Sei sulla pagina 1di 4

9 CONCLUSIONES (Dickinson)

Durante el período que se denomina Edad Oscura no existe prácticamente ningún indicio de
que se dedicaron esfuerzos y recursos excepcionales a nada, ya sean edificios
monumentales, tumbas, , lugares rituales comunes o trabajos artesanales. La explicación
más factible es que la organización social no estaba lo suficientemente desarrollada para
una gran movilización de recursos. Dickinson sostiene que explicar este periodo
recurriendo simplemente a la socorrida idea de que habían establecido sistemas políticos y
económicos menos centralizados.
Al referirse a la llamada “tradición griega” la caracteriza como una expresión poco fiable,
no sólo porque no había una visión griega unificada del pasado, sino que esa memoria
basada fundamentalmente en mitos heroicos, leyendas de fundación y similares, daba
totalmente falsa. Por ejemplo la descripción de la antigua Grecia que Tucídides extrapola
basándose en la tradición Griega es manifiestamente errónea por lo que se refiere a la
edad de bronce, y también lo es su insistencia en la constante inestabilidad y el movimiento
de la población, y en algunos aspectos cabría calificarla de exagerada aún cuando se crea
aplicable únicamente al período Pospalacial y fases posteriores. el recurso a la tradición no
puede ser con contraargumento válido frente al testimonio de la arqueología, es
inconcebible pensar que si en esa época hubo comunidades políticas con un nivel de
organización similar a la de la época arcaica dejarán tan pocas huellas, razón que entre
otras hace suponer que la historia de la polis de Atenas iniciada en la edad de bronce
depende mucho de la evidencia de continuidad de la ocupación. Para Dickinson la llamada
Edad Oscura fue un fenómeno Real Como lo fue el colapso que creó las condiciones de su
inicio. el error cometido por Tucidides Fui tratar la única fuente de información de que
disponía, los homéricos como fuentes fiables de la que poder extrapolar información
histórica. Durante muchos años la tendencia dominante ha sido la interpretación del mundo
de los poemas homéricos como un mundo esencialmente micénico. No hay duda de que
los poemas reflejan rasgos de la sociedad en y para los que fueron compuestos, pero no
hay que olvidar que son relatos épicos, y la poesía épica, por definición, no trata cosas
prácticas ni mundanas. La hípica comparte con los cuentos populares elementos narrativos
artificiales y eso afecta a todas las referencias en la estructura social. es arriesgado dar por
supuesto que los poemas homéricos presentan una imagen fiable de una sociedad
histórica, el material arqueológico se ha de considerar la única fuente fiable de evidencia
de la que extraer conclusiones relativas al período pero su interpretación conlleva muchos
problemas

EL COLAPSO Y SUS SECUELAS.


El colapso pudo deberse a una desintegración interna de la sociedad egea, Probablemente
espoleada por el deterioro de las condiciones en Próximo Oriente, se puede interpretar que
aquella sociedad ya no era capaz de hacer frente a unas condiciones desfavorables. Los
datos arqueológicos que evidencian destrucción y desintegración nos dicen que lo que
ocurrió fue mucho más catastrófico que un mero declive de los palacios o la simple
obsolescencia de un sistema basado en el control palacial del comercio.
Tras el colapso se instaló la inestabilidad que persistía durante mucho tiempo.
Probablemente esta inestabilidad es una de las causas fundamentales del atraso relativo de
la Edad Oscura. Si bien este fenómeno se observaron en todo el Egeo salvo en Creta
donde el abandono de antiguas ciudades se equilibra con la fundación de muchas nuevas,
aunque ninguna demasiado grande, demuestra el profundo efecto que tuvo el colapso, pero
se rechaza la teoría que lo explican en términos de amenazas constantes y de saqueos de
los grandes centro por parte de hordas armadas o tribus invasoras que asolaron Grecia
continental. Cuando las poblaciones parecen estar dispuestas a abandonar sus raíces
seculares significa que algo realmente grave está afectando la mentalidad general.
La evidencia de crecimiento y declive relativamente rápidos de algunos yacimientos apunta
a una considerable movilidad de la población, movilidad que habría contribuido
indirectamente a provocar el declive en cifras absolutas. La inestabilidad parece ser la
tónica del período pospalacial. Durante el período HM da la impresión de estabilidad ya que
muchos enclaves importantes distribuidos en la Grecia continental estuvieron ocupados
durante gran parte o todo el período. El Estudio de la cerámica también ha identificado
evidencia de un importante grado de intercambio en muchas regiones de la vertiente egea.
Hay también continuidad de evidencia de contactos ultramarinos en el período
Pospalacial, y destacar los estilos decorativos y variados que aparecen en algunas
cerámicas posible indicio de la relativa confianza y prosperidad de las comunidades que los
produjeron, sin embargo no hay que exagerar la importancia de este fenómeno porque a
finales del pospalacial ya habían desaparecido en muchas partes del Egeo. Parece
razonable pensar el comercio de larga distancia Durante este período era más peligroso por
lo que contribuyó menos a la prosperidad general. este declive también puede observarse
en la ocupación y la explotación de la Tierra, la constante movilidad de la población parece
la mejor explicación para este fenómeno, las causas para esta dispersión podrían ser el
aumento de las incursiones armadas, por tierra y por mar.

