Sei sulla pagina 1di 2

La psicología

Es una ciencia, concretamente la ciencia del comportamiento y de los procesos mentales.


Sin embargo, ninguna ciencia genera conocimiento por sí misma si está alejada de la
filosofía, una disciplina relacionada con la reflexión y con la exploración de nuevas maneras
de percibir e interpretar las cosas.
La epistemología es la rama de la filosofía que se encarga de examinar los fundamentos
en los que se apoya la creación de conocimiento. Etimológicamente, este término viene de
la unión de las palabras “episteme” (conocimiento) y “logos” (estudio). Así pues, la
epistemología es una división de la filosofía que se encarga de explorar la coherencia
interna de los razonamientos que llevan a la creación de conocimiento, la utilidad de sus
metodologías teniendo en cuenta sus objetivos, los contextos históricos en los que
aparecieron esas piezas de conocimiento y el modo en el que influyeron en su elaboración,
y las limitaciones y utilidades de ciertas formas de investigación y de ciertos conceptos,
entre otras cosas.
Antropológicos
Es una ciencia social que estudia al ser humano de una forma integral. Para abarcar la
materia de su estudio, la Antropología recurre a herramientas y conocimientos producidos
por las ciencias naturales y otras ciencias sociales. La aspiración de la disciplina
antropológica es producir conocimiento sobre el ser humano en diversas esferas, pero
siempre como parte de una sociedad. De esta manera, intenta abarcar tanto la evolución
biológica de nuestra especie, el desarrollo y los modos de vida de pueblos que han
desaparecido, las estructuras sociales de la actualidad y la diversidad de expresiones
culturales y lingüísticas que caracterizan a la humanidad. Las facetas diversas del ser
humano implicaron una especialización de los campos de la Antropología. Cada uno de los
campos de estudio del ser humano implicó el desarrollo de disciplinas que actualmente son
consideradas como ciencias independientes, aunque mantienen constante diálogo entre
ellas.
Teleológico
Teleológico es un adjetivo que refiere a aquello que está vinculado a la teleología. Según
define el diccionario de la Real Academia Española (RAE), la teleología es la doctrina
centrada en las llamadas causas finales (es decir, los fines).
La teleología forma parte de la metafísica, una rama de la filosofía. Puede entenderse la
teleología como el análisis de los propósitos o de los objetivos que persigue un ser o un
objeto. El concepto de la teleología se originó en la época de la Antigua Grecia, y es en este
punto de la historia de la humanidad en el cual se estudiaron en profundidad los asuntos
universales; de acuerdo a Aristóteles, los mismos se rigen por cuatro causas: la formal (que
otorga el ser a algo), el material (la composición), la eficiente (lo que se provoca) y la final
(indica para qué existe). Los estudios teleológicos, por lo tanto, se orientan a esta causa
final.
Axiológico:
Axiológico es todo lo que se refiere a un concepto de valor o que constituye una axiología,
es decir, los valores predominantes en una determinada sociedad. El aspecto axiológico o
la dimensión axiológica de un determinado asunto implica la noción de elección del ser
humano por los valores morales, éticos, estéticos y espirituales. La axiología es la teoría
filosófica encargada de investigar estos valores, con especial atención a los valores
morales. Etimológicamente, la palabra axiología significa 'teoría del valor', que se forma a
partir de los términos griegos axios, que significa valor, y logos, que significa estudio, teoría.
Ontológico
Ontológico es el adjetivo que indica que algo es relativo o perteneciente a la ontología, es
decir, a la rama de la filosofía metafísica que estudia la naturaleza del ser en cuanto ser, y
busca determinar las categorías fundamentales de la existencia y la realidad, así como la
manera en que estas se relacionan entre sí. Filósofos como Parménides y Platón sentaron
las bases del pensamiento ontológico, que luego Aristóteles abordaría de manera más
amplia en su libro Metafísica. Etimológicamente, su origen se encuentra en el término griego
ὄντος (óntos), que significa ‘el ser’, ‘ente’, y λóγος (lógos), que traduce ‘ciencia, tratado’; y
el sufijo del español -ico, -ica, que designa que algo es ‘relativo a’.