Sei sulla pagina 1di 24

“En busca de la Joya del desierto”

Por: Elgar Díaz

Fade in.

EXT. DESIERTO. DIA.

Vemos el atardecer en las dunas de Bilbao. En una secuencia de tomas


vemos las caprichosas formas de las dunas y los contrastes que con las
sombras genera el atardecer en los montículos de arena. Varios segundos
después se escucha la voz de Maximiliano.
Maximiliano: (V.off)

Agregamos un poco de cal, Sílice...


Sosa... dolomita, y un poco de
Arcilla de aluminio.

Maximiliano va entrando a cuadro, niño de diez años, tez blanca ojos


color verde. Viste pantalón de mezclilla color azul oscuro, camisa
sport tipo polo color blanca, tenis blancos, encima usa una bata blanca
de laboratorio, también usa anteojos. En la mano tiene lo que parece
ser una cuchara de madera con la que revuele substancias que ha
arrojado a al arena. Luego retrocede unos pasos con lo cual podemos
observar que de tras de el hay varios objetos como; una pequeña mesita
en la que tiene un portafolios, dentro de este hay varios instrumentos
de laboratorio, tubos de ensaye, vasos de precipitado, microscopio
entre otros. Cerca de ahí también se encuentra una pequeña fuente de
energía solar portátil de cuatro paneles del que sale un cable que
condice a un regulador de voltaje y en este se encuentra conectado un
aparato que a simple vista pareciera un arma de los caza fantasmas. A
este aparato Max lo llama “súper generador de rayos”. Toma el artefacto
y se la monta en la espalda amarrándolo en su tórax a manera de
mochila, toma unos guantes y gafas de uso industrial de la mesita y
regresa para dar un último vistazo a su experimento.

Maximiliano: (asiente)
Perfecto. Retrocedemos unos pasos
(Retrocede) activamos
súper generador de rayos (lo enciende)
nos protegemos... (Se pone los
guantes y las gafas) potencia a...
un giga watt...
(OBSERVALA PISTOLA)

CORTE A:

A varios metros de ahí se encuentran los papas de Max disfrutando del


paisaje como si se tratara de un día de playa. a su alrededor tienen
todos los implementos para tal situación, (cont.)
(Cont.)
Tales como pelota playera, sombrilla de colores, cubetas y palas para
hacer castillos de arena, cama de playa y una silla. En esta se
encuentra sentado el papá de Max, hombre de tez blanca, alto, cabello
castaño, ojos verdes. Viste camisa hawaiana, bermudas y sandalias. Se
nota con facilidad que es un hombre muy sonriente, despreocupado y
jovial. En la cama playera se encuentra la mamá de Max, una mujer muy
atractiva. Cabello rizado, aunque constantemente cambia de look,
bonitos ojos. Usa gafas de sol, se aplica bronceador en los brazos;
pude traer un traje de baño o bikini, pero lleva puesto un short de
mezclilla. después de aplicarse el bronceador toma de una mesita una
jarra que tiene limonada, se sirve en un vaso que después adorna con
una rodaja de limón y una sombrillita. El papá se encuentra dormitando
en la silla, bosteza, se despereza un poco, y sin abrir los ojos le
pregunta a su esposa.

Papá:
Amorcito ¿y Max?

Mamá:
Por ahí anda entre las dunas
haciendo sus experimentos, ya vez
como es. Maxito siempre esta inventando cosas.
Y es que tenemos un hijo tan
inteligente.

Papá: (sonríe)
¿a quien habrá salido?

Mamá:
A ti amorcito,(le sonríe)
¿a quien mas?

Papá:
Pero tú también eres muy inteligente
Amorcito, y muy hermosa.

Mamá:
Ay si es cierto entonces salió
a los dos. Por eso es lo doble
de inteligente amorcito.

Papá:
¡Así es!

Mamá: (buscándolo)
Ay apenas si lo alcanzo a ver.
¿Estará bien? Aunque el ya
se sabe cuidar solito (se acuesta)

CORTE A:
EXT. DESIERTO. DIA.

Maximiliano:
Mmm... Bueno solo un poco más

Observamos como poco a poco Max aumenta la potencia del supergenerador

Maximiliano:
Tres... cuatro... cinco... (prosigue)
ocho, nueve y
diez. (se acomoda)
Disparando rayo. ¡Ahora!.

Sale el rayo a la par que se escucha un gran estruendo

CORTE A:

EXT. DESIERTO. DIA.


Mamá: (gritando)
¡aaahh! Maxito hijo mío

Papá:
¡hijooo!

CORTE A:

Vemos a Max que es lanzado por la fuerza del rayo va gritando mientras
vuela. Los papas de Max en su carrera por llegar a donde el niño; caen
rodando estrepitozamente por una de las dunas, terminando su caída cada
uno a ambos lados de Max.