LA VUELTA DE LA ESTABILIDAD.

Entorno al período de transición del post palacial a la edad de hierro antigua se restableció
algún tipo de equilibrio Aunque en ningún yacimiento se observará una línea divisoria Clara
entre estas dos fases, se detecta todavía algún movimiento de población, A juzgar por la
evidencia de fundación de nuevos asentamientos y más concretamente por la cerámica PG
descubierta en lugares de la costa anatólica y en las islas del Egeo oriental, los
asentamientos que habían sobrevivido hasta la EHA, no se vuelven a abandonar Calvo en
krita pero es posible que la población cretense abandonar a lugares remotos para instalarse
en enclaves mejor situados.
varias provincias continentales dejaron evidencia de un notable grado de continuidad con el
pasado. Aunque predomina el enterramiento individual, en algunos lugares continúa la
tradición del enterramiento múltiple en tumbas de cámaras labrada en la roca. En krita es
posible identificar una auténtica cultura regional con rasgos locales propios. En el norte del
Egeo, en Thasos y Macedonia, y en la Cálcide hay culturas nativas establecida con sus
propias tradiciones individuales de artefactos, cerámicas, joyería y usos funerarios. la
transición del Pospalacial a la EHA es un momento propicio para tratar de saber cuántos
rasgos del Bronce sobrevivieron, aparte de algunos rasgos básicos como la lengua griega y
las prácticas agrícolas y artesanales más habituales. Uno de los cambios más llamativos
habría sido el uso creciente del hierro Para fabricar arma, herramienta y también objetos de
joyería sobre todo agujas y anillos, pero este avance no supuso la introducción de tipos
nuevos sino la continuación y elaboración de tipos antiguos, el carro así como las técnicas
necesarias para la fabricación de las piezas del carro, en especial las ruedas radiales y
entrenar a los caballos a tirar de ellos.
Muchos asentamientos sobrevivieron a la transición de la edad de hierro antiguo, ¿hubo
solo en la ocupación, o también en la tenencia de la tierra? Small de que el control de la
tierra permaneció en manos de los linajes, idea que parece subestimar el grado de
conmoción asociado al colapso y al período Pospalacial. Tal vez fuera así en Creta
postpalacial pero es mucho menos posible en el Egeo donde parece abandonarse gran
parte de la Tierra, aunque tal vez algunas familia o linajes conservaron sus posesiones en
alguno de los principales asentamientos.

