Sei sulla pagina 1di 14

Estudio Miércoles 7-9-2016

Animalitos de Dios
El perro y el chancho

Hoy vamos a comenzar una serie acerca de algunos animales que nos
presenta la Biblia.
Es impresionante como la palabra de Dios usa los ejemplos de los
animales para instruirnos en sabiduría y conocimiento.

Vamos a apoyar estos estudios acerca de los animales en el libro de Job


en el capítulo 12:7a

NTV »Solo pregunten a los animales, y ellos les enseñarán…

NVI »Pero interroga a los animales, y ellos te darán una lección;

Dios es el creador de todas las cosas…los cielos la tierra y el mar y todo


lo que en ellos habita y por supuesto los animales…
La biblia menciona muchos animales de los cuales podemos aprender
muchas lecciones algunas nos enseñan cosas positivas que los animales
hacen para que nosotros tomemos ejemplos de ellas y los imitemos… y
otras lecciones nos enseñan cosas muy negativas de las cuales el Señor
nos advierte para que no actuemos como esos animales.
Nos enseña lo malo para que evitemos ese tipo de comportamiento.

Hoy vamos a iniciar esta serie con el cerdo y el perro… dos animalitos
que parecen que no tienen mucho que ver.
Estos dos animales en la Biblia casi siempre los encontramos juntos…
Y según la biblia son considerados animales inmundos o sea que según
la palabra eran animales ritualmente impuros.

En el antiguo testamento vimos que se hacían sacrificios de animales, se


sacrificaba un cordero… un becerro toros… pero nadie podía sacrificar
un perro o un cerdo porque eso era un rito impuro.
Los judíos consideraban entonces a estos dos animales como impuros e
inmundos.
El problema en ese tiempo era que los perros eran como animales
salvajes… animales que comían cosas impuras… cosas muertas…
comían basura… y eran considerados perros salvajes.

1
Exodo 22:31

31 »Ustedes serán mi pueblo santo.

»No comerán la carne de ningún animal que haya sido despedazado


por las fieras. Esa carne se la echarán a los perros.

En la biblia en el antiguo testamento los perros se comían las fieras o los


animales. En algunos casos se llegaban a comer los cadáveres de las
personas.

1 Reyes 16:4
4 A los que mueran en la ciudad se los comerán los perros, y a los
que mueran en el campo se los comerán las aves del cielo.»

Refiriéndose a los animales salvajes y a las aves de rapiña.


Así que en ese tiempo los perros se comían a los animales muertos y en
ciertos casos a los cadáveres que tiraban afuera de las ciudades.

En el nuevo testamento encontramos, teniendo en cuenta este


antecedente que hay un término despectivo con respecto a los hombres
que se comportan como perros.
Mire lo que dice la Biblia como ejemplo en

Filipenses 3:2
Cuídense de esos perros, cuídense de esos que hacen el mal,
cuídense de esos que mutilan el cuerpo.

Y cuando la Biblia está diciendo cuídense de esos perros, no está


hablando del perro en sí, sino a hombres que los considera perros y hoy
vamos a ver porqué.

En Apocalipsis 22:14 - 15 dice la Biblia…

14 »Dichosos los que lavan sus ropas para tener derecho al árbol de
la vida y para poder entrar por las puertas de la ciudad.

2
15 Pero afuera se quedarán los perros, los que practican las artes
mágicas, los que cometen inmoralidades sexuales, los asesinos, los
idólatras y todos los que aman y practican la mentira.

Acá en Apocalipsis la Biblia nos está hablando de la ciudad que nos


espera en el cielo y quienes podrán entrar y quienes no podrán entrar.
Y entre los que no pueden entrar dice se quedarán afuera los perros…

Por supuesto que no está hablando de los perritos animales… se está


refiriendo específicamente a perros humanos.

