Sei sulla pagina 1di 2

Escrito por Delia Barreiro Pérez- La i Latina

Agosto 6 - Por definición, Andrés Eloy Blanco, nacido en un día como hoy, 6 de agosto, pero de 1897, él
fue poeta de varias tendencias, complejo en su expresión y en los rumbos de su acierto lírico. Es poeta
civil, político, intimista, de vanguardia, poeta universal, poeta americano, poeta de su tiempo, pero poeta
también del pasado. La mayor parte de su obra se detiene en el aspecto popular de su poesía, y algunos
críticos, de manera despectiva, se refieren sólo al verso fácil, a la improvisación momentánea, como si
escribir para el pueblo no fuera en realidad la más alta aspiración de un poeta, la máxima excelencia.
(video)

Andrés Eloy Blanco era un hombre de una amplia cultura literaria, filosófica, jurídica, política, científica y
técnica; esta amplitud de conocimientos se aprecia en sus discursos y conferencias de la más variada
temática. Es por encima y antes que todo, un poeta culto que lleva al pueblo, en la interpretación
auténtica de los valores contenidos en su alma, las que son preocupaciones de su época. Sin embargo,
su poesía es muy amplia en cuanto al contenido, es un escritor que pasa con singular maestría de lo
histórico a lo amoroso, de lo íntimo a lo foráneo, de lo general a lo colectivo, de lo popular a lo culto, de lo
universal a lo nacional.

Decir que Andrés Eloy es el poeta de Venezuela, como lo hace Miguel Otero Silva, es elevarlo a la más
alta categoría que pueda alcanzar poeta alguno, "ninguno encarna, como lo hace a todo trance Andrés
Eloy Blanco, el poeta de este pueblo y de esta tierra. El poeta cuyos versos repiten los venezolanos a
media voz cuando amamos, cuando sufrimos o cuando compartimos", o como lo reseña Prieto Figueroa,
"Su tarea de poeta del pueblo es la expresión de un proceso de decantación, de sublimación, que lo va
acercando lentamente a la prístina fuente que mana confusa del alma popular".

El propio Andrés Eloy narra cómo llegó a convertirse en el poeta del pueblo de Venezuela. De cómo el
dolor y la sangre le dieron el tono que buscaba, la esperada voz querida por él y que anuncia en la
introducción de su poemario "Poda". Él nos cuenta: "Yo fui poeta de juegos florales y corría el tremendo
riesgo de llegar a ser el más cortesano de los poetas o el más poeta de los cortesanos... para
encontrarme conmigo mismo, para encontrar mi propio camino, el que yo no había olvidado porque no lo
había perdido nunca... Yo soy, pues, y me enorgullezco de decirlo, un discípulo del pueblo... y que mucho
después, cuando el pueblo mismo, el dolor de ese pueblo, la angustia de ese pueblo como el mejor de los
maestros, hizo de mí, hasta como poeta, un hombre distinto del que yo era, y no me quejo".

Por encima de cuanto escribió resplandece el hombre, la calidad humana que hizo de Andrés Eloy Blanco
el más claro testimonio de la consagración de una vida al servicio de la nación, o como diría Picón Salas:
"Intérprete cabal del refrán, el mito y la tradición vernácula".

(Este artículo fue publicado en el periódico universitario La Cuestión, editado desde Venezuela por Eloy
Cano Castro, en su número 71, del 18 de marzo de 1998).

Escuchemos la voz del inolvidable poeta...

