Sei sulla pagina 1di 13

UNIVERSIDAD NACIONAL AGRARIA DE LA SELVA

FACULTAD DE AGRONOMÍA
Departamento Académico de Ciencias Agrarias

INFORME N° 02

OBTENCION DE SEMILLAS Y ALMACIGADO DE LIMON CRAVO

CURSO : Plátano – Cítricos

DOCENTE : Ing. MIRANDA ARMAS, Carlos

ALUMNOS : JORGE EUGENIO, Liniker

CICLO : 2018 - II

TINGO MARIA – 2018


I. INTRODUCCION

La citricultura es una rama de la Fruticultura que estudia en forma especial


un grupo de frutales que tienen varias características similares y que recibe la
denominación general de cítricos, denominación que se debe posiblemente a
que la mayoría de los frutales comprendidos en este grupo pertenecen al género
botánico Otras, aunque hay también unas cuantas especies de cierta
importancia comercial de los géneros afines Poncirus y Fortunella.

En el Perú al igual que el resto de América, los primeros cítricos fueron


introducidos, poco a poco se fueron difundiendo primero en la costa, luego
algunos valles abrigados de la sierra y por último en la zona de la selva. La
explotación de cítricos en la costa se encuentra bastarte tecnificado en la
mayoría de los valles y al menos en la costa central se siembra bajo
distanciamiento uniformes, con plantas Injertadas, propagándose variedades
definidas y ciñéndose a un plan de cultivo bastante racional. Además de la franja
de la costa propiamente dicha se encuentran también cítricos en las cabeceras
de los valles costeños, en algunos valles interandinos y en la ceja de selva, en
especial la zona de Chanchamayo.

Objetivos:

- Realizar la extracción de semillas de limón Cravo.


- Aprender el proceso de instalación de una cama de almacigo para cítricos.
II. REVISION DE LITERATURA
2.1. Cítricos

Los cítricos son originarios de las regiones tropicales y subtropicales de


Asia y del Archipiélago Malayo. Solo tres géneros de cítricos poseen importancia
comercial: Poncirus, Fortunella y Citrus; el último incluye las especies más
cultivadas.
Los agrios son originarios de países del sud-este asiático en los que su
cultivo se confunde con la historia de las antiguas civilizaciones de la China, que
los cultivaron primero por sus perfumes y más tarde por sus frutos. Es con el
esplendor de las civilizaciones chinas e hindúes cuando el cultivo inicia su
propagación, durante el primer milenio artes de nuestra era, por todos los países
del sud-este astático: sur de Japón y archipiélago de Malasia.

2.2. Cosecha de frutas para la extracción de semillas


Las semillas de cítricos se deben obtener de plantaciones especialmente
preparadas con este fin, en lo que se denomina bancos o huertas productoras
de semillas, estas plantaciones deben recibir atenciones agronómicas en
especial fitosanitarias específicas.
La copa de estos árboles debe estar a no menos de 50 cm del suelo, lo que
se logra con podas periódicas, esto se hace para evitar que los frutos toquen el
suelo o estén tan cerca de él que se puedan infestar con el Phythopthora, por
salpicaduras de suelo con la lluvia o el riego.
Para la recolección de los frutos solos se deben utilizar cajas de campo
limpias y desinfectadas, únicamente se deben cosechar frutos del árbol y nunca
aprovechar los del suelo.