Porque estamos aprendiendo que en la Biblia los perros representan la


impureza, la inmundicia y la injusticia.
Vamos a ver otro versículo en Isaías 66:3

3 Pero a los que escojan sus propios caminos


y se deleiten en sus pecados detestables,
no les aceptaré sus ofrendas.
Cuando tales personas sacrifiquen un toro,
será tan inaceptable como un sacrificio humano.
Cuando sacrifiquen un cordero,
será como si hubieran sacrificado un perro.
Cuando traigan una ofrenda de grano,
igual sería que ofrecieran sangre de cerdo.
Cuando quemen incienso,
será como si hubieran bendecido a un ídolo.

Acá tiene los dos animales junto el perro y el cerdo.


El Señor está diciendo que cuando alguien le dé la espalda, siguiendo
sus propios caminos y viniera a ofrecerle alguna sacrificio… si lo hace
desde ese lugar espiritual es como que le estuvieran ofreciendo un perro
o sangre de cerdo… o peor un sacrificio humano.
Cosas totalmente inaceptable por parte de Dios para presentar como
sacrificio u ofrenda.

Así que usted empieza a ver por estos versículos que vamos leyendo
que según la Biblia el perro y el cerdo son animales que transmiten un
mensaje que el hombre debe evitar.

3
Cuál es el mensaje o la enseñanza que la biblia nos da con respecto a
ellos…. Veamos…

1.- Lo primero que encontramos es que el perro y el cerdo son tipo de las
personas que vuelven atrás.

2 Pedro 2:20

20 Y cuando la gente escapa de la maldad del mundo por medio de


conocer a nuestro Señor y Salvador Jesucristo, pero luego se
enreda y vuelve a quedar esclavizada por el pecado, termina peor
que antes.

21 Les hubiera sido mejor nunca haber conocido el camino a la


justicia, en lugar de conocerlo y luego rechazar el mandato que se
les dio de vivir una vida santa.

22 Demuestran qué tan cierto es el proverbio que dice: «Un perro


vuelve a su vómito». Y otro que dice: «Un cerdo recién lavado
vuelve a revolcarse en el lodo».

Otra vez tenemos al perro y al cerdo… uno está volviendo al vómito y


otro está volviendo a revolcarse en el barro.

La enseñanza es que estos dos animales vuelven a la inmundicia,


vuelven y se ensucian nuevamente.

Literalmente hablando a ninguno de nosotros se nos ocurriría después de


vomitar acercarnos al vómito y comenzar a chuparlo saboreándolo no?

Hum! que rica sopita todo ya mezcladito… le da asco…?


Así debería darnos asco nuestra sopa del pasado… el lugar de donde
nos sacó el Señor.

Porque esa es la enseñanza que nos da la Biblia. El perro no tiene


ningún problema con acercarse y saborear de nuevo su propio vómito.
Antes de usted lo limpie, él se lo manduca de nuevo.

4
Y el cerdo no está muy lejos del perro porque le encanta enchastrarse o
revolcarse en el barro… le encanta chapotear entre la basura.
Usted lo puede lavar… pasarle blem… lo deja hermoso… pero cuando lo
deja suelto… la naturaleza del cerdo hará que no le importe nada su
esfuerzo y se va a tirar de cabeza en la mugre.

Sabe porque hace eso… porque el cerdo no tiene glándulas sudoríparas.


Y entonces al no tener esas glándulas no pueden sudar.
El sudor permite controlar la temperatura del cuerpo, y el cuerpo se
refresca… es un mecanismo y como los cerdos no tienen esas glándulas
no pueden sudar.
Entonces cuando tienen calor comienzan a desesperarse y la única
manera que encuentran de refrescarse es cubrirse de barro.
Refregándose en la basura, pero puede llegar a recurrir a su propia orina
y heces si no le queda otro remedio.

Así que no importa lo que usted haga con un cerdo, siempre va a


inclinarse a lo que su naturaleza le indique…

Ahora 2 Pedro nos recuerda que nosotros hemos escapado del vomito…
hemos sido libres de vivir en el barro… nos dice que Dios nos limpió por
medio de Jesús y nos anima a no ser como el perro ni el cerdo de otra
vez volver atrás.
No es la voluntad de Dios que vos vuelvas atrás.

Hebreos 10:38 y 39
38 Mi justo por la fe vivirá; pero si se vuelve atrás,
no estaré contento de él.»

