Sei sulla pagina 1di 4

SALVADOS PARA SERVIR

Fecha: 24 de Octubre 2010


Escritura: Mateo 25:31-40

Al leer Mateo 25, me vino una imagen mental de estar sentado en un salón de clase en la escuela.
Jesús es el profesor y él está sentado en un tronco de árbol. Todos los discípulos están sentados en
el suelo delante de él con la versión de lápices y cuadernos del primer siglo. Es el primer día de clases
y Jesús dice a Pedro, Santiago y Juan y los demás estudiantes de su filosofía acerca del examen final.
En pocas palabras, les dice lo importante que será el EXAMEN FINAL en el día del juicio. Con esta
imagen mental, tome su Biblia y lea conmigo Mateo 25 los versículos 31-40. Trate de señalar lo que
Jesús dice que estará en nuestro examen final. Dice este pasaje:
Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se
sentará en su trono de gloria, 32y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los
unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. 33Y pondrá las ovejas a su
derecha, y los cabritos a su izquierda. 34Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos
de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. 35Porque
tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis;
36estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.
37Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te
sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? 38¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o
desnudo, y te cubrimos? 39¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? 40Y

respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis
hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.

¿cuántos de ustedes, después de leer este texto tiene una mejor idea de lo que será en el examen
final? Jesús dijo si estuvimos atendiendo a las necesidades de las personas que tienen hambre o
pobres que necesitan abrigo o enfermos o sediento, o en la cárcel.
Pero por favor entiendan, esto no es lo único que importa. Jesús no está diciendo que va a pasar su
examen y se le dará la bienvenida en los cielos sobre la base de sus buenas obras.
Cuando estudiamos la Biblia correctamente-sistemáticamente-vemos que la Escritura enseña
claramente que nuestra entrada en el cielo no se basa en lo que hacemos, sino en nuestra fe, en lo
que Dios ha hecho al enviar a Jesús. una vez que comprendemos "la lección", nuestro enfoque en
la vida debe cambiar. En lugar de ser auto-centrado debe comenzar a ser como Jesús y centrarse en
las necesidades de los demás. Nuestro conocimiento de su gracia nos obliga a ser compasivos, dando
a la gente, ayudando al necesitado.

VAMOS A ESTUDIAR LOS “NO” QUE USTED DEBE PRACTICAR AL SERVIR Y


MINISTRAR A OTROS.

Aquí está el primero:


1. NO OLVIDES LAS PEQUEÑAS OPORTUNIDADES.
En otras palabras, haga el bien todo el tiempo que pueda.

El punto es, haga el bien cuando puede hacerlo. Cada vez que se presenta la oportunidad de hacer
algo, aunque sea pequeña, hágalo.
Aún, las pequeñas cosas pueden ser grandes cosas en el reino de Dios. En Marcos 09:41 Jesús dijo:
“Y cualquiera que os diere un vaso de agua en mi nombre, porque sois de Cristo, de
cierto os digo que no perderá su recompensa”.
De hecho, a los ojos del Señor, muchas veces las cosas detrás de las escenas es realmente el más
importante. Esto es difícil de entender para nosotros porque con nuestra perspectiva limitada que
no podemos ver cómo nuestros pequeños actos tienen grandes consecuencias, pero lo hacen!

PREGUNTA AL GRUPOS: QUE PEQUEÑOS ACTOS DE SERVICIO PODEMOS HACER??


Pensando en los desvalidos, los que tienen capacidades diferentes, los que andan en la calle.

Se cuenta de dos adolescentes, que trataron de entrar al servicio de una iglesia, sólo que estaba
llena. Así que se dieron la vuelta y decidieron irse, pero un ujier, dijo: "Vamos,
muchachos. Les voy a encontrar un asiento”. Y los escoltó hasta el centro y encontró
dos asientos. Esa noche, los dos adolescentes aceptaron a Cristo y se convirtieron en
cristianos. Uno de ellos era Billy Graham, que ha llevado a decenas de millones de personas
a Cristo. ¿No cree que este pequeño acto del ujier de encontrar dos asientos fue significativo?
Así que ... no se olvide y no sea indiferente a las pequeñas oportunidades de servir. pasar por alto
pequeñas oportunidades de hacer el bien.

