Sections of the Document, unaltered in their text and in their
titles. Section numbers or the equivalent are not considered part of the section titles.
M. Delete any section Entitled "Endorsements". Such a section may not be included in the
Modified Version.
N. Do not retitle any existing section to be Entitled "Endorsements" or to conflict in title with
any Invariant Section.
O. Preserve any Warranty Disclaimers.
If the Modified Version includes new front-matter sections or appendices that qualify as Secondary
Sections and contain no material copied from the Document, you may at your option designate some
or all of these sections as invariant. To do this, add their titles to the list of Invariant Sections in the
Modified Version's license notice. These titles must be distinct from any other section titles.
You may add a section Entitled "Endorsements", provided it contains nothing but endorsements of
your Modified Version by various parties—for example, statements of peer review or that the text
has been approved by an organization as the authoritative definition of a standard.
You may add a passage of up to five words as a Front-Cover Text, and a passage of up to 25 words
as a Back-Cover Text, to the end of the list of Cover Texts in the Modified Version. Only one passage
of Front-Cover Text and one of Back-Cover Text may be added by (or through arrangements made
by) any one entity. If the Document already includes a cover text for the same cover, previously
added by you or by arrangement made by the same entity you are acting on behalf of, you may not
add another; but you may replace the old one, on explicit permission from the previous publisher
that added the old one.
The author(s) and publisher(s) of the Document do not by this License give permission to use their
names for publicity for or to assert or imply endorsement of any Modified Version.
5. COMBINING DOCUMENTS
You may combine the Document with other documents released under this License, under the terms
defined in section 4 above for modified versions, provided that you include in the combination all of
the Invariant Sections of all of the original documents, unmodified, and list them all as Invariant
Sections of your combined work in its license notice, and that you preserve all their Warranty
Disclaimers.

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
70
Astrología, Trabajo y Crisis

The combined work need only contain one copy of this License, and multiple identical Invariant
Sections may be replaced with a single copy. If there are multiple Invariant Sections with the same
name but different contents, make the title of each such section unique by adding at the end of it, in
parentheses, the name of the original author or publisher of that section if known, or else a unique
number. Make the same adjustment to the section titles in the list of Invariant Sections in the license
notice of the combined work.
In the combination, you must combine any sections Entitled "History" in the various original
documents, forming one section Entitled "History"; likewise combine any sections Entitled
"Acknowledgements", and any sections Entitled "Dedications". You must delete all sections Entitled
"Endorsements".
6. COLLECTIONS OF DOCUMENTS
You may make a collection consisting of the Document and other documents released under this
License, and replace the individual copies of this License in the various documents with a single copy
that is included in the collection, provided that you follow the rules of this License for verbatim
copying of each of the documents in all other respects.
You may extract a single document from such a collection, and distribute it individually under this
License, provided you insert a copy of this License into the extracted document, and follow this
License in all other respects regarding verbatim copying of that document.
7. AGGREGATION WITH INDEPENDENT WORKS
A compilation of the Document or its derivatives with other separate and independent documents or
works, in or on a volume of a storage or distribution medium, is called an "aggregate" if the
copyright resulting from the compilation is not used to limit the legal rights of the compilation's
users beyond what the individual works permit. When the Document is included in an aggregate,
this License does not apply to the other works in the aggregate which are not themselves derivative
works of the Document.
If the Cover Text requirement of section 3 is applicable to these copies of the Document, then if the
Document is less than one half of the entire aggregate, the Document's Cover Texts may be placed
on covers that bracket the Document within the aggregate, or the electronic equivalent of covers if
the Document is in electronic form. Otherwise they must appear on printed covers that bracket the
whole aggregate.
8. TRANSLATION
Translation is considered a kind of modification, so you may distribute translations of the Document
under the terms of section 4. Replacing Invariant Sections with translations requires special
permission from their copyright holders, but you may include translations of some or all Invariant
Sections in addition to the original versions of these Invariant Sections. You may include a
translation of this License, and all the license notices in the Document, and any Warranty
Disclaimers, provided that you also include the original English version of this License and the
original versions of those notices and disclaimers. In case of a disagreement between the translation
and the original version of this License or a notice or disclaimer, the original version will prevail.
If a section in the Document is Entitled "Acknowledgements", "Dedications", or "History", the
requirement (section 4) to Preserve its Title (section 1) will typically require changing the actual
title.
9. TERMINATION
You may not copy, modify, sublicense, or distribute the Document except as expressly provided
under this License. Any attempt otherwise to copy, modify, sublicense, or distribute it is void, and
will automatically terminate your rights under this License.
However, if you cease all violation of this License, then your license from a particular copyright
holder is reinstated (a) provisionally, unless and until the copyright holder explicitly and finally

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
71
Astrología, Trabajo y Crisis

terminates your license, and (b) permanently, if the copyright holder fails to notify you of the
violation by some reasonable means prior to 60 days after the cessation.
Moreover, your license from a particular copyright holder is reinstated permanently if the copyright
holder notifies you of the violation by some reasonable means, this is the first time you have
received notice of violation of this License (for any work) from that copyright holder, and you cure
the violation prior to 30 days after your receipt of the notice.
Termination of your rights under this section does not terminate the licenses of parties who have
received copies or rights from you under this License. If your rights have been terminated and not
permanently reinstated, receipt of a copy of some or all of the same material does not give you any
rights to use it.
10. FUTURE REVISIONS OF THIS LICENSE
The Free Software Foundation may publish new, revised versions of the GNU Free Documentation
License from time to time. Such new versions will be similar in spirit to the present version, but may
differ in detail to address new problems or concerns. See http://www.gnu.org/copyleft/.
Each version of the License is given a distinguishing version number. If the Document specifies that
a particular numbered version of this License "or any later version" applies to it, you have the option
of following the terms and conditions either of that specified version or of any later version that has
been published (not as a draft) by the Free Software Foundation. If the Document does not specify a
version number of this License, you may choose any version ever published (not as a draft) by the
Free Software Foundation. If the Document specifies that a proxy can decide which future versions
of this License can be used, that proxy's public statement of acceptance of a version permanently
authorizes you to choose that version for the Document.
11. RELICENSING
"Massive Multiauthor Collaboration Site" (or "MMC Site") means any World Wide Web server that
publishes copyrightable works and also provides prominent facilities for anybody to edit those works.
A public wiki that anybody can edit is an example of such a server. A "Massive Multiauthor
Collaboration" (or "MMC") contained in the site means any set of copyrightable works thus published
on the MMC site.
"CC-BY-SA" means the Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 license published by Creative
Commons Corporation, a not-for-profit corporation with a principal place of business in San
Francisco, California, as well as future copyleft versions of that license published by that same
organization.
"Incorporate" means to publish or republish a Document, in whole or in part, as part of another
Document.
An MMC is "eligible for relicensing" if it is licensed under this License, and if all works that were first
published under this License somewhere other than this MMC, and subsequently incorporated in
whole or in part into the MMC, (1) had no cover texts or invariant sections, and (2) were thus
incorporated prior to November 1, 2008.
The operator of an MMC Site may republish an MMC contained in the site under CC-BY-SA on the
same site at any time before August 1, 2009, provided the MMC is eligible for relicensing

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
72
Astrología, Trabajo y Crisis

© 2016 Silvia Ceres / Gente de Astrología-GeA – Bajo Licencia de Documentación Libre de GNU
73