Sei sulla pagina 1di 7

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE CHIAPAS

FACULTAD DE CONTADURÍA Y ADMINISTRACIÓN CAMPUS-1

LICENCIATURA EN GESTIÓN TURÍSTICA

PROTOCOLO DE INVESTIGACIÓN

“TURISMO DE NATURALEZA EN CHIAPAS”

INTEGRANTES:

LITTZY DARIANA GONZÁLEZ LÁZARO

DIANA LIZETH AMADOR MÉNDEZ

DANIELA GARCÍA SALAZAR

MITZY ZAHORI GONZÁLEZ CASTILLO

DANIEL GUADALUPE GÓMEZ GÓMEZ

SEMESTRE: 1 GRUPO: H

DOCENTE: DRA. DORA DEL CARMEN AGUILAR DOMÍNGUEZ

LUNES 25 DE FEBRERO DE 2019


Introducción

En el siguiente trabajo de investigación, se abarcara el tema de turismo de naturaleza en


Chiapas, más concreto, hablaremos sobre las áreas protegidas y su impacto en el medio.
Para un mejor entendimiento hay que definir lo que es el turismo, turismo de naturaleza
y áreas protegidas.

A la palabra “turismo” se le han dado un sin fin de definiciones. Etimológicamente


hablando, Theobald (1994) sugirió que “La palabra tur deriva del latín tornare y del
griego, tornos, que significa torno o círculo; es decir, el movimiento alrededor de un
punto central o eje”. Más tarde en la historia, con la aparición del inglés moderno a la
palabra tur se le dio el significado de giro o vuelta.
El sufijo ismo se define como una acción, un proceso, el comportamiento o la cualidad
de una persona.
Cuando se combinan la palabra tur y el sufijo ismo se sugiere la acción de moverse
alrededor de un círculo. (Mediatik, 2019)

En su libro, De la Torre (1980) define al turismo como:


Fenómeno social que consiste en el desplazamiento voluntario y temporal de
individuos o grupos de personas que, fundamentalmente por motivos de recreación,
descanso, cultura o salud, se trasladan de su lugar de residencia habitual a otro, en el
que no ejercen ninguna actividad lucrativa ni remunerada, generando múltiples
interrelaciones de importancia social, económica y cultural. (p.15)

Existen diferentes clases de turismo, entre ellos el turismo de naturaleza, al que nos
enfocaremos en nuestra investigación, a continuación su definición:
El término Turismo de Naturaleza según la Secretaría de Turismo (SECTUR, 2016) se
comprende como: “Los viajes que tienen como fin realizar actividades recreativas en
contacto directo con la naturaleza y las expresiones culturales que le envuelven con una
actitud y compromiso de conocer, respetar, disfrutar y participar en la conservación de
los recursos naturales y culturales”. (párr.1)

Ahora bien, para poder profundizar en el tema del turismo de naturaleza en las áreas
naturales protegidas, es necesario entender también qué son.
La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT, 2016) concibe
el siguiente concepto:
Las áreas naturales protegidas son las zonas del territorio nacional y aquellas sobre
las que la nación ejerce su soberanía y jurisdicción en donde los ambientes
originales no han sido significativamente alterados por la actividad del ser humano o
que requieren ser preservadas y restauradas. (párr.1)
1. Planteamiento del problema
1.1 Antecedentes sobre investigaciones de la temática

Centrándonos en Chiapas, el 2016 cerró con una llegada de 5 millones 616 mil 972
turistas nacionales y extranjeros, 8% más que en el 2015 (5 millones 231 mil 585
visitantes). Esta afluencia de visitantes trajo una derrama económica en el 2016 de
18 mil 782 millones de pesos, 10% más en comparación con el mismo periodo de
2015 (17 mil 069 millones de pesos); lo que significa que en cuatro años se haya
logrado una derrama económica total de 60,767 millones 484 mil 819 pesos.
(SECTUR, 2016)

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), el turismo constituye hoy en diá la
mayor industria del planeta. En 1999, más de 657 millones de personas viajaron fuera
de las fronteras de sus respectivos paiś es, y en este mismo año los ingresos mundiales
por turismo, aun excluyendo el transporte aéreo, ascendieron a 449.000 millones de
dólares. Esta actividad económica constituye la tercera fuente internacional de
ganancias por exportación en el mundo, sólo superada por el petróleo y los vehić ulos a
motor.