Vamos a estudiar un segundo “NO”… al ministrar y servir:

2. NO VEAS TUS LIMITACIONES.


Muchos de nosotros no servimos, porque creemos que no somos capaces o pensamos que somos
demasiadov imperfectos para servir a Dios. lista de los personajes de la Biblia imperfectos y aún así
los uso Dios: "Abraham era viejo, Jacob inseguro, Lea era poco atractivo, José era
presumido, Moisés tartamudeaba, Gedeón era pobre, Sansón fue co-dependiente,
Rahab era inmoral, David tuvo una aventura y todo tipo de problemas familiares.
Elías era un suicida. Jeremías estaba deprimido. Jonás se resistía. Noemí era viuda.
Juan el Bautista era excéntrico. Pedro era impulsivo y temperamental. Martha se
preocupaba mucho. La mujer samaritana tuvo varios matrimonios. Zaqueo era
odiado. Tomás tenía dudas. Pablo tuvo mala salud. Y Timoteo era tímido. Esa es una
variedad de inadaptados. Pero Dios usó a cada uno de ellos en su servicio. Él lo quiere
usar a usted también, sólo necesita dejar de dar escusas”.
Pablo se refirió a este principio en el 2 Corintios 4:7, donde escribe: " Pero tenemos este tesoro
en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros."
Aún siendo vasos de barro, Dios puede usarnos llenándonos de su poder. Así que no deje que sus
limitaciones se interpongan en su vida para servir a Dios. Todo lo que Dios quiere es un corazón
dispuesto. No es su capacidad la que le importa a Dios, sino su disponibilidad.

Hay un tercer “NO” al servir…

3. NO ESPERES RECOMPENSA.
Lo que estoy diciendo es, olvídese de cómo su acto de servicio le puede beneficiar. No hagas el bien
para ser aplaudido. En esta lección, los estudiantes preguntan a Jesús: (v. 37, 38) "Señor, ¿cuándo
te vimos hambriento y te sustentamos, o sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te
vimos forastero y te recogimos, o desnudo y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo
o encarcelado y fuimos a verte? "
En otras palabras, las ovejas en esta historia no sabían que estaban sumando puntos en el cielo,
ayudando y sirviendo. Su motivo era simplemente responder con compasión a las necesidades
humanas.
Si nuestro propósito de hacer el bien es para ser recompensado entonces hemos perdido el punto.
Cuando usted sirve a Dios, olvídese de lo bien que se podrá ver. Sólo tiene que hacer el bien porque
eso es lo que haría Jesús.
De manera que, haga el bien sin esperar compensación.

El cuarto “NO” es…


4. NO EXCLUYAS A NADIE, EN NINGUNA PARTE.
El versículo 44 dice: "Entonces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo
te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo, o en la cárcel, y no te
servimos? " Tengo la impresión de que si ellos hubieran sabido que su ayuda hubiera sido abonada
en su cuenta espiritual, si hubieran sabido que Jesús era el que estaba detrás de las necesidades de
aquellos a quienes ignoraron, ellos hubieran respondido de manera diferente. En respuesta Jesús
dijo: (v. 45) "De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más
pequeños, tampoco a mí lo hicisteis”. ¿Quiénes fueron los más pequeños? "Ellos fueron los
excluidos.

Y por último…

5. NO SE OLVIDE: CUANDO SERVIMOS A LAS PERSONAS ESTAMOS SIRVIENDO


A JESÚS.
Él dijo: "En verdad os digo, en la medida en que lo hicisteis con uno de estos mis
hermanos, aun el más pequeño de ellos, me lo hicieron a mí." (Versículo 40) Porque en el
ser humano, hay dolor, el pecado arruina, destruye, trae sufrimiento. No lo demostró eso en la cruz?
Sufriendo por los pecadores?
Y si usted es un padre, entonces usted entiende esto no lo hace!? Claro que sí! Yo sé que hacer!
Quiero decir, como cualquier padre que amo a mis hijos ... y cuando duele, me duele. Es como si
nuestros corazones están cableados juntos de modo que me siento lo que sienten. Ahora, yo podría
dar ejemplos de cada una de las vidas de mis tres hijos,

Mateo 10:8 “Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera
demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia”.