Sei sulla pagina 1di 2

Adolescente saltó del quinto piso de un centro comercial luego

de confesar en Snapchat que quería suicidarse

La chica de 16 años sufría bullying. Algunos usuarios respondieron al video que


compartió en la red social con insultos y crueles comentarios

12 de febrero de 2019

Compartir en Facebook

Compartir en Twitter

El video que la joven subió a Snapchat antes de suicidarse recibió minutos después
del accidente crueles comentarios como “Jaja Descansa en paz zorra” (Foto: especial)

El video que la joven subió a Snapchat antes de suicidarse recibió minutos después
del accidente crueles comentarios como “Jaja Descansa en paz zorra” (Foto: especial)

En Connecticut, una joven de 16 años que sufría bullying se suicidó en el


estacionamiento de un centro comercial después de compartir en Snapchat un video
en el que confesaba su intención de poner fin a su vida.

Minutos después de subir la grabación a la red social, Hailey Nailor saltó desde el
quinto piso del parking del Danbury Fair el sábado pasado. Una persona que había
visto el video contactó a las autoridades para alertar de los planes de Nailor, pero
cuando la policía arribó al lugar la adolescente yacía muerta.

Según un comunicado del Departamento de Policía de Danbury, los investigadores


trabajan para determinar hasta qué punto el bullying provocó que la adolescente se
lanzara desde el quinto piso del estacionamiento.

La joven grabó el video desde el quinto piso del aparcamiento del centro comercial
Danbury Fair, en la imagen (Foto: Google)

La joven grabó el video desde el quinto piso del aparcamiento del centro comercial
Danbury Fair, en la imagen (Foto: Google)

Cuando grabó las imágenes, Hailey Naior ya se encontraba en el tejado del parking.
Según indicaron sus amigos, en el video se preguntaba si sería capaz de seguir
adelante con su vida.

Algunos usuarios se burlaron de la publicación y la compartieron en sus cuentas. En


los comentarios, la insultaban y aplaudían la decisión que la chica había tomado.
"Jaja. Descansa en paz, zorra" o "Estoy jodidamente feliz ahora mismo", escribieron
varios "trolls" después del suicidio.

La Policía de Danbury no quiso confirmar si se están analizando estos mensajes,


aunque sí contaron a medios locales que el caso aún sigue abierto.

"Nuestra más sinceras condolencias a todos los que se han visto afectados por este
tráfico incidente", dijo el teniente Mark Williams, que se negó a revelar algún tipo de
detalle.

La Oficina estatal de Defensa del Menor, que supervisa programas de atención a


niños, está investigando el suicidio para determinar si requiere una investigación
completa.

A través de un portavoz, el centro comercial emitió un comunicado en el que dijeron


estar "profundamente tristes por los eventos ocurridos el sábado". "Nuestros
corazones y nuestros pensamientos están con la familia", añadieron.

Bullying en el Instituto de Danbury

La familia relató que lo ocurrido era para ellos “inimaginable” (Foto: especial)

La familia relató que lo ocurrido era para ellos “inimaginable” (Foto: especial)

En una publicación realizada por el distrito escolar el domingo, el gerente Sal


Pascarella explicó que había en redes sociales información inapropiada sobre lo
sucedido, y que tanto el director del instituto como las autoridades estaban trabajando
para eliminarlo.

"Somos conscientes de los comentarios hirientes que continúan circulando en redes


sociales, dirigidos a nuestras escuelas y otros miembros de nuestra comunidad, y
continuamos cooperando con los administradores y las autoridades locales para
investigar todas las circunstancias", escribió en el comunicado.

También recomendó a los padres hablar con sus hijos por si pudieran estar sufriendo
bullying en la escuela.

Amigos de la joven recordaron a Hailey Naior como una persona "amable, divertida y
un poco tonta, pero en el buen sentido". "Mi corazón está roto sabiendo que se ha ido,
pero sé que está en un lugar mejor ahora", contó su amiga Karina Rivadeneira, 17.

Para su familia, lo sucedido era inimaginable, y dijeron que dudan que su hija sufriera
bullying.