Sei sulla pagina 1di 4

DISCURSO DE GRADUACION ALUMNOS 17 de mayo de 2012

Estimados directivos, docentes, colegas, compañeros, familia y amigos

Nos encontramos hoy para cerrar una de las etapas más importantes de
nuestras vidas: el haber alcanzado una meta. Porque está muy bien
colocar la piedra angular al inicio de una construcción, pero es mejor
celebrar la obra terminada. Y nosotros, hoy, venimos a compartir la
alegría de haber logrado un objetivo: concluir la carrera de Grado como
Licenciados y Licenciadas en Enfermería.

Algunos, terminaron la primera etapa para recibirse de enfermeros y


enfermeras universitarios. Otros, continuamos el camino y nos
convertimos Licenciados en enfermería. A los enfermeros y enfermeras
los animamos a seguir, les garantizamos que ¡Vale la pena!

Venimos a celebrar la obra terminada, sí, pero también queremos poner


de manifiesto que los objetivos importantes de la vida sólo se logran a
partir de la voluntad, el esfuerzo y la constancia. En la construcción de
esta carrera seguramente nos enfrentamos con distintos obstáculos que,
lejos de desalentarnos, nos fortalecieron y nos enseñaron a levantarnos
para retomar el camino con una sabiduría nueva. Pero también hubo
alegría, que crecía con las pequeñas metas logradas en lo cotidiano de
todos los días -parciales, trabajos prácticos, prácticas- que nos impulsó
a seguir adelante porque en lo heroico de cada segundo se encuentra la
clave de los grandes triunfos.

Hoy que terminamos esta parte del camino nos damos cuenta de que no
sólo alcanzamos un título, sino también un sinnúmero de aprendizajes
que se nos quedaron grabados a fuego en la mente y el corazón. Y junto
con el conocimiento nos llevamos también la riqueza de todas las
personas con las que compartimos este camino hasta ahora: las palabras
de cada uno, sus actitudes y sus enseñanzas.

Lic Leonardo De Vicentis, Lic Juan Manuel Sanchez Página 1


DISCURSO DE GRADUACION ALUMNOS 17 de mayo de 2012

Que estos años de formación no sean un mero conocimiento profesional,


sino que nunca olvidemos que nuestra esencia como enfermeros es el
arte de cuidar, que eso es lo primero, que la ciencia sin amor no tiene
sentido. Florence Nightingale decía que la enfermería es un arte que
requiere de una devoción exclusiva, una preparación tan intensa como
el trabajo de un pintor o un escultor. Para ella, la enfermería era la
más bella de las artes.

Seamos fieles a nuestra formación científica pero no nos olvidemos que


la misma se respalda en el arte del cuidar que se manifiesta en la
intuición, la creatividad, la imaginación, y la capacidad de ponernos en
el lugar de la persona vulnerable, que sufre y que necesita de nuestro
cuidado.

Para los nuevos enfermeros y enfermeras universitarios se abren muchas


puertas, todo un mundo nuevo de emociones y sensaciones. La
adaptación al entorno laboral será un grato desafío, en él, deberán
mantenerse humildes y dispuestos a seguir creciendo como
profesionales ya que cada día aportará un nuevo aprendizaje. Todo esto
colaborara con el fortalecimiento de la vocación enfermera, de ahora
en más el futuro de la enfermería depende de su desempeño
profesional, el cual se va a ver colmado al alcanzar el título de grado.
Nunca se olviden que sus deberes fundamentales son:
 Promover la salud,

 Prevenir la enfermedad,

 Restaurar la salud y

 Aliviar el sufrimiento.

Para los que hoy obtenemos el título de licenciados nos toca la


responsabilidad de mantener y mejorar la imagen profesional de
enfermería en nuestra sociedad, comenzando a participar en los
diferentes campos para los cuales estamos preparados,

Lic Leonardo De Vicentis, Lic Juan Manuel Sanchez Página 2


DISCURSO DE GRADUACION ALUMNOS 17 de mayo de 2012

 Debemos: PROMOVER LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA. No


olvidemos que el objetivo fundamental de la investigación es
generar, descubrir y mantener conocimientos científicos, los
mismos mejoran la práctica profesional y aportan calidad a los
cuidados de los pacientes. Para que esto sea posible nuestro rol
de investigador debe encontrarse permanentemente alerta y
dispuesto a investigar.

 Debemos: demostrar nuestra capacidad innata de GESTIONAR Y


DIRIGIR instituciones hospitalarias, tanto en la dirección de
enfermería como en la dirección general ya que hemos sido
formados tanto a nivel académico como a nivel ético
humanístico, para lograr con eficiencia y eficacia desempeñarnos
en estos roles.

 Debemos: PARTICIPAR ACTIVAMENTE, en partidos políticos y en


asociaciones profesionales colaborando en la preparación de
políticas públicas que beneficien a todos los profesionales del
sistema de salud y principalmente a los pacientes.

 Debemos: comprometernos a una CAPACITACIÓN ACADÉMICA


CONSTANTE ya que vivimos en un mundo que evoluciona y se
transforma, nosotros como profesionales responsables debemos
apostar a la capacitación académica constante. Debemos ser
conscientes que la educación de posgrado es necesaria para que
nuestra profesión continúe mostrándose digna del reconocimiento
social.

La formación ética y humanitaria que recibimos en esta institución debe


marcar la diferencia en nuestros trabajos. Que nos destaquemos en
nuestro quehacer profesional no sólo por la excelencia, sino también

Lic Leonardo De Vicentis, Lic Juan Manuel Sanchez Página 3


DISCURSO DE GRADUACION ALUMNOS 17 de mayo de 2012

por el respeto a la dignidad de la persona humana, siendo sus


defensores y procuradores en toda circunstancia.

En esta despedida, queremos agradecer a nuestros docentes que


supieron enseñarnos y exigirnos para que hoy estemos todos aquí.
Gracias por todos estos años de apoyo y contención y por haber
transmitido sus conocimientos, así como también su experiencia de
vida.

También queremos agradecer a todos aquellos que pertenecen a la


Universidad Austral porque todos, desde el primer momento, tuvieron
siempre una sonrisa y un gesto amable para hacernos sentir como en
casa. Hoy, es bueno saber que seguirá siendo nuestra casa como
graduados.

Nuestras familias también merecen un gran agradecimiento porque sin


su apoyo tampoco hubiéramos alcanzado el final de este camino.

Y por último, no podemos olvidarnos de agradecer a Dios quien nos


llamó a ejercer la vocación de la enfermería. Él estuvo siempre de
nuestro lado, sin su ayuda no hubiésemos alcanzado esta meta.

Ahora sí, felicitaciones a los nuevos enfermeros y licenciados de la


promoción 2012. ¡Celebremos!

Lic Leonardo De Vicentis, Lic Juan Manuel Sanchez Página 4