El turismo de naturaleza en Áreas Protegidas se considera desde finales del siglo XX


como un instrumento de desarrollo socioeconómico. Las áreas naturales protegidas son
un mecanismo importante, tanto a escala local, regional o incluso mundial, en el sentido
de la preservación de las especies de fauna y flora, así como el mantenimiento de sus
características genéticas, tocando las funciones ecológicas, culturales, económicas o
sociales. (UNA, 2013)

Por otro lado, el Informe Global de Turismo de Aventura (ATTA 2013), indica que este
mercado está en crecimiento, con cada vez mayor oferta de actividades a nivel
internacional, y que la mayoría de las actividades que requieren un esfuerzo físico de
moderado a bajo, son al aire libre. Este mercado además de generar un bajo impacto
ambiental significa una derrama de hasta el 65% en las comunidades locales y una
valorización de sus propios recursos, por lo que este tipo de actividades se vuelve una
apuesta por la sustentabilidad.

Sin embargo no todo es positivo, algunas modalidades de turismo y ciertas actividades


recreativas pueden dar lugar a la destrucción de hábitats, al deterioro del paisaje y a una
encarnecida competencia por recursos y servicios escasos (agua dulce, territorio,
energía, tratamiento de aguas residuales, etc.). Además, las poblaciones locales pueden
sufrir, como consecuencia del ejercicio de estas actividades, una pérdida de sus
tradiciones y adquirir una excesiva dependencia de los ingresos generados por el
turismo. El aumento de los precios que conlleva el turismo también puede afectar
negativamente a la población local, que correrá un riesgo superior de perder la
propiedad de tierras, casas, comercios y servicios.

Estos problemas se agravan por la concentración de la actividad turística en unos


periodos vacacionales relativamente breves y en unas zonas determinadas, a menudo
muy reducidas, que se ven igualmente sujetas a las presiones ambientales de otras
actividades económicas como la agricultura, la pesca, el desarrollo industrial o la
creciente población residente. Este impacto, el más importante de la actividad turiś tica,
es el denominado de estacionalidad.

Más que otros sectores, el turismo y las actividades recreativas dependen de la calidad
del entorno natural y cultural para su éxito a largo plazo. No obstante, cuando un país
dotado de zonas de atractivo turiś tico se convierte en un destino interesante para el
turismo y las actividades recreativas, los impactos ambientales incontrolados pueden
poner en peligro los futuros beneficios. Por tanto el turismo puede afectar al entorno
natural hasta el punto de poner en peligro su propia existencia.

Lógicamente, los impactos sobre el medio dependen de la localización donde se


producen y de la actividad que las provoca. A nivel representativo se han seleccionado,
y se exponen a continuación, distintas áreas donde la actividad turiś tica es importante y
donde sus manifestaciones son claves para establecer el impacto ambiental que sufren.
1.2 Descripción del problema

1.3 Preguntas de investigación

1.3.1 Pregunta general

¿Qué beneficio obtienen las áreas naturales protegidas del turismo de naturaleza?

1.3.2 Preguntas especificas

¿Qué peligro presentan las áreas naturales protegidas con el turismo de naturaleza?

¿Por qué se protegen las áreas naturales?

¿Qué aportan las áreas naturales protegidas económica y socialmente?


2. https://www.entornoturistico.com/etimologia-del-turismo-origen-palabra-turismo/
sufijos
3. 8. Oscar de la Torre Padilla. Del libro “El turismo
Fenómeno Social” (1980)

Interessi correlati