Una característica de las semillas de cítricos es que pierden su poder


germinativo antes que muchas otras semillas. Estas pueden verse afectadas por
factores de precosecha como son sequías prolongadas, heladas y otros, además
de los, factores postcosecha como son las excesivas exposiciones al calor, al
sol, o la resequedad y almacenamientos prolongados de las frutas.
La cosecha se puede iniciar temprano, cuando los frutos están en fase de
envero ya que la semilla completa su desarrollo antes que el fruto cambia de
color.
2.3. Extracción, tratamiento, almacenamiento y germinación de la semilla.
El control de calidad y uniformidad son los conceptos que después se harán
evidentes en la relación costo/beneficio de un vivero comercial. La semilla debe
ser cosechada de plantas semilleros plantadas para tal fin.
Básicamente hay dos maneras de extraer semillas: en forma manual o
usando máquinas diseñadas para tal fin. En el primer caso se realiza cortando la
cáscara y la pulpa de cada fruta superficialmente y girando ambas partes en
sentido opuesto hasta lograr separarlas. Luego se exprimen las mitades
apretándolas con las manos para facilitar la salida de las semillas. En el segundo
caso, se usan máquinas especiales que trituran la fruta sin producir casi daños
a las semillas. Los trozos de cáscara y la pulpa son separados de las semillas
por un chorro de agua que hace correr los restos de la fruta y permite que las
semillas se depositen en el fondo del recipiente. Terminada la extracción de la
semilla, generalmente se hace un tratamiento Manual para Productores de
Naranja y Mandarina 2 con agua caliente (51-52 °C durante 10 minutos).
Después se la seca al aire y a la sombra.
Antiguamente se la guardaba estratificándola con capas de arena seca en
un lugar seco y fresco. Actualmente la estratificación en arena ha sido
reemplazada por la colocación en bolsas de polietileno en cámaras refrigeradas
a 5° C (o en la parte inferior de heladeras familiares), lo que permite mantener la
viabilidad de la semilla durante un año. Para evitar el desarrollo de hongos se
recomienda tratarlas con un fungicida (como thiram).
La manipulación de la semilla debe realizarse con cuidado ya que el poder
germinativo decae rápidamente si se secan demasiado o si el estacionamiento
no se realiza de manera adecuada. La forma más confiable para determinar la
viabilidad de la semilla es mediante un test de germinación en condiciones
controladas. Para ello se colocan 100 semillas previamente peladas en una caja
de petri en estufa a 26°C ± 2. Se estima que en esas condiciones se consigue
una germinación completa en un período de 20 a 40 días.
Cuadro n° 1. Rendimiento de las semillas según las variedades.

2.4. Almácigo
SÁNCHEZ (2005), recomienda que es conveniente usar tierra nueva, es
decir no hacer semilleros repetidamente en el mismo lugar, y adicionarles una
cantidad de fertilizante orgánico, rico en nitrógeno, varias semanas antes de la
siembra.

MORÍN (1983), indica que la preparación de la cama de almácigos tiene


mucha importancia la nivelación, pues la base para la uniformidad del riego. Se
ha comprobado en muchas ocasiones que la desigualdad en tamaño de las
plantas en un almácigo, se debe exclusivamente a una desigualdad de la
humedad, proveniente de un mal nivelado. En principio, las plantas que reciben
menos agua tienden a desarrollar menos y viceversa, pero los excesos de
humedad son la causa principal de enfermedades del tipo del mal del talluelo,
así como otras pudriciones radicales.

2.5. Preparación de la cama de almacigo


La incorporación de la materia orgánica, es fundamental, para que el suelo
sea capaz de retener humedad y drenar el agua excedente, especialmente en
suelos de textura ligera, como es el caso de los suelos del valle de Cieneguilla,
que se caracterizan por ser arenosos (sueltos). Contrariamente los suelos
arcillosos (pesados) de baja permeabilidad, es decir de poca aireación, drenaje
pobre, más podrían generar asfixia radicular y proliferación de enfermedades
causadas por hongo.

Se debe realizar una excavación de unos 50 cm. en la cual se colocará


materia orgánica, la que al fermentar elevará la temperatura, luego sea
pisoneará, y se agregarán unos 20 cm. de tierra, y por último se riega, cuando
se considera que disminuye la fermentación y por ende la temperatura, estamos
en condiciones de sembrar. A esta manera de preparar el suelo se lo considera
como cama caliente y la temperatura alcanzada depende mucho del material
orgánico que se utilice. La fecha de siembra depende del clima, la variedad, la
localidad.

2.6. Almacigado de semillas de cítricos.


Se llama almacigado a la preparación de camas, las mismas que deben ser
de 1 metro de ancho y el largo será de acuerdo a la producción que se desee
obtener tomando en cuenta que en 1 metro cuadrado se puede producir de 800
a 1500 plantas según la especie.

La profundidad de la cama de almácigo será de 20 a 25 cm de profundidad,


hay que tomar en cuenta que el sustrato que se vaya a colocar deberá ser
previamente zarandeado. Luego se debe hacer la desinfección de la cama del
almácigo esta operación se la hace con la finalidad de prevenir el ataque de los
hongos y se lo realiza de una forma sencilla, botando agua hirviendo sobre la
cama de repique. Posteriormente se distribuye uniformemente la semilla.