39 Y nosotros no somos de los que se vuelven atrás y van a su


condenación, sino de los que alcanzan la salvación porque tienen
fe.

Son muchas las personas que comienzan a transitar este camino de fe…
comienzan a congregarse, son muchas las personas que se animan a
comenzar a cambiar de vida y vienen al Señor pero son muchos también
los que se vuelven atrás, hacen lo del perro y lo del cerdo… vuelven a
revolcarse en la basura.

5
Porque la gente vuelve atrás… porque la gente retrocede una y otra vez
en el camino de la fe.

1.- La gente retrocede cuando son confrontados con la palabra.

Leíamos hace unos domingos en


Juan 6:59
Jesús enseñó estas cosas en la sinagoga en Cafarnaúm.

60 Al oír estas enseñanzas, muchos de los que seguían a Jesús


dijeron:
—Esto que dice es muy difícil de aceptar; ¿quién puede hacerle
caso?

En ese momento Jesús estaba predicando algo que a ellos les pareció
muy duro…

61 Jesús, dándose cuenta de lo que estaban murmurando, les


preguntó:
—¿Esto les ofende?

66 Desde entonces, muchos de los que habían seguido a Jesús lo


dejaron, volvieron atrás… y ya no andaban con él.

La Biblia nos está diciendo que Jesús estaba perdiendo seguidores…


estaba perdiendo gente… imagínese si se le fueron a Jesús que era el
maestro perfecto… lleno de amor y misericordia y verdad… no se nos
van ir hoy…? Nosotros no queremos que nadie se vaya… pero… nos
dice la Biblia que la gente se fue cuando la palabra los empezó a
confrontar, cuando ellos empezaron a escuchar un mensaje que les
pareció duro… es como que ellos no estaban buscando ese tipo de
mensaje… Y Jesús les dijo estas palabras les ofende…?

Sabe muchas veces el mensaje de parte de Dios nos va a ofender… nos


va a impactar…nos va a enojar porque el mensaje de Dios confronta y es
como un espejo que refleja tu verdadera condición.

6
Y cuando uno va a la Biblia comienza a darse cuenta en qué áreas está
sucio, y comienza a darse cuenta que necesita cambios, que necesita ser
lavado.
Entonces a mucha gente no le gusta que el mensaje le marque el pecado
que está practicando… y uno sabe que tiene que tomar una decisión… o
cambio o sigo mi camino huyendo de lo que me confronta.

Y la verdad que no es fácil cambiar y mucha gente no está dispuesta a


hacerlo entonces prefiere irse.

A Dios no le agrada que retrocedamos.


Lo que nos enseña la Biblia es que el perro y el chanco vuelven a las
cochinadas…
Dios ha hecho grandes cambios en nuestras vidas… y que hemos dejado
atrás un mundo de pecado y que estamos en un proceso de santificación
y de cambio.
Dios espera que no volvamos atrás… no vuelvas a ese vicio de donde te
sacó, a volver a estar esclavo de situaciones o de cosas… no vuelvas a
esa relación tóxica a ese pasado oscuro a establecer negocios turbios…
Que te terminan alejando de Dios.

Segunda lección negativa que nos da los perros y los chanchitos.

Mateo 7:6

6 »No den las cosas sagradas a los perros, no sea que se vuelvan
contra ustedes y los hagan pedazos. Y no echen sus perlas a los
cerdos, no sea que las pisoteen.

Otra vez tenemos a la parejita de perros y chanchos.

NTV
6
»No desperdicies lo que es santo en gente que no es santa.
¡No arrojes tus perlas a los cerdos! Pisotearán las perlas y luego se
darán vuelta y te atacarán.

7
La segunda lección o enseñanza que hay en los perros y los cerdos es
que ellos desprecian las cosas valiosas… desprecian lo valioso.

Vemos que entre estos animales se introducen las perlas… las perlas
son piedras preciosas y lo que el Señor está diciendo es Ojo con lo
precioso… con lo valioso… no lo administres mal… no le tires piedras
preciosas a los cerdos… porque ellos no saben qué hacer con eso…
Los cerdos las pisotean, no valoran lo precioso… lo valioso…

Quiere decir que hay personas que no aprecian las cosas valiosas de
Dios que no le dan el valor a lo más importante… a lo verdaderamente
valioso.
La palabra de Dios es algo valioso, pero hay gente que la recibe y la
pisotea… la desprecia… y no le da valor.