Los tres: (quejumbrosos)


Aaaaaaaayyy.

Maximiliano:
¿están bien?

Papás:
Sii

Papá:
eso creo

Mamá:
Y tu Maxito ¿estas bien?

Max se incorpora quedando sentado se quita las gafas y vemos que tiene
los cabellos de punta, la cara tiznada y humea, voltea a ver su
pistola. Reacciona.

Maximiliano:
¡Siiii!
Los papás se extrañan ante la alegre actitud de Max. También se
incorporan

Maximiliano:
Funciona, funciona el súper
generador de rayos si funciona

la mamá reacciona al verlo humeante y transformado

Mamá:
¡aaah! Mi amor ¿que te paso?
te estas quemando.

Ella y el papá se acercan para revisarlo.

Maximiliano:
No me paso nada mamá fue
Solo un pequeño rayo.

Papa:
¿Un pequeño rayo? Se escucho
Como si fuera una bomba atómica

Su mamá no deja de revisarlo.

Mamá:
Pero hijito ¡¿de veras estas
Bien?! Brazos, piernas,
¿no te falta nada? ¡Ay! estos
juguetes tuyos me asustan.

Maximiliano:
Si mamá estoy bien no te
Preocupes

Papá:
Maximiliano hijo pero como
quieres que no nos preocupemos,
con chico tronidote nos diste un
gran susto. Creo que será mejor que
nos vayamos. suficiente
de rayos truenos... y arena.
Max recoge tus cosas que nos vamos.

Maximiliano: (emocionado)
Si por que aún tengo que llegar a
hacer mi reporte del experimento.

Papá:
No más experimentos por el día
de hoy, así que tendrás que suspenderlos
estarás castigado por una semana.
Maximiliano se desilusiona.

Maximiliano:
Esta bien papá

Se dirige hacia sus cosas y comienza a empacar todo.

Papá: (en voz baja)


Súper generador de rayos je
ese es mi hijo, todo un genio

Mamá:
¿tu crees? No se llegará a
convertir en un científico
loco?

Papa:
Ja ja no como crees, Max es
un buen chico. Sacó la
nobleza de su bella madre.

Mamá:
Y al inteligencia de su padre

Se voltean a ver se sonríen, se abrazan, se ponen cursis.

Maximiliano:
¡Listo!

Papá:
Uy que rápido
Pongámonos en camino.
Salen de cuadro.
CORTE A:
INT. AUTO. DÍA.
Max y sus papás van de regreso a casa, el niño trae entre sus piernas
un morral del cual extrae una pieza de vidrio de extraña forma, lo
limpia con su mano. Luego vemos los ojos del papá por el retrovisor
quien lo observa y de inmediato le pregunta.

Papá:
¿Que es eso hijo?

Maximiliano:
Vidrio

Mamá:
¡Ay! Por el amor de Dios mi amor
No te vallas a cortar.

Papá
¿Y de donde sacaste eso?
Maximiliano:
Fácil. Con el súper generador
emití un rayo de 10 giga watts
que al contacto con la arena
generó más de mil grados centígrados
transformando la arena en estado liquido,
misma que al enfriarse y en combinación
con otros elementos dieron paso a la
transformación de este material.

Mamá:
¿a poco? No inventes. ay hijito pues
deberías hacerme una vajilla
de cristal cortado con invento
¿no crees?

Maximiliano y su papá ríen

Mamá: (desconcertada)
¿Por qué se ríen? Es en serio…
ándale hijo ¿si? Podrás hacerme
una vajilla…

CORTE A:

Mientras se escuchan las risas de Max y su papá vemos como el auto se


aleja por la carretera.

CORTE A:

INT. CASA/CUARTO DE MAX. NOCHE.

Max esta acostado en su cama mientras su madre lo cubre con una sabana
lo besa en la frente. En el cuarto de Max podemos ver una considerable
cantidad de extraños artefactos todos productos de sus inventos. En una
mesa vemos una computadora perfectamente equipada, vemos posters de de
astronomía y anatomía, así como también de Albert Einstein.

Mamá:
Ahora si a descansar
por hoy fue suficiente
de rayos y pistolas.

Papá:
Y hay que madrugar por que
por que mañana inician las
clases. Se acabaron las
vacaciones, lo siento Max
hay que volver a los libros
la física, la química y
las matemáticas te esperan
mañana. Descansa hijo

Los dos:
Hasta mañana.

Maximiliano:
Hasta mañana.

los papas cierran la puerta de la recamara de Max, este se queda serio


y pensativo por su mente pasan nuevamente las palabras de su papá.

Papá: (v.off)
Lo siento Max
hay que volver a los libros
la física, la química y
las matemáticas te esperan
mañana.