Después se pone el tinglado que consiste en hacer sombra a las semillas


recién plantadas para evitar que lleguen los rayos del sol directamente, una vez
que se ha hecho esto es necesario regar todos los días hasta que empiece la
germinación y luego se va retirando poco a poco el tinglado.

El tipo de cama de almácigo comúnmente utilizado para cítrico es el de


cama a desnivel (10 cm. debajo del nivel). Este tipo de cama permite retener
humedad después de cada lluvia o riego favoreciendo el desarrollo de las plantas
las que logran 0.70 m de altura en sólo 6 meses.
2.7. Prácticas culturales en el almacigo
El crecimiento de la planta es interesante desde el punto de vista de la
producción económica de los frutos, haciendo un uso racional de los recursos
naturales (agua, suelo, planta, temperatura, luz, etc), a fin de lograr el mayor
desarrollo dentro de la más amplia sustentabilidad.

- Riegos incendiarios, por las mañanas o las últimas horas de la tarde (en
caso de ausencia de lluvias).

- Deshierbo oportunos, para evitar que compitan con el cultivo.

- Fertilización foliar a dosis de 0.3% (opcional).

- Trasplante a bolsa (opcional).

- Controles fitosanitarios, cuando se presentan grillos o roedores, aplicando


insecticidas o cebos envenenados respectivamente.

2.8. Importancia de los almácigos


El establecimiento y manejo del vivero es la primera etapa y la más
importante del proceso productivo del cultivo que lo requiere, porque de aquí
depende en mayor grado producir plantas sanas y vigorosas.

Al obtener plantas sanas en un vivero ó cultivo protegido, logramos una


mayor uniformidad, reducimos el periodo de producción y sus costos, planeamos
el abastecimiento de plantas y prolongamos su ciclo productivo el mismo periodo
de tiempo en que las plantas permanecieron en el vivero ó cultivo protegido libre
del ataque de áfidos ó pulgones.

En la producción de plantas en vivero ó cultivo protegido es importante


considerar varios factores como la calidad de la semilla, el sustrato, el
contenedor, luz, humedad, temperatura y manejo principalmente (aplicación de
fungicidas, fertilizante foliar, insecticidas, riegos, etc.).

2.9. Siembra.
En el caso de que se realicen almácigos cítricos bajo cobertura plástica, se
dispone de condiciones óptimas (sustrato apropiado, riego, fertilizaciones y
pulverizaciones fitosanitarias oportunas, mayor temperatura) lo que permite
lograr en menor tiempo, plantones de buen desarrollo y vigor.
La fertilización deberá hacerse teniendo en cuenta el tipo de sustrato
empleado, tratando de darle a los plantones todos los elementos necesarios para
un crecimiento rápido. La producción de plantones se realiza en bandejas o
cajones con distintos tipos de sustrato o arena lavada. En el primer caso debe
desinfestarse para eliminar patógenos.

En general se realizan entre mayo y julio para la enjertación antes del


próximo otoño. La germinación y el desarrollo de los plantones deben seguirse
cuidadosamente, controlando el riego y las pulverizaciones necesarias. Para
setiembre-noviembre los plantones están en condiciones de ser trans plantados,
dependiendo del portainjerto de que se trate y de las temperaturas ocurridas
durante su crecimiento.

2.10. Germinación de la semilla.


F.A.O. (1998), indica que falla la germinación cuando la semilla se seca
demasiado y se separan los cotiledones. A menos que se plante inmediatamente
es preferible estratificar la semilla en arena o tierra mojada. Siendo el medio
mejor la arena libre de toda impureza para un almacenamiento prolongado.

DELVIN (1974), aporta que la germinación de las semillas puede quedar


bloqueada debido a la ausencia de algún factor externo que se considere
necesario para que este proceso tenga lugar. Así en ausencia de agua, de la
temperatura adecuada o de la mezcla gaseosa conveniente, la germinación
queda bloqueada, cubierta seminal dura impermeable al agua a los gases.
III. MATERIALES Y MÉTODOS

3.1. Materiales

Para la obtención de semillas

- Limón cravo
- Cuchillo
- Vaso precipitado

Para el almacigado de las semillas

- Semillas de limón Cravo


- Machete
- Azadón
- Plástico para cubrir el almacigo

3.2. Metodología

Para la obtención de semillas:

 Recolección del material: El material se recogió en la facultad de


agronomía, las plantas estaban ubicadas al costado del vivero, se
recolecto 10 limones rugosos maduros.
 Corte de los limones: Con un cuchillo limpio, se cortó los limones sin
llegar al centro para no malograr las semillas y luego realizar una torcion
con la mano.
 Extracción de semilla: se extrae las semillas empleando un colador y
separarlos las semillas buenas, semillas vanas.
 Lavado de semillas: Una vez obtenido todas las semillas y habiendo
separadas las buenas de las vanas, se procedió a lavarlas con la finalidad
de secarlos para su respectivo almacigado posterior.
 Secado de semillas: Una vez lavados se, dejo secar las semillas al aire
libre.
Para el almacigado de las semillas:

 Selección del sitio para la cama almaciguera: Se buscó un lugar en el


fundo de la facultad de agronomía en la que se eligió la mejor cama (sin
problemas de encharcamiento y suelo liviano), para su posterior paso.
 Limpieza de malezas y remoción del suelo: Con la ayuda del machete
y azadón se eliminó las malezas presentas en las camas, y con la ayuda
del azadón y pala derecha se realizó el picado y volteo del suelo a una
profundidad de 20cm para hacer que el suelo este más suave y facilite el
desarrollo de raíces con facilidad.
 Nivelado de la cama almaciguera: Después de que la cama de almacigo
estaba picado y volteado se procedió al nivelado.
 Medición de las hileras y surcado: Con la ayuda de la wincha se midió
la distancia entre las hileras en la que se realizó cada 10 cm entre hilera
y luego con un pedazo de bambú se realizó el surcado para poder colocar
las semillas, a una profundidad de 1.5 a 2cm.
 Regado de semillas y tapado: Una vez que se realizó el surcado en las
camas se dispersaron las semillas uniformemente en todo el largo del
surco logrando colocar un total de 60 semillas por hilera, luego se cubrió
las semillas con la arena.
 Puesta del plástico encima de la cama germinadora: Se buscó un
plástico y luego se les cubrió a las semillas, esto es importante ya que el
plástico genera calor a las semillas para que haya una mayor germinación
y también me protege de las gotas directas de la lluvia que me podrían
descubrir las semillas y esto me puede generar pérdidas en la
germinación.
IV. RESULTADOS

Para la obtención de frutos: se realizó todos los procedimientos dados:

Figura 1: Obtención del fruto de Figura 2: Corte del limón para la


limón Cravo. obtención de semillas.

Figura 3: Lavado de las semillas Figura 4: Después de seleccionar


para quitar el mucilago. se procede al secado de
las semillas en sombra.
Para el almacigado de las semillas: se realizó los procedimientos dados:

Figura 5: preparación y nivelación Figura 6: siembra de las semillas


del suelo para realizar el de limón Cravo de 10 cm x 2cm.
almacigado.

Figura 7: semillas sembradas Figura 8: Tapado de los surcos


con arena.

Figura 9: Tapado del almacigo


con plástico.
V. CONCLUSIONES

La producción de plantas cítricas comienza con la recolección,


almacenamiento y posterior siembra de la semilla de la porta injertos. La semilla
a usar en los almácigos debe ser de reconocido origen y sanidad. No se
recomienda cosechar semillas de plantas usadas con otros fines como ocurre
con las borduras realizadas con trifolio.

Es necesario preparar un buen sustrato para que las plantas en la


almaciguera el tiempo que están reciban buenas condiciones climatológicas.

De acuerdo con las indicaciones del docente el riego debe hacerse con
mucha delicadeza y mucho cuidado porque al regarlas torpemente se pueden
provocar. Que las semillas salgan de su lugar o simplemente desnivelas el
sustrato. El raleo debe hacerse a medida que va creciendo la plantita hasta que
esta sea de 1cm de distancia entre plantas

VI. REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

1. MORIN L. Charles 1980 Cultivo efe ¡os cítricos, editorial MCA, Lima-Perú Pp; 8-
10.

2. VALLE, Nivardo (del). Patrones para cítricos en Jaguey Grande. Tesis para la
opción del Grado Científico de Candidato a Doctor en Ciencias Agrícolas, 1985.

3. SANCHEZ, C (2005). Producción y Comercialización de Cítricos.


Ediciones RIPALME. Lima, Perú.1 - 134 Pp.