Dios califica a este tipo de personas como un cerdo, como un perro,


Que desprecian el valor de las riquezas espirituales, que desprecian el
valor de la salvación… cuantos saben que la salvación tuvo un costo muy
elevado?
La Biblia dice que el precio que fue pagado… fue pagado con la preciosa
sangre de Cristo.

Un perro, un cerdo es alguien que conociendo el sacrificio que Jesús hizo


en la cruz no le da el valor en su vida que debe tener.
Que lo toma en poco…

Cuando la gente convierte la gracia en libertinaje… cuando habiendo


tenido en sus manos perlas preciosas ahora las pisotea se está
comportando como un cerdo… es tomar el sacrificio de Jesús y decirle a
mí no me importa lo que tu hiciste.
Yo sigo viviendo como vivía antes o peor.

No pisotees las cosas valiosas que Dios te da.


A todos Dios nos dio varias oportunidades… a cuantos Dios les salvó la
vida… en un accidente… con una enfermedad…
Cuantos estuvieron a punto de la bancarrota y Dios los ayudó…?

Todas esas oportunidades Dios desea que las aproveches para bien.

8
Las oportunidades de Dios son cosas valiosas que son para
aprovecharlas…
Comportarse como un perro o un cerdo es tomar esas oportunidades que
Dios nos da y no aprovecharlas… con el tiempo menospreciarlas.
Las oportunidades que Dios te da son para que cambies pero cuando no
aprovechas esa oportunidad y cambias nos comportamos como los
perros.
Por eso Jesús dice no les des cosas sagradas a los perros… porque los
perros no valoran lo santo.
No le den perlas preciosas a los cerdos porque los cerdos las pisotean.
Los cerdos pisotean las bendiciones de Dios.

Sabés que Tu familia es una bendición de Dios… tus hijos son una
bendición de Dios, la familia de la iglesia es una bendición de Dios… lo
ves así o no? Sabes que descuidar eso es comportarse como un cerdo…

Los perros y los cerdos no valoran lo precioso.


Dios no quiere que nosotros seamos así.
Dios no quiere que volvamos atrás y no quiere que pisoteemos sus
bendiciones.

6 »No desperdicies lo que es santo en gente que no es santa.


¡No arrojes tus perlas a los cerdos! Pisotearán las perlas y luego se
darán vuelta y te atacarán.

Los cerdos y los perros tienden a atacar a los que le dieron de comer y
los cuidaron.
Lo más probable que hagan estos animalitos de Dios… es que luego de
pisotear las perlas se vuelvan contra el que se las entregó.

Pisotearán las perlas y luego se darán vuelta y te atacarán.

Tienden a volverse en contra de quienes los están alimentando… o lo


han alimentado… es volverse en contra… atacar al que te bendijo… al
que te dio palabra… al que te ayudó a prosperar… al que te ayudó a
restaurar tu matrimonio.
Si alguien te ha bendecido en tu vida y hoy vos le estas pagando mal…
siendo desagradecido… hablando mal… ignorándolo… borrándolo de tus
contactos… eso solo lo hacen los cerdos y los perros.

9
Que alguien te haya enseñado la Biblia por años… y que después salgas
a despedazar a ese pastor… o a ese líder… con tus comentarios o
palabras eso es una actitud de perros y de cerdos.

Suena muy fuerte eso pero nunca pisotees lo que Dios puso en tu
camino.
Nunca hables mal de alguien que te tiro algunas perlas… nunca hables
mal de los siervos que te alimentaron de alguien que te ayudó en la
vida… aunque no le debas nada… que seguramente cometió errores…
pero eso dejáselo a Dios…

Por eso Jesús advierte de cuidar a quien le arrojas las palabras o las
cosas valiosas… porque no solo no lo valoran sino que se te van a volver
en contra, rápidamente se olvidan de lo que uno hizo por ellos… y te
apuntan para destruirte con sus labios.