Max poco a poco transforma su rostro serio a uno eufórico

Maximiliano:
¡¡Genial!!

CORTE A:

OSCURO.

CORTE A:
Fade in.

INT. CASA/CUARTO DE JADE Y RUBÍ. DÍA.


A cuadro un reloj despertador que marca las 6:29 am que en pocos
segundos cambia a las 6:30 am. La alarma comienza a sonar después de
pocos segundos vemos la mano de Rubí desactivando la alarma, se abre la
toma y Rubí se encuentra completamente arreglada, viste el uniforme de
la escuela, falda tableada color azul turquesa, blusa blanca, con un
chalequito y corbata del mismo color de la falda, usa lentes y trae un
impecable peinado con una discreta colita que cae de su lado izquierdo.

Rubí:(al reloj)
¡Otra vez te gane!

Observamos que en la recamara hay dos camas individuales, una la que


corresponde el lado de Rubí, la cual se encuentra ya tendida; en su
entorno hay repisas con libros y muñecos de peluche perfectamente
acomodados, tonos en colores pastel adornan la pared y el edredón, todo
indica un sumo cuidado en el aseo de su espacio, haciendo de este un
lugar de ensueño. Por el contrario vemos el otro lado del cuarto, en
donde la cama de Jade, hermana de Rubí, aun se encuentra des tendida,
ya que la chica sigue durmiendo en ella viéndose como un bulto bajo las
sabanas de donde salen solo los pies, y el cabello sale bajo la
almohada todo alrededor es desorden. Rubí observa a jade, luego niega
con la cabeza.
Rubí:
Siempre es lo mismo
contigo (la mueve)
ya levántate, ándale
despiértate yaa, Jadee
Jade permanece totalmente dormida, Rubí le quita la almohada de la
cabeza. le grita

Rubí:
Hora de ir a la escuela.

Vuelve a moverla para intentar despertarla pero es inútil.

Rubí:
Bueno no me dejas mas remedio.

sale del cuarto, tarda unos segundos y entra nuevamente con un


recipiente de plástico que contiene agua, se sienta en la orilla de la
cama y toma una de las manos de Jade, en un movimiento rápido mete y
saca la mano del recipiente, jade despierta de inmediato gritando a
viva voz.

Jade:
No mami la mancha de mole
ya estaba en la blusa de Rubí
cuando me la puse, lo juro.

Rubí:(molesta)
¿Qué? ¿Qué dijiste? ¿Cuál blusa?
otra vez te pusiste una de mis
blusas ¿verdad?.

Jade: (reacciona)
Eh... ¿que? ¿blusa? ¿Cuál
blusa?.

Rubí:
Eso es lo que yo quiero saber
¿cual blusa te pusiste?

Jade:
¿yo dije blusa?

Rubí:
¡claro que si! a mi no me
engañas, siempre estas
poniéndote mi ropa.

Rubí inspecciona con la mirada para ver si encuentra alguna de sus


blusas. Por su cuenta Jade se mueve junto con ella para impedir que
pueda ver cualquier cosa. Rubí trata de moverla para tener mejor
visión.

Rubí:
Quítate, déjame ver.

En ese momento son interrumpidas por la voz de su mama que les grita
desde fuera del cuarto.
Mamá de J y R:
Niñas, apúrense que no quiero
que lleguen tarde el primer
de clases.

en esos momentos Rubí voltea hacia la puerta mientras que Jade


rápidamente se apresura a esconder la blusa de su hermana que se
encuentra tirada a la orilla de la cama, con el pie la mueve para
esconderla bajo esta. Vemos claramente la mancha de mole en la blusa.

Mamá de J y R:
¿Me escucharon niñas?

Las dos:
Si mamá

Rubí lanza una mirada inquisidora a su hermana

Jade: (esquiva)
Hay que apurarnos (sonríe)
no querrás llegar tarde a
la escuela ¿verdad hermana?

Rubí:
Te salvo la campana, pero
pobre d ti si encuentro
una de mis blusas manchadas.

Jade: (sonríe)
¿Cuál blusa hermanita? ¿Cuál blusa?
fue un sueño nomas.

Rubí:
“un sueño” voy a estar vigilándote

Jade:
Si, si tu vigila todo lo que
quieras, pero ándale que llegamos
tarde.

CORTE A:
INT. CASA/ANTECOMEDOR. DÍA.
MIENTRAS Rubí se prepara para desayunar, Jade no deja de estar embebida
con su celular, la madre mientras tanto va y viene sirviendo waffles en
los platos trae una taza de café en la mano viste blusa blanca, falda
negra, zapatillas color negro, y bien peinada.

Mamá de R y J:
No le has tomado nada
a tu licuado jade.

Jade: (sin voltear a verla)


Si mami ya voy
Mamá de J y R: (a Rubí)
¿Te sirvo otro?

