Sei sulla pagina 1di 5

El Nazismo

El Nazismo es la ideología del nacionalismo extremo ocurrido


en Alemania entre 1933 y 1945. Después de la Primera Guerra
Mundial, en Alemania se proclamó la República de Weimar,
llamada así porque en esta ciudad se aprobó la Constitución
democrática, en virtud de la cual, el gobierno anterior del
Káiser o emperador fue reemplazado por un presidente,
elegido por 7 años.

Algunas Características:

- Régimen totalitario: Se suprimieron derechos y libertades


individuales. Todas las actividades de los ciudadanos eran
vigiladas y coordinadas por la policía, al tiempo que toda
oposición era oprimida.

Militarización del país: En Alemania esto se vivió con gran


regocijo por parte de una gran mayoría de la población, dado
que los hombres más viejos habían participado en la Primera
Guerra Mundial y a los más jóvenes se les había inculcado un
profundo sentimiento de venganza hacia quienes los habían
humillado luego de perder la guerra.

Racismo: Se sostenía que la raza aria o indoeuropea era la


única raza superior por proceder de antiguos griegos,
romanos y germanos y que era de total urgencia limpiarla de
toda sangre no digna en especial de la de los judíos.
Adolf Hitler fue un militar y político alemán, figura de especial
relevancia en el curso de la Segunda Guerra Mundial. Nació
en Branau am Inn, Austria (en aquel entonces Imperio Austro-
Húngaro) el 20 de abril de 1889. Fue hijo de Alois Hitler y Klara
Pölzl.

Primeros años

El padre de Hitler era bastante severo, y deseaba que su hijo


se desempeñara como agente aduanero. Esto causó roces
con el joven, que a pesar de un buen desempeño en primaria,
deseaba más bien dedicarse a las artes: pintura o
arquitectura. Alois Hitler muere en 1903, y Adolf decide
mudarse a Viena, donde intenta ingresar a una escuela de
pintura, pero es rechazado. Se dedica a trabajos eventuales,
hasta que decide alistarse en el ejército a raíz de la Primera
Guerra Mundial.

En el campo de batalla tuvo un desempeño destacado, aunque


no pasó del rango de cabo. Acontecimientos destacados

Finalizada la guerra, Hitler se afilia al Partido Obrero Alemán,


que luego se llamaría Partido Nacionalsocialista Obrero
Alemán, y que pasó a la historia como Partido Nazi. Renunció
a la ciudadanía austríaca, y se hizo ciudadano alemán.
Aprovechó el sentimiento de revancha que abundaba en
Alemania luego de la derrota y la humillación de la guerra, y
gracias a su personalidad carismática y su habilidad para los
discursos, fue escalando posiciones dentro del partido.
También se ganó muchos enemigos debido a su talante
dictatorial. Formó una organización de seguidores que usaban
una estructura militar: Las SA (Sturmabteilung, Secciones de
Asalto).

En 1923 intentó un golpe de Estado, pero fracasó. Sin


embargo, logró darse a conocer aún más. En la cárcel
escribió un libro llamado “Mi Lucha”, donde resumía bastante
su modo de pensar: Creía en una raza superior que debía
gobernar al mundo (Raza Aria); creía que los males del mundo
se debían a razas “inferiores”, sobre todo judíos.
Logra en 1933 el cargo de Canciller de Alemania, pero el
presidente muere, de modo que asume la Presidencia. Se
hace llamar Führer (Líder) y comienza a instaurar un estado
policial: Las SA se convierten en SS (Schutzstaffel, Escuadras
de Protección). En lo interno, establece una política de
persecuciones y discriminación contra judíos, gitanos,
comunistas, y en general contra quien pensase distinto. Sus
funcionarios desplegaron un eficiente y poderoso sistema de
propaganda que garantizaba que sólo llegase a la población la
información que convenía al Estado. Proclama una nueva
etapa de gloria para Alemania, a la que llamó Tercer Reich
(Tercer Imperio). En lo externo, militarizó al país, e inició una
política de expansión territorial que le llevó a invadir Austria,
Checoslovaquia y Polonia. La invasión de este último país fue
el detonante, en 1939, de la Segunda Guerra Mundial. Los
ataques militares, y la campaña de exterminio contra la
población no aria, provocaron la muerte de 17 millones de
personas, 6 millones de ellas judíos. Los guetos y campos de
concentración. A pesar del éxito que demostró en sus inicios,
en pocos años quedó claro que el Reich no podría sostenerse
mucho tiempo: La guerra demandaba muchos recursos y
mucha gente moría en ella. Alemania estaba cada vez más
rodeada por una poderosa alianza de países: Gran Bretaña,
Rusia, Estados Unidos, entre otros. Eran la marca de la
Alemania Nazi.

Últimos años: Pronto se evidenció que la derrota era


inminente. Ya el intento nazi de invadir a la Unión Soviética
culminó en el enorme fracaso de la Batalla de Stalingrado.
Para junio de 1944 los aliados desplegaron la Operación
Overlord, buscando la liberación de Europa, y cerrando el
cerco sobre Alemania. Para abril de 1945, soviéticos y
estadounidenses avanzaban ya sobre territorio alemán. Hitler
se había resguardado en un refugio antiaéreo bajo la
Cancillería en Berlín, y al ver que la guerra estaba perdida, el
29 de abril de 1945, decide contraer matrimonio con Eva
Braun. El 30 de abril ambos se suicidan ingiriendo cápsulas de
veneno. Sus cuerpos fueron incinerados.
Legado

Adolf Hitler fue sin duda uno de los grandes dictadores de la


historia de la humanidad. Sus políticas llevaron a la muerte de
millones; y su imagen viene a la mente al oir la palabra
“dictador”. Sus actos, de modo indirecto, influyeron en la
fundación del Estado de Israel. Asombrosamente, hoy existen
personas que le admiran, intentan seguir la ideología nazi, y
pretenden negar la matanza de judíos durante la guerra.

El nazismo nace a causa de que al finalizar la Primera Guerra


Mundial Alemania tuvo que firmar el Tratado de Versalles, en
el que se le exigía pagar las reparaciones de la destrucción en
los países vencedores, limitar el uso de armas en el ejército y
además devolver los territorios conquistados durante la
guerra; esto provocó que el país entrara en una crisis
económica y que los alemanes tuvieran una especie de
resentimiento hacia el resto de Europa y fue este
resentimiento lo que hizo que se creara la idea de la
necesidad de un gobierno que ayudara a Alemania a superar
ese período.

La principal consecuencia del nazismo es el inicio de la


Segunda Guerra Mundial, esto provoco el Holocausto lo que
dejó un saldo de 6 millones de personas entre las que se
encontraban judíos, gitanos, comunistas y homosexuales.