Nunca escucho que un perro haya atacado a su propio amo… ¿


Y hay hijos que atacan a sus propios padres…

Si alguien te ha cuidado durante años… te ha dado de comer… te ha


vestido… tené cuidado… en la Biblia en el antiguo testamento ser mal
hijo era hasta causa de muerte… apedreaban a los malos hijos…

Volverte en contra de Dios es comportarte como un perro, como un


cerdo… volverte en contra del que te tejió en el vientre de tu madre… del
que te puso nombre… del que te solpló vida eterna… hablar mal de
Dios… es comportarte como un cerdo.

Perros y cerdos están en la Biblia juntos…


1.- ellos vuelven atrás…
2.- ellos desprecian lo importante, lo valioso
3.- se vuelven en contra de los que los alimentan o bendicen.

Nunca te vuelvas en contra de alguien que te haya servido que te haya


alimentado… bendícelo y si te fallaron… perdónalos porque todos
fallamos. Pero nunca vayas a morderlo… ni a despedazarlo con los
comentarios o con acciones o venganzas… porque eso no es de Dios y
te trae juicio.

10
Si algún día alguien te dio trabajo… y comiste de ahí… no los muerdas…
bendecilos… tus profesores… tus maestros… alguien que te enseñó un
oficio un idioma… la gente que te ha bendecido en la vida… no te
comportes como un perro… no seas un cerdo… no los despedaces…

Lucas 22:47

47 Todavía estaba hablando Jesús cuando se apareció una turba, y


al frente iba uno de los doce, el que se llamaba Judas. Éste se
acercó a Jesús para besarlo,

48 pero Jesús le preguntó:


—Judas, ¿con un beso traicionas al Hijo del hombre?

Como se estaba comportando Judas… como un perro… como un


cerdo… que se volvió a despedazar a Jesús… un Jesús que un día lo
escogió…. Que un día lo alimentó… que le dio dones… que le dio poder
para sanar enfermos y echar fuera demonios… Alguien que confió en él
las finanzas de su ministerio… y mira como le pagó… con un beso para
cobrar unas monedas de plata…

Perros y cerdos están en la Biblia juntos…


1.- ellos vuelven atrás…
2.- ellos desprecian lo importante, lo valioso
3.- se vuelven y despedazan a quienes los alimentan.

4.- Se alimentan de inmundicia.

1 Reyes 21:23

Nos habla de Jezabel, que era una de las mujeres más malvadas que ha
existido… fue tan mala que hasta un espíritu inmundo quedó con su
nombre dando vueltas en la tierra y hasta en algunas congregaciones…

23 Y en cuanto a Jezabel, el Señor dice: “Los perros se la comerán


junto al muro de Jezrel.” 24 También a los familiares de Acab que
mueran en la ciudad se los comerán los perros, y a los que mueran
en el campo se los comerán las aves del cielo.

11
Los perros comían cadáveres y encima de gente mala… y los cerdos
comen sobras… desperdicios… basura… los dos se alimentan de
inmundicia…

De lo que vos te alimentas determinará quién eres…


Vos y yo nos alimentamos de lo que vemos… de lo que escuchamos…
de lo que leemos… eso es alimento para nuestra alma… nuestro cuerpo
se alimenta de comida física… pero nuestra alma nuestro espíritu se
alimenta de otras cosas…

Si usted se la pasa escuchando chismes… cosas de otras personas… si


usted se ve escenas de violencia o permite que el alma de su hijo se
alimente con esas cosas… si usted anda escuchando perversidades de
la gente que lo rodea… de eso se está alimentando… y eso se va a
convertir en los nutrientes que alimenten su espíritu y su alma…

Si vos te la pasas escuchando por ejemplo música de reguetón, música


sensual… de eso estas alimentando tu vida… y todo eso es basura…
inmundicia… y usted no es perro ni es cerdo para comer esas cosas.
Necesitamos alimentarnos de la palabra de Dios.
Alimentate de compañía que te edifiquen… alimentante de
conversaciones qu te activen en la fe que te levanten… no te alimentes
de basura porque eso es lo que comen los perros y los cerdos.