Rubí:
No mami gracias, ya
no me cabe.

Mamá de J y R:
Cariño no voy a volver a
repetírtelo ¿esta bien?.

Jade: (sin dejar el celular)


Si mami si.

Rubí comienza recoger su plato, la mamá hace lo mismo y jade sigue con
su celular, se le acerca su mamá y se lo quita.

Mamá de J y R:
Te dije que no iba a repetírtelo.

Jade:
Aah.

Mamá de J y R:
Tu licuado, y un wafle

Jade:
Nomas el licuado

Mamá de J y R:
Entonces, no hay celular

Jade dibuja terror en su rostro.

Jade:
Si esta bien.

Come y bebe apresuradamente.

Mamá de J y R:
Despacio.

Rubí observa a Jade y a lo que jade corresponde haciéndole muecas y


enseñándole la comida que tiene en la boca, Rubí hace cara de fuchi, la
mamá se le acerca a jade y la mira fijamente, jade se asusta y comienza
a comer de forma correcta.

CORTE A:
EXT. CASA/cochera. DÍA.
Las chicas abren las rejas de la cochera una de cada lado, mientras
saca el coche, ellas suben al coche mientras la mamá baja para asegurar
con un candado las rejas de la cochera. Denotan que hay trabajo en
equipo. La mamá sube al auto y se van.
EXT. INT. COCHE. DÍA.
Vemos a los papás de Max cerrando las puertas del auto, Max se
encuentra en el asiento trasero. El papá arranca el coche:

Papá de Max:

A modo de maquinista.
¡Vámonos!

CORTE A:
A intervalos vemos como los coches avanzan por la ciudad unas veces
vemos el auto de Max otras el de las chicas. en vistas panorámicas
observamos diferentes zonas turísticas de la ciudad, centros
comerciales, plazas etc. etc. mismas que representan el recorrido de
los autos. Después de esta secuencia de tomas los autos terminan en un
semáforo del mismo crucero en donde vemos a el Chilaquil pequeño niño
de la calle que tiene algunos seis años de edad viste una playera
blanca la cual visiblemente se nota que le pinto franjas verdes para
emular la playera de su equipo favorito de futbol, el chico baila y da
maromas, seguido de ello pasa por los automóviles para recoger alguna
que otra moneda. Max, Jade y Rubí observan las acciones del niño desde
sus autos respectivamente.

INT. COCHE/MAX. DÍA.

Mamá de Max:
Ay mira ese niño pobrecito déjame
le doy una moneda.

CORTE A:
INT.COCHE/J y R. DÍA.

Jade:
Miren ese niño que chistoso
baila como changuito (ríe)

LA MAMÁ SE ENCUENTRA DISTRAIDA Y SO SE HA PERCATADO DEL CHICO QUE SE


ENCUENTRA BAILANDO EN EL CRUCERO, CUANDO VOLTEA SE SORPRENDE Y PESE A
QUE EN UN PRINCIPIO LE CUSA GRACIA APENAS SI ESBOSA UNA SONRISA LA QUE
INMEDIATAMENTE DETIENE A CAUSA DE SU POSICIÓN COMO ABOGADA CON UN
PUESTO DE TRABAJO EN EL DIF.

Mamá de J y R:
No te rías de El. Pobre niño
solo esta en su trabajo. Bueno,
si es que a eso se le puede llamar
trabajo, además los niños no deben
de trabajar si no estar en la
escuela estudiando. Seguramente algún
adulto viene con el y lo pone a
hacer estas cosas para sacarle dinero.
Ahorita le pregunto.
Rubí:
¿Y no le vas a dar dinero?

Jade:(Guiñándole un ojo a su mamá.)


Cinco pesillos no seas gacha

La mamá voltea a verla molesta como reprobándole su forma de hablar

Jade: (reacciona y cambia su tono)


No este… Digo, ándale mami no
seas malita, por fis.

La mamá niega con la cabeza

Rubí:
Si mamita, ándale solo por esta
vez olvida que eres abogada y
actúa como la mami linda y
bondadosa que eres ¿si?

CORTE A:
EXT. CRUCERO. DÍA.
El Chilaquil termina su acto de baile y maromas, enseguida se dirige
hacia los autos para obtener algo de dinero. La mamá de Max saca la
mano por la ventanilla queriendo llamar la atención del Chilaquil para
darle dinero, el niño se da cuenta y corre hacia el auto.

Mamá de Max:
precioso hermoso ten…

Le da un billete de 20 pesos.
Con cuidado chiquito
fíjate muy bien el los
carros.

Chilaquil: (asiente)
Gracias señora.

