Sei sulla pagina 1di 1

Aprendé en 5 pasos cómo escribir un ensayo.

Fine constituto, omnia sunt constituta

Establecido el fin, todo se ordena

Cicerón

Lee las siguientes recomendaciones y aprendé a escribir un ensayo académico.

Saber cómo escribir un ensayo es fundamental para la vida académica. Es la manera mediante la cual los profesores
evalúan los conocimientos de los alumnos sobre un tema y conocen su opinión al respecto. Pero para salir exitoso en
esta tarea tenés que conocer paso a paso cómo proceder. Aprendé a continuación cómo redactarlo en 5 simples
pasos.

1. Decidí el tema.

Lo primero que necesitás saber es sobre qué vas a escribir. Es la meta que te ayudará a saber cuál es el mejor camino
a efectuar. Al definirlo, podrás organizarte un plan de trabajo. Una vez que decidas el tema, por ejemplo el
alcoholismo en los jóvenes, podrás coordinar entrevistas, buscar información y todo aquello con lo que necesites
contar para escribir sobre la temática.

2. Respetá las reglas.

Además tenés que conocer bien las reglas del juego, es decir, saber cuáles son las características de los ensayos. Por
ejemplo partir de la base de que es un estilo subjetivo, en el que necesariamente debés brindar argumentos que
refuercen tus ideas con libertad para elegir su estructura.

3. Ordená el contenido.

Muchas ideas llegarán a tu mente las cuales querrás incluir. Lo importante es que dentro de la libertad para
estructurar el texto, mantengas un cierto orden para evitar que el lector se pierda. Por ejemplo, comenzá con el
título, luego escribí una breve introducción presentando el tema.

Luego explicá cuál es tu tesis, es decir, cuál es la postura que tenés sobre la idea. ¿Estás a favor? ¿En contra? ¿Te
parece que es algo que no funciona? Lo importante es que decidas cuál será tu tesis desde un primer momento y
sepas defender tu posición a lo largo del desarrollo del ensayo.

4. Focalízate en los argumentos que son la base de tu ensayo.

Unos buenos cimientos permiten que se construya un gran edificio e impiden que se derrumbe. Esa es la función que
deben cumplir tus argumentos. Es la vía mediante la cual le transmitirás y explicarás al lector tus ideas y
convicciones. Analizá, razoná y seguí una línea de pensamiento.

5. Conclusión.

La conclusión debe finalizar tu trabajo dejando al lector satisfecho, y habiendo entendido con claridad lo que quisiste
explicar. Puede que esté de acuerdo o todo lo contrario, pero debés cuidar de resumir tus principales ideas que
explicaste en el cuerpo de tu trabajo.

Artículo disponible en Google el día 17/11 en el sitio: universia.net