5.- los perros vuelven a cometer los mismos errores, nunca


aprenden de sus errores.

Proverbios 12:11
11 Así como el perro vuelve a su vómito, el necio repite su necedad.

Es de humanos equivocarse… todos nos equivocamos… pero cuando


una equivocación se transforma en un tremendo error cuando uno nunca
aprende de esos errores y los vuelve a cometer.

Cuando uno se equivoca y aprende eso se convirtió en una lección para


tu vida… y entonces no lo vuelves a cometer… pero cuando uno se
equivoca y no aprende y sigue en los mismo y vuelve a lo mismo y
cometes el mismo error la misma equivocación… y venís a la iglesia y

12
después te vas a repetir la misma necedad te estas comportando como
un perro que va a degustar el vómito.

La biblia nos habla de los errores que cometieron los hombres… algunos
muy graves, David… Moisés… Noé… y tanta gente que se equivocó…
pero lo que vemos es que muchos aprendieron de sus errores… se
arrepintieron y cambiaron… y ahora están en el álbum de fotos de Dios
en Hebreos 11.

Pero cuando uno sigue en lo mismo, incluso conociendo la verdad, es


como perro que vuelve a su vómito… así es el necio…
Los errores son para aprender, no para volver a cometerlos…

6.- Estudiando acerca de los cerdos encontré un dato curioso y es que lo


cerdos por la condición física que tienen no pueden mirar hacia arriba.

La forma que tiene el cuello de estos animales no les permite realizar


este tipo de movimientos, la única opción sería ponerlos boca arriba.

El cerdo siempre está mirando hacia abajo… hacia el barro… hacia la


inmundicia…
La biblia nos enseña a poner nuestra mirada en las cosas de arriba… los
cerdos no pueden… siempre están mirando una filistea…

El cerdo siempre mira lo que tiene alrededor… en lo que puede


pisotear…está mirando y buscando la basura que puede comer…

La lección principal que nos dejan los cerdos es que no le dan valor a las
perlas… a las cosas preciosas… a lo verdaderamente importante…
porque todos los demás errores tienen base en este error…

Todo tiene que ver con el valor… ataca a sus amos porque no los
valora… vuelve a la mugre porque no valora la limpieza.
No valora lo que hacen los demás por él…
La base de todos los errores que vimos es valorar las perlas.
Porque vuelve a repetir los errores… porque no valora las
oportunidades…

13
Proverbios 11:22
La mujer bella pero tonta es como anillo de oro en la trompa de un
cerdo.
Otra versión dice la mujer linda pero sin inteligencia…

Como se verá un anillo de oro en la trompa de un chancho?


Ridículo…
Por más perlas que le pongas el cerdo se va a ir a revolcar en la
basura…
Porque no hay valor en ellos…
Te acordás adonde fueron a parar los demonios que salieron del hombre
de Gadara… a los cerdos…
Los cerdos que no valoran y pisotean las perlas terminan endemoniados.
No seamos cerdos.
Volvamos entonces al pasaje que vimos al principio de Apocalipsis.

Apocalipsis 22:15
15 Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios,
los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira.

15 Afuera se quedarán los malvados, los que practican la brujería,


los que tienen relaciones sexuales prohibidas, los asesinos, los que
adoran a dioses falsos y todos los que engañan y practican el mal.

Ya entiende lo que quiere decir ese versículo de que afuera se


quedaran los perros?
En Todo lo que vimos… ya entiende quienes son los perros.
Los que volvieron atrás…
Los que nunca valoraron las oportunidades…
Los que se burlaron del evangelio…
Los que se burlaron del sacrifico de Jesús…
Los que despedazaron a los que los alimentaron…
Los que volvían a repetir su necedad…
Los que se alimentaron continuamente de basura.
Los que nunca miraron al cielo… a lo alto…
Se quedaran fuera… los perros los malvados, los que practican la
brujería, los que tienen relaciones sexuales prohibidas, los
asesinos, los que adoran a dioses falsos y todos los que engañan y
practican el mal.

14

Interessi correlati