CORTE A:
INT.CARRO/J Y R. DÍA.
JADE Y RUBÍ HACEN Y DICEN DE TODO PARA CONVENCER A SU MAMÁ

J y R:
Ándale ¿si?... por favor por favor…
¿quien es la mami mas bonita del
mundo?... ándale, ándale…

Mamá de J y R:
¡Bueno ya! está bien, no debería,
pero hoy hare una excepción.

Baja la ventanilla del auto.


Mamá de J y R:
¡Hey, niño! toma. ¿Vienes solo o
alguien te trajo? ¿Ya desayunaste?
¿en donde están tus papás?
¿Cómo te llamas?...

Chilaquil al verse invadido por tantas preguntas se asusta y corre, en


eso prende la luz verde el no se da cuenta y es apunto de ser arrollado
por otro auto que inmediatamente se frena frente a el. Escucha el
sonido del claxon reacciona y vuelve a correr. Maximiliano observa con
mucho interés e inquietud toda la odisea que pasa Chilaquil se mueve de
un lado a otro del asiento asomándose por ambas ventanas del coche para
no perder detalle de lo que ocurre con el niño. Los carros avanzan y El
Chilaquil topa con la mirada de Maximiliano quienes se observan
fijamente mientras el carro se aleja.

CORTE A:
EXT. ESCUELA. DÍA.
Vemos como varios autos llegan a dejar a la puerta de la escuela y de
estos descienden una gran variedad de alumnos que se dirigen a sus
clases. llega el carro de donde vienen las niñas y su mamá, las dos
descienden.
J y R:
¡Adiós mami!

Mamá de J y R:
adiós niñas, vengo por ustedes
a la saluda, pórtense bien.

J y R:
¡si mami!

Rubí: (a Jade)
¿ya escuchaste?, pórtate ¡bien!

Jade:
Ay, si hombre ya.

Enseguida aparece el auto de los papás de Max, primero bajan los papás
quienes cariñosamente se despiden y liego baja Max quien se despide de
su mama.

Mamá de Max:
Adiós mis amorcitos cuídense
y pórtense bien ok no hagan
travesuras.

Los besa y los abraza ellos corresponden después caminan hacia la


entrada de la escuela. entran y en un a parte del recorrido los dos se
separan.
Papá de Max:
Nos vemos en el laboratorio mí
pequeño Einstein.
Maximiliano: (serio)
Nos vemos.

CORTE A:
INT. SALÓN. DÍA.
En la escena vemos a Max frente al salón de clases junto con la
maestra quien lo presentara ya que pese a su corta edad pasara a formar
parte del grupo de secundaria.
Maestra:
Jóvenes, voy a presentarles
a su nuevo compañero de clases
el es Maximiliano y ha sido
enviado directo a este grado
por su alto coeficiente
intelectual, así es que les
voy a pedir que lo reciban
amablemente y lo hagan sentir
Como en su casa. Gracias por
su atención; prosigamos con
la clase; Maximiliano, por
favor pasa a tu lugar

Camina hacia su asiento, todo mundo lo observa con curiosidad y


expectativa , Max ni siquiera se inmuta. llega a su lugar se sienta y
espera instrucciones.

Maestra: (sonriente)
Excelente. Geometría analítica
pagina trescientos cuarenta y cinco

mientras la maestra comienza con la clase vemos que Rubí no deja de


observar a Maximiliano. el niño voltea a verla y Rubí y ella lo saluda
sonriente, el la observa seriamente, ella deja de sonreír el
corresponde el saludo con su mano se voltea y pone atención a la clase.

CORTE A:
EXT. CALLE. DÍA.
El Chilaquil se encuentra sentado en una parada de camión contando unas
monedas, sonríe llega el camión y sube. Observamos solo los pies del
chilaquil sube al camión paga su pasaje camina por el pasillo
CORTE A:
Observamos los pies Conde Amar Gator quien camina por un pasillo
saliendo de un hotel de cinco estrellas, A quien ya lo espera su chofer
quien abre la puerta trasera del auto. El entra al auto e
inmediatamente el chofer cierra la puerta y dirige a conducir.
CORTE A:
Seguimos los pies del chilaquil quien toma asiento en el camión y
quedan sus pies colgando (aparecen escenas de la ciudad por diferentes
travesías vistas desde la ventana del camión y la ventanilla del auto)
CORTE A:
Vemos por el espejo retrovisor del auto la mirada del chofer atenta a
las órdenes del conde Amar
Conde Amar: (off)
Vamos al siguiente hotel.
Chofer:
En seguida señor Conde.

CORTE A:
Por el retrovisor del camión vemos los ojos del chofer quien voltea a
ver a los pasajeros al escuchar la voz del chilaquil pidiendo su
parada.
Chilaquil:
¡Bajan en la esquina!

El camión se detiene y seguimos observando los pies del chilaquil


dirigiéndose a la puerta de salida. Baja los escalones.

