Sei sulla pagina 1di 8

Licenciatura en pedagogía Infantil

VII Semestre.

Ética profesional

Tutora:

María Ripoll Vivanco

El sujeto ético

Integrantes:

katherine de Aguas

Evelyn Parra

Iris Alcocer

Elisa García

Barranquilla abril /2019


Introducción

Las normas éticas nos orientan como debemos actuar con nosotros mismos, con

los que nos rodean y la sociedad en general. Esto nos ayuda a actuar bien y a

sentirnos bien con nuestras actuaciones. Ese cumplimiento depende de cada

persona y de los valores que orientan su vida. En este foro analizamos como se

construye un ciudadano y como esta construcción de ciudadanía contribuye en la

minimización de los conflictos que aquejan nuestra sociedad y como la escuela

cumple un papel transformador de las realidades de los ciudadanos colombianos.


EL SUJETO ETICO

Los sujetos éticos son los protagonistas de la ética, los agentes a quienes se

refieren las normas éticas, los afectados directamente por las reglas, quienes

deben cumplirlas y a quienes pueden exigirse responsabilidades por

incumplimiento.

Capella, Francisco .

La persona.

La persona se define en psicología como individuo concreto y abarca sus aspectos

psíquicos y físicos para definir su carácter.

Para el derecho la persona es todo ente susceptible de adquirir derechos o contraer

obligaciones y en filosofía como todo sujeto capaz de poseer la capacidad de la

sensibilidad.

La ética.

La ética nace como una reflexión del comportamiento humano, de modo que sus

ideas versan sobre lo que es bueno y es malo y nace como respuesta al

escepticismo moral.

La ética pretende cambiar el individualismo moral estableciendo parámetros de

comportamiento. Surge de la moral que un pueblo vive en un momento determinado

de su historia, son las normas que comparten la mayoría de los miembros de la

sociedad.
La ciudadanía.

La ciudadanía más que el reconocimiento de derechos es la construcción de

escenarios permanentes donde se pueda convivir con los otros, aquellos que no

son iguales y que también son depositarios de dignidad humana

La ciudadanía, desde esta perspectiva implica tácitamente la capacidad para poder

convivir con el otro en el marco de reglas socialmente aceptadas, las cuales deben

estar basadas en la libertad y la igualdad. Entonces, la igualdad y la libertad son

supuestos requeridos para hacer de la ciudadanía una verdadera práctica, pero ello

no supone el ejercicio efectivo de la ciudadanía.

La escuela como formadora de ciudadanos.

Una de las principales funciones de las instituciones escolares en todos sus niveles

es la formación de sujetos dinámicos y críticos de los fenómenos en los que se

encuentran inmersos ofreciéndoles instrumentos que le permita una adecuada

socialización o adaptación (Dewey, 2004) Un sujeto crítico es la antesala para el

ejercicio de una ciudadanía activa, es decir, la educación cumple una función

socializadora y reproductora de la cultura, y en ese sentido, los sujetos son

formados desde las particularidades de sus propios contextos para que puedan

tomar una posición con incidencias en su mundo socio-cultural, político y

económico. Como explica Aldana ( 2010), la ciudadanía es “una práctica política, la


capacidad de los sujetos para influir, incidir, intervenir y trasformar los contextos

socioculturales”

La escuela como institución social, tiene la tarea de formar en ciudadanía, a través

de lo cual genera las condiciones necesarias para que la socialización ocurra (De

Roux, 2004), es decir, garantiza las libertades para que se pueda ejercer la

ciudadanía de forma natural y espontánea, formando personas que se auto-

identifican con sus derechos, los promueven, alcanzan un sentido de lo público y

buscan garantizar el mantenimiento de las condiciones para una sana convivencia.

Borja citado por Dammert (2004) describe que la ciudadanía es una construcción

permanente y colectiva, la cual tiene su origen en el conflicto social; por lo tanto, las

escuelas forman ciudadanos de manera colectiva y no individual. Es fundamental

hacer énfasis en la ciudadanía como un proceso colectivo, ya que esto indica que

la ciudadanía no es un proceso de unos cuantos sino es el resultado de la posibilidad

de negociar, acordar, pactar y respetar lo dispuesto, forma dinámica y con

participación profunda.
Ética, ciudadanía y democracia

Pensar la ciudadanía es fundamental para una sociedad sumida en una profunda

crisis social, sobre todo si queremos consolidar la democracia.

El papel de la ciudadanía es fundamental por que es el motor q promueve los valores

básicos.

Un ciudadano es aquel que participa, tiene derechos y responsabilidad en una

sociedad política, participa de esa comunidad y la construye desde su participación

en muchos ámbitos como el civil, el mercado, la política, tiene derechos y

responsabilidades con la comunidad política, velar por q cada día esté mejor.

La ética es una de las ramas de la filosofía que estudia la orientación del

comportamiento humano y la vida en sociedad, es una reflexión sobre nosotros

como personas y nuestra construcción del temperamento, carácter, como

orientamos nuestra vida individual como social. Pensar sobre la orientación, los

valores, los principios fundamentales que orientan la vida en sociedad, a eso

llamamos ética.

Diferentes sentidos que se le han dado al ciudadano, filosofía política republicana

lo considera como aquel que puede participar de la política, conforme a una vida de

acuerdo a la virtud. En la política liberal de origen moderno, piensa la ciudadanía

desde la libertad individual y desde los derechos, otro sentido comunitarista que

hace énfasis en que los ciudadanos pertenezcan a una comunidad política, tengan

unos derechos fundamentales y que sean respetados, pero al mismo tiempo el

ciudadano tenga un vínculo y una responsabilidad con la comunidad a la cual


pertenecen. Una dimensión democrática de la ciudadanía, es decir, la ciudadanía

en condiciones democráticas en la q se ve al ciudadano como un agente, personas

que tengan la capacidad para tomar decisiones, actuar e impactar en su comunidad

política. Los ciudadanos deben tomar decisiones, actuar e impactan en su

comunidad

Igualdad de capacidades

El enfoque dela igualdad de las capacidades, es pensar unas mínimas capacidades

básicas que deben tener las personas. Si uno quiere llevar una vida que la persona

considera valiosa en la sociedad.

Los ciudadanos en realidad no nacen, se hacen fundamentalmente a través de la

práctica y de la educación, básicamente desde la filosofía aquí radica el papel

fundamental de la educación, cuando a una persona se le niega el acceso a la

educación será menos productiva, tendrá menos capacidad de pertenencia, la

filosofía nos ayuda a pensar y no de manera superficial sino de manera profunda

ciertos aspectos y preguntas fundamentales del ser humano.


BIBLIOGRAFIA

 http://www.scielo.org.co/pdf/agor/v16n2/v16n2a07.pdf