Sei sulla pagina 1di 3

No hay defensa para el utilitarismo

Dentro de lo expuesto por ambos autores, una de las similitudes encontradas es el hecho del
rechazo al utilitarismo como pensamiento valido;
Utilitarismo, término aplicado a las corrientes filosóficas que identifican el bien con lo útil, ya sea
para el individuo, ya para la sociedad. Lo útil es, así, considerado como criterio moral y como
fundamento del bien y de la felicidad. (Webdianoia, 2001)
Con un fuerte rechazo a este pensamiento, con diferentes argumentos en su contra. El análisis de
ambos se da en épocas donde ambos ven la doctrina utilitarista como algo disfuncional, que no
se puede medir al individuo por su “utilidad”.
John Rawls en el texto presenta su propuesta de la “justicia como imparcialidad política, no
metafísica” lo contrario a lo que en ese momento se venía pensando, donde menciona varios
aspectos por os que se podría llegar a dicha concepción que propone, allí es donde entra el
utilitarismo como un detractor para lo que propone. Para mostrar la razón por la cual el
utilitarismo no va con su propuesta menciona que la justicia como imparcialidad no está pensada
como una concepción moral, en esto las concepciones morales generales difieren de esta idea de
justicia. Rawls (2007) afirma: “El utilitarismo es un ejemplo cercano, porque se dice
habitualmente que el principio de utilidad, aunque esté formulado, es valedero para todo tipo de
sujetos que se clasifique, desde las acciones de los individuos a las leyes de las naciones”
(p.190). Esto en alusión de cómo se plantea un concepto moral general en la sociedad con
respeto a la justicia como imparcialidad la cual no viene a ser tomada como ello.
La justicia como imparcialidad según Rawls, ofrece una alternativa para el utilitarismo pensando
que Rawls (2007) dice: “Yo quisiera entender ahora la justicia como imparcialidad como una
concepción de justicia razonablemente sistemática y viable para una democracia constitucional”
(p.192). Esta necesidad de buscar alternativas para el utilitarismo viene en cuanto se presentan
problemas políticos en los cuales flaquean los conceptos de libertades y derechos en la sociedad.
La justicia como imparcialidad intenta pronunciarse entre estas dos tradiciones contendientes, en
primer lugar proponiendo dos principios de justicia que sirvan de guía para realizar los valores de
libertad e igualdad por medio de las instituciones básicas, y en segundo lugar, especificando un
punto de vista desde el que esos principios puedan ser reconocidos como más adecuados que
otros principios de justicia ya conocidos, para la naturaleza de los ciudadanos democráticos
contemplados como personas libres e iguales. (Rawls. J, 2007, 194)
Rawls descalifica el principio del utilitarismo, junto con otros principios morales que se
consideran en la sociedad. Advirtiendo de que no se consigue una sociedad donde la concepción
de las personas se presente libres e iguales, priorizando el derecho e cada una. Que debería ser
ideal en una sociedad democrática y constitucional que es donde él dice que funciona su
propuesta, como se menciona antes la justicia sea razonable, sistemático y viable.

Frente al pensamiento de Kant basado en el resumen de su concepción, Kant (1785) afirma:


“Obra solo según una máxima tal, que puedas querer al mismo tiempo que se torne en ley
universal.”. Entendiendo lo universal como aquello que es justo, lo moral y el deber ser de las
cosas. La razón se presenta por el actuar correctamente, obrar por deber. El hombre es libe en
cuanto actúa racionalmente y su voluntad anhela actuar por el deber.

Kant (1785) afirma, “Obra de tal modo que trates a la humanidad, tanto en tu persona como en la
de cualquier otro, siempre como un fin y nunca solamente como un medio”. En esto se puede
basar para rechazar el utilitarismo en el que se rebaja a una mera cosa que se mide por su utilidad
y aportes. Para Kant el hombre por sí mismo tiene un valor absoluto por su característica de
racionalidad, en lo cual un ser racional no puede consentir el ser utilizado, es moralmente
obligatorio el trato del hombre como un fin según el pensamiento de la ética Kantiana. El
hombre es un fin en sí mismo. Según esto el utilitarismo estaría en contra de su pensamiento, allí
es donde Rawls y Kant tienen similitud, puesto que ambos toman a las personas como seres
libres y racionales por si mismos que tienen valor por sí mismos y no justificado en su aporte al
resto.
Referencias
Webdianoia (2001) Utilitarismo
Recuperado de https://www.webdianoia.com/glosario/display.php?action=view&id=305&from
=action=search%7Cby=U
Rawls, J. (2007). Justicia como imparcialidad: política, no metafísica (187-229). En C. Gómez
(Ed.).
Doce textos fundamentales de la Ética del siglo XX. Madrid: Alianza.
Kant, I, Fundamentación de la metafísica de las costumbres, Porrúa, México, 1980, (pp.21-55)
Wikipedia (Marzo 25, 2019) Ética Kantiana
Recuperado de https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%89tica_kantiana
Anónimo Dignidad humana según Kant
Recuperado de http://recursostic.educacion.es/secundaria/edad/4esoetica/quincena2/
quincena2_contenidos_4b.htm
Kant (1785) Fundamentación de la metafísica de las costumbres
Recuperado de https://www.academia.edu/32058024/I._Kant._Fundamentaci%C3%B3n
_de_la_metaf%C3%ADsica_de_las_costumbres_1785