CORTE A:
Vemos la parte baja de portezuela de atrás del auto del conde Amar
misma que abre el chofer, por donde desciende el conde Amar a quien se
le ven solo los pies; calzando unos zapatos impecablemente lustrados y
de muy buena calidad. La pantalla se divide en dos donde vemos los pies
de ambos, haciendo un gran contraste en el calzado. Chilaquil lleva
puestos unos tenis bastante maltratados. En segundo plano vemos como
se mueven al mismo tiempo el auto y el camión en donde viajaban cada
uno. Salen de cuadro ambos vehículos y ellos dos comienzan a caminar.
Mientras el Conde Amar camina por el pasillo de entrada de un hotel el
chilaquil lo hace por una banqueta, el Conde entra al hotel rumbo a la
recepción y el niño lo hace hacia la puerta de una tienda de
autoservicio (oxxo). En la recepción aparece un empleado y saluda al
Conde y en la tienda el encargado saluda al chilaquil. Cada vez que hay
diálogos las escenas se abren totalmente a cuadro.

EN EL HOTEL.
Recepcionista:
Buen día Sr. Conde, lo estábamos
esperando.

Conde Amar: (lo mira inquisidor)


Mi reloj, me anuncia que estoy aquí mucho
antes de lo acordado,
esto indica, que mi arribo a este lugar,
ha sido con mucha premura.
Por lo cual se infiere que, en realidad;
¡nadie!, pero absolutamente
¡nadie! me estaba esperando.

Recepcionista: (visiblemente asustado)


Tiene usted toda razón Señor conde
le ruego a usted acepte mis disculpas
le aseguro que no se repetirá este tipo
de torpezas

El conde no contesta ni se inmuta solo observa.

EN EL OXXO.
Encargado:
Quiubo mi chilaquil,
¿Que tal de chamba?

Chilaquil:
Ya salió pal lonche, por que según mi
reloj biológico, ya hace hambre.
Pero de rato hay que seguirle.
EN EL HOTEL.
Recepcionista: (al fin reacciona)
¿Desea usted pasar al salón a preparar su
junta con los ejecutivos?

Conde Amar:(molesto, sin perder los estribos)


Yo siempre estoy preparado. No gracias, Pasare
al comedor a ingerir mis alimentos.

Recepcionista: (apresurado)
Como usted ordene señor Conde,
yo mismo lo conduciré hasta
el restaurant

ESCENA DOBLE.

Vemos los pies del chilaquil que se conducen por uno de los pasillos de
la tienda llega hasta los frigoríficos y toma algo para beber, luego se
dirige hacia el lugar de alimentos en donde se preparara algo de comer,
para después sentarse en una de las mesas de la tienda destinadas para
los comensales.
Mientras el Conde Amar caminará por un pasillo del hotel que lo
conducirá hacia el restaurant del mismo, pedirá agua para beber y una
comida frugal pero de suficiente contenido nutrimental.

EN EL HOTEL.
Mesero:
¿El señor desea ver la
carta o…?

Conde Amar: (interrumpiendo)


Ya sabe que traerme. Retire eso
(refiriéndose al menú)

Mesero:
Con gusto Sr. Conde

EN EL OXXO.
Empleado:
¿y que vas a almorzar hoy chilaquil?

Chilaquil:
´Perame tantito nomas deja checo
el menú y horitita te digo

Empleado: (ríe)
Ok me avisas para acompañarte.
que no he probado bocado.
Chilaquil:
Ya estas, y te doy chance de
que piches los chescos

Empleado: (vuelve a reír)


Sabes bien y hueles mal.

Chilaquil: (se pone serio y


huele sus axilas)
Naa. Nomas “diunlao” (ríe).
EN EL HOTEL.

Mesero: (Sirviendo el plato)


Disfrute usted su comida señor
Conde
Conde Amar (asiente)
Puede usted retirarse.

ESCENA DOBLE.

Mientras en una escena el Conde Amar analiza con detenimiento su


comida, en la otra Chilaquil duda en escoger entre un hot-dog y una
sopa instantánea, y mientras el conde deshecha una pequeña porción de
su comida, Chilaquil decide por tomar los dos, los prepara y se va a
ala mesa. Por un lado vemos como el chilaquil no deja de platicar con
el empleado; mientras comen el le platica todas sus peripecias, por
otro lado el Conde permanece comiendo en silencio, el ambiente en la
mesa del niño ya es de carcajadas mientras que el Conde se distrae por
que en una mesa aledaña un grupo de comensales ríe de algo y es visible
su fúrica incomodidad pero nunca perderá el estilo. Habla discretamente
con el mesero para pedir que resuelva esa situación vemos que cambian a
los comensales a otra mesa más lejana. Conforme pasa la hora de comida
el chilaquil cuenta ya con varios espectadores que lo escuchan y no
paran de reír de sus aventuras.

