Sei sulla pagina 1di 8

DINÁMICA: Abrazos musicales cooperativos Se trata de saltar al compás de una

música, abrazándose a un número progresivamente mayor de miembros del grupo, hasta


llegar a un gran abrazo final. Esta dinámica favorece el sentimiento de grupo, desde una
acogida positiva de todos los miembros. Además de romper el posible ambiente de
tensión que puede haber en un primer encuentro grupal. No puede quedar ninguna
persona sin ser abrazada Desarrollo: suena la música, los miembros del grupo danzan
por la sala. El/la abrazoterapeuta detiene la música y da la orden por ejemplo “abrazos
de 3 personas”, la gente se abraza de tres en tres. Continua la música y vuelve a detenerla,
ahora el abrazo de 6…y así sucesivamente de 8, de 10, de uno, , hasta llegar a un abrazo
final. Se puede solicitar abrazo de mejilla de 5 (según los diferentes tipos de abrazos
comentados. Material : Equipo musical, canción Todas las dinámicas puede acabar con
una pequeña evaluación, expresando cada uno/a cómo se ha sentido.

COMUNICACIÓN EN EL ADULTO MAYOR

Las relaciones de pareja al igual que la vida evolucionan con el paso de los años. Por eso podrá encontrar parejas
que llevan 50 o 60 años de casados, y otras que a pesar de ser adultos mayores apenas tienen 5 o 10 años de estar
juntos. Sin importar el tiempo que lleven compartiendo hay que destacar que las relaciones amorosas en esta etapa
de la vida adulta son saludables.

“Que en los 50, 60 e incluso en más edad se pueda tener un compañero o compañera de vida propicia el bienestar
del ser humano, la motivación, emociones, alegría por la vida y el disfrutar juntos”, confirmó la Dra. Ana Plaza Montero,
coordinadora de internados y prácticas clínicas del Colegio de Estudios Graduados en Ciencias de la Conducta y
Asuntos de la Comunidad de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico en Ponce.

Mencionó que existen tres dimensiones básicas de la relación de parejas. La primera, la intimidad, que es el
sentimiento de tener un vínculo afectivo con la pareja o con la persona amada. “Esto implica promover el bienestar
del otro, la comprensión mutua, una comunicación saludable y fluida, compenetración con el otro, el compartir
emociones, valores, gustos, y actividades, entre otras cosas”, enfatizó la también psicóloga clínica.

A esto le sigue la pasión que hace referencia a la experiencia de necesitar a otro y deseos de estar con otro. “Esto
puede implicar lo que es la actividad sexual”, indicó. Por último, está el compromiso “que se refiere a la decisión de
mantener la relación con la otra persona, incluye la disposición de mantener la relación afrontando dificultades o
conflictos que puedan surgir”.

Añadió que en el adulto mayor hay un cuarto elemento que no se ve necesariamente en parejas jóvenes “tiene que
ver con el respeto y sentimientos de responsabilidad entre la pareja. Los adultos mayores se preocupan mucho por el
otro, se ayudan y están pendientes del bienestar del ser amado”.

Precisó el hecho de algunos matrimonios donde el compromiso de ser padres está por encima del de ser pareja. Por
eso recomendó “cultivar y fortalecer su relación en todas sus etapas para que no se sientan como extraños cuando
los hijos ya no estén”