Sei sulla pagina 1di 1

Uso de la coma con relación al vocativo

e hipérbaton
¿QUÉ ES UN VOCATIVO?
Los vocativos son los sustantivos o sintagmas nominales que utilizamos para
dirigirnos hacia un destinatario o llamar su atención. Por ejemplo, pueden ser vocativos los
nombres de las personas, los apellidos, los apodos, los seudónimos, los sobrenombres,
algunos pronombres, adjetivos, entre otros.
Es decir, cuando nos comunicamos utilizamos los vocativos para dirigirnos a
nuestros interlocutores y que éstos se percatan de que estamos entablando una
comunicación con ellos.
Los vocativos emplean la función apelativa de la lengua. Es decir, buscan influir de
alguna manera en el receptor o emisor del mensaje.

COMA EN RELACIÓN AL VOCATIVO


La coma del vocativo nos ayuda a aclarar a quién le mandamos el mensaje. Esta coma puede
tener 3 posiciones: Después del vocativo, Antes del vocativo, Antes y después del vocativo. Su
colocación al principio tiene el propósito de llamar la atención del oyente hacia lo que va a decirse,
que generalmente es una súplica, una pregunta o un mandato. Colocado en medio o al final, se
reduce casi siempre a un simple recurso enfático. Su misión en estos casos es la de reforzar la
expresión, o suavizar, según la entonación con que se emita.

Algunos ejemplos:

 Oye, ¿puedes ayudarme?


 ¡Sí, señor!
 Ven aquí, muchacho, y ayuda a terminar el trabajo.

¿QUÉ ES UN HIPÉRBATON?
Un hipérbaton es la figura literaria que consiste en la alteración del orden que las palabras
tienen habitualmente en el discurso.

COMA EN RELACIÓN CON HIPERBATON