EN EL OXXO.
Empleado: (mira su reloj)
Mi chilaquil te tengo que dejar
ya se terminó mi hora del Almuerzo.

Chilaquil:
Hijoles yo también me tengo que ir
porque si no me ganan la esquina.

Encargado:
Tienes razón chilaquil, así es
que muchas gracias a todos
por su preferencia pero
tenemos que continuar con
nuestras labores.

Chilaquil:
Y déjeme le pago por que si no
me compro otro vikingo je. (Todos ríen)
EN EL HOTEL.
Mesero: (retirándole el plato al Conde)
¿Se le ofrece algo más señor Conde?

Conde Amar:(mira su reloj)


No. eso es todo.

ESCENA DOBLE.

El Conde limpia sus labios con una servilleta de tela y el chilaquil lo


hace con una de papel, le abren la puerta al conde mientras el
Chilaquil la abre el mismo. Caminan de regreso a sus labores. Llega
chilaquil a su esquina comienza a sacar sus utensilios para su
espectáculo callejero. El Conde entra al salón de juntas y un empleado
prepara computadora y proyector para la presentación del Conde.
Comienzan la acción en el que hacer de cada uno. Mientras uno baila y
hace malabares, el otro habla con grandilocuencia y un tanto cuanto de
exacerbación. Mueve las manos como si hiciera malabares mientras el
niño gesticula en demasía como queriendo decir ‘este es un gran show’.
Termina los dos su misión El Conde estrecha manos para cerrar un trato
mientras chilaquil Abre su mano para estrechar sus monedas. Una vez en
calma El Conde checa su cuenta bancaria, el niño cuenta sus monedas los
asienten Conde cierra su laptop Chilaquil guarde su morralla.

CORTE A:

OSCURO

FADE IN.

INT. ESCUELA/PATIO. DÍA.

Hora de receso. Max se encuentra sentado en las gradas de la cancha de


baloncesto. Se dispone a tomar su almuerzo trae consigo una lonchera de
la que extrae una emparedado un jugo y un coctel de frutas preparado
con miel. A punto está de morderle a su almuerzo cuando llega Rubí y se
sienta junto a el, al mismo tiempo que lo saluda.

Rubí:
¡Hola!.

Maximiliano:(desconcertado pero inmutable)


Hola.

Rubí:
¿Puedo sentarme aquí mientras
almuerzas?

Maximiliano: (se encoge de hombros)


Si quieres.

Rubí: (sonriente y casi ignorándolo)


Si quiero, gracias.
(pausa) Y ¿que comes?
Maximiliano:
Mi mamá me preparo un
Sándwich y fruta.

Rubí:
¿Fruta? hay que rico

Maximiliano:
Si. ¿Gustas probar un poco?

Rubí:
No gracias. De hecho desayuné
antes de venir a la escuela.

Maximiliano:
El desayuno y el almuerzo son
dos comidas diferentes y
recomiendan poner en practica las
dos, sobre todo para nosotros que
somos estudiantes ya que nuestros cuerpos
se encuentran en un constante desarrollo
por lo tanto necesitamos una serie
de nutrientes como lo son las proteínas
los carbohidratos aminoácidos grasas
y demás para que podamos dar un buen
rendimiento en nuestras actividades
físicas y mentales.

Rubí ha quedado muda y totalmente sorprendida de la información de Max


y no alcanza a decir ni una sola palabra cuando abruptamente llega
Jade.

Jade: (agitada)
Hermana dame dinero, ¡es de vida
o muerte!.

Rubí: (enfadada)
¿Para que quieres dinero?

Jade: (trágica)
Para unas papas, ¡ándale dame! (voltea y ve a Max)
¿Quién es él?

Rubí:
¡¿Para unas papas?! Estas enferma
o que tienes, no te voy a dar
dinero para tus mugreros. Además ¿que no sabes
lo importante que es almorzar sanamente?

Jade:
¡¿Es tu novio?!

Rubí:
No es mi novio es un nuevo
compañero de clases
Jade:
¡Ah! y están almorzando juntos.
Entonces si son novios. O sea
Tu almorzando con tu novio muy
agusto y yo muriéndome de hambre por
unas papas.

Rubí:
Te estoy diciendo que no es
mi novio, ¿Qué no entiendes?
ya te dije que es solo un Comp…

En ese momento Rubí es golpeada en un hombro por un balón ella se


adolece Max se asusta y Jade se transforma de la hermana hostigadora a
la feroz defensora. no muy lejos de ellos unos chicos ríen por el golpe
dado a Rubí y tratan de disimular que ellos no saben nada del asunto
paro jade sabe perfectamente quien lo aventó.