EL MUNDO DE LA EDAD DEL HIERRO ANTIGUO

No sabemos con certeza si las comunidades del Egeo estaban todas organizadas de la
misma manera, es perfectamente posible que hubiera distintas clases de líderes, unos con
una posición mucho menos segura que aquellos cuya posición se apoyaban en las
sanciones de la tradición y en unos derechos hereditarios. la diferencia en los husos
funerarios entre diferentes comunidades, la preferencia por los enterramientos individuales
y la opción en favor de las tumbas claramente construidas con vistas a su reutilización,
indican que también el orden social de estas comunidades pudo ser diferente, variaciones
que podrían estar detrás de las diferencias que se detectan en las estructuras sociales.
No cabe duda que en todas partes tuvo que haber algún tipo de división entre gobernantes
y gobernados, la evidencia ex casa de los lugares de habitación y de material algo más
copioso de las necrópolis dice que lo más probable es que cada comunidad contará con un
cierto número de familias prominentes y que cada una de ellas tuviera su propio círculo de
Seguidores y subordinados. La estratificación social que supone para el tercer periodo
palacial basada en una amplia clase de personas dependientes y subordinadas podría
haberse mantenido hasta el período Pospalacial, la clase subordinada estaría formada por
los kakoi sin derecho a los ritos funerarios formales reservados para los agathoys. Estos se
habrían dividido a su vez entre una aristocracia y el resto que podía incluir también
familiares pobre y arrendatarios libres de la élite, en la sociedad griega arcaica parece
darse una distinción parecida entre aristócratas, ciudadanos libres y una clase
subordinada cuyos miembros no eran realmente libres Aunque a diferencia de los Esclavos
podían formar sus propias comunidades. Es probable en este tipo de comunidades algunos
individuos debido a Su carisma y personalidad alcanzarán una posición superior parecida a
la de un rey este cargo o rango dura Mientras viva el personaje, es que la posición se
hereda va y se establecía una especie de Dinastía.
Desde el punto de vista arqueológico no se pueden hallar elementos que se asocian a una
figura monárquica. Los enterramientos sugieren la existencia de una lit en la que no parece
distinguirse ningún personaje sobresaliente cómo sería lo lógico si se tratara de un rey. no
sabemos si las comunidades se asociaban en agrupaciones mayores por ahora la evidencia
arqueológica no permite dar respuesta.
Al parecer las comunidades mayores formaban entidades políticas independientes, aunque
las más grandes pudieron tener vástagos colaterales y comunidades satélites.
la referencia los centros de cultos introdúcela cuestión de si es posible detectar evidencia
sobre la religión pública de las comunidades, y La respuesta es Lamentablemente muy
poca, salvo en Creta donde hasta el siglo 11 e incluso el 10 siguieron utilizando edificio,
edificios y símbolos religiosos que parecen derivar directamente de las tradiciones del
Bronce reciente y también algunos lugares rituales del Bronce reciente.
es de suponer que la economía de las comunidades se basó en un sistema Agrario mixto
pero no es posible ir más allá. lo único que se puede decir con certeza es que algunas
familias eran capaces de reunir suficiente excedente para intercambiarlo de alguna forma
por bienes necesarios como metales comunes u objetos de lujo como el oro o bienes
exóticos del Próximo Oriente todos ellos utilizables como símbolos de estatus y de prestigio.
Es necesario insistir en que la necesidad de metales por parte de una comunidad significa
que la autosuficiencia era imposible y por lo tanto tuvo que continuar o reanudar alguna
forma de intercambio, por débil que fuera capaz de vincular el Egeo o con el mundo
exterior. Es probable que los metales no siempre se obtuvieran a través de mercaderes
locales o foráneos, sino del intercambio con otras comunidades que tenían más contacto
con el mundo exterior.
es muy poco lo que se puede decir con seguridad sobre la estructura social de las
comunidades de la edad de hierro antigua, o sobre los vínculos sociales y políticos entre
ellas, en cambio se sabe sobre su economía y sus contactos con el exterior especialmente
el intercambio de bienes y materiales.
a finales del siglo 9 los rasgos típicos de la Edad Oscura ya habían desaparecido, y en el
siglo 8 se observan diversos fenómenos que sugieren la emergencia de una conciencia
griega comun. La cerámica de Atenas, habla de un mundo mucho más cohesionado que
antes, su ausencia Macedonia interior indica que esta región no se estaba convirtiendo en
parte del mundo griego. La capacidad de algunos centros religiosos, este especialmente
Olimpias y Delfos, para atraer ofrendas venida de distintas partes de Grecia es otro signo de
que el mundo Egeo estaba empezando a reconocer un interés común por cierto centros
religiosos.
En términos de ritos funerarios persistían las divergencias en las distintas regiones de
Grecia la opción de las élites de invertir en ofrendas religiosas en lugar de hacerlo en
funerales familiares no fue universal. lo que sugieren también las posibles diferencias de
estructura social entre las comunidad. Los artefacto tampoco son del mismo tipo, aunque sí
de la misma clase, siempre trabajados en metales preciosos. al parecer el período de
escasez de recurso Había tocado a su fin y los estándares del artesanado egeo estaban
mejorando considerablemente. Las técnicas para trabajar el Metal no dejan de mejorarse
Pese a que los hallazgos más notable presentan una distribución muy localizada como los
escudos de bronce y los soportes calados de Creta y las diademas de oro de Atenas y
Eretria.
Si consideramos la transición de la edad del Bronce reciente a la edad del Hierro antiguo en
su conjunto, da la impresión de que, pese a las mencionadas continuidades que se
constatan en la evidencia lo que más destaca son los cambios observados en los
principales rasgos arqueológicos.