Dim lights

Poeta, cuentista, dramaturgo, periodista, biógrafo, orador y ensayista venezolano. Nace en Cumaná el 6
de agosto de 1897. Sus padres fueron el médico Luis Felipe Blanco y Dolores Meaño de Blanco; sus
hermanos: Luis Felipe, Rosario, Lola, Totoña, María Luisa y Carmen Margarita.
Cuando el bardo contaba apenas con ocho años de edad, su familia es confinada en Margarita (1905) por
desavenencias con el gobierno de Cipriano Castro, hasta 1909, ya en el mandato de Juan Vicente Gómez
(1909-1935).
Regresan a Cumaná y posteriormente se residencian en Caracas, ciudad donde Andrés Eloy cumple con
su educación formal. En 1911, el 27 de agosto publica sus primeros poemas en El Universal de Caracas:
"El solitario de Santa Ana" y "Walkyria", con una presentación del poeta Andrés Mata. En 1918, va a
prisión por participar en las manifestaciones estudiantiles contra el Ministro Felipe Guevara Rojas y su
medida de cierre de la Universidad Central.
Hacia 1913 se cuenta como uno de los integrantes del Círculo de Bellas Artes y en 1918 es galardonado
con la "flor natural" en los juegos florales con "Canto a la Espiga y al Arado". También en este año publica
"El huerto de la epopeya" (drama en verso) y es encarcelado en la Rotunda por participar en
manifestaciones estudiantiles. Estudia derecho en la Universidad Central de Venezuela y según algunas
fuentes se gradúa en 1919, de acuerdo a otras, en 1920.
En Febrero de 1921, gana de nuevo premio en el Concurso Literario en el Zulia. Ejerce su profesión de
Abogado en Apure, y es contratado para defender a Doña Francisca Vásquez de Carrillo (La Doña
Bárbara de Rómulo Gallegos). Publica: " Tierras que me oyeron ". (Caracas)
En 1922 publica "Los Claveles de la puerta". En 1923 obtiene el Primer Premio en los Juegos Florales de
Santander con su poema "Canto a España". En Mayo del año siguiente, es electo miembro
correspondiente de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras y en septiembre del mismo año, Llega a
la Habana de paso hacia Venezuela, Allá es homenajeado por la Juventud Literaria de Cuba, y el Casino
Español organiza una velada en su honor. Se reúne con los exiliados antigomecístas y con los
intelectuales cubanos, escribe su Carta a Udón Pérez y a su regreso publica "El amor no fue a los toros".
El 2 de febrero de 1927, muere su padre. En 1928, comienza a editar el periódico anti-gomecista "El
Imparcial", que circula subrepticiamente y se vincula con las organizaciones clandestinas USCA (Unión
Social Constructiva Americana) y FAR (Frente de Acción Revolucionaria). Después del golpe del 7 de
abril de 1928, especificamente para octubre, va de nuevo a la Rotunda de Caracas y al Castillo de Puerto
Cabello y finalmente confinado en Timotos y luego en Valera, por sus actividades políticas. Allí en prisión
escribe: " Baedeker 2000 "," Barco de Piedra ", "Malvina recobrada" y gran parte de " La Juanbimbada ".
En Valera colabora con los editoriales del semanario "La voz de Valera".
Cuando regresa a Caracas en precarias condiciones de salud en 1934, publica " Poda " (Saldo de
poemas, 1923-1928. Caracas). Al año siguiente, publica "La aeroplana clueca" Episodios, Cuentos.
Andrés Eloy Blanco desempeña sus primeros cargos públicos durante el gobierno del General Eleazar
López Contreras (1936-1941), iniciándose en el Ministerio de Obras Públicas como jefe del Servicio de
Gabinete.
En 1936, fue Confundador del partido político ORVE mal vista por el gobierno. Colabora en el periódico
que lleva igual título. Colabora junto a Rómulo Betancourt, Miguel Acosta Saines y Leonardo Ruiz Pineda
en sacar semanalmente el periódico "La Voz del Estudiante". Es designado Inspector de Consulados del
Ministerio de Relaciones Exteriores. Viaja en cumplimiento de sus funciones por Trinidad, Cuba, Nueva
York y Canadá. Publica: "Carta a Juan Bimba" (Ensayo sociológico político)Caracas.
En 1937, funda, junto a otros, el PDN (Partido Democrático Nacional), es electo concejal y pasa al
Congreso Nacional como diputado de oposición. En este mismo año publica "Barco de Piedra" (poemas),
Abigaíl (teatro) y Malvina Recobrada (prosas poéticas). En 1938 publica "Baedeker 2000"(Poemas).
Posteriormente se introduce de lleno en la política, siendo uno de los fundadores del partido Acción
Democrática.
En 1942 publica "Navegación de altura" (compilación de artículos políticos). En 1943, inicia su columna
"Reloj de Arena", en el diario El Nacional . Contrae matrimonio con Lilina Iturbe. En julio viaja por los
países bolivarianos acompañado del Presidente Isaías Medina Angarita. Para noviembre de mismo año,
viaja a Estados Unidos invitado por el Gobierno de ese país, Publica "Sus mejores Poemas". En 1944 se
casa con Lilina Iturbe e inicia sus columnas "Puerta sin llave", en el diario El Universal y "Campanadas" en
el Diario El País.
En 1946 viaja a México para pronunciar el discurso de orden en la inauguración de un monumento a
Simón Bolívar. A finales de este año preside la Asamblea Nacional Constituyente, convocada para la
reforma de la "Carta fundamental". En 1947 publica "Vargas, albacea de la angustia" (biografía). En 1948,
el presidente Rómulo Gallegos lo designa Ministro de Relaciones Exteriores.
Tras el derrocamiento de Rómulo Gallegos se conforma una nueva Junta de Gobierno, presidida por el
teniente-coronel Carlos Delagado Chalbaud. Acción Democrática es disuelta y el poeta y su familia salen
de Venezuela a Cuba para trasladarse luego a México. Lejos de la contienda política, Andrés Eloy Blanco
escribe de nuevo. De este retorno a la creación literaria encontramos: "A un año de tu luz" (1951) y
"Giraluna"(1955). El 21 de mayo de 1955 fallece trágicamente en Ciudad de México.
El 21 de mayo de 1955 muere Nuestro Gran Poeta Andrés Eloy Blanco, víctima de un accidente
automovilístico en México. El 6 de Junio sus restos llegan a Caracas, y es sepultado al día siguiente en
medio de estrictas medidas de seguridad por parte de las fuerzas policiales del dictador Marcos Pérez
Jiménez, Pocos días antes de su muerte publicó su obra " Giraluna ".
Destacó en la poesía con especial luz, lejano a las concepciones de sus contemporáneos.El modernismo
brindaba a Andrés Eloy un opulento y vastísimo campo para expresar toda suerte de impulsos emotivos y
musicales interiores, que debían manifestarse por medio de formas amplias, elegantes y sonoras, de
figuras metafóricas audaces y novedosas, afines y gratas a su prolifero numen y a su inagotable
sensibilidad. Esto no habría podido realizarlo nunca dentro del exiguo marco del romanticismo, con su
monótono lagrimeo y su rígida estrechez formal. El verso de Andrés Eloy exigía un ropaje rutilante y
multiforme y una múltiple escala de sonidos y combinaciones para dar cabida al violento empuje de una
inspiración cada vez más impetuosa.
Andrés Eloy Blanco quería su propia voz, como él mismo lo dijera en el prólogo a su libro Poda. Y para
encontrarla debía ir a la más segura y pródiga fuente de inspiración: el pueblo, el paisaje de Venezuela y
América. Blanco atendió siempre a lo que decía la gente, la calle, de allí la gran popularidad de la cual
gozó con sus versos.