Jade:
No creas que no te vi tarado.
te metiste con la hermana equivocada

recoge el balón lo toma firmemente entre sus manos se prepara y lanza


un perfecto pase directo que pega justo en la cabeza del chico malora.
todos voltean a verla amenazantes, paro jade le quita otro balón a un
chico se vuelve a poner en posición de lanzamiento y les grita.

Jade:
¡¿Quién sigue?!

los chicos se asustan y se van corriendo. Pero ella no duda en


aventarles el balón que da justo en la espalda de otro.

Jade:
Y para la próxima fíjense bien
bien con quien se meten.
Ándale dame dinero para mis papas.
Te defendí.

Rubí: (no muy convencida)


Ok esta bien toma cómprate tus
papas (le da un billete de 20)

Jade:
¿Queeee? ¿Así es como valoras tu vida?
(agarra el billete)

Rubí:
Ya es lo único que traigo, si
lo quieres, sí no dámelo. (Le quita el billete)

Jade: (dócil)
No, no. no te preocupes, así
esta bien. (Le vuelve a arrebatar el billete)
Jade:
Tú te quedas con tu novio,
y yo con mi billete

Rubí: (histérica)
¡¡Que no es mi novio!!
¡¡Somos compañeros de clase!! ¡Aaah!

Jade:
Si, si como sea, pero tiene
que pedirle permiso a mamá (se va corriendo)

Maximiliano: (intrigado)
¿A que se refería con pedirle
permiso a tu mamá?

Rubí: (histérica)
¿Cómo que a que?
¡¿Cómo que a que?!
¡¡¿No sabes a que?!!

Maximiliano: (visiblemente asustado)


¡No!

Rubí hace una pausa larga esta tratando de calmarse y entiende que en
esta situación Max no tiene la culpa, cae en cuenta que le esta
gritando y le pide disculpa

Rubí:
Tienes razón, perdóname; tú
no tienes la culpa, es que esta
niña me hace perder la paciencia

Se escucha el timbre. Rubí sigue sin moverse parece no haber notado el


timbre.
Maximiliano:
Ya timbraron

Rubí: (reacciona)
Si es verdad, vámonos al salón
ven te acompaño.
(Lo toma de la mano y se encaminan)

Mientras caminan Maximiliano discretamente se suelta de la mano de Rubí


luego entrelaza sus manos por detrás de el mientras ella no deja de
platicar cosas de poca importancia Maximiliano se rezaga un poco. Rubí
detiene su caminar para preguntarle.

Rubí:
¿Y que haces en tus tiempos libres?

Maximiliano retrocede
asustado por que cree
que volverá a gritar.
Rubí:
No te asustes no voy a gritarte
tampoco soy una loca histérica.
(pausa) y dime que música te gusta
Mozart o Beethoven.

Ella camina y enseguida el.


Maximiliano:
En realidad los dos son buenos
aunque yo prefiero mas a los
Beatles.
Rubí:
¿En verdad te gustan los Beatles?
Ay a mi me fascinan. Pues mira después
de todo no eres tan raro.

Maximiliano calla por unos segundos y el amablemente quiere


corresponder la honestidad de su amiga, en verdad lo hace con buena
intención.
Maximiliano:
¡Tu si!

Rubí le contesta con respecto a su comentario y se van alejando


mientras sus diálogos caen en FADE OUT.

CORTE A:
INT. HOTEL/HALL. DÍA.

en una toma a mitad del cuerpo del Conde Amar quien camina por el hall
de un hotel hacia la puerta principal. Va de salida. Logramos ver sus
manos. Poco a poco va subiendo la toma hasta quedar en un bust shot. le
abren la puerta y es en ese momento cuando vemos al conde amar de
cuerpo completo, viste un traje blanco de actitud un tanto sombría pero
el tipo tiene clase y camina con gallardía sabiéndose un todo un
ganador. El chofer ya lo espera con la puerta del auto abierta.
El conde sube al auto, el chofer cierra la puerta. da la vuelta al
coche y toma su lugar dentro del coche.

INT. AUTO. DÍA.


El chofer espera a que el Conde le de la orden.

Conde Amar:
Arranca.

Chofer:
A la orden.
Me permito recordarle al Señor Conde
que en el siguiente hotel le
reservaron la suite principal
¿desea usted descansar
unos momentos?.

Conde Amar:
¿Descansar? ya descansare cuando muera.
y aun falta mucho para eso.
Conde Amar:
Además recuerda, si quieres
seguir trabajando para mi; hay tres
reglas fundamentales que estás obligado
a cumplir. Número uno. Trabajo. Número dos.
Trabajo. Y número tres. ¡Más trabajo!

Cada vez que enumera aparecen escenas de Chilaquil trabajando en el


crucero vial.

Interessi correlati